arrow
6
Crítica de Malos tiempos en El Royale por Cinemagavia
De la cabaña al Royale

La ópera prima de Drew Goddard, La cabaña en el bosque (2011), ganó rápidamente el estatus de culto gracias a su ingeniosa forma de rendir tributo a los clichés del género de terror, y eso que le costó llegar a los cines al pillarle de lleno la bancarrota de su productora, MGM. Tras firmar el guion de Marte, una de las producciones más exitosas del 2015, Goddard ya se puede considerar de la élite de Hollywood, así que para su segundo largometraje como director y guionista, ha podido reunir a un elenco de primer nivel y tener el respaldo de un gran estudio.

Malos tiempos en el Royale es una película completamente original, lo que siempre supone un riesgo para la taquilla, aunque el ajustado presupuesto (35 millones de dólares) podría amortiguar el plausible fracaso. Pero en esta ocasión, no es tan probable que pueda revalorizarse con el tiempo como obra de culto.

La larga sombra de Tarantino

Goddard se toma su tiempo para exponer el escenario y a los personajes de un relato noir a lo Agatha Christie; la presentación evoca directamente a Tarantino, especialmente a Los odiosos ocho (2015), dada la forma en la que dosifica la información, separa los puntos de vida por episodios, y deja que sus personajes conversen para asentar el tono. Pero por muy buen guionista que sea, Goddard carece de la chispa y la creatividad que tiene el director de Kill Bill al escribir diálogos.

Por tanto, ni termina de exprimir el potencial de los personajes, ni mantiene siempre controlado el ritmo de la narración. El film dura dos horas y veinte que se perciben innecesarias, sobre todo cuando la debutante Cynthia Erivo se dispone a cantar… por tercera o cuarta vez. Y sin cortes.

Aquellos oscuros años 60

No obstante, Goddard consigue mantener viva la atención del espectador gracias al eficiente manejo del suspense y al buen puñado de sorpresas y giros desconcertantes que posee el relato hasta poco antes del desenlace, pues éste resulta mucho más rutinario y convencional de lo que cabría esperar. Antes de llegar a él, y valiéndose del bagaje de los personajes, dibuja una América de los años 60 bastante turbia: la guerra de Vietnam, el auge de las sectas, el racismo, la corrupción, el auge del consumo de drogas, asesinatos, chantajes…

La película apela a la socorrida nostalgia para ambientarse a finales de una década particularmente oscura para la historia de unos Estados Unidos que comenzaron los 70 en busca de una redención que, al igual que pasa con algunos de los huéspedes de El Royale, no siempre llega a tiempo.

Conclusiones

Malos tiempos en El Royale es bastante irregular, pero goza de un trasfondo rico en matices y un atractivo reparto en el que destacan particularmente Jeff Bridges, Lewis Pullman, Dakota Johnson y John Hamm, siendo los dos primeros los que tienen los personajes mejor desarrollados del conjunto.

Por las expectativas generadas, se supone que Chris Hemsworth es la carta escondida bajo la manga para la traca final, pero el actor no se muestra tan carismático como en las últimas ocasiones en las que ha encarnado a Thor, y su villano resulta ser el típico charlatán imprevisible (como el Negan de The Walking Dead) que provoca más tedio que miedo.

Con todo, y aunque se crea mejor de lo que en realidad es, la estancia en El Royale es lo bastante curiosa como para que valga la pena pasar una velada en sus decadentes instalaciones.

Escrito por Jorge Blanch
https://cinemagavia.es/malos-tiempos-en-el-royale-pelicula-critica/
[Leer más +]
36 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Excesiva, aunque interesante y entretenida, acaba por cansar un poquito
Excesivo film de intriga criminal, que tiene muy buenas ideas y varias excelentes escenas y que, en conjunto y en líneas generales, entretiene bastante.
Pero no convence por cuanto el realizador y, en este sentido, aquí también guionista Drew Goddard, se nota que quiere epatar continuamente al espectador, hacerle saber que es súperinteligente y que es capaz de rizar el rizo a cada minuto que pasa. Y lo que ocurre es que acaba obnubilándole, aportándole diálogos, hechos y situaciones que se apelmazan y chocan entre sí aunque con evidente pericia no tanto narrativa sino de rica puesta en escena.
Y es que es verdad que su dirección artística es muy buena, con decorados y elementos interiores de primera, así como una fotografía rica en contrastes a cargo de Seamus McGarvey.
Y los intérpretes están entonados, aunque los personajes, que al comienzo del filme son pero que muy interesantes por los secretos que tienen y cómo van reaccionando (amén de los momentos de humor inteligente que hay: "las fronteras", por ejemplo), acaban por resultar algo repetitivos, aunque el del joven Lewis Pullman sí sorprende al final y da para más películas con su personaje, aunque...
Resumiendo, que sí, que no está mal, pero no tan lograda, ni mucho menos, como pretendía el bueno de Drew Goddard, demasiado ambicioso me temo.
Debería haber sido la cinta más fluida y con un ritmo constante y no dando tumbos, lo que hace que se haga larga (no por su larga duración sino porque, a pesar de ser amena cansa un poquito al respetable y casi estás deseando que finalice ya).

https://filmsencajatonta.blogspot.com
[Leer más +]
23 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Nadie es quien dice ser
Película de clausura del Festival de San Sebastián en la que unos personajes se reúnen en un antiguo y misterioso hotel del que es mejor no desvelar ninguna trama ya que tiene muy buenos giros el magnífico guión de Drew Goddard, siendo esta su segunda película como director después de “La Cabaña del Bosque”.

Goddard que tiene una larga trayectoria como guionista con títulos tan importantes como “Marte” “Guerra mundial Z” o series como “Alias”,”Daredevil”,”Perdidos”o “Buffy” nos cuenta diversas historias como si fuera una obra teatral (como hizo Tarantino en “Los odiosos 8”) donde con mucho suspense y curiosidad vamos descubriendo a diversos personajes que no son quien dicen ser y que todos tienen algo que ocultar.

Se nota mucho amor por la cultura pop, con numerosas canciones y una buena banda sonora de Michael Giacchino, así como un espléndido decorado del hotel basado parece ser en el Cal Neva Resort and Casino que fue propiedad de Frank Sinatra.

Diferentes perspectivas de los personajes en diversos flashbacks dan muchos matices a los puntos de vista, lo que la convierten en un entretenimiento totalmente impredecible que a pesar de sus 140 minutos no se me hizo larga en ningún momento.

También ayuda el gran reparto un impresionante Jeff Bridges como siempre, Dakota Johnson, Cynthia Erivo, Jon Hamm y un Chris Hemsworth haciendo un papel de una especie de Charles Manson que por cierto estuvo en San Sebastián junto al director presentando la película.

Un gran film con muchas influencias al cine de los hermanos Coen que no le falta de nada.
Destino Arrakis.com
[Leer más +]
19 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
PERO MALOS…
(Publicada el 16 de noviembre de 2018, correción del 21 de noviembre de 2018)
Aclaración: La película es una jodida maravilla, una autentica genialidad, lo del titulo es porque, desde luego, El Royale ha vivido obviamente tiempos mejores (aunque sea ficticio).
Drew Goddard siente una tremenda admiración por Quentin Tarantino, como cualquier buen cinéfilo que se precie, y esta película es un gran homenaje muy consciente de la obra de loco tito Quentin con su estructura por capítulos, sus saltos temporales y flashbacks, simplemente magnífica toda la película, porque no es solo un homenaje a Tarantino, no: Es también un homenaje (o algo parecido…) a una época muy convulsa de la historia de los Estados Unidos (aunque en que momento de toda la Historia, desde su creación hasta la actualidad no ha vivido tiempos convulsos los Estados Unidos de Yankeelandia).
Jeff Bridges como siempre: Magistral, brillante y sorprendente.
Cynthia Erivo debuta y vaya debut, joder… Que ganas de verla en “Widows” del genio Steve McQueen, seguro que también lo borda.
Lewis Pullman es la primera vez que lo he visto en una película y le ha dado un giro sorprendente al papel de conserje/recepcionista de hotel (leer spoiler).
Cailee Spaney: Terrorífica, hace un dúo muy interesante con Dakota Johnson, una pareja de hermanas muy, muy misteriosas.
Chris Hemsworth: SORPRENDENTE, y ya está, no voy a decir más.
Banda sonora magnífica, brillante, con muy buenos momentos Motown de la mano de Erivo y el score de la mano y la mente de Michael Giacchino, para digno sucesor de John Williams.
Una gran película, de culto ya para mí, vaya… Recomendable ir sin que te hagan ningún spoiler, si no sabes absolutamente nada de la historia, de lo que vas a ver: MEJOR.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Un lugar en el infierno
Desde que la vi en la programación del ZINEMALDIA como película fuera de concurso, sabía que la tenía que ver y eso que no tenía ninguna otra referencia sobre ella, más allá, de la sinopsis y la imagen del programa. Compré la entrada, pero por circunstancias personales, no pude asistir y esperaba a que se estrenase en cartelera lo antes posible y ayer me pude desquitar viéndola cómodamente en los cines NIESSEN de mi pueblo, que dicho sea de paso, son los más cómodos que conozco.

Y no me había engañado la intuición para nada, es incluso mejor de lo que habría soñado ver. No sabría decir que es lo que más me ha gustado de ésta película, si la imponente recreación de ese magnífico casino CAL NEVA (Royal en la película) que fue propiedad de FRANK SINATRA, lugar donde se juntaba la creme de la sociedad estadounidense y donde se fraguó alguno de los más turbios episodios de la historia reciente americana, la excepcional fotografía, ambientación y banda sonora, el lúcido guion con algunos giros que te dejan literalmente pegado al asiento, perdón, en mi caso butaca, o la dirección templada y brillante de DREW GODDARD.

Todo suma en ésta soberbia trama conspirativa y enfermiza donde cada personaje esconde una realidad tan abyecta que solo se ve eclipsada por la del personaje de la habitación contigua. Una especie de BATES MOTEL en el que lo mejor que te puede pasar, es encontrarte con NORMAN BATES fisgando por la mirilla oscura de tu habitación. Hay que tenerlos bien puestos para rodar un argumento semejante sin que te tiemble el pulso ante la posibilidad de caer en el ridículo y que se vaya todo al garete irremediablemente. El director muestra un pulso en su discurso narrativo y una noción estética fuera de lo común y despunta dentro del género Thriller-Pulp-Noire, que indudablemente nos lleva hasta TARANTINO o los hermanos COEN.

Decía en mi comentario anterior de la película OVERLORD que su director no se atrevía a darle la vuelta a la tortilla narrativa de buenos y malos, pues prepárense, porque en éste hotel casino ROYALE eso no pasa y el asesino puede ser cualquiera, o todos, o ninguno, todo es posible en esta deslumbrante puesta en escena en la que sobresalen las enormes interpretaciones de JEFF BRIDGES, CYNTHIA ERIVO, DAKOTA JOHNSON, CHRIS HENSWORTH y la gran sorpresa del jovencísimo LEWIS PULLMAN.
Quiera dios que no me toque coger una habitación en un lugar semejante…
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Buenos tiempos para los tributos
Drew Goddard, director de la sorprendente “La cabaña en el bosque”, guionista de series de televisión como “Buffy, cazavampiros” o “Lost”, y productor de títulos como “The Martian” o “Calle Cloverfield 10”, firma un thriller tan vistoso como decadente ambientado en una oscura época de los EUA, los años 60.

Un vendedor de aspiradoras, un sacerdote, una cantante de soul, una hippie y un conserje, personajes prototípicos que no son lo que aparentan, se disponen a pasar la noche en El Royale, un hotel situado en una especie de limbo, en la frontera entre California y Nevada, y que ha perdido la clase y el glamour de tiempos pasados.

De entrada, parece que empieza un thriller del tipo “Diez negritos”, pero en realidad nos encontramos ante una película de intriga y humor negro que claramente homenajea a Tarantino, sobre todo a “Los odiosos ocho” y “Reservoir Dogs”.

Ahora bien, a diferencia de Tarantino, Goddard se recrea más al hacer lucir la puesta en escena y no utiliza la música solo para acompañar y agilizar el metraje, sino también para aportar pausas y profundidad a ciertas escenas. Además, la inevitable comparación hace que echemos en falta el ingenio de Tarantino en los diálogos, aunque la interacción entre los personajes de Goddard es, eso sí, más verosímil.

La crítica al poder en un sentido amplio es, personalmente, lo que encuentro más conseguido de “Malos tiempos en El Royale”. En este lugar en plena naturaleza, en el lago Tahoe, se ven representados casi todos les estamentos yanquis: la política, la iglesia, los ladrones, los mafiosos, las minorías…, y las víctimas del sistema, que son las víctimas de la violencia, ya sea bélica, racial, machista o sectaria.

En definitiva, el director de “La cabaña en el bosque” cambia la fórmula y, en vez de ir in crescendo hacia una traca final para el recuerdo, esta vez va aumentando la tensión hasta llegar al ecuador del filme y a partir de ahí tan solo logra mantenerla. Quizá por ello no llega a convertirse en el peliculón que podría haber sido.

(Como curiosidad, el hotel en el que se inspira el de la película es el Cal-Neva Lodge & Casino, que perteneció a Frank Sinatra y que reunía a la crème de la crème de la política, las artes y las malas artes norteamericanas.)

www.cinequanon.cat
[Leer más +]
14 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Buen cine en el Royale
La película dura casi dos horas y media y ni me enteré; cuando terminó hubiera seguido viéndola enganchado a los personajes protagonistas y a su mundo. Demasiado.

Usa, eso sí, una violencia explícita a lo Tarantino, pero menos gratuíta y enfermiza. Y los magníficos actores consiguen dar vida a unos personajes bien definidos, haciéndolos humanos. Las historias de todos ellos, aunque esquemáticas y un poco tópicas, están muy bien expuestas y resumidas, consiguiendo introducirte en sus vidas. Los inesperados golpes de efecto y la estructura de la narración están al servicio del espectador, no para lucimiento del autor, y eso se nota, o mejor dicho no se nota, solo se disfruta. Y para redondear, la ambientación, la presentación visual, la música y los efectos sonoros, con un estilo de apariencia clásica, son casi perfectos para esta película.

Lo pasé muy bien.
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los odiosos 7...sin Quentin
Drew Godard se ganó una merecida reputación con LA CABAÑA EN EL BOSQUE mal estrenada en España y creo que en todo el mundo. Premiada en Sitges y vista en DVD tras un estreno restringido en salas se convirtió en una cult movie de manual. Ahora, tras un par de interesantes guiones, nos trae este homenaje a Tarantino y a Agatha Christie lleno de buenos actores y con un guión que te engancha.
No se puede desvelar nada en especial porque, en este tipo de cine, cualquier cosa que digas de más te puede reventar la película pero si decir que todos los personajes tienen algo que decir y lo dicen.
Jeff Bridges y John Hamm sobresalen pero Hemsworth, otra vez, demuestra que es un animal cinematográfico de primer nivel. Tiene un don especial para dar credibilidad a los personajes más dispares y queda bien en ciencia ficción, drama, comedia, terror y hasta el aburrido cine bélico. Aquí, probablemente, no está en su mejor papel pero su presencia mejora la película.
El director demuestra un talento narrativo al nivel de los grandes y dirige con pulso firme una de las películas sorpresa de este fin de año.
Muy recomendable.
[Leer más +]
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¡Menuda noche!
Mejor no saber demasiado de esta película (por desgracia el tráiler y alguna que otra imagen promocional desvelan más de la cuenta). Puede que se torne en una posible película de culto dentro de un tiempo. O tal vez quede en un alargado frenesí de diversión negra entretenida. Sea como sea, más películas de éstas en la cartelera no venían mal.

Los personajes y sus tramas son los conductores de la película. La trama en sí podría resumirse en un grupo de personas con diversos planes y secretos que convergen en un característico hotel. A partir de ahí, se suceden los giros. Sin ánimo de desvelar nada, mejor no crear muchos bandos pues es una película coral y todos los actores brillan por igual. Se halla dividida por pasajes a lo Tarantino con una pizca de los Cohen. John Hamm está muy divertido y Jeff Bridges da un recital sólo con la mirada. Dakota Johnson se aleja de la infame trilogía 'Grey' con sumo acierto y Cynthia Erivo es una de las grandes sorpresas de la película. Incluso Chris Hemsworth se quita de encima a su Thor gracias a una interpretación destinada a ser icónica en su carrera.

Puede no ser para todo tipo de público. Es cierto que la noté un tanto alargada y en su epílogo un tanto complaciente. Pero es ingenio, labranza y diversión aunados en una película de autor impulsada por un estudio. En tiempos comerciales actuales y de falta de riesgo es bastante de agradecer. Bastante recomendable.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Pero que peliculón acabo de ver!
Es como si Tarantino y los Coen hubieran tenido un hijo bastardo llamado Drew Goddard, que pedazo de director, digo si tiene influencias de ellos, en el cine todos lo tienen, siempre se inspiran en grandes directores, eso no quita la originalidad de su película.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Original y Emocionante
Varias historias contadas de forma especial pero reales y profundas.

Varias tragedias personales contadas de forma que las hace cercanas.

Es original y tan entretenida que me quedaría más tiempo viendo lo que les pasa a los personajes..... y eso que dura dos horas y veintidós minutos ¡¡¡¡

Los actores, la música, el decorado y el ritmo son excelentes. Sin que todo ésto se empañe por la violencia que tiene , que esta vez si sirve a las historias.

Es muy recomendable, tiene las dosis casi perfectas de : profundidad/ entretenimiento ; metáfora / realismo ; brutalidad / belleza.

Sin desmerecer a los demás, que bueno es Jeff Bridges ¡¡¡
[Leer más +]
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Al estilo de Tarantino pero sin serlo
Buena película, entretenida aunque se hace un poco larga. Los actores de diez, sobre todo Chris Hemsworth, Cailee Spaeny, Lewis Pullman y Jeff Bridges.No voy a desvelar mucho, lo único que diré es que se desarrolla en el Royale un hotel cuya originalidad reside en que está construido entre los estados de Nevada y California. En él aparecerán los personajes, al cual más variopinto que sin tener nada en común se verán unidos por lo que ocurre en el Royale.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buenos tiempos en el cine
Un buen director y unos grandes actores participan en una película de esas que hacen que el espectador recuerde porqué hablamos de séptimo arte para referirnos al cine.

La pelicula comienza con un ritmo lento y va desarrollando varias subtramas de forma paralela con gran acierto. El interés del espectador va aumentando con cada nuevo fotograma, así como la empatía con los personajes.
Jeff Bridges destaca entre las actuaciones, interpretando magistralmente a un sacerdote, que al igual que el resto de clientes del hotel guarda más de un secreto. Chris Hemsworth se desliga del papel de Thor que le ha otorgado tanto éxito en los últimos tiempos para ponerse en la piel de un personaje oscuro y que refuerza la parte final de la película.
Lewis Pullman o el chico de mantenimiento, es otra de las claves de que la película funcione: su personaje sufre una evolución totalmente inesperada a lo largo del metraje y el actor consigue transmitir a la perfección su lucha interna.
El cuarto actor que destaco es Jon Hamm, conocido fundamentalmente por su papel en la serie televisiva Mad Men y que aquí construye un personaje que comienza a indagar en lo que sucede en el hotel, dando inicio a una cascada de acontecimientos totalmente inesperados.

En definitiva, un gran trabajo de guión y actoral, filmado magistralmente y que consigue llegar a ser uno de los mejores thrillers de los últimos tiempos.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Este director merece ser seguido
En fin, mientras pueda, jamás me resistiré a ver qué me depara aquel cine que haya bebido del estilo Sam Peckinpah, Tarantino, los Coen o el mismísimo Hitchcock. De modo que conociendo de antemano que el realizador, Drew Goddard, simpatiza con tales escuelas, que ha gozado de total libertad y que su experiencia como buen guionista de series aventura una historia sólida, me decido a dedicar más de dos horas de mi tiempo a ella y..., acierto de pleno.

Salvando algunos excesos de minutaje, claramente evitables en algunas fases del film, tengo que decir que la experiencia me ha resultado impactante e hipnótica.

Formidable dirección, montaje, puesta en escena, manejo de cámara, ambientación, fotografía, interpretación coral, banda sonora original e incorporada...: pocos hay que, en estos momentos, den más. Todo ha sido calculado puntillosamente, como auténtico arte, en el embrujador marco estético de los 70'.

Con grandes aportaciones al cine negro; a la ironía sarcástica; a la violencia seca pero no morbosa ni gore; a la psicología humana; a la interrelación de personajes; al surrealismo, incluso. Y atrapando del teatro exclusivamente aquello que enriquece al cine.

En el capitulo interpretativo me quedo con la clase magistral de Jeff Bridges y esa enorme sorpresa que me ha supuesto el trabajo de Lewis Pullman.

No la pude ver en versión original y me encantó el doblaje ofrecido.

Muy interesante e innovador thriller retórico al estilo tarantiniano, con total dominio del tiempo, espacio y montaje [8 sobre 10]

El quicio de la mancebía [EQM]
https://elquiciodelamancebia.wordpress.com/2018/11/24/malos-tiempos-en-el-royale-eeuu-2018-de-drew-goddard/
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Cosas inexplicables
No me explico como este guión pasara a la filmación sin ninguna corrección. A este guión le faltan dos o tres vueltas...Como mínimo.

Una vez filmada, me sorprende que en los visionados de postproducción dieran por buenos este resultado..Sin el tijeretazo inevitable de secuencias enteras.

Mala.
[Leer más +]
9 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Crítica a Malos tiempos en El Royale.
Esta película es como la crianza de un niño muy especial. Pero ese niño ha sido criado por Quentin Tarantino, Wes Anderson y Martin McDonagh. Pues bien, la película es un enrevesado thriller dónde se nos comentan qué hacen un grupo de completos desconocidos en un hotel de carretera en la frontera entre Nevada y California. Qué lleva a cada persona ahí y qué va a suceder. Por tanto, la película resulta una tela de araña que va atrapando e intrigando tanto al espectador como a los personajes a lo largo de toda la maraña, manteniendo la sorpresa hasta el final.

El dominio de la cámara y la forma de plantear los planos es estupenda, todo lo que aparece en la película está mostrado previamente de una forma u otra y nada de lo relatado en ella es casualidad. Se requiere de la participación activa del espectador para poder ir entrelazando los diferentes objetivos de los personajes y los diferentes meta mensajes que se lanzan a lo largo de toda la película.

Un elenco de lujo, al servicio de un guión y una historia original, que aunque tiene unos referentes muy claros y muy marcados, no deja de tener un espíritu propio y un alma propia, construyéndose así una gran película de misterio e intriga.

Totalmente recomendable para los fans del misterio y la estética de los primeros años 70. Sin duda una buena película y una inesperada sorpresa de esta temporada. Pero una bienvenida.
[Leer más +]
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Malos tiempos en El Royale - Estiloso puzzle criminal de magro hueso
A las 09:00 fuimos por vez última a la enorme sala 1 del Kursaal para disfrutar, esta vez desde una localidad excesivamente lejana, de la película de clausura de la Sección Oficial: Malos tiempos en El Royale/Bad times at the El Royale, nueva película de Drew Goddard seis años después de debutar en la realización de largometrajes con la aplaudida La cabaña en el bosque. Años 70. El Hotel El Royale, ubicado a caballo entre los estados de Nevada y California, es el punto de encuentro de siete desconocidos. Son a priori muy diferentes, pero todos esconden secretos, y están vinculados por un mismo objetivo. Conforme avance la truculenta noche, los acontecimientos se acelerarán sin control hacia una confrontación violenta. Un nuevo experimento de géneros que es todo un juego narrativo y de códigos del relato de atracos, un puzzle criminal elegante y saleroso en distintos tempos y desde diferentes puntos de vista. Una película de cuidados diálogos y efectivo sentido del humor que logra que la sigamos con interés durante la totalidad de su metraje. Estupendo reparto, con mención de honor para Cynthia Erivo. Excelente fotografía, con un claro dominio de la tensión, y una selección de temas musicales que calza a la época y espíritu de la película como un guante. Una película, pese a todo, decepcionante, que va de menos a más, y que da pocas nueces para su ruido. Estupenda forma pero mediano fondo, de no demasiado interés. Realmente lo que capta el interés del espectador es la manera de presentar el relato, pues una vez se unen las piezas las respuestas a las incógnitas planteadas son simples. El guión es la gran virtud del filme y al mismo tiempo su gran defecto, pues si fuese presentado de manera lineal tendría muy poca enjundia. Película vistosa, muy digna clausura, pero que adolece de poca miga e impacto a largo plazo.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Four Rooms 2.0 con pinceladas de suspense dirigida por Drew Goddard
Han pasado seis años desde su estreno en el largometraje con el film titulado La cabaña en el bosque (2012). Pues, bien, Drew Goddard ha regresado a la silla del director con una nueva película de suspense, en la que también ha escrito el guión, y cuyo reparto lo encabeza Chris Hemsworth (Marvel´s Thor: Ragnarok), al que le acompañan, la hija de Melanie Griffith, Dakota Johnson (Cincuenta sombras de Grey), Jon Hamm (Baby driver y recordado por la serie Mad Men), Cynthia Erivo (de próximo estreno con Viudas), la joven Cailee Spaeny (Pacific Rim: Insurrección), Lewis Pullman (Los Extraños: Cacería Nocturna) y el veterano actor Jeff Bridges (Kingsman: El círculo de oro) y que se le puede apreciar con un look a lo El gran Lebowski.
Siendo sincero, la cinta que ahora nos ocupa, sobre el papel, sobre el guión, tenía una pinta brutal, y el tráiler también hacía preveer que sería enorme, pero el resultado final, para mí, no ha llegado a lo más alto. No le llega a la altura de su primer y anterior film, aunque sí que me ha resultado interesante de visionar. El inicio de Malos tiempos en El Royale apunta muy bien, pero el nudo conlleva demasiados flashbacks, se llega a hacer pesada durante gran parte del metraje, y no es hasta que la llegada del personaje interpretado por Chris Hemsworth hace que pegue un giro brutal y suba el interés hacia ella como la espuma. Por momentos parece que se esté viendo una nueva versión de aquella película de mediados de los noventa que estuvo dirigida, entre otros, por Robert Rodriguez y Quentin Tarantino. Me estoy refiriendo a la de Four Rooms (1995), que la producía Miramax cuando estaba en muy buena posición en la industria. Varias historias entrelazadas entree sí para terminarlo con un buen giro final. Salvando las distancias, porque dejando de lado el número de habitaciones y al personaje interpretado por Lewis Pullman, que se podría equiparar al de Tim Roth en aquella película, no hay ningún parecido más. Me olvidaba algo, y es que tiene a Michael Giacchino en el apartado musical, un dato positivo, sin ninguna duda. No es que me haya decepcionado, pero me esperaba mucho más de ella. Podría haber sido notable y se ha quedado en una obra interesante tirando mucho a buena. Mi nota final es de 7/10.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La Bondad es un Juego de Azar
En 1968, las ratas que abandonaban el barco no podían disfrazarse mucho más bajo la apariencia de leones.
Los movimientos juveniles contra la guerra de Vietnam, la inminente llegada del hombre a la Luna y el cambio de presidencia con Richard Nixon dejaban ver una nación fracturada, profundamente rabiosa contra la vieja guardia generacional.
Y, como siempre ha sucedido, es en las fronteras marginales donde todo eso suele explotar.

'Malos Tiempos en El Royale' decide divertirse en el amanecer de un cambio socio-cultural.
Pero no solo eso, sino que además tiene el buen gusto y estilo de tomarse su tiempo para disponer todas las piezas, dejar lujoso espacio a sus variopintos personajes y, en última estancia, apenas trazar un leve misterio para que sean ellos los que se choquen.
Porque nadie a finales de los 60, en la muerte certificada de la impoluta familia norteamericana, escapaba de estar a merced de conspiraciones mucho más grandes que cualquier individuo.

Daría la impresión de que esos tejemanejes van a permanecer lejos del antaño glamouroso motel de frontera entre Nevada y Florida, pero pronto queda al descubierto que sobreviven atraídos por la vieja reliquia dejada allí: dinero a montones, antiguo y sucio, producto de un robo necesario hace tiempo, conciencia latente que pide la sangre de los que nunca cumplieron su condena.
Nadie escapa sin mácula, ni el misterioso vendedor de aspiradoras Seymour Sullivan, ni la airada hippie Emily Summerspring, ni mucho menos los "rivales más débiles" frente a sus respectivos machismo flagrante y morro torcido, el anciano Padre Daniel Flynt y la cantante negra Darlene Sweet.
Desde el principio se cuaja un juego de espejos entre los cuatro, uno al que el pipiolo gerente del hotel Miles Miller se ve arrastrado sin pretenderlo, donde el vigilar la mirilla y bajar la persiana con una sonrisa forzada parece la única precaución posible ante la desconfianza que inspira el vecino.

Conviene no desvelar nada más para conservar la atinada matrioska que es el argumento, pero hace falta decirlo: gracias, muchas gracias director Drew Goddard, por dejar claro que la muerte puede llegar en el momento de más quietud, y ninguna ficha (famosa o no) se puede librar de caerse por el lado equivocado del tablero.
Probablemente era un estado de paranoia muy fiel a ese momento concreto, donde grandes hombres enmarcados en la Historia necesitaban reafirmar su poderío machote, y cuanto más horriblemente desmesurada era la sospecha más probabilidad tenía de extenderse todo lo lejos posible de la moralidad (nadie pensaba que un Presidente vigilaría todos los pasos de su gente, nadie pensaba que se mandaban jóvenes ya muertos a una guerra imposible de ganar).
Y, como siempre ha sucedido, en el escalón más bajo estaban los viejos (religiosos), los niños (gerentes) y las mujeres (negras), siempre esperando el próximo cachito que les dieran.

En ese estado de la cuestión, es la tímida conexión entre Flynt y Darlene la única que muestra un poquito de esperanza: aunque al principio se arrojan las mismas miradas glaciales que le echarían a cualquier otro huésped, uno abriéndose al otro sobresale como ejemplo de esa bondad que debía ir agazapada en tiempos; y particularmente Jeff Bridges a punto esta de robarse unas alas de ángel inesperado.
A ellos, por lo menos, les hemos visto luchar, y huir por un mañana mejor, pero otros no han tenido tanta suerte, quedándose como el chico de mantenimiento de la gente pudiente, guardando secretos horribles y merodeando siempre por pasillos donde se ha concentrado el peor rostro del país: Miles ha vivido atado en un caleidoscopio con paredes transparentes a sus grandes ídolos, y tanto es el peso de la maldad que ya no puede dejarla atrás.
Como todo lo contrario existe Billy Lee, el iluminado líder de su propia secta libre, todo buenas maneras y apolínea figura, que forzando su lugar en medio de la sociedad no soluciona nada, sino que ha cambiado la realidad de sus seguidoras por otro sistema igual de cerrado.

El Royale, al final, nunca hizo nada a nadie, porque los hombres que pasaban por allí ya tenían suficientes crueldades en mente.
La ironía, y la buena noticia, es que una semilla podrida en forma de dineral, en el peor lugar, en el peor momento, parezca decidir el camino que tomaría toda una nación a partir de entonces.
Lo dice Darlene, de hecho, en un arranque de insospechada valentía, quizá inspirada por todo lo sufrido: "siempre hay hombrecitos como tú... que acaban olvidados algún día".

Quizá la estancia se alargue más de lo necesario llegado el final, pero El Royale se queda como buen sitio a visitar.
Sobre todo porque tras los malos tiempos, siempre vienen mejores.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Pensando en Tarantino
Imposible no pensar en Tarantino al ver esta película. Brillantemente rodada, sorprendente, muy violenta, con un sentido del humor especial, grandes fuegos de artificio, pero hueca y sin emoción.
Ya sé que no es muy popular, pero siempre he considerado a Tarantino sobrevalorado. Super brillante y talentoso hasta la pedantería, siempre me ha dado rabia que tanto talento se desperdicie en las chorradas que cuenta.
Lo mismo me pasa con esta película. La película la disfruto mientras la veo, pero no me deja nada cuando acaba.
Brillantez en el montaje, en las escenas, en el orden en que se cuenta la historia y como se vuelve una y otra vez al mismo momento visto desde el punto de vista de otro protagonista, buenos actores, pero la historia no tiene nada detrás, es todo envoltorio.
Lo dicho, entretenida, con momentos estupendos, no se me hacen largas las dos horas y media, pero nada más.
A ver, es bastante, dado el nivel general de la cartelera, vale totalmente la pena ir a verla, pero me quedo con la misma sensación que explicaba antes con Tarantino, tío, crece y cuéntame una historia para adultos con la misma brillantez.
Lo más flojo es la trama en sí, salvo el cura y la cantante que están un poco más esbozados, el resto de personajes son de cartón piedra, hasta un poco ridículos, ...sigue en zona spoiler
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo