arrow
2
¡Bang! ¡bang!
Cine esperpéntico, desbordado en un irremediable filme absurdo, nada agraciado, de cameos al intento por salvar el naufragio, con una protagonista sin cuadrar en el rol y para seguir con temáticas del diario y lamentable acontecer del México actual, narco y corrupción.

Todo lo anterior y en resumen conforma la nueva entrega de Armando Casas, que tiempo atrás había logrado con mayor ingenio la integración de varios temas que en el cotidiano no dejan de ser estremecedores (el hampa, los secuestros, la corrupción inmersa en los medios) o bien otros que si no alarmantes se reafirman y se vuelven "aceptados" —los estereotipos sociales y raciales.

Con "Familia Gang" Casas vuelve a retomar de la retorcida realidad muchos elementos del absurdo que enmaraña la situación social y política de un país en el "despeñadero". Hace crítica certera a los llamados cuerpos de seguridad y el doble manejo de la información —una vez más expuestos, sin mayores tapujos—, aspectos rescatables del proyecto, pero que como ejercicio fílmico son insuficientes para contemplarse como una sátira de las imperdibles del género, es más, queda totalmente ensombrecida por otros títulos que anteceden y que a la fecha continúa su notoriedad al contar con líneas de guión mucho más solidas.

Familia gangster, no da para más.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo