arrow
3
Despropósito continúo
Después de varios cortometrajes y de debutar en el largometraje hace unos años con “Justi&Cia” el directo aragonés Ignacio Estaregui nos presenta su nueva película, una adaptación libre de la novela escrita por Juan Luis Saldaña, 'Hilo Musical para una Piscifactoría'. La mayor parte de la cinta ha sido rodada en la ciudad de Zaragoza y en la zona de los Monegros.

Nos cuenta la historia de cuatro jubilados, que no saben muy bien en que dedicar su tiempo libre y deciden vivir una aventura y disfrutar al máximo lo que les queda. Los cuatro amigos emprenderán un maléfico plan para intentar cometer un atraco y robar en un museo. El botín es lo de menos, lo único que quieren es pasar un buen rato.

El objetivo del director es mostrar a un grupo de personas que se sienten jóvenes todavía, pero que no encuentran su sitio, pretende empatizar con el público, pero la verdad es que en ningún momento lo consigue, el guion es completamente desproporcionado, pretende contar miles de cosas y se pierde en un montaje paupérrimo y falto de conexión entre los actores. La dirección por parte de Estaregui es penosa e incluso hace flojas las interpretaciones de los actores.

En ningún momento he conseguido entrar en la película, ni he podido empatizar con la aventura de los protagonistas, ni siquiera el esfuerzo que hace la pareja formada por José Luis gil y Manuel Manquilla logran salvar la cinta. Otro punto negativo es que no logra sacar partido a los innumerables atractivos que tiene la ciudad de Zaragoza. Una pena la verdad, porque yo disfrute bastante con su anterior película.

Lo mejor: Alguna escena con José Luis Gil.
Lo peor: El resto.

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Simplemente, lamentable
Una historia que podría haber dado mucho juego como comedia y que se queda en agua de cerrajas. Un filme sin alma, lento y agónico, como el transcurrir del propio protagonista, al que le cuesta esbozar una simple sonrisa. Una película demasiado ambigua, con una sucesión de escenas pretendiendo dejar moralejas sobre la vida llegando a la tercera edad, que no funcionan...… Tal mente parece que estamos ante un fallido capítulo piloto de una serie que mejor no rodar. Insípida, sin vida, sin alma... sin nada. Con interpretaciones planas, siendo imposible hacerse cómplice de ninguno de los personajes. Nunca he visto una interpretación tan nefasta, de José Luis Gil. Un filme para olvidar o mejor dicho, para no ver.
Le doy un 1 porque no hay 0 para votar.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
PARA DISFRUTAR DE LA VIDA… NADA MÁS Y NADA MENOS
Es “Miau” una película diferente. Sí. Y se agradece aunque para ello tenga que asumir riesgos, desde luego. Junto a la trama principal –un robo- combina otras que nos ayudan a conocer mejor a los cuatro protagonistas de esta película y en ellas radica su mayor fuerza. Porque en “Miau”, al igual que en “Hilo musical para una piscifactoría“, la novela de Juan Luis Saldaña que aquí adapta fielmente Ignacio Estaregui, lo esencial reside en saber mostrarnos los matices que atesoran unos personajes entrañables.
En “Miau” no importa tanto el qué como el cómo. No importa tanto el desenlace como el camino. Por eso hay que disfrutar ya desde la primera escena y esa pudiera ser una buena guía para sacarle todo el partido a esta película.
“Hilo musical para una piscifactoría”, el título de la novela, es en sí mismo toda una declaración de intenciones y al mismo tiempo el manifiesto de un deseo, lo que quería montar uno de nuestros protagonistas: una piscifactoría de peces felices. Ya solamente eso nos da idea del universo en el que nos vamos a adentrar. Y “Miau”, el título aquí escogido, no es lógicamente algo fruto del azar, es la expresión –muy aragonesa por cierto- de un deseo cumplido... algo así como “Ya está hecho”.
Ignacio Estaregui ha sabido acercarnos con imágenes al mundo tan especial de estos cuatro personajes encontrando el tono adecuado, y esa es la clave. Y apoyándose en un elenco de protagonistas de lujo. A un José Luis Gil entregado, se unen un Manuel Manquiña genial, un Álvaro de Luna para el recuerdo y una Luisa Gavasa en permanente estado de gracia que acaba poniendo la guinda a este rico pastel.
Todos ellos, junto a un elenco de secundarios memorables, nos trasladan a un mundo plagado de ternura de principio a fin. Y donde hay espacio para todo… desde la sonrisa a la lágrima contenida.
[Leer más +]
5 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Detrás de cada churrería hay siempre un solar
La historia, que en esencia es simpática, entre disparatada y surrealista, abre un gran número de subtramas que no acaban de cerrarse. Cada vez que parece que va a cogerse, la narrativa se dispersa. La película está muy mal montada, como con prisas. Es llamativamente disconexa. Se hace pesado el recurso de la voz en off con ese tono poético y trascendentalista que intenta dar forma a una trama que pretende innecesariamente contar mucho, demasiado. Los personajes aunque bien interpretados, tampoco acaban de definirse. No es culpa de los actores, José Luis Gil, Manuel Manquiña, Luisa Gavasa o Álvaro de Luna, sobra decir que son lo que aguanta la sucesión de escenas que acaba conformando el film. Dan ganas de leer el libro eso sí, aunque sea para tratar de entender que quería contarnos la peli.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
3
Película horrible y sin lógica.
Visto el elenco, donde destaca José Luis Gil, me esperaba una película digna. El argumento tiene puntos donde haberlo sabido llevar bien podría haber destacado, sin embargo, el intento de unir todas las subtramas acaba por dotar de incoherencia al argumento, destacando como único elemento salvable a José Luis Gil pero tampoco es que sea de los mejores papeles de su vida.
Una película nada recomendable, sin sentido, y pérdida de tiempo.

Le doy un 3 sobre diez y por el cariño que le he cogido a José Luis en otros papeles porque esta producción no se merece ni ser puntuada.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
9
Cine del bueno
Miau me ha encantado de principio a fin, me ha transportado al cine de Berlanga, de Azcona, de Forqué en aquel delicioso Atraco a las tres...
La película rezuma arte y rítmo, magníficas interpretaciones, geniales figuraciones, deliciosos cameos y unas cuantas cosas mas (bravo por el vestuario y maquillaje, bravo por la música...)...pero sobretodo ternura, humor surrealista y realismo mágico.
¡Os animo a verla!
[Leer más +]
4 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo