arrow
Crítica de Kingo
Guanabacoa, Cuba
4
Kung Fu Panda
Kung Fu Panda (2008)
  • 6,5
    67.357
  • Estados Unidos Mark Osborne, John Stevenson
  • Animation

El mal ejemplo.

35 de 76 usuarios han encontrado esta crítica útil
Versión barata -y sin las patas de la Sheridan- de La salchicha peleona, que viene a ser una muestra más de lo que Dreamworks quiere pero no puede hacer. O sea, ser competencia de Pixar.

En manos niponas el guión podria ser una maravilla, pero aqui no se han desmarcado por lo marcial del asunto, sino que se han ido al viejo mensaje de "con tenacidad y trabajo, todo es posible". Tan manido y falso como nauseabundo. Vete con ese cuento a cualquier oficina del INEM, y espero que te guste el sadomaso.

Personajes para nada desarrollados, carga maniquea a cascoporro, y animación que hace diez años hubiese sido la ostia -hoy dia ni mucho menos-, son las cartas de presentación de una obrilla al más puro estilo Disney, pero que carece de un solo personaje con el carisma de los clásicos de Disney.

Predecible, lenta en su exposición, y de una factura técnica obsoleta, entretiene a breves ratos y otros -muchísimos- deja un regusto a ya visto que asquea.
Niños: que no os la metan doblada. Si estás obeso, nunca podrás trepar por paredes. Para eso hace falta régimen, disciplina, y ejercicio. O unos padres que estén por la labor de serlo, aunque ya escasean.

Para adultos, pues aun tiene su qué en las escasas escenas de acción. Para los menores, es una caca que da un mensaje falso: para las cuestiones físicas, hace falta tener físico. Nene: si estás gordo, adelgaza o no podrás ser jamás quien marque la diferencia en cuestiones gimnásticas. El cine es cine, y la vida real eso mismo: o te sacas las lorzas de tanta dejadez paternal, o solo podrás hacer volteretas de costado. Aunque a eso se le llama rodar.

Ideal para padres que se pasan la noche en las terrazas de los bares, con su churumbel dando por saco a los vecinos a las tantas, y que aún se creen buenos padres porque hinchan a su niño de golosinas y porquerias varias, bajo el pretexto de "que no le falte de nada, que es un niño". Disciplina, coño, disciplina: eso necesitan los crios, joer.

Para los que quieran dar una ración de buenas enseñanzas a sus vástagos, mejor que se busquen cualquier otra peli, que las hay a patadas. Aunque a ésos, poco puedo yo enseñarles.

Que a los crios no es consentirles los caprichos, sino saberles enseñar donde están los limites. Y esta peli, para esa didáctica, es contraproducente. Solo aconsejable para quien pregunta a su parienta "¿no tendrá el pañal cagao?", mientras pide otra ración de chocos -y de gambas y claras- y pasa de que su crio lleve media hora llorando, por puras ganas de dormir en su camita como Dios manda.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Kingo
Ver más críticas de la película Kung Fu Panda