arrow
Crítica de vircenguetorix
Valladolid, España
6
Orgullo y pasión
Orgullo y pasión (1957)
  • 5,3
    938
  • Estados Unidos Stanley Kramer
  • Cary Grant, Frank Sinatra, Sophia Loren, Theodore Bikel, ...

De fiesta por España.

38 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
No voy a ser yo quien haga de abogado del diablo con la siempre denostada “Orgullo y pasión”, pero sí que me gustaría decir algo para la reflexión.

A la hora de valorar una película solemos ser más exigentes a medida que más se acerca el tema, los hechos o el lugar a lo que conocemos. Es decir, que si se trata de un western en la mayor parte de los casos no pensamos si el paisaje biogeográfico o la tribu india en cuestión que aparece en pantalla corresponde realmente con Texas o con Nevada. Ni lo pensamos.

Pero el ser humano, subjetivo por naturaleza, tiene aplicar otro parámetro cuando la cosa le pilla más cerca. Entonces nos ponemos en guardia, y si aparece un plano de los torquedales de Cuenca no lo perdonamos si van en dirección Ávila desde el norte.

Pero lo que vemos en “Orgullo y pasión” no es muy diferente de lo que vemos en las que transcurren en Sudamérica, África o en la India y que tan bien valoramos todos. Sólo que aquí somos más estrictos, pero la película es igual de buena o de mala.

Además hay que tener en cuenta que todos estos productos se destinaban al público norteamericano, no al español, que aquí triunfase o no, era casi anecdótico, para los yankees hasta hace no muchos años triunfar o no en Europa era como para el Madrid o el Barcelona vencer la Supercopa, un título menor.

Y todo esto no quita el tremendo disparate del argumento, que un grupo de guerrilleros –que tenían una zona geográfica muy concreta de actuación- tomen un cañón inmenso, atraviesen media España sin ser vistos y ataquen presuntamente la capitanía francesa en Ávila (¿las guerrillas atacando y sitiando ciudades a ejércitos regulares franceses?) sin estos recibir ayuda de fuerzas auxiliares.

Salvo excepciones muy honrosas las películas de Hollywood que se rodaron en España en toda aquella época no fueron muy buenas, pero eso sí, anécdotas dieron para escribir varios libros. Esta no iba a ser menos, desde el rollete entre el maduro Cary Grant y Sophia Loren, que hizo que Carlo Ponti le pidiera ante el mosqueo inmediatamente matrimonio o la cabezonería de Stanley Kramer que quería rodar la destrucción de la muralla de Ávila de forma real, ofreciendo incluso mucho dinero para ello, menos mal que al final se le convenció de que el patrimonio no se vende y le fabricaron una réplica, pudiéndola volar bien a gusto. Lógico, estos americanos lo más antiguo que tienen son las secuoyas.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario vircenguetorix
Ver más críticas de la película Orgullo y pasión