arrow
7
Original y simpática
La gracia y originalidad de esta película radica tanto en el superhéroe en cuestión como en su relación con el entorno. Es decir, lo mismo que ocurre en el caso de Hancock, sólo que la personalidad de Bob es muy distinta y sus superpoderes se muestran sólo en contadas ocasiones.

Partiendo de ese contexto, que queda claro en los primeros minutos y se explota hábilmente a lo largo de la breve película, se desarrolla una sencilla trama con alguna connotación política.

Resumiendo, no es una gran película ni lo pretende, pero a mí me ha parecido simpática y divertida, con buenas intepretaciones de Goldstein y Tena. Recomendable para pasar un buen rato.

Nota final: 7
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Un gran poder conlleva una gran burocracia
Supongo que las críticas negativas y la puntuación tan baja es porque no se han fijado en el rotulito que dice "comedia".

Muy muy divertida, muy ácida y realmente puede ser una de las películas de super héroes más realistas que se hayan hecho. Las interpretaciones están a la altura.

Os animo a verla si queréis pasar un buen rato, si queréis reír e incluso emocionaros y también, por qué no, ahondar algo en la miseria humana, esa miseria del poder y los intereses económicos y políticos.

Si queréis ver Los vengadores, Spiderman, X-men, pues, lógicamente, esta no es la película. Os recuerdo que se llama SuperBob.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
SuperBob
“Un superhéroe para el mundo real”, sin vida propia.

¿Qué pasaría si a un tonto le tocaran súper poderes?, ¿si el ingenuo del barrio acabara siendo el supermán de la metrópolis? ¿sería una bendición o una maldición para sus conciudadanos?, ¿un acierto o un estropicio de funciones poderosas desperdiciadas?
Un tipo normal y corriente, que por accidente metereológico adquiere la habilidad de volar, de rayos X, de ser invulnerable y tener una fuerza descomunal, pero que más allá del traje no queda nada, excepto ese hombre común, sensible y perdido que se siente solo, incomprendido y que no tiene vida propia, pues ni siquiera en su día libre es respetado en su vacía intimidad.
Porque este inesperado superhéroe trabaja para el gobierno británico, sigue órdenes y pide que se firmen formularios burocráticos para cada rescate, un servidor civil del cual los otros países no se fían, tratan de sacar ventaja y luchan por hacerse con él, o hundirle según casos, mientras el susodicho adalid se debate entre poder tener, o no, por fin, una cita de verás.
No tiene novia, no tiene vida social, no tiene tiempo para ello, estrés de una manipulación empresarial ejercida por su jefe, que le controla, no respeta sus opiniones, ni le pregunta antes de decidir sobre él y que abusa de su establecida jornada laboral.
Original y patética, razonada y ridícula, aborda un día entero de una persona con habilidades magníficas, que no deja de ser un individuo de a pie con dudas, ilusiones, querencias y rechazos, con ese querer encajar en una sociedad, cuyos miembros lo utilizan y aíslan.
¿Peligroso o torpe?, ¿manipulable o firme?, ¿con carácter o sumiso?, sensible protector o burócrata protegido?, ¿con derecho a vida personal o totalmente servicial y pública?; peculiar comedia romántica que rompe el prototipo de salvavidas del mundo, al colocar las mallas y la capa voladora a un ordinario individuo que se ve superado por ello, que no posee amigos ni privacidad, únicamente está para servir y cumplir las reglas impuestas.
Es entretenida y divertida por momentos concretos, más reflexionados que espontáneos; la primera parte vive del curioseo de conocer, la rutina y personalidad de este alternativo salvador de gentes y catástrofes, mientras que la segunda ya incide en los sentimientos y el carisma de decidir por uno mismo lo que se quiere, de decir no, o atender la llamada de urgencia, según mandato propio.
Irónica y simpática no desborda tus ganas de reír, únicamente logra el esbozo de esa sonrisa que confirma es gracioso el planteamiento, interesante lo pretendido, atento lo manifestado, pero siempre desde esa mirada tranquila cuyo corazón no se exalta de alegría y diversión, y cuya alma no produce naturales carcajadas de pasatiempo genial, por lo visto.
Una cinta pequeña y modesta, cuya ingeniosidad de idea no logra la efusividad deseada; es amena, bonachona, amable, sentimental y carismática, aunque nunca logra envolverte, con esa firmeza de haber pasado un tiempo estupendo a su lado; gusta, es cordial y llevadera pero, no despunta como debiera, a pesar de contar con una genial y novedosa propuesta de fondo.
“SuperBob”, no eres súper, más bien anecdótico; estás bien, pero no eres ninguna juerga.

Lo mejor; la idea planteada.
Lo peor; su llevada a la práctica dista de ser tan excitante y divertida como cupiera.
Nota 5, 1
interpretación 5,5 guión 6 música 4,5 fotografía 5 realización 5 montaje 4,5

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
2
Super-Bobo
Desechable producto rodada con el formato puesto de moda de "falso-documental" siguiendo el día a día de un patético personaje con pocas luces, cual adquirió "superpoderes" gracias a los efectos de un meteorito al caer sobre él e irradiarlo con su energía.
Carente de acción, la película está a la altura de esas tan cansinas de mediodía de reposiciones que pone la televisión para echar una agradable siesta. En teoría es una comedia con la pretensión de divertir, aunque creo que más acertado decir es que es una comedia con una sátira y humor de bastante flema británica.
[Leer más +]
2 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Un bodrio inaguantable e insoportable.
Incalificable “película” es la que han perpetrado el director y los guionistas de este soporífero tostón. Por lo visto y mal oído, se han empeñado en sacar de la nada un film y han conseguido exactamente lo que se proponían, NADA.
Resulta que a un individuo le cae encima un meteorito y adquiere superpoderes, algo totalmente demencial. Con este esperpéntico guión arranca una película mala de solemnidad, es este tipo de cine el que hunde la cinematografía en los abismos más negros de la incultura. La cinta es realmente insoportable y requiere un verdadero esfuerzo para llegar hasta el final, la interpretación es nefasta ya que parece la obra de un grupo de aficionados mediocres. Ya no sigo pues no vale la pena cansar al amable lector de esta crítica.
Pero como se trata de hacer justicia, también hay que agradecer que la tortura de visionar la película sea de solo 82 minutos, pero que se hacen eternos.
Resumiendo: Si tienen insomnio, es perfecta.
[Leer más +]
1 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo