arrow

Nosferatu, príncipe de las tinieblas (Nosferatu en Venecia) (1988)

3.9
155
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de ser resucitado por un grupo de gitanos, el peligroso y sanguinario vampiro Nosferatu viaja hasta Venecia, donde seduce a una princesa y se enfrenta a un caza vampiros. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Nosferatu a Venezia
Duración
97 min.
Guion
Alberto Alfieri, Augusto Caminito, Leandro Lucchetti, Pasquale Squitieri
Música
Luigi Ceccarelli, Vangelis
Fotografía
Tonino Nardi
Productora
Reteitalia / Scena Film
Género
Terror Vampiros
Grupos  Novedad
Drácula
3
Nosferatu en el planeta Kinski.
Película, entre otras cosas, para glorificación de Klaus kinski, aquí en plena fase narcisista. Tenía todo lo que precisaba aquí el bueno de Klaus: deificación de su personaje, bellas donnas que caían en sus brazos con su consecuente e insólito magreo ante las cámaras (¡quien vio alguna vez a un vampiro tocar los pechos de sus víctimas con la devoción de un actor porno!) y por último esa visión melancólica y crepuscular hacia un Nosferatu errante que vaga por una no menos errante película, que encuentra sus puntos fuertes en su paisajismo veneciano y en la consecuente belleza plástica de algunas imágenes (atención a ese Nosferatu de pie en la góndola atravesando la bruma de los canales). No hay guión, sí mucho disparate, y la exasperante falta de ritmo empatiza muy bien con una música que contribuye aún más a acrecentar el estupor, cuando no sopor, del espectador paciente que la ve.

Hay que ser paciente, sí. Y verás entonces insólitas y bellas imágenes que hacen de esta película un clásico de cine para maniáticos de la búsqueda de lo que yo llamo joyas de alcantarilla que tanto seduce a ciertos coleccionistas, como quien les habla.

Pero más allá de eso, si buscas emoción en la historia, y algún tipo de conexión con el Nosferatu de Murnau y aún de Herzog... esta no es tu película. Más que nada porque si estos monstruos levantaran la cabeza se encadenarían a propósito a un amanecer alicantino en pleno Julio para fenecer en el acto y no acabar como este personajillo.
Tal vez, el vaiven de tantos directores en este rodaje, las prisas por acabar de Augusto Caminito, y el insoportable divismo de Kinski contribuyeron al resultado tan caótico de esta joya de alcantarilla.

Me faltó Nosferatu en Ibiza. Desde que se fueros Kinski y Jess Franco supe que tal cosa jamás sería posible.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Canales teñidos de rojo.
Aunque pretende ser una continuación algo tosca del clásico de Herzog, es claramente inferior. El mayor acierto de este “Nosferatu en Venecia” son las localizaciones (que no la ambientación), cojeando en guión y aspectos técnicos, con un reparto tan envidiable como desaprovechado, ya que las condiciones no dan para más, cuando en teoría debería ofrecer algo digno, una historia intrigante que mantuviera el suspense, pero se queda a medio camino. Kinski no puede hacer más de lo que intenta, parece pedir a gritos que su querido y odiado Herzog apareciera para remontar aquello.

A pesar de todo, se deja ver en una aburrida tarde de fin de semana. Los canales venecianos surcados por el vampiro aún parecen tener parte del atractivo del que se presupone. Un aprobado por los pelos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil