arrow

El forastero (1940)

El forastero
Trailer
7.4
2,007
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Western ambientado en la América pionera sobre las relaciones que se establecen entre Cole Harden, un vaquero honesto, y Roy Bean, un juez caprichoso y de singular moralidad. Notable duelo interpretativo que le valió el Óscar al gran Walter Brennan. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Westerner
Duración
100 min.
Guion
Jo Swerling, Niven Busch (Historia: Stuart N. Lake)
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Gregg Toland (B&W)
Productora
Samuel Goldwyn Company
Género
Western
8
La taberna del ahorcado
Intenso y reconfortante western de William Wyler (1902-1981). Escrito por Jo Swerling (diálogos), Niven Busch (trama), Lillian Hellman (no acreditada) y Oliver La Farge (no acreditado), el guión desarrolla un argumento de Stuart N. Lake. Se rueda en escenarios naturales de Arizona. Nominado a 3 Oscar (actor reparto, dir. artística y guión original), gana uno. Producido por Samuel Goldwyn, se presenta en sesión de preestreno el 18-IX-1940 (EEUU). La acción dramática tiene lugar en Vinagaroon (Texas), pequeña población ganadera, y en Fort Davis (Texas), entre 1870 y 1879, con un inserto referido a septiembre de 1884.

El film explora las tensiones y luchas que enfrentan a los antiguos ganaderos latifundistas y a los nuevos colonos dedicados a la explotación de pequeñas granjas, levantadas con el esfuerzo de su trabajo. Focaliza la atención en los intereses contrapuestos de los dos grupos, sus diferentes métodos de trabajo, sus visiones diversas del mundo y del país, sus distintas capacidades de influencia y sus apoyos contradictorios. Dentro de este marco general sitúa el enfrentamiento entre un vaquero adicto a la libertad y un antiguo forajido integrado socialmente y convertido en guardián de la ley. De la mano de éstos, explora la miseria y la grandeza de la condición humana.

Describe la precariedad institucional y administrativa que rige en amplias zonas del Oeste fronterizo. Condena los simulacros de justicia a cargo de personas desaprensivas y deshonestas, el imperio de la ley del más fuerte, las tropelías contra los intereses legítimos de los colonos, las decisiones unipersonales sectarias y partidistas, la defensa de los intereses particulares y las lesiones del bien común. Exalta la amistad, el compañerismo, la sinceridad, el sentido de la aventura, el espíritu emprendedor. Contrapone los deseos de la mujer de echar raíces en un lugar donde vivir y las tendencias nómadas del hombre.

La narración es intensa y vibrante. La historia se presenta depurada, estilizada y exenta de elementos no esenciales. Los diálogos son agudos y divertidos. Salpicada de humor, la cinta incorpora escenas espectaculares y de acción trepidante y amalgama iconografía de los viejos westerns mudos con referencias románticas propias del western del momento.

La fotografía pone especial cuidado en el realismo de la acción y de las imágenes. La cámara busca posiciones disimuladas (tras la rueda de un carro, tras una cerca...), que confieren a la visión el aire de la mirada propia de un mirón o voyeur, que ve sin ser visto, observa con curiosidad e interés y mira por el placer de ver. El film, realizado por un Wyler joven (37 años), es sólido, absorbente y entretenido.

.../
[Leer más +]
20 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un personaje inolvidable
Buen western cuya mayor aportación al género es la del personaje de Brennan, un juez antojadizo, muchas veces despótico y cruel, que está platónicamente enamorado de una actriz. Por desgracia, este personaje no está tan explotado como debería y la acción recae con frecuencia en los tópicos del género, encarnados en el héroe Gary Cooper (en ocasiones acertadamente ambiguo) y en los personajes de los ganaderos y los colonos, entre los que destaca Dana Andrews.

Sin embargo, más allá de este guión en el que se mezclan los aciertos y los tópicos, considero que lo mejor de la película es su fotografía, irreprochable, con escenas espectaculares como la del incendio. La banda sonora acompaña correctamente, aunque sin temas destacados como otras películas del género.

El duelo final deja un sabor parecido al del conjunto de la película: grandes ideas pero, por los motivos que fueran (no sé hasta que punto Wyler se vio condicionado), no explotadas hasta el máximo.
[Leer más +]
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1