arrow
Crítica de Patomelon
Villaescoria de cirullos, Vanuatu
10
Quieto, muere, resucita
Quieto, muere, resucita (1990)
  • 7,6
    429
  • Unión Soviética (URSS) Vitali Kanevsky
  • Pavel Nazarov, Dinara Drukarova, Yelena Popova, Valeri Ivchenko, ...

Casi no hay adjetivos que describan esta maravillosa, acojonante, innegable e imprescindible obra maestra

27 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me resulta realmente difícil hablar de esta película, a la que considero, sin lugar a dudas, una de las obras clave del cine moderno.
La película habla básicamente de la amistad y el profundo amor del niño protagonista hacia la única amiga que tiene en el mundo (a falta de familia...): una chiquilla de 11 años con la que se pasa los días ganándose la vida en el mercado.
Bajo esta premisa se nos presenta una película que avanza lentamente, en la que hay que ir metiéndose poco a poco, deleitándose con la maravillosa sencillez y lirismo de unos personajes que rezuman verdad, ternura y poesía (dentro de su veracidad y sencillez) por los cuatro costados.
Pero sin embargo, lo que la hace mágica y especial, sin duda, es el hecho de que es una obra totalmente autobiográfica. Una película que el propio director siempre quiso hacer, pero que no hizo hasta que estuvo pisológicamente preparado. Porque la historia de estos dos niños, de estos dos mocosos que se han hecho mayores sin pasar por la etapa de la infancia, es la propia historia de un director que infligió su mirada a esta obra maestra del séptimo arte, como si de un quejido eterno se tratase. Un quejido que nunca cesará de escucharse para aquellos que hayan visto esta maravilla sin paliativos.
Película de imprescindible visionado, sobre todo para energúmenos como nosotros que hemos nacido en la sociedad actual.

SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.

¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Patomelon
Ver más críticas de la película Quieto, muere, resucita