arrow
3
El sacrilegio se pone de moda
Odio eterno al cine moderno. Lo siento, la tomadura de pelo ha llegado demasiado lejos. La nueva era del cine de entretenimiento no da más de sí. Todos los grandes éxitos de taquilla de hoy en día salen de fábrica cumpliendo con las mismas premisas de siempre: trama simple, duración desmedida, personajes estereotipados, efectos digitales a tutiplén y exageración tremebunda. Ahí podemos incluir todas las de superhéroes, robots, naves espaciales, alienígenas etc. que nos llegan año tras año y bombardean las carteleras.

No es que no me parezca legítimo que se hagan, al contrario, muchas son ideadas así desde su concepción, saben lo que ofrecen y su público sabe lo que va a recibir a cambio: el espectáculo más vacuo y convencional del mundo, pero entretenimiento al fin y al cabo.

El verdadero problema es que no sólo la forma de hacer cine está desgastada, también lo está la originalidad, y claro, para qué idear algo nuevo cuando existen los reboots, remakes y secuelas. De modo que ahora es muy común ver cómo películas míticas que forman parte de la historia del cine, que han dejado un legado en el tiempo son puestas de nuevo en el escaparate de Hollywood con todo lo que ello conlleva.

A priori puede parecer estimulante el hecho de volver a revivir con nostalgia estas grandes cintas que una vez nos impresionaron y se ganaron nuestro corazoncito, pero la triste realidad es que son cercenadas, masacradas y defenestradas sin piedad y sin ningún tipo de escrúpulo, ¡plof!, me paso por la zona escrotal tu infancia y años mozos sin anestesia. Se sigue un proceso de momificación por el cual las entrañas son extraídas y tiradas a la papelera para dejar únicamente la carcasa, convirtiéndose en subproductos meramente superficiales de lo que una vez fueron. Les arrebatan toda su identidad y esencia, se vuelven totalmente artificiales y son transformados en la misma mierda reciclada que nos están ofreciendo día tras día. Buena cuenta de ello pueden dar los terminators, robocops, desafíos totales, aliens, predators y ahora le ha llegado el turno a Jurassic Park.

Spielberg, que es más listo que nadie y sabe de sobra que la saga del parque no da para más, pone la película bajo la dirección de Colin Trevorrow con el fin de que se coma él el marrón mientras éste se dedica a la contabilidad. El amigo Colin, que veía venir el abrazo del oso a cambio de una buena remuneración hace lo que puede con el material que le dan, y madre del amor hermoso… ¡Qué guión! ¿Para esto tanta expectación? ¿Esta era la secuela que se estaba cocinando a fuego lento y retrasando continuamente para conseguir una historia a la altura, no digo de la original, eso sería poco más que un milagro, pero al menos que cumpliese las expectativas? Pero si no es más que un refrito de la primera y elaborada con la dudosa calidad fílmica de la tercera. ¡Vamos hombre!

Lo de la dudosa calidad fílmica viene bajo la batuta del amigo Trevorrow, que ahí ya no puede escurrir el bulto y debe apechugar por ser cómplice de esta profanación. Todo en la cinta es puro convencionalismo, absolutamente todo. Las premisas del cine actual se cumplen a rajatabla: el refrito del guión, la elevada duración del metraje, los personajes y dinosaurios mejor lo dejo para el spoiler, los efectos especiales cantan ópera… En fin, se han olvidado de la magia y de lo que nos hizo sentir Parque Jurásico en los 90’s y los grandes mitos del cine fabricando estas birrias sobreexplotadas.

Por cierto, habrá reboot de "Le llamaban Bodhi", lo espero como agua de mayo.

¿Suspense? ¿terror? Bueno sí, hubo momentos en los que tenía que taparme la cara…
[Leer más +]
441 de 572 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Por qué exigir cuando puedes conformarte?
"Jurassic World" aka "cómo ganar los 100m lisos con tacón de aguja". He ido al cine sin ninguna idea preconcebida de esta película, y me he encontrado con una desfachatez, con cada escena a cada cual más irrisoria que la precedida. Este film insulta la inteligencia del espectador. A la mitad de la cinta he sentido que estaba viendo una película de serie B, con tantos elementos irracionales, y no por los dinosaurios, sino por la falta de concordancia con lo que sería lo lógico u obvio.

Pese a ello he intentado disfrutar del film, pero ya llegando al desenlace de la historia a empezado el desfile de sin sentidos, los cuales no sólo te hacen desconectar, sino que a parte te pueden poner nervioso y tirarte de los pelos, por preguntarte si eres el único de la sala que se siente insultado viendo tan deplorables resoluciones a unos conflictos generados con pura insensatez.

Es un película a nivel argumental decepcionante, los personajes no son creíbles ni dentro de sus estereotipos, sólo busca mostarte buenos efectos especiales forzando escenas para parecerse un poco a las grandes peliculas de aventuras de antaño, todo lo demás cadece del más mínimo valor. Aún habiendo asistido de forma gratuita, me arrepiento de haber escogido esta película y no otra cualquiera.

Por cierto gran personaje la que llora por un dinosaurio moribundo, y no derrama ni una lágrima por ciertas otras víctimas, es más, aprovecha una masacre para ponerse cariñosa. Bravo.
[Leer más +]
295 de 409 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
He sido una víctima del HYPE
Buenos días a todos.

Escribo esta crítica especialmente para prevenir a cualquiera que como yo, se haya sentido mínimamente emocionado por los comentarios y primeras críticas vertidas sobre esta película. Después del pre-estreno y a través de esta web, leí críticas "de profesionales" en la que se indicaba que esta secuela era la mejor de las tres y que hacía recordar, en algunos momentos, a la opera prima de esta serie que comenzó allá por el '93.

Pues bien, desde mi punto de vista ni es de lejos la mejor de las tres (para mí es la primera secuela, del 97, la mejor de las tres con mucha diferencia) y ni muchísimo menos hace recordar a la original... Miento, la hace recordar para lamentarnos por el engaño por el que acabas de pagar 10€ (sí, 10€, redondos. Cine Proyecciones en la calle Fuencarral de Madrid, un domingo).

¿Por qué me molesto en escribir todo esto?
1. Porque Jurassic Park está entre mis películas favoritas. Hoy, 22 años después, me sigue emocionando.
2. Porque en vez de ir hacia delante vamos hacia detrás. Los dinosaurios son 100% digitales y se ve a la legua que son incrustaciones. Sin ser ningún experto en efectos especiales, los bichos de la película del 93 parecían infinitamente (quisiera recalcar esto) más reales.
3. Las situaciones completamente absurdas que se dan en esta película, la convierten en pasto para ganado de cine palomitero veraniego. Esto lo podría asumir con Transformers o cualquier creación de ese estilo, pero para esta serie mi alma esperaba algo con más profundidad.

Sigo en el spoiler. Festival del humor.
[Leer más +]
144 de 184 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Eh!!! mira el palo!!! el palo, el palo imbécil!!!
Después de veinte años para hacer una nueva versión, es increíble que hallan hecho semejante cagada repleta de escenas sin sentido (que mencionaré en el spolier), típicas de una película de serie B; A mi parecer es como algunas películas como sharknados, camada etc, pero esta con un presupuesto muchísimo mayor para hacerla todavía peor.
Prácticamente no hay nada innovador con respecto a las antecesoras, demasiado corte y pega a mi ver, no tiene un guión sólido y continuo que le de sentido a la película, todo lo contrario, escenas que sobran y escaso argumento.
[Leer más +]
91 de 117 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Necesitaba mis Pepsisaurios con Doritodones.
Desde el momento en que Spielberg pasó de dirigirla sospeché que iba a ser un mojón. Desde el momento en que vi el primer tráiler de los 354 que se han publicado supe que iba a ser un mojón. Pero es que anteriormente, en el momento en que anunciaron este proyecto, supe que iría a verla aunque la protagonizaran Paris Hilton y Santiago Segura.

Crecí con estos bichos, ¿qué quieres que te diga? Para mí Jeff Goldblum era el tío más guay del planeta con permiso de Ramón García (los 90, ya sabes) porque había interpretado a Ian Malcolm. El rugido del Rex para mí era una balada de Barry White. Los velocirraptors (los de las dos primeras, no los que se peinan con gomina y te hablan en sueños de la tercera) eran los asesinos guays, los Goodfellas del Jurásico (o Cretácico)

Pues eso, que estaba muy dispuesto a cenar basura esta noche, repetir y pedir postre. Soy capaz de reconocer los fallos de esta peli, las situaciones inverosímiles, los personajes secundarios planos, los momentos “sí, hombre, claro…”, el CGI Hacendado comparado con los efectos de la primera, la imposible constitución física del Indominus Rex ese… Pero da igual. Dinosaurios comiendo gente, la vida abriéndose camino, no reparar en gastos y caos, mucho caos. Punto pelota, no pedía más.

Bueno sí, una escena con excrementos de dinosaurios siempre es obligatoria en esta saga. La hay, pero no entró en el montaje final…

¿La recomiendo? Solo si el rugido del Rex te ponía cachondo. Y si no, no te preocupes que ya están Bryce Dallas Howard y Chris Pratt.

Al spoiler. Pero antes, publicidad inofensiva: www.cinenecio.wordpress.com
[Leer más +]
91 de 126 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
EL HOMBRE QUE SUSURRABA A LOS VELOCIRRAPTORES
Es fácil entender por qué el responsable de la indie "Seguridad no garantizada" ha rodado este film: entre otras cosas, por su presupuestazo, por ese inmerecido crédito de "un film de" (esto es un largo de comité, un Indomitus Rex de multisala hecho con el copypasteo del genoma de otros filmes hecho diseñado claramente por la gente de previsualización de CGI, una segunda unidad bien engrasada y un equipo de técnicos -como el mítico Phil Tippet- capaces de levantar una cosa de estas sin necesitar a un director).

Vamos, que Trevorrow ejerce aquí de dócil guardia urbano para escenas de diálogo no precisamente bien dirigidas (actores en piloto automático, encuadres pavisosos, televisivos en el peor sentido...).

¿Y el resto? Se ve venir. Un guión repleto de clichés que avanza en términos de arcos de personajes a saltos, agujeros de lógica de worldbuilding importantes, ecos forzados del primer film abundando por doquier y un libreto cuyos únicos puntos fuertes son unas cuantas "ideas de valor" que buscan la chulada en forma de set piece con chispazo inédito, aunque el punto de partido sea tontaina e infantilote.

Por otra parte, las subtramas abundan, la falta de empatía con los personajes es nula (haciendo que le importe un pijo al espectador que muera cualquier personaje) y la suerte de metalectura de cómo se enfoca el parque (hay que crear híbridos aberrantes para que el público, hastiado de chuladas venga a verlo) no cuaja: el film es lo que critica: bigger, louder y more stupid.

¿Valoración final? Para un servidor, suspenso. Ni entretiene, ni añade nada ni es demasiado divertida. La única gracia está en los últimos diez minutos quizás. Y es decir mucho.

Y ahora, si me disculpan, me voy a ver "Fury Road" una vez más. ESO si que es un blockbuster que merece la pena. Este churro de alma corporativa hecho con escuadra y cartabón para reventar taquillas automáticamente sin que se invierta talento de verdad en él, me aburre.
[Leer más +]
68 de 97 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Bienvenidos a Jurassic Park (World)
Seis añitos tenía cuando vi de estreno en el cine "Jurassic Park", una película que marcó un antes y un después en su género y que nos trajo con total realismo (a día de hoy sigue siendo grandiosa, épica y atemporal) a esos animales prehistóricos tan temibles: los dinosaurios. Spielberg nos dejó para la historia una película casi imposible de superar por cualquier secuela o remake. Ahora, 22 años después, "Jurassic World" irrumpe en las salas dispuesta a hacernos viajar de nuevo a Isla Nublar y a recordarnos porque el film de Spielberg sigue siendo insuperable.
Ésta vez el sueño que tenía Hammond se ha hecho realidad. Veremos el parque abierto en todo su esplendor: atracciones, restaurantes, espectáculos... y todo envuelto en la última tecnología. También veremos a Chris Pratt, una mezcla de Grant e Indiana Jones, que aunque no le llegue a la suela a ninguno de los dos es simplemente Pratt, y todo sea dicho el tio tiene gracia y carisma. También tenemos a dos insufribles niños que crisparán al espectador pero que como ya se ha ido viendo (los dos niños de la primera, la niña de la segunda y el niño de la tercera) parece ser que son indispensables en una película de "Jurassic Park". Por otra parte está la guapa y sosa Bryce Dallas, poco más que añadir sobre su personaje y actuación. Y así vamos viendo una serie de personajes estereotipados los cuales todos tendrán su "momento" de gloria en la película.
Una vez visto el reparto lo que uno espera es entretenimiento digno y un respeto absoluta por la original. Bien, pues no os preocupéis, tenemos esas dos cosas. He de decir que volver a escuchar la banda sonora a todo trapo en el cine y volver a ver esos planos de la Isla Nublar en todo su esplendor me erizó la piel y por poco no se me escapa una lagrimita. A partir de ahí se desenvuelve una historia simple que si bien nunca llega a emocionar si que tiene sus grandes momentos, con muchos guiños a la obra maestra del tito Spielberg, con un Mosasaurio impresionante en todas sus apariciones y con un villano llamado Indominus que es malo, muy malo, y eso siempre gusta. Si tengo que quejarme he de decir que la acción es totalmente plana y genérica, no hay tensión, ni terror, ni misterio. Solo carreras, rugidos, frases tópicas, mucho brum brum y mucho boom boom. Todo el suspense que logró crear Spielberg en la primera y en algunos momentos de la segunda se pierde totalmente, y por eso se te queda ese regustillo amargo que te fastidia el conjunto. Aún así es imposible suspender al film, pues es lo más cercano que vamos a poder estar de revivir la original. Así que, ¿es mejor que la primera? Ni por asomo. ¿Es mejor que la segunda? Probablemente sí. ¿Es mejor que la tercera? Obviamente SÍ. Y a continuación en "spoilers", un par de cositas.
[Leer más +]
77 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
AUTOPARODIA JURÁSICA
12 de Junio de 2015, Jurassic World. Ante el mal sabor de boca de la tercera, muchos fans esperábamos esta como agua de mayo. Voy a resumir la película en un personaje: Lowery.
Este personaje somos nosotros, los fans nostálgicos del 93 y es el álter ego de los guionistas y director, Colin Trevorrow y Derek Connolly. Ambos provienen del cine "indie" made in USA y como es habitual en este mundillo el cine palomitero -blockbuster- es visto con cierta prepotencia como una expresión de cine menor. El propio Connolly reconoce en una entrevista que NO había visto NINGUNA película de Jurassic Park, que las vio en una tarde al ser contratado y que se queda con la primera pero el resto como que no (no debe saber que las dirige y produce quién le está pagando, tito Spielberg). Lowery está en Jurassic World para recordarnos que la que mola es Jurassic Park que esto sólo es un producto que ha pedido la Universal para arrasar en taquilla, como la empresa del parque hace con el monstruo I.Rex. Guionista y director sólo están aquí para cumplir y a la vez enviarnos este mensaje: esto es una parodia, no nos la tomamos en serio, pero aquí la tenéis, cargada de nostalgia y dinosaurios más guays. Podría decirse que se mofan del cine comercial, quizás podían haber incluido la frase "Verizon, Mercedes, Samsung, Pandora, Starbucks, Coca-Cola presents Jurassic World" pero quedaba demasiado obvia y optaron por simplificarla.

Porque a Trevorrow y a Connolly este cine se la sopla, es un arte menor, un cine "comercial" sin profundidad. Para el director fue una de las películas de su infancia, por tanto es exclusiva para niños (para qué leer las novelas o aprender de lo plasmado en la original y lo mejor de su secuela del 97), no hace falta desarrollo de personajes ni de la trama, sólo figurantes estereotipados corriendo delante de monstruos hechos por CGI (para qué animatronics, con una escena breve nos vale y cumplimos con el homenaje). El tipo bueno se queda con la chica y listo. Está es la historia. Para el coguionista y colega, Connolly, supongo que se la habrá soplado todo en absoluto.
No estoy pidiendo complejidad excesiva a una película de ciencia-ficción y aventuras, pero al menos las dos primeras intentaban hacer interesantes a sus personajes e incorporaban ciencia-ficción en dosis adecuadas (sobre todo la original). Jurassic World se queda en la autoparodia, totalmente intencionada, por parte de sus creadores por el simple hecho de que reducir un blockbuster a su parodia, a su simplismo más extremo, es un ejercicio de posmodernismo cultural que les entusiasma, que debe insuflar su mirada prepotente hacia un cine que consideran menor.

No encuentro otra explicación salvo que directamente sean unos negados guionistas y un nefasto director que han acabado por sentenciar -cinematográficamente- una saga en decadencia. Desde luego la taquilla servirá para que Universal e inexplicablemente el tito Spielberg regresen con otra secuela cargada, quién sabe, de dinosaurios militarizados y bombazos por doquier. El público acrítico y poco exigente después llorará...(Ya pasó con Jurassic Park III y mira al menos ésta duraba poco y era entretenida a la par que ridícula, Jurassic World está a su nivel pero homenajeando más "Tiburón 3" y a "Deep Blue Sea" que a cualquier película de ciencia-ficción / Aventuras digna).

Continúo en Spoiler:
[Leer más +]
37 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Yo quiero los zapatos de tacón de la prota!!!
El lunes me iré a comprar los zapatos de tacón de la prota, se ve que puedo correr la maratón por un bosque sin que se tuerza ni un milímetro el tacón!! Impresionante.

Ahora en serio (aunque lo anterior tiene parte de cierto), la película es totalmente decepcionante. No hay nada nuevo, es más de lo mismo y no tiene nada de terrorífico. Muchos efectos especiales y poco argumento. Me sorprende leer que llevan desde 2004 trabajando en el guión!! Pero si hasta yo que no tengo ni idea, hubiera hecho un guión muchísimo mejor!!

Hay cosas muy incoherentes, como el coche-bola donde dejan a los visitantes del parque ir a sus anchas jajajaja, ¿qué tipo de seguridad es esa? Oh cuando mete a los chicos en una furgoneta y van detrás de los soldados ¿para que? ¿No es más seguro quedarse en el recinto que no llevárselos "de paseo" donde están los dinosaurios? O también en el momento que van en busca de sus sobrinos y en un momento tenso se ponen a bromear. O ponerse a besar cuando hay caos en el parque y hay los dinosaurios voladores sobre sus cabezas!!! Y así un sinfín de cosas ilógicas.

Absurda, esa es la palabra.
[Leer más +]
60 de 90 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Mi experiencia con Jurassic World
Más que una crítica, quiero comentarles mi experiencia como fanático de Jurassic Park que soy, algunos estarán de acuerdo y tal vez otros la odien pero ahí va...

Decir que he soñado con ver Jurassic World las últimas semanas no sería una exageración, ha sido la película que más he esperado en lo que va del año. Y es porque desde que vi Jurassic Park por primera vez, tal fue el impacto de los efectos especiales impecables para la época, la constante tensión a la que fui sometido y los personajes tan entrañables que ofreció dicha entrega, que simplemente me enamoré del cine. Se convirtió en mi peli favorita. Con el pasar de los años, a pesar que las secuelas no lograban alcanzar el nivel de la original, siempre mantuve una ilusión latente de que vendría algo mejor, ¿4? ¿8? ¿10 años? No.
Recién 14 años después de la tercera entrega, tuve la oportunidad de ver Jurassic World 3D en pre-estreno y francamente he salido con una sonrisa en la cara. A continuación les doy un par de comentarios acerca de este largometraje.

Empezando por la trama, me topé con una historia bastante simple: “una creación de laboratorio totalmente nueva escapa salvajemente de su campo de contención en un Parque Jurásico operativo”. No es “spoiler”, incluso los trailers ya nos insinuaban gran parte del nudo principal. Como consecuencia, todo puede ser muy previsible ya que no hay tantas posibilidades de desarrollo. Sabemos que en situaciones así es poco probable que haya algún evento que “voltee la torta”, de hecho me aventuro a decir que es posible adivinar qué ocurrirá conforme avanza la historia. Esto en algunas cintas podría ser catastrófico, solo que en otras puntuales no es tan grave, y la profundidad del guión tal vez sea lo último en lo que pensé mientras veía Jurassic World. Por otro lado, con relación a las dos primeras películas, considero que los elementos que más se extrañan son la sensación de miedo, el nerviosismo y también la poca censura que se tuvo en un principio; para bien o para mal, esta entrega ha sido pensada para un público más joven - PG-13 con las justas-, por lo que se han contenido de elaborar escenas más intensas y sangrientas que solían darle una dosis de “oscuridad” al filme. No obstante, pese a todos estos detalles, la cinta ingeniosamente logra ser muy entretenida, intercalando humor y tensión, con varios guiños de las películas anteriores, directo a los fans de la vieja escuela…este detalle me encantó y de hecho me hizo sentir bastante nostalgia.

Con respecto a los personajes, Chris Pratt fue bastante empático al interpretar al suyo. Cálido, carismático, valiente, definitivamente impone respeto y se gana la pantalla, cae bien y quieres que sea el gran salvador. Aunque una realidad es que no se puede decir lo mismo de los otros actores ya que no ganan profundidad y desarrollo conforme avance el filme, personalmente los sentí muy superficiales o como si fueran secundarios. Pratt logra sostener diversas escenas y en lo particular, disfruté de su rol.

Otro tema que me llamó la atención fue ver la gran variedad de dinosaurios y la faceta de interrelación con los visitantes del Parque; no se había dado antes de esa forma y llega a ser muy efectivo. Si bien ahora hay un mayor uso de computadora en la creación de los efectos especiales, me sigo maravillando cada vez que figura en escena uno de estos animales extintos.

Desde mi experiencia, no es una pieza maestra pero siendo muy sincero, tampoco esperaba más. En realidad a películas de este tipo con los ingredientes que posee –dinosaurios, turistas, una gran isla- se les complica generar complejidad argumental. A eso hay que sumar que al menos yo fui preparado para ver personajes muy simples: que esa especulación se cumpla, no me mata. Sin embargo, rescato mucho la manera en que han conseguido entretener a los espectadores, mantenerlos en tensión, cautivar a los “nuevos seguidores” y rescatar una parte de esa esencia que creí que se había perdido con las entregas siguientes a la de 1993. No se puede tapar el sol con un dedo, tiene ciertas falencias como película, pero mágicamente a muchos les ha parecido muy buena e incluso la califican como la segunda mejor de las 4.

Para concluir, por todo el contenido emocional que evoca y el cariño especial que le tengo a los dinosaurios del Parque Jurásico me parece que un 6.8 es la nota más justa que puede tener considerando todas las cintas que hay en cines.
[Leer más +]
43 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Decepción jurásica
Seguramente el hecho de que Jurassic Park (la 1, por supuesto) sea una de las pelis de mi vida, entre mis favoritas desde que la vi por primera vez cuando yo era apenas un mico, sea una losa demasiado pesada para toda secuela que venga después. Eso lo acepto pero es que luego vienen esa 2ª y esa 3ª parte tan absurdas, aburridas, penosas que no puedo hacer otra cosa que gritar "¿Por qué, Señor, por qué? ¿Por qué no dejáis ya a los dinosaurios en paz?".
Pero ahora, muchos años después y ya recuperada del susto de aquellas dos entregas, me sentía esperanzada ante esta 4ª parte. Volví a ver (y a emocionarme, y a disfrutar como una loca) por decimonovena vez la semana pasada Jurassic Park (la 1, por supuesto) y mis ganas de ver esta nueva entrega aumentaban y aumentaban.
Pobre de mí. Acabo de volver del cine y solo puedo pensar "¿Por qué, Señor, por qué? ¿Por qué no dejáis ya a los dinosaurios en paz?".

Me he pasado la película entera esperando. Esperando llevarme un susto, esperando entrar en tensión, esperando gritar "¡Corre! ¡Está detrás de ti! ¡Correeeeeeeeeeee!". He esperado y he esperado y de repente la película se ha acabado.
No he pasado NI UN MINUTO de tensión. Solo había dinosaurios muy grandes y se supone que muy espectaculares (y digo "se supone" porque estos estarán hechos con tres mil ordenadores de máxima potencia y todo lo que quieras pero los de 1993 eran más reales), Chris Pratt en modo Fast and Furious y un guión lleno de blablabla aburrido (conversaciones eternas y pesadísimas sobre este con la guerra, el otro con la domesticación, el otro que los traiciona...). Mil movidas absurdas armando un guión lleno de cosas pero falto de lo principal: emoción, tensión, agarrarte a la butaca, no despegar los ojos de la pantalla. Eso es el cine, eso es Parque Jurásico.

Parque Jurásico es el agua en el vaso que tiembla, es ese ojo que aparece poco a poco, es esas pisadas lentísimas y terroríficas que te hielan la sangre. Es sutileza, es sugerir, es aterrorizar, es sorprender.
En este Jurassic World ves venir al dinosaurio media hora antes y ¿cuántas escenas de acción (pura acción) hay? ¿Dos? ¿Tres? ¿En más de dos horas? (Y si al menos fueran algo emocionantes...) ¿Y el resto de minutos? Pues el resto de minutos es Chris Pratt haciendo de domador con los velocirraptores en una trama sin ningún tipo de interés, es los niños con diálogos dignos de sobremesa de Antena 3, es mucho ruido y mucha explosión. Es mirar el reloj y es echar de menos hasta a Timmy.
Coge un puñado de gente, métela en el parque y suelta a los dinosaurios. Fin, eso es Parque Jurásico. Dejaos de rizar el rizo porque quien va a ver Jurassic Park lo que quiere ver es eso; no es conversaciones aburridísimas ahora en la sala de control y ahora en el laboratorio y ahora muchos dientes y mucho salto. Pero ni rastro de chicha, ni rastro de magia, ni rastro de nada.
No me explico cómo Spielberg (sí, no dirige pero sí que es el productor) ha dado luz verde a semejante tontería.

Está claro que la sombra de Jurassic Park es alargada y no pretendo criticar Jurassic World a fuerza de compararla con la 1. Pero quien se mete a hacer una cuarta parte sabe a lo que se atiene y si no eres capaz, no ya de igualarlo, sino ni siquiera de acercarte, quédate quieto y no hagas nada. Deja en paz a los dinosaurios y no mancilles más una película maravillosa que jamás debió tener ni una sola secuela.

Cosas majas: los guiños a la 1ª parte, Ty Simpkins (el hermanito pequeño) y Chris Pratt molan (este como actor digo, porque con el personaje y la historia poco más podía hacer), el trailer de Everest que echaron justo antes.
[Leer más +]
26 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Repugnante
Y lo que me parece aún más sorprendente después de ver este bodrio es como han podido sobornar a toda la crítica profesional mundial de manera unanime. Y a los que no han podido comprar me imagino que los habrán hecho desaparecer en una oscura calle.

Esta peli es repulsiva por un sinfín de razones, y me propongo exponéroslas.

Podemos empezar hablando del guión. No existe como tal. Hay una serie de videoclips empalmados, con mucha acción y muy poco cerebro. Vergonzante.

Los actores. Qué sonrojo por dios. Que putridez. Actuaciones por el suelo no apoyadas por un guión solvente al menos...bueno un guión de cualquier tipo.

Los personajes son deleznables. No hay ningún caracter que no esperase ver devorado por alguno de los dinosaurios manipulados geneticamente. Especialmente la pareja protagonista y el par de niños oligofrénicos que se abrazan durante todo el metraje.

La banda sonora. ¿Cómo puede salir algo mal cuando coges una buena banda sonora, haces un refrito, y la pones igual que en la peli original, donde era brutalítica? Pues sí amigos, sí. A los 3 minutos de empezar, cuando presentan el parque, sale como un disparo a bocajarro el tonito aquel del final de la primera...sí aquel pepinón apoteósico que ponen cuando cae el telón sobre el Tiranosaurio...propio de un montaje de niño.

Querría hacer un inciso antes de continuar con la descripción de la película, para hablar del insulto al espectador al introducir la publicidad en este bochorno fílmico. Hay tomas que son verdaderos anuncios. Y en concreto os diré de: MERCEDES (siempre salen primeros planos de coches y camiones de esta marca, inmaculados) y las motocicletas TRIUMPH (la moto del pornstar protagonista ese, siempre está inmaculada, como su fea cara).

Sigamos. La trama. Qué espanto. Pero qué espanto. Holocausto, ira y rojo amanecer. Por Dios, mezclan dinosaurios geneticamente para crear un superasesino dinosaurio que mata por placer. Oh señor, que te hemos hecho tus humildes servidores...

Ha habido un momento de especial memez, cuando se besan los dos protagonistas....no sé como podrían haber rodado esa escena provocándome más nauseas...bueno, pues en el cine la gente ha aplaudido.

Hay numerosas películas estúpidas. Muchas otras son simplemente tramposas y se ven los hilos. Pocas películas hay tan francamente estupidas y tramposas como ésta.

Repugnante.
[Leer más +]
34 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Plaga de criticones
Da bastante asco leer la mayoría de vuestras críticas destructivas, vaya unos apasionados del cine que estáis hechos, ir al cine para vosotros debe de ser una tortura horrible no? Todo os parece mal, todo lo criticáis, espero de corazón que lleguéis a ser grandes directores de cine y nos deis esas películas tan perfectas que parece que sois capaces de hacer! Es increíble! Qué os pasáis toda la película negando con la cabeza y lamentado haber ido a verla? Pues a quedarse en casa! Sois una pandilla de supuestos intelectuales que dudo que seáis capaces de disfrutar y amar el cine, solo lo despreciáis.

He llegado a leer malas críticas de la banda sonora y hasta incluso, que si eres un verdadero fan de Jurassic Park te tienes que sentir insultado por Jurassic World... perdone usted señor mio, oh dios de los fans de Jurassic Park. Pues bien, Jurassic Park es y será la mejor de todas las que han hecho y vayan a hacer de la saga, esto es indiscutible. Pero en serio hay alguien esperando que realicen una mejor?

Jurassic Park tiene algo mágico muy difícil de conseguir en el cine, y es lograr que te creas la historia, lograr que te olvides de que estás viendo una película y hacerte creer que estás viendo algo que pasó realmente. Jurassic Park tiene la magia de transmitir sensaciones y sentimientos escena tras escena, de transportarte en el tiempo y despertar amor y admiración hacia los Dinosaurios.

Recuerdo cuando me regalaron el día de mi sexto cumpleaños el VHS de Jurassic Park. Es curioso como lo guardo en la memoria. Me fascinó al verla y se inició así mi devoción por los Dinosaurios. Desde entonces, el cine ha formado una parte muy importante en mi vida. También hace cuestión de tres años me inicié como coleccionista de merchandaising de Jurassic Park.

Quizá eso no me convierte en un verdadero fan de Jurassic Park, pero sabéis que es lo que creo que si me transforma en uno? Pues algo que tiene mucho más valor que limitarse a resaltar lo negativo y a hartarse de criticar y criticar, algo que tiene más valor que aferrarse a la primera película y nada más... que es quedarse con lo bueno de todas y cada una de las películas de la franquicia.

Yo he disfrutado con todas las películas de la saga, todas tienen algo que me gusta y es que hay algo bello en ver de vuelta a la vida a los Dinosaurios. Eso las películas de Jurassic Park me lo dan. Sus diseños e interpretaciones de esos animales extintos me cautivaron, y si continúan la saga la seguiré hasta el final.(Y ya se de sobras que las representaciones de la mayoría de los Dinosaurios de Jurassic Park no son exactas a los Dinosaurios que existieron de verdad, son obras de ficción.)

Es evidente y comparto la opinión de que la tercera película es la más floja, algo he aprendido de cine durante todos estos años. Pero no me dedicaré a despotricar de ella sin piedad alguna, por ejemplo podría decir que es la más floja, pero te hiela la sangre en el momento en que suena la melodía del teléfono inalámbrico desde el estomago del Spinosaurus.

Con toda esta parrafada quiero decir y concluir que ME HA ENCANTADO LA PELÍCULA DE JURASSIC WORLD. Oooooooooh noooo, ya no soy fan de Jurassic Park :.(

He podido disfrutar por fin de algo que me hubiese encantado ver desde la primera película, y es poder experimentar de alguna manera el parque de Dinosaurios en pleno funcionamiento, algo que solo pude ver en el final del juego de Jurassic Park de Sega Game Gear, según mi experiencia.

Me han gustado los personajes de Jurassic World y el riesgo en algunas innovaciones como el poder adiestrar de alguna manera al Velociraptor. Y también ese protagonismo que le dan a nuestros Dinosaurios favoritos de siempre, que el grande haya vuelto a ser el rey.

Me han hecho disfrutar y han satisfecho mis expectativas.

En ningún momento me he sentido insultado, al contrario, creo que han tratado de respetar todo lo que hemos amado y admirado desde Jurassic Park. Y si alguien opina lo contrario es libre de ello, solo que ya estoy harto de respetar las opiniones de los demás basadas en la máxima destrucción posible, sin límites y sin piedad.

Ese es vuestro objetivo al llegar a casa después de ir al cine, destruir, criticar, desmontar, deshonrar, yo lo había hecho mejor, soy el más listo del mundo, me han ofendido, me siento insultado, mi intelecto está en duda, mucha explosión y poco corazón... por favor, disfrutad de la vida un poco.

Ahora podéis acudir a vuestro gran intelecto y vuestra desmesurada cultura y tacharme de inculto y fácil de impresionar, no me importa.

Lo que me importa es que me han hecho volver a sonreír, me han vuelto a poner los pelos de punta y me han vuelto a emocionar. Más que desprecio y contradicción de opinión hacía mí, lo que debéis sentir es envidia por mi manera de disfrutar de todas y cada una de las películas de la saga Jurassic Park/Jurassic World.
[Leer más +]
105 de 194 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Probetasaurus
Jurassic World es la cuarta entrega de la saga iniciada por Steven Spielberg en los años 90 y está dirigida por Colin Trevorrow (Seguridad no garantizada), un debutante en lo referente a grandes superproducciones que se enfrenta al reto de reanimar una franquicia maltratada. El reparto cambia por completo: cambiamos al icónico Dr. Grant por Owen, un domador de velociraptors, interpretado por Chris Pratt (Guardianes de la galaxia) al que le acompaña Claire, la supervisora del parque, interpretada por Bryce Dallas Howard (Manderlay, Spiderman 3). A esta pareja protagonista se suman actores de renombre como Vincent D’Onofrio (La Chaqueta Metálica) y Omar Sy (Intocable). La historia regresa a la Isla Nublar, donde todo comenzó años atrás. Ahora el parque no solo está en funcionamiento sino que tiene un gran reclamo turístico. Sin embargo, aparentemente los dinosaurios están muy vistos -¡menuda tontería!-, la gente está acostumbrada a ellos y por eso los directivos deciden crear un nuevo dinosaurio, con la esperanza de atraer turistas de nuevo -aunque en la película el parque está lleno, no sé de que se quejan-. Por supuesto, no podían crear un dinosaurio herbívoro e inofensivo porque eso no pondría en peligro la integridad de todos los visitantes del parque y no provocaría ningún tipo de destrucción así que, por el bien del espectáculo, deciden mezclar en la batidora genética el ADN de algunas de las especies más peligrosas, letales e inteligentes que jamás han existido en el planeta Tierra y les sale el Indominus Rex.

Empezando por la dirección de Colin Trevorrow, la cual resulta muy irregular. La película se divide en dos mitades yuxtapuestas: una primera donde presenta y describe a los personajes protagonistas y una segunda llena de acción, destrucción y obviamente dinosaurios. La primera hora nos bombardea con personajes estereotipados y poco carismáticos, conversaciones nefastas y una presentación nada emocionante del parque, debido a que la gran mayoría de imágenes salen en cualquiera de los trailers promocionales. Entre soplidos y bostezos llega una segunda parte que toma un giro de 180 grados y consigue satisfacer parcialmente al espectador expectante por ver dinosaurios, dispuesto a dejar atrás el desastre inicial, convenciéndose de que el entretenimiento está por venir. Digo parcialmente porque aunque cuenta con grandes imágenes y escenas de acción espectaculares, el CGI está presente en todo momento cual Indominus Rex, acechando como un depredador y no te otorga ni el más mínimo descanso. Al principio cuela pero tras dos horas la paciencia se acaba y me aborda la frustración -¿tanto cuesta confiar en los efectos prácticos?-.
Las actuaciones tampoco salvan a Jurassic World de la quema. Por una parte están Chris Pratt y Bryce Dallas Howard que brindan sólidas actuaciones y tienen buena química entre ellos. Por el otro, tenemos a todos los demás que son más monigotes que otra cosa: los dos insoportables críos por los que supuestamente debes preocuparte transmiten la emoción de una piedra -¡estáis viendo animales extinguidos hace 231 millones de años!- y el papel de D’Onofrio como jefe de seguridad beligerante resulta caricaturesco -¡como todos los demás, incluido el exasperante guión!-
El guión está carente de espíritu y de motivación. En Parque Jurásico, la moraleja ese centraba en el respeto a la naturaleza. Aparte de deleitarnos con aventuras humanas al estilo de Indiana Jones también nos enseñaban que la ambición del Hombre termina por volverse contra sí mismo. En esta, el concepto es que los dinosaurios son aburridos y que la gente quiere ver algo nuevo porque están cansados ya de tanta tontería mesozoica. Así que niños, ya sabéis que ¿¡por qué conformaros con un velociraptor cuando podéis crear el dinosaurio que os de la gana!?
Sin embargo, he de decir que un aspecto redimible de semejante bodrio es, sin el menor género de duda, la banda sonora compuesta por Michael Giacchino (Ratatouille, Up, Misión Imposible 4), la cual constituye el aspecto más rememorativo de la original ya que, si bien mantiene intacto el espíritu creado por John Williams no duda en aportarle gratas novedades.

En definitiva, Jurassic World no encuentra la magia perdida en la tercera parte de la saga y pese a contar con algunas buenas interpretaciones y un director talentoso que intenta ofrecer algo novedoso, la comicidad del guión y el abuso de CGI terminan por hundir la película, convirtiéndose en un quiero y no puedo, quedando así relegada a un producto entretenido pero insatisfactorio cuando se trata del regreso de una franquicia de tal envergadura. Viendo lo conseguido en 1993 y ante el enorme progreso hecho en el campo audiovisual desde entonces, estaban ante la oportunidad de hacer lo que Spielberg no pudo y conseguir traer de vuelta al T-Rex y cía. a lo grande. Habrá que seguir esperando.
[Leer más +]
47 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Como dijo Ian Malcolm.... Menudo montón de mierda....
Pues qué decir de esta cuarta entrega de la saga, que me he quedado decepcionadísimo (igual que cuando vi la 3).. Dinosaurios hechos con purísimo CGI que se ven que son más falsos que el clítoris de Bibi Andersen... a años luz de los efectos visuales y de los animatronics de Stan Winston en las 2 primeras... Interpretaciones malísimas de todo el reparto de actores.... (ni punto de comparación con el reparto de buenos actores que había en las 2 primeras... Sam Neill, Jeff Goldblum, Laura Dern, Peter Stormare, Pete Postlethwaite, Julianne Moore, Samuel L. Jackson, Arliss Howard, etc...) y sobre todo una película predecible, y con un guión inexistente... únicamente es un pretexto para hacer correr a unos enormes dinosaurios falsos de un lado para otro.... Intenta ser un calco cuasi idéntico del primer Jurassic Park en plan futurista Siglo XXI, pero esta basura ralla la ridiculez absoluta....

Y para más inri el GRAN maestro Johnny Williams no compone la banda sonora. :( (y durante todo el largo se nota PERO CON CRECES).

Bien hijos bien..... la habéis cagado hasta el fondo......

En definitiva, película ruidosa, predecible, con personajes falsos y acartonados, todo hecho por CGI, hasta los lapos (pero CGI del malo), actores mediocres.... y para más inri doblaje en castellano VOMITIVO.

"King-Kong" (la de 1933), "Hace un millón de años" (1966), "Parque Jurásico" (1993) y "The Lost World: Jurassic Park" (1997) sígue pareciéndome lo mejor de lo mejor de lo mejor en cuanto a películas de dinosaurios (o películas en las que aparecen dinosaurios).
[Leer más +]
33 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Mucho mejor de lo esperado
Recuperar una fórmula de éxito esquema por esquema para una secuela recuerda siempre manido y aburrido, a menos que con ella captures el espíritu del original y que lo lleves un poco más lejos. Pero sobre todo, si dejas un tiempo prudencial como para que ese revival vuelva a estar de moda. Entendámonos, nadie quiere escuchar ahora un disco de versiones de hits de 2010, pero volver a versiones de los 80, como que mola.

Por eso (y por más razones) funciona perfectamente Jurassic World (despojándose del Jurassic Park 4), porque han pasado 22 años y había ganas de hincar el diente de nuevo en una de las mayores y mejores obras de entretenimiento creadas.

Hay una conversación en Jurassic World en el que Claire, supervisora del parque, explica cómo ahora el público ya ha visto dinosaurios y hay que hacer algo más grande, más espectacular y con más dientes. Lo mismo se aplica a la secuela que el debutante Colin Trevorrow (seguridad no garantizada) firma con solvencia y devuelve a la primera división tras el maltrato sufrido por las secuelas anteriores. Hay definitivamente mucho más en esta comparada con las anteriores.

Y es que Jurassic World es la primera de ellas en recuperar el sentido del espectáculo, de la grandiosidad y del disfrute con cierta seriedad de la original, quizás motivada por la genial idea de arrancar con el parque ya abierto y permitirnos disfrutar del mismo con un billete dorado (la sección de niños es una pasada) antes de entrar en la fiesta de persecuciones y muertes por doquier.

En ese sentido, la elección de Chris Pratt funciona perfectamente como entrenador de velociraptores, y sí, hay una escena totalmente absurda con él en una motocicleta entre ellos, pero la propia credibilidad del relato te permite pasarlo por alto. En su propio universo y bajo sus reglas la cinta consigue que dejes el cerebro en la puerta de entrada y disfrutes con cara de “qué pasada”.

A mayores, el suspense está bien capturado, las líneas de humor caen perfectamente, los momentos nostálgicos están perfectamente incrustados en la trama (esa vuelta a las instalaciones originales es genial), los efectos son espectaculares y el ritmo va a toda mecha. Sí, tenemos que tragar con una trama de divorcio absurda y de un niño al que quieres ver morir desde el primer minuto, pero eso también estaba en la primera.

En resumen, Jurassic World es mucho mejor que las anteriores secuelas y, pese a no alcanzar a la original, consigue recrear el sentimiento de aquella y devolverlo a una nueva generación manteniendo la nostalgia en dosis justificadas. Mucho mejor de lo esperada y un acierto de blockbuster. Así sí.

Lo mejor: El sentimiento de entretenimiento veraniego absoluto

Lo peor: El final

Valoración: 7,5/10
[Leer más +]
91 de 167 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Abusando de los fans
Como fan jurásico me siento ESTAFADO.

La pelíula es descuidada,improvisada y el abuso de ordenador canta sobre todo en las escenas diurnas. Han creado una campaña de marketing para conseguir que los que fuimos a cine en 1993 volvamos junto a las nuevas generaciones a las que les molan pelis tipo los vengadores, fast and furius y demás pirotecnia.

Los trailers te contaron la película... pero eso lo reservo al final..
[Leer más +]
18 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Penosa.
Llevaba tiempo sin ver una película tan mala, digna de serie B.
Se hace entretenida y no solo te ríes de lo mala que es, tiene algún golpe de humor.
Intenta llenarse de guiños a la primera película, casi un insulto, llena de tópicos.
[Leer más +]
18 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Timosaurio: la nueva creación genética de Hollywood
AVISO: esta crítica va por y para todos aquellos a quienes asoló la dinomanía en su infancia.

Corrían los años 90, y para aquellos que habíamos nacido a finales de la década de los 80 y principios de los 90, Jurassic Park fue, simplemente, una pasada. Steven Spielberg y sus dinosaurios encandilaron a una generación, acercándola a la ciencia, a la naturaleza y a propios reptiles (sin olvidar su rentabilidad económica). Su segunda parte, vista desde el futuro, ya había perdido esa magia de que gozaba aquélla, pero en esos momentos tampoco importaba a los más jóvenes: los increíbles dinos volvieron a conquistarnos.

La infancia pasó, y también el fenómeno jurásico. Vi la tercera película de la saga, olvidada con el paso de mi infancia y también por su escasa repercusión, hace unos años. La decepción fue atroz. Investigando un poco, pude constatar que en el guión de ésta última fue creado desde la nada, al igual que el de Jurassic World, mientras que la primera procedía de un libro de Michael Critchon, y la segunda, también, aunque eso sí, escrito tras el enorme éxito de su antecesora.

De este modo la degeneración en la calidad del argumento, de los diálogos; en fin, del guión, es inevitablemente correlativa al alejamiento de la idea original, pura, que provenía del primer libro.

Y así, en 2015, hemos llegado a la cuarta entrega de la serie. Pues bien, para aquella generación que tomó contacto con aquella película en los años 90, no puedo entender cómo es posible recibir favorablemente el film de Trevorrow. La magia y la imaginación de Jurassic Park brilla por su absoluta ausencia. Desde los primeros 15 minutos me he sentido insultado como espectador, como fan de la saga y como animal inteligente; la historia no es más que un mero trasunto ligeramente modificado de la primera entrega; los personajes son patéticos, estereotipados e incluso insufribles; la pretendida profundidad de ciertos diálogos científicos y morales se diluye en un festival de CGI y acción... La idea original del filántropo Hammond desaparece, con un magnate indio supuestamente continuista de aquél, pero más preocupado por el tamaño y el número de dientes de los grandes reptiles, y graciosillo al mando del helicóptero. Curiosa ironía; el parque jurásico ha pasado a ser temático, guiado por los beneficios, controlado por los patrocinadores y perseguido por los poderosos con fines "patrióticos"...

En fin, éste es el lado más oscuro y cierto del cine: es una máquina de hacer dinero. Y a tal fin el respeto a la memoria de las grandes películas y a los más antiguos fans no tiene cabida, en tanto el fin pueda lograrse. Lamentablemente, en el cine de hoy es más sencillo gastar cientos de millones de dólares en efectos especiales que reunir el valor suficiente para elaborar un guión en condiciones. Esperemos que no vuelvan resucitar a más dinosaurios, y los dejan descansar, pues más que a humanos, lo que destrozarán serán las ilusiones de los que crecimos con ellos.
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
UNA PELICULITA DE VERANO.
Ya nos han sorprendido antes, y aunque la nueva entrega trata de hacerlo nuevamente... Conocemos los trucos, y los dinos ya no nos parecen lo que en su momento.

Nos enfrentamos a una película que intenta ser más grande de lo que en realidad es. Divertida y maja, para un verano cálido de entretenimientos fácil y sonrisa escéptica.
[Leer más +]
18 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo