arrow

Quo Vadis (1951)

Quo Vadis
Trailer
7.3
10,308
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando regresa victoriosamente a Roma, después de tres años en el campo de batalla, el general Marco Vinicio se enamora de Ligia. Pero ella es cristiana y sus creencias le impiden enamorarse de un guerrero. Aunque fue adoptada por un general retirado, jurídicamente es un rehén de Roma, de modo que Marco consigue sin dificultad que el emperador Nerón se la ceda en pago por sus servicios. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Quo Vadis
Duración
171 min.
Guion
John Lee Mahin, Sonya Levien, S.N. Behrman (Novela: Henryk Sienkiewicz)
Música
Miklós Rózsa
Fotografía
Robert Surtees, William V. Skall
Productora
MGM
Género
Aventuras Drama Cine épico Antigua Roma Histórico Religión
8
Soberbio Ustinov
Excelente adaptación de la novela de Henryk Sienkiewicz sobre los avatares de los primeros cristianos en la Roma de Nerón, adecuado equilibrio entre una entretenida trama de aventuras, una historia romántica entre un descreído legado romano y una rehén cristiana, una revisión de un fascinante periodo de la historia de Roma pasada por el filtro de Hollywood y una desmedida plasmación de fervor religioso. ¿Lo más destacable? la fascinante e inolvidable interpretación de Peter Ustinov en el papel de Nerón que roba todos los planos en los que aparece, y la contención de Deborah Kerr que dota de dignidad a su insulso personaje.
[Leer más +]
57 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
SIN CONTARLES NADA...
Probablemente la inmensa mayoría de quienes se asomen a este comentario se retirarán a toda velocidad. No está la vida como para detenerse en lecturas de antiguas películas de romanos como es el caso de Quo Vadis. Las legiones de Tarantino y otros procónsules arrollan las Galias cinematográficas. ¿Dónde va el menda este con Quo Vadis?. Y tienen razón. Si es que no voy a ninguna parte, muy al contrario me quedo.

Me quedo en un cine donde se curraban los guiones y donde ser actor significaba algo más que ponerse al frente de una cámara y si lo exige el guión despelotarse. Me quedo con un cine donde la música transportaba el sueño y donde el tiempo se detenía. Donde la sangre y las vísceras no subían necesariamente la nota de la película. Donde los efectos especiales eran casi propios de Merlin el encantador.

Y eso es Quo Vadis, una historia del mundo que se entrega al espectador para que la deguste. No lleva etiquetas de "veracidad contrastada". Quien quiera realidades "carbono-14" que se apunte al Canal Historia. La historia de Nerón, de Petronio, de Lucano y de tantos otros pudo ser así o de otra manera. A mí me da igual. Pero lo que me cuentan me agrada, en sus fondos y en sus formas. No es una fotocopia del pasado pero tampoco ciencia ficción. El incendio de Roma allí estuvo, los cristianos también como una afrenta a la gloriosa Roma de los dioses paganos, el Coliseo estuvo y está para que los incrédulos pisen su arena y sientan aún el olor de los leones embalsamando el aire del siglo XXI. Y el cine, y en este caso LeRoy, me lo acerca hoy hasta esa ventana donde se asoman las maravillas que en el cine han sido.

Quo Vadis es de esas películas que uno no sabe cuantas veces se ha visto. Que no puede explicarse porque casi todos saben de que va. Pero que están ahí aunque las modernidades se empeñen en echar tierra encima a estos clásicos y ya ni siquiera las cadenas televisivas se acuerden de ellos. Tal vez me obstine en no darme por vencido y seguirla recomendando a quienes la vieron, porque recordar es volver a vivir y a quienes no la vieron para que puedan hablar y juzgar con conocimiento de causa.

Al final sin contarles nada, creo habérselo dicho todo.
[Leer más +]
34 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil