arrow

Un lugar en la cumbre (1959)

Un lugar en la cumbre
Trailer
7.5
1,153
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Joe Lampton (Laurence Harvey) acepta un trabajo de contable en un pequeña ciudad del norte de Inglaterra. Movido por la ambición, intenta conquistar a Susan (Heather Sears), la hija del hombre más rico y poderoso del lugar, pero éste se interpone en su camino y envía a su hija de vacaciones. Joe conocerá entonces con Alice (Simone Signoret), una mujer madura cuya experiencia y sofisticación lo fascinan hasta tal punto que llega a pedirle que deje a su marido. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Room at the Top
Duración
115 min.
Guion
Neil Paterson (Novela: John Braine)
Música
Mario Nascimbene
Fotografía
Freddie Francis (B&W)
Productora
Romulus / Remus
Género
Drama Free Cinema Años 40
8
Angry Young Men
A mitad de los años cincuenta, un grupo de directores jóvenes quiso acercar el realismo al cine de ficción. Una de las películas más representativa de lo que más tarde sería conocido como el Free Cinema es “Room at the Top”.

Elegancia. Quizá sea la mejor forma de definir a Clayton. Antes que hablar de Simone Signoret y del cigarrillo, el espectador debe rendirse a la inmensa coreografía que cámara y actores realizan durante casi dos horas. Dejaremos para más tarde los medidos diálogos calenturientos de finales de los cincuenta, el análisis psicológico de los personajes, la conciencia social inherente al Free Cinema o la fotografía documentalista. Hablemos de cine, de puesta en escena, de como mover la cámara al ritmo de vals. Hablemos de puertas y ventanas, de huecos donde fijar la cámara... de miradas de cine. Hablemos de elegancia hasta su demoledor plano final.

Joe Lampton (Laurence Harvey) es un joven atractivo de origen humilde pero seguro de sí mismo. Unos lustrosos zapatos apoyados con descaro sobre la ventanilla de un vagón de tren son el plano que abre la película. Joe, quiere comerse el mundo y la localidad de Warnley un lugar donde estrenar sus nuevos zapatos.

Aunque las intenciones más que evidentes de Joe podrían merar el drama (la escasa sutilidad junto con una especie de déjà vu en el inicio del guión), lo cierto es que Clayton arroja toda la fuerza del melodrama en el personaje de Alice (Simona Signoret) y su desencanto con la humanidad. Signoret y Harvey, entre bocanadas de nicotina y miradas penetrantes describen escenas de gran intensidad y peligrosa sinceridad. Dejan en el recuerdo, una sentida despedida en el andén del tren. Aunque los espectadores prácticamente no han visto casi nada de su tórrido fin de semana, a nadie se le escapa, que en esa despedida, los personajes han evolucionado sentimentalmente. En esta elipsis temporal se encuentra uno de los momentos mejor conseguidos de la película.

De ritmo vertiginoso, casi medido con diapasón, con secundarios que terminan de pincelar el retrato clasista de una época (el padre rico hecho a sí mismo, el compañero funcionario que no aspira a más de lo que por “ley” puede obtener o el acomodado pretendiente de Susan Brown -Heather Sears- que quiere evitar a toda costa que un obrero coma de su plato), y una encomiable puesta en escena (como ya apunté más arriba) son algunas de las armas que tiene Clayton para ser reconocido como autor de más de una película.
[Leer más +]
29 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Turbulento drama de ambición y posesión de un joven airado por la indifrencia social ante sus sacrificios durante la guerra
Basada en la novela "Room at the Top" (1957), de John Braine, fue dirigida por Jack Clayton. Se rodó en Bradford y en los Shepperton Studios (Inglaterra). Producida por James y John Woolf ("La reina de África"), obtuvo 2 Oscar (actriz y guión adaptado), 3 BAFTA y otros 3 premios.

La acción tiene lugar en Warnley, localidad del norte de Inglaterra, a lo largo de 8/9 meses, en 1946/47. Narra la historia de Joe Lampton (Laurence Harvey), sargento de aviación, veterano de la II GM, retenido largo tiempo en un campo de prisioneros. Llega a Warnley para trabajar como administrativo en el Ayuntamiento. Impulsado por su ambición, se relaciona con Susan Brown (Heather Sears), hija del mayor empresario de la localidad. Al mismo tiempo traba amistad con Alice Aisgill (Simone Signoret), casada, 10 años mayor, que convierte en su amante. Al regreso de Susan, abandona a Alice para casarse con aquélla.

La película desarrolla una historia de la ambición de riqueza, poder y prestigio social de un joven que trata de compensar las heridas morales que le han inflijido la guerra y la indiferencia de los conciudadanos por sus sacrificios durante el conflicto. La guerra y el cautiverio han arruinado su confianza en los valores morales, por lo que se aferra a valores materiales, que le llevan a emprender la conquista de lo que para él es lo que la sociedad le debe. La personalidad de Joe corresponde a la de un joven airado, irritado, disconforme y rebelde. El desequilibrio emocional no le impide amar y sentirse amado, pero la valoración que hace de ello es inferior a la que le inspira la riqueza y la relevancia social. El film relata una historia turbulenta, de pasión, ira, resentimiento y egoismo. Se glosan las secuelas invisibles de la guerra, su alcance y su prolongación temporal. La obra obtuvo un gran éxito de público y de crítica.

La música, de Mario Nascimbene, alterna dos melodías centrales: una romántica, pausada y melancólica y la otra dramática e inquietante. Ambas evocan los sentimientos de la protagonista en los momentos de intimidad amorosa y en los de confrontación y ruptura. Las interpreta un conjunto de viento y cuerdas, del que sobresalen saxo y clarinete. La fotografía, de Freddie Francis, colaborador habitual de Lynch, muestra preferencia por los planos cortos y elabora imágenes muy ricas en negros, grises, blancos, luces y contraluces, de gran belleza visual. Hace uso de sombras expresionistas. El guión adapta una novela protagonizada por un joven airado, de moda en la segunda mitad de los 50, en los que se impuso el movimiento del "Angry Young Man". La interpretación de Signoret es soberbia y la de Harvey brilla a gran altura. La dirección realiza un excelente movimiento de actores.

Película sobre la ambición de riqueza, poder y relevancia social y las ansias de posesión, dominio y lujuria de un joven airado, herido por la frialdad de una sociedad que desea olvidar guerra, héroes, méritos, damnificados y supervivientes.
[Leer más +]
20 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil