arrow
Crítica de Rapunzel
Bcn-Vigo-Malg-Mad, España
2
El efecto K. El montador de Stalin
El efecto K. El montador de Stalin (2012)
  • 5,7
    68
  • España Valentí Figueres
  • Jordi Collado, Marisa Ibañez, Anthony Senen, Valentí Piñot, ...

Un personaje de ficción creado a partir de un collage de la realidad

7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es una película difícil de ver. Poco fácil de entender-
La película inventa una historia de ficción, con un personaje que vive las vidas de aquellos que grabaron películas caseras o documentales durante el siglo XX. Juega con la realidad y la ficción.
Intenta ser un testimonio histórico, una crítica que plantee dudas al espectador, lo que ocurre es que no mantiene el interés y se hace algo soporífera.
Unas imágenes rodadas con los actores permiten tener un hilo conducotr donde mezclar imágenes de documentales y de cine casero de la época, creando un personaje que vive mil aventuras y está implicado en los grandes acontecimientos politico-sociales del pasado siglo. Los actores no hablan, sólo la música acompaña a esa voz en off que va narrando, en primera persona y como recuerdos, lo que se ve en las imágenes. Lo que salva a la película es la voz, ese estupendo timbre, pronunciación y cadencia que logra que no acabes durmiéndote.
Hace la diferenciación del cine dedo, aquel que creq una ficción, y el cine ojo, aquel que muestra la realidad, como un documental. Haciendo que el personaje inventado mezcle los dos tipos de cine para construir su historia.
Buena intención del director, que intenta dar cabida a las historias de las personas desconocidas, de aquellos que han sido "borrados" de la memoria o que nunca existieron fuera del ámbito de su familia y allegados.
A quien haya leído el libo "El abuelo que saltó por una ventana y se largó" le sonará la sinopsis de la película (libro que recomiendo encarecidamente a aquel que quiera repasar historia de una forma divertida e imaginativa), pero nada que ver con el hilarante libro, es una mera casualidad (supongo) que Valentí Figueras haya usado el mismo método del personaje ficticio viviendo situaciones reales para contar la historia del pasado siglo.
No es muy original en el planteamiento (libro de Jonas Jonasson). Soporífero en el resultado. Difícil de ver.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Rapunzel
Ver más críticas de la película El efecto K. El montador de Stalin