arrow

Shane, el desconocido (1953)

Shane, el desconocido
Trailer
7.7
10,527
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Estado de Wyoming, a finales del siglo XIX. Shane, un hastiado pistolero, llega a la granja de los Starretts, un matrimonio con un hijo que, al igual que los demás campesinos del valle, se encuentra en graves dificultades, pues el poderoso ganadero Rufus Ryker pretende apoderarse de sus tierras. Cuando Ryker se entera de que Shane es un hábil pistolero, le propone que trabaje para él. Ante su negativa, contrata a Jack Wilson, un peligroso asesino a sueldo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Shane
Duración
118 min.
Guion
A.B. Guthrie Jr. (Historia: Jack Schaefer)
Música
Victor Young
Fotografía
Loyal Griggs
Productora
Paramount Pictures
Género
Western
Magistral clásico que no por previsible pierde un ápice de fuerza e intensidad. Un forastero llega a una granja a trabajar con una modesta familia. Pero pronto la presión que un terrateniente ocasiona a todos los campesinos de la zona hará la situación insostenible, y el recién llegado deberá acreditar su pasado como pistolero.... Los valores de honradez y fe en las convicciones, los paisajes imponentes y un duelo final -al que el espectador asiste tan ansioso como el propio niño- completan un western en verdad inolvidable.
[FilmAffinity]
"No se le puede pedir más a un filme que consagró a la figura del pistolero defensor de los débiles. Buenos personajes, acertados actores e inolvidable música para uno de los clásicos del género"
[Diario El País]
8
Puedes intentar huir de tu pasado, pero siempre te seguirá como tu sombra.
“Raíces profundas”, la legendaria y espléndida versión realizada por el aplaudido director George Stevens (poseedor de dos estatuillas) de la novela de Jack Schaefer “Shane”, consiguió seis nominaciones al Oscar, convirtiéndola en un clásico del cine norteamericano. George Stevens juntamente con la magnífica fotografía de Loyal Griggs y la espléndida música de Victor Young (que obtuvo el único Oscar, que se llevó a la película) consiguieron que la misma se convirtiera en mítica.

Hay que destacar el trabajo soberbio de todos los actores, desde un Alan Ladd (que realizó el mejor trabajo que se le puede recordar), Van Heflyn, Jean Arthur (en su última actuación en el cine), Jack Palance, el entonces joven Brandon De Wilde, Emile Meyer, Ben Johnson, etc.

La historia lleva a un hombre desconocido y sin hogar, a salir en defensa de una familia de granjeros que viven aterrorizados por el cacique de la zona y por un pistolero contratado por el. Aparte de los hermosos paisajes naturales, del excelente tema musical, hay escenas magistrales, que hacen que la película sea un film que no debe perderse ningún cinéfilo.

Western emblemático, perfecto en su faceta de retratar al héroe solitario y mítico, a los ojos de un niño. “Shane” es también una historia de crecimiento, con un niño que representa el puente de entendimiento entre una sociedad violenta como la que exponen los ganaderos y la más pacífica y democrática, representada por los granjeros.

Hay muchos westerns en la historia del cine, muchos de ellos son legendarios, los de Ford son verdadera poesía visual unida a maestría argumental… pero “Shane” sigue siendo especial y uno de los mejores.
[Leer más +]
76 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Corre a casa junto a tu madre. Dile que ya no hay más revólveres en el valle.
Es en la primera secuencia, donde Alan Ladd llega a casa de los Starrett, cuando rápidamente se da cuenta de que son gente honrada, buena gente que quieren vivir creando un espacio propio que les dará víveres suficientes como para crecer. Shane quiere formar parte de eso y dejar de lado su pasado de pistolero justiciero. Por esa razón ayudará a Joe Starrett (el padre de familia) a rebanar ese tronco que muerto yace allí como símbolo de las dificultades que uno tiene al venir de fuera para crearse un sitio, sin que el poso que dejan los odios de los hombres que antes han estado allí vuelva a aparecer. El tronco, pese a que les cuesta el trabajo de prácticamente un día, sale de la tierra y en ese mismo instante se da el pistoletazo de salida hacia la esperanza. Una esperanza truncada por los hermanos Ryker, que atemorizan a todos los convecinos de esas tierras para que las abandonen, ya que, afirman que les pertenecen por ser ellos los que de algún modo acabaron con los indios autóctonos que habitaban esas tierras. Starrett, como es lógico en cualquier hombre de a pie, responde a Ryker que esa no es una razón precisamente para estar orgulloso y sentirse amo de ese territorio, cosa que ya acaba de ahondar en la yaga del Ryker jefe. Éste, contratará a un pistolero temible como Jack Wilson y comenzará a hacer uso de las armas con los habitantes de esas tierras, matando de “forma justa” para la ley al pobre e inconsciente vecino Torrey. Esa será la gota que colmará la paciencia de Shane, y muy a su pesar volverá a ponerse el traje de pistolero. La sangre volverá a correr, y sus esperanzas de poder adoptar el papel de un hombre pacífico y “no profundo”, como las raíces de árbol, se verán truncadas. Eso sí, sin más revólveres en el valle.

Lo realmente bello de todo esto es como Shane se introduce en el seno de la familia Starrett. La grandiosidad que para él supone llegar, en parte, a formar parte, valga la redundancia, de una familia. Es más, ver cómo se ha ganado al pequeño Joey, cómo se ha ganado parte del corazón de Marian y la amistad de Joe padre. Y sobretodo poder llegar a observar cómo alguien ajeno a la familia puede formar parte de ella siendo capaz de salir, de llegar a tener ese tacto que sólo los grandes son capaces de tener para salir, para abandonar la casa, la guarida, en los momentos en los que indiscutiblemente Joey y Marian demuestran amar a Shane casi como a un semi-dios, dejando a un lado el incondicional esfuerzo que Joe padre está haciendo por mantener unidos a los vecinos, y en consecuencia a la familia.
Cinematográficamente hablando me parece que esas escenas en las que Shane abandona la casa dándose cuenta de que ha sobrepasado el límite de “la norma” familiar convirtiéndose en incómodo para su conciencia el sentimiento hacia su persona (como padre-amigo en el caso de Joey y como hombre en el caso de Marian) son de una fuerza pocas veces vista en la historia del cine. Por no hablar del final, claro.
[Leer más +]
64 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1