arrow

Un hombre llamado Caballo (1970)

6.9
4,661
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1825, el aristócrata inglés John Morgan (Richard Harris) vive comodamente y sin problemas hasta que los indios Sioux cambian su vida de forma radical. Sin que nadie pueda evitarlo, John es secuestrado y llevado a vivir con ellos como esclavo. En el poblado de la tribu, el joven es obligado a realizar diferentes tareas, pero a medida que pasa el tiempo, John irá acostumbrándose a su nueva vida. Cuando se enamora de la hermana del jefe, Morgan decidirá dar un paso más y convertirse en un miembro más del clan. Sin embargo, para lograrlo deberá superar un ritual que todos los hombres que pertenecen a la tribu deben realizar y al que John tendrá que enfrentarse solo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Man Called Horse
Duración
114 min.
Guion
Jack De Witt (Historia: Dorothy M. Johnson)
Música
Leonard Rosenman
Fotografía
Robert B. Houser
Productora
Cinema Center Films. Distribuida por National General Pictures
Género
Western Aventuras
Grupos  Novedad
Un hombre llamado Caballo
7
¡Lo que puede llegar a hacer un hombre por echar un polvo! (7.0)
No me termina de convencer ninguna de las interpretaciones: Richard Harris no me parece el más adecuado para el papel, aunque es el que mejor lo hace; el francés que se hace pasar por loco –atención al parecido físico con Tarantino– es un personaje mal escrito, que bordea el ridículo, aunque se salva; la joven y bellísima india que no es india... pues eso, no pasa por india; etc.
Lo interesante de la película es su tono naturalista nada convencional, que pretende, sin éxito, bordear el ensayo antropológico. Y digo "sin éxito" porque el director emplea recursos cinematográficos que hoy han quedado desfasados, que rompen un poco con el espíritu que se debería mantener; porque el guión alcanza un punto a partir del cuál ya casi nada es creíble, puesto que nuestro amigo no sólo se integra sino que pasa por encima a todos los jefes y chamanes; porque en el fondo resulta fría la historia.

Lo mejor: la percusión y los cánticos que conforman la banda sonora; la batalla entre los propios indios –está bien, para variar, olvidarse del séptimo de caballería, de pistoleros solitarios y demás convencionalismos–; la dignificación-desmitificación del pueblo indio en todos los sentidos –ni son los más buenos del mundo ni son los más malos–; y, sobre todo, el ritual del Juramento al Sol –¡lo que puede llegar a hacer un hombre por echar un polvo!–, que forma ya parte de mi infancia.
[Leer más +]
33 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El paso del tiempo la ha avejentado.
317/14(20(10/11) Sobrevalorado film, solo se explica su fama por ser el primero que trato a la cultura india con respeto, es un trabajo antropológico en la que a través de los ojos de un occidental asistimos al costumbrismo de una tribu indigena norteamericana, en este caso de sioux. El hilo conductor es John Morgan (correcto Richard Harris), un aristócrata inglés que se encuentra cazando en algún lugar del hoy USA, es capturado por los sioux, lo tienen en su campamento como una mascota, se ríen de él, está esclavizado, mientras planea como escaparse sin darse cuenta va quedando absorbido por este mundo hasta derivar en el momento cumbre, el Juramento al Sol, la escena mítica de la película. Es este un trabajo encuadrado en la corriente setentera liberal en la que se intentaba dar la vuelta a lo establecido, se era autocrítico, aquí se les da rostro a los indios, esos en que tantas y tantas cintas con anterioridad se les ponía como seres cuasi-animales salvajes a los que matar era casi un deber obligado, se los humaniza y se les expone con sentimientos, pero todo esto ha quedado envejecido, tanto que por momentos roza lo cursi, la escena de la batalla está mal coreografiada, no emite credibilidad, Batise (Jean Gascon), el amigo francés de John es una caricatura bufona ridícula, con un pelucón que da pena, a los personajes les falta hondura emocional, no empatizas con ellos, es una obra muy bienintencionada que le falta fuerza para tocarte la fibra, a su condición naturalista le falta poderío, excepto el tramo del juramento al Sol, todo lo demás resulta artificioso, maniqueo y sin poder de emocionar, hay cintas como ‘La Misión, ‘Bailando con lobos’ o la serie ‘Into The West’ que reflejan el exterminio de la cultura precolombina de un modo excelente y además emociona, con esta me quedo frío, supongo que en su época sorprendió hoy en día se ve desfasada, el tiempo la ha maltratado dejándola en un bosquejo por el que el cine comenzó a devolver a los indios parte de la dignidad que este le había restado durante décadas. Recomendable a los que gusten de estudios étnicos envejecidos. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1