arrow
10
IN MEMORIAM. Con un brindis personal por FilmAffinity
Cuando mis padres enfermaron inesperadamente y sin remedio, les llevaba películas con que atenuar la angustiosa inminencia del fin.
Ambos eran cinéfilos. De jóvenes iban a cineclubs, leían revistas extranjeras, tenían libros en francés (la lengua intelectual entonces) sobre el cine de vanguardia. De modo habitual, veían películas y las comentaban entre sí, una y otra vez.

Dadas las circunstancias, mi padre prefería ahora comedias ligeras, con golpes humorísticos. Woody Allen era lo indicado. Y el aceptable entretenimiento que hay en “Una terapia peligrosa”, “Atrapado en el tiempo”, y películas así.

Cuando mi padre ya no estaba, a mi madre le importaba menos el género que la calidad. Al empezar la cinta, se incorporaba y se ponía las gafas. Al terminar, comentaba con entusiasmo algún detalle.
Vimos películas de puro disfrute, del estilo de “Barry Lyndon” o “La edad de la inocencia”…

Pero llegó el día en que ya no sabía yo qué películas llevar. Recorrí tiendas y videotecas. En Internet consulté docenas de páginas, hasta encontrar una muy completa. Incluía fichas, comentarios, herramientas de búsqueda… Una enciclopedia cinéfila viva, donde iba identificando los films oportunos. Pasaron días y semanas mientras revisábamos Hawks, raras de Hitchcock, y “La escapada”, y sueltas de Truffaut, Chabrol, N. Ray…

Ya se estaba apagando mi madre, y me pidió ver “El Padrino” una vez más. Las tres. A lo largo de su vida había visto miles de películas, y ahora deseaba ver “El Padrino”.
Es la mejor, me dijo. En ella está todo. Es Shakespeare hoy. Las pasiones de los personajes son las de la humanidad… los grupos humanos, las familias, luchando por la vida… Y el ritmo es el de las generaciones… Los actores nunca estuvieron mejor en su carrera… El director, parece mentira con qué arte aprovecha la novela, que es pobretona…
Entre miles de películas, mi madre la escogió para que fuese la última, la que se llevase de este mundo en la retina.

Después, mis padres no estaban. La cinefilia ya no era cosa de ellos, ni de mi compadre Juan Carlos (que en alguna región del cosmos estará viendo por enésima vez “Casablanca” y comentando que el flic Rains ha estado mejor que otros días, o lo bien que esa tarde ha aplastado a la mosca el gordo del fez), ni tampoco de los colegas que organizaban maratones de fin de semana para ver, en pisos universitarios, entre humaredas, ciclos de cine negro, o sueco, o lo que se terciara con tal de devorar películas, y luego parlotear sobre ellas hasta gastar la faringe.
La cinefilia, hasta entonces cosa de otros, pasó a ser también cosa mía.

Lo primero era agradecer, en la medida de mi capacidad, las numerosas horas ganadas al dolor con las películas localizadas en FilmAffinity.

En ello estamos…

Levanto mi copa por mis padres, que me enseñaron a amar el cine, y por esta página extraordinaria, donde hacerlo apasionadamente.

¡Larga vida a FilmAffinity!
[Leer más +]
1968 de 2123 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Si no dices que es una obra maestra te fusilamos y haremos que parezca un accidente
"El Padrino" me parece un film notable, pero personalmente encuentro que es la película más sobrevalorada. No porque esté muy sobrevalorada, sino porque está sobrevalorada por muchos.

La habré visto unas cinco veces, y nunca he encontrado ninguna escena, ningún pasaje, ningún diálogo, ninguna actuación, ningún plano, ni ningún momento que haya quedado fascinado. Nada. Es toda la película notable, sin errores, muy bien hecha, pero no hay nada que me haya asombrado, sorprendido, extasiado, golpeado o cualquier otro verbo o adjetivo que asocie con una obra maestra. Siempre lo he buscado y nunca lo he encontrado. Nada.

Otra cosa que no trago es la actuación de Marlon Brando. Lo siento, pero siempre que lo veo de Don Corleone veo a alguien con algodones por dentro de los mofletes, y no puedo abstraerme de esa chorrada. No cuela.

Finalmente, me pasa algo muy curioso al cabo de unos días de ver la película. Me hago siempre la misma pregunta: "¿De qué va "El Padrino"? Y he de hacer un gran esfuerzo para recordarlo.

Naturalmente si me hacen "una oferta que no pueda rechazar" cambiaré mi crítica.
[Leer más +]
716 de 1216 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El lado turbador y romántico de la 'Cosa Nostra'
El efecto que causa en mi "El padrino" es increíble, es la potente sensación de estar degustando auténtico cine desde el primer hasta el último instante... muchos hablan sobre que la secuencia de la boda es larga y algo aburrida, y a mi me parece una presentación de personajes descomunal: Desde Don Vito hasta Johnny son definidos y caracterizados de un modo espectacular, nada chirría, todo tiene su significado, ni un sólo actor desentona, ni un sólo encuadre es desacertado... en definitiva, asistimos a un arranque que te deja suspendido en su historia, en su ambientación y en todos aquellos conflictos presentados de forma absolutamente impecable.

La elegancia y la sinuosidad con que se mueve todo, hacen que cuando llega el auténtico clímax uno esté expectante, palpitante ante esa calma tensa, fría, abrupta, turbia y gradual que se da cita en esos momentos donde todo llega a extremos inhóspitos, donde la venganza permanece como un instinto secundario con tal de proteger y cobijar todo aquello que es propio, que nos acompaña y nos arropa. Y es que, tras un arranque esplendoroso, su desarrollo aun se retuerce más y te envuelve en un relato en el cual los acontecimientos empujan imprevisiblemente a sus protagonistas y les desbordan, les oprimen, les ponen en la punta del iceberg, en una cuerda tensa y fina que, en cualquier momento, podría romperse, temblorosa, y dejarles inmersos en la más absoluta angustia.

Los intérpretes en "El padrino" son anulados, no existen, el personaje se desvanece y deja paso a la persona, a personas que te dejan en el borde del abismo, que marcan tu afán por seguir sus pasos, comprender su inquebrantable honestidad hacía todos aquellos seres a los que aman y aprecian, en definitiva, hacía su propia familia, al lado de la cual han medrado, han aprendido y llegado a ser lo que son, y han pulido sus virtudes y desarrollado sus defectos, virtudes y defectos que se destapan una y otra vez, que aparecen sin reparos, impulsivamente, y que te dejan extasiado y en un estado de cautela sepulcral, que te hace enmudecer y observar en el más absoluto silencio cada gesto, cada mirada, cada movimiento con tal de comprender porqué sucede lo que sucede y cuan intensos pueden llegar a ser los sentimientos de cualquier ser humano.

Hablar sobre planos, fotografía, movimientos de cámara, encuadres, vestuario y demás sería quedarse en la más absoluta nada tras seres que te dejan encogido en la butaca y sin parpadear ni un sólo momento. Y eso que la banda sonora se te queda grabada, porque por mucho que Vito, Sonny, Michael, Tom o Kay capten tu atención del todo, genialidades como la de Nino Rota nunca pasarían desapercibidas. Jamás.
[Leer más +]
267 de 335 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El Padrino y Nicky Santoro: Una crónica de la envidia sana
“Tú lo que tienes que hacer es planificar un día en el que te apetezca ver una gran película, posiblemente la mejor que se haya hecho, y sin duda LA MEJOR historia de la mafia junto a la genial serie “Los Soprano”. Asegurarte de que durante 4 horas, para no ir con el tiempo justo, NADIE te va a molestar, acomodarte lo máximo posible y prepararte para disfrutar del cine en su estado más puro, disfrutar de “El Padrino”. Ya me dirás…”

¿Cuántas veces he dicho esto a familiares, amistades y otros compañeros?, ¿cientos?, ¿miles? no sé.., el caso es que cada vez que tengo esta conversación con alguien me corroe por todo el cuerpo una potente envidia sana. Envidio a cualquiera que no haya visto la primera parte de la gran obra maestra de Coppola y a las futuras generaciones de cinéfilos que la verán. Envidio a todas y cada una de las personas que no conocen al inmenso Vito Corleone y a su familia, a todas aquellas que aún no se han conmovido con una de las películas de mi vida y que experimentarán las mismas sensaciones que yo y muchos otros tuvimos cuando la vimos por primera vez; y les envidio más si cabe porque hay una segunda y tercera parte. Envidio a quienes todavía no conocen a Santino, a Michael, a Fredo y a Connie Corleone, y a cualquiera que no sabe que significan las naranjas en el mundo de la mafia o cuál es el truco para cocinar unas buenas albóndigas. También envidio a los que piensan que Sollozo, Barzini, Cuneo, Stracci o Tattaglia simplemente son apellidos italianos y a quien nunca fue seducido por la perfecta ambientación de “The Godfather”, la mágica música de Nino Rota y la excelente fotografía de Gordon Willis. Envidio actuaciones magistrales como la del siempre excepcional Marlon Brando, como la de Al Pacino, Diane Keaton y James Caan, y aún me dan más envidia quienes no se emocionan todavía al escuchar nombres como Robert Duvall o John Cazale.

Envidio a cualquiera que no sabe que pasó con el caballo de Jack Woltz, a quien desconoce dónde está el restaurante Louis; para los que nombres como Tessio, Carlo, McCluskey, “El Turco”, Moe Greene, Al Neri o Luca Brasi no significan nada y, como no, a quienes no saben que es una vendetta o dónde se encuentra un pueblo llamado Corleone. Envidio y siempre envidiaré a quien todavía no ha visto la trilogía de “El Padrino”. Pero sin duda, a quien más sanamente envidio, es al gran Francis Ford Coppola por ser capaz de regalarnos, magistralmente, la más grande historia de la mafia, con los mejores personajes, las mejores actuaciones y el mejor guión....

... Espera, ¿qué me dices?..., ¿qué tu tampoco has visto “El Padrino"..., vaya. Pues debes de saber que soy un maldito envidioso y ahora mismo siento una gran envidia de ti...; sí, sí.., es la verdad. Te envidio muchísimo.
[Leer más +]
201 de 235 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El Padrino, una especulación personal
Al menos en FA, lo primero que hace una persona que le ha puesto un 8 a “El Padrino” es dar explicaciones. O bien proclamar que no tiene por qué darlas. Creo que es muy difícil realizar una crítica elogiosa que no sea ditirámbica. Decir sencillamente que es una gran película y por qué lo es. Sería considerada una crítica negativa. Yo no voy a romper esa norma en esta mi elucubración personal sobre “El Padrino”.

La suma de virtudes, y “El Padrino” es una amplísima y gozosa suma de virtudes, suele dar como resultado la ausencia de defectos. Esta película es el mejor ejemplo, un mecanismo que funciona con solidez indiscutible. Sin embargo existen virtudes de mayor jerarquía que otras. Todos los sistemas filosóficos suelen destacar una o varias por encima del resto y yo creo que en una obra de arte es el estilo esa máxima virtud. Dicho de forma cursi, el estilo refleja el alma del artista a través de un conocimiento adquirido llamado técnica. Complicado situar esto en un medio como el cine, en el que hay tantas voluntades manoseando la obra. “Amanecer” de Murnau es estilo en estado puro, nadie lo puede negar, invención pura. Pero no hay que irse tan alto; muchas películas iniciadas como encargos ajenos al que las dirige –“El Padrino” fue exactamente eso- son obras maestras, merced precisamente al poder de esa benigna carcoma llamada estilo, que arrasa cualquier estructura convencional hasta convertirla a veces en vanguardista. Hitchcock lo hacía casi por diversión.

¿Es ”El Padrino” la expresión máxima del estilo de un artista llamado Coppola?

Yo creo que, junto con la segunda parte, es su mejor película, la mejor película filmada por él, la mejor película en la que Coppola aparece tras la expresión “Dirigido por…”. Pero no creo que en “El Padrino” el estilo cinematográfico alcance una cumbre. El trabajo del fotógrafo Gordon Willis es técnicamente revolucionario; el trabajo de Coppola navega con el viento a favor que Willis le proporciona y es en todo momento espléndido, justo, perfecto, sin una sola vacilación. Pero no hay gran inventiva, no hay gran riesgo, apenas hay juego visual, en suma, hay mucho talento, no hay genio. En “El Padrino” la persona que rueda se comporta como si todo en el cine se hubiera inventado ya. Y acierta invariablemente, proporcionándonos seguridad. Para mí, una película de 10 es una película en la que hay un individuo inventando un lenguaje para llegar al milagro de la emoción.

Quizás - y digo quizás, ya anuncié que esto es una especulación- en eso radica la distancia que separa a los que opinan que esta película es el paradigma del Cine y los que opinamos que ni remotamente lo es: en ver el Cine como una expresión artística colectiva o individual.
[Leer más +]
132 de 164 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Crítico invitado
Cosa Nostra, La Mafia…A tutti los usuarios de filmAffinity os haré una oferta que no podréis rechazar: IL PADRINO.

Los hijos, esos queridos hijos, los apadrinados, las nueras, los yernos, los empleados, algún crítico de FilmAffinity, los matones, los adoptados, todos ellos forman la FAMILIA, la unión en el respeto, la tradición y el amor se dan la mano para componer una joya cinematográfica.

Soy Don Vito Corleone, rispetto per favore, capo de la Cosa Nostra Americana, temido pero admirado, justo, hago pequeños negocios sin importancia para el sustento familiar, prostitución, juego, cosas ínfimas que me dan para ir tirando, sin caer en la droga, nada bien vista en círculos políticos y familiares.

He dejado que un actor que no insultaba a mi inteligencia, el bestial Marlon Brando lleve a mi persona al cine, para ellos se ha metido algodones en la boca para parecer más feroce, ha copiado la voz a queridos compañeros del mundo del hampa y ha conseguido mi ternura, mi clase, plasmar al completo mi imagen mafiosa pero cercana, mi amor por mis hijos, el respeto por la historia de la Familia ¡Mio caro Marlon!

Mi hijo Michael ha sido interpretado por un desconocido, cosa que estuvo a punto de costarle a mi querido director Coppola unos zapatos di cemento, pero el ragazzo, un tal Al Pacino, buen nombre italiano, el Al da raza a cualquier mafioso, me conmueve en el personaje de mi querido figlio. Un gran chico mi bambino, quería estudiar, ¡Porca miseria!, se me fue a la guerra, y pasaba completamente de la Familia, Pero ¡La sangre!, lo grande que es la sangre, hizo que optara por sustituirme, con su gran inteligencia, tutto testa mi Michael. Y Al Pacino lo borda, es mi propio hijo en imágenes cinematográficas, un capo, un auténtico capo Corleone, el cerebro, la tranquilidad, la mirada fría y calculadora, ¡Ti amo!

¡Ay! Mi Sonny, mí querido hijo Santini, El coladori, llamado burlonamente por algún que otro listillo fallecido por accidente, naturalmente. Lo interpreta con la garra propia de mi amantísimo hijo, James Cann, que forza, quale entusiasmo, veía a mi propio Santini en su imagen, su ira, su personalidad arrogante y brutale, mi capo, mi piccolo capo… ¡Magnifico James!

Sigue en spoiler, no cuento nada.
[Leer más +]
149 de 228 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Visita de don Vito.
Toc, toc.
-¿Quién es?
-Buon giorno, il mio caro amico. Giá me conoces, io sono il padrino. Vengo haciendo una inchiesta. Una pregunta molto facile que no podrás rechazar sobre il mio film tan famoso che io protagonizo con estos ragazzi que me acompañan. Io quiero sapere tu opinión. ¿Qué cosa me dices entonces de la película? ¿Te gustó?
-Mucho, mucho. Extraordinaria, Sr. Corleone. Fantástica. Una obra de arte. Una maravilla. No tengo palabras…
-Bene, bene; molto grato. Voy a llamar a otro.

Toc, toc.
-¿Qué desea?
-Buon giorno, vecino. ¿Come va? Io sono don Vito, el del Padrino. Quiero que me digas que te pareció mi película. La primera del padrino. Quiero que sea la película número 1 sin discusión alguna para que me reparta buenos dividendos, buon capitale ¿capisci?
-¿El Padrino? Bueno... pues está bien. No es mala película, pero tampoco me parece que es de esas películas que queda en el corazón. ¿Cómo diría? Una de esas películas inolvidables que pasa a formar parte de la esencia de nuestros recuerdos… Tal vez la segunda...
-Ma… ¿che cosa stai parlando? ¿Qué chorradas dices? ¿Tu ti credi che io sono cretino? Es una obra maestra del cine, lo afirma todo el mundo, tutto il mondo… ¡Tutto, tutto! Y tú debes decirlo también…
-Tranquilo don Corleone, ya le digo que es buena película pero…
-Ni pero ni nada, hombre. Finito la conversacione. Fredo, dale cañamones a este gilipollitas.
-Sí padre.
Ratatatatatatatatatatatatá. Tatatá… Tá… Ratatatatatatatatá… ratatatatatatá… ratatatatatá. Tá.

(Humo)
-¡Avanti, Fredo, coño! No pares…
-Está seco ya.
-Molto bene. ¡Ah! Que desagradecido es el pueblo… ¡Con todo lo que me he sacrificado por ellos! Es la envidia que me tienen porque he ahorrado un poquito de dinero… ¡Desgraziati! Lo mejor es que se corra la voz. Quiero que todo el mundo sepa lo que le ha pasado al listo éste, ¿capisci? È la cosa migliore. Que se entere la gente lo que hay que responder… No quiero más opiniones discrepantes.
Vámonos, bambino.
[Leer más +]
116 de 164 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
¿Quieren quedar estupefactos?
En mi humilde opinión, es lo mejor que se ha hecho en toda la historia del Séptimo Arte. El talentoso Mario Puzo encontró un alter ego en Francis Ford Coppola, y ambos se lucieron. No sólo es la historia de la mafia mejor contada, sino que es un verdadero drama familiar, en el que las armas quedan en un segundo plano. Sus personajes son tan humanos, tan reales, que uno termina involucrándose.

Marlon Brando (ya un inmortal) tuvo la doble fortuna de interpretar el mejor papel de su vida, y de compartir con la crema y nata de la actuación estadounidense: el talentoso Al Pacino, el vibrante James Caan, el portentoso Duvall, las geniales Keaton y Shire, el sutil Cazale.
De otro lado, el trabajo de fotografía y la excelente banda sonora (elegantemente sombría: nada mejor para la ocasión), junto al inteligente manejo de cámara, son un encanto para el buen cinéfilo.

Podría decirse que nadie ha vivido enteramente si no ha visto, una vez al menos, este prodigio.
[Leer más +]
83 de 105 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante: Tal vez ; Obra maestra: No sé de dónde sacaron la idea
El padrino. Cualquiera sea el sitio en que escriban estas palabras, se encontrarán con referencias como: obra maestra, piedra angular del cine, mejor película de todos los tiempos. Sin duda, este film tiene varias cosas notables: la música que lo acompaña, el tremendo reparto de actores que tiene, la escenografía y una que otra frase célebre como la ya archiconocida "le haré una oferta que no podrá rechazar". Es una película realizada con mucha técnica y perfección, sin embargo, para llegar a convertirse en obra maestra, una película no sólo debe estar bien hecha, sino también debe lograr conmover. Según mi opinión, aquí es donde falla "El Padrino". Indiscutiblemente cuenta con muchas escenas interesantes, golpizas, matanzas, amenazas, pero ninguna me hace sentir, ninguna me motiva, ninguna me cautiva. No siento lo mismo que experimenté al escuchar el desgarrador grito final de William Wallace al culminar "Braveheart", ese freeeedoooom que pasó a la historia y dio el pincelazo final a esa obra maestra. O escuchar las reflexiones finales del hijo de Edward Bloom sobre su padre a medida que se va alejando el gran pez en "Big Fish". Esas escenas que tocan profundamente nuestro ser son indicios de que estamos precenciando arte, que trascienden nuestros sentidos externos y llegan más allá. "El Padrino" es una obra maestra en el sentido de lo correcto, lo bien hecho y lo preciso, sin embargo, ninguna de sus tan aclamadas escenas me hizo sentir algo similar a los casos mencionados anteriormente. Como cátedra de rodaje sirve, mas no como cátedra de verdadero cine. Lógicamente, mi opinión aparecerá en la última página de las críticas por ir contra la corriente, sin embargo, prefiero ser honesto y no popular en vez de seguir los pasos de una multitud cuyo razonamiento crítico ha sido embaucado por los tan conocidos "expertos".
[Leer más +]
172 de 290 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una Gran Decepción. Es hora de Dormir.
Primero decir que me quedo a cuadros cuando leo a cierta gente faltar el respeto por no coincidir en gustos y "atentar" contra "la mejor película de todos los tiempos". Como si fuera una cátedra, como si fuera un dios y los que no lo adoran unos herejes.

El cine es arte y como tal no puede valorarse como una ciencia exacta. Esta película es buena, ésta es mala. Me dan escalofríos cuando leo " ésta película es una obra perfecta y punto". Yo jamás diría algo así de mis películas favoritas. Si a alguien no le gusta, no le gusta y punto no hay que darle más vueltas. Los gustos lo son todo a la hora de valorar cualquier obra de arte, ya sea un cuadro, una escultura , un tema musical o una película. La objetividad real es imposible y estamos nos guste o no, condicionados por nuestros gustos, creados a partir de nuestro entorno , vivencias etc...

Bueno, dicho esto, la película me parece soporífera. No encuentro mejor forma de definirla. Es lenta con ganas, cada plano, cada secuencia, está estirada hasta la saciedad. La he visto 2 veces y no veo cual es el motivo por el cual la gente la eleva a nivel de "Obra Maestra".

¿ Qué está bien filmada ? ¿ Qué es correcta academicamente hablando ? ¿ Qué los actores hacen un trabajo genial ? Por supuesto, no lo discuto; pero nada de ello hace que la historia me enganche, nada de esto hace que la historia no me parezca lenta y aburrida. Y no hay ninguna escena que considere brillante, ninguna que se me quede grabada en la retina, nada. Y por supuesto ninguna sorpresa, todo se ve venir a la legua.

La primera hora es un suplicio, la primera vez que la vi hice un esfuerzo para no quitarla. Y eso dice mucho.

El único momento en el que la película coge algo de fuerza, para luego perderla, es cuando Michael toma las riendas y llega la famosa escena del restaurante...luego vuelve a caer a lo soporífero.

Lo dicho, en mi opinión, un tostón de magnitudes mastodónticas. Pero es sólo mi opinión, no me echéis a la hoguera.
[Leer más +]
135 de 230 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Crimen y poder
Gran film de Francis F. Coppola, quinto de su filmografía, realizado cuando tenía 32 años. El guión, de Mario Puzo y del propio Coppola, se basa en la novela "The Godfather" (1969), de Mario Puzo. Se rueda en exteriores de NYC, New Jersey, California, Las Vegas y Sicilia y en los Paramount Studios. Gana tres Oscar (película, actor principal y guión adaptado). Producido por Albert S. Ruddy ("Million Dollar Baby", Eastwood, 2004), se proyecta en preestreno el 15-III-1972 (NYC).

La acción tiene lugar en NYC entre 1945 y 1958, con desplazamientos ocasionales a California, New Jersey, Las Vegas y Sicilia. En cierto modo se puede considerar que la obra constituye una versión actualizada de "El rey Lear", de Shakespeare, y también, una revisión puesta al día de "Scarface" (Hawks, 1932). Supone la revisión, renovación y actualización del género negro. Ofrece una visión desde dentro, creíble y estremecedora, del mundo de la mafia americana, a través de una saga familiar de origen siciliano.

El film suma drama, thriller, crimen y melodrama familiar. La narración se presenta ordenada cronológicamente, aborda con elegancia temas violentos, sórdidos y sombríos, se sirve de la técnica de las acciones simultáneas (bautizo) y combina el relato de la boda con una brillante presentación de los personajes. El ritmo narrativo es pausado, con aceleraciones y desaceleraciones acordes con la intensidad de la acción, y notables subrayados que proyectan solemnidad sobre el ejercicio del poder en el mundo del crimen organizado. Ofrece una soberbia escenificación del mismo (besamanos, caravanas de coches, guardaespaldas, atención de favores, luces doradas...), de sus rituales, manifestaciones, reglas de lealtad y sumisión, normas de transmisión hereditaria y personificación (don Vito y Michael).

Explica con realismo y crudeza la dimensión criminal y terrible de la organización. El título del film se atribuye, sucesivamente, a don Vito y a Michael. Presenta algunas viñetas sociales entrañables, como el paseo de los novios por las afueras de Corleone. El bebé del bautizo (Michael Rizzi) es Sofia Coppola, la hija del realizador.

La música, de Nino Rota, ofrece un acertado tema principal, triste, melancólico y de aires fellinianos, tomado de "Fortunella", canción popular italiana. Como música añadida se escuchan fragmentos clásicos (Mozart, J.S. Bach, Verdi), clásicos modernos (Irving Berlin) y composiciones del padre del realizador, Carmine Coppola (boda). La fotografía, de Gordon Willis ("Manhattan", Woody Allen, 1979), de colores brillantes, compone claroscuros muy contrastados, sugerentes y ricos en simbolismo. Envuelve los escenarios reservados al poder en la organización con sombras profundas. Aporta una descripción precisa y acertada de los ambientes, cuenta con interpretaciones muy notables y es elevado el nivel que alcanza de intensidad dramática.
[Leer más +]
46 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Es muy buena pero...
Cuando te ves una película que está considerada como una de las mejores realizadas en toda la historia, esperas que sea el no va más. Y sin embargo, te encuentras una historia notable, sin fallos, muy bien contada, pero que no se parece en nada a aquella otra de arte que tu tenías en mente que verías antes de empezar.

¿La película es buena? sí, ¿Los personajes actúan correctamente? sí, ¿tiene un guión decente? sí, pero en líneas generales, esta película no la recordaré por nada en especial, sino por ella en su conjunto, no fue una película que provocase en mi ningún sentimiento, y aunque no creo que la olvide, tampoco creo que la vuelva a ver.

Tal vez, esperaba un poquito más.. aún así, está muy bien.
[Leer más +]
55 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
AURA DE TRAGEDIA
Quintaesencia del cine de gangsters, cuya estética y concepción renovó absolutamente tras su estreno, y obra maestra de la historia del cine.

A "El Padrino" y sus dos secuelas, les cabe el honor de haber desbordado los límites del género, para convertirse en referente cultural y motivo de reflexión existencial y social.

Su deconstrucción del modelo familiar tradicional, mostrando todos los turbios entresijos de la familia Corleone, la ácida crítica hacia la corrupción jurídica y policial, su desprecio por la hipocresía de la clase política o su cuestionamiento de la jerarquía eclesiástica y sus motivaciones, convierten la saga, en una de las más demoledoras críticas sociales que el cine haya efectuado jamás.

Todo ello enmarcado en una vibrante y violenta crónica sobre la evolución de la mafia ítaloamericana en el s. XX, y a cuyos entresijos asistimos a través de la fría mirada del padrino Don Michael Corleone, a quien seguimos en su proceso de concienciación, corrupción y venganza en el primer film, enajenación, aislamiento y absoluta soledad en el segundo, e intento de redención imposible en el tercero, enfrentándose a su destino final, con aura de trágico héroe shakespeariano.

Aunque para él, la mayoría de atrocidades que ha ordenado cometer.... "no haya sido nada personal.... sólo negocios".
[Leer más +]
64 de 92 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No la vi, pero es un diez en filmaffinity
Hola, soy nuevo en la página, y me dispongo a hacer mi primera crítica (espero que me salga bien). Al principio no sabía sobre qué película escribir, pero en cuanto visité el TOP FILMAFFINITY se despejaron todas las dudas: la elegida sería El Padrino, la obra maestra de la historia del cine.

Bueno... en realidad no la vi nunca... y si la vi fue siendo yo un chaval y ya no me acuerdo... La verdad es que no me acuerdo ni viendo la ficha técnica... Ahora mismo no sé quién es Marlon Brando, aunque me suena, pero sé que Al Pacino es ese que hizo Los Padres de Ella, ¿no? Y ya de los demás actores ni puta idea la verdad... ¿Y Nino Rota no es un actor porno de los ochenta?

Eh, no os confundáis, que a pesar de todo sé bastantes cosillas del sexto arte. Sé, por ejemplo, que James Cameron, es actualmente el mejor director que hay, siguiéndole de cerca Spielberg, que fue el mejor en su momento. Y sé que Tarantino es el más revolucionario de la historia, y me encantan las películas de Kubrick aunque no haya visto ninguna hasta el final.

Vamos, que puede que no sea un experto, pero El Padrino es un diez en filmaffinity y no hay discusión que valga. Le doy la matrícula de honor y ahí se queda registrada, con el resto de mis películas favoritas: Avatar, Matrix, Snatch, 300, El Señor de los Anillos y Gladiator.

¡Si es que hasta mis almas gemelas le dan el diez!
Normal, es una peli buenísima.

Por eso me gusta tanto esta página, porque ahora, además de leer las críticas de Crepúsculo o de las últimas pelis de Angelina Jolie, tengo recomendaciones de series para ver. Y como ya terminé de tragarme Prison Break, Héroes y Flashforward, pues voy a ver qué se cuece con Spartacus, porque las películas en blanco y negro como El Padrino no suelen gustarme. Es que yo soy más bien del cine que entretiene, ¿sabéis? Como EL Club de la Lucha o Resident Evil... y las películas aburridas como El Padrino no suelen gustarme.

Pero El Padrino es un diez en filmaffinity.
¡Votadla todos!
[Leer más +]
64 de 104 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Harto sobrevalorada.
En primer lugar quiero aclarar que no tengo nada contra este film ni contra Coppola (que nos brindó aquella hipnótica y maravillosa película Apocalypse Now entre otras) y me parece un film entretenidísimo y una historia excelentemente narrada, PERO no es ni de lejos la mejor película de la historia, y ese ''techo cinematográfico'' sobre el que los ''entendidos'' parlotean no son más que blasfemias y paparruchas.

Probablemente si esta película no estuviese tan laureada no rajaría tanto contra ella, porque mantiene un ritmo genial (quizá el principio algo flojo, pero bueno) y una vez la coges las riendas te es muy difícil separarte del televisor. Al Pacino está tremendo en su papel, quizá su mejor interpretación y Marlon Brando en su línea. Es MUY recomendable, y probablemente sea la mejor película hecha sobre la mafia junto a Érase una vez en América y Uno de los Nuestros.

Sólo les comunico que, si van a visionar este film, no vayan con las altas expectativas que las habladurías crean, porque la impresión final no será tan óptima.
[Leer más +]
36 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Una oferta, que no podrás rechazar
El Padrino, que se puede decir que no se sepa. Es para mi la mejor película que trata de la mafia. La obra de Mario Puzo es una obra maestra en muchos aspectos, y para mí la película es de las mejores adaptaciones de libro a la pantalla que he visto en el cine.

Cada actor parece estar escogido meticulosamente para representar a su personaje, lo que nos lleva al gran elenco de actores que bordan sus actuaciones. ¿Quién más sino Marlon Brando podría ser Vito Corleone?, o Al pacino ser Michael, James Caan ser Sonny, Robert duvall ser el Consiglieri... Todos hacen que reluzca la pasión que debió tener Coppola al hacer esta película. Porque cuando se hace una película con pasión, puedes notarlo en cada escena.

Coppola crea una película de ritmo lento que te deja disfrutar al máximo cada plano, y que a la vez es rápida ya que has de prestar los 5 sentidos para que no se te escape ningún nombre, ninguna cara, ningún movimiento... Porque en la mafia si se te escapa algun detalle como estos, puede significar tu muerte.
El Padrino es enteramente "Una oferta, que no podrás rechazar..."
[Leer más +]
60 de 97 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Lupo, la cinefilia, filmaffinity y El Padrino
Vi el Padrino cuando niño. Lamentablemente, vi también Érase una vez en América, en el cine, varias veces, en rotativo, y he de reconocer que un niño que ve ambas películas, se decide por la de Leone, que trata de mafiosos que alguna vez fueron niños. El Padrino es una película para adultos, que un niño no debería ver sino entre líneas o, para ser más exactos, entre planos. Me hice fanático de Érase una vez en América, que hasta hoy es una de mis pocas superfavoritas, junto a Harakiri de Kobayashi, Vértigo de Hitchcock y El Espejo de Tarkovski.

Pasaron años y escuchaba comentarios acerca de que El Padrino era la mejor película de la historia, o una de las mejores. No quería volver a verla, pensando que encontraría sangre y violencia, sudor y lágrimas, pero no mucho más. Hoy decidí alquilarla y verla. Al mismo tiempo, enciendo el computador y empiezo a revisar las críticas de filmaffinity (costumbre que se me va haciendo casi una manía, ver películas mientras compulso las críticas correspondientes). Estaba terminando la película, cuando me topo con una crítica de Lupo, una crítica valiente y sensible, el testimonio de un auténtico cinéfilo y de una persona muy interesante. No voy a hablar de esa crítica, recomiendo que la lean y la disfruten. Sólo diré que si El padrino se convirtió hoy en una de mis grandes películas favoritas, es gracias a que ya estoy adulto, puedo comprender las pasiones y las oscuridades humanas, pero también gracias a algo que leí en la crítica de Lupo, a algo que dijo su madre cuando pidió ver la trilogía de Coppola en sus horas postreras. Y gracias a filmaffinity por permitirnos acceder no sólo a los pensamientos de los amantes verdaderos del cine, sino también a la magia de su cotidianeidad y a su humanidad íntegra.

Así que Lupo, un brindis de corazón por esta página maravillosa, y gracias por mostrarnos la grandeza de aquellos que te dieron la vida.
[Leer más +]
39 de 56 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Historia del cine V: la cosa vostra
"El Padrino" es una película especial en muchos sentidos, pero de todos esos sentidos ya hablan las más de trescientas críticas que escribieron por aquí antes que la mía así que paso de repetirlos. Aunque voy a llevar cierta contraria a muchos de sus detractores, aquellos que dicen que "El Padrino", a pesar de ser técnicamente irreprochable, no inventa nada.

Bueno, lo cierto es que a primera vista, "El Padrino" es poderoso cine clásico con muchos planos que impresionan pero no porque te estén transmitiendo cosas que nunca antes se habían transmitido sino precisamente porque parecen condensar todo lo bueno del cine de siempre en su esencia pura. "El Padrino" tiene mucho de compendio, más que de revolución: "El Padrino" es como cuando se decía que "La pasión de Juana de Arco" había matado al primer plano; se puede decir que la película de Coppola mata al cine clásico porque ya dice todo lo que se dijo antes y lo dice con ademán definitivo. Esto es lo que hubo y lo que hay. Y vale ya.

Pero aunque realmente en ese aspecto no hay invención, "El Padrino" crea e indica un concepto externo en un mundo en principio tan poco afín al término como el mundo cinéfilo y este concepto es: hacer la mili.

Sí señores, todo cinéfilo tiene que pasar alguna vez en su vida por la trilogía de Coppola. Puede pasotear de "El acorazado Potemkin", de "Los siete samuráis", de "Casablanca", incluso de "Ciudadano Kane". Pero en algún momento de su vida celulóidica, ha de tragarse sí o sí "El Padrino", "El Padrino II: corrupción en Miami" y "El Padrino III: una noche en la ópera". Y lo que es más peor: tampoco se libran las mujeres ni los lisiados.

Sin embargo, no acaba aquí el concepto mili. Como en el servicio, los nuevos reclutas se dividirán en dos tipos: aquellos a los que en el fondo les mola el rollo marcial, son más machotes que nadie y se convierten en los más jefes del regimiento; y los otros, los que echan de menos a la familia, no entienden nada y sólo quieren irse a su casa. Aquí lo mismo, está el recalcitrante que ya se está corriendo vivo en los primeros cinco minutos y el sufrido que anda mirando el reloj a ver cuando se acaba la puñetera boda y pasa algo interesante.

Como no y sea cual sea la impresión que se haya obtenido en el momento, en cuanto los reclutas han terminado la trilogía de marras mirarán con disciplencia a los no iniciados y soltarán aquello de:

"Oh sí. Fueron los mejores años de mi vida".
[Leer más +]
39 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Condenado.
Como todo el mundo destaca las bondades del padrino yo haré una lista de lo malo. Lo único malo que se puede decir de esta película es que como la veas una sola vez estarás condenado de por vida a revisitarla frecuentemente. Cada vez que la pilles haciendo zápping, o que alguien te diga te apetece ver el padrino te quedarás pegado a la butaca 3 horas sin remedio.
Otra cosa mala es que te quedas con ganas de saber más cosas de Sonny, de Clemenza, de Tessio, de Fredo, de Barzini, de Al Neri, de Luca Brasi y de todos los gigantescos-carismáticos personajes secundarios que pueblan la trama. Sobre todos ellos se podría hacer una película por si solos.
No hay excusas para no verla. Auna cine de calidad con entretenimiento de una forma nunca igualada. Te empujará a ver el resto de la trilogía y todas son excelentes. Para mi la mejor película de todos los tiempos.
[Leer más +]
28 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La historia (de mafia) más grande jamás contada.
Reconozco que soy un enamorado de las películas de Mafía. La culpa la tiene la trilogía de "El Padrino". Mi actor favorito en la historia del cine es Marlon Brando. El mejor trabajo de la carrera de Marlon Brando es el de Vito Corleone. Por tanto esta película lo tiene todo para ser mi pelicula favorita. Aunque, en mi caso, eso de película favorita es muy variable. Depende de etapas de mi vida, de momentos concretos, de estados de ánimo. A la pregunta de cual es mi pelicula favorita puedo contestar desde "El Padrino" hasta "Vértigo". Desde "Pulp Fictión" hasta"Con faldas y a lo loco". Desde "El hombre que mató a Liberty Valance" hasta "Annie Hall". Desde "El séptimo sello" hasta "Ben Hur". Desde "M, El vampiro de Düsseldorf" hasta "Tiempos modernos"... etc
Lo que está claro es que está es una de mis pelis favoritas porqué Coppola supo, como nadie, mostrarnos el lado "romántico" de la Mafia. Quizás sea políticamente incorrecto, e incluso malvado tener como ídolo a Vito Corleone. Un asesino, un extorsionador, pero un hombre poderoso. La erótica del poder. ¿A quien no le habría gustado, alguna vez en su vida, ser como Vito Corleone?.
En cuanto a los actores poco tengo que decir. Están súblimes. Nos hacen conectar enseguida con esa atmósfera tan llena de contrastes radicales. Por una parte tenemos el respeto a valores tradicionales como la familia, el matrimonio, el lugar de origen... pero por otro lado estamos ante una familia de criminales. ¿Cómo podemos sentir admiración por gente tan detestable?, ¿qué motivo nos hace admirar a criminales?. Yo no lo se. Entiendo que la gente admire a Superman, un héroe, salvador del mundo. Entiendo que la gente admire a Espartaco, un pobre esclavo vendido como gladiador que pone en jaque al imperio romano. Pero ¿porqué admiramos a Vito o Michael Corleone?, dos criminales sin escrúpulos.
Esa es la magia del cine.
[Leer más +]
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo