arrow

La fragata infernal (1962)

La fragata infernal
Trailer
7.5
1,063
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1797, durante las guerras napoleónicas, un buque de guerra inglés recluta a la fuerza a un inocente joven, que pronto se ganará la simpatía del resto de la tripulación. Pero esto no podrá soportarlo el suboficial de armas... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Billy Budd
Duración
112 min.
Guion
Peter Ustinov, DeWitt Bodeen, Robert Rossen, Louis O. Coxe, Robert H. Chapman (Novela: Herman Melville)
Música
Antony Hopkins
Fotografía
Robert Krasker (B&W)
Productora
Allied Artists / Anglo Allied
Género
Aventuras Drama Aventuras marinas Drama judicial Ejército Siglo XVIII Guerras Napoleónicas
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Herman Melville
9
Obra maestra semidesconocida
El recientemente fallecido Peter Ustinov, uno de los más grandes intelectuales de la historia del cine, fue sobre todo conocido por sus papeles de actor, pero también escribió libros, fue guionista y llegó a dirigir algunas películas. "La fragata infernal" es la mejor de ellas, además Ustinov se encargó de producirla, redactar el guión e interpretarla. Basada en un relato corto del genial Hermann Melville, el autor del archiconocido "Moby Dick". En este caso su relato "Billy Budd" es la historia de un joven marinero reclutado forzosamente por un navío de guerra inglés durante la guerra napoleónica, allí descubrirá las miserias y la maldades humanas. Terence Stamp que interpreta a Billy Budd fue nominado a los oscars por esta actuación, su debut en el mundo del cine. Ustinov está magnífico de capitán de barco, pero sobre todo Robert Ryan, hace uno de los mejores trabajos de su vida, auténticamente lo borda, a pesar que no tuvo ningún premio a su interpretación. Una película que se estrenó el mismo año que "Rebelión a bordo", muy superior a esta, y que ha servido de inspiración a "Master and Commander", aunque Peter Weir no mete el dedo en la llaga y se queda también muy lejos de "La fragata infernal", uno de los dramas marinos más grandes de todos los tiempos.
Película imprescindible, aunque como casi todo el buen cine para minorías. No se pierdan los diálogos entre los personajes porque está lleno de perlas a cuál mejor.
Obra maestra de Ustinov, siendo una lastima que no se prodigara como director, porque es posible que hubiera sido incluso mejor que actor, y eso ya son palabras mayores.
[Leer más +]
64 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Lejos del cielo
Antes que nada, debo agradecer al usuario Gilbert que me regalara este DVD, lo que me ha hecho descubrir un fantástico film y un inesperado para mí gran director, Peter Ustinov. Por fortuna, no he leído aún el relato "Billy Budd", de Melville (pronto lo haré), lo que me ha permitido ver la película sin el prejuicio que inevitablemente supone tener un molde de referencia y, por tanto, pudiendo valorarla "en sí misma", como debe —o debería— ser siempre en las adaptaciones de obras literarias.

En este film claustrofóbico que parte del antagonismo entre la bondad (Billy Budd) y la maldad (el suboficial Claggart, un Robert Ryan en estado de gracia), destaca poderosísimamente la perfecta simbiosis entre el texto, lleno de reflexiones de gran calado, y la puesta en escena.

Así, el vestuario muestra siempre al suboficial con un tétrico uniforme y sombrero negros, y a Billy con camisa blanca o el torso desnudo de quién no tiene nada que ocultar. La contrastada fotografía del genial Robert Krasker ("El tercer hombre") coloca sistemáticamente a uno en el reino de la luz y al otro en el de las sombras. Un detalle magnífico es que el suboficial suele aparecer sorpresivamente en el plano, sin que le veamos llegar, exactamente igual que sucedía con la señora Danvers en "Rebeca". Visualmente, se crea una gran tensión entre los planos abigarrados y los que individualizan a los personajes, así como en el juego de picados y contrapicados (que, de manera muy original, invierten su función habitual mostrando desde arriba al que tiene un estatus dominante, y viceversa).

Es muy significativa la frase de Billy: "Adiós, Derechos del hombre" (nombre del barco del cual es reclutado a la fuerza al inicio de la historia), que encuentra su analogía en un plano del citado barco alejándose, y que, al abrirse, nos muestra a Billy en su nuevo navío. La frase culmina su materialización en la última parte de la película, donde, en un juicio que sería el reverso lóbrego del de "Doce hombres sin piedad", asistimos de una manera pocas veces más penentrante en el cine, a un intenso debate moral entre la Ley, la Justicia y la Consciencia.



(Prosigue en la zona spoiler, al contener datos esenciales del argumento)
[Leer más +]
44 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil