arrow
Crítica de directorscut
Andorra la Vella, Andorra
9
Crimen y castigo
Crimen y castigo (1935)
  • 7,0
    716
  • Estados Unidos Josef von Sternberg
  • Peter Lorre, Edward Arnold, Marian Marsh, Elisabeth Risdon, ...

¿Podemos vivir con la conciencia tranquila?

3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Este es el ambiguo dilema que nos propone “Crimen y Castigo”, su realizador trata que acompañemos del oscuro camino que toma su protagonista hasta su honrosa redención. Si hay algo elogiable en la película de Sternberg es que no trata de proporcionarnos un thriller, aunque tenga ciertos toques, su trama destila una carga dramática enorme a la vez que original y poco vista en la pantalla, que nos presenta a una persona brillante, pero que a pesar de su enorme talento, las enormes dificultades que puede depararle la vida, puede obligarle a cometer los actos más impuros y horribles, y ese es el de quitarle la vida a otro ser humano.

Aquí poco importa quién sea la víctima, sí era buena o mala persona, aquí lo que verdaderamente importa es la intención que conlleva a realizar tan vil acto y de sus fatales consecuencias para toda persona que a pesar de sus oscuras y horribles acciones, aún posea algo de integridad o de moralidad. Las malas acciones pesan nuestra conciencia, y el dilema que nos cuestiona el film es sí uno puede convivir con tan pesada carga. ¿Puede vivir uno de forma normal después de lo que ha hecho? ¿Realmente puede olvidar el pasado? Es ahí donde destaca “Crimen y Castigo”, su planteamiento no es únicamente inusual, sino que está llevado de forma sobresaliente y a pesar de sus años, sigue siendo un film de referencia que no ha perdido calidad ni mensaje con el paso del tiempo, ha sobrevivido bien, pues su mensaje es aún muy contemporáneo. No solo nos plantea el sufrimiento del responsable del crimen, sino también de aquellas personas que le rodean y que le quieren, como sus familiares y amigos, que ven como la persona se va marchitando, y caen finalmente en la cuenta que todo se hizo por ellos, en una época injusta por la gran depresión. Y lo más brillante de todo es que el crimen es cometido por una persona culta, con estudios y con un futuro prometedor, pero empañado por la época que le ha tocado vivir.

Lo bueno es que Sternberg no se conforma con ello, y también se nos plantea la idea del un asesinato perfecto a través del personaje del policía que investiga el crimen y que es a la vez un admirador de la mentalidad del protagonista. Esa curiosa relación abre las puertas a un juego de culpas y de engaños, sobre los métodos más interesantes para desenmascarar a un criminal y no por las pruebas del crimen, sino por su mentalidad y forma de actuar posteriormente. Es un juego interesante, a la vez que un tanto macabro, de ahí su notoria morbosidad e irreprochable atractivo. “Crimen y Castigo” quizá no sea una obra maestra, pero su temática y planteamientos nunca han sido tocados desde la vertiente que utiliza Sternberg. Lo que hace que estemos ante un film tan excepcional como único. Donde lo brillante y lo bizarro se mezclan asombrosamente. Un brillante viaje de redención.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario directorscut
Ver más críticas de la película Crimen y castigo