arrow

¡Ahí vienen los rusos, ahí vienen los rusos! (1966)

6.2
1,199
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un submarino ruso encalla en un tranquilo lugar de la costa de los Estados Unidos. La tripulación desembarca para pedir ayuda, pero los habitantes del pueblo los toman por invasores. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Russians are Coming, the Russians are Coming
Duración
120 min.
Guion
William Rose (Novela: Nathaniel Benchley)
Música
Johnny Mandel
Fotografía
Joseph F. Biroc
Productora
The Mirisch Corporation. Distribuida por United Artists
Género
Comedia Submarinos Guerra Fría
"Reiterativa, larga, escasamente ingeniosa, tiene un buen planteamiento y un desarrollo que demuestra que la comicidad no es el punto fuerte de Jewison"
[Diario El Mundo]
9
ORIGINAL, MUY DIVERTIDA, HUMANISTA Y AUTOCRÍTICA COMEDIA DE NORMAN JEWISON
Si alguien pensó que Norman Jewison no valía para dirigir una comedia se equivocó de lleno, de plano y en redondo. Es una película estupenda, no sólo por su guión sorprendente y valiente a la hora de tocar un tema tabú (la humanización de los enemigos o rusos) en los años sesenta del s. XX, sino por con la maestría y humanidad conque se trata, procurando que sobresalga por encima de todo lo humano de los "supuestamente contrarios", lo que nos iguala e identifica como semejantes hijos del mismo planeta y hermanos de los mismos sentimientos y experiencias vitales.

Una película muy atrevida y lograda para su época: nada más y nada menos que un director, desde EE.UU., mostrando a través de esta cinta que los rusos eran tan considerados, humanos y personas normales como el resto de las personas de este mundo. Norman Jewison se atrevió en este film a hacer autocrítica sobre las fobias, prejuicios y patrioterismo irracional de los norteamericanos respecto a sus grandes enemigos de la "guerra fría", los habitantes de la Unión Soviética.

Una película deliciosa con continuas escenas de humor para partirse de risa, desde el niño estadounidense fanático que reprocha continuamente a su padre que no sea más patriota o violento contra los rusos, a la vieja amordazada, colgada de un perchero, cuyo marido no la descubre a pesar de estar a su vera o el borracho que se pasa todo el tiempo tratando de montar un caballo para ir a dar la alarma de que los rusos han desembarcado en las costas norteamericanas. Un film de enorme calado, gracioso, sentimental y con mensaje conciliador de opuestos, porque lo que decide siempre en última instancia no es la ideología sino el humanismo sano de corazón.

Fej Delvahe
[Leer más +]
42 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
que vienen................
Un submarino ruso encalla en una costa norteamericana. Los tripulantes deciden salir a buscar combustible y, de paso, poder orientarse sobre su ubicación. De todo ello es encargado un pequeño comando, pero alguno lugareños han visto a los rusos y comienza a cundir la psicopsis de invasión, organizándose pronto una milicia cívica a cargo de un ex-combatiente.
Muy divertida que satiriza la guerra fría tan insistentemente mostrada en el cine de entonces. Spielberg en " 1.941" haría algo similar con los japoneses pero ya más mediocre.
[Leer más +]
13 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil