arrow
6
Crítica de Escape Room por Cinemagavia
El cine de trampas

El manual del juego de rol basado en el cine de terror Fragmentos proponía una amplia panoplia del subgéneros. Entre éstos, destacaba el cine de trampas que pese a no poseer una gran tradición sí que es de vital importancia en el panorama de los últimos años. Con el film Cube de Vincenzo Natali como gran inaugurador del subgénero, tendríamos más propuestas como The Collector o Killing Room. Pero sin duda la película que popularizó el subgénero fue Saw (con sus siete secuelas) dirigida por el popular James Wan. Escape Room continua la tradición de este subgénero (con guiñito a Cube incluido) aprovechándose del fenómeno de las homónimas salas.

Una película competente

Para este trabajo contamos en la dirección con Adam Robitel, director especializado en el terror con sus trabajos en la cinta de culto The Taking Of Deborah Logan y en Insidious: La última llave. Respecto al reparto, contamos con un elenco joven y del mundo de la televisión. Con Taylor Russell (Lost In The Space) y Logan Miller (Zombie Camp) en los papeles protagonistas y acompañados de Jay Ellis (Insecure), Nick Dodani (Atípico), Deborah Ann Woll (True Blood, Daredevil) y el mítico Tyler Devine (Tucker & Dale contra el mal).

Un buen punto de partida

Además del concepto de la Escape Room, la película gira en torno de unos personajes interesantes. Pues estos no son elegidos porque sí, sino porque todos comparten una cosa en común: todos son los únicos supervivientes de accidentes o desastres. Un motivo que nos puede recordar a la saga de Destino Final o a Sole Survivor pero que sigue funcionando en la construcción de los personajes. Destacamos pues el buen trabajo de guion de Escape Room, fundamental en el momento de preocuparnos por los personajes y que no se conviertan en mera carne para el matadero.

Habitaciones mortales

Sin duda el gran motivo para ver la película de Adam Robitel es el diseño y funcionamiento de estas salas mortíferas. Con un ingenio a prueba de balas, asistimos a una colección de peculiares trampas temáticas: habitación horno, glaciar… Entre las que destacamos la escena del billar en la que tenemos a nuestros personajes en una sala al revés. Siempre interesante de ver la solución a los enigmas que se nos plantea y con una buena dosis de adrenalina. En todo momento sabemos que cualquiera de nuestros personajes pueden morir atrozmente. Mantener el pulso y el interés en este tipo de películas es fundamental y aquí el trabajo está bien hecho.

Algo amargo en la boca

Finalmente el gran misterio de la película es saber quien demonios puede ser el causante de tamaña locura. Aquí no voy a meter spoilers ni a destripar pero parece el camino más fácil de tomar. Y es que se ve que la productora tenía bastante fe en que este concepto (que se puede multiplicar hasta casi el infinito) funcionara. Y esto se ve en que no sólo en final te de a entender que va a haber segunda parte, sino que ya está en producción y aparentemente en las mismas manos en dirección. Así que quien sabe, tal vez estemos hablando de ella de nuevo el año que viene.

Conclusión

Escape Room es la película de puro entretenimiento de la semana. Una producción pequeña pero con buenas ideas, ritmo y personajes. Un cocktail perfecto para pasar una buena tarde en el cine y dejarse llevar. Si quieres ir a pasar un buen rato lleno de tensión y adrenalina ésta es tu película. Eso sí, jamás volverás a entrar a una Escape Room de nuevo.

Escrito por David Dominguez Martínez
https://cinemagavia.es/escape-room-pelicula-critica/
[Leer más +]
20 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Tensa, intrigante y con abundantes giros argumentales. Una propuesta potente.
Escape Room es una propuesta potente, es una película original que explota una mecánica basada en una mecánica de escapes room extremas a vida o muerte. Con influencias de saw y destino final se nos trae una propuesta basada en intrigas, aventura y un componente de thriller psicológico interesante que nos mantiene enganchados jugando con nosotros mentalmente haciendo en nuestros cerebros distintas teorías que se van moldeando de forma personal a medida que nos van sorprendiendo los diversos giros argumentales que nos van dando pistas de los derroteros por los que va la trama. Personalmente os puedo decir que no me esperé nada de lo que terminó ocurriendo pues la película tiene varios tonos entre el inicio y la parte final que hacen del conjunto una obra más impredecible.

Esta película la he visto en un preestreno el mes pasado y ha sido un visionado muy agradable que me ha divertido pero no me ha convencido tanto como películas como Destino Final personalmente, pero aún así el enfoque artístico me parece acertado y es una película con una personalidad propia muy marcada.

La verdad es que creo que necesitamos ver más a menudo esta clase de propuestas trabajadas, sorprendentes y con cierto atrevimiento creativo sin demasiadas pretensiones. Esta clase de película con aventuras mortales y que busca construir ambientes de tensión a la par que divierte atrapando al espectador en un pequeño viaje, esta clase de cine es uno de los que merece ser disfrutado y de los que muchas veces puede traer agradables alegrías.

Las interpretaciones son acertadas, la fotografía está genialmente trabajada, las situaciones son originales y la ambientación está muy bien creada con una atmósfera de tensión muy bien conseguida.

¿La recomiendo?
Sí, de hecho sale una semana tras Capitana Marvel, os recomiendo que sea vuestra visita al cine de la semana del 15 de Marzo porque es una buena película de un estilo poco habitual últimamente en los cines.
[Leer más +]
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El cubo 6
Esta producción intenta ser una mezcla de Jigsaw y El Cubo.
Se repite la formula inicial donde esperas giros del guión pero nada, todo es previsible: ya sabes quien es el primero en palmar y quien se va a salvar.
Lo que mas me molesta es que no se decide por el tono del film, los diálogos son tontos y se lanzan bromas en momentos de tensión.
La verdad no se cual es la trama que menos me interesa: saber quién sobrevive, el pasado de los participantes o quién esta detrás de todo esto.
Las interpretaciones no llegan ni a decentes, y la verdad es que se nota que se ha gastado pasta en la puesta en escena pero fallan en la tarea más importante: tomar lápiz y papel y elaborar una buena historia.
En resumen, no gasten un duro para ver esto. Es para verla un domingo a la tarde por la tele.
[Leer más +]
14 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Con ansias la continuación
A mi me gusto la película, el final también me gusto y la verdad después de leer varios comentarios de que era aburrido y predecible para mi no lo fue; me gusto y espero con ansias la continuación... Pase un buen rato :)
[Leer más +]
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Muy entretenida
Me gustan mucho las películas con este tipo de premisa, un puñado de personajes atrapados en una situación concreta del que tienen que salir airosos con ayuda de su ingenio y/o de comprender la situación en la que se encuentran. Si es con pocas localizaciones mejor.
Escape room es eso, y si bien me metí en ella con algo de miedo por lo que había leído por ahí, debo decir que he salido satisfecha de ella.
Lo que no me gusta de estos generos es que suelen caer en un gore gratuito, es decir el uso de escenas exageradamente violentas para dar potencia a la trama. No es el caso de Escape Room quien da mucha mas importancia a la tensino que tiene la situación en si sin necesidad de añadir sangre.
El transfondo de la historia toca al tema de la moralidad, aunque creo que no han explotado suficiente ese punto y es una pena.
Los personajes están bien aunque me hubiera gustado un poco mas de exploración de sus perfiles y sus traumas, los veo poco tópicos (aunque algo de eso hay) y me ha gustado especialmente el papel femenino de esta cinta ya que muchas veces llevan el peso de la acción y no son simples accesorios, un cambio respecto algunas otras cintas de terror.
Y es cierto, recuerda a otros metrajes por el estilo pero creo que es normal que se tengan reminiscencias, dado que el genero es del estilo no solo a Cube Saw o Destino final sinó que tambien a la trampa del mal y a la Habitació 1404, no obstante es novedosa en lo que plantea,¿ y es que quien no se ha planteado nuna ahora con el ascenso de las Escape Room si de repente el jugo fuera real y no puderas salir de verdad?

Y que mas decir, la peli entretiene, te hace mantener la tensión, los puzzles de las salas son muy originales, tanto por sus enigmas como por sus trampas psicológicas ocultas... podría ser mejor, pero como rodo. Muy recomendable para un sábado por la tarde
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Escapar del pasado
Película de terror que se deja ver, con un par de buenos momentos, sin gore. El guion bebe de otros films parecidos; la originalidad no es su punto fuerte. Se alarga demasiado en su parte final. Los personajes no generan demasiada empatía, aunque tampoco provocan rechazo. Hablamos de una de esas entregas que uno olvida a los pocos días de haberla visto, que no aportan nada nuevo al género, y de la que, dependiendo de su éxito en taquilla, cabe que de lugar a un par de secuelas muy inferiores. Tiene, eso sí, dos o tres escenas chulas. No da miedo pero tampoco aburre.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Subproducto cuyo único ‘Destino Final’ es reventar la taquilla.
No falla, si está de actualidad, Hollywood acude raudo a la llamada de cualquier idea que aún no haya expropiado, por mucho que acabe bajo una serie de filtros, o lugares comunes que el engranaje de La Meca del Cine es incapaz de esconder, y aunque solo sea porque al final debe lucir bonito, y todo lo barato que sea posible, factores claves en este nuevo renacer del género de Terror y Suspense.

Hablando de presupuestos, Sony se sube al carro de la Blumhouse para competir, con apenas 9 millones de dólares, con un trabajo tan evidente como su propio título indica, en el que seis desconocidos se ven atrapados en una puñado de habitaciones, donde tendrán que cooperar y resolver una serie de enigmas contrarreloj, si quieren sobrevivir a tan extrema experiencia.

Nada nuevo, al menos que no haya sido explotado en otras franquicias como ‘Saw’, y lo peor, si contuviera algunas dosis de gore, o alguna mayor cantidad de mala uva como aquella, quizás se las habría arreglado para distraer un tanto, la gran cantidad de defectos de los que hace gala, y que la acerca a ese tipo subproductos como ‘Destino Final’, a la que une una vocación muy parecida.

Todo esto funcionaba mejor bajo la protección de la Serie B genuina, títulos como ‘Cube’ (1997) de Vincenzo Natali, si conseguían atrapar al espectador en su inquietante imaginario, transmitiendo tensión y claustrofobia a partes iguales, lo cual convertía su ingenioso y macabro planteamiento, a una experiencia tan tensa como satisfactoria.

Personajes planos, una trama lineal y previsible, su director Adam Robitel asume tareas de narrador trasnochado, incapaz de ocultar un arranque prometedor, que se torna como un involuntario y lamentable auto spoiler, dada la incapacidad manifiesta de su principal responsable, para retorcer las historia más allá de lo convencional.

No sirve ni como crítica a ese poder oculto superior que mueve los hilos, hasta en eso es descuidado y confuso su esbozo, solo alguna línea de tensión puntual, consigue distraer por un instante la realidad de estar ante un film de escasa calidad, algo a lo que tampoco ayudan unos actores de saldo poco motivados, escogidos según el canon racial requerido, bastante habitual por otra parte en este tipo de producciones.

Finalmente, y con la seguridad de estar ante un título que pronto generará secuelas, hasta convertirse en una posible saga, que acabe por eternizar un producto destinado a satisfacer a esa horda de espectadores ruidosos y puñeteros, que no busquen algo más que un sobresalto genuino, mientras hunden despreocupados su brazo en el cubo de palomitas rancias, la recomendación es para esa minoría cinéfila que aún conserve una pizca de buen gusto, para que no se acerque a las inmediaciones de este Escape Room, si no quiere quedar atrapada en su indolente y banal fantasía.



<Lee esta crítica, y muchas más, en Fusion-freak.es>
[Leer más +]
7 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Muy Entretenida Y Recomendable
Seis desconocidos se encuentran en una habitación mortal en la que deberán usar su ingenio para sobrevivir.


Este era un estreno que, tras ver el adelanto, me intereso por la temática. Además, le está yendo muy bien en taquilla. Fue lanzado en Estados Unidos el 4 de enero de 2019 por Sony Pictures Entertainment, y fue un éxito, recaudando más de $108 millones en todo el mundo (con un presupuesto de solo $9 millones), convirtiéndose en la cuarta película con mayor recaudación de 2019 y ya esta los planes de iniciar una saga. Pero me desanime cuando leí las críticas que fueron mixtas. Elogiaron la atmósfera y el elenco, pero criticaron la trama familiar y su incapacidad para aprovechar al máximo su premisa.

Había dos opciones de cómo iba a ser cuando la viera. El primero, mala-mala o el segundo, tan mala que es buena y la terminas recomendando… un placer culposo… y, sorprendentemente, termino siendo ninguno de los dos. A Colón llego el jueves 14 de febrero (junto con Battle Angel), y lo pude ver el sábado 16 en la única función de las 23 hs con una bajísima expectativa. Escape Room: Sin Salida logro ser muy entretenida y recomendable para un día que estés muy aburrido, no la considere tan mala como dijo la mayoría de la gente.

El elemento que si se me merece un gran… GRAN aplauso es que, a pesar de que contaron con un presupuesto MUY chico, los decorados y los cuartos donde los protagonistas tienen que tratar de sobrevivir son muy creativos. El director Adam Robitel (La Noche Del Demonio 4: La Última Llave) logra una muy buena entrega detrás de la cámara, perfeccionando unas buenas escenas donde están logradas, a tal punto que algunas llegan a ser claustrofóbicas e intensas. En ningún momento la vuelve aburrida, está muy apoyado por una duración de 100 minutos. Está bien acompañado con una buena fotografía por parte de Marc Spicer.

Como segundo punto positivo, el guion de Maria Melnik y Bragi F. Schut (basándose en un argumento de este último), a pesar de que bebe mucho de la saga El Juego Del Miedo, logra ser muy fresca, creando personajes que tienen su historia de fondo y sirve para justificar de porque están ahí, en esa situación. Por suerte, no me encontré con una copia barata, porque a diferencia de la saga de Saw, en esta nos encontraremos con muertes más simples pero que son igual de efectivas.

Cuando vallan a verla no esperen a grandes actores, todos son desconocidos e igual hicieron un buen trabajo, cada uno tiene su característica bien presentada. Aunque no llegas a encariñar tanto con ellos, entiendes sus comportamientos por las historias de fondo que nos van mostrando a través de flashbacks.

La música Brian Tyler y John Carey fue muy acertada, acompaña muy bien.


Lo único que si le criticaría, pero que igual no es un elemento de mayor desastre que arruine este estreno, es que note que algunas escenas (muy breves) están filmadas mediante la pantalla verde, es muy notorio si lo ves en HD. Si o si tuvo que pasar porque no contaron con una gran cantidad de dinero. ¿Se hubiera hecho mejor? Obviamente, pero es muy perdonable.


Así que en resumen, Escape Room: Sin Salida aunque no es de las mejores del año, es -hasta ahora- uno de los estrenos más interesantes que he visto. La producción se destaco mucho, la dirección, las actuaciones y el guion son buenos. ¿Le hubiera dado un mayor puntaje? si, pero pienso que 6.5 es un buen numero porque es, por el momento, el inicio de una franquicia, veremos cómo serán las siguientes partes... que espero con ansias. Por mi parte, es una recomendación que van a disfrutar en una sala de cine, el entretenimiento, la diversión… y el juego está asegurado. La van a pasar bien.

Nota: 6.5/10
Amarillo, Pulgar Arriba.
[Leer más +]
6 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿Cómo salir del Juego?
Adam Robitel es un director de cine, productor, guionista y actor estadounidense, sobre todo es conocido por dirigir películas de terror. Ahora nos presenta su cuarto largometraje. Entre sus anteriores trabajos solo tiene una película más o menos reconocida en nuestro país “Insidious: La última llave”. Una vez más esta película nos vuelve a demostrar que el cine de género funciona bastante bien en estos últimos años.

La historia parte de un juego que actualmente está bastante de moda, se denomina escape room y consiste en reunir a un grupo de personas que no tienen nada en común en una habitación completamente encerrados y en la cual tendrá que ir descubriendo pistas para poder salir.

Aunque los protagonistas no tienen nada en común al principio, como hemos comentado, a medida que el juego avanza y la trama se desarrolla, surge algo que les une: todos ellos han sobrevivido a situaciones extremas y tendrán que utilizar sus habilidades para poder sobrevivir.

La película consigue dar una vuelta de tuerca al mundo del terror, el espectador seguirá sufriendo y pasándolo mal, pero no veremos ni muñecos diabólicos, ni asesinatos en serie, simplemente es un terror más psicológico. El objetivo principal lo consigue y no es otro que generar tensión.

El elenco de actores consigue dar credibilidad a lo que estamos viendo, aunque el guion pueda parecer muy previsible al igual que el desenlace, en conjunto la película funciona bastante bien y entretiene, que hoy en día es muy importante. Recomendable.

Lo mejor: La originalidad del juego
Lo peor: Su parte final y el desenlace

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La habitacion del panico
Teniendo en cuenta que últimamente se estrenan pocas películas de terror, se agradece una película entretenida como esta. Claramente la historia nos recuerda a "Cube", "Destino Final" o "The Game", pero los guionistas Bragi Schut ("Threshold") y Maria Melnik ("American Gods") y el director Adam Robitel (Insidious, la última llave) se esfuerzan por construir este rompecabezas para el espectador.
La película comienza presentándonos a tres de los seis participantes, quienes se encontraran en la sala de espera de un misterioso Escape Room que promete ser el más inmersivo. Zoey (Taylor Russell) es una estudiante universitaria tímida y brillante con un trauma en su pasado, Jason (Jay Ellis) es una corredora de bolsa exitosa con una filosofía de vida de supervivencia y Ben (Logan Miller) que tiene problemas con la bebida y que trabaja para su tío en la trastienda de una ferretería. Lo primero que tendran que hace es abrir una misteriosa caja que les ha llegado con una invitación dentro.
Llegan al juego en un gran edificio y se encuentran con  Amanda (Deborah Ann Woll), Mike (Tyler Labine), conductor de camiones y Danny (Nik Dodani), entusiasta de este tipo de juegos. Antes de que se den cuenta, el juego ya ha comenzado...
La dirección artística es bastante buena y los 100 minutos nos deparan bastante tensión, con multitud de giros para mantener el interés del público. El título coincide con otra producción del 2017 (Escape Room. 60 minutos para morir) pero no tiene nada que ver con ella. 
Como es natural en este tipo de films las situaciones son poco creíbles, pero aceptando la premisa creo que el director sale victorioso entregándonos un producto que funciona y consigue lo que pretende.
Destino Arrakis.com
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Un guión poco original para los amantes del terror
El director de Insidious: the last key, Adam Robitel, presenta su nueva cinta de terror que dejará insatisfecho a aquel que busque verdadero miedo.

Con una trama que puede recordar a otras muchas parecidas, la película está enmarcada en un pasatiempo popular de hoy en día: un escape room. La partida consiste en resolver rompecabezas y acertijos que llevarán a encontrar la clave para salir de una habitación cerrada. Esta situación, en la que varios personajes se encuentran encerrados en un lugar del que deben escapar, no es novedosa en cine. Por ello, partes del relato son bastante predecibles.

Los protagonistas encarnan clichés muy marcados: se puede encontrar al inteligente, la tímida, el gracioso y demás prototipos que componen un grupo dispar. Mediante flashbacks, se va conociendo la vida de cada uno y aquello que pueden tener en común. Ellos irán avanzando en esta resolución de adivinanzas para ganar a la muerte, que se presenta siempre sin sangre.

A pesar de la poca originalidad de la historia, la parte técnica está muy trabajada, con un cuidado destacable de todos los detalles. Las habitaciones están perfectamente pensadas para encuadrar el juego y revelar a la vez el pasado de los personajes. Probablemente estos rompecabezas son lo más entretenido de toda la narración. De todas maneras, el juego de luces, imágenes y ruidos para aumentar la expectación, puede resultar excesivo para el espectador.

Buenos efectos especiales con una intachable ambientación mantendrán en tensión al público durante el visionado y lo sorprenderán mínimamente con un giro en el final que fuerza la secuela.

www.contraste.info
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una grata sorpresa
A veces vas al cine con la intención de ver una peli de miedo. Y de repente aparece esta "Escape Room" una película en la que no se ha hecho una inversión de dinero tan alta como por ejemplo en "US" del director Jordan Peele. Y es que este largometraje no está nada mal y cuenta una historia bastante sólida.

Pese a que la película pueda parecer una película con ínfulas de terror adolescente, no lo es para nada y nos deja un buen sabor de boca, porque aunque nadie destaque en el plano actoral, todos somos conscientes de que los grandes protagonistas de esta "Escape Room" no son ni más ni menos que esas escape rooms que están bien realizadas y que dejan un grato regusto en la boca, en el que se alternan con el pasado de los protagonistas de este filme.

La resolución de la película, y de los giros inesperados también me han parecido inteligentes, al menos se ha intentado hacer las cosas de una manera diferente y de una forma distinta, incluso el final te deja con ganas de mucho más y espero desde aquí que haya una secuela, ya que plantea buenas dudas.

Sin más tengo que decir que me ha parecido un acierto. Que la película es una obra notable de este género y que a veces tenía la sensación de estar viendo alguna continuación de Cube, película de la cuál creo que toman algunas referencias. Sin embargo, no tienen nada que ver, y esta "Escape Room" se ha convertido en toda una sopresa. Recomiendo su visionado totalmente, si eres fan de este género, dale una oportunidad.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Pasable...
Lo mejor: el acierto del responsable de olvidar el confuso e incierto sendero seguido en su último trabajo (la cuarta entrega de Insidious) retomando el del anterior (la curiosa e irregular The taking of Deborah Logan), más oscuro e inusual, mostrando convicción e ingenio (algunas pruebas son realmente memorables e imaginativas aunque, valga añadir, la primera es sumamente desagradable al evocar al fatídico incidente que se cobró la vida de cinco jóvenes polonesas mientras practicaban dicha actividad de ocio) en aras de (tratar de) reinventarse a sí mismo y ofrecer una oferta festiva a la par que, a la postre (el devenir de los minutos dicta sentencia en este sentido al desilusionar paulatinamente), errática; la dedicación que se observa detrás de las muertes (anunciar que se suceden no es ningún misterio), albergando la cinta algunas secuencias neurálgicas e impactantes que recuerdan a varios capítulos de la quintología Destino final (las aeronaves también cobran mucha relevancia aquí) y, ya en otro nivel, de la mítica saga Saw (no por su filosofía salvadora sino por su trasfondo justiciero), concibiéndose la ocasión como un intento parcialmente logrado de patentar una especie de elegante híbrido entre ambas con pinceladas del clásico de culto Cube (de forma mucho más sangrienta y menos estilizada conceptualmente, por supuesto); la diversión (apenas escapista al contrario que en la homónimas incursiones de Peter Dukes y Will Wernick, siendo un auténtico delito que una de las premisas básicas del entretenimiento que ocupa como es la cuenta regresiva del tiempo disponible para cumplir las misiones se obvie por completo) es notable (sobre todo en el acto inaugural), absorbiendo la atención del espectador con suspense e intensidad sin recurrir a excesivos tópicos.

Lo peor: la construcción argumental peca de entusiasmo (el momento psicodélico es digno de debatirse seriamente en una mesa redonda estando los participantes ebrios) y, en lugar de trascender, lo que consigue es provocar rechazo al darse giros de guión poco asombrosos y menos justificados (el poder del dinero no lo explica todo como se hace creer, pues en el plano opuesto al beneficiario multitud de incógnitas como la casual aparición de una máscara de oxígeno en pleno declive existencial o la mayoría de averiguaciones sin datos indicadores restan sin resolver), aunque poco más se puede exigir atendiendo a las limitaciones de la premisa; la dimensión de la que se dota a los personajes es directamente proporcional a la de sus encantos (cada uno brilla por sí mismo por sus peculiaridades conductuales hasta que se incide en su pasado para exponer el nexo común por el que han sido seleccionados para conseguir diez mil dólares de completar la retahíla de desafíos en los márgenes permitidos), es decir, burocrática e inocua, no haciendo al público partícipe de una trama sino requiriendo solo una presencia pasiva de la prometedora cautividad que implica acudir a una sala de cine para visionar el metraje; el desenlace, después de una serie de acertijos numéricos y de otra índole mucho más exigente físicamente (de hecho la agilidad mental es relativamente importante para sobrevivir al juego propuesto atentado así contra la esencia del esparcimiento), es demasiado formal (confundir inteligencia con perspicacia es un graso error del que muchos directores pecan y ésta, por desgracia, no es una excepción), siendo tan prominente como el humor, eficaz e involuntario.

Daniel Espinosa
www.cementeriodenoticias.es.tl
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una película que me ha llegado a sorprender.
El nuevo largometraje dirigido por Adam Robitel, realizador de Insidious: La última llave (2018), lleva por título "Escape Room" y es una película que me ha llegado a sorprender. El veredicto final es que me ha gustado mucho más de lo que me esperaba antes de meter un pie en la sala, con la percepción que tenía de ella tras ver el tráiler. Hablando del rey de Roma, una vez que se ha podido ver dicho tráiler, puedes pensar que te has sentido spoileado la mar de bien, en parte es verdad, pero por otro lado te faltan muchas piezas que van apareciendo a lo largo del metraje. Un metraje de casi cien emocionantes e intensos minutos. No es de sobresaliente, pero es una experiencia inolvidable. Ya lo tengo claro, ni que me invitaran a una Escape Room iría ni por mil, ni por diez mil dólares, o en mi caso, euros. Con un reparto mayormente desconocido para mí, salvo la presencia de los actores Logan Miller (fue secundario en el film dirigido por Greg Berlanti, en 2018, titulado "Con Amor, Simon") y Tyler Labine (aparecía en "El origen del planeta de los simios" dirigida por Rupert Wyatt en 2011), y la guapa actriz pelirroja Deborah Ann Woll (a la que yo recuerdo como la inolvidable Jessica Hamby de la serie Sangre Fresca o True Blood en versión original). Por muchos momentos, parece que estemos ante una mezcla de películas tales como Destino Final y Saw, aunque de ésta última se podría decir que la vería como una versión muy light. No es una obra de terror, más bien la encasillaría en el suspense porque, sin que lo esperes, te atrapa tras aparecer el logo de Columbia hasta los créditos finales. Un final que pide una secuela, sea o no sea del agrado de muchos, pero yo la esperaría con sumo gusto. Mi nota final es de 8/10.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Entretenida mezcla de un poco de todo.
Es evidente en qué se basa la película Escape Room pero por si hay alguien que acaba de volver de la luna y está leyendo esta review vamos a hacer una pequeña introducción. Los escape rooms son un juego de pruebas y enigmas que se hacen dentro de un espacio reducido, de una temática concreta y en un tiempo límite, que te llevan a resolver un misterio mayor o a salir de la propia habitación. Los hay a miles, de todos los tamaños, géneros y dificultades. Es una actividad genial para trabajar en equipo y en diez años se ha convertido en la mayor invasión de locales comerciales conocida desde los bazares.

Seis extraños acaban sin saber muy bien por qué, participando en un exclusivo escape room con la promesa de 10.000 dolares para los que consigan salir. No tardarán en percatarse de que el peligro que dentro acecha es completamente real y que deberán buscar las pistas antes de que sean “eliminados”.

Película que va claramente de menos a más, de hecho, empieza bastante mal (todas las escenas afuera del escape room son altamente mediocres) pero una vez ya están dentro y te vas haciendo a los personajes, cosa que no es fácil, la cinta se convierte en un thriller angustioso, con momentos de mucha tensión y con situaciones bastante creativos (aunque el tráiler te los destripe casi todos). Por contra, y como medio comentaba antes, a los personajes les cuesta pillarles el punto (a alguno ni se consigue) además de que cuesta creer toda la infraestructura montada por una empresa privada, pero bueno, esto es cine.

Dirige Adam Robitel tras la interesante The Taking of Deborah Logan (2014) y la menos inspirada Insidious: La última llave (2018) con una clara intención de hacer de esto una saga, de hecho ya está confirmada su secuela para 2020, también dirigida por Robitel. Su mayor fuerza es la creatividad de los escenarios y no tanto la técnica cinematográfica ni lo potente de su guión, queda por ver cómo se desarrolla el argumento en próximas entregas pero no parece que haya para mucho más. Reparto coral enfocado en los seis participantes del juego en los que destacan Deborah Ann Woll (Daredevil) y Logan Miller (Scouts Guide to the Zombie Apocalypse) y en menor intensidad pero aún interesantes Taylor Russell (Blackwood), Tyler Labine (Reaper) y Jay Ellis (Shortwave).

Escape Room es una curiosa mezcla de un montón de películas, las más evidentes son Cube (1997) y Saw II (2005), pero también hay de Destino Final (2000), Hostel (2005), The Game (1997) e incluso de la española La habitación de Fermat (2007), con la que en realidad, tiene una premisa prácticamente idéntica. Película mejorable pero inofensiva, curiosa y entretenida.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Lo de siempre...
Nada de nada... Una película vista ya muchas veces. El actual grado de popularidad de estos juegos proporciona cierta curiosidad inicial, pero poquito más.

El director se enreda en giros argumentales y situaciones inverosímiles para acabar desembocando en un final previsible y cansino.

Pretende, a mi parecer sin conseguirlo, equilibrar un guión pobre y unos personajes ridiculamente estereotipados con tres o cuatro momentos de disfrute visual por parte del espectador.

Ni siquiera huye de los desesperantes chascarrillos en momentos de tensión extrema. Cuando entenderá esta gente que los amantes del cine de terror y/o suspense no queremos escuchar a un señor diciendo algo así como: "En mis tiempos los juegos eran más divertidos que ahora" mientras agota sus últimos segundos de vida agarrado al alféizar de la ventana de un décimo piso.

En fin, nada nuevo en el frente.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
8
No es terror pero es tensión de la buena
No me quiero ir por las ramas así que iré al grano.
Como digo en el título, si esperáis una película de terror, este no es vuestro film, pero si queréis pasar una hora y media en constante tensión, os la recomiendo 100%.
La película es muy pero que muy entretenida, desde el principio te atrapa a la butaca y no te suelta hasta el final, se me ha pasado volando.
Si soy de estómagos sensibles, tranquilos porque no hay nada de gore, apenas nada de sangre.
Las actuaciones están bastante bien y eso que en el reparto no hay actores conocidos (sólo conocía a la rubia que sale en la serie de DareDevil).
También tiene algunos toques de humor pero para nada metidos con calzador, sino comentarios graciosos en momentos de tensión, bien incluidos bajo mi punto de vista.
En definitiva, os la recomiendo plenamente, entretenimiento asegurado.

Para finalizar, deciros que si queréis ver críticas de cine con toques de humor, entrar en una página de vídeo cuyo nombre no puedo decir por aquí pero se intuye y visitar mi canal (se llama igual que mi nick).
Nos vemos en otra crítica. Un saludo.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
Entretenida pero guión poco sólido
Película entretenida que no da miedo ni es nada impresionante, la puede ver toda la familia. Está muy lejos de SAW para mi ni parecida. Aunque se basa en gente encerrada no tiene la psicología que hay detrás de la otra, simplemente se basa en escapar de cada habitación. Solamente en el final se ven conexiones y la resolución está más que vista.
Lo bueno: es rápida, no se alarga en el metraje. Los efectos especiales están logrados.
Lo malo: muy predecible, los giros de guion son poco sorprendentes, las salas escapan a la lógica es imposible que eso estuviera dentro de un edificio.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
El Cubo 22 años después.
Escape Room (2019).
El director del último “Insidious" nos trae la primera de dos partes de un 'mix' entre "Saw", "El Cubo" y una pizca de "Hostel”.

Una cinta entretenida, que tiene sus momentos y que está discretamente costeada para deleite de los aficionados a las ‘habitaciones de escape’, aunque en plan terrorífico...

Con un reparto poco conocido (a excepción quizá de la actriz que encarna a la novia de Daredevil en su serie) imagino que con la idea de no dejarnos encariñar con ninguno de los personajes que aparecen, la película nos pasea por todo un complejo de pruebas, salas y acertijos donde los ‘invitados’ intentarán salir airosos... si son listos...

Lo mejor, la fotografía e imaginación del diseñador de producción.
Lo peor, lo predecible que resulta en ciertos momentos.

Raúl Cabral.
https://www.filmaffinity.com/es/film747808.html
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
8
NUEVA Y NECESARIA SAGA
Me encanta cuando surge una nueva moda social y el cine de terror lo aprovecha para que nos de miedo practicar dicha tendencia. Esta vez es el turno del furor por los escapes rooms y el resultado, aunque mejorable, es ampliamente satisfactorio.
Los guionistas de AMERICAN GODS han cogido la estructura del CUBE de VICENZO NATALI, el moralismo de SAW y el tono de la saga de DESTINO FINAL para crear un solvente producto comercial que se presta a saga infinita.
El director de la cuarta magnífica película de INSIDIOUS, aporta ritmo y una lujosa factura de “película de verdad”.
La originalidad de los espacios, de las rooms que los protagonistas se van encontrando, es uno de los grandes éxitos de la película. Y saben a poco, uno querría ver aun muchos más.
Entre el reparto hay varios actores sobresalientes, sobre todo LOGAN MILLER, al que adoro desde ZOMBIE CAMP y CON AMOR SIMON. TAYLOR RUSSELL, una actriz nueva, mulata, está fantástica, sobria y convincente. Y DEBORAH ANN WOLL pone mucha energía en su personaje, al cual coges mucho cariño gracias a su interpretación.
Se echa en falta algo más de sangre, eso sí, muertes más cruentas.
Con muchas ganas de ver la secuela y ver qué nuevos escenarios plantean.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo