arrow
Críticas de Carlos
Críticas ordenadas por:
Rubicon (Serie de TV)
Rubicon (Serie de TV) (2010)
  • 7,2
    1.639
  • Estados Unidos Jason Horwitch (Creator), Jeremy Podeswa
  • Peter Gerety, Miranda Richardson, Dallas Roberts, James Badge Dale, ...
8
Crucigrama incompleto.
Tremendo proyecto el que nos presentaba la cadena AMC en 2010. ‘Rubicon’ se estrenó en Estados Unidos con buenas cifras de audiencia, pero éstas empezaron a caer ya desde la segunda semana de emisión, especialmente en la franja de edad comprendida entre 18 y 49años, la más codiciada en la televisión yanqui (sólo 0.2 de los 1.2 millones de espectadores que reunía la serie). ‘Mad Men’, por ejemplo, no gozaba de enormes audiencias, pero las cifras en la franja de edad 18-49 (0.7 de los 2.2 millones) fueron suficientes para mantenerla en antena.

La serie se centra en un analista de un instituto americano de inteligencia, cuya función es detectar amenazas terroristas internacionales que amenacen a los Estados Unidos. Pero el protagonista Will Travers (James Badge Dale) empezará a sospechar de sus propios superiores debido a un extraño código secreto en un crucigrama y a algunos sucesos que pueden parecer coincidencia, pero de los él sospecha que hay algo más. Uno de los hechos es la muerte de su suegro, que también trabajaba en inteligencia, en extrañas circunstancias.

De este modo, Will, intentará compaginar su trabajo en el instituto con la investigación que emprende por su cuenta para aclarar esas ‘coincidencias’ que parecen conducir a un secreto mayúsculo. Sus propios jefes, debido a su absentismo laboral y extraño comportamiento, empezarán a sospechar de las actividades de Travers y le invitarán en más de una ocasión a abandonar su búsqueda, debido a las consecuencias que pueda acarrear.

La ficción tiene un ritmo pausado y requiere paciencia y atención para ser vista, ya que es una de esas series en las que los detalles importan, y hay que estar despierto para captarlos. Seguramente, éste es uno de los motivos del poco apoyo de los espectadores, ya que estamos acostumbrados a ritmos altos que no nos hagan pensar en exceso y, sobre todo, a la inmediatez: si vemos una serie policíaca queremos ver casos desde el primer episodio, si vemos una serie de humor queremos reírnos desde el primer sketch.

‘Rubicon’ tiene toda la esencia de ser una serie de tres o cuatro temporadas y su temprana cancelación hace que quede incompleta. No ocurre igual que en ‘Lights out’ que, a pesar de su cancelación al acabar la primera temporada, queda completa y como una gran serie de sólo trece episodios.

Cuando acabas de ver la serie queda irremediablemente la sensación de “lo que podría haber sido”. Con un guión intrigante y brillantemente elaborado y uno de los mejores repartos que hayamos visto últimamente en las series made in USA, estamos hablando de una serie de que podría haber marcado época, y que ha quedado en una ficción incompleta que, aún así, merece ser vista. HBO ha tirado adelante series con pobres audiencias confiando en la calidad del producto y AMC no lo ha sabido hacer con un producto que era excelente.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hijos de la anarquía (Serie de TV)
Hijos de la anarquía (Serie de TV) (2008)
  • 7,8
    22.506
  • Estados Unidos Kurt Sutter (Creator), Gwyneth Horder-Payton, ...
  • Charlie Hunnam, Ron Perlman, Katey Sagal, Mark Boone Junior, ...
8
Una anarquía bien construida.
Kurt Sutter presentó en 2008 su segundo trabajo televisivo, tras el éxito de ‘The Shield’, de la mano de la cadena FX. No ha sido publicitada ni difundida como otras grandes series norteamericanas, debido a lo políticamente incorrecta que resulta en ocasiones, lo que le da más mérito si cabe a la gran acogida que ha tenido la serie. Por méritos propios, se ha convertido en serie más irreverente y con más personalidad del último lustro.

La trama se centra en un club de moteros ubicados en la ciudad ficticia de Charming, en California, los ‘Sons of Anarchy Motorcycle Club’, llamados generalmente SAMCRO, SOA o simplemente ‘Sons’. Tienen su sede en el taller mecánico Morrow-Teller y compaginan sus actividades legales en el taller con otras que no lo son tanto, como el tráfico de armas o de droga.

Al comenzar, la serie nos presenta a los miembros de la banda, encabezados por los tres protagonistas: el actual presidente y su mujer, Clay Morrow y Gemma Teller, y el vicepresidente e hijo de Gemma, Jackson ‘Jax’ Teller. Pero la ficción no se centrará únicamente en los negocios de la banda, sino que gozará de un interesante telón de fondo que nos acompañará desde los primeros capítulos: los secretos que entraña la figura de John Teller, antiguo compañero de Gemma, padre de Jax y co-fundador del Club junto a Clay (aquí es donde aparecen las similitudes con ‘Hamlet’). Jackson descubrirá la existencia de unos diarios escritos por su padre en los que habla de su relación con Gemma y Clay y las intenciones, actualmente olvidadas, por las cuales fue fundado el Club. Jax irá descubriendo estos secretos a pequeñas dosis, pero algunos de ellos son tan oscuros que afectarán a su relación con el club, con Clay, con su madre y le harán reconsiderar en diversas ocasiones su modo de vida y el de Samcro. Esta trama acompañará toda la serie y acabará en implosión en una tremenda cuarta temporada.

El nivel de intensidad y acción es un continuo in crescendo en la serie y temporada tras temporada. En la segunda, ya vemos al club tratar con gente cada vez más peligrosa y meterse en líos importantes. Pero en la tercera, todavía veremos más acción y, además, en un nuevo escenario, Belfast, lo que supone aire fresco para la serie (incluso el opening cobra un toque irlandés). Parecía difícil, pero la cuarta temporada se supera y no nos permite ni un instante de relajación frente a la pantalla, ya que desde el primer episodio es vibrante y con giros constantes que nos dejarán atónitos.

Se trata de una producción poco reconocida, incluso en los Estados Unidos, aunque cuenta con unanimidad por parte de público y crítica. Y por todo lo expuesto, podemos concluir que ‘Sons of Anarchy’ es una serie redonda, novedosa, con acción y un gran guión, que cuenta además con un reparto solvente y con una banda sonora a tono con el nivel general. Serie totalmente recomendada: huyan de estereotipos y déjense seducir por Charming y SAMCRO.
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Hour (Serie de TV)
The Hour (Serie de TV) (2011)
  • 7,5
    976
  • Reino Unido Abi Morgan (Creator), Jamie Payne, ...
  • Ben Whishaw, Anna Chancellor, Dominic West, Joshua McGuire, ...
8
Una novela de seis episodios.
La BBC vuelve a hacer de las suyas. La cadena británica nos presentó en 2011 una nueva mini-serie de seis episodios, un drama histórico con tintes de novela policíaca clásica ambientada en los años 50. Tras la emisión de los primeros capítulos y teniendo en cuenta la gran acogida y el gran nivel del que ha hecho gala la producción, sólo quedaba un camino: convertir la mini-serie en serie. Como ya hiciera anteriormente con ‘Luther’ o ‘Sherlock’, la cadena ha renovado ‘The Hour’ por una segunda temporada y, teniendo en cuenta los ejemplos anteriores, estamos seguros de que no defraudará.
Por méritos propios, la BBC se ha convertido en el gran referente europeo en la producción televisiva de calidad, y deseamos que dure.

Se han hecho comparaciones, más o menos acentuadas, entre ‘The Hour’ y Mad Men’, pero lo cierto es que los dos dramas tienen muy poco en común. Comparten una cuidada ambientación de época, en los 50 y los 60 respectivamente, y casi podríamos decir que aquí acaban las similitudes, ya que el desarrollo de la serie es muy distinto, así como la construcción de los capítulos o la importancia que cobran los hechos históricos (mayor en la británica).

La serie está ambientada en la década de 1950, centrando el foco de atención en la crisis de Suez entre Gran Bretaña y Egipto y en el trato informativo que la cadena pública británica realizó de los hechos. The Hour, un programa informativo de la BBC, intentará cubrir el desarrollo de la crisis de manera objetiva y plural, lo que despertará cierto recelo en el gobierno británico que hará lo posible por censurar las opiniones poco convenientes. Paralelamente, la serie nos mostrará el conflicto amoroso entre Bel, la productora del programa, y el presentador, Hector, con el tercero en discordia, Freddie, en una posición indefinida. Todo estará acompañado de un misterioso asesinato que la policía ha dejado sin resolver, pero del que Freddie sospecha que hay algo más.
Las tres tramas (el informativo, el lío amoroso y la investigación del asesinato) se intercalarán a lo largo de los seis episodios con destreza, lo que pone de relieve un guión tremendamente sólido y bien construido. En ningún caso la trama (o tramas) se convierte en fatigosa y cada capítulo nos ofrece una dosis de cada una de las problemáticas, para acabar resolviendo en dos capítulos finales que resultan intensos y de una calidad excelente.

El reparto también goza de un nivel general elevado, destacando a los tres protagonistas: Romola Garai (Bel), Dominic West (Hector, aunque siempre recordado como Jimmy McNulty) y Ben Wishaw (Freddie), que realizan un gran trabajo.

Por todo, ‘The Hour’ es una de esas series que merece ser vista, por su guión, su ritmo, inteligencia e interpretaciones, aún más sabiendo que vendrán nuevos episodios. El contexto histórico está muy bien tratado, ya que crece y se desarrolla con la serie y la ambientación, el vestuario y la banda sonora son magníficos. Otro éxito de la BBC.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Breaking Bad (Serie de TV)
Breaking Bad (Serie de TV) (2008)
  • 8,8
    99.599
  • Estados Unidos Vince Gilligan (Creator), Michelle MacLaren, ...
  • Bryan Cranston, Aaron Paul, Anna Gunn, Dean Norris, ...
8
Drama y comedia negra: el gran Cranston.
Poco hay que decir sobre ‘Breaking bad’ que no se haya comentado ya. La cadena estadounidense AMC apostó por un producto controvertido pero de gran calidad y convirtió a la serie de Vince Gillian en sello referencia de la cadena, junto con ‘Mad men’ y ‘The walking dead’, siguiendo esa línea de acercamiento a la soberana HBO. Fue estrenada en 2008 con una temporada de 7 episodios y el buen recibimiento por parte del público y la crítica aseguraron su continuidad.

Este drama se centrará en Walter White y en su evolución de padre de familia a traficante y asesino. Se trata de un profesor de instituto, esposo y vecino corriente, más bien soso, al que le diagnostican un cáncer terminal, dándole una esperanza de vida de dos años a lo sumo. Debido a ello, se replanteará su modo de vida: morirá en un par de años dejando atrás una existencia monótona y aburrida. Quizá es un poco tarde para cambiar eso, pero aún se ve con tiempo de resolver la situación económica de su familia. Y éste será el motivo por el cual se decidirá a aprovechar sus habilidades en el campo de la química para cocinar metanfetamina. Su compañero de viaje será Jesse, un antiguo ex-alumno con algún contacto dentro del mundo de la droga.

Pero el negocio no resulta tan sencillo como podía parecer. Además, la relación entre los dos protagonistas es de amor-odio y sus disputas serán constantes. Mientras la serie avanza, Walter se profesionaliza en la producción de la droga, especialmente a raíz de sus contactos con Gustavo Fring, y la trama se centrará, no tanto en la droga, sino en los enemigos que Walt ha hecho y en cómo lidiar con ellos, lo que nos conducirá a un final de la temporada 4 sensacional.

El desarrollo y el cambio del personaje desde el principio de la serie hasta que lo vemos convertido en un consumado gánster es el punto fuerte de este drama y no habría sido igual sin el tremendo Bryan Cranston. Protagonista absoluto, sólo hace falta comparar dos fotogramas de Walter White del principio y el final de la serie para captar la esencia del cambio en el personaje. El que fuera el padre de Malcolm hace suyo un papel realmente difícil y lleno de detalles. En esta ocasión, y sin que sirva de precedente, estamos de acuerdo con los tres premios Emmy al mejor actor que ha recibido Cranston por interpretar al profesor White.

Pero la serie cuenta con dos secundarios de lujo. Anna Gunn (‘Deadwood’) sobresale en su interpretación de Skyler White, la esposa de Walt. Y, especialmente, debemos destacar a Aaron Paul como Jesse Pinkman, ya que es capaz de captar y expresar perfectamente toda la locura y la rabia que habitan en un personaje tan excéntrico como imprescindible.

Por méritos propios, ‘Breaking bad’ se ha convertido en una serie de referencia en los últimos tiempos y de obligada visión para los que busquen temas novedosos e impactantes. El gran trabajo del reparto y una trama bien tejida convierten a este drama con toques de comedia negra en imprescindible.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
My Own Worst Enemy (Serie de TV)
My Own Worst Enemy (Serie de TV) (2008)
  • 5,6
    190
  • Estados Unidos Jason Smilovic (Creator), David Semel
  • Christian Slater, Mädchen Amick, Alfre Woodard, Mike O'Malley, ...
3
Otra ciencia-ficción mal desarrollada.
NBC presentó el producto a finales del 2008. Fue una de las series norteamericanas más promocionadas y esperadas del año. Aún partiendo de una buena premisa y prometiendo acción constante, no enganchó en absoluto al público, por lo que fue cancelada al acabar la primera temporada. Lo malo es que termina con un argumento inconcluso, claramente anticipándonos una segunda season que nunca llegó, con lo que la serie queda abierta y sin final.

Lo mejor y más interesante es la premisa de la cual parte la serie. Henry Spivey es un ciudadano corriente (y prototípico) americano, disfruta de una vida apacible con su familia, un bello hogar y un buen trabajo. Por otra parte, encontramos al agente secreto Edward Albright, especialista en cumplir misiones de cualquier naturaleza y en acabar con enemigos de manera sigilosa. Estos dos hombres no comparten nada, excepto que son la misma persona y conviven en el mismo cuerpo. Al agente Edward le insertaron un chip en el cerebro para crear una tapadera para su actividad secreta, creando a Henry y su vida ejemplar, para ocultar la verdadera ocupación de Edward. Pero este chip deja de funcionar correctamente y las personalidades de Edward y Henry comienzan a intercalarse de manera aleatoria. De este modo, encontraremos a Henry en mitad de complicadas misiones y a Edward soportando la vida diaria en familia.

Es una especie de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, dos personalidades completamente distintas conviviendo en un mismo cuerpo. Después de un buen episodio piloto, en el que nos presentan la trama, la serie se centrará en estos cambios de personalidad en momentos inoportunos y en cómo Henry conocerá los secretos de su alter ego.

El papel principal (Henry/Edward) es interpretado por Christian Slater, en lo que parecía un renacer en la carrera del actor, pero la verdad es que no convence en su interpretación. No es que desentone en el nivel general de la serie (ni mucho menos), pero no acaba de hacer suyo un papel no exento de cierta complejidad, ya que debía interpretar a dos caracteres marcadamente diferentes. El papel necesitaba un nivel de detalle y gestualidad que no llegamos a encontrar en Slater. En el reparto encontramos a Saffron Burrows y Madchen Amick, las bellas acompañantes de Edward y Henry. Mike O’Malley da vida al otro agente con personalidad doble. El hijo de Slater es el crepuscular Taylor Lautner.

La serie consta de nueve capítulos con el único atributo del entretenimiento y la acción. Pero como muchas otras propuestas de ciencia-ficción, la historia parte de una buena idea pero le falta un guión bien desarrollado y algo más de profundidad en los personajes para convencer.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Roma (Serie de TV)
Roma (Serie de TV) (2005)
  • 7,8
    31.286
  • Estados Unidos John Milius (Creator), William Macdonald (Creator), ...
  • Kevin McKidd, Ray Stevenson, Polly Walker, James Purefoy, ...
9
Roma 'entre bastidores'.
Tras una buena primera temporada, los creadores completaron la historia con una segunda, lo que hizo de ‘Roma’ la serie de los 100 millones de dólares, la más cara en su momento. De la unión de HBO y BBC y con el telón de fondo de uno de los momentos más interesantes de la historia, algo bueno debía surgir, y así fue.

La serie inicia su andadura en el final de las campañas militares de Julio César en la Galia y su inminente llegada a la capital de la República, hacia el año 52 a.C. César, durante su larga campaña contra los galos, ha ido reuniendo tanto poder y tanto apoyo ciudadano que se ve capaz de desterrar al Senado y colocarse a sí mismo como dictador (un título sin la misma connotación que en la actualidad) vitalicio de Roma. Este hecho no gustará a los senadores romanos, encabezados por Pompeyo el Grande, e intentarán derrotar a César y hacerle pagar por su desobediencia. Este enfrentamiento centrará la trama histórica de la primera temporada.

Paralelamente a los hechos históricos, la serie nos narra la vida cotidiana de la ciudad más grande de la época de la mano de Lucio Voreno y Tito Pullo. Se trata de dos legionarios que acompañaron a César en la Galia y que regresan con él a la capital. Veremos como uno y otro intentan retomar sus vidas con éxito dispar. Se retrata una época cambiante dentro de la historia de la ciudad donde Lucio se muestra depositario de una serie de valores que definen al verdadero romano pero que pocos conservan. Éstos dos personajes son históricamente reales, aunque no intervienen en los hechos tal y como veremos en la serie.

Este esquema se repetirá también en la segunda temporada, aunque las vidas de Voreno y Pullo se verán inmersas más directamente en desarrollo histórico de la trama. La primera acaba con los hechos acaecidos el idus de marzo del año 44 a.C., así que la segunda se centrará en otra lucha de poderes, más interesante si cabe, entre Augusto y Marco Antonio.

Cabe destacar que la serie tiene un desarrollo lineal muy logrado y parece que el tiempo sucedido entre el primer capítulo y el último sea menor de lo que es en realidad, ya que el transcurso histórico es de unos 22 años.

Como los propios creadores del drama expresaron, no buscaban exactitud sino más bien verosimilitud en los hechos y, especialmente, en los personajes y sus pensamientos. La serie presenta a personajes históricos reales desmitificándolos, mostrando que, sin lugar a dudas, eran hombres muy capaces en sus ámbitos pero alejándolos de los iconos que nos han llegado hasta hoy. Todos tienen sus miedos y sus dudas y, en definitiva, son mortales.

‘Roma’ es indudablemente una gran serie pero le cuesta un tanto arrancar en los primeros capítulos aunque al acabar la primera temporada se hace fuerte. La segunda es vibrante de principio a fin y supondrá un gran colofón a uno de los mejores dramas históricos de los últimos años.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Habitación perdida (Miniserie de TV)
Habitación perdida (Miniserie de TV) (2006)
  • 7,0
    4.790
  • Estados Unidos Craig R. Baxley, Michael W. Watkins
  • Peter Krause, Julianna Margulies, Dennis Christopher, Chris Bauer, ...
6
Puro entretenimiento.
Estamos ante una mini-serie estrenada en 2006 y que consta únicamente de seis capítulos, de unos 45 minutos aproximadamente. Pero en su corta duración tiene tiempo suficiente para contarnos una historia original y entretenida y lo hace, sobretodo, de manera directa, ya que no dispone de tiempo para andarse por las ramas.

La habitación perdida’ es una serie de ciencia-ficción con una idea y un planteamiento realmente originales: la habitación número 10 de un motel abandonado y solitario en Nuevo México es mágica debido a un “Incidente” que la hizo desaparecer de la faz de la tierra junto con los objetos que había en su interior. Cada uno de estos elementos, de la vida cotidiana (se pueden ver los títulos de cada capítulo: la llave, el reloj, el peine…), ha cobrado un poder especial. Los pocos que conocen este suceso y la existencia de los objetos lucharán por hacerse con ellos.

Es aquí donde aparecerá nuestro protagonista, el detective Joe Miller (Peter Krause), descubriendo por casualidad una llave que es capaz de abrir cualquier perta pero siempre con un mismo destino: la habitación de un motel. Por accidente, la hija de Miller queda atrapada en la habitación del motel y, a partir de aquí, la trama se centra en la búsqueda de otros objetos mágicos que le ayuden a encontrar la habitación y a su hija, con la ayuda de Jennifer Bloom (Julianna Margulies), que pertenece a una misteriosa organización llamada “Legión”.

Los actores principales, sin llegar a ser meritorios de Oscar, hacen un buen trabajo. Peter Krause (al que vimos más que correcto en ‘A dos metros bajo tierra’) hace cumple su rol de protagonista, interpretando a un policía normal que sólo quiere salvar a su hija, dejando de lado el prototipo de policía de acción de otras series o pelis norteamericanas. Aquí aciertan. El papel de Margulies es algo más previsible, es la mujer que acompañará y dará su apoyo incondicional (a pesar de acabar de conocerse) al protagonista. Destacan en sus papeles Kevin Pollak, que también está inmerso en la búsqueda de objetos, y el enigmático Dennis Christopher.

Con todo esto, podemos afirmar que ‘La habitación perdida’ es una producción planteada con ingenio que cumple con creces con su objetivo principal: entretener al espectador. Si bien es cierto que un punto más de novela negra o psicológica le hubiera sentado bien a la historia, y la poca profundidad es lo que hace que esta mini-serie se quede en buena y no acabe siendo notable.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Californication (Serie de TV)
Californication (Serie de TV) (2007)
  • 7,2
    25.982
  • Estados Unidos Tom Kapinos (Creator), Stephen Hopkins, ...
  • David Duchovny, Natascha McElhone, Madeleine Martin, Pamela Adlon, ...
5
Buena novedad, flojo desarrollo.
La cadena norteamericana Showtime (Dexter) nos presentó en 2007 este producto que se mueve con agilidad entre el drama y la comedia. El hombre tras la cortina es Tom Kapinos, el que fuera productor y guionista de ‘Dawson crece’, que ejerce en su segunda serie las mismas funciones. La serie ha anotado en 2012 su quinta temporada, aunque su audiencia ha ido en declive desde la primera, con lo que aún no ha sido confirmada una sexta temporada.

‘Californication’ se centra en la errática existencia de Hank Moody, un escritor de cierto éxito que padece adicción al tabaco, al sexo y a la autodestrucción. Y toda la serie gira en torno a ello: Hank y sus líos, que mayormente tienen que ver con mujeres (a cuál más espectacular). De hecho, la primera escena es bastante definitoria: un marido furioso pilla a nuestro protagonista in fraganti con su mujer y escapa a toda prisa y sin pantalones en su descapotable mientras suena el ‘You can't always get what you want’ de los Rolling.

A medida que avanzan los capítulos y las temporadas, la serie parece tener un único propósito, que todos (hombres) queramos ser como Hank Moody. Lo malo es que ésta queda como la única justificación para seguir adelante con un producto que evoluciona muy poco, por no decir nada, y hace que el espectador se canse de ver capítulo tras capítulo las gamberradas del escritor. La trama se repite en exceso, cada uno o dos episodios: Hank hace algo mal hecho (mujeres por medio) y tiene que acabar pidiendo perdón a su hija, a su ex, a su agente o a su chica del momento.

Los personajes estrambóticos que pueblan la serie son sin duda lo más atractivo. Personajes como el agente Charlie Runkle o su mujer Marcy, Lew Ashby (temp. 2), Sue Collini (temp. 3), Stu Baggs (temp. 4) o Apocalipsis Samuray (temp. 5) se suceden con sus diferentes rarezas y con las mismas intenciones de complicarle la vida a Hank. Pero hasta éstos acaban cansando, ya que cada personaje intenta ser más extravagante y desviado que el anterior, lo que transforma la serie en un sinsentido que se repite en exceso.

David Duchovny es el encargado de interpretar con acierto al protagonista, en un papel que parece hecho a medida para él. También cabe destacar Natascha McElhone como Karen, su ex y madre de su hija de la que estará eternamente enamorado. Ella le dice a Hank a título descriptivo una de las frases de la serie: “te estás ahogando en un mar de coños”. Su hija Becca (Madeleine Martin) es quizá el carácter más atractivo, poco creíble como personaje real, ya que confluyen en una cría de 13 años aires de Cobain y un psicoanálisis digno de Freud, pero que cumple su función como conciencia y consejera de su padre.

Después de la novedad que supuso la primera temporada (con un final de comedia romántica) e incluso la segunda, una floja tercera temporada dejaron a la serie en un punto de estancamiento que tampoco ha sabido remontar en las dos siguientes.
[Leer más +]
19 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Generation Kill (Miniserie de TV)
Generation Kill (Miniserie de TV) (2008)
  • 7,6
    7.539
  • Estados Unidos David Simon (Creator), Simon Cellan Jones, ...
  • Alexander Skarsgård, James Ransone, Lee Tergesen, Billy Lush, ...
8
Gran serie documental.
‘Generation Kill’ fue ideada por el escritor y guionista David Simon, pero está basada en un libro del periodista Evan Wright, resultado de sus vivencias como corresponsal de guerra, acompañando al primer batallón de Marines de E.E.U.U. en la Guerra de Iraq.

La serie se centra en el personaje real de Evan Wright, reportero asignado a uno de los equipos del primer batallón de marines. Además del periodista (Lee Tergesen), al que veremos en todos líos en los que se meta el equipo con su libreta y su cámara de fotos, destacan por encima de los demás el Jefe de equipo Brad ‘Iceman’ (Alexander Skarsgard) como el marine profesional y capacitado como casi ya no quedan el batallón y al caporal Ray Person (James Ransone, Ziggy Sobotka en ‘The Wire’) que encarna al marine completamente opuesto, mostrándose despreocupado y parlanchín aún en situaciones complicadas. Pero en esta serie no encontramos personajes principales (los tres anteriores aparecen un poco más que el resto, pero no en exceso) ya que interactúan de igual manera una quincena de marines de diferente rango, que nos dan una idea fidedigna de cómo se manejó este pelotón del ejército norteamericano sobre terreno iraquí.

El punto fuerte de la producción es que nos narra la guerra tal y como es, en este caso, como la reportó el periodista Wright, y no la que nos llega por los medios de comunicación. Vemos en primera persona ‘la otra cara de la guerra’, las dudas y miedos de los soldados o las penurias e injusticias cometidas contra la población civil. También la tensión y el estrés psicológico que padecen los soldados que están allí con el objetivo de combatir, pero que pasan la mayor parte del tiempo cavando hoyos, que servirán como letrinas o camas, escribiendo reportes oficiales sobre todo tipo de acciones y situaciones, cuando no son enviados a pequeñas misiones de reconocimiento carentes de sentido. Esto queda perfectamente reflejado cuando dos equipos del batallón, que van con todoterrenos, son enviados a despejar un puente que es el único acceso a una ciudad y el reportero le pregunta a Ray porqué no envían a los tanques por si el camino está minado o hay una emboscada preparada: “-¡Por eso nos mandan a nosotros, tío! No van a arriesgar un tanque de 5 millones de dólares cuando pueden enviar a un Hunvee de mierda-”.

También cuestiona el sentido de la Guerra de Iraq de mano de los propios marines, cuando algunos de ellos dudan de si su presencia es necesaria y si la misión que debe llevar a cabo el ejército de E.E.U.U., llamada ‘Libertad iraquí’, realmente mejora las condiciones de vida de la población autóctona.

‘Generation kill’ es una serie que bebe también del documental para imprimir más realismo a la trama y darnos la impresión a los espectadores que la guerra fue tal como la vemos en estos geniales siete capítulos. No se pierdan esta nueva visión que nos relata principalmente lo inútil que ha resultado ser uno de los conflictos más recientes de la humanidad.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terra Nova (Serie de TV)
Terra Nova (Serie de TV) (2011)
  • 5,2
    3.984
  • Estados Unidos Kelly Marcel (Creator), Craig Silverstein (Creator), ...
  • Jason O'Mara, Stephen Lang, Christine Adams, Shelley Conn, ...
2
Spielber realmente sorprende.
Serie estrenada en setiembre del 2011 y que concluyó 3 meses después sin tener asegurada su continuidad. Y es que los datos de audiencia no han acompañado a esta ficción anunciada desde principio de año a bombo y platillo. En otras ocasiones, grandes series como ‘Deadwood’ o ‘Lights out’ han sido objeto de un injusto descuido por parte de los telespectadores, que finalmente las llevó a la cancelación. Pero, en este caso, el pobre seguimiento está merecido dada la previsibilidad y poca calidad de este producto (no olvidemos que venía con el sello Spielberg) del cual tanto esperábamos. ‘Terra Nova’ pudo ser la que lanzara definitivamente el género de la ciencia ficción en el ámbito de las series, pero no se ha quedado en más que un intento fallido al estilo ‘Flashforward’.

Encontramos a la familia Shannon (guapísimos todos) a los que se les concede el privilegio de ir a Terra Nova. La ficción narra cómo los protagonistas se adaptan a su nuevo hogar y cómo resuelven todo tipo de misterios y conjuras que amenazan la colonia. Y es que todo les pasa a ellos: Jim (el padre) es policía, y nada más llegar ya se establece como mano derecha del comandante de la colonia y salvará a la comunidad mediante actos heroicos y arriesgados prácticamente cada capítulo. Elisabeth (la madre) es doctora, y en el segundo día ya parece la directora del hospital. La hija no ha deshecho aún las maletas que ya ha conocido a un apuesto soldado al que todos sabemos que acabará besando tarde o temprano. Y el hijo es llamado a transgredir las normas por una chica a la que acaba de conocer y él, sin dudar un momento, la sigue (-Oye desconocido, ¿te vienes a una zona prohibida fuera de los muros de la colonia? – Acabo de llegar, mi padre es policía y no te conozco, pero te acompaño). Lo malo es que la serie abunda en escenas y pequeñas tramas como ésta, previsibles y absurdas que descolocan y aburren al espectador.

Al menos esperábamos encontrar una fotografía y unos efectos especiales que nos dejaran boquiabiertos. Pero lo cierto es que tampoco impresionan y el T-Rex que vimos en el ‘93 en ‘Jurassic Park’ resulta más creíble que los saurios que nos encontramos aquí casi 20 años después.

Lo cierto es que el hecho de que Steven Spielberg hubiera apadrinado el proyecto poco nos hacía pensar que la serie llegara a ser tan vulgar. Algunos momentos (pocos) pueden llegar a ser entretenidos, pero en su mayoría aburren. Mejor dejaremos sin comentarios el hecho de que no expliquen nada del cómo o el porqué de estos viajes en el tiempo o que presenten a los ‘sixers’ al estilo ‘Lost’ con ‘los otros’. No sabemos si la serie tendrá segunda temporada o se quedará con los 13 capítulos que ya tiene; a mí, poco me importa.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Deadwood (Serie de TV)
Deadwood (Serie de TV) (2004)
  • 7,9
    9.482
  • Estados Unidos David Milch (Creator), Ed Bianchi, ...
  • Timothy Olyphant, Ian McShane, Molly Parker, John Hawkes, ...
9
Diamante en bruto
Esta ficción se estrenó en el año 2004 de la mano HBO y, aunque no cosechó grandes audiencias (más bien todo lo contrario), sus tres temporadas han hecho de Deadwood, sin lugar a dudas, una de las mejores series de la década.

La serie se sitúa en el año 1876 en un campamento formado por una calle principal embarrada, cuatro casas y un par de saloons (taberna y prostíbulo a la vez) y un cementerio que pronto albergará algún nombre ilustre. Todo esto al pie de las ‘Black Hills’, donde el oro espera ser arrancado de las entrañas de la tierra. En la época en la que nos situamos, Deadwood no pertenece legalmente a ningún estado norteamericano, se encuentra en un vacío de poder y soberanía que ha aprovechado un tabernero local para hacerse amo y señor del campamento y controlar todo lo que sucede dentro de ‘su’ frontera.

Pero aparecerán nuevos personajes que tratarán de arrebatarle su dominio, al menos parcialmente. A muchos de ellos los subordinará, con algunos pactará y sólo uno llegará a enfrentarse a él. Podemos decir que esta es la trama principal de la ficción, cómo actuamos los hombres cuando no existe la ley y lo único que vale es la ley del más fuerte. ‘Deadwood’ es sinónimo de lucha por la supervivencia y todos los personajes se mueven con este fin. ¿Y quién triunfará en esta selva de madera y lodo? Aquél que reúna fuerza y astucia a partes iguales y, sobretodo, el que sepa cuando utilizar una y cuando utilizar la otra.

Este personaje que todo lo controla es el dueño del Gem Saloon, llamado Al Swearengen, una suerte de Tony Soprano del oeste al que acabas cogiendo cariño (como ocurre con el mafioso de New Jersey) con el paso de los capítulos, a pesar de sus dudosas acciones. Está interpretado de manera magistral por un Ian McShane que llena cada una de las escenas en las que aparece que, por suerte, son abundantes.

Cabe destacar a otros personajes principales, como el hombre de justicia incorruptible Seth Bullock (gran Timothy Oliphant con ese caminar tipo western), el doctor Cochran (Brad Dourif) que aparece siempre que alguien tiene una indisposición o ha recibido un tiro o el fiel Charlie Utter (Daiton Callie), a quién todos nos gustaría tener como amigo y compañero. Por el lado femenino destacan la refinada Alma Garret (Molly Parker) y Trixie (Paula Malcomson), una de las empleadas del Gem Saloon, pero destaca especialmente Robin Weigert en el papel de la malhablada Jane, de la que nunca sabes si recibirás una sarta de insultos o palabras amables: dependerá de la cantidad de whisky que corra por sus venas. Lo dicho: podrán encontrar series que les agraden más o menos, con mejores y peores guiones o bandas sonoras, pero el elenco de personajes principales y secundarios que componen ‘Deadwood’ es verdaderamente insuperable.

Continua sin spoiler
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cómo conocí a vuestra madre (Serie de TV)
Cómo conocí a vuestra madre (Serie de TV) (2005)
  • 7,6
    95.528
  • Estados Unidos Carter Bays (Creator), Craig Thomas (Creator), ...
  • Josh Radnor, Jason Segel, Alyson Hannigan, Neil Patrick Harris, ...
5
Papá, es que hemos quedado, ¿nos cuentas de una vez santa vez cómo conociste a mamá?
HIMYM es ya una de las series veteranas de la parrilla televisiva. Aunque esta comedia tiene tantos seguidores como detractores, los que le atribuyen una genialidad que no se veía desde ‘Friends’ y los que, directamente, odian a Ted Mosby y su boba historia. Lo único cierto es su éxito en antena, lo que ha hecho que la cadena la prolongue dos temporadas más, hasta alcanzar la octava temporada. ¿Alcanzará las 10 temporadas de su predecesora? Las audiencias dictarán sentencia.

Todos coincidimos en lo odiosas que pueden resultar las comparaciones, pero en esta ocasión la comparación resulta demasiado evidente. Y el hecho de que sea evidente no le resta validez a esta comparación, ya que los creadores de la serie (o ‘copiadores’ que dirían algunos) se lo han buscado. Y no es que HIMYM tenga unas tramas similares a las de ‘Friends’, pero sí es cierto que hay características en la personalidad de los personajes y ciertos mecanismos de funcionamiento de la serie que podemos encontrar en ambas comedias: grupo de amigos, los escenarios son el piso compartido y el bar, la pareja dentro del grupo que sirve a los guionistas para tratar temas como el matrimonio o los hijos, etc.

Pero salvando estas comparaciones, lo cierto es que la serie tiene dos buenas temporadas iniciales, donde Ted empieza a explicarnos la historia que le llevará a conocer a su futura esposa. En estos episodios (cuando Ted aún hacia algo de gracia) vemos su relación con Robin, también a la extraña pero entrañable pareja que forman Lily y Marshall y, sobretodo, nos reímos con Barney, este ligón trajeado y teatrero que hará mil y una invenciones con tal de llevarse una chica la cama. Fue un prometedor inicio de la serie que, sin ser nada del otro mundo, cumplía perfectamente su función de entretener y divertir.

Pero la comedia se hace pesada con el transcurrir de los capítulos viendo que las tramas son similares a las del principio y previsibles. Además, algunos de sus personajes dejan de hacer gracia, como Ted y Robin, ya que se mantienen invariables desde el primer al último capítulo. Marshall y Lily tienen sus (pocos) momentos, así que el personaje de Barney Stinson (Neil Patrick Harris) queda como capitalizador y único depositario de la sonrisa del espectador. De hecho, lo único que mantiene la serie son los gags de Barney y los flashbacks que muestran a los protagonistas en su etapa de jovenzuelos universitarios. Demasiado poco para una serie de humor. Además, lo que sirvió como excusa para narrar la serie (la explicación de Ted a sus hijos) acaba en pesadez, así como las divagaciones en off del protagonista sobre el destino y la esperanza de encontrar el amor verdadero.

En definitiva, una serie con un buen inicio pero que va claramente decrescendo a medida que avanza y que queda lastrada no por su comparación con ‘Friends’, sino porque acaba costando soltar una carcajada debido a su completa invariabilidad y a la repetición de situaciones y de gags.
[Leer más +]
28 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
El declive de Patrick Leary (Serie de TV)
El declive de Patrick Leary (Serie de TV) (2010)
  • 7,3
    801
  • Estados Unidos Justin Zackham (Creator), Norberto Barba, ...
  • Holt McCallany, Stacy Keach, Catherine McCormack, Pablo Schreiber, ...
8
Lights forever.
Estamos ante una de las mejores series de los últimos tiempos que, sin embargo, ha pasado desapercibida para el gran público. Tanto, que la cadena que la emitía, FX (‘Sons of Anarchy’, ’Damages’), la canceló después de haber emitido la que ha sido la primera y única temporada de este gran drama. Casi mejor así: nos queda una serie de 13 episodios vibrantes y de gran factura que sin duda nos atrapará de principio a fin y, de este modo, no corremos el riesgo de que los guionistas y el paso de las temporadas le resten esplendor.

‘Lights out’ es la historia del ex-campeón de los pesos pesados Patrick ‘Ligths’ Leary (genial Holt McCallany en el papel), una historia de pasión por el boxeo y de superación personal. Después de retirarse del boxeo profesional, el protagonista decide centrarse en el trabajo en su gimnasio y en su familia. Pero los problemas económicos (y otros que vendrán detrás) están al acecho y no le van a conceder a nuestro púgil un retiro tranquilo. Patrick afrontará su cotidianidad como si aún estuviera en el ring, aguantando golpes que vienen por doquier con la máxima tenacidad (incluso de personas muy cercanas a él) y dando el máximo de sí mismo por defender a los suyos.

Las dificultades económicas acaban siendo una entre tantas turbulencias a las que tendrá que hacer frente. Empezando por su interesado hermano (un acertado y sonriente Pablo Schreiber, el que fuera Nick Sobotka en ‘The Wire’), que se aprovechará del ex-campeón para reflotar las arcas del gimnasio y llenar sus bolsillos, los agentes que manejan el mundo del boxeo, la relación con su padre o la enigmática aparición de su madre después de mucho tiempo sin saber de ella. Pero lo que hace a Patrick Leary realmente invencible es su mujer Theresa (Catherine McCormack, esposa de William Wallace en ‘Braveheart’) y sus hijas, a las que ama por encima de todo y que suponen el pilar principal de su estabilidad y de su confianza. No cabe decir que, cuando Patrick no encuentra este pilar, queda a merced de los intereses de su hermano y de los agentes, que se aprovecharán de él a pesar de su salud.

Sin desvelar ningún aspecto del argumento, queda comentar el gran acierto de la cadena en la elección del reparto. Tras destacar a un gran McCallany como ‘peso pesado’ de la ficción y las buenas interpretaciones de Schreiber y McCormack como hermano y esposa, hay que destacar el entrañable papel de Stacy Keach como el padre de Patrick, de sus hijas y, especialmente, el papel de Daniella (Ryann Shane), y el enigmático personaje Ed Romeo (Eamonn Walker), que tendrá una breve aparición pero que marcará un punto de inflexión en la serie con su vozarrón y sus reflexiones.

No se pierdan esta tremenda ficción, una pequeña joya con un argumento sólido y creíble, unas grandes interpretaciones y unos intensos 3 capítulos finales que nos regalan un magnífico y emotivo final de serie con el que quedaremos por siempre encariñados con nuestro campeón Patrick ‘Lights’ Leary.
[Leer más +]
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mad Men (Serie de TV)
Mad Men (Serie de TV) (2007)
  • 7,9
    31.401
  • Estados Unidos Matthew Weiner (Creator), Phil Abraham, ...
  • Jon Hamm, Elisabeth Moss, Vincent Kartheiser, January Jones, ...
7
Algo más que Draper
Esta es una de las series más comentadas, premiadas y vistas de los últimos años. No les diré nada nuevo. ‘Mad Men’ narra, entre tragos de whysky y humo de tabaco, el día a día de una empresa de publicidad de la Nueva York de los glamurosos años 60: vemos a los jefazos ahogándose en alcohol entre reuniones (y abordando a sus secretarias), a los creativos elaborando falsas realidades para los anuncios (y ambicionando el puesto de sus superiores) y a las secretarias trabajando diligentemente (y haciendo en ocasiones de cuidadoras y amantes de los dirigentes).

Todo esto se nos presenta sobre un gran telón de fondo, con una magnífica ambientación histórica, lo que constituye un gran punto a favor de la serie. Vemos, a través de los personajes, como vivía y sentía la sociedad americana respecto a los temas del momento, como por ejemplo la muerte de Kennedy, la herencia de la Segunda Guerra Mundial (cuando Sterling no quiere tratar a un cliente nipón porque amigos suyos murieron luchando contra los japoneses) y, especialmente, el machismo imperante de la época, muy bien tratado por los guionistas a lo largo de la serie pero especialmente en el personaje de Peggy Olson. También cuestiona la ética que existía (y existe) en el mundo de la publicidad o, más bien, la ausencia de ella, creando ilusiones e inventando necesidades con tal de vender.

La ficción se centra en Donald Draper (un Jon Hamm al que a partir de ahora siempre relacionaremos con Draper, como ocurre con Gandolfini y Tony Soprano), un publicista que es carisma y atracción en estado puro, especialmente para las damas. Su vida familiar más parece uno de los anuncios que él mismo crea: una simple fachada para ocultar un pasado algo turbio, su adicción al reconocimiento social y laboral y sus constantes escarceos extramatrimoniales. Pero el otro gran logro de la serie son los numerosos personajes secundarios que bailan alrededor de Draper: empezando por la perspicaz y valiente secretaria Peggy, su mujer Betty, el siempre ambicioso Pete Campbell o los dos fundadores de la compañía de publicidad, Roger Sterling y Bert Cooper, con cierto aire místico y que, en ocasiones, parecen más locos que cuerdos.

Si los dos grandes puntos a favor son la ambientación y el excelente elenco de personajes secundarios, quizá el único contra de la serie es lo que tarda en desarrollar las tramas. De las 4 temporadas que hay hasta la fecha, personalmente creo que ésta última ha sido la mejor, pero en las 3 primeras da la impresión de que algunos capítulos se parecen demasiado entre sí, y vemos a Draper actuando de la misma forma (básicamente, engañando a su mujer) sin avanzar, mientras que otros personajes sí que llevan a cabo una evolución. Mi valoración de la serie es notablemente positiva, pero pienso que, en ocasiones, decelera en exceso el ritmo.

Por tanto, hablamos de una gran ficción que sólo requiere paciencia para ser vista. Por cierto, no vean la serie con tabaco cerca: se lo fumarán todo.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Luther (Serie de TV)
Luther (Serie de TV) (2010)
  • 7,4
    6.560
  • Reino Unido Neil Cross (Creator), Brian Kirk, ...
  • Idris Elba, Warren Brown, Ruth Wilson, Saskia Reeves, ...
8
El policía oscuro
La cadena BBC nos ofrece una nueva serie policíaca pero con un enfoque notablemente alejado de las policíacas americanas que reúnen a las grandes audiencias (C.S.I y cía.). Y es que Luther, como buen serial británico que es, intenta darnos algo más de este género tan rodado y lleno de tópicos, como hiciera la misma cadena con otro de sus buenos productos, ‘Sherlock’.

La serie (10 capítulos, 2 temporadas) se centra en John Luther, detective en jefe de la ciudad de Londres, que tratará de resolver casos complejos y difíciles y de aportar respuestas donde, a menudo, sólo surgen preguntas. Y esto lo hace recurriendo a su lado más oscuro, ya que Luther es un personaje con luces y sombras: es un gran profesional capaz de resolver los casos más turbulentos. Pero por otro lado, es un hombre atrapado en su mal carácter, lo que le comporta enfrentarse varias veces con superiores y compañeros, y también es un hombre perseguido por sus demonios: la difícil situación que atraviesa con su pareja Zoe (una bella Indira Varma) y la turbia resolución del caso con el que se presenta la serie, en el que prácticamente deja morir (cayendo por el interior de un edificio) a un criminal. La relación que mantiene con la enigmática Alice Morgan también hará tambalear en más de una ocasión su estabilidad y su cordura.

Además de destacar a Idris Elba en el papel principal llevando a cabo un gran trabajo (aunque nos recuerde demasiado a Stringer Bell en la inolvidable ‘The Wire’), merecen mención especial una turbia y atractiva Ruth Wilson en el papel de Alice y un gran Steven Mackintosh como el detective Ian Reed.

En términos generales, una muy recomendable serie que mantiene la tensión y la intriga en sus dos cortas temporadas y que nos muestra un argumento y unos personajes cargados de matices que hacen que la ficción sea entretenida y de una calidad notable.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil