arrow
7
¿La comedia moderna trash definitiva?
“Borat” habla de un choque cultural-geográfico utilizando el falso documental, un tema empleado y explotado hasta la extenuación en infinidad de series y películas.
Pero ese mismo choque traspasa la pantalla y se produce en el espectador en forma de un digno estudio sociológico: va camino de ser del estreno en España del 2006 más controvertido.

Contradictoriamente y sorprendentemente “Borat” ha sido la película americana al 100% (“United 93” es una coproducción) con las mejores críticas del año (por encima de “The departed”, “Volver” o “Banderas de nuestros padres”) y va camino también de ser una de las más taquilleras del 2006 en el box office americano.

Esta suma de degradaciones verbales y físicas no sólo es una casi perfecta combinación de “South Park”, “Jackass” y “Torrente”, va más allá. Al de un ejercicio inteligente para realizar una radiografía del american way of life utilizando la herramienta más simple: “Hola, me llamo Borat, soy idiota, vengo de un país de trogloditas y quiero ser como vosotros. Ayúdame.”
La imagen que se desprende del pueblo americano no podría ser más sórdida y aterradora.

Lo mejor es que parece un documental de cámara oculta, ya que es imposible adivinar si los personajes que aparecen entre los “sexy times”, peleas zafias a lo 69, chistes dañinos y malsanos y esa apología del humor soez de trazo grueso son reales o simples actores.

“Borat” es pura basura execrable que llega a los límites de demencia moral más ignominiosos vistos en una pantalla en mucho tiempo, para convertirse en una lluvia de carcajadas y granizo de sonrisas.
Todo un mérito y un pecado que muchos no podrán perdonar.
¿Se equivocaron de sala o de iglesia?
[Leer más +]
163 de 219 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Tan irritante como divertida (7.5)
Quiero dejar clara una cosa antes de comenzar: la parodia que hace de unas retrógradas y palurdas costumbres kazajas totalmente inventadas me parece una falta de respeto inexcusable hacia ese país. Seguramente si el personaje hubiera sido español me habría sentido muy ofendido y mi nota habría cambiado muchísimo (enésima muestra de hipocresía por mi parte). Y dicho esto, he de reconocer que sus chistes me hicieron muchísima gracia, tanto los que se ceban con los paletos del pueblo de Borat como, sobre todo, los que lo hacen con el pueblo estadounidense.
La película tiene una parte de ficción y otra de documental ficticio en la que se gastan bromas al estilo "Inocente, inocente" a unos entrevistados que tendrían que esperar al estreno en cines para descubrir que fueron víctimas de ellas. A la primera corresponde, claramente, todo lo relacionado con el pueblo kazajo, la realización del documental para la televisión kazaja, Pamela Anderson (el amor platónico de Borat), etc. A la segunda, las entrevistas a Bob Barr, diputado republicano del distrito 7 de Georgia, al que le ofrece a probar un queso que su mujer (la de Borat) "hace con leche de su propia teta", a Alan Keyes, político ultraconservador de color (negro) en cuya entrevista Borat se sorprende al ir atando cabos y descubrir que los amigos que hizo el día anterior en la cabalgata del orgullo Gay (la fiesta tradicional americana, según él) eran homosexuales, cosa muy mal vista en Kazajstán ("¿Qué es palabra gay? ¿Usted dice a mí que hombre que intenta meterme puño di goma por ano era homosexual?"), a Ilham Äliyev, a las feministas, y muchos momentos más, como la visita al concesionario, al rodeo, etc. El resto de escenas son difíciles de clasificar, no sabría adivinar el grado de preparación que tenían desde el guión; es decir, que no sé si los extras eran actores o gente de a pie. Y esto logra un clima interesante en la película, pues la simple posibilidad de que las reacciones de algunas de esas personas fueran naturales llega a sobrecogerme a la vez que troncharme de la risa (el mejor ejemplo de esto es la escena del rodeo, cuando Borat es invitado por los organizadores a hablar ante el público y dice que "desde Kazajstán apoyamos su guerra de teror, pido EEUUyUE elimine hasta último terorista, pido Geroge Bus bebe sangre hasta último niño y mujer de Irak", y el público prorrumpe en un una estruendosa ovación).
La cutrez es algo intencionado y adecuado al espíritu de la película, así que no puedo considerarlo como una fallo sino como todo lo contrario. Cohen no es lo que se dice un actor de método, pero, a pesar de que nunca llega a hablar kazajo, sino algo parecido a hebreo (es de ascendencia judía), logra dar el pego y engaña a todos —de hecho, durante el rodaje tuvo problemas con la policía hasta en 91 ocasiones.

(Sigue en Spoiler. Sólo desvelo un par de chistes que incluso podrían ayudar al que no haya visto todavía la peli.)
[Leer más +]
81 de 102 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Immoral
Hoy en día existe la creencia buenrollera de que las tradiciones y las costumbres de todos los pueblos son igual de válidas, y que cada lugar tiene su "cultura" y que no hay que no hay "culturas" mejores ni peores. Y sin embargo salta a la vista que hay paises que son mucho más cutres que otros, y que en gran parte del globo todavía no han llegado los bidets ni los valores de la Ilustración ni la Revolución Francesa... mientras que en otros paises superdesarrollados e hipertecnologizados, pueden tener muchos humos pero si rascas un poco bajo la superficie, te encuentras todavía un sustrato de sexismo, homofobia y racismo que te cagas.
Esto podría expresarse en forma de sesudo analisis sociológico, pero queda mucho mejor expresado en forma de falso documental sobre un paleto kazajistanés de viaje por los US&A, protagonizado por un judío inglés sin ningún respeto por la América profunda ni mucho menos por las profundidades del Asia central.

Y probablemente sea immoral hacer películas que se burlan del choque de civilizaciones, pero resulta divertidísimo verlas.

De hecho, en una de las mejores escenas de Borat, un "experto en humor" le está enseñando al guiri a hacer insípidos juegos de palabras, y le explica que en América no es correcto burlarse de las minorías ni de las mujeres ni de los retrasados mentales... y entonces el guiri empieza a contar una anécdota protagonizada por su hermano retrasado y su hermana puta, y es imposible parar de reir.

Lo dicho: una película immoral, que recomiendo de todo corazón.

Hacía años que no me reía tanto sin ir borracho.

Nota: matrícula de honor.
[Leer más +]
95 de 138 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un exceso bastante divertido
- ¿Entonces puedo bromear sobre mis relaciones sexuales con mi suegra??
- "No creo que ese chíste le resulte gracioso a un americano".

Es el diálogo que quizá define mejor la reacción de "una mente bien pensante", ante la mordacidad de Borat, una continua crítica siempre grotesca y agresíva; pero certera y divertida para todos los que disfrutamos con el llamado "humor grueso".

En forma de falso documental, se nos cuenta la historia de Borat; un reportero que trata de grabar un reportaje para el gobierno de Kazajstán, con el fin de tomar ejemplo, y seguir el modelo de vida y costumbres del americano de pié. (Nótese ya la ironía de entrada..)

Una vez presentada su intención, en la que es una de mis partes favoritas de la película por la basta ironía y acidez con la que nos describe un atrasadísimo y grotesco Kazajstán y sus anárquicos habitantes; se pasa a la grabación en Estados Unidos. Y en una combinación de cámaras ocultas y ficción delirante, se ataca todo tipo de moral, religión, liberalismos, conservadurismos y todo lo que se mueva... es decir que no deja títere con cabeza.

Todo un ejercicio de provocación que busca agitar al más pintado y que invita a que nos riamos con una crítica tan loca y brutal, que hace que riéndonos de todo y de todos (hasta de nosotros mismos), nos planteemos en tomarnos el mundo un poco menos a la tremenda.

Absténganse los políticamente correctos y los dogmáticos del séptimo arte, esto es para relajarse y reirse del mundo entero.... ¡¡hasta del cine!!. Seis estrellitas le doy, porque aún así la peli no es muy buena, solo para pasar un buen rato con sus locuras.

PD: ¡¡Atentos a una banda sonora que bebe de Goran Bregovic!!

Disfrútenla.
[Leer más +]
23 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Es una mierda, pero me he reído
"Borat" es un falso documental de formato y contenido cutre-salchichero.

Hay dos tipos de humor. El sano, que es reírse de uno mismo o de lo propio. El "hijoputesco" es reírse de los demás o de lo ajeno. Sacha Baron Cohen es inglés, y utiliza el segundo tipo de humor para ridiculizar a Kazajstán y a los USA. Pero el muy joputa a veces tiene gracia.
Me hace gracia las críticas que dicen que hace una radiografía de la sociedad estadounidense. A todas las sociedades se les puede sacar frikismo. ¿O crees que aquí en Europa no hay frikis? Es más, ¿en tu barrio seguro que no hay? Y aún más, ¿estás seguro que en tu cerebro no hay restos?

Bueno, pues como yo también debo ser algo joputa, pues me he reído. Más en la primera parte del film, que en la segunda cansa y decae.

Por supuesto que no la recomiendo... a no ser que quieras sacar tu joputa fuera y reírte de mala manera. Tú mismo... yo lo he hecho.

Hala, ya me puedes fusilar por insultar al personal ¡Serás joputa!
[Leer más +]
115 de 213 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
¿De qué coño nos reimos?
Sí, muy bien, crítica mordaz, sátira social, choque cultural, yo soy tonto pero tu lo eres más y tal y tal.. pero, ¿para reírse "con ella" o "de ella"?.

Está claro la intencionalidad de Borat, hay que visionarla desde una perspectiva totalmente subjetiva e ilógica. Pero ojo, no debemos confundir, humor mordaz, agudo y políticamente incorrecto, con humor de calidad; aunque claro, para gustos, ya sabemos...y de criterio, ya ni hablamos,(esto es como en el fútbol, todos llevamos un selecionador dentro).

Borat desde mi punto de vista es una gran mierda, eso sí, ha habido momentos en los que me he reído, ¿pero como no te vas a reír? igual que si lo haces con cualquier otra frikilada similar; ver a Paco Porras con cuatro nabos y una col en la cabeza, era y es una mierda, pero en su momento, todo dios se partió el ojal viéndolo, y un tanto de lo mismo con los "Pozí" , terremotos de Alcorcón y demás especies y subespecies del mundo friki ibérico e internacional.

Pero intentar crear un supuesto estilo de comedia transgresora, con un friki de champion league, dónde sus bases como personaje son el chiste fácil, machista, xenófobo, homófobo y constantemente grotesco y vulgar.... pssss, pues que ya está muy visto; South Park ha hecho lo mismo durante años, pero creo yo que con más dosis de humor negro y más calidad; y Los Simpsons, por ejemplo , nos trasmiten de la forma más efectiva el "american way of life", sin necesidad de ver como un gilipollas acaba incrustando su cabeza en el mismo ojete del culo de su mórbido colega, .....¿cual es la crítica o sátira de esos planos?...,¿graciosa la escenita?, ¿es desagradable, o es divertido meter la cabeza dentro del culo de un obeso mórbido?, ¿nos reímos de las putas?, ¿nos reímos de los deficientes mentales?, ¿nos reímos de los gordos?, ¿nos reímos de nosotros mismos?,o ¿de que coño nos reimos?.

-¡Amparo! ¿Tas fuamo un porro?....-Pozí..

Sí Pozí sí, nos reíamos de tí, no contigo, es decir, nos reíamos de un individuo retrasado, tarado y con chepa..., todo un puto logro sociológico, ¡si señor! como los "geniales" Jackass, que también arrasan en taquilla, y comparten cierta esencia con Borat...¡que legado cultural mas cojonudo!; quizá es que no soy lo suficiente Friki , o posiblemente no disponga de un criterio acertado, para pecatarme de la "grandeza" de esta comedia, ya que según muchas de las críticas oficiales,( por ej."la película más gloriosamente divertida","astuta estrategia de discurso, por la rotundidad de su humor") y algunas que he leído de los "gurús" de FilmAffinity, como que Borat puede ser el precursor de la comedia moderna, con el peligro que corremos algunos de ser catalogados como retrógrados sin sentido del humor, si no nos partimos el culo con este despropósito majadero.

sigue sin spoiler...
[Leer más +]
161 de 307 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
En Kazajstán aman al señor Baron Cohen.
Una especie de Jose Luis Torrente kazajo, aunque delgado y sin mala leche, va a los states a realizar un documental sobre las costumbres americanas, pero al poco de llegar a Nueva York descubre la serie Los vigilantes de la playa y, enamorado de Pamela Anderson, decide ir hasta California para casarse con ella. El arranque es brutal y mantiene el ritmo hasta la mitad del film, donde comienza a decaer progresivamente llegando a un punto bastante aburrido de road-movie delirante.
Hasta entonces, el tal Borat no ha dejado títere con cabeza: chistes sobre retrasados, incesto, judíos, negros y gitanos; bromas sobre el feminismo, la homosexualidad y el american way of life; pero, sobre todo, una burla del pobre país de Kazajstán cruel y desmedida.
Como en Torrente, te ries mucho y con ganas... pero los valores críticos que algunos sesudos han visto en esta peli brillan por su ausencia. A destacar algunos diálogos por su monumental irreverencia, y una serie de pequeños detalles de los que hay que estar muy atento (en el spoiler, tres, incluyendo el de la tira negra sobre el desnudo que se menciona en la crítica anterior).
Tan recomendable como pueda ser una mezcla de Tarzan en Nueva York y Torrente, que consigue tanto escandalizar como provocar la carcajada.
Sin hipocresías, diré que los chistes de judíos y gitanos me hicieron lagrimar de tanto y tanto reír.
[Leer más +]
29 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Desenfadada
Borat es una de las mejores bazofias que he visto en mi vida. Es original, graciosa, soez, desagradable, tonta, mordaz, facilona, atrevida, incorrecta, y además consigue sacar lo peor de muchos inocentes, aunque lo peor, es el propio borat, alguien que jamás desearías como vecino. Lo tiene todo, lo bueno y lo malo. Frescura oscura para las pantallas de cine.
[Leer más +]
28 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Que grande es el cine
Si, el cine donde ví esta mierda de peli era grandísimo. Mi teoría con respecto a esto es la siguiente: mucha gente antes de nada lee las críticas. Si allí pone "humor inteligente" entonces su subconsciente le dice: "si soy inteligente me tiene que gustar esta película porque su humor solo lo entiende la gente inteligente". Entonces, una vez vista esta aberración, esta sucesión de asquerosidades, insultos, falta de respeto, puteos etc...dirá que es una obra de arte.
Pero como yo no soy muy inteligente digo: Menuda porquería acabo de ver en esta gran sala de cine. Borat vete a reirte de tu madre.
[Leer más +]
26 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Borat o El arte de tocar las pelotas con chispa y salero
Tenía mis reparos a la hora de animarme a ver Borat, sobre todo recordando el anterior trabajo de su protagonista en la horrible Ali G. Pero he de reconocer que me he reído a carcajadas y me he quedado con ganas de más.
Socarrona, fresca y entrañable. Aunque en el último tercio decaiga un poco, nunca me cansaría de ver la escena de la cena de parejas decentes y estiradas amenizada con los fallidos intentos por integrarse en una cultura compleja y ajena de ese estandarte de la espontaneidad y la incorrección política llamado Borat. Y no desvelo más.
Risas y entretenimiento asegurados.
[Leer más +]
24 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
A veces me siento taaaaaaan cansado...
"Borat te hará reir hasta que te duela", dice Peter Travers, de Rolling Stone. "Estoy deseando verla por cuarta vez", dice Lou Lumenick, del New York Post. Pues yo, con una vez he tenido suficiente y de sobra, y lo único que me ha dolido ha sido el bolsillo. Cuando llevaba dos minutos de film ya he intuido cómo serían los 82 restantes, y como divertimento extra, para que el aburrimiento no fuera total, me he propuesto llevar mentalmente la contabilidad. No ha sido difícil: el film ha conseguido arrancarme dos sonrisas.

Humor del más zafio, la mayoría de las veces escatológico. Humor del que produce vergüenza ajena, del que hace que uno se pregunte cuánto nos falta todavía para tocar fondo. Un film de 84 minutos (no es mucho) que se me ha hecho largo. A los espectadores de risa facilona, se la recomiendo encarecidamente. És de ese tipo de cine. Aquellos a los que os guste el humor inteligente, seguid leyendo la cartelera.
[Leer más +]
83 de 154 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Sacha Baron Cohen me la volvió a colar...
En la línea de Ali G (pero algo menos absurda creo yo), Borat nos sumerge en el viaje de un reportero kazajo por los Estados Unidos.
Hablando de la película en sí, es malísima por Dios, con un humor de un gusto dudoso (yo me rei dos veces en toda la película...), realización pésima, se hace larga (y dura unos 84 minutos), el guión da vergüenza ajena, las interpretaciones dejan mucho que desear (me parecen algo forzadas). En resumen, pensaba que presenciaría una comedia fresca e INTELIGENTE, pero, si llamamos humor inteligente ver a dos tíos corriendo en pelotas por el pasillo de un hotel, pues... (además de que ya está muy visto).
El dos que le he dado es por las dos veces que me reí en toda la película. Juzgad vosotros mismos, puede que os guste, pero a mi personalmente me ha parecido un bodrio infumable.
Saludos!!
[Leer más +]
23 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Que le voy a hacer, me reí.
Reconozco que es muy fácil reírse de ciertas cosas, que la mayoría de las bromas de la película son ofensivas, que tiene momentos vomitivos... pero que le voy a hacer si me reí. No es la mejor película del mundo, no es una obra maestra para darle un 10 a la altura de Casablanca, pero en su cometido creo que es una película eficaz. La propia cinta hace que llegue un punto en el que te relajas y comienzan a hacerte gracia situaciones y chistes de los que quizá jamás te habrías reído. A mí por ejemplo el machismo no me provoca mucha simpatía pero en esta película me reí bastante con ello. Creo que han conseguido que por un momento no te tomes en serio las cosas que tanto preocupan hoy a los occidentales y todo ello desde una crítica que no entiende de corrección política ni de límites.
Lo mejor de todo es que se critica sin prepotencia y quizá lo que menos me ha gustado es la escatología excesiva en algunos momentos (o a lo mejor soy yo que lo mire por donde lo mire estas cosas sí que no me hacen mucha gracia) aunque en alguna que otra escena tiene su punto.
La recomiendo porque tiene chistes memorables y porque el propio personaje es una creación irrepetible. Así que olviden sus prejuicios y pasarán un buen rato.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Humor inteligente
Es muy fácil criticar esta película, y está claro que o te gusta mucho o te parece una infame tonteria, pero esto no es malo, es mejor crear odios y amores que pasar desapercibido con un mediocre 5.
Borat va a Estados Unidos con el objetivo de mostrar a sus compatriotas de Kazajistán la grandeza, poder y fuerza de la nación más importante del mundo. En su viaje intentará aprender de Estados Unidos y lo que consigue es hacer una película que dejará a los americanos preocupados. Me gustaría ver la cara de la gente que sale en la película al descubrir que estaban saliendo en un falso documental.
Borat se rie de todo y de todos, y nos hace ver que las cosas no son ni tan serias, ni tan grandiosas ni tan importantes como creemos.
Para mi es la película mas divertida que he visto en mi vida, nunca me he reído tanto, y si la vas a ver te recomiendo que veas entrevistas que dio en la tele para promocionarla, como cuando aparece en la Fox o en el show de Letterman. He visto después de ver la peli escenas de su programa y aunque puede que se repita todavía podría haber sacado mas escenas conflictivas.
Sacha Baron Cohen es un gran actor, no es fácil meterse en la piel de Ali G y cambiar de registro así. La gente que ve a Borat y aparece en el film piensa que el reportero de Kazajistán es tonto perdido, un retrasado, un desgraciado del tercer mundo y lo que consigue Borat es que esas personas queden totalmente en ridículo.
Borat consigue poner en evidencia la supuesta superioridad cultural y social d Estados Unidos, la gente que se encuentra con Borat siente pena por él sin saber que es un humorista muy inteligente de Londres.
La película pierde fuelle al final y es corta pero tiene escenas memorables y que creo (y habrá muchísima gente que esté en contra algo que demuestra la fuerza del film) perdurarán siempre en la historia del cine. La escena del rodeo, la presentación de su atrasado pais o la cena en una casa de alta sociedad son maravillosas.
Hay que tener muchísma inteligencia, creatividad y falta de escrúpulos para protagonizar este film, si la podeis ver en inglés, mucho mejor
Es una de las pocas películas que recomendaré siempre a todo el mundo porque los sentimientos que produce son interesantes, nunca me he reído tanto en el cine y es una de las pocas películas que volvería a ver y volveré a ver. Estoy convencido de que pasará a la historia.
[Leer más +]
15 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Todos como borregos.
Está visto: en cuanto un par de críticos de cierto "renombre" ponen a una película por las nubes, porque les da por ahí....haya que va toooooda una mayoría corriendo a hacerle eco.

Aclamada?...divertidísima??...ingeniosa???....Creo que debo haber visto una película diferente.

Ácida?....irreverente??....inteligente???....Bien. Definitivamente era otra película.

No sé qué es lo que puede llegar a gustar de una película como esta, en la que todo lo que hay es el recurso del chiste soez y facilón, la chabacanería más absurda e innecesaria y una supuesta crítica mordaz de la cultura yanqui.

Si partimos de que reirse de la incultura yanqui es lo más fácil del mundo, porque ellos mismos quedan en evidencia cada vez que abren la boca, no le veo la brillantez a esta película por ningún lado.

Por otro lado, ni soy estrecho de miras ni detesto este tipo de humor, ni nada por el estilo. Simplemente, en esta película me ha parecido tan aburrido, estúpido y simple, que no alcanzo a entender según qué críticas.

A los que les haya gustado de verdad, me gustaría que me lo explicaran. A los que se dejan llevar por el borreguismo habitual en este tipo de producto (véase el ya mencionado por otras críticas caso de Torrente) y que lo tachan de genial porque "eh, mira, se le ve el culo!, jajajaja"....o porque "mira, mira....está cagando en la calle".....pues qué quieren que les diga....que el producto está a la altura del espectador en esos casos.
[Leer más +]
31 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Los Farrelly kazajistanos
Género: Comedia. Clase: Road Movie a lo kazajistano. Sub-clase: Antropo-escato-ilógica. Comedia disparatada de serie C nacida de una mente dañada en algún lugar de ese hermoso país llamado... (vaya, se me ha olvidado el nombre). Remake del "Pepe, vente pa España" pero en plan más salvaje y a lo ex-república soviética. El argumento podría haberlo firmado Tarkovski: un kazajistano se marcha a Estados Unidos, se enamora de Pamela Anderson y decide hacerla su esposa. Humor disparatado y grueso con errores y aciertos. Gustará mucho a los seguidores de los hermanos Farrelly. Lo mejor: la sarta de chorradas que se suceden sin interrupción. Lo peor: la sarta de chorradas que se suceden sin interrupción. Al final resulta un poco aburrida.
[Leer más +]
15 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Decálogo del humor
Tras el largo periplo de Borat por tierras americanas con la intención de recibir lecciones culturales que sirvan para mejorar la gloriosa nación de Kazajstán, el Ministerio de Información del mismo país se complace en presentarles todo lo asimilado por el mencionado súbdito en el siguiente informe:

1.- Tropezar, caer y chocar es gracioso. Generalmente, también funciona cualquier otro tipo de accidente físico, sobre todo, si al acaecer destroza de forma ruidosa algún objeto más o menos valioso. La risa aumentará exponencialmente cuanto más objetos se rompan y más valiosos sean éstos.

2.- Los gordos son graciosos. El efecto logrado será mayor si el gordo realiza algún tipo de actividad física para la que esté obviamente incapacitado, y en su intento, se vea involucrado en alguna de las situaciones mencionadas en el punto 1.

3.- El sexo es gracioso. En concreto, los penes y los cojones. Si el pito es de un gordo (punto número 2 del informe), se conseguirá un risa mayor. Y si el obeso con el sexo descubierto, además, tropezase, cayese o chocase con algo (punto número 1), mucho mejor.

4.- El machismo es gracioso. Más si la mujer o las mujeres en cuestión son prostitutas, y además, gordas (punto 2). Aunque también servirá cualquier otra fémina que sin ganarse la vida con el sexo (punto 3), pretenda ser tratada en mayor consideración que cualquier tipo de animal que no sea una rata.

5.- La caca, el culo, el pedo y el pis son graciosos. Aunque en la Gloriosa Nación de Kazajstán ya conocíamos el poder de esta vieja ley para la consecución de la comedia, el Ministerio de Información cree necesaria la inclusión de ésta en el catálogo, dado que Borat ha confirmado su total y absoluta vigencia en el extranjero.

Por último, el Ministerio desea hacer una especial mención a ciertos aspectos que sin ser merecedores de artículo propio en el informe, sí se consideran capaces de provocar cuando menos, la sonrisa. Por ello, y aunque no tengan mucho que ver entre sí, nos apresuramos a decir que: las religiones en general, los retrasados mentales y los violadores son graciosos.

Así mismo, nótese que a mayor acumulación de puntos o artículos del informe, mayor será la carcajada, al igual que a más grande, mayor o más largo sea la mierda de vaca, la caída, o el pito respectivamente, mayor será la risa.

Larga vida a la gloriosa nación de Ja-ja-jastán.
[Leer más +]
15 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Comicidad zafia y hueca
Sacha Baron Cohen recurre al humor fácil, escatológico, soez y teñido de connotaciones sexuales constantes, para burlarse de un país humilde como Kazajistán y añadiendo alguna dosis de crítica contra el modo de vida americano. La paciencia que sus anfitriones muestran con él en algunos momentos me parece admirable.
No son los yankees santo de mi devoción precisamente, pero hay formas mucho más inteligentes, demoledoras y realistas de retratar la "pesadilla americana". Véase "Bowling for Columbine" del estupendo Michael Moore.
[Leer más +]
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Indigestión
Borat es especial. Hay que reconocerlo. Los primeros minutos de la película, en los que el protagonista (un particular reportero de la TV de Kazajstán) hace de guía al espectador en un "tour" por su pueblo natal, son tronchantes. Sin embargo, según avanza el metraje, una se da cuenta de cuánto se abusa del mal gusto y los detalles obscenos o escatológicos, que terminan empachando.

Entiéndanme. No tengo intención de dármelas de exquisita, pero una película que cada dos minutos provoca una arcada mental... me desborda.

¿En resumen? "Borat" me parece una buena idea que no se ha desarrollado con la inteligencia necesaria y dentro de los límites deseados. Porque, sinceramente: si yo fuese oriunda de Kazajstán, estaría indignada con esta película, que puede denominarse de todo menos políticamente correcta.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
absolutamente prescindible
Esperaba mucho mas de una película que ha creado tanta polémica. Es bastante mediocre, no cuenta nada nuevo, te ries un poco y piensas que podías haber dedicado ese tiempo a otra cosa. No entiendo esas pasiones ni las iras que despierta.
[Leer más +]
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo