arrow

Los Conchords (Flight of the Conchords) (Serie de TV) (2007)

7.5
2,953
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2007-2009). 2 temporadas. 22 episodios. Comedia de la HBO que presenta a dos neozelandeses en los Estados Unidos, que intentarán triunfar en el mundo de la música con su banda de rock. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Flight of the Conchords (TV Series)
Duración
30 min.
Guion
James Bobin, Jemaine Clement, Bret McKenzie
Música
Jemaine Clement, Bret McKenzie
Fotografía
Patrick Alexander Stewart
Productora
Emitida por la cadena HBO; Dakota Pictures
Género
Serie de TV Comedia Musical Sitcom Música Amistad
Categorías 1
10
Son los mejores!
Adoro a la HBO. Simplemente les estoy agradecido por producir joyas como The Wire (la mejor serie que he visto), Band of brothers (espectacular!!), Carnivale (lección de ambientación y fotografía), OZ y En tratamiento (lección de diálogo!).
En cuanto a Flight of the Conchords me parece una serie cojonuda. Las canciones son divertidísimas y las situaciones de lo mas hilarantes. El argumento es lo de menos, pero no importa, sus parodias y humor desprenden inteligencia y acidez por los 4 costados. Les acabas cogiendo un cariño tremendo. La recomiendo encarecidamente!. Solo una cosa, hay que verla en V.O porque por lo que he visto en internet están montando un concurso de doblaje y va a resultar un poco patético, además juegan muchísimo con el inglés y las canciones son intraducibles. Imprescindible conseguir unos buenos subtitulos, pero realmente merece la pena!.
[Leer más +]
40 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El aparatoso y sin retorno vuelo de The Conchords
Nueva Zelanda, sí, ¡como El Señor de los Anillos!. Nueva Zelanda, si exiges poco te encantará. Nueva Zelanda, como Escocia pero más lejos. Nueva Zelanda, a sólo 18 horas de vuelo. ¿Qué había producido Nueva Zelanda antes del 2001? ¿Qué nos había dado esa pequeña doble isla antes de que Peter Jackson se atreviese a llevar allí el rodaje de El Señor de los Anillos? Que yo recuerde, nada. Y los propios neocelandeses parecen ser conscientes de ello y se toman muy poco en serio a sí mismos, o por el contrario, deben odiar a Jemaine Clement y Bret Mckenzie (quien por cierto, salió en El Retorno del Rey como acompañante de Arwen). ¿Quiénes son estos dos personajes? Pues Jemaine Clement y Bret Mackenzie, o lo que es lo mismo, Flight of the Conchords. Los cuatro eslóganes que he puesto al principio del post son algunos de los hilarantes mensajes con los que el gobierno neocelandés vende el turismo en su país. O al menos eso nos quieren hacer creer Bret y Jemaine, Jemaine y Bret, acompañados por el no menos genial Murray, probablemente el peor representante de bandas (y ayudante del agregado cultural neocelandés en Nueva York) de toda la historia de la humanidad. Los Conchords son dos pequeñas hormiguitas que llegan a la gran ciudad pensando que todo es como en el pueblo, pero no son más que alguien a quien ridiculizar. Porque el sentimiento neocelandés está planteado de forma brillante, puesto que son el último mono en todo, y siempre son el blanco de las bromas de los australianos, o de Dave, el friki que afirma que vive con compañeros de piso y no con sus padres aunque tengan fotos con él de pequeño y se parezcan muchísimo, y que afirma que el neocelandés es un lenguaje que “se habla improvisando, que no tienen un idioma concreto”. Y sí, su primer ministro es tan zopenco o más como los propios protagonistas. Si John Ford viviese en nuestros tiempos trabajaría en televisión, y si hiciera una comedia, probablemente haría The Flight of the Conchords por el fuerte sentimiento patriótico que tiene.

¿De qué va Flight of the Conchords? Es difícil especificarlo en una sola palabra, es más, es difícil especificarlo en una sola frase. Se podría decir que va sobre la (no) carrera de un par de músicos amateurs que han decidido hacer las américas y que les tomen en serio. No tienen talento, no son atractivos (al menos sin peluca de Art Garfunkel) y ambos comparten casa, dormitorio... y en algún momento incluso novia. Pero dejemos líos aparte y tratemos de definir de qué va. Bret es un tipo inocente, guitarrista, que además de la música tiene interesantes tareas, como construir un casco de bicicleta que se asemeje a su pelo. Jemaine es también un tipo inocente, bajista, que además tiene también muy interesantes tareas, como… ¿Dormir?.

(Continua debajo)
[Leer más +]
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil