arrow
8
"¿Han pensado alguna vez en ese tipo que sólo comete malas acciones y se pregunta por qué su vida es una mierda? Pues ese soy yo"
He tardado en engancharme a esta serie y cuando lo he hecho ha sido vía amigos. Había visto fragmentos con cierta gracia pero no me acababa de enganchar. Pero es cuando comienzas a entender las personalidades de los personajes y el personal humor de la serie cuando realmente la empiezas a disfrutar.

Para empezar los guiones son magníficos, con increíbles e inesperados giros en cada capítulo, que además se interrelacionan con episodios distintos. Pero sin duda lo mejor son los personajes, no sabría con cual quedarme. Tanto Earl (fantástico Jason Lee) como su hermano Randy, Joey, el hombre cangrejo, Patty (la puta de buen corazón), Ralph...todos auténticamente genuínos...Todos ellos son el complemento perfecto al desarrollo de los guiones.

Realmente resulta difícil hablar de los aspectos técnicos de una serie cuando destila imaginación y trabajo por los cuatro costados. Los acérrimos seguidores disfrutarán con guiños autorreferenciales (los hay a millones) como:
- Earl siempre cierra los ojos en las fotos
- El baile de la caña de pescar de Randy
- La puta que espera el cumpleaños de Randy
- El "hola Earl"- "Hola, hombre cangrejo"
- La canción de Cindy Lauper
- Los chicles pegados de Joey (que buena está, por cierto)
- El baile del robot
Y mil más. Yo personalmente, soy un fan de las reflexiones de Randy, (el hermano de Earl) sus absurdas conversaciones y preguntas acerca de la vida como:
- "¿Crees que los monos se preocupan por su aspecto?" - A lo que Earl responde: "Ya te lo he dicho, si lo hicieran, llevarían pantalones" (respuesta que a Randy convence inmediatamente).
- O cuando intentan que dos gusanos se peleen y a Earl se le ocurre: "Partid a uno por la mitad y que se pelee contra sí mismo", a lo que Randy, acertadamente responde: "Si a mí me partieran por la mitad no pelearía contra mí mismo, iría al centro de salud más próximo..." Sabio, muy sabio Randy...
- Hombre Cangrejo les lleva la comida a Earl y Randy y dice: "La comida". Se queda pensativo y añade: "Earl, estoy buscando una frase nueva a la hora de dejar la comida en las mesas...es muy difícil..." Alo que Randy responde: "A mí me gusta lo de la comida, es muy objetivo"...Genio Randy.

En fin, es sólo una muestra del humor fantástico y absurdamente real que te ofrecerá esta serie, que se convertirá en una de tus preferidas en cuanto le des la oportunidad que se merece.
[Leer más +]
96 de 106 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El poder del "karma"
Magnífica serie que podrían haber firmado perfectamente los hermanos Coen. Una estructura simple, unos personajes nada corrientes y una particular visión sobre la vida y el destino. La mezcla resulta tan extravagante y en ocasiones absurda, que es difícil no arrancar un par de carcajadas. Además, el entorno sureño americano añade un toque todavía más "cutre" que contribuye a la genialidad de los guiones.

Earl es un hombre que ha cometido muchos errores durante su vida, pero un inesperado giro en su vida provocado por una serie de sucesos en cadena y una revelación delante del televisor hará que cambie su enfoque de la vida. Con la ayuda de su... indescriptible hermano Randy y su amiga Catalina, se dispone a enmendar todos sus errores del pasado, uno a uno, a veces con un estilo no muy ortodoxo.

El tipo de humor y los personajes parecen salidos de una mezcla entre Zombies Party y El Gran Lebowski. Un gran punto a favor es que se trata de capítulos de 20 minutos, con un montaje muy dinámico y un ritmo rápido, lo que permite disfrutar cada capítulo de principio a fin, casi sin que uno se entere.

Junto con Arrested Development, sin duda de las mejores series que han salido de Estados Unidos últimamente.
[Leer más +]
66 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
De las mejores que he visto en mi vida.
Metraje: 20 minutos... en los que pasan mil y una historias (que alguien intente contar un capítulo... ya verá). En principio cada capítulo podría repetir una estructura siempre igual: Algo que tachar de la lista y la solución... Pero es mucho más que eso. Un humor muy inteligente y a veces surrealista que no dejará impasible.
Hay que decir que yo prefiero mil veces las series de 20 minutos (Malcolm in the middle, Futurama, Simpsons...) a las de 40 que normalmente aborrezco (en cuyo caso, prefiero ver una peli).
Si te gustan los hermanos Coen, y en concreto "Arizona Baby" y "el gran Lebowsky" te encantará esta peli.

Un actores que creo que es buenísimo: El hermano de Earl (Randy Hickey).
Un Papel que me hace reir muchísimo: Darnel (El hombre Cangrejo).

Uno de los mejores episodios, que posiblemente pase a la historia de las series. La profesora: Capítulo 16. Temporada 1ª. Si tienes relación con la universidad... por favor mira este episodio.

Imprescindible.
[Leer más +]
49 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Muy divertida
Gran comedia sin duda, una serie donde cada capítulo es independiente de los anterior y posterior (se agradece). Jason Lee está genial en su papel y tanto la historia general como las pequeñas historias de cada capítulo son buenísimas. Además un dato importante es que no ha bajado su calidad en su segunda temporada, algo que desgraciadamente ocurre con frecuencia. Altamente recomendada.
[Leer más +]
46 de 58 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Imprescindible
Una serie diferente. Cuando empiezas a ver los primeros capítulos piensas que todos van a seguir el mismo patrón, es decir tendrá que borrar algo de su lista, pero no es así en absoluto, es original y refrescante y al durar unos 20 minutos te quedas con ganas de más.
Un solo capitulo sabe a poco y Jason Lee ha encontrado la horma de su zapato, en este delicuente sureño que quiere cambiar su vida.
[Leer más +]
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Recomendable 100%
Esta serie no es como las demás. Cada capitulo es más interesante que el anterior. La dinámica es enganchadora y no paras de reírte en todo el capitulo. Tiene unas ocurrencias buenísimas y siempre el guion sale airoso de todas. La trama es muy buena así como los actores que la interpretan. Es la serie típica americana pero con estilo, gracia y buenas dosis de humor inteligente. La recomiendo a toda clase de público joven-adulto porque promete.
[Leer más +]
25 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una de las series más divertidas.
Siempre vas a encontrar un gran capítulo y sobretodo divertido. Capítulo tras capítulo hace que te den mas ganas de ver el siguiente. La pareja de hermanos es muy divertida, por no hablar de los pensamienos filosóficos de Randy.
Al final de cada capítulo de vez en cuando viene un toque emotivo que hace que se convierta en una estupenda serie y muy completa, cargada risas y alegrías.
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
¡me encanta!
Quijotesca en todo el sentido: Lee y Suplee. Excelente acierto de actores para una trama dinámica, graciosa, irreverente, original, de justa medida y muy entrelineas, algo mágica.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La mejor serie del panorama actual
Sin duda, te vas a reír. Una serie con un ritmo endiablado, con constantes piruetas de guión y con una esmerada puesta en escena, fotografía muy "moderna" y un reparto excepcional (Randy, el hermano; Joy, la ex; y Darnell, el hombre cangrejo, actual marido de la ex son sólo la punta del iceberg) encabezado por Jason Lee y con fabulosos actores también en los pequeños papeles (impresionante Ralph, un amigo de Earl que sale en algún episodio).

¿Y por qué no tiene un 10? Porque hay un pequeño punto negro, aquello que la mantiene a cierta distancia de la mejor serie de TV de todos los tiempos (Seinfeld, para quien no lo sepa): los finales felices. Todos los episodios acaban más o menos bien, con esa pequeña inyección de moralina que los estadounidenses insisten en añadir a todos sus productos. Una lástima que siempre triunfe el bien o lo políticamente correcto... Un poco más de mala leche (es decir, de más realismo) y estaríamos hablando de la sucesora de Seinfeld... Desgraciadamente, y aunque se quede cerca, no es el caso.
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Genial
Estamos de suerte con las series que actualmente House, Prison Break, Anatomía de Grey, Perdidos, etc... la verdad que todas son buenísimas pero a mi la que más me gusta es Me llamo Earl, me parece una serie que tiene varios tipo de humor muy amplio por lo que puede gustar a la mayoría de la gente. No recuerdo una serie que me gustase tanto. La gente no la sigue mucho, pero yo a los amigos que les he puesto unos cuantos capítulos seguidos se han enganchado...

A lo mejor dentro de un tiempo me cansa, lo dudo, pero por el momento para mí esta serie un 10.
[Leer más +]
17 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El carismático Earl, su Karma y el hombre cangrejo
Me llamo Earl es una serie muy especial, de humor pero no de carcajada, es más bien de esas que te tienen con la sonrisa siempre puesta, y además la sientes como cercana, optimista y positiva. ¿Qué más se puede pedir?

Pues se le puede pedir unos personajes auténticos, y los tiene; unas historias originales y entretenidas, y las tiene; o unos detalles de esos que descubres capítulo a capítulo, como cada vez que sale en una foto Earl aparece con los ojos cerrados. Es un detalle tonto quizá, pero la magia de esta serie le da sentido a todo.

Si no ¿qué me decís de un personaje que prácticamente sólo dice "Hola Earl" y Earl le contesta: "Hola hombre cangrejo"? ¿Dónde podría ser entretenido algo así? La respuesta es en "Me llamo Earl". Esta serie le da vida a cosas sencillas.

Podría seguir escribiendo sin parar, pero concluyo aquí para que la descubráis vosotros mismos y, aunque esta serie no sea lo más de lo más, recomiendo comprarla y disfrutarla como merece, no os arrepentiréis.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Gran humor tejano
Jasón Lee, uno de los actores fetiche del realizador Kevin Smith (“Persiguiendo a Amy”, “Clerks”) encarna en esta divertidísima serie a Earl, un hombre que, tras descubrir el “karma”, intenta paliar todas las gañanadas realizadas anteriormente siguiendo una lista con todos sus errores (principalmente robos diversos). Mensaje, humor inteligente combinado con el absurdo, un firme guión que sorprende en cada nuevo capítulo y una actual música con grupos como R.E.M, LL Cool J o Dire Straits son los ingredientes de este ácido producto. Mención aparte merecen los compañeros de reparto de Lee: desde su zafia exmujer, hasta su hermano Randy o el fantástico “Hombre Cangrejo”. En definitiva, una serie imprescindible para aliviar tensiones.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Mejor de lo que parece a simple vista
En ocasiones le coges manía a alguien o algo sin muchos motivos aparentes, a mi me pasa con ciertas series norte americanas, la mayoría tienen mucho éxito y muchos medios pero me parecen en su gran mayoría un cúmulo de gilipolleces o un refrito cutre de otras serios o películas. He de reconocer que con esta simpática serie me paso algo parecido, quizás por ese tono tontorrón, quizás por el actor gordo hermano de Earl (siempre he odiado a ese actor) o quizás como ya he dicho antes, simplemente por ser otra serie americana mas, un poco injusto, la verdad.

A medida que fui descubriendo “Yo soy Earl”, me fui dando cuenta de las pocas pretensiones de la serie, que no quiere decir que sea algo malo sino que su única intención es la de hacernos pasar un buen rato sin demasiadas ralladuras de cabeza, a esto contribuyen unos simpáticos actores, unos argumentos absurdos en su gran mayoría pero muy divertidos, una duración cortita para que no se hagan largos los episodios (20 min.) y en general una frescura y alegría contagiosa, todo siempre se arregla felizmente dejando una moraleja o conclusión.

El argumento central de la serie es sumamente sencillo, una mera excusa para crear situaciones de lo mas rocambolescas, y no es otro que Earl redimiéndose de sus errores del pasado gracias a una lista que ha creado con todo lo que ha hecho mal y a todo al que perjudicado y después compensando a cada persona de su lista, él piensa que esa es la razón de su existencia y con ayuda de su tontorrón hermano las llevarán a cabo.
Pese a la simpleza del argumento la serie no aburre en absoluto, sino que el planteamiento de la lista resulta muy efectivo y atrayente.

Ideal para una diversión ligera, se pueden pasar buenos momentos con series sencillas, su gran virtud es la honestidad, como ya he dicho antes no pretende otra cosa que divertirnos y hacernos pasar un buen rato sin muchas complicaciones
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
ME LLAMO LEE, JASON LEE.
Entretenida serie de humor que satiriza la forma de vida de la"white trash" (basura blanca) estadounidense con acierto.

Jason Lee se revela como un buen cómico, su emparejamiento con Ethan Suplee alcanza cotas de simpatía notables y algunos guiones tienen momentos antológicos.

Eso sí: no todos los episodios tienen el mismo gran nivel.

Pero la mayoría de ellos se ven con una sonrisa.

Recomendable producto televisivo.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los caprichos del público noerteamericano nos privaron de ver el fín de la serie.
Después de haber visto las cuatro temporadas de ésta serie, me dispuse a ver la quinta (y definitiva). Para mi sorpresa no encuentro nada relacionado con esa quinta temporada, así que me pongo a buscar información en Wikipedia y.... ¡sorpresa!: no existe quinta temporada; la serie ha sido cancelada por la caida de audiencia en Estados Unidos. En ese momento soy presa de la mala leche y solo se me pasa por la cabeza la idea de que puede haber hecho que el público haya dejado de ver ésta serie. La respuesta a esa idea es clara; series como The Big Bang Theory y Como Conocí a Vuesta Madre son la moda no solo en USA, sino en todo el mundo, el público deja de lado a Earl y Randy y se une a la pandilla de Sheldon y Ted Mosby. Me resulta comprensible e incongruente a la vez, y me explico: series nuevas (por lo menos en TV pública en España), con capítulos de duración corta, con una historia muy sencilla y que dan carcajadas a mansalva; lo que no comprendo es la razón de como Me Llamo Earl, que tiene una buena historia, unos buenos actores, humor por todos lados y reflexiones sobre la vida, amistad, amor y naturaleza en todos y cada uno de los episodios.

Es seguramente una de las comedias que menos me ha aburrido de todas las que he visto; y es que cuando llevas "tropocientas" temporadas de 24 capítulos con los mismos chistes, la cosa aburre; sin embargo aquí no pasa eso, no se estira el chicle de novias psicopatas, amores imposibles o sueños sin cumplir durante muchos capítulos seguidos, y eso se agradece. La serie no se vuelve rancia ni repetitiva en ningún momento, siempre pasan cosas interesantes, sin irse a sucesos imposibles o estúpidos (excepto en algunos detalles de la cuarta temporada).

La historia me parece muy original, buscando siempre cosas cotidianas y diarias; con historias reales como la vida misma, que demuestra lo que puede cambiarle la vida a una persona en poco tiempo, lo que se siente cuando lo tienes todo y nada a la vez, cuando buscas algo que ya tienes, como utilizar un regalo del Karma para enmendar todos los errores que has cometido a lo largo de tu vida, como aprender que por mucho que tengas la familia vale mucho más, que con poco y menos se puede ser muy feliz, que la felicidad que se siente al ayudar a alguien a ordenar su vida no tiene parangón y que lo importante está en los pequeños detalles.

Los personajes son todos fantásticos; Earl es alguien que no olvidaré jamás, Randy es el toque de humor y a la misma vez de inocencia y ternura, y el resto (su ex-mujer y su nuevo marido, Catalina y los demás secundarios) dan un soplo de aire fresco de forma continua a la serie. Hay algunos cameos bastante buenos que dan un toque especial en algunos capítulos.

Siendo tan buena como és no le pongo mas de un 7,5 porque de 8 en adelante lo tengo reservado a otro tipo de series con toques más serios (Los Soprano, Hijos de la Anarquia, The Wire, etc); así pués lo que le falta para llegar a ese 8 máximo al que aspiran conmigo las comedias, se debe a que hay algunas cosas de la cuarta temporada que no me cuadran ni me convencen, la cual mejoró al final de cara a la hipotética quinta temporada.

En resumen; una serie que da humor de calidad sin buscar la carcajada fácil y con reflexiones sobre las cosas que de verdad importan en la vida.

-Lo mejor: Randy y su forma de ver la vida, toda la historia, los capítulos de Cops y tres primeras temporadas geniales.
-Lo peor: que está inacabada; a pesar de que la cuarta temporada baja bastante el nivel de las anteriores era necesario una quinta temporada para terminar como debe ser.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Bienvenidos al tren del Karma
Sin duda una de las series más divertidas de todos los tiempos. Jason Lee interpreta a Earl Hickey, un tío que ha sido cabrito durante toda su vida y que a causa de ello ha sido recompensado con una serie de desdichas, obra del Karma. De modo que actuará bien en adelante compensando a todas las víctimas de sus fechorías. Tiene gags a tutiplén, algunos absurdos (en especial los que involucran a su hermano Randy), otros muy graciosos, y la mayoría geniales, como para estar un rato a carcajada limpia sin poder seguir el capítulo normalmente. Recomiendo esta serie encarecidamente, sobre todo para quien quera echarse unas risas un rato. No tiene desperdicio
[Leer más +]
13 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La mejor serie de humor en millones de años
Desde hace un tiempo, quizá me esté volviendo vago, prefiero ver series que ponerme a ver toda una película. Me enganché con Perdidos (aunque al final me he cansado un poco de sus constantes giros), me encantó Roma y sobre todo flipo con Los Soprano. Sin olvidar series, que sin atraerme tanto, me gustan: House, Bones, etc...

Quizá es que los buenos guionistas ahora trabajan más en series que en películas, porque apenas veo películas originales ultimamente.

La última gran sorpresa ha sido esta serie, que empecé a ver por Jason Lee, que es un tío que siempre me hace gracia, y la verdad es que desde el primer minuto me enganchó, y antes de que se termine el capítulo, que duran solo 20 minutos, pero que se hacen muchísimo más cortos, ya estoy deseando ver otro y otro.

La única pena es que este hombre no hubiera hecho muchas más cosas malas para que su lista fuera mucho más larga.
[Leer más +]
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Original, entrañable y cómica
Me llamo Earl es una serie que es capaz de lograr que, aunque sus personajes lleven una vida de lo más patética, te puedas identificar a veces en ellos. Puede hacer que sientas unas repentinas y extrañas ganas de vivir en un parque de caravanas o en un motel de mala muerte, y eso es debido a que estos personajes son tan entrañables que, según mi opinión, la serie se podría alargar durante años sin que llegase a ser cansina.

Aparte de esto, utilizan un humor fino a la vez que grotesco (curiosa contradicción) y, con el karma como tema de fondo, logran hacer capítulos bastante originales.

Los actores me gustan mucho, sobre todo Ethan Suplee con su papel de Randy.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Genial
Hacía tiempo que no veía la luz una serie tan fresca y original como esta. Una serie sin artificios, sin protagonistas guapitos y guapitas triunfadores que viven en apartamentos de lujo y conducen coches caros. En esta serie no tiene cabida ningún poli duro ni su Porsche 911, ni ninguna abogado ni médico macizorra, personajes que pueblan todas las series yankis. Los protagonistas son gente normal, que no tienen tatuado el mapa de una carcel en el cuerpo, que no se han perdido en una isla desierta en la que solo queda tener un combate con extraterrestres, son gente de la calle. Y su sentido del humor es realmente fresco.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El Karma; ese desconocido que te coge por sorpresa.
Me llamo Earl es una de esas series en las que ocurra lo que ocurra, siempre te quedas con una sonrisa en la cara. Desprende buenrollismo por todos los lados.
Earl es ese amigo que con cada capitulo se reconcilia con la humanidad y mas concretamente, con la gente que se ha cruzado en su camino. Todos a los que ha perjudicado de una forma u otra.
La base de su éxito, Jason Lee y Ethan Suplee, dos actores que se complementan a la perfección, y la levedad con la que se representa lo que acontece. No obstante aquí radica uno de los pocos puntos flojos de la serie, en la poca importancia del desenlace de acontecimientos de cada capitulo y que siempre este del lado de la comedia ligera, sin decantarse en ningún momento en el drama.
De todas maneras y al mismo tiempo es aquí donde la serie tiene su mayor atractivo.
El Karma, alrededor de el cual gira toda la vida, penas y alegrías.
Como serie es buena, pero tiene muchos altibajos, algunas tramas absurdas con capítulos reprochables y algunos personajes poco carismáticos que adquieren demasiado protagonismo.
No obstante, es recomendable para pasar un rato entretenido sin pensar demasiado.
Y siempre se puede decir aquello de que se recoge lo que se siembra, para bien o para mal.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo