arrow

El húsar en el tejado (1995)

6.0
1,247
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1832, el cólera devasta la Provenza francesa. Al mismo tiempo, los italianos intentan librarse del control de Austria. En medio de esta situación, el coronel Angelo Pardi, un joven oficial italiano, encuentra a Pauline de Theus, una bella mujer que busca a su marido. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Le hussard sur le toit
Duración
124 min.
Guion
Jean-Paul Rappeneau, Nina Companeez, Jean-Claude Carrière (Novela: Jean Giono)
Música
Jean-Claude Petit
Fotografía
Thierry Arbogast
Productora
Hachette Première / France 2 Cinema / Canal+ / Centre Européen Cinématographique Rhône-Alpes / Compagnie Européenne Cinématographique
Género
Drama Romance Drama de época Siglo XIX Capa y espada
"Superproducción en la que los actores consigue transmitir una historia con ritmo irregular y excesivo metraje"
[Cinemanía]
"Bella, académica y muy francesa película. Interesante"
[Diario El País]
8
Toda una aventura de capa y espada.
* “El Húsar en el Tejado” es una película sin pretensiones, humilde y muy discreta, pero muy atractiva. Amena, entretenida, y con una pareja protagonista que deja muy buen sabor de boca.

* Muy interesante como muestra los estragos del cólera abatiéndose sobre el sur de Francia. Por un lado los estragos puramente físicos o ambientales, retratados con algún efectismo y algo de crudeza. Por otro lado, el miedo que se extiende a la pandemia, a la muerte, generando un clima entre la población que recuerda el de la caza de brujas de décadas antes, sacando lo peor de todo el mundo. Nadie esta a salvo de caer victima de la enfermedad, nadie se libra de degradarse por su miedo a ella, y los protagonistas a veces reflexionan sobre las causas y consecuencias de todo ello. No solo hay que luchar contra el cólera, sino también contra quienes huyen de él: paranoia, pánico, persecuciones.
El protagonista, huyendo de sus perseguidores contrarrevolucionarios, se ha encontrado huyendo también del cólera, la aterrorizada población, los dragones franceses, e incluso de los cuervos que se agasajan dado el panorama.
Todo esto de pie a una narración a veces trepidante, en cuanto a la sucesión de situaciones y escenarios, que nunca se detiene ante lo innecesario; ágil y amena, con los momentos lúcidos justos y una fotografía magnífica.

* Con algún puntito de humor y alguna dosis de drama, el film se decanta casi del todo por la aventura de capa y espada. Las correrías del coronel Angelo Pardi intentando volver a su país se bastarían solas para hacernos pasar un muy buen rato, pero el relato se vuelve aun más interesante con la aparición del personaje de Pauline de Théus (Juliette Binoche), que ejerciendo una extraña atracción sobre el joven militar hará su viaje aun más arriesgado y espinoso.
Ya no solo le aguijonea a uno el interés por las aventuras de Pardi, por si llegará a su destino y cumplirá su misión, sino también por como acabará la relación que los protagonistas van forjando. Deciden hacer juntos parte de sus respectivos viajes, se va estableciendo un vinculo entre ellos, pero no se sabe nunca de que naturaleza es ese lazo, y uno se pregunta constantemente si él se apega a ella por honor, exceso de cortesía, admiración, curiosidad, amor, o un poco de todo; y sobre como ve ella a ese joven intrépido, pero demasiado racional para su edad, que no quiere despegarse de ella pese a tener asuntos más importantes que atender. Los asuntos de ambos también permanecen siempre en el aire, aunque se vayan intuyendo; dan a ambos un aire misterioso muy inspirador.

* Y que decir de Binoche, de nuevo esplendida en otro papel de mujer misteriosa y de entereza fuera de lo común; con voluntad a prueba de balas, dignidad y desprecio por lo bajo y afectado.
Aunque respecto a muchos personajes se nos deje en vilo, pese a cobrar cierta importancia durante el relato, con la historia de los dos protagonistas nos basta y sobra para disfrutar de esta aventura.
[Leer más +]
20 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La cólera de Dios
Obviando el hecho de que el cólera en sí se refleja con escasa verosimilitud, es un potable drama de aventuras de época.
La gente que padece el cólera en la realidad se pasa horas sin parar ni un momento de irse de bareta ni de echar el estómago por la boca, con lo cual lo que se la lleva al otro barrio es la bestial deshidratación y pérdida incesante de nutrientes y elementos esenciales, cosa que en la película no sale, sólo se aprecia que a los infectados se les pone la cara del color del mármol, convulsionan, se vuelven cianóticos y al poco ya están muertos, sin que se los vea literalmente empapados en el charco de sus propios vómitos y diarreas. No es que no agradezca el hecho de que hayan disimulado esas desagradables manifestaciones de la terrible enfermedad, pero ya puestos a exponer con crudeza la gran mortandad que causó el cólera en el siglo diecinueve, pues que tengan un poco más de rigor.
Quitando ese defecto, se nos queda una aventura épica entretenida con valiente e intachable caballero andante con la guisa de un joven húsar italiano que va al rescate de una brava dama en apuros, huyendo por una Francia barrida por los estragos de la epidemia y el caos que ello supone.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil