arrow
Crítica de ELZIETE
MADRID, España
6
La séptima víctima
La séptima víctima (1943)
  • 6,5
    654
  • Estados Unidos Mark Robson
  • Tom Conway, Jean Brooks, Isabel Jewell, Kim Hunter, ...

"MUERTE NO SEAS ORGULLOSA, ..." (John Donne)

Sé el primero en valorar esta crítica
Se podría decir que "La séptima víctima" es una cinta prototipo, un germen, una semilla de ideas y escenas que influirían y darían su fruto más adelante en otras películas con otros directores entre los que podríamos citar a Polansky o Hitchcock. Fue un fracaso de crítica y publico en su día merced a un guión deslavazado de Dewitt Bodeen que originalmente iba de otra cosa y al que el mítico productor jefe de las películas de terror de la RKO Val Lewton metió mano como siempre aunque no se acreditara como tal y que la postre  acumula personajes mal definidos sumado a una edición caótica que contribuye a que no haya un foco claro, la trama sea confusa y sus potencialidades, que las tiene, se diluyan en apenas 70 minutos de serie B  (dos normas que RKO le imponía a Lew) consiguiendo ser la excepción a la tanda de películas iniciadas con "Cat people" (La mujer pantera) en el 42 dirigidas por Jaques Tourner que dieron los mayores beneficios a la RKO ese año.

El éxito de Tourner y su posterior ascenso en los estudios hizo que Lew hiciera debutar en la dirección al hasta entonces montador Mark Robson. También debutó la joven actriz procedente del Actor Studio, Kim Hunter recordada básicamente por su Oscar en el 51 por su papel en "Un tranvía llamado deseo". Lew quiso de alguna forma relacionar esta película con el éxito de "Cat people" a través del personaje del psiquiatra interpretado por Tom Comway sin importarle que el personaje ya hubiera fallecido en "Cat people". Las inquietudes existenciales de Lew dan un pátina psicológica al fondo de la historia que se apoya en los versos sobre la muerte del poeta John Donne poeta metafísico inglés del siglo XVI que abren y cierran la cinta. Incluye como anécdota una velada alusión al lesbianismos de uno de los personajes.

Al final la cinta acabó convirtiéndose en una película de culto revindicada por parte de la crítica por la acumulación de icónicas escenas que Robson rueda con la inestimable aportación de la fotografía de Nicholas Musuraca que consigue atmósferas donde el noir y el terror se dan la mano. Musuraca realmente fue el gran aliado de Tourner y Lewton en el éxito de las películas de terror de serie B que rodaron juntos.

cineziete 
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario ELZIETE
Ver más críticas de la película La séptima víctima