arrow
Crítica de Miquel
Palma (Mallorca), España
9
El sueño eterno
El sueño eterno (1946)
  • 8,2
    22.373
  • Estados Unidos Howard Hawks
  • Humphrey Bogart, Lauren Bacall, John Ridgely, Martha Vickers, ...

La segunda de Bogart, Bacall y Hawks

123 de 132 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dirigida y producida por Howard Hawks, se basa en la novela "The Big Sleep" (1939), de Raymond Chandler, adaptada por William Faulkner. Se rodó en los WB Studios (Burbank). Se estrenó el 23-VIII-1946 (EEUU).

La acción tiene lugar en Hollywood y alrededores a lo largo de una semana, en 1944, durante la IIGM. Narra la historia del detective privado Philip Marlowe (Humphrey Bogart), al que el general Sternwood, padre de dos hijas, Vivian (Lauren Bacall) y Carmen (Martha Vickers) encarga la investigación del chantaje al que es sometido por un oscuro personaje, el librero Geiger, que le reclama dinero por presuntas deudas de juego de su hija Carmen. Marlowe, de 40 años, es un hombre duro, riguroso, implacable, serio y perspicaz. Vivian Rutledge, de 20 años, divorciada, es inteligente, astuta, seductora y aficionada a los juegos de azar. Carmen, de 17 años, es ninfómana y toxicómana.

La película, obra de crímenes, misterio e intriga, es un film de cine negro que contraviene algunos de sus cánones: no hay una sino dos mujeres fatales, no usa flashbacks ni voz en off, el héroe no es una persona desesperada, etc. Presenta una detallada exploración del submundo del crimen, tráfico de drogas, venganzas, juegos ilegales y extorsión, que recrea en ambientes densos, oscuros y opresivos. La trama es compleja y enrevesada: deja sin desarrollar lineas de acción, personajes y situaciones, en algunos casos intencionadamente y en otros para evitar problemas de censura. La obra contiene cálidas escenas de erotismo sutil, como la de Marlowe en la libreria que regenta una sensual e insinuante Dorothy Malone, la despedida de la taxista y las conversaciones a solas de los protagonistas en el coche y en el restaurante (sobre caballos). Es una película violenta, que hilvana una larga sucesión de asesinatos (hasta 7), por despecho, venganza, robo, error, etc. La química de Bogart y Bacall llena la pantalla de sensualidad y se erige en uno de los atractivos del film. La reiterada presencia de la muerte explica y justifica el título de la obra.

La música, de Max Steiner, aporta una partitura orquestal que realza la acción y enriquece los ambientes. Destacan los temas "Carmen", "Vivian", "Marlowe", "Walking" y otros. Añade la canción "And Her Tears Flowed Like Wine". La fotografía, de Hickox, en b/n, crea composiciones excelentes, presta atención a detalles que dicen más que muchas palabras, sitúa y mueve con precisión la cámara y consigue una sorprendente profundidad de campo. El guión constuye una historia absorbente, de diálogos abundantes. La interpretación de Bogart y Bacall roza la perfección. La dirección crea una obra de gran nivel, que enriquece con la aportación de humor, picardía, sensibilidad, ingenio y convicción.

SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.

¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Miquel
Ver más críticas de la película El sueño eterno