arrow
5
Parodia aceptable
La película puede resultar algo ñoña y más que nada para entretener a las personas, pero intentemos entenderla un poco. Es una clara parodia del cuento de Navidad, el de Schroogger o como diablos se llame (o el Tito Gilito en "Una Navidad con Mickey"), solo que esta vez hablaba del amor. La historia está muy bien contada, y la moraleja es muy bonita, pero resulta bastante aburrida en general a pesar de todo, salvo algunos momentos en los que parece retomar el rumbo. De todas formas, no tiene la pinta de que vaya a pasar a la historia de las comedias románticas. Todo se basa en el amor, y para los amantes de estas películas, sobre todo de "Sexo en Nueva York", puede encantarles.

Por lo demás, la fotografía, decorado, actuación de Michael Douglas, ...Aceptable. Un 5'5.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Tú si que eres un fantasma Matthew
Positivo: Las mujeres de la cinta son muy guapas.

Negativo: Toda la película empezando por el reparto, Matthew McConaughey es uno de los peores actores de la historia del cine y sus películas son lo peor, ejemplo de ello es esta cinta. En segundo lugar, la falta de imaginación en el trama de la película con unos diálogos pésimos que no introducen al espectador a la historia. Y como último punto, la falta de humor o acción o drama que poseen todas las películas de la historia. Esta cinta es solamente una película romántica, mala pero romántica.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Mala como un dolor de muelas en navidad
Imaginad tener dolor de muelas en navidad. Turrón, polvorones... no puedes comer nada y te cabreas... pues eso es la película esta (me perdonen los dioses por llamarla película). Mala de narices. No hay por donde coger esta chufa sacada de un intento de versionar "Cuento de Navidad" de Dickens... que por cierto, si con "Los fantasmas atacan al jefe" se estaba riendo a carcajadas de ultratumba, con esta se debe de estar retorciendo y no precisamente de gustirrinín...
Pésimos argumentos, peores diálogos (que los adiviné casi todos por su falta de originalidad) y unas actuaciones que me destronaron a McConaughey. Garner nunca me gusto nada, pero ahora es peor que antes.
Douglas estuvo bastante bien en el único papel "divertido", pero es que es fácil hacerlo bien cuando eres Michael y los de alrededor son tan malos que te hacen parecer más brillante todavía.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Predecible
Se trata de una anodina comedia hecha con el fin, sin ninguna duda, de llenar las salas de palomiteros con ganas de azucar mientras McConaughey y Garner lucen palmito.

Tiene algun punto gracioso aunque desde el segundo uno, se intuye como vá a terminar la trama, por lo que la única gracia que queda es ver quienes y cómo son los fantasmas del pasado (bien una desconocida por entonces Emma Stone, y aceptable Michael Douglas).

Se puede ver un día en el que apetezca tener el encefalograma plano.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Sin sustancia
La típica comedia romántica vista mil veces, no está mal hecha e intenta enfocar la historia con un enfoque algo diferente, pero nada nuevo ni de mención destacada. La pequeña intervención de Michael Douglas sería lo único salvable de la película. Si eres incondicional del género te gustará, si no olvídala.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
La olvidarás facilmente.
Ni Mark Waters es Charles Dickens, ni Mathew McConaughey es Cary Grant, ni Michael Douglas deberia aparecer en películas como esta. Con un guión muy previsible la película nos cuenta la historia de Connor Mead (McConaughey), un fotografo famoso sin ningún escrúpulo con sus relaciones con las mujeres que asiste a la boda de su hermano donde se le irán apareciendo los fantasmas de antiguas novias para que reconsidere sus actuaciones y convertirlo en mejor persona.Solo con ver los cinco primeros minutos y con el título de la película es fácil imaginar como acabará todo.
En resumen, película floja que olvidarás facilmente.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
El hombre que no amaba a las mujeres
Lo primero que hay que aclarar es que los espectros que asedian al fotógrafo de moda Connor Mead (Matthew McConaughey) no son realmente fantasmas. Es decir, que no pertenecen a antiguas novias fallecidas antaño, cosa que desde que salió esta película me temí, dado su título. Afortunadamente esquivan esta inyección masiva de mal rollo pero no a costa de una comedia romántica agradable sino de una que es ofensiva, hipócrita y tópica hasta la saciedad. El único punto novedoso, además de la presencia de un irónico Michael Douglas y una Emma Stone que haciendo de fea demuestra que no es tan guapa como otros creen, o el temazo de REO Speedwagon, es el recurso de adaptar “Cuento de Navidad” de Charles Dickens, pero cambiando al avaro por el mujeriego empedernido. Y aquí es cuando empiezan los problemas. Connor se gana nuestra antipatía al minuto de comenzar o incluso antes porque no se puede ser tan cara y encima quedar bien con ellas.

Claro que si él es un "guaperas estúpido" y engreído, la peor parte del cuadro se la llevan las hembras en bloque, que de nuevo vuelven a lucir una falta completa de solidaridad femenina. En palabras de la propia Jenny Perotti (Jennifer Garner) hay dos clases de mujeres que vendrían a ser las guarras y las decentes, las unas, unas bobas facilonas que no saben ni lo que quieren, un mero divertimento sexual, y las otras, a las que hay que respetar y amar. El poco edificante argumento se corona poniendo a las primeras más atractivas que las segundas, por donde se ve por donde van los tiros. Dice una zorrita, así la califica otra chica, que no yo, "parecía desear que nos enamorásemos de él y en cuanto ocurría...". ¿Cómo? ¿Y encima queréis a un fantoche así? Pues os merecéis todos estos desengaños. La película llega al grave error de que el que tiene que cambiar es él pero me parece que son ellas las que tienen que dejar de ser tan idiotas, tan golfas o las dos cosas al tiempo.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Entretiene amenamente casi todo el rato (que no es poco).
Comedia romántica del montón que usa para su argumento una revisión muy mema y particular del gran clásico de Dickens "Un Cuento de Navidad".

El protagonista es un ligón empedernido con aversión al compromiso y al enamoramiento... pero la visita de unos cuantos espíritus del pasado, presente y futuro durante una noche (incluyendo a su primera novia y a su fallecido tío millonario "playboy") le harán ver que su forma de vida no es la conveniente y se reformará de ser un mujeriego.

Es una película previsible sobre el caradura que se redime, llevada de forma boba y con infinidad de incoherencias en sus situaciones "fantasmales", con un romance que se siente forzadísimo que no transmite nada ni emociona ya que los dos protagonistas (McConaughey y Garner) tiene una química inexistente (y Jennifer Garner no puede estar más horrible, seca e inexpresiva. No transmite nada y parece un maniquí).

Así que sí, es una tontería romántica más... hueca, postiza e infantil... pero aun con todo esto resulta entretenida en la mayor parte de sus momentos (y eso, a día de hoy, es mucho decir).

Y es que afortunadamente el film explota muy bien su oportuno y ágil ritmo narrativo que apenas deja espacio para el aburrimiento. Por fortuna trata de dejar de lado las partes más convencionales de la comedia romántica, y se centra y da mucha más importancia a los momentos "mágicos" basados en el relato de Dickens (momentos muy simples pero que nos ofrecen un puñado de fantasmas graciosillos con bastante carisma y salero (atención al viejo espíritu verde de Michael Douglas), y unos viajes al pasado, presente y futuro que resultan o bien divertidos o bien interesantes... mínimamente, ya nunca harán reir a carcajada limpia o llorar a moco tendido, pero sí mantienen la sonrisa o el cariño). Gracias a esto la película no harta ni se hace muy larga (cosa que sí sucede en la mayor parte de estas comedias tontas que aburren soberanamente), y es solo en los momentos en los que la cinta no tiene esas situaciones "fantásticas" cuando todo se queda en la mediocridad y el artificio absolutamente evidente.

A destacar también su buena fotografía y a un McConagey que, si bien no está brillante, tampoco está demasiado desubicado y aguanta el tipo como puede.

Lo dicho, entretiene que no es poco.

Lo mejor: Esperar algo horrendo y encontrarse con algo pasable y ameno a (muchos) ratos.
Lo peor: Jennifer Garner...
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una comedia romántica más que no se sale ni un milímetro del esquema establecido
Película con un par de gracias rescatables y ya está. Lo demás lo mismo de siempre. En el 90% de las comedias románticas actuales existen cuatro o cinco modelos que se repiten una y otra vez, y en lo que cambia únicamente son las caras y a veces ni eso. Esta película sigue el modelo del ligón cabrón que utiliza a las mujeres y que ninguna mujer se le resiste. Pero que detrás de esa fachada y de esa aparente vida perfecta, en realidad es un buenazo que se encuentra falto de cariño y que se encuentra frustrado con su vida superficial. Por el otro lado está ella, la elegida, que es la única que ve al galán como es en realidad y que le hace abrir los ojos al protagonista para que él sepa como es en realidad.

Como reflexión ante este tipo de películas comentaré una incomprensión que tengo, y como esta otras mil sobre la sociedad americana, de la necesidad de casarse casi enfermiza, sobretodo por parte de las mujeres, para reafirmar que una relación es seria y para toda la vida, y más teniendo en cuenta que seguramente se trate del país con el índice de divorcios más elevado del mundo.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
4
Pobre Dickens!!
Dirigido por Mark Waters (un habitual de la comedia romántica con ciertos tintes fantásticos), cualquier espectador reconocerá en su estructura las líneas básicas de la inmortal obra de Dickens.

Efectivamente, las visiones de Connor Mead (Matthew McConaughey), un mujeriego empedernido, que utiliza su buena planta para aprovecharse del sexo femenino como si fuera un vulgar kleenex, debido a las enseñanzas de su difunto tio (encarnado por Michael Douglas), y que tienen lugar justo cuando se está preparando la boda de su hermano (con una visión totalmente opuesta), bien podrían haber tenido lugar durante cualquier otra celebración navideña. Pero eso nos hubiera impedido de mostrarnos a McConaughey en plena “acción” con las damas de honor del film.

Teniendo en cuenta la cantidad de veces que hemos visto adaptado el cuento de navidad citado, sumado a la previsibilida de este tipo de producciones, no nos sorprenderá en absoluto la resolución final del mismo, que seguramente seremos capaces de adivinar mucho antes que haya aparecido el primer fantasma.

Se trata de un film realizado totalmente al servicio de su estrella, McConaughey, el cual aparece prácticamente en todos los planos del mismo, sin que nadie le haga sombra, excepto la breve presencia de Michael Douglas, en el papel de un mujeriego que trata de evitar que su sobrino cometa exactamente los mismos errores que él. No deja de ser paradójica la elección de Douglas para un papel que parece un reflejo de su propia vida pasada (cuyos excesos sexuales motivaron incluso su ingreso en una clínica especializada para este tipo de excesos), aunque ya reconducido por a la senda “correcta” de la mano de su mujer (Catherine Zeta-Jones).

En este sentido, queda claro el mensaje conservador que transmite, no sólo este film, sino también producciones similares. Cualquiera que intente llevar una vida de frenesí sexual, parece condenado al “fuego eterno”, a diferencia del que lleve una vida “normal”, entendida esta como la que gira entorno a la familia, es decir, casarse, tener hijos, etc. El mensaje familiar que lleva pegado este film permanece invariable, por mucho que se trate de una institución totalmente en crisis, y los valores que ésta quiere transmitir están totalmente desfasados hace varios años.

No nos ofrece mucho más Waters, excepto unas cuantas y vistosas escenas de la buena forma física que exhibe su estrella, unas cuantas mujeres “florero” (entre las que destaca la presencia totalmente desaprovechada, en sentido dramático se entiende, de Jennifer Garner), para contentar no sólo a la parroquia femenina sino también a la masculina, y alguna que otra secuencia pretendidamente divertida dentro de un tono general desenfadado pero nada ácido. En el género de la comedia romántica, por más que se busquen diferentes vehículos, no parecen cambiar demasiado las cosas y siempre se acaba pasando por los mismos lugares.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
4
¿Es posible hacer cambiar a un hombre?
En mi últimamente excesivo afán por ver películas románticas, me topé con "Los fantasmas de mis ex novias", una revisión del clásico cuento de Navidad de Charles Dikens cuya principal originalidad radica en que no es Navidad.

He estado leyendo varias críticas antes de exponer la mía y sólo me queda clara una cosa. Por favor, es una comedia romántica de Matthew McConaughey y Jennifer Gagner, ¿qué esperaba la gente con ella? ¿Actuaciones memorables, una historia diferente? Imposible, ya tiene al chico guapo y en esta película al pequeño Matty se le notan las arrugas.
Una de tantas comedias románticas que pasó sin pena ni gloria por los cines estadonidenses, españoles y de cualquier parte, igual que pasará sin pena ni gloria por mi cabeza o por la de cualquier espectador, excepto por la de aquellos hombres ávidos de mujeres atractivas porque el film es un desfile continuo de tías buenas (y de tíos feos, excepto Matthew y otro al que esconden mucho para que no le haga sombra)
El pobre Matt no se decide por ninguna, le gusta ser un solterón y saltar de cama en cama, según le dicen sus fantasmas, así se va a quedar, solterón, aburrido y nadie va a acudir a su entierro. Así que, o cambia, o cambia.

Esta última apreciación me lleva a preguntarme... ¿Es posible hacer cambiar a un hombre? Muy a mi pesar me temo que no. ¿Eso es lo que nos quiere hacer creer? Pues conmigo no cuela.
No obstante, la película entretiene durante noventa minutos. Cumple su función. Te saca alguna que otra sonrisa antes de llegar al esperado y previsible final.

Lo mejor: Emma Stone que, estoy segura se lo pasó pipa haciendo el ganso en esta película, interpretando al fantasma de una chica de 16 años.

Lo peor: Es todo tan previsible que pierdes interés con nada
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
5
Cliché pseudoromántico
Como en vacaciones no todo puede ser grandes películas o films que trascienden, en el término del período de descanso tomamos el control remoto en el trasnoche y volvemos a ver esta comedia romántica del 2009 aproximadamente.

Si bien para hablar de romance suele caerse en estereotipos, como la soledad mutua o los estados de desgracia o idealización, en esta ocasión se apela -especialmente para caerle en gracia al público femenino, gran consumidor de estos productos del cine- a exacerbar los vicios del machismo, encasillado en el seductor incapaz de mantener una relación estable y por supuesto, interpretado por Matthew McConaughey.

Sabido es que a las chicas si bien estos donjuanes les resultan atractivos, paradojicamente deploran sus tácticas de seducción. Este es el eje de la historia que tiene su contraparte en la sufrida y romántica -aún sin esperanzas- Jennifer Garner.

Hablar de la trama no es lo mio, pero, ya saben que si quieren consejos sobre las películas aquí estamos; “Los Fantasmas de mis ex novias” que lógicamente evoca el cuento de navidad de Charles Dickens no llena muchas expectativas para cinéfilos exigentes, posiblemente ninguna. Sí en cambio, logra momentos de entretención para pasar el rato y si los agarra en una jornada de regaloneo indoor los puede emocionar, como lo hacen estas comedias.

Como guinda sorprende ver a Emma Stone en un personaje más que particular, divertido y cuando aún no brillaba tan encandilante como hoy, sin olvidar por supuesto a Michael Douglas que con este film volvía al celuloide tras una enfermedad y que aporta mucho al humor -quizá lo más- interpretando también a un excéntrico personaje. Una dupla que a veces le roba el protagonismo y las simpatías a la pareja titular.

En resumen, comedia romántica que alcanza sus puntos más altos cuando se vuelve imprevista y estrafalaria. Fácil de criticar pero también entretenida.

:S
Conclusión:
Romántica con moraleja. Medianamente entretenida en pareja.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
2
Los fantasmas de mis peores películas.
Domingo, noche familiar, al día siguiente tenía universidad -justifico la situación en la que vi la peli porque a mí mismo me da palo reconocer que he visto algo así-. La película parecía interesante y graciosa, es más al principio lo era, y hasta pensé que podría aprender de las artes amatorias de Matthew, pero joder, que tostón barato nos metimos para el cuerpo. Mira que a mí me jode poner puntuaciones debajo del cinco.

No me hizo gracia, cosa que no es difícil. El romanticismo, genero que he potenciado poco, completamente cogido con pinzas... La verdad es que, al contrario que otros foreros, no me jodió ver a Matthew ,McConauguei -ups, McConaughey-, ni a Jennifer Garner, ni Michael Douglas... ¡Me jodió ver a Robert Foster participar en este espectáculo! El que hizo de policía en Jackie Brown, el vendedor de aspiradoras de Breaking Bad...¡ese mismo también se subió al carro de este insulto artístico!

El hecho de que la peli estuviera bien al principio será lo que le haga que le ponga un 1,75, que redondearé en 2. Nótese que cuando las pelis a criticar son malas, la propia crítica es corta.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
2
Peor que una de Hugh Grant
Si has visto pelis románticas, sabrás que ésta iba de revolucionaria por su punto de partida: ver a un galán acosado por sus ex. El resultado, en cambio, dista mucho de eso: peor que una de Hugh Grant, que al menos tienen argumentos originales propios y no son una fotocopia de "Cuento de Navidad" en retro queriendo hacer guiños a los 70s y 80s.
No se la recomiendo ni a mis enemigos.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
8
Los Fantasmas de mis ex novias
Una película, dentro del género comedia, pero dentro del cuento de Navidad, dónde el padre, le enseña que ha pasado con las chicas a las que ama, al querer dejar a su prometida.
Por eso se dará cuenta, de que es buena chica y tendrá final feliz.
Para todos los públicos.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
3
Insustancial
Comedia sin ton ni son. Lo que comienza con un buen ritmo y una mordacidad políticamente incorrecta se convierte en una comedia previsible y falta de gracia que se deja ver sin más.
Con el viejo truco que Capra hizo magistral en "¡Que bello es vivir!", aqui las Clarence de turno llevan al protagonista a su pasado y a su futuro sin saber muy bien porqué. Debe ser porque los guionistas se hubiesen ido a una duración del film poco comercial y por lo que cuentan inaguantable.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
4
¿Por qué todas tienen que acabar igual?
Al empezar "Los fantasmas de mis exnovias" sabes que no verás una joya del celuloide, pero es que la película cae -o directamente se lanza- en todos los tópicos posibles. El final es penoso, fundamentalmente porque lo deduces en el minuto 3 y todo empeora cuando ves que se cumple todo lo que pensabas, sin ápice de sorpresa. No arriesgan en nada.

Matthew McConaughey es muy bueno, y cumple con creces su cometido, mientras que sus compañeras son muy flojas. Tanto sus personajes como sus interpretaciones. Jennifer Garner es muy joven para haber pasado ya por el quirófano. Y, aunque sin ser santo de mi devoción, Michael Douglas y sus burradas consiguen sacarme casi todas las carcajadas de la película. Tampoco muchas, cuatro o cinco.

El problema de este film es simplemente su argumento, su guión y su desarrollo. Tremendamente típico, manido y aburrido.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
3
Cómo rehabilitar a un "pendón verbenero" en un fin de semana
Refrito del "cuento de navidad" de Dickens orientado a la rehabilitación de un "viva la virgen" encarnado por el insustancial Matthew McConaughey.La historia se deja ver aunque las limitaciones interpretativas del protagonista son más que evidentes llegando en algunos momentos a hacerlo poco creible. Lo mejor es el papel de madurito playboy de Michael Douglas.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
LOS HOMBRES DUROS TIENEN CORAZÓN
Los Fanstasmas de mis ex-novias" es algo así como una nueva versión del "Cuento de Navidad" de Charles Dickens, llevado hacia la comedia romántica y protagonizada por un habitual del género como Matthew McConaughey ("Planes de Boda", "Cómo perder a un hombre en 10 días", "Novia por contrato") y Jennifer Garner ("Elektra", serie de TV "Alias"). El resultado es menos terrible de lo que podría parecer en un principio y se podría afirmar que está por encima de la media de films perteneciente al prolífico subgénero de la comedia romántica.

Pese algún bajón en el ritmo del segundo acto, la película mantiene un buen equilibrio entre la comedia y el romanticismo, sirviéndose de la buena química de la pareja protagonista, con un McConaughey más entonado que de costumbre y una Garner servicial, acompañados por un buen plantel de secundarios que ofrecen los mejores momentos del film, especialmente con el personaje interpretado por un recuperado y estupendo Michael Douglas, aunque también resultan reconfortantes la presencia de carismático Robert Forster, de una espléndida Anne Archer, en una de las mejores escenas, o de la joven y emergente Emma Stone, también vista recientemente en "Bienvenidos a Zombiland", y que otorgan un plus para que el film no caiga en la típica película tontorrona del género, eso sí, el argumento resulta absolutamente previsible de principio a fin y desaprovecha parte de las posibilidades de mezclar la historia con el cuento originario.

Crítica para www.universocinema.com
@danielfarriol
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Predecible
Independientemente de si nos sabemos o no la historia de Dickens, la película es bastante predecible y no aporta algo interesante. Matthew es adorable pero Jannifer Garner no lo es tanto. Destacable el papel del tío seductor de Michael Douglas.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo