arrow

Declaradme culpable (2006)

Declaradme culpable
Trailer
6.2
5,466
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras años de investigación, el proceso criminal más largo de la historia de Estados Unidos sentó en el banquillo a veinte miembros de la familia Lucchese, conocida por sus conexiones con la mafia; se les acusaba de 76 delitos. El Gobierno de Estados Unidos se había propuesto acabar con uno de los clanes mafiosos más importantes del país. Uno de los acusados (Giacomo “Jackie Dee” Di Norscio), un conocido miembro de la Mafia de Nueva Jersey, decidió hacer algo insólito: defenderse a sí mismo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Find Me Guilty
Duración
122 min.
Estreno
28 de abril de 2006
Guion
Sidney Lumet, T.J. Mancini, Robert J. McCrea
Música
Jonathan Tunick
Fotografía
Ron Fortunato
Productora
Yari Film Group
Género
Drama Comedia Drama judicial Mafia Basado en hechos reales
"Apasionante drama judicial (...) El primer film del Sr. Lumet, tras siete años sin dirigir, está casi a la altura de su mejor nivel"
[The New York Times]
"La película por su naturaleza no es emocionante, pero es genuinamente entretenida, y eso es raro. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 4)."
[Chicago Sun-Times]
6
Nada que objetar
Lo que distingue a un gran profesional es la capacidad de sacar lo mejor de sí a pesar de moverse en un campo limitado. Cuando vemos a un gran actor en una película mediocre y decimos aquello de: "Lo único rescatable es la actuación de fulanito", estamos hablando de un gran profesional: alguien que trabaja bien incluso en las condiciones más adversas.

Sidney Lumet coge un material de tercera y a base de hilar fino consigue convertirlo en material de segunda...pero un espléndido material de segunda. Todo lo que puede dar de sí esta historia de dialéctica judicial, lo extrae Lumet con celo de artesano, aprovechando hasta el mínimo recurso posible, tirando de diálogos, tensión, actores, impartiendo una clase magistral de cómo transformar una pared en un lienzo, una anécdota en una historia.

Incluso Vin Diesel da lo mejor de sí en el que quizás es el primer personaje que interpreta con más diálogos que yoyas. ¿Talento?. No, Lumet.

Y no da más de sí pero se disfruta con la certeza de que se está observando una estupenda broma de un profesional muy sabio.
[Leer más +]
42 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Resurreción de Lumet y renovación de Diesel
El incombustible e inmortal realizador Sidney Lumet (“Doce hombres sin piedad”, “Tarde de perros”, “Network” entre otras muchas) vuelve a las pantallas tras seis años de silencio con Vin Diesel en cartel. Esperen, no se asusten todavía. El que creíamos hombre-músculos sin cerebro aparece con pelo, tripa, arrugas y sorprendentes registros tanto dramáticos como, sobre todo, cómicos. Una grata sorpresa y la salvación que necesitaba para evitar el encasillamiento.

La historia, basada en un hecho real, relata el mayor juicio celebrado en EEUU contra una peligrosa familia de la “Little Italy”. Diesel interpreta al traficante de droga de los Calabrese, un hombre que ya está en al cárcel mientras se celebra el proceso judicial y que se defiende a sí mismo debido a la desconfianza obtenida tras perder el juicio que lo metió anteriormente entre rejas. Su forma de ver la vida judicial, su gran corazón y su sinceridad hará que el público desee cada intervención frente al juez y el jurado.
Una pequeña película que se desarrolla principalmente en el juzgado no la hace más simple ni aburrida, si no que evita cualquier superficialidad en la que podría haber caído Lumet para contentar a la gran masa. La base de este producto son unos diálogos muy planificados y meditados entre el director y T.J. Manzini, quienes firman el guión.

La otra gran actuación, no tan sorprendente tras su genial intervención en “The Station Agent”, corre a cargo del pequeño gran actor Peter Dinklage en el papel del abogado defensor que más apoya a Diesel en las vistas que se van celebrando, a cada cual más estrambótica por los desvaríos del protagonista.

Vayan a ver una película de corte clásico, con sus dos horitas de duración, que devuelve la vida una vez más a Lumet y resucitan de las cenizas a un Diesel perjudicado tras la terrorífica “Un canguro superduro”.
[Leer más +]
20 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil