arrow
Críticas de Wanchope
Críticas ordenadas por:
El caballero oscuro: La leyenda renace
El caballero oscuro: La leyenda renace (2012)
  • 7,5
    96.061
  • Estados Unidos Christopher Nolan
  • Christian Bale, Anne Hathaway, Tom Hardy, Joseph Gordon-Levitt, ...
8
Grande Nolan, muy grande
Por primera vez desde que tengo la oportunidad de asistir habitualmente a sus pases de prensa, Warner Bros. nos ha rogado explícitamente y por escrito a todos los presentes no revelar datos importantes de la PELÍCULA para salvaguardar la expectación de los espectadores, algo que trato de respetar escrupulosamente con cualquier película... pero que con esta voy a respetar más si cabe aún, si bien por varios motivos especialmente por uno, porque en esta ocasión las respuestas que podría ofrecer a todas las preguntas se resumen en una sola, la única que realmente cabe ofrecer que pueda decir más que suficiente sin decir nada más de lo necesario a todo aquel que quiera saber lo justo: un sí bien grande. Sí, Nolan lo ha vuelto a hacer, y con ello se ha ganado el cielo cinematográfico, si es que no lo había hecho ya, confirmando su trilogía sobre Batman como una de las mejores y más completas trilogías de la historia del cine. Y a buen entendedor todo lo que hay tras el salto le debería de sobrar...

Escribo estas líneas apenas unas horas después de haber visto 'El caballero oscuro: La leyenda renace', cuando aún estoy bajo los efectos no reposados de la emoción que deriva de un primer visionado, y sin darle muchas vueltas ni a lo escrito ni a la opinión que pueda reflejar mis palabras. Los pensamientos se agolpan en mi cabeza sin saber muy bien como darles rienda suelta de la forma más oportuna, sin saber muy bien como plasmarlos en palabras, o siquiera si muchos de ellos merecen ser tenidos en alguna consideración. Lo único que sé es que quiero extraerlos de mi cabeza, que si no lo hago esta noche no podré dormir sea cual sea el resultado, que la sensación de ¿y ahora qué? una vez sales del cine tiene que ser dejada atrás. Por un lado son tremendas las ganas de escribir sobre cualquier cosa relacionada con ella, de comentar el millar o más de detalles que podemos encontrar en ella; pero tan grandes son estas ganas como la cautela por no desvelar ningún detalle de más de una producción esperada como pocas, y de la que si yo fuera quien está leyendo "a ese cabrón" que la ha visto un par de días antes no querría saber más que dónde y cuando la podría ver yo, en realidad lo único importante de una película que es tan grande como para serlo aún más una vez se tiene la posibilidad de comentarla con otra persona.
[Leer más +]
69 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Amazing Spider-Man
The Amazing Spider-Man (2012)
  • 5,8
    47.316
  • Estados Unidos Marc Webb
  • Andrew Garfield, Emma Stone, Rhys Ifans, Denis Leary, ...
7
Puede que no sea Amazing... pero es Spider-Man
Después de una larguísima pugna por hacerse con todos sus derechos cinematográficos, y que entre otras cosas se llevó por delante la posibilidad de ver a Schwarzenegger como el Doctor Octopus a las órdenes de James Cameron (quién a buen seguro le hubiera sacado mucho más partido como villano que Joel Schumacher en la nefasta 'Batman & Robin'), hace diez años nos llegó la primera y exitosa incursión en la gran pantalla de uno de los personajes más emblemáticos del mundo del cómic creados por, ¿quién si no?, Stan Lee. Y justo pasados esos mismos y escasos diez años es cuando nos llega lo que en Hollywood tanto se ha puesto de moda, el 'reboot' de la franquicia, una excusa como otra cualquiera para seguir sacando tajada de un material que se pueda prestar a ello y resulte tan goloso como este. Y aunque esta nueva versión puede que no sea tan "amazing" como para merecerse del todo dicho título, si consigue ser tan buena como para que, primero, dejemos cualquier posible y molesto prejuicio para otra ocasión más propicia, que las habrá, y segundo, sea todo un placer volver a ver a nuestro amigo y vecino Spidey en acción.

En los últimos años son muchos los considerados superhéroes que con recursos a su disposición -nada ver con 'El Capitán América' o 'Los 4 Fantásticos' de principios de los noventa...- han dado el salto del papel al celuloide. Y todos ellos, hayan tenido mejor o peor suerte con los responsables que les han tocado, han comenzado su historia por donde se ha de comenzar toda historia, por el principio y presentándose tanto a los fervientes seguidores como a los profanos en la materia. Salvo posibles excepciones, si es que hay alguna, la dinámica siempre viene a ser la misma detalles al margen, la de un héroe a su pesar al que las circunstancias le sitúan como el único capaz de hacer frente a una amenaza en concreto. Y este Spider-Man, por mucho que sea muy consciente de la existencia del otro Spider-Man, tampoco es ninguna excepción a la regla como tampoco lo fue en su momento 'Batman Begins', otro hábil 'reboot' al que le separaban tan sólo 16 años de otro Batman, el de Tim Burton, un referente que si bien se puede usar no es para nada indispensable. Empecemos de cero, incluso a la hora de componer una nueva banda sonora que no tiene porque hacer referencia a un tema central tan característico como el de Superman, una de las asignaturas pendientes de muchas producciones modernas.
[Leer más +]
25 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Para qué sirve un oso?
¿Para qué sirve un oso? (2011)
  • 5,0
    5.531
  • España Tom Fernández
  • Javier Cámara, Gonzalo de Castro, Emma Suárez, Jesse Johnson, ...
3
¿Me lo dices o me lo cuentas?
Llega un momento en la vida de todo ser humano que uno se pregunta, ¿... y para qué sirve un oso? En apariencia una sencilla pregunta con una no tan sencilla respuesta que, mira por donde, '¿Para qué sirve un oso?' no acierta a concretar de forma satisfactoria. La nueva película de Tom Fernández, quien aquí intenta apurar los relativos logros de 'La torre de Suso' con resultados más bien decepcionantes, presenta como excusa la historia de dos hermanos, uno zoólogo y otro biólogo, con una no muy buena relación como presuntos adultos que se reencuentran varios años después con Asturias como telón de fondo para subrayarnos a cada paso, entre bostezo y bostezo, un ingenuo y bienintencionado mensaje ecologista tan simple, sencillo y ramplón como termina siendo la propia producción en sí.

Si '¿Para qué sirve un oso?' fuese una película norteamericana diría que estamos ante una producción netamente comercial, prefabricada, una de esas comedias diseñadas con tiralíneas al servicio de la estrella de su cartel y concebidas con una meticulosidad profesional incuestionable por más que se encuentren carentes de alma alguna más allá de su pose acartonada. Siendo española se puede decir exactamente lo mismo pues la nacionalidad no influye y no deja de ser lo que es, pero dado que el concepto de industria resulta tan poco representativo de nuestra cinematografía, Segura aparte, no deja de sorprender para bien descubrir cada día más empeño en aplicarlo con interés en el producto nacional aunque para ello haya que reducirlo a eso mismo, a un simple "producto", la parte mala a este lado del medio ambiente.

A veces es difícil distinguir si una producción es sencillamente simple o simplemente sencilla, al mismo tiempo que discernir cuando la falta de complicaciones es buena o mala tampoco se escapa al momento en el que podemos sentarnos a ver una película cualesquiera. '¿Para qué sirve un oso?' podría ser las dos cosas incluso a la vez, pues tiene una premisa bastante simple y resulta en toda sus líneas un relato de lo más sencillo, sin que por ello aparente merecer ser criticada de por sí. En todo caso sí que se merece, sin embargo y a pesar de sus evidentes e inmaculadas intenciones, ser acusada de plantear su propia sencillez de una forma harto simple y, lo que es aun peor, de forma escasamente inspirada, dando lugar a un relato insípido al que le falta la chispa necesaria para funcionar como algo más que un esquema resuelto de forma mecánica y, contrapuesto a su propio y demasiado prominente mensaje ecologista de carácter tan moralizador y populista que roza el absurdo, de manera poco natural. No es que se le vea el plumero simplemente, sino que sencillamente el plumero es casi la propia película en sí.
[Leer más +]
10 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Inside Job
Inside Job (2010)
  • 7,7
    18.712
  • Estados Unidos Charles Ferguson
  • Documentary
8
¡Me cago en su p... madre!
Cuando un documental que pretende remover la conciencia te deja, literalmente, de mala hostia no cabe sino aplaudir el éxito de la propuesta, ya sea por el contenido escogido o por la forma de expresar dicho contenido... o por ambos a la vez. 'Inside Job' auna en una sola las dos posibilidades y tanto lo que cuenta y cómo lo cuenta merecen mucho la pena. Una derivada de la otra, indisolubles, una para bien y otra para mal, lo que hace de esta una de esas producciones inevitables para todas esas personas que aún siente algo de interés por el mundo en el que viven.

En este tipo de documentales centrados en la miseria humana, y que nada tienen que ver con los agradables pasatiempos de La 2 con los que media España se echaba la siesta, cuando el trabajo se ha hecho bien resulta complicado separar el contenido de las maneras. Y este es uno de esos casos, una pieza no apta para sensibles que por momentos más bien parece un relato de terror, y que como ya se ha dicho te deja cabreado, amargado y frustrado por cuanto todo lo bueno que son sus maneras... lo es de malo su fondo. Y es que hay más de una madre que debería abrir su paraguas...

Cualquier documental puede ser acusado de manipulación de forma partidista y/o interesada. El simple hecho de grabar miles de horas de vídeo y sonido para un montaje de no más de 100 minutos hace evidente que la decisión de qué se incluye y qué no puede levantar no pocas suspicacias en un medio considerado intrínsecamente como "no ficción". Sirva de ejemplo Michael Moore, el más famoso y populista documentalista que ha dado el género en mucho tiempo. Así que no son pocos los que podrán tildar a este 'Inside Job' de sensacionalismo barato, de alpiste para los amantes de la teoría de la conspiración. Pero lo cierto es que da miedo, mucho miedo, la enorme credibilidad de un documental que escarba en las causas de la llamada crisis de tal manera que, para los profanos, se nos hace evidente que no sabemos de la misa la media. Tal vez por eso mismo este documental tenga la capacidad de golpear en los riñones, porque siempre nos duele cuando alguien más listo y mejor preparado deja en evidencia nuestra propia ignorancia. Y este documental viene a ser ese que no sólo aparenta saber más y estar más preparado, sino que además te lo sabe explicar de tal manera que la cara de tonto no te la quita nadie. O lo que vendría a ser lo mismo, bendita ignorancia y demás, así, sin preocupaciones.
[Leer más +]
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin compromiso
Sin compromiso (2011)
  • 5,1
    15.862
  • Estados Unidos Ivan Reitman
  • Natalie Portman, Ashton Kutcher, Cary Elwes, Kevin Kline, ...
4
Sin complicaciones
Viendo producciones como esta se me hace evidente, una vez más, que la comedia romántica es el género más fácil, simple o menospreciado -elijase lo que se prefiera- que existe a la hora de abordar una producción cinematográfica, al menos tal y como se conoce hoy en día a este devaluadísimo género condenado a perecer en las estanterías de un 'Todo a Cien' a la espera de su oportunidad para rellenar un hueco en un calendario de estrenos o una filmografía. Basta con aplicar una sencilla receta que consiste en una idea de partida y dos actores de buen ver, agitar sin revolver un poco, añadirle algún tipo de moraleja y ya está, listo para servir en la mesa. Lo verdaderamente complicado es entender que siga funcionando (comercialmente) como si 'Exposados' o similares nunca hubieran existido.

Por su parte se hace evidente que Natalie Portman necesitaba un descanso tras la paliza a la que debió ser sometida por Aronofsky en 'Cisne negro'. Y como (casi) toda estrella de Hollywood que se precie necesita al menos una comedia romántica en su currículum, nada mejor que aliarse con el especialista/resignado Ashton Kutcher y dejarse llevar por una de esas producciones del montón y nada emblemáticas más cercanas a unas vacaciones pagadas que a un trabajo en sí mismo -y que suscita cierta envidia (in)sana- en el que basta con lucir palmito y evidenciar tu sonrisa Profident, y donde se nos hace evidente que sus protagonistas habrán disfrutado tanto tras las cámaras que, aparentemente, se han olvidado de los que les vemos delante de ellas.

Tratar de darle más de una vuelta a una propuesta como 'Sin compromiso' es absurdo. Baste decir que su argumento gira en torno a dos jóvenes adultos, solteros e independientes que deciden no ser más que lo que hoy en día se le conoce como follamigos (o "amigos con derecho a roce", si nos da por ser políticamente correctos). Claro está, el roce (o el folleteo, por si nos hace ser algo menos correctos...) hace el cariño y llegará un punto en que ser sólo "compañeros de cama" se antoja complicado, lo que dará lugar a una resolución que terminará por ser tan evidente y convencional como el resto de un guión muy ajustado que, por otro lado, ni pretende desentrañar el misterio que se esconde tras la fórmula de la Coca-Cola ni ser algo más que "otra simpática comedia romántica del montón", que es lo que termina siendo esta nueva película/producto hollywoodiense tan ligera como olvidable, y sin más interés que cumplir con sus obligaciones como un producto comercial. Y el intercambiar los habituales roles entre sus dos protagonistas no alcanza para resultar original y/o inteligente, que conste en acta.
[Leer más +]
11 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta abuela es mi padre
Esta abuela es mi padre (2011)
  • 3,8
    2.257
  • Estados Unidos John Whitesell
  • Martin Lawrence, Brandon T. Jackson, Portia Doubleday, Max Casella, ...
1
¿A la tercera fue la vencida?
Hacer una crítica de una película como esta no sólo puede ser una de las cosas más estúpidas sobre las que escribir, sino que encima puede ser una de las más difíciles. Así que me la voy a jugar... de hecho, me la he jugado ya, pues esta crítica que van a leer la he escrito antes de ver la película sin que después de verla haya cambiado gran cosa de la misma. Porque verla la he visto, pues más estúpido aún sería hacer una crítica sin siquiera molestarme en confirmar las peores sospechas. Así que juro ante el nº1 de cualquier cómic de Stan Lee que lo que hay a partir del próximo punto y en su mayor parte está escrito durante el partido de fútbol entre el Mallorca y el Zaragoza del pasado fin de semana, sobra decir que un brillante y entretenidísimo partido.

'Esta abuela es mi padre' es mala. Y me atrevería a dar un euro a todo aquel que de todo corazón y siendo consciente de su respuesta haya pensado un solo instante desde que conociese la existencia del proyecto en lo contrario, que me alcanzaría con lo que llevo suelto en el bolsillo, lo justo para pagarme el número estándar de cañas de un partido de fútbol normal y corriente. Eso sí, bajo la apuesta a 20 céntimos para todo aquel que simplemente pensase en que a lo mejor, tal vez, nunca se sabe, la cinta al menos sería graciosilla, algo que viene a escenificar el dicho aquel de "la esperanza es lo último que se pierde". Y por supuesto, compadezco a todo aquel ingenuo que se adentre en una sala de cine bajo el influjo de su cartel este fin de semana en cualquier multisalas de la periferia sin el más mínimo conocimiento de causa...

Martin Lawrence nunca me ha hecho especial gracia, un sentimiento me da generalizado a este lado del charco, y un rápido vistazo a IMDB basta para confirmarnos que su carrera cinematográfica está repleta de títulos de los que hay que recurrir a IMDB para recordar y/o conocer su existencia. Si acaso con la presencia de Will Smith, Tim Robbins o el año pasado Chris Rock a su lado, pero poco más por lo que merezca la pena saber pronunciar su nombre. Y la saga 'Esta abuela es un peligro' no es la excepción, si no más bien la confirmación de que su talento anda muy lejos de aquel con quien se le pretende comparar, Eddie Murphy, de quien por cierto tampoco recuerdo cuándo fue la última vez que le vi en algo que mi cerebro considerase oportuno recordar. No sé si puede ser un problema cultural o qué, pero lo cierto es que el clásico humor del cómico medio afroamericano del que esta cinta está más que sobrado rara vez tiene eco en forma de carcajada en un servidor si éste se presupone es el único sustento del chiste. Y en esta clase de producciones, del estilo a 'Esta abuela es mi padre', en la que el guión da la sensación de ser más una idea en una servilleta que cualquier otra cosa, si es que alcanza a esto siquiera, y sus intérpretes campan a sus anchas sin ningún tipo de control, más bien lo contrario, radicaliza más aun el concepto aquel de "sólo para fans acérrimos".
[Leer más +]
17 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
El mundo según Barney
El mundo según Barney (2010)
  • 6,7
    5.085
  • Canadá Richard J. Lewis
  • Paul Giamatti, Rosamund Pike, Dustin Hoffman, Scott Speedman, ...
7
La intención es cómo se cuenta
Aunque la intención pueda ser la correcta, e incluso más que correcta, suele ser más una excepción que una regla que una película sea, en apariencia, mejor que el libro que le sirve de inspiración (salvo excepciones – Frank Darabont/Stephen King por ejemplo). No dejan de ser dos medios distintos, cada uno con sus patrones, recursos y posibilidades, por lo que este inevitable instinto por comparar un material original con sus derivados no debiera ser, en buena ley, un inconveniente insalvable para disfrutar de su homólogo alternativo por cuenta propia siempre y cuando, al menos, el espíritu del material original prevalezca en algo y por encima de cualquier otra intención más criminal que pueda hacer uso del nombre en busca de un reclamo que albergue alguna falsa esperanza.

'El mundo según Barney' cumple con ambas versiones de los hechos, ya sea como película o adaptación, aunque sus fotogramas se encuentren un punto tanto por debajo de las palabras de Mordecai Richler, modelo impreso al que sus responsables no obstante rinden sumo respeto, como de las propias posibilidades del relato sobre el celuloide. Y si bien el resultado no encandila como podría tampoco desmerece en nada un visionado de lo más agradable que además nos permite disfrutar de, en especial, unos soberbios Paul Giamatti y Dustin Hoffman, punta de lanza de todo un reparto que se ganan cada céntimo de su sueldo.

Aunque durante su visionado se hace palpable que a la versión cinematográfica le falta algo de sustancia, por cuanto hay detalles a los que les falta dar un oficio para obtener un beneficio, decir que 'El mundo según Barney' es ligeramente inferior de su homólogo escrito es tan cierto como propenso a la confusión, porque para nada deja de ser una interesante historia, bien narrada y mejor actuada, y que culmina como una buena película por más que le falte vencer ese último frente para que haga mella en nuestro corazón. Necesidades de la producción y demás condicionantes cinematográficos, se podría decir, que dan brillo con honor al término "adaptación", ese al que tanto mal suelen hacer las producciones ligeras de cascos, si bien tampoco nos aporta una nueva definición del mismo.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
El rito
El rito (2011)
  • 5,3
    11.997
  • Estados Unidos Mikael Håfström
  • Anthony Hopkins, Colin O'Donoghue, Alice Braga, Ciarán Hinds, ...
6
Cuestión de fe
Como parece imprescindible a la hora de hablar de este tipo de filmes el recurrir en algún momento a 'El exorcista', cinta que todo sea dicho de paso a un servidor no le dice gran cosa por más que nunca negaré su merecido estatus de clásico, empiezo por aquí y así me lo quito de encima. De igual manera que en '2001' y 'La guerra de las galaxias' hay naves espaciales sin que la una tenga por qué parecerse a la otra, en 'El rito' nos encontramos con un aparente "parecido razonable" que no va más allá de los exorcismos y la presencia de la iglesia como defensa ante el maligno. Por lo demás, el 'El rito' ni es ni pretende ser 'El exorcista', aunque Sir Anthony Hopkins se permita un inevitable guiño/chiste en un momento dado.

Al igual que la lucha inmortal e impedecera entre el bien y el mal que impera en buena parte de cualquier historia y relato, como es el caso por más que su corazón dramático se suponga orbite en torno a la búsqueda de fe del protagonista, en 'El rito' nos encontramos con el tan a veces habitual problema del producto surgido de una industria: la lucha entre el propio producto y su comercialidad, y el difícil equilibrio que existe sobre lo que es bueno y lo que es vendible, que parece mentira que en no pocas ocasiones no coincidan. Así, la nueva película del interesante (y elegante) realizador Mikael Hafstrom es una cinta que oscila entre el bien, cuando enfila lo que debiera haber sido, y el mal, cuando se amolda a las exigencias de una campaña de promoción.

'El rito' podría haber sido una cinta del montón si no fuera por, entre otras cosas, las aportaciones de Mikael Hafstrom, cuya habilidad para crear momentos de calma tensa ya se disfrutó en ‘1408’, y cómo no de Sir Anthony Hoppkins encabezando su reparto, algo que demuestra que en ocasiones no es tanto lo que se cuenta sino quién lo cuenta, y que cuando se está en buenas manos uno puede, al menos, respirar tranquilo y dejarse llevar con algo de paz cristiana. En la eficaz puesta en escena del primero, alejada de modismos efectistas (que en todo caso surgen del posterior montaje) y con una clara intención atmosférica y narrativa, y la sobriedad y convicción del siempre apreciable Hopkins, un auténtico salvavidas para cualquier producción, la cinta encuentra dos apoyos fundamentales para que sus inconsistencias argumentales (el desdibujado personaje de Alice Braga) e imposiciones "industriales" (ahora viene el in crescendo musical y el susto, tranquilos…) sean perdonables tras el rezo de un par de avemarías, o así, una pequeña penitencia equiparable a lo fácil que se deja ver una producción a la que, no obstante, algún que otro minuto de menos le hubiera sentado divino.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
En el centro de la tormenta
En el centro de la tormenta (2009)
  • 5,3
    3.186
  • Estados Unidos Bertrand Tavernier
  • Tommy Lee Jones, John Goodman, Peter Sarsgaard, Ned Beatty, ...
6
Más que tormenta, un simple calabobos
El destino, la casualidad o la voluntad de su distribuidor. O una combinación de todas ellas. Sea como fuere la primera experiencia al frente de una producción norteamericana del veterano cineasta francés Bertrand Tavernier es (casi) la única esperanza de un fin de semana predominado por la ya no tan oronda ni atractiva figura del ex policía José Luis Torrente, alías Torrente a secas. Dos formas de ver y entender lo que una lente de una cámara de cine puede llegar a enfocar totalmente opuestas, enfrentadas e irreconciliables, pero visto lo visto complementarias en una cartelera de cine... porque de todo tiene que haber.

Dejando al margen la nueva producción de Santiago Segura, a la que llamarle "película" igual le queda algo grande, supongo, que aun no me he recuperado del trauma causado por la tercera como para estar psicológicamente preparado para ver una cuarta (si es que algún día lo estoy), Tavernier nos propone un retorno al género negro más puro con esta adaptación de la novela de James Lee Burke, un sencillo y correcto thriller tan típico y básico como apreciable y honesto de claro aroma clásico, con una sobria narrativa y puesta en escena que deja vía libre a sus actores para hacerse con el relato, pero del que diríamos que no es más que un buen telefilme si no fuera por la presencia de un notable Tommy Lee Jones o del propio Tavernier.

'En el centro de la tormenta' se estrena en nuestro país con cierto retraso y algún que otro baile en su fecha de estreno, previsto inicialmente para el pasado mes de Diciembre, lo que ya de por sí puede darnos una idea sobre un film que no es nada del otro mundo, y que pasará por nuestra cartelera y la filmografía de sus responsables sin armar mucho revuelo y como una más. No, no es que sea una mala película o que no merezca la pena, en absoluto. Simplemente es un film tan correcto en líneas generales que puede ser tan oportunible como prescindible, tan clásico como impersonal, tan deudor y condescendiente en intenciones y maneras para con su modelo que no aporta nada relevante más allá del mismo, y por tanto, de resultados potencialmente satisfactorios pero inequívocamente irrelevantes, y cuya ambientación post-Katrina remite al 'Teniente corrupto' de Werner Herzog, cinta con la que comparte no pocos parecidos en cuanto a maneras y resultados.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Rango
Rango (2011)
  • 6,4
    31.110
  • Estados Unidos Gore Verbinski
  • Animation
8
¿Y cuándo dices que el camaleón va a morir?
La carrera de Gore Verbinski va mucho más allá de la exitosa 'Piratas del Caribe'. Desde su debut con 'Mouse Hunt', una de las mejores "para todos los públicos" de los noventa, hasta el remake de 'The Ring', una “copia” mejor que el original, este cineasta con un innato talento visual siempre se ha caracterizado por dotar de una marcada pero sutil personalidad a cada uno de los relatos en los que se ha inmiscuido, un rasgo identificativo pero variable en el que artesano se adapta al material y viceversa de forma discreta y de tal manera que el uno parece hecho para el otro, y que permite que cada uno de sus trabajos salga ganando en sucesivos visionados posteriores, cualidad al alcance tan sólo de aquellos que verdaderamente saben ser cineastas.

Con 'Rango' Verbinski vuelve a demostrar que su versatilidad y su talento con una producción que nuevamente va más allá de lo que aparenta y ofrece más de lo que cabría esperar. No es una simple película de animación al uso sin dejar de ser un pasatiempo de primera, eso sí, entre otras muchas cosas más en las que, por derecho propio, debemos destacar su perfección técnica, su sentido del humor y, como no, una vez más la composición de un Hans Zimmer en plena forma; porque 'Rango' no es sólo algo más, sino que es de esa clase de films que hacen del cine una experiencia digna de ser comprada a 8 euros la entrada, guste o no su propuesta, porque ofrece algo particular y distinto en buena parte de su metraje; además, es uno de esos films cuyo visionado se disfruta en directo, pero que se engrandece con el paso de las horas y los días.

A pesar del evidente entusiasmo que me suscita, el cual se ha ido labrando a lo largo de toda la semana posterior a su visionado, puede que no sea una obra maestra a pesar de sus innegables virtudes... puede. Sea lo que fuere igualmente estamos ante no sólo una de las producciones "animadas" más interesantes y disfrutables surgidas en Hollywood en los últimos años, sino que además es de las pocas que verdaderamente dan un paso hacia delante dentro de las convenciones del género. Y si digo "animada" en lugar "de animación" no es por casualidad: el interés de 'Rango' no es ser una película de animación, el interés es ser una película hecha mediante animación por ordenador, que no es lo mismo, una animación cuya calidad por cierto cabe aplaudir como sencillamente extraordinaria, de lo mejor visto en una pantalla de cine obra de, atención, la ILM de George Lucas, debutante en esta lídes y que promete tantas alegrías como nos ha dejado en el campo de los f/x.
[Leer más +]
56 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil
En tiempo de brujas
En tiempo de brujas (2011)
  • 4,3
    10.544
  • Estados Unidos Dominic Sena
  • Nicolas Cage, Ron Perlman, Stephen Graham, Claire Foy, ...
3
Caballeros de la tristísima figura
No deja de tener su gracia el cómo se desarrolla la carrera de Nicolas Cage, casi más interesante que el grueso de los films en los que se deja ver, y cuyo ritmo de vida parece incentivar la falta de un criterio perceptible más allá de decirle sí a todo aquello que se le ponga por delante y le permita adoptar un nuevo corte de pelo, algo que deja tras de sí una lista de títulos verdaderamente 'friqui'. Y es que el intérprete, al que según mi novia me encanta dar cera (¡!), parece que hace tiempo que dejo de preocuparse por mantener una cierta dignidad en su carrera, y que ya sólo se dedica a esto de ponerse delante de la cámara por dos motivos: porque puede y porque le divierte. Oiga, ¿y por qué no?

Con un aspecto poco lucido a telefilme barato de serie B nos llega ahora 'En tiempo de brujas', la última de sus películas a falta de la siguiente, una cinta que sobra decir que no marcará ningún antes ni despues en la historia del cine, cosa que por otro lado se hace evidente que tampoco pretende. No obstante se le podría haber pedido mucho más a esta producción que, sin ser nada del otro mundo, podría haber llegado a ser algo más aceptable de haberse dejado llevar por la simpleza de su argumento. Pero no, el film se toma demasiado en serio a sí mismo e intenta en vano ser aquello para lo que no le alcanza casi ni de casualidad. Al menos siempre nos quedará Nicolas Cage y "que bueno que viniste" Ron Perlman, quiénes salvan los honores de una producción que, ejem, sí se merecería arder en la hoguera...

La elección como director de Dominic Senna, quién ya había trabajado previamente con Cage en '60 segundos', sorprende por cuanto no parece la opción más acertada para un proyecto de estas características, algo que resulta evidente una vez se es testigo de lo que es mostrado en pantalla. No sólo porque su última película, ‘Whiteout', fuera realmente mala... que lo era, sino porque lo que cabe encontrar en la propuesta dista mucho del estilo extremadamente esteticista del realizador, más propicio para impersonales producciones 'mainstream' de estudio donde sus carencias como realizador dentro de un modelo prefabricado puedan pasar inadvertidas. Senna intenta hacer suyo el relato apostando más por la acción plana y efectista que por recuperar el espíritu y atmósfera de las películas de espada y brujería que impregna el guión de Bragi F. Schut, más directo y sencillo que lo que esconde una puesta en escena excesivamente retorcida que no logra ocultar lo pobre de un alma de cachonda serie B, pero resuelta con seriedad e ínfulas de serie A.
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bienvenidos al Sur
Bienvenidos al Sur (2010)
  • 5,9
    9.738
  • Italia Luca Miniero
  • Claudio Bisio, Alessandro Siani, Giacomo Rizzo, Angela Finocchiaro, ...
6
Copy & Paste
Remake italiano con todas sus letras de la comercialmente exitosa comedia francesa 'Bienvenidos al Norte', una cinta amable que aunque se dejaba ver con cierto agrado adolecía de, entre otras cosas, una exagerada corrección política que limitaba su alcance a no ser más que un ligero, inofensivo y poco emblemático pasatiempo de vaga trascendencia posterior, particularmente decepcionante en relación a la capacidad de nuestro cerebro de, tal vez erróneamente, asociar un gran éxito de taquilla a la calidad de un film, regla de tres aparentemente tan lógica que su imperfección nos hace sentir como estúpidos en no pocas ocasiones.

¿Y qué aporta de nuevo esta versión italiana? Poquita cosa más allá de la espectacular belleza de Valentina Lodovini. Luca Miniero se limita a cambiar el contexto, retocar alguna que otra coma y reescribir los chistes cambiando la f de Francia por la i de Italia, algo que cabía esperar como lógico y propio de un remake, pero que hubiera sido deseable evitar por cuanto al conocedor del material original pocas sorpresas le esperan por parte de un film excesivamente deudor y dependiente. Sigue funcionando como pasatiempo, no obstante, pero no deja de ser una especie de revisionado con fuerte aroma a molesto déjà vu.

Hay formas y hay maneras. ¿Qué tienen en común 'Amanecer de los muertos', 'La guerra de los mundos' o 'Infiltrados', por citar tres ejemplos más o menos recientes? Pues su condición de remakes, ese término audiovisual que de un tiempo a esta parte, y a diferencia de lo que ocurre en el teatro en donde más bien se habla de "nuevas versiones", se ha convertido en un insulto prácticamente para cualquier producción que se tilde como tal. Sin embargo a estos tres títulos mencionados cabe aplicarles el buen uso del término porque en los tres casos, uno de ellos incluso oscarizado, estas nuevas versiones aportan cada uno a sus originales una serie de variaciones que hacen de ellas propuestas tan independientes como complementarias y tan parecidas como distintas, justificando su propuesta no sólo con sus méritos sino también con su intenciones. En resumen, lo que vendría a ser lo opuesto a ese infame 'Psycho (Psicosis)' que se cascó Gus Van Sant en 1998, y por el cual muy probablemente este arderá en la hoguera de algún psicópata cinéfilo...
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Chico & Rita
Chico & Rita (2010)
  • 7,0
    11.625
  • España Fernando Trueba, Javier Mariscal, ...
  • Animation
7
Una imagen vale más que mil palabras
'Chico y Rita', o bien podría ser Rita y Chico, que el orden de los factores no altera el producto. Esta deliciosa melodía firmada a la limón por Fernando Trueba y Javier Mariscal, o Javier Mariscal y Fernando Trueba (a los que hay que sumar al "invisible" para muchos Tono Errando), es el particular resultado de la fusión entre un director de cine y un dibujante, dos formas de contemplar lo que llegado un punto puede ser considerado con todos los honores, sin imposiciones, como un arte. Y como toda obra de resultados singulares en su propia naturaleza dispar y personal reside tanto la fuerza como la debilidad de su propuesta, al tiempo que su propio pasaporte para el Olimpo reservado a esas cintas que hacen de la historia del cine algo con fundamento, puerta que el tiempo dirá si merece cruzar definitivamente.

No obstante, hablar de una producción inconfundible y reconocible, aunque siempre juega a favor del respeto cinéfilo, nunca otorga el don de la perfección por más que pueda degustarse como si lo fuera. Una inmortal historia de amor, tan intensa como la letra de un bolero, sirve de excusa para la concepción de una reverencia a un estilo, una época, una música, un lugar, donde lo de menos es la propia historia en sí misma y lo más cómo suena y se mueve. Con el jazz de marcado gusto cubano de los años 50 como hilo conductor Trueba y Mariscal se dejan llevar por un pianista y una cantante cubanos que se conocen en 1948 en un club de La Habana, e irremediablemente se enamoran por más que la vida se empeñe en mantenerlos separados. Y el resultado, querida Portman, no tiene por qué ser perfecto para que pueda ser disfrutado... como si lo fuera.

Muy a pesar de sus propios creadores, me consta personalmente al menos por parte de uno de ellos, se me hace muy difícil pensar en 'Chico y Rita' sin incluir en mis pensamientos a 'The Secret of Kells', aquella producción europea que el año pasado sorprendiese al "colarse" entre las cinco nominadas a los premios Oscar y mirar de tú a tú a cintas como 'Up', 'Los Mundos de Coraline' o 'Fantástico Sr. Fox'. Casi nada. Las comparaciones son tan odiosas como injustas, y en este caso la comparación no podría ser más distante e inapropiada salvo para aquellos que entienden de forma demasiado retrógrada la animación como un género en sí mismo, apreciación impropia que los animadores, sirvan de ejemplo 'Vals con Basir' o 'Mary and Max', no se cansan de demostrar año tras año que significa menospreciar y limitar el potencial de un modo de hacer cine con tantas posibilidades, o más, que aquel que capta la cada vez menos realidad física con la lente de una cámara. Snyder, Verbinski, Spielberg y el propio Trueba, entre otros, probando suerte con un pincel, por algo será.
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sígueme el rollo
Sígueme el rollo (2011)
  • 5,2
    14.512
  • Estados Unidos Dennis Dugan
  • Adam Sandler, Jennifer Aniston, Brooklyn Decker, Nicole Kidman, ...
4
La fórmula Sandler
'Just go with it', literalmente 'Sólo tienes que ir con él', o mismamente como se la conocerá por estos lares; tanto su título original como su respectiva traducción oficial parecen toda una declaración de intenciones en referencia a su principal activo, un Adam Sandler que le tiene tomado perfectamente el pulso a lo qué hace y al cómo lo hace, tanto que parece que simplemente se deje llevar de tal manera que "seguirle el rollo" parece la única opción de sacarle partido a lo que viene a ser "una más de Sandler". Porque salvo excepciones que confirmen la regla, a cada cual la suya yo me quedo con 'Zohan. Licencia para peinar' o 'Ejecutivo agresivo', este cómico a ratos simpático en otros es ya en sí mismo una especie de resultado matemático cuya participación en cualquier producción se puede determinar mediante la aplicación de una sencilla fórmula.

En 'Sígueme el rollo' Sandler interpreta una vez más a quién creemos que por reincidencia debe de ser él mismo, un personaje de eterno inmaduro 'cool' con corazoncito apto para todos los públicos; a su lado Jennifer Aniston, quién más o menos viene a hacer lo mismo que viene haciendo desde que Rachel Green hiciera reconocible su rostro en medio mundo. Si a la presencia de ambos haciendo honor a lo que les ha dado la fama le sumamos que la unión de sus nombres en un mismo cartel se justifica con una producción abiertamente reconocida como comedia romántica, el resultado es tan fácilmente deducible como cabía esperar de, lo dicho, la resolución de la fórmula que conforman sus partes.

Las producciones hechas bajo el influjo de Sandler y derivados son, por lo general, tan poca cosa como pretenden ser, producciones sin mucho interés por contribuir a enriquecer la historia del cine ni a intentar arrancarles a los que se hacen llamar críticos como un servidor una nota que colgar en la puerta de la nevera, como si la mayoría de ellas estuvieran hechas con el piloto automático, algo que si me permiten voy adoptar como propio en esta crítica a la que no pienso darle más vueltas de las justas y necesarias. Porque, ¿y quién no ha visto una de Sandler? Las hay mejores y peores sin que ninguna sea realmente buena o mala, siempre hay algún momento inspirado en el que te ríes o alguna frase ingeniosa con la que sonreír, y por lo general uno es capaz de aguantar viéndolas sin que nuestra conciencia se vea atormentada. 'Sígueme el rollo' no es ninguna excepción: no es más que una idea que pronto vive de lo ya visto en infinidad de otras películas cuya falta de pretensiones hacen de la ligereza su mejor baza.
[Leer más +]
16 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Mechanic
The Mechanic (2011)
  • 5,7
    15.161
  • Estados Unidos Simon West
  • Jason Statham, Ben Foster, Donald Sutherland, Tony Goldwyn, ...
6
Simplemente Statham
Puede que Jason Statham nunca sea susceptible de ser tenido en cuenta de cara a un Oscar. Por contra da la sensación de que podría dejar KO a cualquiera que sí lo pudiera ser... directamente, más bien que podría dejar KO a cualquiera, incluso a más de uno tan sólo con la mirada y sin necesidad de recurrir a una patada giratoria. Y es que si damos crédito a una de las frases más emblemáticas del 'Depredador' de McTiernan, "Si sangra podemos matarlo", podemos asegurar que Statham es prácticamente inmortal pues, a diferencia de otros héroes algo más humanos, el inglés cuando la cámara y el montaje le dejan no sólo sabe repartir leña como nadie sino que además lo sabe hacer sin soltar apenas una sola gota de sangre de su propia cosecha.

No cabe duda de que hoy en día Statham es el mamporrero oficial de la industria del cine. Nadie se lo imagina creando el Facebook, bailando ballet, esforzándose para abrir la boca en público o tratando de evadirse de una encerrona propiciada por una piedra a la que le habría faltado tiempo para salir por patas. Statham impone, y pocos son los que pagarían por verle en un papel en el que Frank Martin, el transportista y no el compositor, o Chev Chelios, quién es capaz de sobrevivir a un vuelo sin motor, fuera capaz de ser superado por las circunstancias, lo que a buen seguro debe de convertir el compartir habitación con el hombre de carne y hueso que presuponemos se esconde detrás del nombre en una experiencia cuanto menos intimidante...

Statham no es un recién llegado a esto, conoce sus aptitudes como atleta y sus limitaciones como intérprete. Y parece evidente que obra en consecuencia. Desde que los amantes de la acción subrayaron su nombre prácticamente no ha dejado de "dar cera" en cada nuevo vehículo de lucimiento que ha seguido al anterior. En 'The Mechanic', por supuesto, volvemos a encontrarnos con el Jason que todos conocemos, el tío duro que como si fuera un chiste de tantos sobre Chuck Norris no sólo supera las adversidades, además les parte la cara. Y he aquí una de las diferencias con respecto a su original conocido en España como 'Fríamente... sin motivos personales', producción de 1972 firmada por Michael Winner y protagonizada por otro icono del cine de acción de la época, Charles Bronson. Al igual que aquella este remake representa una producción que, adaptada al tiempo en el que le ha tocado ser rodada, podríamos calificar de correcta a pesar de que más allá de su metraje tampoco dará mucho de que hablar.
[Leer más +]
25 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los chicos están bien
Los chicos están bien (2010)
  • 6,4
    21.372
  • Estados Unidos Lisa Cholodenko
  • Annette Bening, Julianne Moore, Mia Wasikowska, Mark Ruffalo, ...
6
Bien, gracias
No deja de tener su aquel el como la percepción de una película puede verse tremendamente influenciada por como esta llega a ser vista por cada uno como espectador, una percepción que bien pudiera ser cuestionable en según que casos que sin embargo en no pocas ocasiones el tiempo se suele encargar de colocar en su sitio. Porque es indudable que son algo más que una gran multitud los diversos factores que pueden afectar a nuestra siempre subjetiva opinión sobre llamésmole equis, condicionantes que entorpecen en muchos casos el baremo a emplear para evaluar los méritos de cualquier producto o elemento que sea puesto a prueba.

Esta reflexión viene a colación de la misma manera que el dilema en torno a qué fue primero, si el huevo o la gallina, también puede ser nombrado si hablamos de 'Los chicos están bien', o al menos así me lo sugiere mi percepción pues hablamos de una de esas películas que de haberse presentado sin ningún tipo de reconocimiento desde el otro lado del charco en forma de cuatro nominaciones a los Oscar, entre otras cosas, muy probablemente hubiera sido un visto y no visto que no hubiera causado revuelo alguno, una de tantas producciones más que correctas pero sin nada de particular por lo que se merezca que su fácil visionado tenga posibilidades de perdurar en el recuerdo colectivo.

No, no es que el posible reconocimiento de terceros influya sobremanera en su impacto posterior, sino que influye en la predisposición condicionando un visionado al que quizá se le exige un punto extra a la hora de validar sus aciertos. Porque 'Los chicos están bien' es una de esas películas pequeñas, de corazón ineludiblemente indie y de buenas voluntades a las que les queda grande rivalizar con producciones con algo más de empaque como las firmadas por Fincher, Hooper o los Coen. La nueva película de Lisa Cholodenko entraría de lleno en ese tipo de películas que se saldan con un "interesante", eufemismo que vendría a convalidar el ni frío ni calor que causa una producción que sin ser para nada mala tampoco reúne méritos suficientes como para ser ampliamente reconocida, sin tapujos, como una cinta a tener muy en cuenta, y a la que si acaso el buen trabajo de su reparto es el que da la cara para otorgarle el beneficio de la duda, y en donde no por casualidad sobresalen los tres nombres con más pedigrí de su cast quiénes dotan de volumen y consistencia unos personajes fácilmente vulgarizables.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Saw VII 3D
Saw VII 3D (2010)
  • 5,2
    10.671
  • Estados Unidos Kevin Greutert
  • Tobin Bell, Costas Mandylor, Betsy Russell, Sean Patrick Flanery, ...
5
A la séptima nunca fue la vencida
Tras haberme tragado los seis títulos previos, para que no me digan lo del Potter, cinco de ellos en pantalla grande y en sus versiones íntegras, puedo certificar que el entretenimiento esta salvaguardado por una franquicia cuyo declive progresivo no es óbice para seguir disfrutando de la suma de sus fotogramas. Con unos meses de retraso ahora le toca el turno de llegar a la cartelera al séptimo capítulo, y dicen que último, de la franquicia ‘Saw’, entrega que se apunta al 3€, esa moda de cobrar de más con la excusa de un 3D que sigue certificando ser una más que cuestionable inversión para el escaso aporte real que se le suele permitir en las producciones que se dejan arropar con su manto.

Para bien o para mal, dependiendo del gusto de cada uno, volvemos una vez más o menos a lo mismo que ya hemos visto haciendo valer aquello de "más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", si acaso con un punto extra de brutalidad que intente compensar su inevitable desgaste. Este sexto sucedáneo de la primera entrega se mantiene dentro del mismo cauce marcado por sus cinco precedentes, una apuesta conformista y reincidente en la simple imitación de las directrices impuestas de una saga sin ánimo, potencial o fuerzas para intentar al menos reinventarse, y a la que a estas alturas y ante su falta absoluta de sorpresa tan sólo le queda la efectividad con la que la sangre baña sus fotogramas.

Como si fuera una más. Así podríamos calificar a esta 'Saw VII', de la misma manera que así podemos calificar a cada nueva entrega a partir de la tercera. Los más acérrimos se debaten entre si unas u otras son mejores o peores, pero personalmente lo considero un debate irrelevante e innecesario. Todas vienen a ser lo mismo estén filmadas con más o menos gracia, la sucesión de escenas que tienen por guión estén mejor o peor redactadas, o la sangre fluya de una u otra manera. En gran medida ahí es donde reside su éxito, en la repetición casi mecánica de una fórmula de sobras conocida. Así el factor sorpresa se reduce al mismo nivel que el factor riesgo emparentándolo con la clásica serie de televisión episódica que uno acaba viendo más por inercia que por interés, simplemente por disponer de tiempo para ello, porque no hay nada mejor o por el recuerdo de tiempos mejores, y de la misma forma que aun sin ser nada del otro mundo 'Saw' puede entretener como el McDonald's puede alimentar.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sed de venganza
Sed de venganza (2010)
  • 5,3
    5.989
  • Estados Unidos George Tillman Jr.
  • Dwayne Johnson, Billy Bob Thornton, Carla Gugino, Maggie Grace, ...
7
¿Alguna pregunta?
Se anuncia como el regreso de Dwayne Johnson a la acción pura y dura, en esa en la que se suponía debía brillar una vez Schwarzenegger dejó su cetro por la política y le deseó un "que te diviertas". Y lo cierto es que 'Sed de venganza' ofrece acción pura y dura, tal cual, porque prácticamente reduce todo su discurso narrativo a lo que vendría a ser la esencia de dicho concepto. Pero no como la conocen las nuevas generaciones apadrinadas por el siglo XXI, sino por la acción seca y directa de tiempos en los que nombrar a cineastas como Walter Hill eran palabras mayores.

'Sed de venganza' es un film que hace de la sencillez argumental su mejor baza. Crudo, sincero y primario, se trata de un estilizado thriller concebido a la vieja usanza en donde dos más dos son cuatro es una verdad inmutable a la que no hace falta adornar, ni merece la pena disimular. Si es de sabios saber hacer sencillo lo complicado y de necios hacer lo sencillo complicado, podemos determinar que en buena medida es un film más bien inteligente, bastante más de lo que muchos malinterpretarán de su tono franco y directo ya que, tonterías al margen, simplemente se limita a contar una historia de género, tan simple como efectiva. Con 'Sed de venganza' aunque en esta de simpático más bien poco por fin volvemos a disfrutar de Johnson en un film a la altura de su hercúlea figura: un personaje frió, sin miedo y parco en palabras que, como se insinúa, parece surgido desde el propio infierno...

Centrada en el sempiterno leitmotiv amoral de la venganza, tema de fondo que cuenta en su haber con más películas que parados hay inscritos actualmente en el INEM, la trama entremezcla tres personajes con tres historias distintas que chocan entre sí: la del Conductor, la del Policía y la del Asesino. Así, sin nombres propios, ya desde el guión reduciendo el asunto al mínimo común denominador donde no encontramos mucho más de lo que hay: el Conductor busca venganza, el Policía redención y el Asesino la superación personal. Todo ello sazonado con una amplia, interesante y variada selección musical. El resto de integrantes del reparto simplemente pasaban por ahí, especialmente las mujeres que como en los tiempos de "El hombre sin nombre" están más de adorno que otra cosa. Tampoco encontraremos elaboradas secuencias de acción ni complejas vueltas de tuerca argumentales: apunta, dispara y mata. El concepto es tan simple como desmuestran sus fantásticos 10 primeros minutos de metraje donde en apenas unas pinceladas nos ha quedado todo perfectamente claro... ¿dónde está la salida? Simple, que no hueco, pero si expuesto de forma concisa y directa haciendo gala de un pragmatismo narrativo evidente.
[Leer más +]
39 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
El Santuario (Sanctum)
El Santuario (Sanctum) (2011)
  • 5,3
    6.643
  • Australia Alister Grierson
  • Rhys Wakefield, Allison Cratchley, Christopher Baker, Ioan Gruffudd, ...
5
La idea sumergida
Hay ideas que por más que se abuse de ellas nunca dejan de ser interesantes de ver en pantalla, qué por algo será, aunque apenas se las reformule de una a otra vez, y una de ellas es la que sustenta a 'El santuario': la supervivencia del hombre frente a las adversidades de la naturaleza. Las preguntas son ¿cómo? y ¿dónde?. En esta ocasión la historia pone su mira en un reducido grupo de personas que quedan atrapadas en un sistema cavernoso parcialmente sumergido bajo las aguas, de difícil acceso y completamente inexplorado, dejándoles como una única opción adentrarse en el mismo con lo justo y la esperanza de encontrar una salida.

Sin embargo una idea no es más que una idea, y la lucha supervivencia como tal no pasa de ser un concepto, el mismo que también sostendría el discurso narrativo de por ejemplo '127 horas', de Danny Boyle. Luego viene el cómo se adorna y moldea dicha idea para darle una forma atractiva y, sobre todo, personalidad, esa cualidad fundamental para que cualquier película sea digna de ser considerada por su propia condición. Y en ese sentido '127 horas' es un film que, guste más o menos, posee una entidad propia como película (y lo dice uno al que se le atraviesa un tanto Boyle); 'El santuario', por contra, vendría a ser una más, una producción un tanto impersonal que cumple, si es que cumple... y ya.

'El santuario' es una de esas películas durante cuyo visionado uno se debate continuamente entre la apreciación y el rechazo para terminar por optar por la indiferencia. Porque al margen del punto de partida mimbres hay para hacer una buena cesta sin que al final dicha cesta sea capaz casi ni de aguantar su propia narrativa, un tanto morosa y particularmente irregular. No es que sea una película directamente mala, o necesariamente mal hecha, sino que da cierta sensación de compromiso, de estar resuelta con la misma eficacia con la que uno puede levantar y bajar la tapa del váter una vez se acude a cumplir con nuestras necesidades. En una palabra, le falta pasión, garra, algo que se transmite al espectador que recibe la propuesta con la misma frialdad ambiental que presuntamente se vive bajo las aguas de este "santuario", tal vez si pecamos de ingenuidad la misma causante de que un rodaje potencialmente complejo derive en una puesta en escena tan sencilla. Si bien podría haber optado por ser una deliciosa y simple propuesta de serie B, logro más que accesible dadas sus posibilidades, 'El santuario' al final opta por un peligroso punto medio indefinido, insustancial y perezoso en el que ambiciona ser un algo más sin aportar méritos para ello.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
La herencia Valdemar II: La sombra prohibida
La herencia Valdemar II: La sombra prohibida (2010)
  • 3,3
    2.084
  • España José Luis Alemán
  • Daniele Liotti, Óscar Jaenada, Laia Marull, Silvia Abascal, ...
2
Una respuesta de lo más oscura
Cuando hace un año escribí mi reseña sobre la primera entrega de esta 'Herencia' acabé la misma con un "¿merecerá la pena esperar?". Aquel título era una loable e interesante producción cuyo discurso incompleto e inconcluyente, entre otras cosas, minaba seriamente su aceptación por parte de una audiencia generalista a la que además se le pedía aceptar un modelo cinematográfico a contracorriente, con cierto olor a caduco y un tanto alejado de lo que convencionalmente llena las salas de cine. Al margen de esto no dejaba de ser un film valiente y atrevido que probablemente, aunque fuera sólo por su voluntad, hubiera merecido algo más de suerte a su paso por las taquillas que el fracaso inmisericorde con el que se saldó este.

Parafraseando al propio cartel de esta falsa secuela donde reza "los enigmas más sombríos requieren las respuestas más oscuras", hubiera sido preferible no haber saldado la deuda con aquella ingrata sensación de habernos "dejado a medias" que empañaba el correcto visionado del primer film, no haber conocido jamás la que a la postre ha sido una respuesta verdaderamente "de lo más oscura", y haber mantenido esta 'sombra prohibida' precisamente entre las sombras como una incógnita sobre lo que tal vez podría haber sido, un digamos que algo parecido a lo que muchos hubieran deseado sobre el final de 'Perdidos'.

Esta continuación no es una herencia ni un legado, sino más bien una maldición que saca punta a los defectos del primer capítulo mientras destroza por completo la mayor parte de los méritos que cabían sospechar de este, negando así cualquier posibilidad de redención a una (doble) producción que ha terminado devorada por sí misma. Ignoro en que medida el fracaso económico con el que se saldó el estreno del primer film ha podido influir en la postproducción de esta segunda parte, si es que en algo ha afectado a su montaje final, y si de alguna manera los paupérrimos resultados de esta se deben a una consecuencia directa de lo que más que un intento de remontaje podríamos considerar, directamente, como una declaración de intenciones en forma de suicidio artístico. Porque sin llegar a ser como la noche y el día lo cierto es que esta continuación está tan sumida en la oscuridad que la luz de la primera apenas alcanza para salvaguardar un mínimo de este un proyecto que ya completo podemos certificar como fallido en toda regla.
[Leer más +]
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil