arrow
Crítica de keizz
Madrid, España
7
Fuerza mayor
Fuerza mayor (2014)
  • 6,3
    7.588
  • Suecia Ruben Östlund
  • Johannes Kuhnke, Lisa Loven Kongsli, Vincent Wettergren, Clara Wettergren, ...

Si estoy yo ahí...

7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un matrimonio sueco con dos hijos pasa unos días de vacaciones en los Alpes. Mientras comen en un restaurante se produce una avalancha que asusta a los clientes del establecimiento. Todo pasa muy rápido pero cuando la madre, Ebba (Lisa Loven Kongsli), llama a Thomas (Johannes Kuhnke), su marido, para que la ayude a salvar a sus hijos, él ha huido para salvar su vida. La avalancha se detiene sin ocasionar daños pero el universo familiar ya se ha resquebrajado. A partir de entonces, Thomas tendrá que luchar para recuperar su sitio en el entorno familiar.

El director sueco Ruben Östlund plantea un debate en el que todos los personajes de la película opinan a su manera. El marido intenta primero negar lo ocurrido, luego esconderlo o dejarlo pasar, y por último justificarse. La mujer lucha entre el reproche a lo que hizo el marido y la necesidad de mantener la unión familiar. Los amigos que primero no quieren mojarse para evitar malos rollos y terminan trasladando el debate a su propio caso. Y los niños, que dan la sensación de ser los más sensatos de todos, que silenciosamente reprueban el comportamiento de sus padres.

Östlund, con un estilo narrativo que recuerda irremediablemente a Haneke (especialmente en esos súbitos cambios de secuencia, en el gusto por la cámara fija y en la utilización de la música), va mostrando las escenas de un modo lento pero seguro, y va creando en el espectador una sensación creciente de que se avecina una tragedia.

Por otra parte, el suceso de la avalancha parece ser un acontecimiento que va más allá de la reacción del marido. Es un hecho que permite remover los cimientos de una relación presuntamente idílica de esa acomodada familia sueca. Un matrimonio que parece perfecto pero que se encuentra en esa fase de las parejas que ya no tienen casi nada de que hablar que no sean los hijos o el trabajo. Lo de la avalancha les permite mirar cara a cara a la relación y replantearse las cosas.

La historia está narrada con un estilo muy peculiar, salpicando continuamente la trama con imágenes preciosas de las montañas nevadas, con planos cerrados rodados con cámara fija en la que el espectador parece un voyeur, un humor negro siempre latente, y los sonidos muy marcados entre varios ratos de silencios, el cepillo de dientes eléctrico sonando en varias ocasiones, y la música de Vivaldi entrando de tanto en tanto de un modo inquietante.

No me convencieron los actores. Ninguno de los dos me logró transmitir lo que se supone que deberían haberme transmitido. Especialmente él, que tenía más fácil para lograr ponerme en su lugar que ella, obviamente. Creo que el personaje requería algo más de estilo, menos asepsia, aunque se trate de un personaje pusilánime y gris, como era el caso, debería haber logrado que empatizáramos más con él.

También creo que los diálogos podrían haber sido mejores. Están muy bien los planteamientos, las conversaciones que propone, pero los diálogos no terminan de ser demasiado brillantes. Considero que se le podría haber sacado mucho más jugo, que no se ha sido tan mordaz como se debería.

Por tanto, me parece una película irregular, con cosas muy buenas y otras flojas. El final tampoco me parece muy logrado, me da la impresión de que no sabían muy bien como acabarla. Pero por otra parte, creo que hay algunas escenas muy brillantes y la película es estimulante y gana con el recuerdo.

El director no demoniza a nadie, no establece buenos y malos. Pone unos hechos, unas conversaciones, unos comportamientos encima de la mesa, y deja que el espectador decida. Todas las posturas pueden ser defendibles y entendibles. Es más un dilema moral que racional. Y supongo que más debatible en la cultura nórdica que en la latina, tan quijotescos y machotes como somos.

“Fuerza mayor” resulta muy interesante de ver, pero le falta más filo para llegar al espectador. Se disfruta, pero a mi juicio desde demasiada distancia, no termina de llegar adentro, pese a lo sugestivo del planteamiento, no llega a remover dentro del espectador, sus virtudes se quedan en la pantalla y no llegan a traspasarla.

En todo caso, es una película muy recomendable. Sales del cine sin estar seguro de si has visto una comedia o un drama, pero convencido de que te lo has pasado bien y con unas irrefrenables ganas de hablar de lo que tu hubieras hecho de haber estado en el caso de los protagonistas.

https://keizzine.wordpress.com/
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario keizz
Ver más críticas de la película Fuerza mayor