arrow
6
"Mata a mis demonios y puede que mis ángeles también mueran"
Brad Anderson, director de la magnética “El maquinista” y responsable de varios capítulos en series como “The Shield” o “The Wire”, se adentra en su sexto film en las gélidas tierras rusas para narrar el accidentado viaje de un joven matrimonio estadounidense a bordo del mítico Transiberiano.
Anderson se disfraza de Hitchcock volviendo a demostrar su innata capacidad para crear atmósferas malsanas y trasmitir con intensidad sensaciones como la angustia y el pánico. Consigue dotar de fuerza y agilidad a una historia de suspense que, a pesar de ser un tanto simple y previsible, tiene explosiones sorprendentes de buen cine de género y una facilidad pasmosa para atrapar al espectador. Sin embargo la dirección flojea un poco en momentos puntuales al subrayar en exceso ciertas situaciones.
En el apartado interpretativo destacan sobre el resto una notable Emily Mortimer (vista en Match Point) y el actor con uno de los caretos con más personalidad, expresividad y versatilidad que haya dado el séptimo arte: sir Ben Kingsley. Ya sea como detective ruso, militar iraní o líder pacifista el actor inglés siempre resulta creíble, siempre cumple con nota.
La frase de Tennessee Williams que menciona la protagonista ("Mata a mis demonios y puede que mis ángeles también mueran") resume perfectamente un film al que hay que perdonarle ciertos defectos ya que consigue algo poco habitual en los tiempos que corren: crear una buena película de suspense con cierto aire clásico. Una especie en peligro de extinción.
[Leer más +]
91 de 102 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No sé si algún día subiré en el Transiberiano...
No es maravillosa pero al menos es entretenida. Tampoco es novedosa pero al menos se nota el esfuerzo. Brad Anderson ha realizado un frío thriller en el que acompañamos en el Transiberiano a dos parejas muy diferentes. Roy (Woody Harrelson) y Jessie (Emily Mortimer) conocen a Carlos (Eduardo Noriega) y Abby (Kate Mara) en el tren. Por su parte, Ben Kingsley interpreta a un policía ruso que le hará la vida imposible a más de uno. Sin esperarlo Roy y Jessie obtienen emociones mucho más fuertes de lo que esperaban.

"Transsiberian" es un film de intriga en el que destaca la actuación de Emily Mortimer y en el que Eduardo Noriega está especialmente bien. Para apreciar mejor su actuación es recomendable ver la película en versión original ya que introduce muchas frases en español. El film tiene la dosis de acción e intriga suficientes como para contentar al espectador, aunque quizás la historia tarda mucho en arrancar.

En definitiva, no es el film de intriga definitivo, pero se deja ver. Yo siempre he tenido la infantil ilusión de viajar en el Transiberiano, pero después de ver esta película mis ansias han disminuido un poco.
[Leer más +]
47 de 56 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Heladora
Notable thriller ejecutado de manera asombrosa por Brad Anderson. Los "no engaños" al espectador comprimen un suspense macabro, realista hasta la médula y que sobrecoge en alguno de sus pasajes. Un film acertado tanto en el reparto (los roles están bien definidos) como en su resolución, sin grandes ni petulantes giros que compliquen una trama tan sencilla como arrebatadora. La puesta en escena, sórdida a más no poder, es una de las bazas con las que el director juega a su favor, pues da la impresión de certeza, de realidad, a veces imposible de conseguir en pos de una belleza visual que representaría aquí más un estorbo que una ayuda. La Unión Soviética ya acojonaba antaño, pero la Rusia de hoy no le anda a la zaga y Anderson la describe con corrección pero sin miramientos, convirtiéndose en ciertos instantes en un turbio retrato sociopolítico de aquel país. Y eso también acojona.

Transsiberian se ve en un pestañeo y se digiere fácilmente ante la falta de alardes innecesarios con los que suelen rellenar sus tramas directores menos dotados y más sobrevalorados. La tensión, el miedo y lo inesperado se combinan admirablemente por lo genuino de su esencia ya que los momentos previos a las escenas violentas, es decir, toda la película, consiguen que retemos a nuestra mente para que encuentre una salida más sencilla, lo que a mi modo de ver es el acierto principal que atesora. No hace falta ser Hitchkock para rodar una buena película de suspense, y amigos, ésta lo es. Recomendable.
[Leer más +]
42 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Lo que pudo haber sido y no fue...
Este nuevo trabajo de Brad Anderson me deja a medias, entre la sensación de que tiene un buen punto de partida en el recorrido del Transiberiano, en su planteamiento, un buen reparto y la sensación de que falta un ingrediente principal, y ése es el de la construcción de una buena historia conjunta y no este popurri de situaciones más o menos interesantes dentro del género de acción. La creación de suspense no es del todo acertada y así la mayor parte del tiempo el film transcurre en una neutralidad creativa, falta de riesgo y una carencia de definición argumental en torno a un esquema del tipo "americanos en el extranjero metidos en líos porque fuera de USA todo es peligroso". Es una lástima porque lo cierto es que en Anderson se perciben cualidades que le apartan cuando menos de la masa boba de pseudoautores modernos. En cuanto asuma una mayor complejidad y originalidad en sus propuestas tal vez sea otro cantar.
[Leer más +]
32 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Ojalá pudiese subirme más a menudo en el Transiberiano...
"El maquinista" sorprendió a escépticos y extraños por componer un thriller psicológico tan atmosférico como bien urdido y, tras aquella incursión en el género, más de uno se preguntaba que le depararía el futuro a ese tipo que en el pasado ya se atreviera con alguna serie B ("Sesion 9") y ahora lo tendría de lo más fácil para aceptar realizar cualquier pestiño financiado por los States y engalonado con grandes estrellas, sin embargo, Brad Anderson ha sorprendido a más de uno y se ha decantado por "Transsiberian", un thriller de aires Hitchockianos adornado con algún que otro tic de última generación.

De la mano de un tipo que sabe como lograr tremendas ambientaciones (aunque aquí lo tenía fácil, con esos paisajes) y enormes atmósferas, Harrelson y un irreconocible Noriega (no desentona, como suele ser habitual en él) destapan los primeros instantes del film y, acompañados por Emily Mortimer (que se erguirá la protagonista absoluta llegados a cierto punto) y Kate Mara realizan, sin apenas esfuerzo, un dibujo de los cuatro personajes que nos llevarán a esta aventura atravesando Siberia.
En ella, sorprende la concisión en la resolución de conflictos, y una habilidad bastante atinada en el momento de llevar acciones en pantalla que podrían resultar algo irrisorio o inconcebible, y hacerlo con el temple necesario para que todo se asemeje veraz.

Una conclusión tras la que podría haberse tornado todo inverosímil y estúpido, un Ben Kingsley que ofrece su cara más seria y una trama lineal que sabe como ir sacando todos sus ases sin obligar al espectador a dormitar serían los factores que hacen de "Transsiberian" una entretenidísima película en la que perderse hora y media y es que, jamás fue un placer tan tremendo sentarse entre los parajes helados a contemplar otro de esos pequeños pasatiempos con que tan bien acostumbrados estabamos en otros tiempos.
[Leer más +]
24 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
ENTRETENIDA Y BIEN HECHA AUNQUE CON ALGÚN PERO...
Según avanza vas cambiando de opinión general sobre la peli, ya que si bien a la realización o terminación técnica no se le pueden poner excesivos peros, o al menos no yo por que no soy una experta; haya ciertas cositas que desequilibran la balanza. Entre los "peros" que yo encuentro: Los personajes: son demasiado de cliché, lo que inmediatamente pone a trabajar tu mente mientras les vas conociendo e, irremediablemente te lleva a descubrir más del argumento y del posible final y, antes de lo que te gustaría... No deja mucho lugar a la sorpresa. El problema no está en su verosimilitud es sí, es decir que todas ellas pueden realmente ocurrir y, todos conocemos parejas en crisis y, parejas compuestas por uno de pasa más y, se tome la fidelidad y los principios a coña marinera, mientras la otra parte parece ser algo más débil y sufrir esas consecuencias. También el tema de la corrupción policial-drogas-mafias y, más ahora mismo en esa parte del planeta, es algo que no suena a bola exagerada, por desgracia. Pero... la manera de "resolver" los distintos conflictos que se producen, deja muchas lagunas y resta coherencia al bloque. Vamos que huelen raras y chocan demasiado con la supuesta apariencia de "le puede pasar a cualquiera" que se pretende insinuar...
[Leer más +]
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Revisitando a Hitchcock
No es fácil hoy en día encontrar filmes que sorprendan. "Transsiberian" es uno de ellos, pero no precisamente por su carácter innovador sino más bien por su capacidad de recuperar el espíritu del cine clásico. Es obvia la referencia al maestro Alfred Hitchcock, aunque no debemos quedarnos en un mero reflejo de su estilo pues la película de Brad Anderson recorre los caminos trillados del thriller de suspense con pulso firme. Gracias a un elaborado guión y, sobre todo, a unas sobresalientes interpretaciones (atención a Ben Kingsley y Emily Mortimer), la historia de dos turistas estadounidenses a través de una Siberia previsiblemente gélida se configura como un viaje a lo imprevisible lleno de recovecos sorprendentes y no carentes de genialidad. "Transsiberian" es, en definitiva, un producto muy recomendable y que merece un hueco en la agenda cultural de todo aficionado.
[Leer más +]
21 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Que no se escapen las mentiras, mas bien congélalas
Me resultó un atrapante thriller que entretiene gracias a una trama bien armada. Un relato con muchos enredos que van aumentando la intensidad y el nerviosismo, derivando en una historia donde se combinan misteriosos personajes con intencionalidades solapadas, una atmósfera sórdida donde el peligro y la desconfianza acechan constantemente, sugestivos paisajes gélidos y claustrofóbica sensación de imposibilidad de escape cuando el riesgo amenaza inesperadamente entre las paredes de los vagones.
“Transsiberian” goza además de sólidas interpretaciones en su elenco, donde Emily Mortimer consigue para mí la performance más convincente de todas encarnando a una mujer que trata de escapar de un pasado con errores y que no quiere reincidir por amor al hombre que se ha jugado por ella. Claro que los líos que se van armando uno tras otro en ese expreso transiberiano irán poniéndosela muy difícil.
El resto del cast acompañada correctamente también. Vale nombrar a Woody Harrelson como el esposo solidario que se involucra sin intenciones en peligrosos asuntos, a el español Eduardo Noriega y a Kate Mara como idóneos secundarios que aportan mucho del elemento intrigante con sus enigmáticos personajes. Y es obligación insoslayable la de citar la experiencia y la sobria actuación de un Ben Kingsley que desperdiga toda su sapiencia y aplomo para desplegar un personaje que bastantes sorpresas depara.
El filme cautiva porque sus escenarios generan sensaciones de zozobra y de desprotección, porque el expreso tampoco da margen de seguridad, porque el territorio ruso es hostil... pero por sobre todo porque el argumento está bien orquestado y va logrando un in crescendo emocional cuando los enredos se van desarrollando y concatenando situaciones harto complejas, donde el más mínimo error significa la muerte.
Cinta sobre crímenes, sobre narcotráfico, sobre corrupción, sobre mentiras y ocultamientos de verdades, teñida de mucha maldad en donde la intención de hacer el bien se diluye rápidamente en ese contexto tan sombrío que se respira dentro del tren y en esos desolados y congelados escenarios naturales de la actual Lituania.
Un intenso cinta con suspense y tensión al mejor estilo Hitchcock, un gélido thriller repleto de oscuros planes que marcha sobre ruedas... sobre escarchadas ruedas de acero!
[Leer más +]
19 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Muerte en tierra de nadie
Una de las películas más publicitadas durante la última edición del Festival de Cine de Sitges dista mucho de la perfección, no obstante su visionado merece la pena ni que sea por lo arriesgado de su planteamiento. Al igual que una antigua locomotora, al filme le cuesta coger velocidad, pero al mismo tiempo cuesta no quedarse hipnotizado por el cada vez más rápido movimiento de sus ruedas. El gran triunfo de Brad Anderson es el de crear un entorno de lo más asfixiante, que cada minuto que pasa ayuda a avanzar a un filme en claro crescendo.

Al igual que la estupenda ‘No es país para viejos’, el paisaje se convierte en un personaje más de la trama. El excelente trato visual de la desoladora y gélida estepa siberiana ayuda a que aumente la sensación de miedo y desasosiego. Y es que la belleza puede ser traicionera. En este caso la inmaculada nieve se convierte en una trampa mortal, y por ello una razón de más para quedarse en el tétrico tren, que a la larga se acaba convirtiendo -como no podía ser de otra manera- en otra ratonera. Brad Anderson juega de forma muy inteligente con este concepto, y con eso amarra de forma muy satisfactoria buena parte del trabajo.

La otra parte la pone el lujoso reparto de actores. Aunque la estrella sea Woody Harrelson (muy divertido en su papel de bobalicón e ingenuo americano) la palma se la lleva la joven Emily Mortimer. Sobre ella recaen todos los conflictos de la historia y la verdad es que encarna a la perfección el rol de antigua gamberrilla en su vano intento de redención. La actriz británica hace que la expresión “pasarlas canutas” cobre más fuerza que nunca. La pobre Jessie va creando sin quererlo -pero plenamente consciente de ello- una gran bola que se va haciendo más y más grande. Especialmente espléndida está cuando se ve sola ante el peligro… siempre al borde del derrumbe moral pero impulsada por el miedo a que la descubran. Eduardo Noriega en cambio se muestra algo errático durante sus primeras escenas, cayendo -no sé si por su culpa o por exigencias del guión- en el tópico del seductor macho ibérico. Por suerte saca a relucir su calidad cuando su personaje se destapa como quien realmente es. Y hablando de calidad, ésta siempre está garantizada a manos de Ben Kingsley, que en esta ocasión hace gala de su innato talento para los acentos y consigue crear a través de sus intensas apariciones un magnético y terrorífico personaje.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Brad Anderson se está convirtiendo en uno de mis directores fetiche...
Después de El Maquinista, tenía grandes espectativas respecto a Transsiberian. Sin llegar a lograr el nivel de la primera, esta es una colosal historia plagada de grandes actuaciones, inteligentes diálogos y crudeza visual.

Lo esencial de todo filme es su guión, y este resulta cuando menos apasionante, inteligente, crudo, cálido en las relaciones humanas de Woody en contraste con el frío de su mujer, el calor pasional de Eduardo Noriega, la belleza pétrea de su novia americana. Una maravillosa mezcla de tonalidades, visiones de la vida, el choque entre calidez y frialdad, entre compromiso y perversión. Todo ello bajo el influjo del frío infernal de las estepas siberianas, donde uno parece volverse loco, donde no existe esperanza.

Esta película define a mi juicio maravillosamente bien el verdadero significado de la mentira, de la mentira hasta el último término, y paradójicamente explora los limites de una verdad más bien difusa. Su atmósfera no llega a ser tan apasionante como en El Maquinista, pero sin duda aporta el trasfondo ideal. Los personajes están bien definidos y las actuaciones, por este orden, de Ben Kingsley, Woody Harrelson, Emily Mortimer y Eduardo Noriega son sencillamente estupendas.

Con una trama menos sorpresiva de lo que en principio puede aparentar, con una cronología lineal de los hechos, Transsiberian no resulta en absoluto compleja para el espectador, ni mucho menos difícil de digerir. Dejando pasar algunos fallos y vacíos de guión, el final es sorprendente e inesperado, dejando muy buen sabor de boca (a pesar de todo). Estamos presenciando una película bien armada, con gran guión e impecable factura. La fotografía es bellísima.

No dejéis de verla, es lo mejor de la actual cartelera, sin duda una película que no caerá en el saco roto de los títulos estrenados sin pena ni gloria. Hacía muchos meses que no salía tan contento de una película. Esto es cine serio, auténtico cine.
[Leer más +]
17 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Estación termini
Hay dos elementos urbanos que son mágicos en el sentido de que son capaces de transportarnos de la realidad en la que vivimos a otra bien diferente, mejor o peor, pero siempre mágica. Uno de ellos es una estación de tren; las estaciones, situadas normalmente en el centro de la ciudad, son capaces por si mismas de llevarnos en todo momento a los más recónditos lugares con tan sólo pagar el billete y subir al tren. No hemos de hacer nada, pero tampoco podemos variar nada una vez subidos, en cuestión de horas amanecemos en otro escenario.

El otro elemento urbano capaz de llevarnos a otra realidad, en esta ocasión más diferente, más atemporal, más lejana, más mágica si cabe es una sala de cine. Otra vez, sólo somos soberanos a la hora de elegir la película, una vez dentro, el director nos lleva allá donde quiera, a otra realidad que quizás nos ayude a comprender la nuestra, cuando volvamos a ella.

Cuando en una película metemos un tren, un tren, además, tan mítico como el transiberiano, parece que tuvieramos los ingredientes necesarios para hincar el diente a un plato de excelente factura. Ya lo decía Truffaut: Las películas son trenes que avanzan en la noche.

Pues bien, a pesar de todo lo dicho, de este largo preámbulo, de los avales que tiene Brad Anderson con su estupenda “El maquinista”, a pesar del recuerdo vago que podemos tener de películas como “Extraños en un tren” del maestro inglés, en cualquiera de sus dos versiones, el director del film que nos ocupa construye un thriller de interés menor, no muy menor, pero menor al fin y al cabo.

Renunciando inexplicablemente casi de antemano a toda la mítica ferroviaria de este tren transcontinental, la película nos cuenta los vericuetos de tintes negros de una pareja bienintencionada americana y sus andazas con un español casi asilvestrado, de nombre Eduardo, para más señas, su chica y un policía ruso que añora su época soviética.

A pesar de su título, lo más impactante de la misma no ocurre en el tren. Resulta entretenida sin más, entre otras cosas porque lo que se cuenta, la trama, está cogida entre pinzas, y bastaría un ligero soplo para desmontarla como explico a continuación en la zona spoiler, pero no se te hace en exceso larga y te transporta levemente a otra realidad, que de eso se trataba, ¿no?
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
“El maquinista” me inquietó bastante más… una lástima que esta sea un paso atrás… empieza interesante pero… se desinfla en cuanto comienza la intriga…
Supongo que como todo en la vida las cosas nos transmiten una u otra sensación dependiendo de las circunstancias en las cuales estas sucedan y el momento en el cual lo hagan…
Tal vez hoy me entusiasme con una historia de Woody Allen y mañana esa misma historia me parezca un autentico rollo… como me puede suceder viendo “Vicky, Cristina, Barcelona”… y tres semanas después veo “The Women” y me diga menos…

Todo esto viene a colación de que este “Transsiberian” está cosechando críticas estupendas y a mí, personalmente, me ha superado en todos los sentidos menos en uno… solo la salvaría porque tiene “Oficio”… en lo demás me ha parecido completamente desestructurada… pero para decir cuál es mi punto de vista he de ir al Spoiler… ya que no puedo hablar de ello sin contar la historia…
[Leer más +]
19 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
No sólo de estepa vive el hombre
Tras el deleite que supone para la vista el observar los helados e inmensos parajes de la estepa rusa, la película nos presenta a una serie de personajes que prometen dar mucho de sí en una de suspense. Todos parecen tener algo que ocultar y se tantean intentando descubrir los ases que cada cual lleva en la manga.
Pero resulta que el film tarda mucho en arrancar, y para cuando lo hace ya estamos fuera debido a que falla en una de las bases de la narrativa clásica: los personajes deben presentarse a partir de acciones que hagan avanzar la trama. No tiene ningún sentido gastar minutos presentando a los protagonistas sin que nada ocurra. La atención del espectador tiene un límite.

Y por fín arranca. Y entonces es cuando los guionistas, orgullosos, abrieron una botella de Absolut .Y para cuando estaban por el decimoquinto chupito ya se les había olvidado de que iba el argumento y sólo se les ocurrían clichés sobre los rusos, que aún se llaman camaradas entre ellos y viajan en carruajes tirados por caballos, y sólo querían acabar pronto para seguir la fiesta en el bar de enfrente.

Aún así la película se deja ver a ratos gracias a la estupenda ambientación, dada de forma gratuita por la madre naturaleza, una música enormemente bella y una buena dirección de Anderson, que después de que se le pasara la resaca del día que escribió el guión se acordó de que sabía hacer buen cine. No hay que olvidar que el el creador de ese inquietante y magnífico film llamado "El maquinista".

Pero sin duda su mayor mérito es lo relatado en el spoiler
[Leer más +]
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Rara y olvidable.
Cine serie B sin muchas pretensiones, entretiene pero no deja huella. Se sale un poco del camino típico del thriller pero sus rarezas no suplen lo suficiente como para hacerla un producto notable.
Es divertida por lo inverosímil de la trama y bizarra que resulta a ser, pero algunos giros de la trama previsibles e increíbles hacen imposible que te la tomes en serio.
Por lo menos siempre nos queda el camaleón Kingsley que llena la pantalla como siempre haciendo de lo que le digan (ruso, indio, pakistaní, inglés, argentino....) y siempre con nota.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Con la mentira puedes salvar situaciones, pero no volver atrás....
Poco se puede decir de la película sin dar pistas sobre su argumento. Lo que sí podemos afirmar es que se produce en un marco incomparable, entre geniales paisajes de la "Siberia". Intriga y suspense abarcan el metraje. Y, quizás, peque por la falta de esfuerzo, entre tanto sobreesfuerzo argumental, en el giro fundamental del film. Para algunos, habrá partes que les resulten previsibles. Pero, desde el respeto, rememora matices Hitchcocknianos.

Noriega lo intenta, Kingsley sorprende con un trabajado acentro y Harrelson nos hace creer en él.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Si lo sé no cojo este tren...
'Transsiberian' ss una de esas cintas que se te olvidan rápido pero entretiene bastante durante su visionado. Creía que Eduardo Noriega haría un cameo sin pena ni gloria pero para nada, se convierte en uno de los protagonistas. Por cierto menudas pintas el Woody Harrelson cada vez que se reía jaja. Eso sí, el final no pega mucho con la sintonía y el ritmo de toda la película.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Ambientada en la Guerra Fría pero con polares y plumas de Nike.
Qué genial interpretación de Emily Mortimer...
Qué deleznable es como figura para el cine el tal Woody Harrelson...
Qué bien le quedan a Noriega esas bragas polares, o militares, (cómo sea que se llamen) y esos plumas...
Qué maja es la Mara, pero qué tonta también...
Qué cagada de final...
Qué increíbles paisajes los que recorre el Transsiberiano...
Cómo se nota que la peli está rodada en Lituania (y lo digo por los panes rellenos de pasta de cebolla que venden las señoras en las estaciones de ferrocarril)
Qué cagada de final... (Ah! que ya lo he dicho)
Qué estúpida intervención en el drama de Sir Ben Kingsley, pero qué buena pronunciación la suya en ruso... (el tío lo vale)
Qué cagada de final...
Qué bordes son las azafatas del transsiberiano..., claro, rusas tenían que ser...
Por cierto, ese transsiberiano es del año 2006 o de la época de la Gerra Fría...?
Matizo ¿la película está ambientada en el año 2006 o en la era de la Cold War?
Qué asco de mensaje: "si quieres saber sobre la historia de América, coge un libro... si quieres conocer algo sobre la historia de Rusia, coge una pala... Debajo de este hielo, sólo hay cadáveres...
Qué asco de final...
¿Y esa última escena en plan Mapfre-aseguradora?: Igualito, vamos. Te metes un hostión en tu choche, te quedas como un pararrayos, pero ná, con la indemnización pertinente, todo solucionado. Lo explico en el spoiler.

Con Transsiberian ocurre lo peor que le puede suceder a una película. Fenomenal arranque, intensidad en ascenso hacia mediados de la película, golpe sorpresa, trhiller psicológico, y de ahí al resto... a la mierda: gore, torturas a lo soviet, vagones desenfrenados chocando unos contra otros, mafias despendoladas y Rusia, Estado fallido. Claro que el Transsiberian parte de China, donde todo, según esta tendenciosa peliculilla funciona correcta y civilizadamente.
[Leer más +]
9 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El trenecito este da para mucho más, por lo menos para un tigre coño.
Entretenido thriller de Brad Anderson que consigue a menudo crear la atmósfera necesaria y darle ritmo y ambiente a esta historia, disimulando carencias, tópicos, el pésimo trabajo de, por ejemplo, Emily Mortimer, y los cansinos recursos tantas, tantísimas veces agotados en este género. Como por ejemplo, un dos tres, responda otra vez: personajes que aparecen y desaparecen súbitamente para joder la marrana o enmendar algún marrón; otros que deambulan por la película sin ofrecer nada más que despiste; etc. En cambio tenemos que conformarnos con pequeñas dosis de intriga, otras de acción y, por desgracia, otras para espectadores incapaces y despistados. "No hace concesiones al espectador" dicen por ahí algunos críticos de renombre, pero poco exigentes diría, de esta página, pues la escena de la maleta nos la recalca primero, después nos hace un flash-back, en fin, nos faltaban los rayos X para ver su interior. Infortunios como este se repiten dos o tres veces mínimo. Pero nada del más allá, nada más cutre de lo habitual, y en lineas generales es aceptable. Le doy un 5.5
[Leer más +]
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Heladito me quedé
¿Dirección extranjera, reparto internacional, producción española, ritmo frnacés y ambientación siberiana? Uy uy uy... demasiado cosmopolitismo me parece, por no decir directamente 'batiburrillo' (que me pareció un término menos cinéfilo).

Lo bueno de escribir la crítica es que te obliga a repasar la película que acabas de ver y a intentar poner por palabras las sensaciones que te ha provocado... y entonces muchas veces se hace la luz y aparece una explicación a ese regusto mental que se te ha quedado. En este caso la sensación es de desconcierto, de que algo falla, de que no me ha gustado pero no sé decir por qué, de que no hay ninguna parte destacablemente mala pero el todo no es bueno… Y creo que el tema es que la película junta muchas cosas que no encajan y que encima si las analizas por separado tampoco resisten un análisis de consistencia.

Con un metraje moderadamente corto pero igual de pesado que un viaje de dos semanas en tren, "Transsiberian" va desgranando una serie de tramas con un ritmo cansinamente soporífero en lo que por momentos parece una lucha del director Brad Anderson por dormirnos antes de que nos paremos a pensar en que no estamos viendo nada que realmente tenga contenido. La historia de pareja con un misteriososecreto del pasado no despierta el más mínimo interés (y eso que Woody Harrelson y Emily Mortimer se pasan la película poniendo caras y silencios de "buff, cuando os contemos nuestro secreto lo vais a flipar") y termina siendo tan bluff como la historia de muleros redimidos (otra que también se come su parte de película sugiriendo que hay mucha chicha oculta y que al final se queda en nada) y tan ful-de-Estambul como el rocambolesco poli que parece bueno pero que no lo es pero al final sí que le toca interpretar al pobre Ben Kinglsey.

Todo adornado con mucha nieve, mucho bosque y mucho sitio típico de Siberia (gran trabajo de documentación en wikipedia y la "Lonely Planet") pero todo está vacío... como una postal de un campo nevado.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Peliculón
Un peliculón. Que no es que sea una película buena y cuente tal o cual cosa, o tenga x logros artísticos (que los tendrá, pero es lo de menos). Es un peliculón, de los que te tiene clavado en el asiento, porque a medida que avanza engancha cada vez más y vas lamentando que se tenga que acabar.

Pues sí, por fin entretenimiento sin que sea para descerebrados. Una realización impecable, unos actores que estan estupendos y un guión que además de contar un thriller se detiene en los personajes.

Lo que me sorprende es la nacionalidad, pues de los créditos deduzco que Tele 5 está muy involucrada (será para compensar por Santos), además de Canal + España, y los consabidos Ministerio de Cultura, ICO y demás. Lástima que no se considere cine español, porque hubiera elevado la media notablemente. En cualquier caso, enhorabuena por el peliculón.
[Leer más +]
8 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo