arrow
Crítica de The Big Dipper
Santiago de Compostela, España
6
Estambul
Estambul (1957)
  • Estados Unidos Joseph Pevney
  • Errol Flynn, Cornell Borchers, John Bentley, Torin Thatcher, ...

Jaja, me encanta

Sé el primero en valorar esta crítica
¿Por qué he puesto este título? Porque esta película es tan poco conocida, que no ha sido puntuada ni por filmaffinity (al menos, al momento de escribir esta crítica). Pues bien, resulta que como soy un gran fan de Errol Flynn, el cual es mi actor favorito, he tenido la inmensa suerte de conseguir toda su filmografía, incluso sus películas más difíciles de encontrar (como la versión australiana/tasmana del motín de la bounty, de 1933). Por lo tanto, también tengo Estambul, de 1957, la película que nos toca analizar. Es una copia con una calidad aceptable para lo rara que es la película, de un pase de TCM, en V.O. y con subtítulos (de doblajes váyanse olvidando). Dispongo de ella desde hace unos años, pero no le había dado una oportunidad hasta unas semanas atrás.

La película. Sin contar con un argumento demasiado original, la trama está muy bien llevada (la película está muy bien dirigida), y dispone de 3 buenos actores que, a mí modo de ver, tienen química y encajan bien en este trabajo. Algo que no es fácil, porque muchas veces aunque tengas buenos actores, estos no encajan bien, y el producto final suele ser entre mediocre y decepcionante.

Además, como anécdota, aparece el grandísimo cantante Nat King Cole en algunas escenas, en las que dialoga con el personaje caracterizado por Errol Flynn y, por supuesto, interpreta alguna de sus magníficas canciones.

Lo mejor de la cinta es la historia de amor entre Errol Flynn y la bella actriz germana Cornell Borchers, que sufre un accidente que le produce amnesia olvidando su romance con el diablo de Tasmania. Esto lleva a un triángulo amoroso en el que el veterano y experimentado actor secundario Torin Thatcher (el brujo malo de Simbad y la princesa, de 1958) hace un buen trabajo (como suele ser habitual en él) interpretando al celoso e inseguro (con razón) marido de la ex novia de Errol Flynn.

Al final, en mi opinión, la trama de los diamantes robados (que, en principio, era el hilo argumental principal de la película), me parece muy poco original, y se queda en una mera excusa, para centrarse en lo realmente mejor funciona de la película, que es el romance comentado.

Teniendo en cuenta que el final del film es acertado (por lo que sugiere con respecto a la historia de amor entre los protagonistas), concluyo que es una película interesante, pero que se queda en solo eso.

En definitiva, una rareza que solo merce la pena visionar si eres muy fan de Errol Flynn, y también por la curiosidad de ver al prematuramente malogrado Nat King Cole, en una película de los años 50.

Al menos no es una película de esas tan malas que no eres capaz de acabar de ver completa.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario The Big Dipper
Ver más críticas de la película Estambul