arrow
Crítica de Miquel
Palma (Mallorca), España
8
El extraño amor de Martha Ivers
El extraño amor de Martha Ivers (1946)
  • 7,4
    2.240
  • Estados Unidos Lewis Milestone
  • Barbara Stanwyck, Van Heflin, Lizabeth Scott, Kirk Douglas, ...

Ambiciosa

32 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
El film combina cine negro y melodrama. Lo realiza Lewis Milestone (1885-1980) (“Sin novedad en el frente”, 1930), a partir de un guión de Robert Rossen, que desarrolla un argumento de John Patrick titulado “Love Lies Bleeding”. Se rueda en Paramount Studios (Hollywood, L.A., CA) y en un cruce de vías de la Southern Pacific Railroad. Es nominado al Oscar al mejor argumento. Producido por Hal B. Wallis para Paramount, se estrena el 24-VII-1946 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar, en 1928 y en 1946, en la pequeña ciudad norteamericana imaginaria de Iverstown. Los caracteres principales se presentan bien definidos y diferenciados de manera que la interacción que se establece entre ellos resulta creíble y verosímil, pese a los toques de cierta exageración que caracterizan a los personajes y sus actitudes. Martha Smith/Ivers (Stanwyck) es una joven huérfana, que ha heredado una fortuna considerable. La gestiona provechosamente con la ayuda del antiguo administrador (Bohnen) de su tía (Anderson), fallecida en extrañas circunstancias. Martha es autoritaria, dominante, carece de escrúpulos y de principios morales y es desmesuradamente ambiciosa. Su marido, Walter O’Neil (Douglas), pusilánime y aficionado en exceso a la bebida, vive dominado por la esposa y desea ser elegido fiscal del distrito en beneficio de los intereses de su mujer. Sam Masterson (Heflin) regresa a su ciudad natal tras 18 años de ausencia. Es jugador profesional y convive con Antonia “Toni” Marachek (Scout), que tiene antecedentes carcelarios por robo.

El relato construye un melodrama de pasiones desatadas, con incorporación de crímenes, asesinatos, corrupción, chantajes, engaños, maquinaciones y ocultaciones. El desarrollo de la acción se ve rodeado de una atmósfera enrarecida y opresiva, que inquieta y ahoga. Contribuyen a ello la perversidad de la protagonista, sus amigos y colaboradores, la pulsación de la impunidad de los poderosos, la explotación de los débiles, la codicia y la ambición de poder de los líderes del lugar, la ausencia de referentes morales y el recurso al crimen y al asesinato. El ambiente destila aires de fatalismo y de inexistencia de vías de salida. La lucha atávica entre el bien y el mal, la ha ganado ampliamente el mal, presente en todos los rincones de la ciudad. De cara al futuro, los proyectos que se plantean y las expectativas que se manifiestan, añaden factores de pesimismo y desesperación. Ante semejante panorama deciden huir no tanto los buenos, que no aparecen en la historia, sino los menos malos, unos pocos que, como el demonio de la puerta de Rashomon, abandonan el lugar ante el horror que les produce la inmoralidad de los humanos.

.../

SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.

¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Miquel
Ver más críticas de la película El extraño amor de Martha Ivers