arrow
Crítica de Rapunzel
Bcn-Vigo-Malg-Mad, España
4
Carmina o revienta.
Carmina o revienta. (2012)
  • 6,1
    20.376
  • España Paco León
  • Carmina Barrios, María León, Paco Casaus, Ana María García, ...

Lo merdellón se pone de moda.

294 de 447 usuarios han encontrado esta crítica útil
Merdellón: adjetivo malagueño que designa a una persona muy desaseada, muy mal hablada, tosca, vulgar, ordinaria, que arma escándalo, habla a voces, busca bronca, sale a la calle en pijama... Sinón.: cani, barriobajero, quinqui, calorro, hortera.
Me he reido durante la película. Debo confesar que te hace reir.
Ahora bien... salí de la sala triste, tras ver la reacción del público. Eso es lo que me deja muy mal sabor de boca, me da pena y miedo a la vez que lo merdellón se ponga de moda. Bravo por la idea. Seguramente se cumplan los pronósticos de éxito que se oyen en el Festival de Málaga 2012.
Hay situaciones muy divertidas que sacándolas del contexto burdo, sucio y merdellón son verdaderamente hilarantes.
El resto, usa ese lenguaje soez, grosero, chabacano, gratuito, que tan de moda han puesto programas y personajes de tele5. Aquellos que dicen "tol coooño" para zanjar una discusión. Chicas de 22 años, madres solteras, que se ensalzan como modernas cuando a los 15 años sólo les gustan las discotecas, el pitillo, el beber y el follar.
Los personajes hablan en andaluz, no el que suena suave, culto, divertido, con ese acento diferencial del que sentirse orgulloso, sino landalú essagerao de poligonero y choni con no más de 300 palabras en su vocabulario, a gritos y que cuesta entender.
Negocios ilícitos, no picaresca, sino el chanchullo y tejemaneje, a base de gritos, amenazas, burlas y violencia que tan poco bien hace al cliché del sur.
Situaciones que provocan risa hilarante:
- La señora se tira un pedo y se caga (literal) en el coche con su hija de copiloto que la riñe.
- La hija, sin carnet de conducir, tiene un topetasso con contra un Audi de dueño estirado, la madre acude al lugar y dice que es ella (la madre) la que conducía, amenaza con simular daños físicos y le acaba sacando dinero al contrario.
- Un cobrador de deudas visita a la señora y ésta se autolesiona para evitarle y sacar partido posiblemente denunciando.
- Frases divertidísimas como "Hay que ver, las seis de la mañana y yo con to mi coño aquí sentada, dándole de comer a la cabra..."
Lástima que el público opine que una película así es buenísima. Todo lo anterior no es una parodia. Es la realidad llevada a la gran pantalla. La película se describe como un falso documental de la vida de la madre de Paco León. Ese público que ríe incesantemente es el mismo que se ofende cuando un personaje público (con profesión digna -aunque sea la política) mete la pata en su discurso y se le ocurre decir que los andaluces no trabajan, que son unos chanchulleros, incultos o que no se les entiende cuando hablan, entonces ese mismo público saca de contexto el comentario poco afortunado y levantan las armas ante lo que consideran un insulto...
No creo que haga ningún bien que se publicite la chabacanería, que se promueva revistiéndola de modernidad o que se presente con orgullo unos personajes casposos revestidos de comicidad, ese mundo merdellón que tan de moda se está poniendo.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Rapunzel
Ver más críticas de la película Carmina o revienta.