arrow
Críticas de Ivan_Rumar
Críticas ordenadas por:
Flint Town (Serie de TV)
Flint Town (Serie de TV) (2018)
  • 6,4
    113
  • Estados Unidos Zackary Canepari, Drea Cooper, ...
  • Documentary
7
Las cosas son más complejas de como nos las venden
"Flint Town" es un retrato excelente de una ciudad que se está yendo al garete y donde pronto la cuerda, de tanto tensarla, se romperá. Y es un retrato más próximo al enfoque realista tipo "The Wire" que a la superproducción edulcorada pasada por los filtros de la ficción más hollywoodiense. Pero más allá del retrato crudo y real de la delincuencia, de la pobreza o de la crisis del agua, lo que hace interesante esta propuesta es el relato humano: "Flint Town" te demuestra que por poco que conozcas las personas, las frases "todos los policías son malos" o "todos los negros son delincuentes" son gilipolleces y es entonces cuando los conflictos adquieren una dimensión más compleja y donde te das cuenta que cuanto más ahondas en algo más difícil es encontrar una solución que satisfaga a todas las partes.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Alita: Ángel de combate
Alita: Ángel de combate (2019)
  • 6,7
    5.224
  • Estados Unidos Robert Rodriguez
  • Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Jackie Earle Haley, ...
3
El enésimo blockbuster de turno
Alita me sirve para constatar un hecho: o bien la gente le pone mucha imaginación a lo que está viendo o bien quieren deliberadamente hacernos creer que Alita es la repera. ¿Qué diferencia hay entre Alita y Ready Player One, la saga Divergente, la saga Los juegos del hambre o la saga del Corredor del laberinto? Absolutamente nada. Yo veo lo mismo en todas ellas. Una con más pirotecnia que la otra, otra con actores más resultones que la anterior o la otra más o menos apoyada en el romance. Son copias las unas de las otras, solo que cambiando el escenario.

El que dice que esto se parece a un manga y que satisfará a todo aquel fanático de tan querido género, o bien no ha tocado nunca un cómic japonés o es un mentiroso de tomo y lomo. El que dice que hay acción a raudales es que se ha dormido entre escena y escena de acción. 4 luchas mal contadas y el tedio más absoluto mientras tanto. Mientras que el que señala que en Alita hay acción muy bien rodada, es que pocas películas del género ha visto. Para ver pirotecnia resultona (y hueca) y mucho más abundante, que recurra a Ready Player One, que saldrá más satisfecho. Y lo de que es “sangrienta” que decía un compañero, por favor. Dos chaquetas empapadas de sangre y un par de tipos partidos en dos mal enfocados no cuenta.

El que ve en esta historia algo revelador, pocas películas ha visto. Aquí tenemos la misma historia sobadísima de “personaje humilde y desconocedor de lo que es, acabará imponiéndose a la tiranía del opresor y convirtiéndose en el héroe de turno que liderará una revolución”. Nada nuevo bajo el sol. Ahí tenemos a Katniss de Los juegos del hambre, al protagonista de El corredor del laberinto y a la protagonista de Divergente. El guion es pobre, monótono, previsible y plagado de clichés en cada esquina. Y los malos merecen un aparte: simplones, absurdos (porque podrían intentar asesinarla de formas mucho más directas y menos cogidas por los pelos, pero no lo hacen porque si no “sería demasiado fácil”) y que uno no sabe muy bien por qué están ahí.

Cuando he visto que todo estaba conducido en vistas a una secuela, he entendido de lleno porque la información estaba tan soporíferamente dosificada, porque los flashbacks (lo único relevante) estaban medidos con cuentagotas y porque había tantos rodeos antes de que Alita se plantara delante del malo. Me huele a saga interminable que se podría condensar perfectamente en una única película de hora y media.
[Leer más +]
16 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Glass (Cristal)
Glass (Cristal) (2019)
  • 6,5
    9.831
  • Estados Unidos M. Night Shyamalan
  • James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson, Sarah Paulson, ...
7
Contra aquellos que siempre le han criticado -equivocadamente, a mi entender-
Me sorprende que la mayoría de críticas solo rasquen la superficie de lo que Shyamalan ha querido contarnos con Cristal. Hay que recurrir a Fausto Fernández de Fotogramas para encontrar una crítica lúcida que va más allá de comentar lo evidente: que McAvoy está increible (que lo está), que los giros de guion "no funcionan" o de lo realista que es esta historia de cómic. Es cierto que Cristal es la reivindicación de la diferencia, de lo original y de lo excepcional. Pero no solo en el plano de la historia que nos ocupa, la de esos superhéroes y villanos que están unidos en su lucha contra un sistema homogeneizador y opresivo que se dedica en cuerpo y alma a erradicar todo aquello que se sale de la norma, sino que va mucho más allá.

Sigo en spoiler, aunque no hay apenas spoilers.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
La favorita
La favorita (2018)
  • 7,3
    13.741
  • Reino Unido Yorgos Lanthimos
  • Olivia Colman, Emma Stone, Rachel Weisz, Nicholas Hoult, ...
6
Nada nuevo bajo el sol (Por cierto, ¿cuándo nos daremos cuenta que la expresión "nada nuevo bajo el sol" está sobadísima?)
Yendo al grano:

A) Las actrices están increíbles. Ellas y sus personajes lo son todo.
B) La puesta en escena y todo lo relacionado con el apartado técnico ralla el sobresaliente.
C) Si quitamos todo lo anterior, es la misma historia de traiciones, de “a ver quién llega más lejos y tiene menos escrúpulos” de toda la vida, y de cómo la envidia y la adulación lo acaban destruyendo todo. De lo asquerosas que son las luchas de poder. De que, al fin y al cabo, muchas de las decisiones que tomamos (ya sean nimias o de gran calibre) se basan en sentimientos muy humanos como el deseo de agradar, el interés personal o los celos. Muy bien contado todo esto, eso sí, pero nada nuevo bajo el sol.
[Leer más +]
1 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El caso Oleg Sentsov
El caso Oleg Sentsov (2017)
  • Estonia Askold Kurov
  • Documentary
6
Tema interesante no ejectuado de la mejor forma
El Caso Oleg Sentsov es:

A) una potente historia que demuestra la deriva autoritaria de ciertos países europeos (Rusia en este caso, pero España también tiene ejemplos parecidos) donde se inventan cargos judiciales para silenciar a personas contrarias al régimen y de este modo generar miedo en la población para que los ciudadanos sigan siendo sumisos y sepan que no tienen nada que hacer contra la maquinaria del estado. Es muy poderosa en ese sentido.

B) un documental que deja algo que desear. Echo en falta más profundidad y más contexto. Se hace corto y uno tiene la sensación que no se lo están contando todo o se lo estan simplificando en exceso.

@Cinergicos
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aniquilación
Aniquilación (2018)
  • 6,1
    20.847
  • Reino Unido Alex Garland
  • Natalie Portman, Oscar Isaac, Jennifer Jason Leigh, Gina Rodriguez, ...
6
El Twister, pero a lo grande
Yendo al grano: la nueva película de Alex Garland no es santo de mi devoción. No estoy escribiendo estas líneas para adscribirme a la oleada de furibundos detractores que lo son simplemente por oposición a quienes sí les ha gustado y han visto en Aniquilación la quintaesencia de la ciencia ficción. Tampoco para meterme en el grupo de los relativistas condescendientes que siempre ponen en cuarentena todo aquello que gusta a otros porque para ellos solo hay dos o tres obras muy escogidas y selectas que se merezcan sus más altas condecoraciones. No, yo estoy por encima de todo eso, me digo.

A mí no me ha gustado porque es una película descuidada, porque no está nada pulida pese a lo poderosa que es visualmente. Quizás sea el hecho de que no cuida en absoluto todo lo que rodea la parte técnica de una expedición de ese calibre: los personajes se adentran en el Resplandor sin estar debidamente equipados, como si tomar precauciones fuera algo secundario, al más puro estilo Prometheus. Yo soy un obsesivo de la planificación y la organización y con películas como Aliens me quedo a gusto satisfaciendo mis neuras de ese estilo, porque la película de Cameron destina 30-40 minutos solo para preparativos de la misión. Aquí se despachan como si uno fuera a dar un paseo: ni escafandras, ni militares acompañando a las científicas, ni reuniones decidiendo qué ruta tomar, ni entrenamiento para usar una ametralladora, ni entrenamiento para aprender técnicas de supervivencia básicas; por no haber no hay nadie dirigiendo el cotarro. Eso no es lo importante, dirán algunos, porque lo importante es el mensaje. Pues no: el cómo también es importante y una cosa no quita la otra.

Puede que tampoco me haya gustado porque los personajes tienen muy poco recorrido. No es que necesitemos biografías de 20 minutos de cada uno (véase Dunkerque, que no necesita apenas nada para que los personajes te importen), pero Garland no consigue dar con las pinceladas necesarias para que importen. Tampoco acaba de encontrar el tono adecuado para contarnos esta historia: hay música muy indie que no contribuye en absoluto a generar una atmósfera densa en un lugar donde la atmósfera lo es todo (solo lo consigue cuando el silencio invade el lugar y la película solo habla a nivel visual); a ratos quiere ser una película de terror, a ratos metafísica, a ratos intimista y a ratos de aventuras, sin ser ninguna de ellas en ningún momento. Imita la estructura de La llegada, pero lo que en aquella tenía sentido, en esta no: las escenas conyugales no aportan nada, entorpecen el ritmo. Porque si uno está atento, no las necesita en absoluto para entender de qué está hablando Aniquilación: de la naturaleza autodestructiva del ser humano, a todos los niveles: consigo mismo, ya sea voluntariamente (suicidio) o involuntariamente (enfermedad incurable), y con el otro (a nivel matrimonial, por ejemplo). Esas escenas tienden a sobreexplicar algo que ya queda claro rápidamente.

Pese a todo, Aniquilación es una película entretenida la mayor parte del tiempo y que tiene en su gran haber el apartado visual y la génesis de imágenes poderosísimas. Hasta que llegan a cierto lugar, donde todo ese trascendentalismo se revela como vacío, una mera postura, incapaz de concluir satisfactoriamente. Porque es una película abierta a la interpretación, pero no como juego para que el espectador saque conclusiones más o menos encarriladas de lo que ha visto, sino para que todos saquemos decenas de interpretaciones que tanto pueden ser válidas si hacemos caso a unas escenas determinadas de la peli i no-válidas si hacemos caso a otras.

En Aniquilación Garland arriesga poco y poco es lo que puede sacarse de esta película más allá de comprobar que Garland ha jugado a no mojarse con nada. Y la zona dentro del Resplandor, que es una chulada.

@Cinergicos
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
La forma del agua
La forma del agua (2017)
  • 6,5
    38.408
  • Estados Unidos Guillermo del Toro
  • Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, ...
6
Quizás...
Vayamos al grano: he disfrutado viendo La forma del agua, tiene muchos aciertos que la hacen recomendable, pero hay algo que no acaba de encajar.

Quizás sean esas referencias cinematográficas que no pintan nada en la historia, que parecen más un guiño a los académicos que algo verdaderamente exigido por la historia. Tal vez sea el hecho que me cuesta reconocer a Guillermo del Toro pese al monstruito y el esquema parecido que usó en El laberinto del fauno.

Quizás sea el elenco, que aunque es dotado y abundante, quizás solo esté correcto. Quizás Sally Hawkins esté algo sobreactuada y Richard Jenkins y Octavia Spencer solo estén bien porque están interpretando el mismo papel de siempre (que se les da muy bien). El único que destaca es Michael Shannon, que se come la pantalla en cada aparición.

Quizás sean los personajes: pese a representar colectivos que han sido menospreciados y atacados a lo largo de la historia, no consigo involucrarme en sus miserias. En parte porque solo se les define en base a pinceladas, en parte porque no hay ningún personaje, a excepción de la protagonista, el monstruo y el malo, que de verdad pinte algo en la historia. Quizás tenga que ver con que aunque he visto esa compasión hacia las personas que la sociedad suele dejar a un lado, no he conseguido sentir nada. A lo mejor tiene que ver con que no me creo ese romance. Quizás sea que el guion no consigue que todo eso realmente te importe lo más mínimo, ya sea porque recorre lugares demasiado comunes o porque lo haga demasiado deprisa o porque lo haga de forma demasiado superficial.

A lo mejor es que el guion, además de simple, es algo torpe en según qué ocasiones. Esa manera de provocar que Hawkins se quede a solas con el monstruo cada dos por tres sin que uno se pregunte cómo puede ser que no haya una maldita cámara en el lugar en el que lo tienen encerrado me hace pensar que no se han devanado los sesos demasiado al escribirlo.

Quizás sea que la historia sea más simple que una alpargata y que todo el despliegue técnico del que hace gala La forma del agua, impecable eso sí, no sea suficiente para insuflarle vida.

Quizás sean las expectativas generadas por los académicos y los críticos.

Sea lo que sea, salí del cine como si La forma del agua me hubiera salpicado ligeramente. A los cinco minutos ya estaba seco y hablando de otra cosa con la persona que me acompañó.

@Cinergicos
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El muñeco de nieve
El muñeco de nieve (2017)
  • 4,6
    5.183
  • Reino Unido Tomas Alfredson
  • Michael Fassbender, Rebecca Ferguson, Charlotte Gainsbourg, Jonas Karlsson, ...
2
Cagarla es más fácil de lo que parece
A veces tendemos a menospreciar una buena retahíla de películas que en muchas ocasiones, por muy simplonas, faltas de ideas o refritos que sean, tienen un par o tres de cosas salvables a destacar. Y no nos damos cuenta que incluso en esas películas siguen habiendo personas que le han dedicado cientos de horas de sus vidas para tirarlas adelante. Con todo esto quiero decir que hasta la más simplona de las películas entraña su dificultad. Y con El muñeco de nieve uno se da cuenta, además, que cagarla es mucho más fácil de lo que parece, aun teniéndolo todo a tu favor.

Porque tienes a Fassbender y a un buen elenco de secundarios totalmente desaprovechados. Porque tienes una localización muy bien fotografiada que podría transmitir mucho más de lo que acaba transmitiendo. Porque tienes unos personajes que podrían dar de sí pero que están muy mal dibujados, manifiestamente incoherentes la mayor parte del tiempo y a los que les tienes que poner mucho de tu parte para que resulten mínimamente comprensibles. Porque tienes un guion que gira alrededor de escenas inconexas que se suceden una detrás de otra porque sí. Y, aun siendo inconexa, el producto resultante es torpe, simplón y predecible hasta el sonrojo. Se ve a la legua quien es el malo, quién no lo es, quién parece que va a serlo durante dos escenas para más tarde aparecer muerto cuando los protagonistas miran para otro lado; quién va a morir, quién no y cuando va a hacerlo. Quién dirá qué y en qué momentos va a descubrir X personaje X cosa, qué oculta tal otro y cuándo se revelará. Es obvia y predecible incluso cuando uno se da cuenta que hay cientos de cortes aquí y allá que entorpecen la comprensión absoluta de los detalles de la trama; esas escenas que harían que todos los errores anteriormente mencionados no fueran tales.

El muñeco de nieve también es una película fallida porque no hay ningún tema de fondo que articule la película: no se le puede extraer nada. Tenemos a un malo histriónico que mata de una forma totalmente aparatosa basado en un trauma fútil; tenemos a un protagonista que vagabundea y que es un desastre en lo personal pero en el que no se ahonda nunca demasiado como para comprenderlo; tenemos a una policía vengativa que te da igual porque su historia personal está muy mal contada, a destiempo. No se puede hacer lectura alguna de la nada más absoluta.

Alfredson dijo hará poco que no le dejaron rodar todo lo que hubiera querido. Se nota, y mucho.

@Cinergicos
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los archivos del Pentágono
Los archivos del Pentágono (2017)
  • 6,7
    15.373
  • Estados Unidos Steven Spielberg
  • Meryl Streep, Tom Hanks, Bruce Greenwood, Bob Odenkirk, ...
7
¿Existe la libertad de prensa?
Hay películas que o bien son imperfectas o bien no resaltan en muchos aspectos pero son especiales porque en un aspecto determinado son especialmente valiosas, interesantes o porque nos interpelan con algo que es de candente actualidad. No es exactamente el caso de Los archivos del Pentágono pero se le aproxima: tiene grandes actuaciones, la fotografía está muy cuidada con esos tonos tan apagados, tenemos a Spielberg tras las cámaras, que ya es mucho, dándole aquello que solo sabe darle él a todo lo que hace y en lo que no voy a recrearme. Sin embargo, Los archivos del Pentágono no brilla en todos esos aspectos, o no brilla tanto como otros proyectos de Spielberg, porque Spielberg nos tiene muy mal acostumbrados. Pero está de notable, que ya es más de lo que muchos conseguirán nunca.

Así pues, donde Los archivos del Pentágono brilla es en plantear el dilema que subyace detrás de todo, un dilema universal, ya sea en 1977 o en 2017: ¿cómo los medios van a ser capaces de ser críticos con la mano que les da de comer? ¿Cómo los medios pueden ser manifiestamente objetivos cuando tengan que destapar algo que vaya en contra del político, empresario o magnate de turno que los mantiene directa o indirectamente, ya sea a nivel económico o gracias a sus influencias? ¿Cómo van a ser capaces de denunciarles cuando en muchos casos les une, además de una relación de poder, de amistad? ¿Cómo denunciar al presidente de los Estados Unidos cuando vas cada verano a Camp David a pasar unas semanas con él?

¿Y cómo sale Los archivos del Pentágono de todo este fregado? Sorprendentemente airosa. No vamos a encontrar un nivel de denuncia como el que encontraríamos en The Wire, por poner un ejemplo, pero Spielberg es capaz de perfilar perfectamente contra qué nos estamos enfrentando en nuestro momento presente, mucho peor que el que sacudió a los directivos de The Washington Post en aquel momento: que si en aquel momento tuvieron las suficientes agallas (dudando muchísimo, como Spielberg plasma) como para ponerse en contra de Nixon, en la actualidad la cosa no está tan clara con unos medios a merced de los intereses empresariales y de partido. Y Spielberg anima a que la prensa plante cara, que es lo que debería hacer en un mundo ideal. Es un mensaje algo ingenuo y sencillo, pero no por ello desechable.

@Cinergicos
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
John Wick: Pacto de sangre
John Wick: Pacto de sangre (2017)
  • 6,4
    14.115
  • Estados Unidos Chad Stahelski
  • Keanu Reeves, Riccardo Scamarcio, Common, Ian McShane, ...
3
Entre pelea y pelea un poco más y me quedo dormido
He leído varias de las críticas negativas de esta película que se han vertido aquí y, como decía un defensor de la película en una de las críticas más valoradas, no hay por dónde cogerlas. Esgrimen motivos de lo más peregrinos para machacarla. Para mí, sin embargo, es muy simple:

Las escenas de acción son la hostia, muy bien coreografiadas y muy divertidas de ver. Un 10 rotundo en este sentido. Stahelski sabe dónde poner la cámara para que veamos a la perfección cómo se dan de hostias. Y punto.

Todo lo demás es una meh. El leit motiv que empuja a Wick a matar y que sostiene la trama es una venganza descafeinada (al menos en la primera era algo más justificable); el villano no está a la altura (grandioso Nyqvist en la anterior); los diálogos, pobrísimos (atentos a la conversación con Fishbourne: un "tira y afloja" reiterativo y vacío de contenido); todo el tema del Continental y esa especie de sociedad de asesinos a sueldo me produce risa y, a la vez, asqueo, porque parece que tanto en la película como fuera de ella todo el mundo se lo ha tomado demasiado en serio, cuando es una chorrada del mil. Es, en este sentido, todo lo contrario a Kingsman (increiblemente superior a esta): allí todo era tomado a cachondeo y precisamente por ello todo funcionaba a las mil maravillas. Aquí intentan colarte drama y seriedad cuando debería haber apostado mucho más por el humor negro y olvidarse de todo ese rollo sentimental que no va a ninguna parte. Y otra cosa más: Keanu Reeves podría ganarse la vida haciendo coreografías y peleando, pero como actor deja muchísimo que desear.

Vamos, que entre pelea y pelea un poco más y me quedo dormido.

@Cinergicos
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
La montaña entre nosotros
La montaña entre nosotros (2017)
  • 5,5
    3.558
  • Estados Unidos Hany Abu-Assad
  • Idris Elba, Kate Winslet, Dermot Mulroney, Beau Bridges, ...
4
Qué montaña?
La montaña entre nosotros puede valorarse desde dos ángulos:

A) Como drama romántico. En este sentido es excesivamente convencional, pero funciona la mayor parte del tiempo. La relación entre la pareja protagónica es previsible, pero el buen hacer de Winslet y Elba le da suficiente credibilidad como para que uno compre lo que está viendo. La primera mitad superior a la segunda, que es más ñoña y con una resolución complaciente más cercana al culebrón que a la realidad. Es aquí donde la película baja un par de peldaños.

B) Como relato de supervivencia. El que haya venido a ver una nueva versión de El desafío, Infierno Blanco, El renacido o Náufrago, que dé media vuelta y vuelva por dónde ha venido. La montaña entre nosotros es más próxima a un paseo por la montaña que no ha salido como habías planeado que una verdadera lucha por la supervivencia. No los vas a ver sufriendo por la escasez de alimentos, ni luchando con los elementos más allá de dar media vuelta cuando un barranco te entorpece el camino. No hay grandes planos, no hay viaje apenas, no los ves ni escalando montañas ni enfrentarse al frío extremo. En este sentido es una propuesta muy deficiente y orientada claramente a satisfacer el punto A, a expensas de cualquier credibilidad.

Algunos se preguntan que qué se le ha perdido a Hany Abu-Assad en esta película. Lo mismo que cuando hizo The Courier: cuando se va a Estados Unidos se olvida de todo su cine denuncia y se vuelve un director de encargo, ni más ni menos.

@Cinergicos
[Leer más +]
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Detroit
Detroit (2017)
  • 6,9
    8.963
  • Estados Unidos Kathryn Bigelow
  • John Boyega, Algee Smith, Will Poulter, Jack Reynor, ...
6
OJALÁ me hubiera gustado más
Soy fan de Bigelow como el que más. En tierra hostil me fascinó. La noche más oscura, también. No he visto nada de lo anterior, así que poco puedo opinar al respecto. Detroit me ha gustado. Menos que esas dos, pero me ha gustado. Esperaba mucho más, cierto. Pero ha cumplido. Ha arrojado luz sobre un episodio de la historia norteamericana que desconocía. He salido indignado, pero ni mucho menos lo que esperaba. No he salido tan cabreado, emocionado ni lloroso que cuando fui a ver Selma o acabé American Crime Story (muchísimo mejores que esta). Los actores están impecables; la fotografía, increíble. Pero más allá de todo eso, me extenderé en las 4 cosillas que no me convencen de esta película:

1) No está bien estructurada. Tenemos un inicio caótico donde uno cree que la película va a abarcar todos los disturbios acaecidos en la ciudad. Hay cambios de escena continuos, la cámara se bambolea de un lado para otro sin saber muy bien dónde quiere Bigelow centrar el objetivo ni qué contar. Luego sobreviene un segundo acto que va a lo concreto de sopetón (los hechos ocurridos en el motel Algiers), alargado en exceso y extenuante en la recreación de la violencia y la humillación (algo de lo que ya adolecía 12 años de esclavitud, de alargarse demasiado en el sufrimiento y la tortura. A veces menos es más). Un segundo acto que ocurre un poco por sorpresa, sin que uno sepa que la película tuviera como objetivo centrarse en ese caso tan concreto, olvidando la panorámica general por la que había apostado en la primera media hora de metraje, hasta el punto de que uno empieza a pensar que el título de la película está algo equivocado. Y luego tenemos un tercer acto apresurado, que se centra demasiado en unos personajes concretos y olvida o no dibuja todo lo bien que debería a los demás, quedándome con las ganas de saber más de lo que ocurrió después del incidente del motel y de los disturbios en general. Qué ocurrió a nivel político, a nivel policial, a nivel de la calle. Todo eso, en Detroit, no está. Hubiese sido más certero haberla titulado Motel Algiers.

2) El mensaje de fondo, el de la brutalidad policial, es demasiado evidente y hasta cierto punto demasiado reiterativo (como ocurría en 12 años de esclavitud, por ejemplo). Es necesaria, es indignante, arroja luz sobre un hecho del que yo, al menos, no había oído hablar. Pero acaba olvidando por un momento que las cosas no son tan blanco y negro como las retrata, que hay matices. No se centra en ningún momento en los negros que participaron en los disturbios, en el papel que jugaron, ni los saca en pantalla tanto para lo bueno como para lo malo. A partir de lo del motel, se olvida del contexto deliberadamente.

3) Es algo fría. Debería haber salido emocionado, con la piel de gallina, rabioso. Y esto no ha ocurrido. Quizás es que Bigelow no ha sabido calcular bien los tiempos (véase punto anterior), o no ha sabido encajar bien sobre quién recaía la acción. Quizás porque no conocía nada del background de los protagonistas. Quizás porque es demasiado obvia.

4) Y, finalmente, si no he acabado mareado durante esa primera media hora ha sido de milagro. Qué manera más parkinsoniana de mover la cámara, qué manera de saltar de plano en plano cada cinco segundos, qué manera de no centrarse en nada y escarbar aquí y allá sin detenerse un segundo. Suerte que durante el segundo acto se relaja la cosa (el movimiento de cámara, que no el espectador).

En este sentido, Selma y American Crime Story, por poner dos ejemplos recientes, son mucho más satisfactorias tanto como radiografías de un momento como poliédricas al abordarlo, no escatimando repartir palos a todo el mundo. Van más allá, intentando sacar conclusiones y entender la mentalidad americana. Además, los realizadores saben imprimir un sello emotivo que esta no es capaz. En Detroit todo es supuestamente indignante, claro, pero de un modo demasiado obvio. Como dice cierto crítico, es un relato despojado de todo trasfondo y absolutamente deshistorizado. Me olvidaré de ella y volveré a revisionar The Wire, que eso sí es realidad intravenosa.

@Cinergicos
[Leer más +]
33 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
Passengers
Passengers (2016)
  • 5,9
    24.715
  • Estados Unidos Morten Tyldum
  • Chris Pratt, Jennifer Lawrence, Michael Sheen, Laurence Fishburne, ...
4
Esas casualidades que te dan la vida
Ciencia-ficción. Jennifer Lawrence. Nave que viaja por el espacio hacia una colonia remota. Toda la tripulación y pasajeros, hibernados. Algo sucede. Un tipo se despierta muchísimo antes de lo que debería y no sabe cómo volver a criogenizarse a falta de muchísimos años para que la nave llegue a su destino. Morten Tyldum, que venía de Descifrando Enigma. Premisas que por si solas justificaban que me acercase a Passengers. Vista ya, ni mucho menos era suficiente como para garantizar que la cosa fuera bien.

Y todo porque el guion de Passengers no vale un pimiento. O se empeña en forzarlo todo para que el romance resiga unas pautas determinadas. Si por ello debe establecer que solo hay una cápsula médica para 5.248 personas, para que ninguno de los dos se ponga a hibernar y dejar al otro solo y, de este modo, subrayar que se quieren tanto como para sacrificarse mutuamente, si debe hacer todo eso para justificar lo otro, pues lo hace. Hay decenas de inexactitudes y situaciones hipotéticas no contempladas en un guion que, como todo buen guion que se precie, debería haber resuelto o contemplado mínimamente. En la zona SPOILER menciono casos sangrantes concretos.

Dejando a un lado todo esto y que la película se desmorona a partir de cierto giro, porque es cuando el guion vira más y más hacia lo simplón y la pura pirotecnia, la primera mitad de Passengers, pese a las dudas que suscitan esos detalles menos pulidos del guion y que citaba en el apartado spoiler, entretiene y consigue plantar algunos dilemas morales la mar de interesantes. Además, Lawrence es capaz de darle credibilidad a su personaje incluso en medio del tedio más absoluto. Pratt está bien cuando está melancólico o enamorado o debe mostrarse imperturbable, pero cuando se le exige algo más de dramatismo, cae en la sobreactuación.

Poco más hay que añadir. Newman hace un gran trabajo con la BSO y el apartado técnico raya el sobresaliente, aunque siempre me han repelido esas naves tan blancas, luminosas y que parecen diseñadas por Apple.

@Cinergicos
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Dos cabalgan juntos
Dos cabalgan juntos (1961)
  • 7,4
    4.457
  • Estados Unidos John Ford
  • James Stewart, Richard Widmark, Shirley Jones, Linda Cristal, ...
6
No todo lo que hacía Ford era oro puro (y es normal)
Como le ocurre a la mayoría, John Ford no podía estar todo el tiempo rodando genialidades como El hombre que mató a Liberty Valance, Centauros del desierto, La diligencia, ¡Qué verde era mi valle! o Las uvas de la ira. No podía estar siempre rayando la excelencia, porque, como todo ser humano, es capaz de flaquear. Y con Dos cabalgan juntos vaya si flaqueó.

Dos cabalgan juntos no es una mala película. Pero no es una de las de arriba, ni muchísimo menos. Y todo por un guion deslavazado, mal estructurado y que ni pincha ni corta. Tenemos unos 50 minutos iniciales prometedores, con un James Stewart i un Richard Widmark graciosillos, unos diálogos de réplica y contrarréplica a cuál más sagaz, construyéndote lo que crees va a ser un periplo increíble donde Stewart se humanizará más y Widmark se endurecerá algo más. PERO...
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mientras seamos jóvenes
Mientras seamos jóvenes (2014)
  • 5,7
    5.230
  • Estados Unidos Noah Baumbach
  • Ben Stiller, Naomi Watts, Amanda Seyfried, Adam Driver, ...
6
¡Ni que llegados a los 40 se acabara el mundo!
Mientras seamos jóvenes trata dos cosas muy interesantes (que no tratadas de forma especialmente interesante o no al menos durante la mayor parte del tiempo): la clásica crisis de los 40, donde la pareja protagonista empieza a negarse a sí misma el hecho de que quizás llegue un punto en el que deba renunciar a ciertas cosas, y el dilema que subyace entre verdad y ficción en el campo del cine documental.

Lo primero, lo de la crisis de los 40, está llevado con suficiente solvencia, aunque ni resulte especialmente inspirado ni ofrezca nada que no supiéramos ya. Es difícil, imagino, admitir que quizás no nos quede tanto tiempo en este mundo como creíamos y que es probable que debamos seleccionar qué es lo que queremos para nuestra vida y descartar lo que ya no es factible; en definitiva, aceptar la idea que los retos en cada etapa de la vida son distintos y que hay que pasar página aunque no hayamos hecho todo lo que pensábamos que íbamos hacer cuando teníamos 20. Hay escenas cómicas que funcionan, diálogos inspirados y los detalles habituales en el cine de Baumbach, pero hay momentos que se tiende a la simplificación (como creer que todos los jóvenes son como la pareja que forman Driver y Seyfried) y, como ya he dicho más arriba, Mientras seamos jóvenes no ofrece nada que no hayan tratado con más acierto anteriormente otros directores o escritores.

Y luego está el debate sobre hasta qué punto deben ser auténticos los documentales, hasta qué punto deben contener suficiente ficción como para atraer a un público que quizás no existiría si solo ofrecieran –aburrida– realidad. Pero más allá de esto, y lo que hace realmente interesante el enfoque de Baumbach, es planteado con el siguiente dilema: ¿debemos escandalizarnos sobre la dudosa realidad que ofrecen según qué producciones que se catalogan a sí mismas como documentales? ¿Hay que darle tanta importancia a la autenticidad de lo que se cuenta? ¿Qué es más importante: atraer al público u ofrecer un contenido 100% auténtico? Este tema solo cobra sentido –de forma algo abrupta– durante los últimos 20-25 minutos, pero son los mejores minutos de toda la cinta, porque el debate es interesante, original y huye de lo maniqueo. Aquí es donde Baumbach destierra su cinta de la más absoluta normalidad y alcanza cotas verdaderamente interesantes.

@Cinergicos
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ya no me siento a gusto en este mundo
Ya no me siento a gusto en este mundo (2017)
  • 6,1
    6.219
  • Estados Unidos Macon Blair
  • Melanie Lynskey, Elijah Wood, David Yow, Jane Levy, ...
6
Hasta los hue*** de la gente
¿Quién no se ha sentido algo resentido con sus congéneres humanos? ¿Quién no ha pensado que hay un pequeño porcentaje de personas que si no estuvieran ahí todo iría mejor? ¿Quién no se ha lamentado cada vez que ha visto una cagada de perro en la acera, que el político de turno ha sido acusado de corrupción o que cierto compañero de trabajo admita sin pudor que durante San Juan se ha dedicado a tirar petardos a los gatos callejeros? Seguro que vosotr@s tenéis vuestros ejemplos particulares también. Pues con todos esos ánimos (sic) proyecté mis esperanzas en un título tan sugerente como Ya no me siento a gusto en este mundo. Tenía ganas de verme reflejado en Ruth (Melanie Lynskey) y hacer algo que nunca de los jamases me atrevería a hacer: vengarme de la sociedad, pero en plan literal. Con tan altas y viscerales expectativas era normal que la primera película de Macon Blair, ganadora en Sundance, me decepcionara. Y lo hizo. Un poco.

Porque, seamos sinceros: solo los primeros veinte-treinta minutos van de eso. Luego el mensaje de fondo, el de que los seres humanos son estúpidos y que hay un demasiado elevado porcentaje de personas que solo están ahí para molestar con su sola presencia, se va diluyendo poco a poco hasta terminar en una película que intenta imitar el cine de Tarantino. El problema es que la moraleja se simplifica en exceso después de la primera visita a la mansión, reduciendo un mensaje complejo e interesante, al menos en su planteamiento inicial, a algo simple y carente de doble fondo, tal como: no hagas lo que no te gusta que te hagan a ti. Ni más ni menos. Cualquier posibilidad de abordar la hipersensibilidad de la protagonista, el hecho real de que hay mucha gente que estorba y que hay que lidiar con ello, todo eso, acaba diluyéndose irremediablemente.

El final, aunque interesante (en zona spoiler), es algo descafeinado. Uno siente que el objetivo de la película no debería haber sido el de enfrentarse a una panda de tarados, sino el de enfrentarse a la sociedad; porque los antagonistas de Ya no me siento a gusto en este mundo son antagonistas que uno no sabe muy bien qué pintan ahí. Son tres desequilibrados que para nada simbolizan la quimérica lucha que se prevé inicialmente por parte de Ruth; hubiese sido más lógico enfrentarse a representantes de lo que más odia y no simples locos de estar por casa.

A todo esto, la labor tras las cámaras es notable, la fotografía es buena y tenemos a un elenco que no está nada mal, en especial Melanie Lynskey, que es una gran actriz. Y hay dos o tres momentos que arrancan más de una risa. El tema de fondo es interesante, aunque no se aborde con toda la profundidad que hubiese sido deseable.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Alien: Covenant
Alien: Covenant (2017)
  • 5,6
    22.445
  • Estados Unidos Ridley Scott
  • Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Demian Bichir, ...
4
Ridley se ha vuelto a reír en mi cara y ya van…
Seis tips antes de ver Alien: Covenant:

1. ¡Esto no es Alien, no se confunda! Si usted creía por los tráilers que esto iba a ir de Alien, usted está muy equivocado. Nada más lejos de la realidad: esto es Prometheus 2 y todas las escenas que vio del alien en el tráiler serán todas las que se encontrará aquí. SIGO EN SPOILER 1.

2. Usted no se crea a esa gente que va pregonando que esto se parece a las dos primeras de la saga. Digamos que Alien: Covenant es en un 70% Prometheus, un 30% de Alien , el octavo pasajero pero sin la tensión, atmósfera, ritmo y todas las cosas positivas y bien cuidadas de esa película, y un 0% de Aliens. SIGO EN SPOILER 2.

3. ¿Recuerda que en Prometheus los personajes no estaban nada desarrollados? ¿Que morían pero que a usted le importaba un pepino porque apenas pronunciaban dos frases seguidas que se ponían a bromear o a hablar de Dios de una forma preocupantemente alarmante? Pues bien, en Alien: Covenant lo han subsanado parcialmente. Lástima que solo desarrollen a un par de personajes y encima los más cansinos. Usted pensaría que con el despido de Damon Lindelof esto se subsanaría: pues usted está muy, pero que muy, equivocado.

4. Como ya he dicho en el punto 1, esto no va de Alien. El alien es un bicho algo circunstancial. Lo que importa aquí es seguir con la gilipollez esa de Prometheus de los Ingenieros y esa sustancia (que en la primera era líquida y aquí parece polvo, no me pregunten) que hace que te crezca un bicho dentro. No se preocupe si no entiende qué conexión hay entre la primera y Alien: Covenant a lo que esto respecta. No se ponga usted quisquilloso.

5. ¿Recuerda que en Prometheus todo sucedía un poco a boleo? ¿Que uno tenía la impresión que el guion se había escrito sobre la marcha, como a lo loco, y que había innumerables situaciones estúpidas e inexplicables? Aquí también las hay, no se preocupe (SIGO EN SPOILER 3). No está Lindelof, pero me parece que este no era el problema de fondo de la saga. ¡El problema es usted, Ridley!

6. ¿Usted pasó miedo en Alien, el octavo pasajero y Aliens? Yo también. Aquí no lo pasará. Ni las escenas dan miedo, ni se consigue generar atmósfera suficiente como para estar aterrorizado durante todo el metraje. La escalada de tensión se esfuma en cierto momento y luego la cosa pasa a ser una de aventuras espaciales con monstruos estúpidos. Es curioso: los aliens de las viejas, pese a que se nota que no son de verdad, son muchísimo más terroríficos que este alien digital. Una palabra: atmósfera. Es mejor sugerir y currarse eso, que no liarse a efectos especiales asépticos.

Dicho esto, poco más a añadir. Alien: Covenant es mucho mejor que Prometheus, pero eso no la convierte en una buena película. Ni mucho menos.

@Cinergicos
[Leer más +]
160 de 182 usuarios han encontrado esta crítica útil
El discurso del Rey
El discurso del Rey (2010)
  • 7,4
    89.764
  • Reino Unido Tom Hooper
  • Colin Firth, Helena Bonham Carter, Geoffrey Rush, Michael Gambon, ...
7
Ni hecha a medida
El discurso del rey es ese tipo de películas que tienen un poco de todo, para satisfacer a todo el mundo y no dejarse a nadie por el camino. Están muy bien condimentadas: un poquito de escándalo pero no mucho no vaya a ser que los monárquicos enloquezcan; un poquito de matrimonio y escenas familiares para los más hogareños pero sin caer en el melodrama y alejarnos de lo que verdaderamente importa; un poquito de drama padre-hijo de ese con el que se identificará mucha gente; grandes cantidades de superación personal de esa que tanto gusta (“oye, si este tío tuvo que enfrentarse a esto, cómo no voy a poder enfrentarme yo a X?”); y grandes cantidades de Colin Firth, que está no para que le den un Oscar, sino dos.

Porque lo mejor de El discurso del rey es la relación que mantienen Firth y Rush, todo lo que rodea la terapia y cada una de las conversaciones que mantienen los dos (que, afortunadamente, ocupan el 70% de la película). El resto está por estar, para rellenar los momentos muertos y no saturarnos demasiado con las clases de dicción o de terapia. Ni la relación con el hermano y el padre está bien trabajada, ni su mujer, tal y como nos la presentan, pinta nada en la historia. Tampoco se detiene lo suficiente en los pasajes de política como para llegar a interesarnos lo más mínimo. Y volveré a decirlo, por si no ha quedado claro: COLIN FIRTH se lleva la palma (obligatoria la VOSE). Es, quizás, la actuación de aquel año y uno de esos Oscars que bien merecen la pena ser entregados.

@Cinergicos
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Quiz Show. El dilema
Quiz Show. El dilema (1994)
  • 6,9
    10.423
  • Estados Unidos Robert Redford
  • Ralph Fiennes, Rob Morrow, John Turturro, Paul Scofield, ...
8
Los medios y la honradez
Hay películas en que los temas se diluyen con la trama y uno tiene que leer entre líneas para descifrarlos. Y las hay donde eso es el eje central, donde el debate temático es básicamente lo que vertebra todo lo demás. Quiz Show es de estas últimas y todo gira alrededor de dos cosas de las que no se suele hablar frecuentemente de forma tan clara y contundente como hace aquí Redford, señalando con el dedo, sin subterfugios ni chorradas:

1. La primera es la honradez, cualidad muy importante para algunos o absolutamente ignorada para otros. Para algunos (como es el caso de Rob Morrow o Paul Scofield) es algo muy preciado, algo que consciente o inconscientemente deben preservar. Algo que no pueden manchar. Generalmente no ganarán nada que no se hayan trabajado, pero podrán estar orgullosos de lo que hayan conseguido, porque será algo que no se ha conseguido de forma desleal. Y luego están los otros, como John Turturro, a los que la honradez o bien les importa un comino o directamente ni siquiera se han planteado que exista o que sea algo que deba detenerlos en su afán para conseguir algo que de forma normal no conseguirían. Para ellos corromperse es algo marginal, algo que no se plantean. Y luego hay un tercer grupo, los que aun sabiendo que están haciendo algo deshonesto, aunque por dentro una vocecilla les diga que no están haciendo lo correcto, siguen adelante (como Ralph Fiennes). SIGO EN SPOILER.

2. Y lo otro es un análisis sobre cómo funcionan los medios, y no me refiero solamente en el plano de los concursos, que es el caso de Quiz Show. Todo lo que vemos por televisión está increíblemente bien calculado; se nos informa o no de X suceso en función de cómo se decantará la opinión pública. Y quien quiera creer que esto no es así, que no hay partidos de futbol que están amañados de antemano o que el ganador de Gran Hermano ha sido elegido por decisión del público, es un iluso.

En Quiz Show todo lo demás es algo secundario, pero no por ello menos pulido. Tenemos a actores muy buenos en pantalla (John Turturro, David Paymer, Ralph Finnes) y la puesta en escena es correcta. Lo único que se le puede achacar a Quiz Show es que el ritmo es algo lento en ocasiones y se agradecería que las cosas sucedieran más rápido, más que nada para que la narración adquiriese más fuerza y empaque. Aun así, atrapará a cualquiera que se haya debatido alguna vez sobre qué es hacer lo correcto y qué no.

@Cinergicos
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Julie
Julie (2016)
  • 5,0
    230
  • España Alba González de Molina
  • Marine Discazeaux, Silvia Maya, Rikar Gil, Juan Martín Gravina, ...
4
Como si la hubieran ambientado en un bloque de pisos
Cuando leo las críticas positivas de Julie en páginas como FA, tengo la impresión que cometen el error de valorarla casi exclusivamente por algo que poco o nada tiene que ver con la calidad intrínseca de la misma. Es muy loable que esta película se haya rodado haciendo uso de energías renovables, que se hayan gastado muy poco dinero en hacerla y toda la pesca, pero es un atributo que debería quedar totalmente excluido de la valoración de la misma. Y, por desgracia, hay críticas que se sustentan parcial o totalmente en este factor. Del mismo modo que al blockbuster de turno no lo suspendes o lo disfrutas menos porque haya emitido toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, este tampoco debería ser el caso contrario. Valorar una película solo por lo sostenible que es le hace un flaco favor a la misma, porque leer críticas donde solo se ensalza eso me hace sospechar que hay muy poca cosa detrás de la película en sí para hablar a fondo de ella.

Después de este largo párrafo introductorio, y entrando de lleno ya en la valoración de Julie como una película más (como debiera ser), el primer largometraje de Alba González de Molina es un coñazo de aquí te espero. El ritmo es lento, tedioso y no sirve a ningún propósito más allá de alargar el chicle hasta lo indecible. No se aprovecha para generar un relato intimista en el que trabajar una serie de personajes; la mayoría son meras comparsas que pasan por ahí y que transitan por los estereotipos más sobados del género sin aportar ni siquiera un ápice de originalidad o frescura. Y tampoco ayuda que muchos de los secundarios sobreactúen (mención aparte merece Silvia Maya, la mejor con diferencia) o que la cámara se detenga demasiado en planos estáticos en los que no ocurre nada. La impresión general que tengo al terminar Julie es que he estado delante de una historia dirigida de forma rutinaria y contada sin nervio.

Sin embargo, no todo son errores. Hay escenas que denotan un buen saber hacer, sobre todo cuando los personajes hablan y cuentan algo interesante, o hacia el final, donde todo se precipita y las escenas se suceden abruptamente. Es ahí donde González de Molina consigue combatir el sopor, pero ya es tarde para remontar casi hora y cuarto de la más absoluta languidez.

Y luego está la susodicha ecoaldea en la que transcurre toda la acción. Pareciera ser que este sería uno de los atractivos de la película, el conocer a fondo cómo se organiza una comunidad de este estilo y conocer todos sus entresijos a medida que transcurre el drama personal de sus personajes, pero nada más lejos de la realidad: podría haber sido ambientada en un bloque de pisos y se hubiera conseguido el mismo resultado. Uno no sabe muy bien cómo es la enseñanza en esa aldea, ni de donde sacan los alimentos, ni dónde hacen sus necesidades; si pretendías pasar tan por encima de la localización y sus características, simplemente no haber escogido dicho escenario.

@Cinergicos
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil