arrow
3
Uwe, tío... me has fallado
Así es. Después de marcarte una de las mejores comedias de lo que va de siglo (House of the Dead) y de mancillar un par de videojuegos aleatoriamente, ¿ahora me vienes con ésto? Venga tío, que el amor eterno que te juré era para que siguieses con tu CINE. Es decir: tiempo bala, disparos, sangre, tiempo bala, una teta por aquí, otra por allá, más tiempo bala y, finalmente, una escena de sexo metida con calzador. ¿Y qué me encuentro? Pues nada, sólo la mitad de tus señas de identidad... al menos mantienes una, y es tener los huevos de hacer esas películas que nadie en su sano juicio haría. ¿Y sabes qué? Te admiro.

BloodRayne 2 es la confirmación de que este tío está como una cabra, pero ante todo, tiene pinta de ser el primer paso hacia una gloriosa etapa que se iniciará con Postal, su próxima película que -misteriosamente- ha cosechado unas críticas brutales en Estados Unidos. Ese tema aparte, "Deliverance" nos lleva al "wild west", un Oeste con vaqueros, sus sombreritos y sus duelos bajo la luz del sol. Y lo mezcla con un Billy el Niño en versión vampiro. ¡Toma ya!. Todo esto en una película que se supone que adapta un vídeojuego. Voy a hacer un esquema, para aclararlo un poquito.

- Videojuego: Controlas a una medio-vampiro, primero en el siglo XIX y posteriormente en la Alemania nazi de Hitler. Ok.
- Película: Desarrollada en el Oeste.

¿Verdad que Uwe es un auténtico genio con las adaptaciones? Lo es, sin duda. Un maestro. Lo cierto es que la película es, contra todo pronóstico, entretenida y divertida. Y eso es un punto a favor, claro que lo es. El segundo punto, es la construcción de unos personajes frikis a muerte: un predicador chiflado que quiere desvalijar al pueblo, una tía buenísima muy dura, un loco más, un viejete (ains, Ironside, ¡dónde te metes!) que resulta ser la repolla, y un malo muy malo que da risa (¡Ains, Zack Ward!). La tercera estrella es repartida: los guiños casposos a películas como Vampiros de Carpenter, Entrevista con el Vampiro, Los Cuatro Magníficos...; también es por algunas piezas musicales que no están nada, nada mal.

Y todo esto arropado por una fotografía muy rancia, unas interpretaciones que envenenan las neuronas del espectador y unas escenas de lucha ridículas. Esto es cine serie B en su máxima expresión, pero del malo, por desgracia. Eso sí, que conste. ¡Ojo!: Uwe Boll ha cumplido parte del trato: Nos ha regalado otra película donde fusilarle. Pero vamos a ser francos: Hipocresía a un lado, Uwe ha hecho una bazofia digerible. De hecho, es mucho mejor que mil películas en teoría superiores. Y si uno no es capaz de admitir eso... pues nada. Allá cada uno. Con la mierda de presupuesto que tiene, y la mierda de reparto que hay... el tío se ha salido. Eso sí, Boll... para la próxima cómprate un trípode macho, que te tiembla el pulso más que a un jubilado.

P.D: Y una frase para el recuerdo: "Newton, la vida es como un pene: Cuando está duro, te jode. Cuando está suave, no sirve para nada."
40 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
50 verdades sobre Uwe Boll
1 Boll es el único que no ha recibido una patada giratoria de Chuck.
2 Tara Reid fue a hablar con Boll sobre la escena de sexo con Christian Slater. Boll le dijo "faltan 7 segundos", Tara le contestó "7 segundos para qué", a lo que Boll le replicó "7 segundos para que te meta el pene en la boca".
3 Boll no dirige. Crea.
4 Boll hizo Street Fighter.
5 Boll convenció a Arnie para que se hiciera gobernador solo para tener un poco más de control sobre el mundo.
6 El cine indio antes se llamaba cine indio. Ahora se conoce como Bollywood (Neathara says).
7 Uwe solía desayunar crispis por las mañanas. Así que una persona conocida suya acabó inventando el “boll” inspirándose en el apellido de Uwe. Finalmente Chuck, envidioso de la fama de Boll, le dio una patada giratoria a una de las l y se quedó en bol.
8 Boll fue quien le abrió el mar a Moisés solo porque este dijo que “House of the dead” molaba.
9 Boll hacía subir a Mr. T en un avión a base de ostias.
10 Boll suele cagar dos veces al día. Esas mierdas luego se las envía a Spielberg y a Eastwood para que hagan sus películas.
11 Boll inventó el chiste de “El bocadillo de bacon” que hizo famoso a Kevin Bacon.
12 Boll convenció a Christian Slater para que hiciera “El hombre sin sombra 2”.
13 Boll entrena como boxeador con las críticas de sus pelis.
14 A Boll no le basta con comprar a los críticos para que pongan bien sus películas. Se limita a darles ostias durante un combate de boxeo.
15 Boll peinó a base de puñetazos a Samuel L. Jackson durante Pulp Fiction.
16 Dios hizo la tierra para que la obra de Uwe perdure.
17 Los dinosaurios le jodieron una escena durante un rodaje a Boll. Este llamó a su amigo Chuck.
18 Boll fue quien obligó a Chuck Norris a hacerle perder un combate contra Bruce Lee en una película.
19. Después de una felación de Lindsay Lohan que no gustó nada a Uwe Boll, este le hizo a ella protagonizar “Herbie: a tope”.
20 Woody Allen se fue de América porque ocupaba el terreno de Boll.
21 Durante el rodaje de “Brokeback Mountain” Ledger tuvo que imaginarse en varias ocasiones que Gyllenhaal era Boll porque no se le ponía palote con Jake.
22 Boll le escribía los guiones a Shakespeare.
23 Morricone y John Williams se ofrecieron a hacer las bandas sonoras de Boll. Él los rechazó porque la música de estos dos comparada con la música bakala que Boll mete en sus películas es una mierda.
24 Los creadores de “Matrix” le copiaron la idea del tiempo bala a Boll. Ahora se dice que uno de ellos es mujer porque Boll le cortó el rabo.
25. Después de ser rechazado para hacer una película de Boll, Jack Nicholson hizo “El resplandor”. Lo que no sabe nadie es que los caretos que ponía Nicholson en la película no eran precisamente porque su personaje los requería.
26 James Dean murió en un accidente de coche después de que no le dejaran trabajar en una película con Boll.
27 Boll es capaz de beberse 20 jarras de cerveza de un trago.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.
43 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
El desprecio
.






















.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.
21 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
toda una joya
Riiiinngggg!!!
-Oye Uwe?
-Si
-Mira que soy tu productor, he encontrado un pueblo en Canada como del oeste, y he pensado que podríamos hacer la segunda parte de Bloodrayne pero en plan salvaje oeste
-Ja! vale, dame un par de semanas, que me hago el guion, y llamo a unos colegitas de Munchen, que vestidos de vaqueros dan el pego fijo
-Ah, lo de la chica...
-Sí, se de una, pero igual no quiere enseñar tanto como la otra
-Es una pena pero bueno, tranquilo, ya haremos algo
-Vale, otro taquillazo, igual inventamos el german-western-vampírico
-Jo que ideas mas buenas tienes Uwe

Pues eso. Lo peor es que no está tan mal rodada (parte de la fotografia), pero claro, el guion, los actores, la trama, la acción, la credibilidad, ... bueno todo el resto, se cae por su propio peso, y eso que me gusta el cine de vampiros. Esta vez ni la chica (que tiene pinta de estar que te mueres).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Uwe Boll's return: Bloodrayne in the vein
Ante todo, seguro que muchos se habrán sorprendido debido a la bandera canadiense que habita en el rincón derecho postrada al lado del título, y habrán pensado "Ja, a Uwe ya ni en EEUU le subvencionan" o "A este tío le han echado a patadas de yankeelandia". Pues no, Uwe rueda en Canadá porque le sale de los mismísimos, porque es un tío polivalente y porque quería pisar la tierra de anteriores genios de la serie B más homenajeadora como Cronenberg para, como no, realizar él su propio homenaje. Todo un crack, el entrañable herr doctor.
Y así es "Bloodrayne", una especie de homenaje en forma de coreografías cartón piedra, personajes dantescos y sin sentido del ridículo, y diálogos divertidísimos que sólo podía llegar a mezclar en un western vampírico este genio alemán.
Un homenaje, donde sin previo aviso, vuelan mesas, las botellas son rotas contra estas y las armas son desenfundadas con total soltura.

Ante todo, hay que reconocer que el maestro Boll se ha superado, y que ha dejado atrás facetas de su cine más carismático como el polvo por toda la cara o el bakaleo a todo trapo mientras el tiempo bala hacía su aparición.
Aquí ni hay bakaleo, ni hay polvo por toda la cara, ni hay tiempo bala, pero por contra, Uwe ha sabido (por así decirlo) mezclar dos géneros que tan pocos se habían atrevido a mezclar (quizá el maestro Carpenter en su infravalorada "Vampiros") y sacar un resultado que va más allá de lo esperpéntico, que hasta resulta curioso, gracioso y bonito de ver, porque ahora Boll se ha puesto serio, y no hay cuartel, aquí palman hasta los críos si es necesario.

Sobre los diálogos, no puedo hablar, pues debería tener un master en filosofía para analizar frases como "He matado a 17 hombres, sin contar chinos e indios" o símiles.
Lo que no hay que ser muy avispado para analizar, es el hecho de que en Canadá se montaban unas parrandas que pa qué. Y quien no me crea, que atienda bien: La escenita donde dos indios cruzan por delante de la cámara con toda la cara de "vamos a tomarnos unas cañas y unas bravas a muerte" los delata. Pero aun y así, yo sigo deleitándome al observar esta obra cumbre de nuestro cineasta favorito, de este apreciable amigo nuestro que es capaz hasta de propinar unas caricias a los rostros de sus atinados críticos, o de pedir nosecuantos millones para participar como extra en una de sus nuevas joyas.
Y para colmo, por si fuera poco, al principio observamos como él, ávido de nuevas experiencias, intentaba dar un paso más allá: Quería realizar un western vampírico basado en la doctrina `Dogma´, y claro, la cámara se mueve de aquí para allá, y de allá para aquí.. y tu terminas con una gran sonrisa, de esas que sólo él sabe arrancar.
Gracias Boll, te queremos :)
12 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil