arrow

No es el Mesías (Es un Sinvergüenza) (2010)

6.5
327
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1979, "La Vida de Brian" de Monty Python puso la epopeya bíblica patas arriba. Hoy, los creadores de SPAMALOT hacen lo mismo con la música clásica. Prepárate para "No es el Mesías (es un sinvergüenza)", una obra maestra cómica que combina el humor inolvidable de la película más célebre de Monty Python con la grandeza ostentosa de una orquesta sinfónica. No te pierdas la única representación de este espectáculo y una rara oportunidad de ver juntos en escena a miembros del grupo Monty Python. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Monty Python: Not the Messiah (He's a Very Naughty Boy)
Duración
92 min.
Guion
John Du Prez, Eric Idle
Música
John Du Prez
Fotografía
Eugene O'Connor
Productora
Python (Monty) Pictures
Género
Musical Comedia Música Sátira Comedia absurda Religión Remake
Grupos  Novedad
Monty Python
7
FELIZ ANIVERSARIO
Hace veinte años casi me meo en el cine (perdón por la sinceridad) y los dolores abdominales propios de la risa se adueñaron de mí largo espacio. No me revolqué en el suelo a la par de los soldados romanos porque no había demasiado espacio y se hacía necesario guardar las formas. Era versión original sustitulada en castellano -mucho mejor sin duda-; verla después en el sofá de casa varias veces y doblada no fue igual -el primer beso con lengua no se recuerda del mismo modo que el segundo-. Hace varios meses llegó Spamalot; en directo vuelve a ser un espectáculo brutal, sin nada a lo que decir basta, genialmente versionada por Tricicle con toda la mala leche, la mofa y lo políticamente incorrecto de los Monty Python.
Y sólo ellos son capaces de crear la disfrutable "tontería" que representa "No es el Mesías", donde consiguen dar otra vuelta de tuerca a lo ya hecho y que la perfección y milimétrica pulcritud de las voces y la orquesta te hagan sonreir a través de lo absurdo.
Evidentemente es difícil poder disfrutar de un aniversario para quien no estuvo presente ni entendió lo que ahora se celebra y por tanto invito a renunciar a verla a quienes odiaron el humor de los Hermanos Marx o fueron incapaces de esbozar la más pequeña de las sonrisas con las ridículas peripecias de un tal Bryan; para el resto, disfrutadla, tan sólo por los recuerdos, por lo irrepetible, por lo que en un día fue... a pesar de que lo único imprescindible hubiera sido estar presente en el Royal Albert Hall para vivir en directo lo que fue creado para ser disfrutado en directo.
Y, por supuesto, cualquier esfuerzo merece la pena si al final vuelves a vibrar mientras cientos de voces entonan una vez más como un compartido orgasmo el irrepetible "Always look on the bright side of life".
[Leer más +]
17 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El último bastión de los Python
Con Graham Chapman criando malvas, Terry Gilliam absorto en sus propias creaciones (maravillosas por cierto), Michael Palin haciendo programas de viajes para la TV, Terry Jones entregado a los cuentos infantiles y John Cleese renegando de su pasado Pythoniano y dedicado a hacer personajes secundarios en las más infames producciones americanas, Eric Idle se ha convertido en el último bastión de los Python. Junto a John Du Prez, versionó "Los caballeros de la mesa cuadrada" en el aplaudido musical "Spamalot". El éxito fue tal que ahora, y como "conmemoración" de los 40 años de la creación de Monty Python, Idle ha compuesto junto a Du Prez un espléndido oratorio inspirado en "La Vida de Brian".
El oratorio, toda una parodia de "El mesías", supone un gozoso encuentro con los temas y divertimentos que los Python tocaron en su más mítico film, a la vez que reconvierte ese material en una experiencia totalmente nueva.
Lo más aplaudido -que no lo mejor-, los cameos de Michael Palin y los dos Terrys, así como el de Carol Cleveland (la séptima Python), mientras que lo más decepcionante es que John Cleese se crea tan superior como para desdeñar la invitación a participar en esta gran fiesta.

Recomendable por completo como espectáculo musical, incluso aunque no te guste lo que parodia (oratorios operísticos), aunque con un requisito para disfrutar en grado sumo: adorar a los Python.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1