arrow
8
¿Porqué recomendarla a CASI todo el mundo?
- Porque lloras cuando tienes que reír y ríes cuando tienes que llorar. Y está hecho aposta.

- Porque si ese monstruito no es un Profundo, que baje Lovecraft y lo vea.

- Porque ¿en qué otra película verás un héroe lobotomizado, una heroína campeona olímpica de tiro al arco y un pseudohéroe oficinista que reniega de la familia?

- Porque desborda un maravilloso sentido del absurdo, sin complejos ni justificaciones.

- Porque es deliciosamente imprevisible. Porque estamos hartos de sabernos las películas.

- Porque te produce la sensación de estar viviendo un cine realmente libre, que dinamita las barreras entre géneros con gracia, talento y mimo por el disfrute propio y ajeno.

- Porque si dinamitas tus propias barreras, las mismas que te impelen a clasificar las películas como si de especímenes biológicos se tratasen, tú serás el primer sorprendido y encantado de haberla visto.
[Leer más +]
179 de 208 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
No es el monstruo. El monstruo no importa.
No pensaba escribir ninguna crítica de esta película, pero después de leer algunas de las expuestas en FA me siento obligado.

A todos los que dicen que la escena del velatorio es ridícula y sobreactuada:

Tu hija ha muerto.

Ahora estas en su funeral, así que haces lo más normal: te vuelves hacía la persona más próxima y comentas: “Una muchacha valiente; murió por la causa.” Y a otra cosa, mariposa.

A vosotros querría veros en el aeropuerto, junto a los familiares que esperaban tranquilamente el retorno de alguien, cuando anuncian por megafonía - “La dirección del aeropuerto lamenta muchísimo comunicarles…”- la explosión del avión en pleno vuelo. Sin supervivientes. Os garantizo que nunca volveréis a ver esa secuencia de la película con los mismos ojos.
Ese llanto desatado, esas piernas que fallan, ese dolor que quiere convertirse en ira para no ser dolor…

Es una escena ridícula. Es exagerada. Es humana. Es real.

Toda esta película, en realidad, rebosa humanidad por los cuatro costados. Me rompe ver al padre de la niña, esa persona torpe de palabra, obra y pensamiento, intentando comunicarse con el exterior, sollozando de pura impotencia (… ¿Por qué nadie me hace caso? Mis palabras también son palabras… ¡Soy una persona!). Y el abuelo, que está consumido por la culpa (… él […] de pequeño era listo como el solo […] pero yo nunca estaba en casa, y...), pero convierte esa culpa en cariño, en una puñetera e inagotable paciencia.

Estas personas no es una familia “normal”, como las familias “normales” de la tele, con un conflicto ridículo que solucionan al final del episodio con un gran abrazo. Tampoco intercambian comentarios ingeniosos seguidos de replicas agudas. La mayor parte del tiempo no se expresan con claridad, equivocan sus pasos, y encima lo hacen sin un grandilocuente dramatismo... No, no son como una familia normal. Son como la tuya.

Son personas que cargaban, cada uno, con diez defectos por cada virtud, con mil flaquezas por cada fuerza, con un millón de miedos y dudas por una única y ridícula esperanza.

Y sin embargo, hay que ver como lucharon…
[Leer más +]
130 de 149 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cuidado Filmaffinitty, se os ha colado un monstruo en la página
Es la tercera vez que intento realizar esta crítica pasando el filtro de los validadores. Parece ser que insultaba a un usuario. Bueno, yo creo que es él quien os insultaba a vosotros, asi que intentaremos ser, cuando menos, razonables, pero no mucho más. Críticos siempre, que pa eso estamos. Sólo faltaría.

Te brindo el toro maestro.

Muy jodida debe andar la cosa cuando una película hasta entonces de media 8,6 como Ciudad de Dios ve de manera sonrojante como todas sus críticas positivas descienden al averno de Hell (o como cojones se diga) aupando a los primeros puestos las que son duras con ella (sólo duras, nada más). Y mira que he pasado de hacer caso a Kingo o a Taylor_1968, pero es que esto ya pasa de castaño oscuro. Todas las críticas positivas de esta película han sido FUSILADAS a buen seguro por la misma mano. Sólo hay que atar cabos:

Cualquiera que vaya a la página de Ciudad de Dios puede darse cuenta.
Cualquiera que visíte las críticas de esta película puede darse cuenta.
Cualquiera que mire las críticas de Apocalypto puede darse cuenta.

Y dicho esto, me gustaría comentaros, acérrimos fanáticos de FA, que The Host es una frikada como la copa de un pino, pero no está nada mal. Nos devuelve al Resplandor de Kubrick al mostrar de manera vehemente con luz y taquígrafos el cómo, el dónde, el qué, y sobre todo... el quién. La penumbra o las tinieblas a las que nos acostumbra el mal llamado género de terror están ausentes y la luz del día y la imagen del monstruo en el minuto uno de partido suponen para mi una grata sorpresa.

Es cierto que durante esa especie de sepelio las muestras de dolor y locura son dignas de un paredón de fusilamiento, y que las interpretaciones o el argumento principal del filme (la mutación provocada por los vertidos al río Han) las pare cualquier enfermo mental, pero aún y todo The Host posee la fuerza de lo inaudito, de lo original, de lo que rompe moldes, y es obvio para mi que a los tuercebotas que disfrutan con Indiana Jones o con pelis de aventuras más al uso o con máximas de cine que afirman que sugerir es mejor que mostrar... pues no mirarán más allá de lo que su sensorialidad les permita.

Pues nada, que si esto continúa así, no solo será Kingo el que se detenga en la 666 (una mierda de número por cierto) sino que servidor se pasará a la competencia, que también pelea por hacerse un hueco en el mercado. Cuiden los monstruos... los de FilmAffinity, no sea que tenga que llamar a Chuck. Un saludo.
[Leer más +]
162 de 252 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
De nuevo, gracias.
Adoro el cine coreano y este descubrimiento se lo debo a Filmaffinity porque tras más de un año siguiendo los top ten de mis almas gemelas y descubriendo un diamante de vez en cuando por cada 15 truños y 4 o 5 películas interesantes, entretenidas, pero poco o nada innovadoras, desde hace unos meses, probablemente a partir de Old Boy, he empezado a confiar en mi intuición y también en los sabios consejos de mi listado de amigos. Parece que empiezo a ver la luz...

The Host era la prueba de fuego. Película con monstruo, nada más y nada menos. Hacía ya tiempo que venía ignorando producciones del tipo Gozilla, King Kong y demás. Jamás he visto Tiburón entera. Este tipo de historias nunca me han atraído, como tampoco los grandes efectos especiales de última generación. Esta tenía, además, un handicap añadido, al menos según mis prejuicios: se trataba de la primera película coreana estrenada en las conformistas multisalas del centro comercial de mi pequeña ciudad, cuya inauguración, hará ya unos 5 o 6 años, acarreó el cese de las proyecciones de las que tan discreta pero dignamente se habían encargado hasta entonces y con merecida exclusividad dos de las salas de teatro más envidiadas de la escena valenciana. Y a pesar de que desde entonces mis visitas casi semanales al cine se habían reducido a 1 o 2 por trimestre y de mis recelos, estaba dispuesta a subir esas 4 escaleras mecánicas e incluso tragarme los 14 trailers y las amenazas del tipo “Ahora la ley actúa” de rigor. Pero para entonces, misteriosamente ya había desaparecido de la cartelera. No se cuánto tiempo duró, si acaso una semana o puede que ni eso. Lejos de decepcionarme, este hecho me hizo esbozar una sonrisa de complacencia: para bien o para mal, The Host no era plato de gusto para todos los paladares. El famoso 5,8 no hacía sino confirmar estas sospechas. Así que preparé el camino visionando Memories of Murder y me dispuse a conseguir una copia de The Host por esos medios, para muchos poco ortodoxos, de cuya utilidad - reconozco sin atisbo de arrepentimiento- jamás me he privado...

Como solía decir aquel maestro de instituto, el de filosofía, lo que nos atrae y complace es la reproducción de los esquemas que podemos reconocer, que recordamos. Como esa canción del verano compuesta invariablemente de estrofa-estribillo-estrofa-estribillo (bis), que se renueva cada año ligeramente modificada. Y lo que se sale de estos esquemas, lo que no podemos reconocer y no se ajusta a nuestros arraigados patrones nos desconcierta, nos perturba, nos molesta y finalmente nos desagrada. Nos sentimos timados.

[Por problemas de espacio, la crítica continúa en el spoiler, pero sin revelar datos sobre el argumento]
[Leer más +]
82 de 126 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
No me lo puedo creer
Pues si... Os digo. Si esta peli estuviese hecha en EEUU, entraría el ejército a tope... Armas a destajo, con una organización bestial. El "monstruo" contagiaría (no sé si llegarían a ser zombis, tampoco es necesario), pero sí que sería un "bicho" difícil de matar, y desde luego (repito) armas a destajo contra él.
Aquí no. No es necesario más que dos o tres fusiles (que salen en toda la película) sobre todo... aquí lo que hay es imaginación y despecho por parte de los actores (que por cierto me parecen muy buenos).
La escena del entierro a los occidentales nos parece risible... ¿Acaso no es mejor echarlo fuera todo en un instante que quedar pétreo con dos lágrimas en los ojos como nosotros?. Sinceramente, intentad ver esa escena sin prejuicios occidentales (ya sé que todos los tenemos) y os conmoverá la fuerza del sufrimiento.
De la misma manera, hay críticas que dicen que la peli no da miedo... A mi la escena donde la niña intenta salir subiéndose al monstruo me parece de un suspense increible.
A ojos del público europeo acostumbrado a las americanadas esta peli es mala. A ojos de alguien que se acerca a la peli sin prejuicios, esta le parecerá fascinante. Drama, comedia, thriller... Todo en uno.
[Leer más +]
49 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Alguien tenía que hacer una película así.
Ay ay ay, ¿por donde empezar? Esta película alguien tenía que hacerla. El cine es un arte. Pero también es un arma. Y un arma puede matar. Desde que comenzó el cine ya se usó como propaganda, en este sentido fue un descubrimiento que casi definió al siglo 20 y 21. Y EEUU fue el país que mas aprovechó esta cuestión. Y creció y creció por los dos caminos. Por un lado nos regaló muchos de los mejores artistas en este rubro y por el otro crecieron muchas de las grandes basuras propagandísticas y manipuladoras, y se perfeccionaron a tal punto de ser casi tan efectiva como una bomba atómica.

Y hoy en día gracias a (o mejor dicho, por culpa de) la globalización tenemos a una América latina, España y quien sabe cuantos otros rincones del mundo que ideológicamente no son mas que sucursales de EEUU. Porque acá ya no hace falta una bomba ni un discurso obvio, esto se fue metiendo en la piel de las personas bien de a poco. Y entonces vamos al cine y esperamos eso que nos vienen metiendo hace casi un siglo, desde "El nacimiento de una nación" hasta "Argo". Y no solo en ejemplos descarados como este, si no en millones de estandartes que se fueron metiendo en la imagen mental de la gente en todos estos años.

Y se nota en las críticas malas de esta película que no se le critica aspectos de la propia película, si no caprichos tontos como de amantes inseguros, como de "esperaba que llegues con flores y bombones".
¿Como que no agarró la mano de su hija? Yo obviamente tendría la frialdad en ese momento de hacer todo bien y tranquilo y, mientras todo estalla y la gente muere por detrás, el héroe debe saltar y ser el único que encuentra el refugio ideal y la forma de vencer a la bestia. Y porque es obvio que, aunque sea un pobre diablo que atiende un kiosco, al momento de la verdad te maneja un arma, te deduce cálculos imposibles y hace acrobacias propias de un circo.
¿Adonde está la chica? ¿Esa, complemento del macho que se sabe todas? Como es posible que en una película de acción y aventuras de dos horas no veamos ni un bikini?
¿Que el protagonista provoca muertes y desastres? ¿Que harían ustedes, no? Si de veras aparece un monstruo inexplicable que se lleva a su hija. Mejor dicho, ¿Que haría Tom Cruise? Tom, por favor, ¡salva a todos!

¿Porque nadie aprende nada ni escuchamos ninguna lección sobre la vida, sobre Dios y la familia?

¿Porque el rubio fachero del ejército americano no puede hacer mucho mas por la gente que lo que hace el coreano ignorante y torpe? ¿Como puede ser?

¿Porque el universitario es un perdedor sin trabajo?

¿Porque al padre, "viejo sabio" supuestamente, no lo escucha nadie?

Alguien tenía que hacer esta película. Porque tampoco es una parodia.

Miles de personas mueren pero los noticieros solo están atentos a el estado del marín norteamericano. La gente se vuelve todos contra todos en cuanto hay un problema. El héroe no es capaz de salvar a quien debe salvar, por mas que da lo mejor de sí con todo el amor. El monstruo no es mas que una mutación culpa de un laboratorio que no tiene el menor reparo en contaminar cualquier río de Corea.

Incomprensible que tilden de ridícula la escena del velorio. ¿Alguna vez estuvieron en uno? Peor aún, ¿alguna vez estuvieron en uno de una nena de 13 años? Claro que en la película de verdad, la de Joligu, el héroe estaría parado mirando la foto con cara de piedra y ojos llorosos al mismo tiempo que un tipo de uniforme lleno de medallas le hace la venia.

¡Estamos tan yankificados! La gente no quiere ver gente en el cine. Quieren escapar y aferrarse a ese mundo de fantasía en el que cuando estén en peligro Tom Cruise los va a venir a rescatar, en el que no hay nada que temer porque la CIA, el FBI y el ejército están por las calles. Si quieren ver eso, hay cientos y cientos de películas para ver. Cientos y cientos de cuentos de hadas joligudenses.
Pero no digan que es absurda y le ponen excelente nota a las de Indiana Jones, no digan que los personajes son idiotas y le ponen buenas notas a "El hombre de acero", no digan que es irreal y siguen festejando "Super 8" ¡¡¡¡¡en el año 2011!!!!! Como dice Víctor Jara en una canción "váyanse a Miami con sus tías" entonces.

IMPORTANTE: Si la película fuera nada más "vean que tontos son los yankis, y los coreanos que capos" no tendría sentido porque sería la misma basura al revés. Sin embargo esto no se muestra así. Todos son personas nomas. Cuando el rubio estadounidense no puede con el monstruo, el protagonista tampoco. La televisión coreana habla de idioteces mientras que se descontrola todo, el gobierno aparece como incapaz total. El amigo de uno de los protagonistas lo vende sin titubear por la recompensa. En el comienzo el científico yanqui dice de tirar los químicos al río pero el coreano los tira. No es crítica a una nacionalidad, a una gente (como si hizo mucho Joligu con sus negros drogadictos, italianos mafiosos, latinos traficantes, rusos y árabes terroristas, gitanos ladrones y proxenetas, etc...) si no a una idea, a esa mismísima idea de los que elaboran estos estereotipos. Mas vale también es crítica a toda la gente, a estos tiempos que corren.

Y el final, cierra con éxito el mismo mensaje. Después de que la gente común fue la única que pasó por los problemas y que tuvo que sortear tanto al monstruo como al gobierno, ahí están otra vez desde el gobierno explicando porque pasó lo que pasó. ¿Querés ver otra cosa? No, apágala, vamos a comer.
[Leer más +]
33 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La cocina de Bong Joon-Ho: como renovar un género enterrado a base de refrito bien hecho y en su punto, aliño de humor y pura cocción de talento
La devaluada Cahiers du cinema ha incluido a “The host” entre sus diez películas preferidas del 2006. No resulta extraño en absoluto que un refrito (a primera vista) con tanta clase puede convertirse en uno de los éxitos de la taquilla y que ya algún crítico americano la haya incluido en su top ten a la espera del estreno oficial en EEUU.

Lo que falla de “The host” es su horrible trailer que puede deparar innumerables confusiones y posteriores lamentos: Primero fue “Tiburón”, después “Alien” y ahora.... algo que se ha despertado…; todo esto entre una ración de tijeretazos, fugaces fundidos muy a la moda y gente corriendo con el bicho dando saltos.
Después alguien pagará su entrada pensando que va a disfrutar de un engendro similar con el que nos tortura el mainstream y se encontrará con la realidad: “The host” está más cerca del espíritu gamberro de “Mars attacks” o “El monstruo del armario” que de las mencionadas en el trailer. Entrará en filmaffinity y escribirá una crítica cuyo título incluirá la palabra “timo”.

Y es que “The host” tiene algo que no suelen dar más de cien millones de presupuesto y es encanto. Esa cosa que aparece en la mayoría de las películas de la Troma, serie b y filmes amateurs, aunque no tengan medios (ni tampoco los necesitan) para rematar la faena de cara al visto bueno del gran público.
“The host” no sólo los tiene (los efectos especiales son perfectos) sino a un director muy competente (“Memories of Murder”) y una galería de personajes “ejemplares” que también podrían ser los protagonistas de “Pequeña Miss Sunshine” o una de Todd Solondz o Wes Anderson.
Ese es su gran punto fuerte: no es la típica cinta de un “monstruito” con mozas de buen ver, niñatos musculosos y sustos fáciles, el filme de Bong Joon-Ho va por otros derroteros, en combinar en cine fantástico con la comedia (inmejorable el gag del escupitajo en el charco), el thriller (hay secuencias bastante tensas), el cine familiar palomitero y freak y el drama en momentos trágicos puntuales (no todo van a ser risas).

Pocas veces un refrito (que en el fondo resulta inédito) ha dado tanto y tan bien en la diana: los mass media metiendo cizaña, los organismos gubernamentales provocando un conflicto estatal a base del engaño, una completa gama de caricaturas aberrantes y un final estrambótico y lejano a cualquier clase de comercialidad.

Y aunque Cahiers du cinema parezca que está desvalorizada, tiene toda la razón: “The host” es una de las películas más entretenidas, divertidas e inclasificables (por la suma de diferentes condimentos) que se han realizado en el 2006.
[Leer más +]
100 de 177 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
The incógnita
Me encuentro ante una película con una media de aprobado y poco más, con una nota media de 7,1 de mis almas gemelas y mis amigos. Me encuentro ante una película extraña, inclasificable. Esto es algo desconcertante. ¿Cómo que inclasificable? Con lo que nos gusta poner etiquetas, con lo que nos gusta clasificar la gente por la ropa, la ropa por colores, los colores por la temperatura, la temperatura por el carácter de las personas, las personas por la nota que pone a las películas en filmaffinity…

Bueno, intentaré clasificar a “The Host” mal que gane algunos enemigos…más. “The Host” es una película absurda. Me imagino que algunas escenas están hechas para provocar risa, a mi la verdad es que exceptuando la escena en que se reúnen delante del retrato de la niña (reconocer que el esperpento de esta escena se lleva casi todas de las estrellas que le he puesto a la película), lo de más no me hizo nada de gracia. Película aburrida que si intenta crear una parodia a los filmes americanos queda medio esbozado y por supuesto que como película de monstruos es absurda. Después de sorprenderme gratamente con “Memories of Morder”, Bong Joon-Ho (a quien le encanta grabar a sus actores cuando llueve), me deja mosca y algo molesto con “The Host”. Y es que, hay algunas escenas en esta película que son de lo más tonto y me recuerdan a “Shaolin Soccer” por poner un ejemplo. Aunque tengo que decir que con la película de Stephen Chow me lo pasé mucho mejor.
[Leer más +]
73 de 130 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
CINE
Me avergüenzo de mi mismo. Retrasé el visionado de esta película por las críticas que leí en esta página de los usuarios. Lamentable el concepto de cine que tienen algunas personas, y más lamentable todavía, su poca objetividad a la hora de juzgar una obra como esta.
Quisiera aclarar que no creo que se merezca un 10, pero lo he puesto por subir esa ridícula media de 5,8 que tiene esta buena película.
Señores esto es cine, cine puro y auténtico, un bien muy escaso en nuestras carteleras y videoclubes, mas ahora cuando las cintas meramente políticas y las americanadas de turno copan nuestras salas. No hagan caso a las críticas pedantes de esta página. No hagan caso a gente que ataca ferozmente esta copia y se deshace en elogios a una moralina cinematográfica como es "Leones Por Corderos". Olvídense de prejuicios y cojan esta película como se deben coger las buenas cintas, abriendo los ojos(mente) y preparándose para pasar una hora y media muy entretenida delante del televisor.
[Leer más +]
35 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Excéntrica y única.
La publicidad ha hecho mucho daño a las películas. En diversas ocasiones, las productoras promocionan una película con expectativas idealistas de éxito, olvidando que tiene que haber una coherencia entre lo que se anuncia y lo que se vende. Y considerando las críticas acerca de esta película, creo que Host ha sido víctima de dicha malinterpretación.
The Host no es horror. Es tensión. The Host no es comedia. Es absurdo desencarnado.
Concibo la película como una crítica-reflexión-parodia acerca del cine de acción estadounidense, plagado de tragedia épica y heroismo apocalíptico.
En esta película el monstruo no es una amenaza de los terroristas o los alienígenas, sino un producto de la contaminación y la incompentencia de la administración, tanto farmacéutica como gubernamental. Los protagonistas son patéticos, torpes, pero también valerosos y tenaces, como seguramente nos comportaríamos nosotros ante una situación límite.
Una trama trepidante aderezada con humor disparatado, angustia y un final agridulce que hace de esta película excéntrica, pero única.
[Leer más +]
24 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Lo absurdo no siempre es malo
Películas de monstruos se han hecho para hartar. Desde el "Tiburón" de Spielberg, pasando por el "Alien" de Ridley Scott, "King Kong", "Parque Jurásico", "Godzilla", hasta el inminente "Monstruoso" de J.J. Abrams. Algunas sólo buscaban el espectáculo, atraer a unas masas a las salas al tiempo que hacían correr despavoridas a otras huyendo de los ataques de la bestia, mientras que otros optaban por combinar comercialidad con calidad, creando personajes que no fuesen meros velocistas en la carrera por sobrevivir.

Entonces llegó "The Host" y rompió esquemas: calificada por unos como una de las peores películas del 2006, y puesta en un altar por otros, la historia parte de la misma premisa que la mayoría de estos filmes. En un conciso prólogo se nos muestra como unas botellas de líquidos contaminados son vertidas por el desague llendo a parar a un río. Años después, se avista una extraña forma colgando de un puente de ese río. Rápidamente, sin hacernos esperar demasiado, se nos presenta a la bestia en todo su esplendor (esquema roto: normalmente al principio sólo se intuye al monstruo, se ven sombras, algunas partes de él...) trotando por la orilla del río. A partir de esto, al "huésped" del virus lo veremos en contadas ocasiones.

Esto se debe a que la historia no es una de terror. Sólo en parte. Estamos a la vez ante un drama, una comedia, ciencia ficción y terror. Inclasificable en cuanto a su género, "The Host" es buena porque es original, porque no tiene miedo al ridículo, porque mantiene una historia coherente a lo largo de sus dos horas de duración, y por qué no decirlo, porque el monstruo da escalofríos.

Al contrario que las típicas americanadas en que los actores sí que parecen idiotas pero porque lo son, la familia protagonista de la historia trata de sobrellevar sus problemas de casa al tiempo que lidia con el secuestro de una de los suyos por el monstruo. Y es en estas situaciones donde el drama se apodera de uno y la comedia le arranca unas risas. Los súbitos cambios entre géneros son imperceptibles, otro punto a favor.

En conclusión, tenemos una cinta que se disfruta en su visionado, con escenas realmente increíbles (el salto de la niña sobre la espalda del monstruo o el final de éste), y que, aunque algo "absurda" a ratos, deja un buen sabor de boca al acabar su proyección.

¡Ah! Y lo absurdo no siempre es malo.
[Leer más +]
21 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una de miedo que no da miedo, o algo así
La verdad es que no sabía qué esperar de esta película. ¿Una de terror con monstruo de las de toda la vida? ¿Una comedia surrealista y absurda con tintes de crítica social? ¿Una parodia del cine de Hollywood? ¿Una de acción con toques trágicos?

¿TODO A LA VEZ?


Es difícil, realmente difícil definir "The Host". ¿Cómo clasificar una obra que mezcla sin pudor todo tipo de géneros, y cuyo resultado sin embargo no se adscribe a ninguno de ellos? ¿Dónde puedo encuadrar algo tan alejado de cualquier otra cosa que me haya dado la ficción cinematográfica?

Para mí, "The Host" es, por encima de cualquier definición, HUMANA. Sí, han leído bien. Héroes que se tropiezan y caen de bruces a la hora de impartir justicia, indecisiones cuando todo parece a favor, errores fatales y aciertos inesperados... Se ha dicho con mucha razón que es una película imprevisible. ¿Dónde están los moldes hollywoodienses cuando quienes actúan no son ni los clásicos héroes de acción, ni los patanes a los que todo les sale mal? No es tan fácil admitir que son personas, como cualquiera, en una situación extraordinaria.

¿Que hay absurdo? No creo. Lo que hay son rarezas. Cosas que se salen de los terrenos habituales en los que se mueve la ficción. ¿Dónde hay más absurdo, en el retrato de un protagonista narcoléptico y algo demente, o en alguien capaz de resistir y sobrevivir a explosiones continuadas, balazos y yo que sé más?

Por eso, tal vez, la película funciona tan sorprendentemente bien en los momentos trágicos; porque te metes en la piel de los personajes y sabes que podrías encontrarte a alguien así, que respondería a esos estímulos de una manera parecida. He leído que algunos se quejan de que la escena del funeral no les ha hecho ni puta gracia. Bueno, es que si alguien se ha reído con eso creo yo que es para que se lo mire con lupa, porque vamos... Hacen el ridículo, claro que lo hacen. Balbucean, les tiemblan las piernas, lloran como críos histéricos. Joder, acaban de recibir un mazazo emocional, es normal que no actúen con fría y meditada lógica.
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El arenque desbocado
El problema de esta película es que, a menudo, los experimentos no arrojan los resultados buscados. La mayoría de las críticas de los espectadores señalan que lo mejor de la cinta son los efectos especiales y el diseño del monstruo, y que lo peor es la interpretación y el desarrollo argumental, deslavazado y, en muchos momentos, inverosímil. Curiosamente, el primer aspecto depende de la industria norteamericana, y todo lo demás es genuinamente "Made in Korea". Entiendo que esto pueda disgustar a aquellos que piensan que cualquier filme oriental (o por extensión, no estadounidense), por el hecho de serlo, es una especie de obra maestra inmanente. Supongo que tampoco les resultará agradable a quienes se retuercen de gusto al comprobar que el verdadero responsable de toda la tragicomedia que narra la película es un malvado occidental, a buen seguro norteamericano y enemigo del Protocolo de Kyoto, cuya perversidad medioambiental desencadena la desgracia.
La película arranca bien, el monstruo sorprende por su diseño y movimientos (aunque los efectos especiales tampoco son para tirar cohetes), pero a partir de la primera media hora, se torna difusa, aburrida, con personajes que entorpecen la narración, y con un exceso de metraje bastante evidente. No creo que los actores sean malos, sino que el cine coreano, mucho más que el chino o el japonés, es bastante dado al histrionismo. Pero ese patrón encaja difícilmente con los códigos del cine de monstruitos, y quizá sea eso lo peor de la película, que intenta mezclar dos géneros, la parodia y el terror-fantástico, que son muy difíciles de amalgamar. Desde luego, el resultado es fallido. Una película decepcionante, pero tampoco es la peor del mundo.
[Leer más +]
28 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
MONSTRUOSO FILM COREANO CON UN PEQUEÑO TOQUE DE INSPIRACIÓN EN LOS MONSTRUOSOS JUEGOS OLÍMPICOS DE BARCELONA 1992.
Resulta una película buena y que se ve con bastante interés durante la mayor parte del tiempo que dura. Quizás lo que sobra de la misma sea una media hora última algo repetitiva y ya cansina de la búsqueda del bicho raro y de mostrarnos la cara del actor protagonista Song Kang-Ho que es como ver durante toda la historia al político indígena boliviano Evo Morales hacer de tipo medio atontado al que el monstruo persigue o viceversa.

No obstante, no es equilibrado cargar las tintas sobre este film como si fuese insoportable o una auténtica mediocridad, ni mucho menos, se trata de una película bastante distraida y con momentos muy buenos de miedo, humor y efectos especiales, por supuesto también con deslices improcedentes; pero en conjunto, una buena película que pasa el aprobado y hace las delicias del público infantil, juvenil y de mucha más gente.

Fej Delvahe
[Leer más +]
25 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Zaragoza 3-1 Pontevedra
Interesante pero ineficaz, como ese equipo humilde que se presenta en un campo de primera a jugar bien al fútbol y al final les caen cuatro, es esta original aproximación al cine de bichos que nos llegaba desde Korea. Y es que en estos últimos años este pequeño país se está haciendo un importante hueco en el siempre curioso cine asiático, cuajando productos que suelen pecar de los mismos defectos para aquellos que no comulgamos del todo con su visión cinematográfica.

Partiendo de la historia del monstruo, Bong Joon-Ho intenta cuajar un emocionante drama, decorado con un sentimentalismo que dota a la cinta de una huella propia en este subgénero, cosa que no es fácil a estas alturas en las que parece que ya lo hemos visto todo. La triste (por su más que aparente patetismo) vida de su protagonista emerge en la pantalla en el momento en el que a la extraña criatura se le ocurre salir de debajo de las aguas. A partir de entonces, la desgracia de la familia protagonista se convierte en el único punto destacado y destacable de la cinta, pues se remarca con especial interés pero sin demasiado acierto el aislamiento del protagonista en una sociedad que lo humilla constantemente. Al mismo tiempo la parte de acción de la cinta decae a pasos agigantados, haciendo perder al espectador todo el interés por el previsible resultado final, que se retarda una y otra vez por los numerosos minutos de relleno de los que consta la última parte de la película.
[Leer más +]
25 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
el gobierno si que daba miedo
Un monstruo ataca la ciudad de Seul y atemoriza a la población de esta misma ciudad. Quizás el pretexto en si, sea simplón y más parecido a una película de serie B, pero no más lejos de la realidad, es una película como la copa de un pino.
Un trabajo de cámara genial, con una fotografía muy cuidada, y como anuncian en la carátula del film entre "Tiburón" y "Pequeña Miss Sunshine". La película tiene muchos puntos geniales, el matiz de la imagen,la dirección, todo impactante incluso los actores están muy correctos, pero en cambio peca de lentitud. Quizás se deleita, en algunos momentos, en cosas poco importantes para la película reforzando el lento transcurrir de esta. Otro fallo que le encuentro es que en un par de ocasiones intenta engañar al espectador (cuando come los calamares, o cuando aparece la niña en medio de la cena) y no me parece nada correcto que al final no aporten nada a la historia.
La película juega con el miedo a lo desconocido y de como los gobiernos atemorizan al pueblo, incluso más que el monstruo. Sin duda tiene una segunda lectura más que lo que simplemente se ve.
Muy recomendable tanto si te gustan las películas de monstruos (que por cierto está logradísimo) como si no, ya que sin duda encontrarás algo que te guste.
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
CINE con mayúsculas
Es una de las películas mas extrañas que he visto en mi vida.. porque es jodidamente imbécil y a ratos totalmente surrealista, los personajes son idiotas, el argumento tiene lagunas enormes (hechas a posta), pero la dirección es cojonuda al igual que la fotografía ("Memories of Murder")... Los efectos especiales son más que solventes, y el diseño del "monstruito" y de los decorados es muy bueno. Tiene escenas cojonudas y algunos gags realmente buenos... Es una película anti-tópicos. He leído en algun cartel algo como.. "primero Tiburón, luego Alien, y ahora... " La gente es definitivamente imbécil y las compañias por vender dicen tonterias... Está pelicula es mas cercana a "Pequeña Miss Sunshine" o cualquiera de Wes Anderson que a Tiburón o Alien.

A mí me ha gustado mucho.. es totalmente bizarra.. excesivamente estúpida pero a su vez es bárbara técnicamente... y coges cariño a sus personajes por lo atípicos y gilipollas que son. Y no me refiero a la "gilipollez" de las niñas tetudas de las peliculas de terror americanas, sino a la de gente de carne y hueso con unas dosis de tara mental elevada.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Elogio de los torpes
.

Kim-ki Duk, Chan-wook Park y, ahora, Joon-ho Bong Será imprescindible, no habrá más remedio que ejercitar nuestra lengua y memoria para incorporar a nuestro vocabulario cinéfilo los tortuosos nombres de estos directores surcoreanos que últimamente están seduciendo a los jurados de festivales internacionales y también, de manera creciente, al público occidental.
En The host, de temática fantástica (¿de terror?), su director y guionista, respetando, en principio, las reglas del género, aporta una novedosa visión y un relato de más recorrido de lo que se suele esperar de este tipo de películas. Por eso, parece desacertado el enfoque que se hizo de la campaña de promoción. Quien desconfiara del eslogan ”Primero fue Tiburón, después Alien y ahora The host”, se perdió una curiosa película, y el espectador que buscara la acción, la tensión y el ritmo del cine americano probablemente habrá salido defraudado. Por supuesto que hay monstruo, víctimas y quienes luchan contra el monstruo, pero en esta ocasión quienes se le enfrentan no son listos, ni guapos, ni ricos. Nuestros héroes parecen ser miembros, en versión coreana, de la familia disfuncional de Pequeña Miss Sunshine. El guionista les ha dado una personalidad con desarrollo encarnada en buenos actores, por eso no son simples muletas de apoyo de un aparato de efectos especiales sino que viendo cómo son, cómo se comportan, descubrimos otros contenidos paralelos al relato principal, relato que, por cierto, se permite un comienzo con claras alusiones políticas a ciertos acontecimientos internacionales.
Como en su anterior película, Memorias de un asesino en serie, en The host los protagonistas sufren de una estupefacción digna de las criaturas de los Hermanos Cohen. A primera vista, lo que les ocurre no parece que dependa de sus torpes voluntades; sin embargo, existe nobleza en sus instintos.
También es imprescindible destacar el ingenio en la creación del terrorífico anfibio diseñado por Weta workshop, empresa ganadora de tres Oscar a los efectos especiales por la trilogía de El señor de los anillos y King-Kong. El taller encargado de transformar esos datos digitales en movimiento, textura y ferocidad fue The Orphanage, responsable de Sin City o Harry Potter y el cáliz de fuego.
“Bong Joo-ho, Bong Jo ho”. Repetir dos veces al día. Este cine coreano merece el esfuerzo.
[Leer más +]
15 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
¿Terror o comedia?
En principio nos han querido vender una película de terror, y de este genero tiene más bien poco, ya que durante la película hay mas situaciones de risa que de miedo, aunque si mucho del de ciencia ficción, ya que el monstruo es novedoso y único.

Sobre el terror y el miedo, no existe, ya que no llegan a ninguna situación en la que nos haga estremecernos o sentirlo, y es que además, los actores llegan a ser comediantes durante la película, ya bien sea en situaciones o diálogos, donde uno se pega unas risas y unas carcajadas, porque realmente no sabe si esta viendo una película de terror o una comedia terroríficamente mal hecha.

Sobre el monstruo, su origen y demás, si que esta muy bien, ya que es una novedad, no el origen, pero si el monstruo en si, y es que es una novedad, bastante bien echo y con gran sentido en todo lo que hace. Además esta hecho con ese detallismo que a uno le da la ilusión de poder tener uno y así poder observarlo de más cerca.

Atrevida la salida del monstruo tan temprano, ya que pierde mucho de suspense y lo deja todo tan abierto, que el publico debe decidir si la historia en si esta bien o no.

Por ultimo alabar la creación de un monstruo, alejándolo de los comics y de los dibujos, dejándolo todo a la creación mental.
[Leer más +]
46 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Lo mejor es el contemplar la vida coreana
Bueno, es una peli bastante tolerable si gustas de este género.
No tiene nada impresionante, pero es eficaz.
Lo mejor es el contemplar la vida coreana, y a sus habitantes, y entenderles; y descubrir que son en sus cosas elementales de la vida como personas bastante occidentales.
No está mal. No tiene los matices distintivos de las pelis americanas, y eso se agradece, aunque el formato es bastante internacional.
Es para pasar una hora animada bastante recomendable.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo