arrow
8
El regreso
Muchos han visto como la señal de identidad del cine que hizo grande Shyamalan al giro, a la vuelta de tuerca. Es más, la idea generalizada es que todo el cine del hindú se sustenta en eso: en sus giros.

No puedo negar que hay algo cierto en todo esto, y Múltiple no rompe con esa idea. Pero como las mejoras obras del autor, la película no pierde su sentido con un giro ridículo, sino que crece y se magnifica tras este. "El sexto sentido" gana enteros con el segundo visionado, ya que en ningún momento su juego de espejos y engaños es absurdo, sino consecuente e inspirado. Aquí, el engaño es de otro calado. Distinto, pero igual de ingenioso.

Sin tomar su revelación final en cuenta, Múltiple es una película de suspense con toques de terror, muy bien rodada (lo cual no es ninguna sorpresa visto el resto de la obra de su autor), que aunque padece algún que otro altibajo, crece a medida que avanza hasta culminar en un climax fabuloso. Todos sus aciertos se deben en gran parte a la labor de su protagonista, un McAvoy entregado por completo a lo que le plantea el director. Es capaz de resultar terrorífico y enternecedor, de cambiar de registro con una mirada y hacer que cada una de sus personalidades sea reconocible por su sola expresión facial. Es un papel desatado para un actor al que no le importa desatarse. Esta absolutamente fantástico.

El eje de la trama, con una acertadísima Anya Taylor Joy siguiendo el juego de McAvoy, es casi perfecto. Siempre tenso e interesante, a caballo entre el terror clásico y el suspense al puro estilo Hitchcock, con las adecuadas dosis de humor, mientras esta historia esta en marcha la película funciona como un reloj.

Quizás el mayor problema sea una de sus tramas secundarias, la protagonizada por la psiquiatra interpretada por Betty Buckley: la noto desconectada del hilo principal durante gran parte de la película, y en ningún momento llega a encajar del todo en el resto. Distrae de la historia central, exceptuando algún que otro momento atinado, y aporta poco más allá de explicar determinados detalles del argumento.

Pero, al menos para un servidor, no sirve para anular las virtudes de una cinta que, en casi todo momento, me llevó de la mano y me mantuvo atado a la pantalla. Y es que quizás, lo más digno de alabanza de la cinta en si es la claridad de su autor para plantear el juego de la película. O te dejas llevar por sus ideas, por su propósito, o puede que no funcione y te parezca hasta ridícula.

Sin spoilers, concluiría: un thriller entretenidísimo con un actor en estado de gracia.

Pero con spoilers, la conclusión varía. No para peor. Sino por las dimensiones que cobran con su final.

(No abrir si no la habéis visto y pensáis hacerlo. De verdad).
[Leer más +]
456 de 495 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El Depredador Impredecible, o "la Historia de alguien que no sabe que es el Joker"
Un hombre con 23 personalidades diferentes.
La clase de premisa que podría dar lugar a un cacao importante de historia, por no decir un festival de sobreactuación en manos poco habilidosas.
Pero hete aquí que Shyamalan decide abordar la cosa de la forma más... "extraña" y rigurosa posible, si se puede decir así, y James McAvoy se entrega totalmente a la causa.

'Múltiple' se convierte entonces en un relato de supervivencia, al límite de la verdad científica, hundiendo sus raíces en la conveniencia que tiene el destino para dar el peor golpe cuando nos creemos mejor preparados.
Casey recuerda los consejos de su padre para la caza: observa la presa, espera pacientemente sin hacer ruido y aprovecha tu oportunidad. Su comportamiento está completamente preparado para anticiparse a los demás y aún así no le sirve para nada.
Pero eso es porque Kevin es cambiante, impredecible y el causante del ruido. Aún más, nunca podría ser la presa: él es el depredador, total y absoluto, que nunca estará indefenso porque ninguna de sus 23 personalidades le permite estarlo.

Sin desvelar demasiado "de qué va" exactamente la película (cosa que no se desvela hasta sus últimos minutos; ver Spoiler quien quiera saber) podría decirse de manera general que es casi una exploración del Mal: de dónde surge, qué quiere, a dónde se dirige.
Para Casey, todas esas preguntas podían resolverse hasta que aparece Kevin, mientras que sus compañeras de secuestro nunca han tenido la oportunidad de planteárselas en primer lugar. Ellas lo han tenido todo siempre, mientras que Casey nunca ha tenido casi nada de nadie.
Por eso quizás también le fascina Kevin: un hombre capaz de ser un niño de 9 años al momento, una persona madura al siguiente, un erudito mañana, un estricto bacteriófobo anteayer. En el fondo, ella está más fascinada por su variada inteligencia que en su posible fuga, quizá porque por primera vez encuentra un reto ante el que su visión para el detalle no tiene respuesta clara.

Esa respuesta la tendremos que encontrar con ella: 'Múltiple' se divide entre las chicas interactuando con Kevin y el propio Kevin siendo tratado por su psicóloga, en un entramado de escenas definitivamente extraño, logrando confundir humor y terror, macerando un cóctel curioso en su ansia de no definir "de qué va" (de nuevo, si se quiere saber, al Spoiler).
Mi consejo: déjate llevar por el viaje, sumérgete en sus interrogantes, siente intensamente la cólera, diversión, desparpajo y transformismo de un McAvoy absolutamente gigantesco.
Puede que te sorprenda la verdadera reflexión de todo cuando su psicóloga, la dra. Fletcher, llegue a exclamar que hasta sus peores personalidades "son necesarias".
¿Por qué pensar eso?

Quizás por la misma razón por la que Casey ha aprendido a cuidarse de los depredadores: por la certeza de que el Mal, cuando aparece, es injusto, brutal y horrendo, pero también equilibra, enseña y endurece.
Lo que no sabíamos era que puede esconderse bajo cualquier forma, surgir de cualquier parte, dejando a sus víctimas inocentes totalmente desamparadas ante su existencia.
Una verdad que acabamos descubriendo tan aterradora como natural, de manos de un hombre tan desequilibrado como enfermizamente cuerdo, y de su presa tan controladora como insospechadamente atrapada.
[Leer más +]
148 de 172 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Necesito un psiquiatra. La necesito, Dra Fletcher
Hola, Dra. Fletcher, mi nombre es BallestaV y he sufrido un episodio de transtorno de personalidad disociativa mientras observaba con atención el desarollo del nuevo film de Shyamalan. No sé cual de las muchas personalidades domina, ni cuál ve la luz. Necesito su ayuda, ¡Ayúdeme, por favor!

Personalidad 1 (la del freak del cine, gran interesado de la forma de dirigir): Asegura que 'Múltiple' goza de numerosas virtudes visuales. La ambientación es notable, y la constante utilización del primer plano con el personaje principal es un acierto total. Está claro que el director indio no es ningún inpeto con la cámara, todo lo contrario, como ya demostró en anteriores obras, especialmente en 'The Village'.

Personalidad 2 (la obsesionada con las interpretaciones del elenco actoral): Alucina con la actuación de James Mcavoy, siendo él el mayor sustento de la película. Quizá un poco pasada de rosca en algunos tramos, pero igualmente solvente y eficaz. Lo que le chirría más es el papel de las secundarias. Las tres chicas jóvenes no le transmiten ningún tipo de verdad ni de sentimiento.

Personalidad 3 (la preocupada por el desarollo dramático): No acaba de pillarle el punto a lo que nos cuenta Shyamalan. El desarrollo de personajes y situaciones es precipitado, no se consigue la empatía ni la emoción con ninguno de ellos. Se supone que el transcurrir del film debería transmitir sensaciones de intriga, temor y desasosiego, pero realmente no hay una verdadera conexión con la historia, a pesar de que no aburre en ningún instante; y el excesivo (casi obsceno) final no ayuda a mejorar nada de lo anterior.

Personalidad 4 (la del realista de turno): Considera que la exposición de situaciones y la evolución de las personalidades no resulta creíble en ningún momento del film. Todo avanza de forma algo histriónica y exagerada, para llegar a un clímax final, que en esta ocasión no sorpende, y que luce desmesurado. El juguetito se le va de las manos al director indio-americano.

Personalidad 5 (la de espectador informal): Afirma haber pasado un buen rato con lo que propone 'Múltiple', pero para nada permanecerá en su memoria. No le gusta nada el desenlace de la peli y se explica por qué coño (SPOILER ALERT, leer en zona spoiler) * (...).

Personalidad 6 (la del seguidor del cine de Shyamalan): No entiende qué ha sido de aquel Shyamalan que tanto prometía con 'El Sexto Sentido' y que se confirmó como un poeta visual, un artífice de las imágenes y un mago de las metáforas con 'The Village'. Después de sus defectuosas creaciones 'La joven del agua', 'Airbender' y 'After Earth' parecía atisbar un rayo de esperanza con 'La visita', donde se podían reconocer algunas cualidades del mejor Shyamalan, pero 'Múltiple' no mejora el nivel de esta última y deja una sensación agridulce en la carrera cinematográfica del artista.

Personalidad 7 (la del despistado): No comprende las referencias a 'El Protegido'. Y no compra la justificación de muchos de que entendiendo la referencia a la misma la perpeción alcanza una nueva dimensión. 'Múltiple' es un producto independiente de la película a la que referencia y, como tal, debería funcionar por si sola, no acudiendo a explicaciones ajenas a la propia cinta.

....

Ahora, dígame, por favor, ¿cuál de mis personalidades es la más dominante? Quizá quede alguna por emerger que domine a todas las anteriores, pero... ¿Qué me dice, que pueden coexistir varias al mismo tiempo?

En ese caso le diré, doctora, que si se diera la situación de que conviven todas ellas a la vez, mi opinión es que 'Múltiple' funciona como entretenimiento, pero solo parcialmente. Y se echa en falta una reflexión más elaborada y transcendente de la enfermedad. Tengo la sensación de que, a pesar de haber recuperado cierto nivel, no es más que otro producto pasajero de los tantos que nos ha ofrecido este director. Echamos de menos a aquel Shyamalan innovador, sorprendete y profundo.
[Leer más +]
79 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un final digno del Imperio Contraataca
Imposible compartir mi entusiasmo sin utilizar la zona de spoilers.

Pero por cumplir, diré que uno de los directores más preciados de mi infancia, ha vuelto por la puerta grande.

Desde 'El sexto sentido' hasta 'La joven del agua' (ésta última rozando lo que sería lo fallido de su siguiente etapa) siempre fuí un aférrimo de este director, todas sus películas tenían un halo indescriptible, un misterio cinematográfico, que Shyamalan poseía e impregnaba en sus películas, ir al cine a ver sus películas era un ritual sagrado. 
Me desconecté totalmente de sus posteriores películas (algunas como 'After Earth' ni las he visto ni creo que haga falta). Y viendo esta película ha sido como volver a sentir de golpe todas esas sensaciones que hacían de Shyamalan el director tan especial y único que es. 

La película parte de una idea ya en principio muy interesante y un gigante James McAvoy (que espero que empiece a ser reconocido como uno de los mejores de su generación) lleva en sus hombros todo el peso de la película creando un personaje(/s) espectacular.

Hasta aquí la parte sin spoilers.
[Leer más +]
46 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
M. Night Shyamalan vuelve destrozar arquetipos
A diferencia de otras películas de este director, en “Split” podemos observar a un M. Night Shyamalan mucho menos contenido de lo habitual, mostrándonos por momentos lo que esperamos que nos muestre (no es una crítica, es solo una observación). No juega con la misma sutil intensidad de “El protegido” o “El bosque” donde en diferentes situaciones nos enseña en el mínimo continente el máximo de contenido, aquí es más visceral pero no por ello es menos genial. “Split” es una muy buena película que, acompañada en todo momento (como es costumbre en este autor) de una espectacular puesta en escena, nos muestra al que posiblemente sea el Shyamalan más oscuro y perturbador hasta la fecha.

Aunque la premisa pueda parecerlo, no es una película más de secuestros ¿Cómo iba a serlo teniendo en cuenta quien la dirige? Es un thriller psicológico sobre secuestros, si, pero también es un drama sobre secuestros, es una reconceptualización dentro del subgénero sobre como los traumas del pasado marcan a las persona que seremos en el futuro. Porque si algo diferencia a Shyamalan del resto, no solo es la manera en la que filma, la cámara acaricia, lo que diferencia a este genio único, a este profanador de lo cotidiano, es la forma, la rareza y la elegancia para subvertir todos los convencionalismos con los que estamos familiarizados, y ver al mismo tiempo como podemos cambiar el concepto de lo que es una sesión de terapia.

Las interpretaciones de Anya Taylor Joy y de Betty Buckley son estupendas y necesarias, pero el trabajo que realiza James McAvoy va más allá del elogio.

Hay algo a lo que nuestro director nos tiene mal acostumbrados, y son sus giros finales, algo que es ya marca de la casa y que le pasó factura hace tiempo. Nadie debería de ir a ver una película suya pensando en cual será el final con el que nos sorprenderá esta vez, y ver quien es el más listo de la clase por ser el primero en pillarlo. Hay que dejarse llevar por la belleza que radica dentro de sus historias, criticadas muchas veces por los más timoratos.

Shyamalan es por mérito propio el sacrílego de arquetipos de este siglo, y también del pasado, mirando por el objetivo de la cámara como no lo hace ningún otro director, agitando nuestras rutinas y cambiando los muebles de sitio. Por momentos, incomprendido por marcar él mismo las reglas del juego sin ceñirse a lo que cualquier otro haría, criticado por una sociedad hipócrita, pero admirado en el futuro como un genio único e inevitablemente influyente.

Y como pasa en casi todas las obras de este autor dentro de la industria, esta también ganará más en posteriores visionados. Hay que darle tiempo y ya veréis como va mutando la criatura.
[Leer más +]
40 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Irregular.
James McAvoy es espectacular, hipnótico, no agrego nada nuevo a lo ya dicho. Coincido con todos. Igualmente con respecto a Ana Taylor Joy, sobresaliente. Brillante también el uso de la cámara y toda la parte técnica. Tampoco agrego nada, Shyamalan sabe rodar, y muy bien.
El resto... hum... no sé. No termina de funcionar. No salí del cine diciendo "Qué peliculón de Shyamalan", antes bien al contrario. Lo que siento es que el tono de toooooda la laaaaarga primera parte, no tiene nada que ver con lo que sucede en el tercer acto y que no desvelaré aquí. Me da la sensación de Shyamalan quiere desesperadamente volver a que le llamen genio -como sí lo fue en El sexto Sentido, El Bosque y para mí, Señales- y se mete en jardines muy artificiosos y artificiales.
[Leer más +]
39 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Mi crítica basada en lógica : Sensaciones confrontadas.
*********** Nota de cabecera (puedes saltarla) ************
Siempre que he leído críticas he esperado lo mismo de ellas, explicaciones con objetividad, criterio y concreción, tal vez por no encontrarlas mayoritariamente de este modo, me he decidido a registrarme como usuario.
Yo no tengo la razón absoluta pero intento aplicar toda la coherencia posible y considero que todo el que ama el cine puede criticarlo.
A mí personalmente, me fascina el amor con lógica.
******************************************************************

M. Night Shyamalan es un director que en cada película nos regala un destello de grandeza, pero por alguna razón pasó a ser el eterno director incomprendido, tiende a plasmar relatos cotidianos vistos desde un punto inusual y creo repite en exceso esa fórmula, pero por gracia divina es que nadie más lo hace como él, fíjate que en sus películas nada es lo que aparenta ser: El Sexto sentido, El bosque, La joven del agua o El protegido y ahora Múltiple mostrando de nuevo otra película con la misma idea y no solo le sigue funcionando, si no que aparentemente cada vez lo hace mejor, sí, no cabe duda, es la misma formula, pero que bueno que existes Sr. M. Night Shyamalan.


CRÍTICA en 3 puntos:

1) La historia
Creo que este director ha visto la película Marthyrs, tal vez pensó que podía hacer algo más comercial y menos gore y siendo dueño del thriller psicológico va y nos planta una película que nos tiene en tensión de inicio a fin, eso en si y después de las fallidas Nunca apagues la luz o No respires ya es un logro y es que Múltiple es una película bien construida, pero lamentablemente creo que es esa su única virtud, la historia esta bien pero tiene grandes incongruencias, ¿23 personalidades?, ¿para que tantas? si apenas me vas a mostrar a 3 o 4 y además no te vas a tomar la molestia de construirlos bien, todas las personalidades son prácticamente superficiales, la fotografía no acompaña, la bso tampoco, ni las subtramas y se espera mucho más del papel de Anya Taylor Joy, el giro de guión es nulo y solo el final es la gran vacilada de M. Night Shyamalan, porque admitámoslo, para los que entiendan el final todo parece apuntar que M. Night Shyamalan vendrá con la segunda parte de una de sus grandes obras y cuidado que la confrontación entre el bien y el mal puede ser apoteósica si lo que plantea se convierte finalmente en una película.
Creo que la historia podría haber sido más oscura, con mayor profundidad y que podría haber creado una obra maestra del cine de terror, aun así, la película se sufre y se agradece.

2) Interpretación
James McAvoy está en el punto de mira, interpretar a un personaje con personalidad múltiple parece de esos papeles de Oscar, pero su trabajo es fallido, creo que todo está estereotipado en este aspecto, con alguna que otra personalidad ridícula y la escena del desdoblamiento donde va de personaje en personaje en un mismo plano lo acerca más a un hombre con tics en la cara que a las expresiones de una mente desfragmentada, también creo que era una labor difícil.
Anya Taylor Joy debería tener un carácter con secuelas psicológicas mucho más presentes en cada plano, dignas de un giro de guión o de una oscura subtrama, predecible, plana y casi innecesaria.

3) A destacar
La tensión, la personalidad número 24, las explicaciones de la doctora sobre como una mente da vida a una personalidad haciéndola real y adoptando físicamente sus cualidades y sobretodo, sobretodo a destacar el guiño del final.


CONCLUSIÓN:
Hay que verla, no lo dudes, no tendrás muchas oportunidades de encontrar thriller psicológico de esta calidad.

OTRAS PELÍCULAS INTERESANTES:
Identidad, Gothika, Session 9, Aparecidos, Alta tensión (2003), Frágiles, El resplandor, El sexto sentido, Los otros.

Gracias por entender mis maneras.
[Leer más +]
58 de 91 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Múltiples espejos del dolor
«Somos lo que creemos que somos», dice Bestia, la creación de otras veintitrés personalidades que conviven al interior de Kevin Wendell Crumb, un ser con segundo nombre al igual que los grandes asesinos estadounidenses. Ese diálogo frente al espejo es respondido por Hedwig (personalidad de un niño de nueve años): «Ahora sí creerán que existimos», es la estrategia que escoge el director de origen indio para hacer visible el mundo de la locura a una sociedad que tiende a esconder a sus locos. No es de extrañar que el director sea depositario del conflicto entre el pensamiento oriental y occidental para sorprendernos con su tesis extravagante: «los quebrados» producto del dolor representan a los puros, los únicos que tienen valor por sí mismos debido a que han sido anteriormente destrozados. En este universo ideado por Shyamalan «los quebrados» serían los seres evolucionados. Son puros (de sangre purificada), seres mágicos (Harry Potter) que mediante su pensamiento pueden despertar el gen dormido y aprovechar todo el potencial del ser humano. Por eso la existencia de la doctora Fletcher es tan importante, ella personifica al mundo científico que observa las paradojas del trastorno de personalidad disociativo, una mirada comprensiva ante la enfermedad que intuye algunos alcances, pero que en ningún caso está abierta a lo sobrenatural: un ente terrorífico de fuerza descomunal trepando por las paredes. Interesante y reflexivo planteamiento de Shyamalan que entiende que detrás de la tesis aparente, reflejada en un espejo, se esconde su antítesis: los seres quebrados (aquellos que sufren trastornos mentales) no representan a ningún movimiento, tan sólo son el fruto del dolor incubado a través de los años. Hábilmente el director introduce otra arista: en este universo «los quebrados» pertenecerían a una especie de religión que a través del dolor (no de la culpa) purificarían la sangre del hombre. Tan descabellado es este último argumento, que nos hace entender que la antítesis de este universo es el enfoque buscado por el director. Es un juego magistral de espejos que requiere el cien por ciento de las dotes actorales de James McAvoy, con el objeto de ver reflejados en su rostro las múltiples caras que componen a esta Bestia, multiplicidad de mundos internos que se contraponen a aquellos externos: la sociedad representada a través de un noticiario de televisión, las calles vacías y nocturnas. Casey Cooke (el otro personaje con apellido) constituye la otra cara de la moneda, la víctima que no ha enfrentado sus miedos, aquella que no ha dejado salir a su bestia y que espera al interior del auto (antes cárcel y ahora protección).

El juego entre luces y sombras es perfecto, pero deliberadamente confuso en su significación. La oscuridad está presente en los túneles, en los cuartos aislados tras los cerrojos, que simbolizan materialmente los diferentes recovecos de la mente de Kevin. Los cuartos subterráneos están definitivamente bajo el alero de la oscuridad, en gran parte de la película son el campo visual, en tanto el fuera de campo sería la luz, el mundo exterior, aquél donde se emplaza el zoológico humano, un lugar que tampoco es seguro.

Ese mundo oculto es el lugar donde descubrimos el conflicto profundo, el quiebre de este personaje fragmentado: el maltrato físico y psicológico de una persona en formación, peor si esa violencia proviene desde el interior de la familia y aún peor si se trata de abuso sexual. En la mente de Kevin no existe una familia funcional, sus múltiples personalidades son espejos rotos. Esperen de esos fragmentos un ser atormentado que quizás se refugie en el arte para catalizar el sufrimiento, o un ser perturbado que deba ser recluido en un hospital psiquiátrico, o bien esperen a la Bestia que canalizará su dolor en furia descontrolada, ya no sólo contra la familia sino contra la sociedad, un ser capaz de generar esa estremecedora imagen de James McAvoy doblando los barrotes con un rictus endemoniado.

M. Night Shyamalan utiliza el recurso del fuera de campo de una manera perturbadora. El espectador no estará a salvo en la luz ni en la oscuridad, tampoco encerrado en una habitación, en definitiva, los recuerdos implacables harán que cualquier lugar sea inconfortable. El «espacio exterior» no será lo visible a través del tragaluz de «Room» (2015), cinta de Lenny Abrahamson donde un niño secuestrado percibía el mundo externo como algo esperanzador. Ese punto de vista inocente de un niño que recibía todo el amor de su madre hacía del cautiverio un asunto secundario, en cambio, Shyamalan propone una dispersión del punto de vista en múltiples personalidades creadas para hacer frente al sufrimiento.

La película logró desatar el conflicto a escasos cinco minutos del inicio. Tuvo un desarrollo psicológico de gran espesor, el terror se fue colando desde lo claustrofóbico hacia lo sobrenatural. El origen de la violencia proviene del ser humano y una vez activada esa bomba de tiempo, el director nos sumergirá en aguas profundas para hacer aflorar emociones genuinas. «Somos gloriosos… ya no tendremos miedo», anuncia Bestia hablando en plural. «Sólo a través del dolor… podrás alcanzar tu grandeza».
[Leer más +]
27 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Ya no me la metes más Shyamalan
Es que no aprendo. No hay manera. Porque las de cal ya no superan las de arena, y Shyamalán para algo interesante que pueda hacer, hace cuatro o cinco espantos que no hay por donde cogerlos. Vale, son muy chulos, muy bonitos, muy bien rodados... pero aunque tengan buenas ideas -en eso podemos estar todos de acuerdo en que los planteamientos de casi todas sus películas son por menos que "sugerentes"...- ¡¡¡menuda forma de cagarla, por favor!!! Por eso me pone auténticamente frenético que con envites tan inteligentes luego se queden en fuegos artificiales infantiles, con nulo interés.

Claro que después de "La visita", y aún más por la serie de televisión "Wayward Pines" (sobre todo, en la primera temporada) para mí este director volvió a coger algo de credibilidad. El problema es que las "sorpresas" que se guarda en la manga este director, a las que tan acostumbrados nos tiene, ahora son mamarrachadas de tamaño XXL.

Como en todas sus películas, el arranque promete: un enfermo mental con múltiples personalidades secuestra con intereses aterradores a tres chicas. En el desarrollo vemos el esplendoroso trabajo de McAvoy convirtiéndose en un niño pequeño, una elegante mujer o un implacable obseso. Una galería de personajes tan terroríficos... que terminas muerto de la risa. Un momento pero ¿risa? Pues sí, el peor pecado que puede cometer una película de terror: no solo no provocar miedo, sino una carcajada, porque es quizás el género más difícil, ya que pasar del miedo a la risa es cuestión a veces de muy poco.

Fui a ver la película con la sala llena a reventar -eso sí, el tráiler y toda la campaña de marketing ha sido impecable- y observé que la gente no saltaba de la silla, ni pasaba miedo, ni nada. Sólo había dos opciones: A) Roncar y B) Reírse. Como suena. Es lamentable desperdiciar el talento actoral del escocés James McAvoy -por otra parte demostrado en otras muchas ocasiones- con un guión no ya flojo, sino directamente estúpido, infantil. Y no lo digo porque además de crítico y guionista sea Psicólogo Sanitario y conozco perfectamente el Trastorno Disociativo de la Personalidad (que es en lo que basa el guión y toda la película), sino porque toda la historia no sabe encajar el tono adecuado: me explico, desde el principio uno de los personajes principales de la historia es precisamente la Doctora en Psicología que lleva tratando durante años a este chaval, enmarcada en un fuerte sentido científico, estudios, etc. Bueno, pues además de demostrar que esta prestigiosa señora (según la película, hasta da conferencias por Skype a las más importantes universidades del mundo...) es una terapeuta inútil (lleva años tratando a este señor y no es capaz de descubrir que su patología es muy peligrosa para él y para los que le rodean...), resulta que con esa pátina de "veracidad" nos intenta hacer tragar auténticas ruedas de molino argumentales -cambios en la estructura física por el pensamiento, entre otras muchas burradas de nula credilidad...- retorciendo el argumento según los propios intereses del guión.

Y así no funcionan las cosas: a ver, en un género tan particular como el del terror o la ciencia ficción la coherencia ha de ser de acero, o si no la historia no es creíble y no te la tragas, que el público de tonto no tiene ni un pelo. O sea, que si desde el minuto uno nos dicen, por ejemplo, que fulanito vuela por los motivos que sea (es un mutante, un extraterrestre, tiene una máquina en la cintura, está colgado de cables, o sencillamente levita por telekinesis...) pues muy bien, y ya no nos extrañamos de que vuele cuando le salga de los cojones. Pero si resulta que desde el principio estamos viendo una película realista, científica, sin artificios fantasiosos... y por la cara el protagonista sale como Supermán cuando va a rescatar a Lois Lane, todos los espectadores pensamos lo mismo: Perdona... ¿Me he perdido algo? Es exactamente lo que pasa en esta película. Todo es gratuito y surge porque "le viene bien" al guión, y cuando eso pasa una, dos, tres y así muchas veces, terminas por desconectar de la historia y ya te da igual si McAvoy aparece vestido de mujer, de fallera o de hombre rana.

Si encima tenemos un desarrollo realmente lento, que entra en bucle a partir de la primera media hora, y así se lleva hasta prácticamente el final de la película, pues tenemos una película muy bien vendida, pero que es un auténtico tostón. Y lo que es peor, un tostón por el argumento (que es de lo más rocambolesco, e indignantemente intentado vender como "realista") y por el desarrollo de la historia (tan lento como ver derretirse un cubito de hielo. Y con el mismo interés).

Ya no se lo perdono más: le rompo el pasaporte y no le sello más ni una de sus películas, por muy guais que sean -y lo son...-. Ya no me la metes más, Shyamalán, no me creo nada de ti y me he quedado con tu cara.
[Leer más +]
57 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Múltiples emociones
El año ha empezado con un buen thriller, una película que crea tensión a través de un argumento original e inquietante, un guión que tiene una gran investigación por detrás para plasmar bien un trastorno tan complejo como lo es el de la identidad disociativa.
Numerosas personalidades conviviendo en una sola persona es sinónimo de varios personajes distintos, dejando a la interpretación en un complejo plano al que McAvoy ha sabido hacerle frente, pues su actuación no deja nada que desear. Lo mismo tengo que decir de Anya Taylor, que es una joven actriz con una breve filmografía a su espalda pero que nos dejó clara su profesionalidad desde La Bruja de Robert Eggers.
Una vez más M. Night Shyamalan nos ha sorprendido con sus creaciones, una película con una buena trama que plantea la cuestión del límite de la capacidad de la mente humana, destacando que nada es lo que parece, a través de la tensión y algún susto.
Un consejo útil: No veáis el trailer.

Una opinión más personal es lo que me ha transmitido la película, desde el principio te mantiene en tensión, si no sabes de qué va Múltiple, te vas a identificar más con las chicas, ese miedo, desconocimiento, agonía... A su vez, se combina una especie de humor negro que le da un toque muy especial a la película. Otra cosa que me gustaría destacar es el dinamismo de los planos y de los detalles, pues dota al filme de una estética notable.
[Leer más +]
37 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
TONTO, TONTO, TOOOOONTOOOOOO
(el titulo hace referencia a mi mismo)

Yo, que conste, humilde espectador con una devoción por el cine, quiero dar mi más sincera opinión (con mi sarcasmo habitual, eso si), sin ánimo de ofender a nadie (bueno, quizá a Shyamalan sí...).

Yo también tengo varias personalidades:

La crítica. Esta me decia que no la fuera a ver ni loco, que tenia una pinta horrible (2 o 3 personalidades, vale, pero ¿no será excesivo 23?). No, no, ni hablar.

La prudente. Bueno, quizá pueda estar bien, pero no hace falta ir el dia del estreno, que aparezcan más críticas además de los "aduladores de primera semana", esos que sólo puntuan con 9 - 10 y para los que todo es una obra maestra. A ver cómo evoluciona.

La coherente. Si, vale, el Protegido, Sexto sentido, Señales y el Bosque son geniales, pero después este hombre (Shyamalan) debió ser abducido por alienigenas, entrar en una secta o donar el cerebro a la ciencia, porque a partir de ahi todo lo que ha hecho produce somnolencia, inquietud y desasosiego. Que no, que no.

La imprudente. Joooooo, que hace mucho que no voy al cineeee, y quiero iiiiir.... Vamos a ver esta, que seguro que esta bien, vaaaamooos. ¡No hagas caso a las otras personalidades! ¡No te lo pienses! ¡Vamos ya!

¿Y quien ganó? La imprudente. TOOOONTOOOOO.


La peli es un soberano tostón, invita a dormirse directamente. Vas aguantando un ritmo lento e inverosímil esperando giros de la trama que lo justifiquen, que valga la pena, pero nada. El tema de las 800 personalidades pierde su gracia a la media hora y las diferentes tramas, ¡¿podrian ser menos incoherentes?!

En fin, no me ha gustado nada y no la recomiendo.

Pero es sólo mi opinión, allá vosotros...
[Leer más +]
36 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La mejor versión de Shyamalan y McAvoy
Un sótano, cuatro actores y un modesto presupuesto de 5 millones de dólares, poco más le ha hecho falta a M. Night Shyamalan para rodar su última película consiguiendo recaudar más de 40 millones de dólares el fin de semana de su estreno en USA. ‘Múltiple’ es una mezcla de thriller psicológico con aires de terror cuyo vértice funciona tan bien que consigue aportar a la película la suficiente fuerza para mantenerte tan atento como entretenido de principio a fin.

Sin desmerecer el fantástico trabajo de Shyamalan ‘Múltiple’ tiene un nombre, James McAvoy (X-Men, Trance, Wanted), trabajazo realizado por el actor estadounidense. Cuando los medios son limitados y hay pocos elementos extras para distraer la atención del espectador en muchas ocasiones el peso recae sobre los actores, y en este caso McAvoy cumple con creces con un papel nada fácil. ‘Múltiple’ es Dennis, Hedwig, Patricia, Barry y todas las demás identidades, ‘Múltiple’ es McAvoy, sin duda el artífice de que pases un muy buen rato en el cine.

Estamos ante un film más tenso que terrorífico, no esperes grandes sustos, ni sangre a borbotones, simplemente déjate llevar por su atmósfera y ritmo absorbentes bajo el yugo de su perturbado protagonista, sin olvidar la nada desmerecedora actuación de Anya Taylor Joy (La bruja), la única de las tres actrices que realiza un buen trabajo. No esperes una propuesta del nivel de ‘El sexto sentido’, pero Shyamalan consigue con ‘Múltiple’ una muy buena opción cinematográfica para empezar este 2017.

Lo mejor: James McAvoy y la absorbente atmosfera del film.

Lo peor: Algunos errores de guion que pese a ser evidentes se pueden pasar por alto.

Más en Más en www.estovacine.blogspot.com.es y www.magazinema.es
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Malos Tratos
M. Night Shyamalan sabe crear atmósferas inquietantes y tramas enrevesadas que de alguna forma consigue encajar con cierta maña y destreza como un rompecabezas bien urdido, pero lo que en sus comienzos podría parecer virtuosismo y originalidad, está deviniendo con el paso de los años en mera superchería impostada y falaz. Las ideas en apariencia brillantes y los giros inesperados o sorprendentes priman sobre la historia que se nos narra, desvirtuando el conjunto y devaluando su efecto y efectividad global. Aquí nos ofrece una buena idea, con un amenazador arranque, una desasosegante premisa con unos buenos actores muy acertados en sus diversos cometidos, pero la cinta va perdiendo fuelle conforme avanza su metraje y se va diluyendo como un azucarillo en una bañera de agua caliente. Cada escena promete más de lo que al final acaba entregando.

Sin lugar a dudas lo mejor es la destreza y habilidad del director en su manejo del fuera de campo visual, dejando que el espectador se alarme y su imaginación se acelere y desboque con lo que no ve y, por lo tanto, no lo queda más remedio que imaginar y completar en su calenturienta y predispuesta mente. De esta forma indirecta consigue enriquecer y ramificar una historia que en su núcleo esencial no pasa de ser un atractivo punto de partida que no acaba llegando a ningún sitio. Proporciona algunos indulgentes sustos y sobresaltos, se ensamblan algunas apreciables escenas de suspense, pero no pasa de ser una obra voluntarioso sin garra ni pasión. No persuade ni atrapa porque el propio director no parece estar demasiado seguro de su guión, que hace aguas a poco que se pretenda analizar.

Su máximo defecto podría resumirse en que parece querer y poder ofrecer un relato novedoso y retorcido al tiempo que desazonador y turbio… pero se queda en eso, un una constante promesa de bondades por venir que no acaban de llegar ni cuajar ni manifestarse, por lo que uno acaba tirando la toalla convencido que estamos ante un vistoso telefilme bien rodado, bien interpretado y bien enlazado, pero ayuno de personalidad e innovación, un mero ejercicio de estilo que si bien no yerra el tiro, te deja bastante frío e indiferente – y hasta cierto punto te decepciona – porque desearíamos encontrarnos ante un reto a la altura de las expectativas que se crean. Craso error.

En conjunto se deja ver si no esperas demasiado y te conformas con un trabajo insustancial aunque esmerado. Lo mejor son tanto James McAvoy como Betty Buckley, aunque devenga en un parco pasatiempo sobado.
[Leer más +]
25 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Lo que pudo ser, y no fue.
Primero de todo, me gustaría aclarar que no soy realmente una experta en el mundo del film. Y de Shyamalan no he visto tanto cómo algunos de aquellos que han criticado está obra, puesto que parecen ser bastante adeptos a sus obras. Yo narró mi experiencia quizás cómo espectadora normal y corriente. Fui a ver está película puesto que el tema del trastorno presentado, era llamativo, y obviamente captaba mi interés ante la idea de cómo se plasmarían nada mas y nada menos que 23 personalidades. Que eso, fue un punto positivo al igual que negativo. McAvoy plasma perfectamente esas diferentes personalidades marcadas, su existencia, su manera de ser y sus gestos. Ahora el punto negativo. Una falsa publicidad, venden 23, cuándo con suerte se logran apreciar... ¿Diez?

Siguiendo con la trama, haré referencia a mi título. Lo que pudo ser, y no fue. Sin lugar a dudas, se presentó interesante. cómo el thriller psicológico que es presentado. Pero a medida que nos acercamos al final, la película toma un giro de trama... A película comercial para adolescentes, de ¿terror? muy barato. No mentiré, soy joven. Pero yo pensaba que iba a ver una película más madura dónde se presentarían esas personalidades y conflictos internos, al igual que los asuntos sin resolver que tiene nuestra segunda protagonista.

Porque así es, queda muy en el aire su situación tras el final, queda en una suposición lo que sucede. Así que, dejenme repetir. Pudo ser una película de esas que te dejarían pensando, incluso a mi se me ocurre un final mejor, el que pensaba que se encaminaría.Pero no fue nada de eso, sólo fue otro intento comercial de complacer. No le doy una estrella, porque la interpretación fue lo poco que salvo a esa bazofia de guión.
[Leer más +]
24 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Intensa, terrorífica, magnífica
La mejor película de Shyamalan sin duda, realmente escalofriante, no sólo por el tema principal, que ya está muy visto, sino por todo el contenido. Una orgía de tensión, miedo y humor, toque que siempre caracteriza a este director. Tiene un ritmo tenso, que nos va llevando poco a poco al clímax final, uno que no esperas..... Fantástica fotografía, primeros planos de McAvoy que te ponen la piel de gallina, una música muy típica de sus películas anteriores, increíble el guión y más aún la perfecta sincronía entre director y actores. Fascinante química entre McAvoy y Taylor Joy. No sólo están perfectos en sus respectivos papeles, están fascinantes y McAvoy cambia de personalidad como si fuera natural, cómo si todas le pertenecieran. Buckley, desde Carrie hasta el día de hoy es una actriz impecable. La atmósfera que crean todos los actores y el director es impresionante.
[Leer más +]
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
SHYAMALAN 2.0
Split o Fragmentado en Latinoamérica es la nueva película del director y escritor M. Night Shyamalan. Odiado principalmente por la prensa norteamericana, su nuevo trabajo se estrenará en cines en los primeros meses del año. Antes de estrenarse ya se habían generado opiniones encontradas entre la prensa y la gente, dando por hecho que sería una “tomadura de pelo” y un clavo más en el ataúd de su carrera. Tuve el honor de ver una presentación especial para Latinoamérica, 3 meses antes de que la cinta tenga su estreno oficial, por lo que les compartiré mi opinión respecto a lo que me pareció, así se darán una idea respecto a que esperar. No se preocupen, no profundizaré en los detalles de la trama y no habrá spoilers.

Fragmentado cuenta la historia de un hombre con 23 personalidades que rapta a 3 adolescentes para un plan específico. No hay más en la trama (bueno, están un par de desarrollo de personaje) pero el punto principal es este. Suena simple, suena a terror barato, pero todo lo contrario.

Primero hay que decir, la actuación de James McAvoy es muy buena. Si actuar un personaje suele ser una tarea dura, actuar más de tres personajes es una proeza. Cada personalidad es definida a la perfección con su actuación, dándole detalles a cada uno con su propio estilo de movimientos y voz. Logra transmitir esa incomodidad que lo hace un personaje trastornado y peligroso. Hay momentos en donde la complejidad de la actuación se vuelve muy pesada, sin embargo, James lo logra con muy buenos resultados. Algunas personalidades podrían ser risibles, aunque después de un rato esa risa se transforme en tensión y de la buena.

Anya Taylor (quien sería la segunda protagonista llamada Casey) nos muestra a un personaje femenino complejo, que, aunque caiga en algunos clichés de la chica raptada, su participación también es lograda con excelentes resultados. Su principal peso es conectar con el espectador y a lo largo de la película conoceremos más a su personaje y sufriremos junto con ella la pesadilla que está viviendo.

Respecto a la dirección, aquí no hay tantos planos secuencia como en las otras películas de Shyamalan, que ahora opta por una dirección un poco más comercial, con más cortes y más movimientos de cámara (todas las escenas se entienden, igual solo se muestra lo necesario, así que por la edición y por mantener el suspenso no hay problema, no se sacrifica). La atmósfera que crea y el ambiente que se aprecia a través de la pantalla es muy convincente, la sensación de suspenso y locura se vuelven más intensas conforme la historia se desarrolla, llegando a instantes muy angustiosos. Sí, hay momentos en donde sentirás una sensación de malestar, de miedo incluso mucha lastima por los dos protagonistas.

El guion es otro acierto, se da su tiempo para desarrollar el caso de las personalidades sin que parezca estúpido o inverosímil, parte de ese trabajo se da gracias a la actora Betty Buckley quien interpreta a la doctora Fletcher.

¿Es la mejor película de Shyamalan desde Sexto Sentido? No.
¿Es la que más le gustará a la gente después de Sexto Sentido? Definitivamente.

Shyamalan ha optado por hacer una película más comercial y más complaciente con las masas. No es que me moleste, pero ese Shyamalan de Sexto Sentido o La Aldea posiblemente se haya ido. También es evidente que se tiene que cambiar y evolucionar para no estancarse y no quedar en el olvido. Este es un nuevo Shyamalan que además de conservar ese estilo tan peculiar de dirigir y contar historias que tiene, también se aventura por adaptarse un poco más a los parámetros que le pueden agradar a la gente (vimos un poco de eso con "The Visit"). Tiene sus ventajas como un desarrollo de la trama más dinámico o en que sus guiones tengan un nuevo tratamiento donde no hay tantos desvaríos.

Lamentablemente no puedo decir mucho de la trama, ya que arruinaría muchas de sus sorpresas y de sus mejores virtudes. Solo puedo decir que, si te gusta el thriller psicológico, la tensión de la buena, los personajes complejos y el misterio bien construido, esta película te encantará. Eso sí, es la película más oscura del director, ya están advertidos.

¿Y respecto al desenlace de la cinta? Solo puedo decir que si eres fan de Shyamalan lo que vas a encontrar será una delicia.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Me ha vuelto a engañar
Sinceramente no me entiendo a mi mismo. Cómo es posible que una tras otra vuelva a caer y a ver las películas de este hombre. Shyamalan vuelve a sacarse de la manga una película que es una mierda como el sombrero de un picador. No tiene ni pies ni cabeza. James McAvoy está bien, vale lo acepto. Pero no es suficiente para ver como se desgrana una historia que es un completo sin sentido de principio a fin.

De verdad que leer criticas buenas de esta película me hace pensar que he de dedicarme a ver otro tipo de cine. Basura pura y dura. Al menos no he visto Airbender, o igual esa era la buena?? En fin, moriré sin saberlo.
[Leer más +]
42 de 70 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Shyamalan, el Dios de los trailers.
Qué listo es Shyamalan. Qué trailers hace el jodío. Las películas, una mierda. Pero menudos trailers.

Y hay que reconocerle el mérito de haber inventado una nueva forma de estafa: hacer una secuela sin decir que es una secuela. Así, los que no hayan visto la obra anterior, van a ir a ver la película igualmente, esperando ver un producto independiente, aunque como producto independiente sea bastante flojete.

Y los que sí hayan visto la obra original, pues van a ir a verla igual aunque no sepan que es una secuela, que para eso eres Shyamalan y tienes tu propio ejército de fans. Y de paso los enganchas para la próxima secuela.

Y ya, yendo a la película en sí...

Pues hay que decir que el argumento es ridículo. Se podría decir que es pseudocientífico, pero eso sería insultar a la pseudociencia. Es simplemente ridículo. Y un planteamiento ridículo elimina cualquier trasfondo interesante que pudiera tener la película, que obviamente no lo tiene.

Es simple cine de entretenimiento que entretiene a medias. Que tiene momentos muy buenos, pues es verdad. Y que cuando no sale James McAvoy, la película es un coñazo, pues también es verdad.

Que sí, que sí, que James McAvoy está muy bien. Ojalá le den un Oscar. Qué digo, ojalá le den 24 Oscars, uno por cada personalidad. Pero eso no salva la película.

El desarrollo es muy previsible y el suspense se va perdiendo poco a poco a lo largo de la película.

Así hasta que llegamos al final, que es un atraco a mano armada. Que yo entiendo que el cine es un negocio y que está la vida muy mala, Shyamalan. Y que las letras del yate no se pagan solas. Si yo lo entiendo. Pero devuélveme el dinero, por favor.

Ah, no, espera, que es que si no te has visto la filmografía entera de este petardo no lo vas a entender!! Que la culpa es tuya y solo tuya!! Pues mira, no he visto El Protegido y no la pienso ver. Ea.

Es que cuando un director te decepciona en 4 de cada 5 películas, uno no se siente muy tentado a revisar sus trabajos anteriores. Yo ya no pico más, que el tiempo es limitado y la vida se nos escapa de las manos como un gas incontenible.

Me gusta acabar así las críticas, recordando que todos vamos a morir algún día y que no lo podemos evitar.

Que pasen buena tarde.

Pero, antes, un par de apuntes en el spoiler.
[Leer más +]
30 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Larga, lenta, pesada, aburrida y, lo peor de todo, previsible
Esta será una crítica tan breve como debería de haber sido la película. En el título expreso lo poco que me ha gustado y lo mucho que me ha desagradado. Es una película demasiado larga. Sin ritmo. Con un guión endeble. Y con unas actuaciones deleznables por parte de las supuestas adolescentes y de la supuesta psiquiatra. Desde mi perspectiva, lo único salvable es la actuación del protagonista.

Por lo demás, es una prueba más de que el director y guionista anda más perdido que un pulpo en un garaje. Hace mucho que dejó de ser una joven promesa para convertirse en un fracaso maduro. Cada nueva película que sale de sus manos es peor que la anterior. Debería cambiar de profesión para hacerse un favor a sí mismo y a sus seguidores incondicionales.

Por otra parte, los que comparan este bodrio infumable con el cine de Alfred Hitchcock o bien no han visto ninguna película del maestro del suspense o bien tienen muy pero que muy alterada su percepción de la realidad. Mi recomendación es que se pongan urgentemente en manos de un/una psiquiatra que no sea tan lamentable como la que se presenta en la película.

En definitiva, casi dos horas perdidas en el visionado de una película digna de los premios Razzie (espero verla en la lista del próximo año), totalmente prescindible y, al menos, fácilmente olvidable. Sin paliativos.

Solamente una cosa más:

¡¡¡ Mr. Shyalman, por favor, no haga más películas !!!
[Leer más +]
22 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Regalo de Shyamalan al pueblo llano y a los shyamalamitas
Una película excelente para cualquier espectador...

[leed Marcos 5:9 para entender a 'la Horda', sus demonios y su exorcismo mediante el nombre]

...PERO mi teoría es que hay un mensaje meta-cinematográfico para los seguidores de la filmografía de Shyamalan: las múltiples personalidades son una alusión a las múltiples obras cinematográficas del director.

Varias escenas clave de ellas son evidentemente referenciadas a lo largo de la película. Finalmente, la teoría se confirma con la referencia más clara de todas.
[Leer más +]
20 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo