arrow
Críticas de Buscapé
Críticas ordenadas por:
Taxi a Gibraltar
Taxi a Gibraltar (2019)
  • 3,7
    128
  • España Alejo Flah
  • Dani Rovira, Joaquín Furriel, Ingrid García Jonsson, Mona Martínez, ...
2
Oligofrenia por compasión
¿Sabéis lo que son los tarzanines? Son esas tiras de papel higiénico que se quedan pegadas a los pelos del culo y cuesta quitárselas sin sentir hedionda molestia.

Taxi a Gibraltar es lo mismo: es la zurraspa de cartelera, del sempiterno intento de rellenar el vacío estival con productos sin chicha ni limoná.

Para empezar: el argumento es estúpido, Dani Rovira no puede dar más de sí, (habría que revisar muy seriamente las escuelas de arte dramático españolas: son un nido de cutres sin talento)

Carece de toda justificación ir al cine a ver un producto de éstas características salvo si: eres el típico calzonazos al que tu mujer le ha endosado los niños el finde, mientras ella hace horas extra de pilates con su monitor de spinning, y no sabes qué hacer para matar el tiempo con tus churrumbeles, los metes a ver al Rovira, que desde la infame "8 Apellidos Vascos" se ha convertido en el yerno favorito del imaginario tardofascista y costumbrista ibérico: ese tipo de humor absurdo, infantil que desfigura el rostro bajo el chascarrillo que nos haga sentir un poco mejor frente al oligofrénico que tienes oculto en tu interior

No merece la pena ni verla de extranjis... Es el elenco el que debería pagarnos por ver semejante bazofia.
[Leer más +]
2 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lifeforce, fuerza vital
Lifeforce, fuerza vital (1985)
  • 5,6
    2.120
  • Reino Unido Tobe Hooper
  • Steve Railsback, Peter Firth, Frank Finlay, Mathilda May, ...
7
Perfección Escultural Sólo Igualada por su Hostilidad.
Lifeforce es una de esas películas de culto de los 80's que, si bien no fueron un rotundo éxito de taquilla, arrasaron con todo en los video-clubes de barrio de mediados de los 80's.

En principio, la película basa su historia en la novela de Collin Willson, "Vampiros del Espacio": un clásico menor de la literatura Pulp.

Lo interesante de ésta cinta, es tener a Dan O'bannon en el libreto adaptando la novela: queda patente la influencia de la estética Giger en el interior de la nave alienígena.

Desgraciadamente, la realización de Tobe Hooper queda totalmente mellada por culpa de un infructuoso montaje: la película no tiene ritmo, los personajes parecen pasados de speed, (pésimas interpretaciones) y la sensación de producción menor queda patente en su último tramo final con tanto mapepaint y maqueta cutre...

Sin embargo, si hoy por hoy Fuerza Vital es venerada, es principalmente por su fascinante argumento, la iluminación y estética del filme: no pasa por alto al cinéfilo la lograda puesta en escena de las secciones góticas y del lirismo cuasi plateresco alcanzado en un filme de muy baja estofa apadrinado por la abominable productora Cannon...

A pesar de sus graves carencias a nivel técnico y de interpretaciones, la cinta brilla con efervescencia brutal en su vertiente onírica: las escenas donde Steve Railsback y Mathilda May comparten protagonismo van a más allá de una mera sesión onanista: estamos ante una de las mejores realizaciónes de erotismo, ciencia-ficción y romanticismo sin iguales. Mathilda May nos regala planos inolvidables, no ya por su escultural belleza, si no por el trasfondo freudiano y metafísico del bien y el mal hibridados en una sola forma.

Lifeforce, hoy por hoy, sería imposible de verla rodada debido al gravisimo establishment interpuesto por el movimiento inquisitorial que vive hoy Hollywood: vivimos una nueva hola de falso feminismo, que en aras de proteger (supuestamente) los derechos de la mujer, destruye cualquier forma de creatividad que suponga transgredir los cánones del neo-puritanismo: se prostituye el noble rol del feminismo como excusa para censurar todo aquello que resulte molesto o contra-cultural. Es el nuevo yugo que oculta oscuros intereses de la dictadura perfecta, y que, paradójicamente, Lifeforce con su protagonista villana consiguen ridiculizar: la supuesta fragilidad del ente alienigena resulta en una trampa mortal para todo hombre que ose contemplar su belleza.

Por tanto, no es de esperar, un remake, (más que necesario para emendar sus múltiples carencias provocadas por sus exiguos 25 millones de dólares) del filme ya que sería imposible conservar su esencia sin ceñirse a los nuevos cánones de un Occidente pueril y decadente obsesionado por lo políticamente correcto, aséptico y sin vida.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Leaving Neverland
Leaving Neverland (2019)
  • 6,2
    1.088
  • Estados Unidos Dan Reed
  • Documentary, Wade Robson, James Safechuck
2
MJ: El Principe Destronado
Hablar de "Leaving Neverland" es como hablar del Cid Campeador: el protagonista aun gana batallas después de decenios muerto.

Michael Joseph Jackson​ fue víctima de su propio éxito y también el verdugo de su propia manipulación: el Rey del Pop forjó durante años el rol del salvador de los desfavorecidos, que de alguna forma, alimentó el Excusatio non petita, accusatio manifesta: en un mundo y una sociedad adicta al morbo, a las tribulaciones, lo capcioso y las suspicacias, a vociferar sus frustraciones contra chivos expiatorios y a levantar el dedo acusador para obtener el título de cuñado más listo de todo el barrio, era obvio que una figura como Michael Jackson era el candidato idóneo para ser lapidado como forma de decirle a las ovejas del mundo: no seas un excéntrico, huye del qué dirán o te acusaremos de negro, pedófilo y degenerado.

Y para ser francos, "Leaving Neverland" funciona a la perfección alimentado el morbo en la nueva era inquisitorial del infausto movimiento «#MeToo»: en eso Michael Jackson también fue un pionero: condenado incluso antes de emitirse una sentencia firme y probatoria del abominable actor de abusos sexuales.

Reconozco que nunca he sido fan de Michael Jackson: sus directos, su irritante forma de hablar, las soflamas pacifistas, melodramáticas me parecían más falsas que la sonrisa de Bono ayudando a los más desfavorecidos. Nunca logré conectar con su música pero al César lo que es del César: el tío era un showman, un auténtico mago encima del escenario que sabía manipular a su antojo un show megalomaniaco con la plebe enajenada ante tanto fuego de artificio, prompots, backing-tracks, lipsync... Nada importaba, Michael Jackson si había llegado tan alto era por algo: salvó a la industria de la música de finales de los 70's y principios de los 80's de la hecatombe producida por la música disco, (similar a lo que supuso la irrupción de Internet a finales de los 90's ) y se convirtió, junto a Madonna, en el rey de los 80's.

Pero tanto fuego de artificio, tanta fanfarria y megalomanía se acaban pagando pues como se puede comprobar en el documental, "Leaving Neverland" el mundo no perdona la falsa modestia y menos si a ojos del mundo eres un maníaco depresivo, jonkie, freak y pedófilo...

De los cuatro atributos, tras ver el documental, lo único que queda bien claro es que Michael Jackson era cualquier cosa menos un pedófilo... Sobre todo cuando se omite deliberadamente la brutal campaña de acoso y derribo emprendida por el fiscal Tom Sneddon en 2003 y que concluyó con Michael Jackson siendo exonerado de todas las acusaciones, Sneddon, un auténtico Torquemada, dedicó más de una década a investigar las supuestas perversiones del Rey del Pop.
[Leer más +]
34 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil
Kursk
Kursk (2018)
  • 6,4
    469
  • Bélgica Thomas Vinterberg
  • Matthias Schoenaerts, Léa Seydoux, Colin Firth, Max von Sydow, ...
8
Al Este del Edén: Tripulación, prescindible...
Francamente, es incomprensible el mutismo e indiferencia que los medios han dedicado a la catástrofe del Kursk, de hecho, han tenido que pasar la friolera de casi 20 años hasta que alguna productora se ha atrevido a abordar sin tapujos ni conspiranoias, el auténtico drama de una tripulación que se vio triturada por las entrañas de un Estado decrépito y atormentado. El mismo Estado que se vio azotado por la masacre de Beslan en 2004, (una vez más, la falta de escrúpulos de las autoridades rusas, significó la pérdida de 334 vidas humanas, de las cuales, 186 eran niños)

El 12 de Agosto del año 2000, el mundo asistió impávido a otra tragedia imposible del otrora imperio ruso: una nueva catástrofe de un sumergible que, en principio, debía erigirse como el nuevo músculo de la renacida madre Rusia.

Tras el desastre económico, social y geopolítico de las políticas de apertura soviéticas de la glasnost y la perestroika, el sistema ruso se tambaleó, de tal forma, que un desastre como el del Kursk, eran un hecho consumado: Rusia posee el PIB de Italia y sin embargo carecía de recursos para mantener su sobredimensionada capacidad militar de la otrora superpotencia.

Sin embargo, Vladimir Puttin intenta retomar el antiguo prestigio y poder ruso a través de medidas más enfocadas a alimentar marketing y el nacionalismo interno: retoma los ejercicios militares mastodónticos de la era soviética. Y en esa pieza, el Kursk era la joya de la corona. En uno de esos ejercicios algo fue mal: de repente, el sumergible se perdió en el abismo, y con él, la angustia de un mundo que asistía impertérrito a la muerte, a cámara lenta, de 24 vidas humanas.

Nadie sabe a ciencia cierta si las víctimas de la catástrofe podrían haber sido salvadas. De lo que si estamos seguros, es que los mandos, el gobierno y el propio engranaje del establishment ruso terminó de triturar y silenciar el clamoroso socorro de los marineros.

"Kurks" es una magnifica representación de aquella agonía y de cómo la impotencia y el orgullo de una nación pueden ser los peores enemigos de su propio pueblo. El destino de aquellos marineros estaba sentenciado y tras las miradas despiadadas del sistema, se escondía la profunda incapacidad de asumir la titánica tarea de rescatar a los marinos y, lo que es peor, entonar el mea culpa y aceptar la ayuda del "enemigo occidental".

Sin grandes interpretaciones ni elementos grandilocuentes, Kurks funciona a la perfección como drama que pone lo pelos de punta.
[Leer más +]
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Suspiria
Suspiria (2018)
  • 6,4
    2.697
  • Italia Luca Guadagnino
  • Dakota Johnson, Tilda Swinton, Chloë Grace Moretz, Mia Goth, ...
5
Desconstrucción del Giallo
Suspiria, (Darío Argento, 1977) es una película de culto y máximo exponente del género Giallo: estilo de dirección centrada en los colores primarios y las formas para transmitir paranoia y desconcierto.

La Suspiria original reunía todos los elementos que la convirtieron un icono del cine de terror y pasó a formar parte de los clásicos.

Y como todo clásico de culto, no podía escapar de la rutinaria recreación de lo mismo pero simplificado para las masas. No es que surja la tentación de volvernos nostálgicos para con la obra original, los 40 años de aquella son insalvables para las generaciones actuales y era muy difícil que se respetara el espíritu original del Argento.

Por contra, lo que obtenemos es una deconstrucción de la trama original y expandida con personajes secundarios y subtramas. Sin embargo, la película es pura asépsis: carente de personalidad y de texturas. La música es complementamente prescindible y viene a quitar todo lo "bizarro" que hacía la Suspiría de 1977, una delicia visual que la ha convertido en algo atemporal.

Es, por poner un ejemplo, como si alguien se propusiera hacer un remake de Alien, El Octavo Pasajero, (1979) quitando todo el arte de Ron Cobb y Giger: dejan la trama pero quitan la ornamentación.

Respecto a las interpretaciones, Dakota Johnson es una pésima actriz, (de casta le viene al galgo) que se limita a deambular por el liceo en camisón sin ofrecer más maticies que el de la eterna virginal esperando ser degollada por el malvado de turno.

Mención especial a la siempre solvente e increible Jessica Harper que aun no se entiende cómo ha participado en el film. Supongo que un easter egg de lujo a falta de mayores ideas para ofrecer algo verdaderamente a la altura del filme original.

En defintiiva: Suspiria podía haberse atacado como lo hizo Nicolas Winding Refn en "Neon Demon" o Denis Villeneuve en "Blade Runner 2049": filmes de un poderío visual sobrecogedor y que demuestran que si la tecnología se domina, se pueden ofrecer imágenes de una fuerza visual increíble sin reventar el espíritu original de las cintas.

Prescindible y rutinaria.
[Leer más +]
3 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bohemian Rhapsody
Bohemian Rhapsody (2018)
  • 7,4
    30.071
  • Reino Unido Bryan Singer
  • Rami Malek, Joseph Mazzello, Ben Hardy, Gwilym Lee, ...
6
Quiero montar mi bici una tarde de domingo rendezvous
"Bohemian Rhapsody" es el introito final a un proyecto que tuvo por bandera a Sacha Baron Cohen para encarnar al añorado Freddie durante más de 8 años. Proyecto que no salió adelante debido a desabenecias entre Brian May y el propio Sacha Baron Cohen: el primero quería una visión aséptica y edulcorada de lo que fue Queen y Freddie Mercury. El segundo deseaba representar sin pelos en la lengua la tumultuosa vida del genio y figura que era Freddie y lo excepcional de una banda tan fundamental como Queen.

Sin embargo, lo que nos ha llegado al final, es un producto hecho a medida de la corrección más absoluta. Haciendo hincapié en la controvertida vida sexual de Freddie, (el aque aquí suscribe éste artículo, le importa un bledo si Freddie era gay, bisexual, trisexual o cuadrisexual...) lo verdaderamente importante es el proceso compositivo y la música. Todo lo demás es mera parafernalia para contentar a un público ávido de adorar a un icono perdido a la temprana edad de 45 años.

Aun y con ésta pesimista propuesta, la cinta funciona porque es un musical con una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine. El problema viene en la caracterización de Rami Malek como Freddy "Mercurio": físicamente da bastante el pego, pero no así su interpretación: nos ofrece un Freddie totalmente distinto al visto en sus inmensos directos: sonriente, divo, magnético y siempre haciendo de la vida una fiesta.

El problema radica no ya en el actor, el director o los guionistas. El problema radica en las inconmensurables manazas de Brian May y Roger Taylor: parece que son ellos los únicos que han dirigido a todo el elenco. De hecho el rol de Brian May es tan condescendiente y plomizo que cuesta creer que sea la hermanita de la caridad que presentan en la película: el eterno rencor de que su canción "39" no fuera elegido single se lo guardó siempre a Freddie.

Pero pasa con todas las bandas del rock: cuando el cantante fallece, el resto del grupo pasa a un segundo plano y es eclipsado por la estrella del mito y cuando les dan la oportunidad de contar su relato, al final no deja de ser un panfleto de lo buenos que eran unos y los no tan buen músicos que eran los otros. Ha pasado con Queen y pasó también con The Doors: éstos últimos guardan un resentimiento enfermizo hacia el pobre Jimbo: los hizo brillar en el firmamento del rock, pero aun así no están conformes.

"Bohemian Rhapsody" no es una mala película, tiene música, nos muestra al grupo en el estudio, los contratos y anécdotas, pero a la vez parece dirigida por el conservadurismo puritano de la factoría Disney, factor imperdonable para una banda y un cantante tan pletóricos como irreverentes y para nada políticamente correctos.
[Leer más +]
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Phantasma II. El regreso
Phantasma II. El regreso (1988)
  • 4,9
    1.147
  • Estados Unidos Don Coscarelli
  • James LeGros, Angus Scrimm, Reggie Bannister, Paula Irvine, ...
6
Se le pasó el arroz
Casi diez años después de la mítica "Phatasm" (1979, Don Coscarelli) filme de terror que marcó escuela en el género, y que, hoy por hoy, con sus fallos de ritmo, su bajísimo presupusto e incongruencias sigue gozando de una legión de seguidores que muestran el gran impacto que tuvo dicha cinta: fue y es un clásico de terror con una magia difícil de reproducir en una secuela.

En Phantasma II, Don Coscarelli parece querer enmendar la falta de presupuesto de la primera parte e intenta, de alguna manera, llevar a cabo un remake de su primera parte, (como Sam Reimi hizo con Posesión Infernal).

Desgraciademente, Phantasma II gana en puesta en escena, FX y ambientación, pero pierde en interés y rítmo: Coscarelli intenta reproducir la misma paranoia onírica que rodeaba a la cinta original, (a base de descolocar escenas cebar la cinta con eternas elipsis que te pierden de la trama principal) pero ésta vez falla porque el elemento sorpresa, ya se ha perdido, (muchas escenas son prácticamente calcadas a la primera parte) los protagonistas son irrelevantes y las interpretaciones muy pobres.

Aun y con todo ésto, Phantasma II ofrece una gran ambientación lóbrega y oscura. Volvemos a visitar mausoleos decrépitos, hay más acción y gore.

Pero nuevamente, su gran pega es la sensación de que la película tenia que haberse estrenado tres años después de su primera parte. Sin ir más lejos: cuando ibas al video-club a alquilar la primera parte y la segunda, (para hacer una macro sesión de Phantasma) la segunda parte siempre estaba disponible y la primera siempre estaba alquilada.

Otro defecto es el intento de "satanizar" al Hombre Alto: parte de su encanto en la primera parte era el no saber exactamente de dónde procedía ese siniestro ente. Sin embargo, aquí Coscarelli intenta explicar erráticamente esa naturaleza. Intenta dar más de lo mismo pero sin conseguir lo que su primera parte logró: impactar y atraer la atención.

En definitiva: indispensable para los seguidores de la primera cinta. Aun a pesar de su amargo toque, sigue conservando parte de su encanto ochentero y no llega a la absurdez de Phantasm Ravager.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Wicked City
Wicked City (1987)
  • 5,6
    567
  • Japón Yoshiaki Kawajiri
  • Animation
9
Repulsión Romantica
Yoshiaki Kawajiri tras esnifarse media colombia y reventarse el encéfalo a base de LSD, parió una obra maravillosa: todo lo bello está en lo grotesco, en entremezclar imágenes de una belleza cautivadora con otras de una brutalidad sin medida: violaciones, hentai del duro, gore, criaturas bizarras y argumento de lo más delirante.

Sin embargo, la película es todo un viaje: a ratos te hace sentir una desmedida repulsión y otras veces te ofrece momentos de un lirismo fuera de lo común.

Wicked City es una rareza del género, no apta para cualquier paladar. Sus imágenes grotescas pueden resultar hirientes y pasadas de vueltas, si solo nos quedamos con el envoltorio. Fuera de ahí, nos econtramos con una obra sumamente cuidada, animaciones excelentes, ambientación cyberpunk ochentera y una mezcla entre "La Cosa" de John Carpenter y "Blade Runner", todo ello con un tono crudo y descarnado, pero honesto.

Ésta película es sólo para gente que adore el cine de ciencia-ficción y fantasía. Hoy por hoy sus escenas "subidas de tono" son más bien anecdoticas viendo lo que pulula por la red y destacaría esa pasión por contarnos una historia sobre el bien y el mal hibridados.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La monja
La monja (2018)
  • 4,4
    7.220
  • Estados Unidos Corin Hardy
  • Taissa Farmiga, Demian Bichir, Jonas Bloquet, Bonnie Aarons, ...
5
El tren de la bruja
Últimamente, se utiliza mucho el término de moda "El tren de la bruja" para referirnos a las películas de terror comercial sin grandes pretensiones. Todas ellas, cobran entidad, ciertos clichés y arquetipos que hacen predecible el susto y los trucos de turno.

"La Monja" ni se esconde ni huye de esos términos: ofrece lo que se supone que debe ofrecer, sustos y más sustos.

El condumio tampoco es que sea un desastre, (como a la mayoría les gusta afirmar) y sí que tiene aspectos positivos que se deben destacar: la realización neófita de Corin Hardy no desmerece en absoluto el resultado final en cuanto a puesta en escena, ritmo del metraje y fotografía: la película parece retrotraernos a los mejores momentos Hammerianos, sólo que a diferencia de la Hammer, "La Monja" no desentona en entornos teatrales de cartoné: las localizaciones y efectos especiales son excelentes.

No así es la puesta en escena de los sustos y el argumento: nada que no sepamos ya. Posesiones, ente demoníaco que acecha la abadía, muertes, sustos y volumen brutal para hacernos saltar de las sillas. Todo demasiado bien empaquetado para que el espectador no se aburra pero a la vez, todo es demasiado manido, masticado y predecible, que lo único realmente espeluznante es cuando la monja hace acto de presencia mediante sombras al fondo de un pasillo siniestro.

Sólo por eso, merece la pena visionar la película para aquellos amantes del cine de terror: no es una película para esperar a verla en un sucio streaming ya que la fotografía es demasiado oscura y no nos permite disfrutar de la grandeza de Valak.

En conclusión: es una cinta que muchos esperaban con grandes expectativas pero que no consigue estar a la altura de la propia protagonista: la monja poseída. Pero ello no es óbice para desterrarla al olvidadero. La película ganará con los años adeptos y será el disfraz de moda de éste 2018/2019.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al borde del abismo
Al borde del abismo (2012)
  • 5,6
    8.824
  • Estados Unidos Asger Leth
  • Sam Worthington, Elizabeth Banks, Jamie Bell, Edward Burns, ...
4
Balconing
Vamos Sam, todos sabemos que ésta película no era más que un vehículo fallido para confirmar tu estrellato. Tras las dos lamentables, "Furia de Titanes" e "Ira de Titanes" (por no mencionar la abominable "Terminator 5")

Puedo imaginar a Sam como esos alocados güiris de la Pérfida Albión, pasados de éxtasis y sangría, haciendo saltos mortales hacia un destino incierto en el fondo de un camastro postrando su hooliganismo en una paraplejia... El último Ícaro se cayó al vacío intentado defecar en su balcón y de ese mojón, nace un películo como "Man On Ledge".

Desgraciadamente, Sam, más marmóreo que los labios mayores y menores de la Reina de Inglaterra, se limita a amagar un salto al vacío que nunca llega.

El espectador suplica :-¡Vamos hijo de perra! ¡Tírate de una vez!- pero ese salto al vacío nunca llega y por contra tenemos una pésima imitación de "Última Llamada", (Joel Schumacker)

Pero bueno... no todo es malo, tras ésta película, la carrera de Sam se ha visto tocada y hundida y sin pronóstico de remisión...

Mal rodada, mal escrita y peor protagonizada.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Waco (Miniserie de TV)
Waco (Miniserie de TV) (2018)
  • 6,8
    507
  • Estados Unidos John Erick Dowdle, Dennie Gordon
  • Michael Shannon, Taylor Kitsch, John Leguizamo, Andrea Riseborough, ...
9
Ética del Poder
Víctor Hugo decía que... "Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo". Con la tragedia de Waco, es difícil saber dónde posicionarse: a favor del Estado de Derecho, (Fuerzas de seguridad) que busca aplicar la soberanía nacional en cada rincón del país o, por contra, posicionarse del lado de un grupo de fanáticos religiosos obsesionados con el fin del mundo?

Waco es una isla de realidad seriéfila en un océano de mierda: era harto improbable que los productores fueran a escupir a las autoridades de su país y buscaran justificar la atroz operación llevada acabo por los pistoleros de la ATF y el FBI.

La serie francamente fiel a los hechos documentados, si bien es cierto que se representa a la ATF y al FBI como los malos de la película y a David Koresh como una hermanita de la caridad, (personaje de pasado violento, manipulador y psicopático) quizás su pequeño fallo es victimizar en demasía una personalidad profundamente malvada y manipuladora: ante la desesperación de los negociadores Gary Noesner, (maginificamente interpretado por Michael Shannon) que no consigue aplacar la ira de sus superiores.

Llama la atención de que gran parte de los actores sean de la primera temporada de True Detective: Shea Whigham, Glenn Fleshler... Todos ofrecen magníficas interpretaciones.

La realidad a la tragedia de Waco es que se juntaron las dos hormas del mismo zapato: la ATF a punto de ser recortada de fondos, sedienta por demostrar al FBI su gran valía, (de ahí el grave problema de comunicación y la competitividad entre ambos equipos: no había una estrategia común para sacar a los Davidianos más allá del poli bueno y poli malo) y por otro lado, David Koresh: polígamo y sabedor que estaba condenado, decidió enrocarse numantínamente aunque ello supusiera la condenación de las 85 almas que cohabitaban con el líder sectario.

Otro elemento a destacar es el presupuesto usado en la serie: pone los pelos de punta la fiel recreación del Rancho y la ingente cantidad de medios utilizados para representar fidedignamente lo que pasó en 1993.

En líneas generales, la lección que podemos extraer de Waco, es la Ética del Poder: Bill Clinton (flamante nuevo presidente y deseoso de imponer su voluntad) fue quien apretó el gatillo, (aprobó directamente el asalto con gases lacrimógenos) pero donde de verdad se jugó la partida y se perdió fue en el pulso del Estado frente al Individuo: a veces el fin no justifica los medios y tratar de ser justos puede ofrecer victorias pírricas o desastres como el acontecido en Mount Carmel.

En el país del puritanismo de Biblia y revolver, no es raro ver como la ATF alimentó con fuego divino el juego de Koresh: en el 2º Aniversario de la tragedia de Waco, miércoles 19 de abril de 1995, Timothy McVeigh y Terry Nichols, volaron Edificio Federal Alfred P. llevándose por delante a 168 víctimas como venganza contra el asalto a Waco.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin piedad (TV)
Sin piedad (TV) (1996)
  • Estados Unidos Graeme Campbell
  • John Ritter, Harley Jane Kozak, Kevin Dunn, Susan Gibney, ...
5
Violencia de Género
John Ritter, excelente actor cómico, consiguió en ésta película poner los pelos de punta al reflejar a la perfección el perfil de marido, psicópata abusivo y maltratador.

La película es lo que es, una TV Movie de los 90's pero que refleja con gran acierto el grave problema psciosocial de la Violencia de Género y de como ciertos patrones patriarcales casposos y una sociedad falocentrista se han convertido en el yugo de las verdaderas víctimas de ésta lacra: mujer y niños.

Por un lado la película goza de un desarrollo nada predecible y ciertamente inesperado. Habrá algunos que, tras el bombardeo masivo día tras día de los continuos casos de usos/abusos de la Ley de Violencia de Género, (ley de constitucionalidad discutida y discutible) en España, vean ésta película como un acto barato del " Empowering women". En absoluto, la película refleja lo que las relaciones hombre y mujer deberían ser: basadas en el respeto, la igualdad y la honestidad.

John Ritter consigue evolucionar su papel, y como ya he dicho, configura un personaje complejo, repleto de contrariedades, impredecible y violento. Y una mujer, capaz de hacer frente y proseguir con su vida.

Y sin caer en la perorata profeminista, gran parte de la ultraviolencia entre hombres y mujeres no es nueva pero ello no quiere decir que no se pueda combatir y eliminar: gran parte de ésta violencia viene provocada por el mass-media que por un lado vende el "Empowering women": mujer independiente, segura de si misma y proactiva, pero por otro lado manipulan su rol con el bombardeo continuo del reggeton, subproductos tipo "50 sombras de Gray", etc, etc...

"Sin Piedad" no es la solución a un problema complejo, pero sí el vivo retrato del infierno que viven muchas mujeres anónimas.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El misterio de Salem's Lot (Miniserie de TV)
El misterio de Salem's Lot (Miniserie de TV) (1979)
  • 6,4
    2.706
  • Estados Unidos Tobe Hooper
  • David Soul, James Mason, Lance Kerwin, Bonnie Bedelia, ...
8
Stephen King, el maestro
Salem's Lot es una obra que hay que juzgarla conforme a los tiempos y los medios en los que fue rodada. Lo que no hay duda es la excelente labor del maestro Tobe Hooper en llevar a la pequeña pantalla, (la película fue una miniserie estrenada en 1979) el texto original de Stephen King.

El tufo tardo setentero puede resultar ligeramente anacrónico si no tenemos en cuenta que la grandeza del filme es su lograda ambientación y suspense. Tampoco olvidar la intrahistoria de sus personajes y la correctar interpretación de sus personajes.

Si te gusta la temática vampírica, ésta película es indispensable ya que marcó a una generación entera, (hoy determinadas escenas no suponen ningún impacto, todo hay que decirlo). La base es su gran historia y sus personajes envueltos en un ambiente enrarecido. Cierto es también que algunos personajes son ligeramente grotescos pero ésto no empañan el conjunto global de una película que tiene casi 40 años a sus espaldas)

David Soul está excelente como escritor que regresa a su pueblo natal a confrontar el mal primigenio escondido en la mansión. James Mason sigue siendo tan odiable e inquietante como siempre y la maravillosa Bonnie Bedelia cierran el círculo de una película de aventuras y terror a la vieja usanza.

Hoy por hoy habrá muchos que la vean anacrónica, pero detrás de su aire setentero se esconde una pequeña-gran miniserie.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El exorcista: El comienzo. La versión prohibida
El exorcista: El comienzo. La versión prohibida (2005)
  • 4,8
    3.167
  • Estados Unidos Paul Schrader
  • Stellan Skarsgard, Gabriel Mann, Clara Bellar, Ralph Brown, ...
3
Marketing del chungo
Paul Schrader se encarga ésta vez de cargarse el muerto a los hombros y de intentar lidiar con un guión bastardo y una industria implacable.

En primer lugar, Paul Schrader sólo tiene en su haber dos filmes de cierto renombre, (El Beso de la Pantera y American Gigoló) el resto se ve de lejos que es un tipo curtido en el cine de encargo.

Y ésta película no deja de ser eso: la patata caliente que nadie quiere coger porque hagas lo que hagas va a ser siempre destrozada con la película original. Si a eso añadimos la falta de insipiración en la historia y la ausencia o nula labor de dirección, maquillaje y efectos... El cóctel molotov te estaña entre las manos.

En primer lugar: la historia intenta acercarnos a los orígenes del padre Lankester Merrin en el El Cairo, 1949.. allí se suceden muertes y eventos inexplicables pero predecibles a tutiplén. Merrin se debate entre la Fe y el ateísmo y se intenta introducir una especie de Cluedo: ¿Quién es el asesino?

En términos generales, la película no es un desastre absoluto pero el hecho de recurrir una y otra vez a los mismo codas y golpes de efecto, matan cualquier posibilidad o interés en la cinta. Porque el verdadero mal que residen en ella no es tanto Satanás o Belcebú, el primigénio y más lamentable problema es la diabólica obsesión de los productores por vendernos la misma mierda una y otra vez: da igual lo que intenté contarte el guionista, al final la película tiene una obsesión total por ir hacia el final, y cuando éste llega, no sabes si reir, llorar o simplemente levantarte de la silla y darle una patada al televisor.

El clímax final está chafado por el lamentable trabajo en el maquillaje. Sí, que te dejen en una mina casi sin luz y con el demonio rondándote por ahí puede dar cierto canguelo pero en el fondo y siendo honestos: Izabella Scorupco con o sin maquillaje cutre es lo suficientemente explosiva para pasar un mal trago ya sea en una mina a oscuras perdida de la mano de dios o en tu cutre sofá cama de los domingos.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El Exorcista III
El Exorcista III (1990)
  • 4,6
    2.920
  • Estados Unidos William Peter Blatty
  • George C. Scott, Ed Flanders, Brad Dourif, Jason Miller, ...
3
Hay Manolete...
La semana pasada revisité El Exorcista (1973) y el El Exorcista II: El Hereje, (1977) y como no podía ser de otra forma, tenía que volver a ver su tercera parte.

Tercera obra que vi cuando era un niño y no alcancé a comprender nada debido al errático montaje y la paupérrima labor de su escritor y director: William Peter Blatty.

La película se empantana en diálogos insulsos que no llevan a ningún lado. El guionista trata de generar tensión y de estirar el chicle para lograr el clímax: éste nunca llega.

La obra está preñada de agujeros de guión, de una lentitud y sopor asfixiantes y con ciertas escenas inquietantes que no dan mérito alguno al resultado final: la cinta intenta ser un thriller policíaco ambientado en un psiquiátrico como si de Silent Hill se tratara, ( y de hecho, parte de ésta ambientación se la debe el videojuego a ésta película: es su único logro) todo muy lúgubre y siniestro pero sin trascender.

Las escenas truculentas están rodadas a posteriori por obligación de los productores que al ver semejante tostón, imagino que obligarían a su creador a meter algo de chicha a 110 minutos de duración que se hacen eternos.

Se entiende que tras el desastre de "El Exorcista 2: El Hereje" su autor, William Peter Blatty sintiera su obra mancillada. Pero lo peor que pudo hacer es ponerse él a dirigir sin tener ni idea del control de los tiempos y del ritmo.

En definitiva, "El Exorcista III" no es más que un aturullado thriller que intenta ser trascendente pero carece de sentido y valor alguno para con la obra en la que se dice basar: Legión.

Pues eso... Manolete, (Blatty) si no sabes torear... ¿Pa' qué te metes?
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El exorcista 2: el hereje
El exorcista 2: el hereje (1977)
  • 4,0
    3.965
  • Estados Unidos John Boorman
  • Linda Blair, Richard Burton, Louise Fletcher, Max von Sydow, ...
3
Emulsión Sexual
John Boorman, (afamado director de Excalibur, 1981) se encarga de llevar a cabo la secuela de no sólo la mejor pelicula de terror de todos los tiempos si no de un absoluto clásico del cine.

Desgraciadamente, El Exorcista: El Hereje confirma aquello de que: segundas partes nunca fueron buenas.

Para empezar, el reparto es bochornoso: Linda Blair defenestra su personaje original con una actuación deplorable: directamente no sabe actuar y en último tramo final, nos encontramos con una cría que se siente perdida en su propio personaje.

Louise Fletcher se encarga de llenar el vacío dejado por Ellen Burstyn, que sin ser un desastre, no alcanza ni de lejos a ésta última.

Richard Burton hace un gran papel, lástima que el guion no tenga ni pies ni cabeza y a veces se note que ha soplado demasiado a la botella, (ver versión original sin doblar, es patente el problema con el alcoholismo que tenía)

Max Von Sydow resulta una parodia de si mismo.

¿Y todo esto para qué? Pues para intentar continuar con la gallina de los huevos de oro pero lamentablemente ni la historia cobra interés alguno ni los efectos especiales o el maquillaje logran si quiera rozar la maestría de la de 1973. Esto último sí es importante, el maquillaje es incomprensiblemente muchísimo más cutre y mal hecho que en la original, ayudando muy poco a que te creas la posesión infernal.

La película es paródica y duele ver que ciertas ideas tan prometedoras no lleguen a buen puerto:

- Los sueños y la hipnosis como resquicio sobre el que el Diablo trata de salir.
- El toque Nueva Era con los viajes a Etiopía.
- Las bellísimas vistas de Manhatan: apuesto a que costó más el alquiler del piso donde vive Reagan que todo el presupuesto junto de ésta y la primera parte.

Lo de la Banda Sonora de Ennio Morricone es ya innombrable: no ayuda en nada a crear atmósfera, de hecho, ese toque étnico le sienta fatal pues no consigue de ninguna forma absorbernos en un aura de terror y suspense. Por contra, obtenemos melodías genéricas que podrían formas fácilmente parte de un spaggeti-western

Pero lo peor es el intento de generar tensión sexual entre la púbere Reagan y el pobre Richard Burton: ni tiene sentido ni es moral el uso sexual de Linda Blair para tapar las muchas vergüenzas de una película que jamás debió llevarse acabo por la debilidad del guión, (inexistente) la falta de actores/personajes que cohesionaban la primera parte.

John Boorman es un director atípico, muy irregular y con tan sólo una obra maestra en su haber: Excalibur. Fue un error total llevar a cabo éste proyecto bajo sus manos y no dar con una continuación lógica, sugerente y aun más tenebrosa que la obra original.

Ni suspense, ni terror ni cine de aventuras... Ésta película es la antítesis de su primera entrega y lo único que la hace buena es que la tercera parte es aun peor que ésta.

Espantosa.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La profecía: Omen 666
La profecía: Omen 666 (2006)
  • 5,0
    6.131
  • Estados Unidos John Moore
  • Seamus Davey-Fitzpatrick, Liev Schreiber, Julia Stiles, Mia Farrow, ...
3
Plana y sin vida
"La Profecía: Omen 666" fue recibida con una campaña de marketing brutal tanto en telediarios como en spots publicitarios.

Extrañamente, en vez de sacar imágenes del remake, se publicitaba mucho más la obra original de Donner.

Si bien es cierto que "La Profecía: Omen 66" no es un desastre ni una mala película. Si podemos decir que como remake no aporta nada. Si no conoces la obra original, la película te parecerá interesante y bien hecha, (muy a pesar de las desastrosas interpretaciones) goza de una fotografía muy cuidada.

Desgraciadamente, la película no sólo no aporta nada a la historia original si no que las escenas más impactantes pierden garra y atractivo visual debido al uso del CGI.

Lo peor de todo los actores, Liev Schreiber resulta prácticamente marmóreo, carente de alma interpretativa y se limita a ir de aquí para allí sin inmutarse. Julia Stiles, otro tanto de lo mismo, sólo que su papel de mujer florero acrecenta aun más su dejadez.

Mia Farrow está simplemente para justificar un elenco que no está a la altura de la original con Gregory Peck a la cabeza.

Definitivamente, John Moore no es más que un director de encargos y los productores sólo buscaban dinero fácil sin arriesgar lo más mínimo.

Para rematar la jugada, a los mandos de la BSO está el inefable Marco Beltrami: un tipejo que se limita a rellenar las escenas con música funcional, sin personalidad ni arte alguno. La película es como si no tuviera score, matando el suspense.

Prescindible.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La profecía
La profecía (1976)
  • 7,4
    41.975
  • Estados Unidos Richard Donner
  • Gregory Peck, Lee Remick, David Warner, Billie Whitelaw, ...
8
Clásico Satánico
Richard Donner, el famoso director de "Superman", (1978) y "Los Goonies", (1985) es uno de esos directores que a pesar de preñar las década de los 80's de clásicos del cine de acción, ("Arma Letal") o cine de aventuras para toda la familia, (Lady Halcon) ha ido progresivamente cayendo en el olvidadero, siendo su etapa noventera meramente testimonial, (Maverick, Arma Letal 4) y ya en el nuevo milenio, prácticamente desaparecido del mapa.

Sin embargo, Donner siempre es y será recordado por ser un artesano del cine clásico: centrado en la historia y los personajes.

En especial, destaca su heterogénea filmografía que pasa del cine de aventuras al cine de terror sin pestañear, pero siempre resaltando su excelente labor en la dirección: sólida y con una fuerte identad: siempre sabes que es él el que está detrás de las cámaras.

La Profecía fue todo un acontecimiento para una industria que había sido puesta patas arriba tres años antes con la excepcional: "El Exorcista", (William Friedkin, 1973)

Sin ser tan cáustica y terrorífica como "El Exorcista", "La Profecía" resulta una brillante película de suspense con temática satánica. Hoy en día ya no puede ser tildada de terror ya que lo que aquí prima es un elaborado argumento, viajes a lugares recónditos para hallar la verdad y varias escenas con muertes violentas.

Jerry Goldsmith firma una brillante partitura centrada en los tritonos y los coros satánicos, (acordes y melodías expresamente prohibidas por el italiano Guido de Arezzo en el siglo IX) que consigue el efecto deseado: generar ansiedad y sosiego.

Destacaría por encima de todo la genial ambientación: oscura y siniestra pero sin caer en el mero artificio. Todo está bien hilvanado y contado con pulso firme.

Abadías sombrías, parques lluviosos y la sombra asesina de Satanás son razones más que suficientes para revisitar de vez en cuando éste clásico del cine de terror y suspense.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
RoboCop 2
RoboCop 2 (1990)
  • 4,7
    9.814
  • Estados Unidos Irvin Kershner
  • Peter Weller, Nancy Allen, Daniel O'Herlihy, Belinda Bauer, ...
3
Tan mala como divertida
Difícil, muy difícil llegar a pensar que ésta película fuera dirigida por Irivin kershner, (director de "El Imperio Contraataca" 1982, a la postre la mejor película de toda la saga) y es que de principio a fin no sabes por dónde cogerla.

Robocop 1 era y es una película muy poco amable, podría decirse que la gracia de aquel clásico del cine de ciencia ficción se basaba en no cortarse un pelo en mostrar la crueldad humana sin límites. No obstante, detrás de aquella maldad post industrial, había un drama y una historia que contar. Había artesanía y pasión en cada fotograma.

Robocop de Irvin Kershner destroza todo eso, convierte al personaje de Murphy en un muñeco de trapo y es interesante ver que gran parte de la producción corría a cargo de la inefable compañía de video-juegos Ocean, (encargada de perpetrar las peores adaptaciones de películas de moda a formato de video-juego) y Neca, (famosa compañía creadora de juguetes y muñecos de acción)

Con estos mimbres, estaba claro que el cesto se había hecho para trincar la pasta y salir corriendo: la película tiene una aire naif y bobalicón que se entremezcla con ultraviolencia y gore barato. Busca calar entre el público juvenil para poder venderle posteriormente los productos basados en la franquicia.

Es cierto que el personaje de Caine es siniestro y da muy mal rollo, pero el resto del elenco sólo dan risa. En especial la subtrama corrupta de la OCP.

En cualquier caso, la película es entretenida y divertida: tiene mucho humor negro y no se toma en serio así misma lo que ayuda a una tarde ligera pero que se desipa tan rápido como la gaseosa.
Los efectos especiales están muy bien, (animatrónics) pero aun con el doble de presupuesto que la primera, ésta Robocop 2 está como deshilachada: mucha pirotécnica pero el traje de Robocop no es ni la mitad de vistoso que el de la primera por no mencionar los planos y la música: desentonan totalmente y deslucen un personaje que levantó ampollas por mostrar un agente de la ley como víctima del sistema en plena era Reagan.

Segundas partes nunca fueron buenas.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hereditary
Hereditary (2018)
  • 6,6
    13.820
  • Estados Unidos Ari Aster
  • Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, ...
5
La Oportunidad Pérdida del Género
Fuí a ver ésta película practicamente a ciegas debido a la unanimidad de las notas que se le ortogaban.

La decepción al salir del cine ha sido mayúscula pues "Hereditary" tiene bastante poco de cine de terror y sí más de drama con una madre paranoica y un chaval adicto a los porros.

Bien es cierto que la película goza de un trabajado suspense, no recurre a poner la música a 1000db para probocar el susto fácil, los actores están muy bien y la sensación de paranoia es continua pues no sabes qué demonios está pasando.

El problema es que dicho suspense no se resuelve bien principalmente por dos factores: 1. El ritmo de la película infla un globo que finalmente no termina de eclosionar.
2. El desenlace es tan previsible y típico que no consigue culminar ninguna de las expectativas generadas durante el metraje.


La película adolece de los mismos defectos de Babadook, (infame filme con niño rata y madre desquiciada) aunque con sobradas virtudes como para justificar el precio de la entrada... La decepción viene más por las críticas gafapasta de gente que poco o nada sabe del género pero encumbran cintas por el mero hecho de quedar cool y llevar la contraria.

Y aun a riesgo de cometer el mismo error gafapastil pero criticandola, "Hereditary" es una película de suspense con ciertos toques Romanpolaskianos pero lejos de la brillantez de dicho director. En absoluto es una mala película pero las infladas notas dibujan un paisaje que al final se torna en un viaje decepcionante y sin chispa. El cine de terror actual carece de la brillantez, osadía y mala leche de Hitchcock, Wes Craven y William Friedkin: podían conjugar el drama y el terror a partes iguales sin olvidar que de lo que se trata es de provocar terror aunque existan otros temas transversales. Ellos lograban imbuir el terror y por eso sus filmes son iconos del género.

No veo en absoluto un clásico en éste filme.
[Leer más +]
4 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil