arrow
8
BBC+ John Le Carré+ Tom Hiddleston+Hugh Lauire= notable
Lo primero que aprecias de la miniserie, es la enorme calidad en la producción, sello BBC, faltaría más. Lo segundo es que aunque la novela se ambienta durante la Primavera Árabe, la Revolución en la plaza de Tahrir y la caída de Mubarak, es bastante fiel a la novela de Le Carré, sobretodo recrea a al perfección el mundo del espionaje que el escritor sabía plasmar en sus novelas. Lo tercero es que cuenta con dos actuaciones solventes de dos grandes actores. Por un lado "el doctor House" aquí como un traficante de armas, y por otro a Tom Hiddleston que aquí interpreta a un gerente de un hotel de El Cairo. Si después de ver la actuación de Hiddleston, aún siguen quedando dudas de quien debe ser el nuevo Bond... no sé que más debe mostrar el hombre.
ambos están muy bien acompañados por secundarios habituales de la tv inglesa. Así a bote pronto reconozco a la actriz que da vida a la policía de la serie "Broadchurch" que aquí interpreta a una agente de la inteligencia británica.
Todo empieza cuando una misteriosa mujer pide al gerente de un hotel que guarde en la caja fuerte unos documentos donde se detalla venta de armas y de napalm al gobierno caído de Mubarak, después de que la mujer sea agredida por Hamid uno de los hombres del traficante de armas Roper, el gerente decide mandar los papeles a la inteligencia inglesa, Todo ello desencadena una serie de acontecimientos que hacen que los ingleses vean la oportunidad de reclutarle para infiltrarse y desmantelar la organización de Roper.

Serán seis hora de tu vida bien empleadas. Un ritmo constante, una intriga bien mantenida y unas grandes actuaciones, todo ello envuelto en una producción de calidad.
[Leer más +]
47 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Mucho ritmo pero no te hagas muchas preguntas
La serie es entretenida, es todo lo que se puede decir de ella, nada extraordinario y nada aburrida, un ritmo trepidante con el objetivo de que no te hagas muchas preguntas, pasan demasiadas cosas y a veces, según mi opinión les falta hilarlas mejor, muchas tramas no me las creo y otras no me convencen y yo soy de los que piensa que al espectador hay que convercerle. Aunque en los thrillers hay que dar mucho ritmo tambien hay que convencer, y en esta miniserie muchas vece no lo hace. No todo vale por dar ritmo.
Explico en Spoiler algunas de ellas,
[Leer más +]
37 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
En su justa medida
Si hubiera tenido más capitulos ya hubieran sido demasiados, lo bueno que tienen los británicos es que saben, como los antibióticos, la cantidad justa que toca dar. Buenos escenarios, actorazos de primera, una trama que en momentos hasta no sabes si mirar o te va a dar algo, música que podría sobre todo en la presentación, pasar por una de James Bond, y es que está cuidadita cuidadita, no en vano tanto Hugh Laurie como HIddleston se han dejado los cuartos produciendo esta miniserie, aunque a mi la que me gusta a rabiar es Olivia Colman, es que lo mismo te partes de risa como que la crees la peor de este mundo, que gran actriz. Los demás actores lo mismo, bueno, es que soy muy pro-inglesa en cuanto a cine y televisión se trata.

De todas todas, hay que verla, y si se puede en dos dias mejor para no perder detalle. Una gozada.
[Leer más +]
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Decepción con el James Bond interino
Tenía muchas ganas de ver esta miniserie, principalmente por los protagonistas, lo reconozco. No he leído el libro, así que no sé si es una buena adaptación. La ambientación es buena, y con bonitas imágenes de Mallorca. Y es todo lo bueno que puedo decir.

Toda la trama carece de la más mínima pizca de originalidad. Los personajes son puros estereotipos, las relaciones entre los personajes son clichés, las situaciones son trilladas. Toda la historia está mil veces vista: películas de James Bond, series de espías, … Todo lo que imaginas que va a pasar a continuación, pasa. Ni un sólo giro de guion sorprendente.
Pero además, resulta poco o nada creíble. Parte de la culpa es del guion (repito, no tengo ni idea de cómo es la historia de partida), y otra parte de la culpa, para pesar mío, es de los protagonistas.
[Leer más +]
20 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Le Carré en miniserie
Uno de los platos fuertes de la temporada televisiva ha sido el estreno de la miniserie ‘El infiltrado‘, que adaptaba una novela de John Le Carré con un reparto Hollywoodiense de altura. ¿Cumple las expectativas? Pues lo cierto es que sólo se deja ver.

A estas alturas de la película un actor como Hugh Laurie es capaz de venderme lo que haga falta. Pero si encima mete por medio una novela de John Le Carré, mi interés se dispara. En esta miniserie de seis capítulos El exsoldado británico Jonathan Pine es reclutado por la agente Burr, de los servicios de inteligencia, para infiltrarse en la red de un traficante de armas internacional liderada por Richard Onslow Roper.

Siendo sinceros me esperaba mucho más de ‘El Infiltrado’: más tensión, más intriga, más de todo en general. ‘El infiltrado’ es una miniserie que funciona bastante bien a pesar de la duración de sus episodios pero que paga demasiado caro el hecho de mostrar tan pronto todas sus cartas.

Sigo en "Spoilers" por si acaso.

Más en: https://alquimistacinefilo.wordpress.com/
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una producción de sobresaliente
Miniserie de 6 episodios coproducida por la BBC (Sherlock, Doctor Who) y AMC (Mad Men, Breaking Bad). Magníficamente protagonizada por Tom Hiddleston y Hugh Laurie, intérprete archiconocido por su papel en House M. D., con un buen puñado de buenos actores secundarios, incluyendo a Antonio de la Torre, que se pone en la piel de un abogado sin escrúpulos. La serie se caracteriza por una puesta en escena muy cuidada y un guión más que solvente. Pese a esto, lo que realmente la convierte en una producción excelente es la memorable interpretación de Hugh Laurie, que interpreta a Richard "Dickie" Roper, uno de los mejores villanos que he visto en televisión, y con todos esos golpes de humor ácido que tanto caracterizan a Laurie, y que a mi personalmente me encantan.
Me cuesta encontrarle puntos negativos, pero por poner algo diré que, en mi opinión, habría quedado una producción mucho más redonda si le hubiesen recortado al menos un episodio, creo que, a pesar de que no es en absoluto aburrida, podría haber sido un poco más corta.
A pesar de ello, me parece que es una miniserie excelente que todo aquel al que le guste el género de espionaje y las novelas de John le Carré.
[Leer más +]
16 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buena adaptacion del maestro Le Carre
Con un buen ritmo, algo lento en ocasiones , pero seguro la señora Bier nos factura una entretenida miniserie de espias de hoy en dia, con todo lo que eso conlleva.La hipocresía de los servicios secretos y de los politicos esta muy bien reflejada, con la corrupción y los sobornos de siempre, el actor protagonista, lo cveo un poco apagado (eso si menuda percha tiene el tio, todo le queda bien) y sus motivaciones para vivir como vive en el hotel al principio de la serie no están muy bien explicadas en mi opinion. Pero el que se lleva la serie a su terreno es el gran Hugh Laurie, interpretando a un tipo cinico y amoral, pero con una inteligencia y un encanto personal indudable, se agradece el realismo en las escenas de acción , sin tontas pirotecnias , la verosimilitud manda en esta estupenda miniserie.
[Leer más +]
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Un hombre fascinante
¡Ah!, vale, que Hiddleston y Laurie son los productores de «El infiltrado» y el director es una mujer, Susanne Bier... Entonces ahora se entienden un par de cosas.

Ahora se entiende que a Hiddleston lo luzcan tanto, de todas las formas, por arriba, por abajo, delante, detrás (detrás...), desnudo, vestido, de pie, en la cama. Se lía con casi todas las mujeres que aparecen en escenas, no digo yo que con razón, pero igualmente se nota que a Hiddleston se le quiere. Y mucho, tanto ellas como ellos, porque los tiene a todos fascinados. Su Jonathan Pine es el gerente en el turno de noche de un hotel en Egipto, un hotel fantástico, por cierto, que conocerá a una misteriosa, triste y bella mujer que básicamente le pondrá sobre la pista, sin querer queriendo, del mundo de tráfico de armas. Pine es un hombre normal en apariencia, pero pronto descubrirás que no es el típico empleado de hostelería, sino que tiene capacidades e inteligencia de sobra para ser el espía perfecto.

Seis capítulo son pocos y, bueno, la historia te la ves venir desde que empieza, así que podrían haberse esforzado más en crear una trama de infiltrados y espiados de más imaginación, aportar algo diferente, que no lo aporta.

Pero pasas el rato.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
UNA INTERESANTE MINISERIE.
Tiene la duración justa... Bueno, creo que se podría haber concentrado en 3 episodios, pero hagamos una concesión.
Tom Hiddleston, se adapta perfectamente al papel, con las características necesarias para seducir al espectador a través de un guión hábil, aunque, con algunas escenas pequeñas que distancian más que muestran. En este tipo de proyectos donde las ausencias y las presencias se unen para ofrecer un producto acompañado de cierta turbieza; debemos caer en la trampa, y yo lo hice, a sabiendas que de otra manera, no me llegaría.

Un 6
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Espionaje elegante.
Adaptación de David Farr de la novela de uno de los más afamados autores de la Guerra Fría, John le Carré, en concreto de su novela "The Night Manager", perfectamente reconocible, y que me ha recordado mucho en ciertos pasajes a otra mucho más conocida como "La chica del tambor".

Espionaje de alta escuela, mucha elegancia, lujo y glamour, sexo, intriga por doquier, ritmo sosegado, diálogos inteligentes, controvertidas historias de amor y cuidados personajes perfectamente definidos tanto en la pluma de Le Carré como en la presente adaptación dirigida por Susanne Bier, que cuenta con un excelente elenco de actores encabezados por Olivia Colman, Tom Hollander y Hugh Laurie, donde destaca con luz propia la excelente interpretación de Tom Hiddleston y la presencia de la atractiva Elizabeth Debicki.

Miniserie de tan sólo seis capítulos para degustar.

Sobresaliente, 9.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
CUANDO LO BUENO VIENE EN ENVASE CHICO...
...DOBLEMENTE BUENO. Y este es el caso.
The Night Manager (El Conserje Nocturno) ofrece todo en su justa medida. Una historia de actualidad narrada con eficacia, suspenso, intriga, muy buen nivel de lenguaje, múltiples escenarios en diversos países, actuaciones muy solventes, cinematografía experta, duración exacta, etc.
Basada en la novel de Le Carré, hace honor a la premisa de ofrecer fílmicamente un producto de jerarquía equivalente a la literaria, cosa que es muy difícil de lograr. Y lo consigue a través de un medio artístico que hoy x hoy es de mucho mayor alcance que la literatura.
Además, no se excede ni desbalancea en ningún aspecto; el tránsito de lo general a lo particular es de máxima precisión y ambas cuestiones discurren simultánea y equilibradamente, sin caer en lo efectista. Cuenta una historia de amores y desamores en medio de un contexto de intriga política, espionaje, tráfico de armas y conflictos contemporáneos, dándole a cada tema la atención que merece. Con mínimas escenas eróticas sostiene el clima de erotismo subyacente permanentemente. Y con pocos pasajes de violencia deja sentir la tensión de principio a fin.
Muy recomendable, sin dudas.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Loki y House frente a frente
Solo por el hecho de ver trabajar a estos dos grandes actores, ya merece la pena ver la serie. Por otra parte, el hecho de ser una producción de tan solo seis entregas, planificada como adaptación de una novela, también es un punto a su favor. Esto permite que el argumento tenga un desarrollo adecuado a su duración, sin que de ninguna manera se alargue innecesariamente la trama, algo muy habitual en las series.
La historia, adaptación de un texto de John Le Carré, es una intriga para intentar detener a un poderoso traficante internacional de armas, camuflado como empresario filantrópico.
Me resulta muy difícil elegir un ganador en este tremendo duelo interpretativo.
Laurie hace de millonario egoísta y malvado. Su personaje es frío, y el actor lo interpreta a la perfección.
Hiddleston, que ya ha apuntado maneras en sus películas, aquí se destapa como un actor mucho mejor de lo que ya parecía. Menudo papelón hace el tipo.
La realización y la fotografía están muy cuidadas. Me ha sorprendido que parte del tiempo estén en España, aunque realmente ignoro si han filmado realmente en nuestro país.
Puede que sí, porque también cuenta con la presencia de Antonio de la Torre. Este actor me cae bastante mal porque odio a muerte su película “Caníbal”, pero ni siquiera eso consigue estropearme el buen sabor de boca que me ha dejado esta serie.
Es posible que tenga un bajón de ritmo en su parte central, pero eso es un mal menor. Lo importante son las relaciones entre los personajes e, insisto, las actuaciones del reparto.
Totalmente recomendable.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Estupenda serie
Una muy buena serie de espías, al estilo de las películas de James Bond, donde cada episodio te mantendrá pegado al sillón y te acabarás la serie en un minuto. Rápida, fluida y muy interesante. Me ha encantado ver a Tom Hiddleston en este papel, pues solo le conocía como "hermano de Thor"; ahora entiendo por qué pensaron en él para sustituir a Daniel Craig en 007, es un gran actor. Hugh Laurie, increíble como siempre y Olivia Colman una gran actriz que descubrí gracias a la serie Broadchurch.
La recomiendo 100 %.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
GERENTE, COCINERO, SOLDADO Y ESPIA
Quien le iba a decir a esta danesa pionera del Dogma que ya cercana a los 60 acabaría realizando para la televisión (si es de calidad hoy es todo un lujo) una serie del best seller Carré con una factura artística y narrativa dentro de los estándares más trillados y comerciales postulándose incluso para ser la próxima directora Bond.
El caso es que al menos recuperamos buena parte del talento de Susanne exhibido con "En un mundo mejor" (2010), Oscar incluido y aquella comedia refrescante que fue "Amor es todo lo que necesitas" (2012). Desde entonces andaba un poco de capa caída en sus dos siguientes proyectos´
Se redime en parte aquí con esta adaptación remozada de la novela del maestro de los espías de hace más de veinte años que estuvo en el dique seco para pasar a la pantalla grande y que la nueva televisión rescata en coproducción anglo americana con dinero en la producción y reparto de campanillas.
El guión forzado en muchos momentos no evita que el resultado final entretenga y funcione y de paso nos regale la vista con el consabido tour por esos rincones privilegiados llenos de glamour donde van a realizar sus chanchullos de altos vuelos y bajos instintos los magnates del mercado del crimen.
El elenco no defrauda en sus roles, con una Olivia Colman que da carácter a su personaje inicialmente masculino de la novela original y un Tom Hiddleston que ensaya su previsible futuro en la piel de 007 (al servicio de su majestad, por supuesto).
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante, pero ya.
6 capítulos que son la clave del éxito de esta serie. Cualquier cosa que hubiese superado ese número de capítulos se podría haber convertido en un autentico bodrio.

Su piloto no invita a buenas criticas, ya que se hace algo pesado y para tener solo 6 capítulos, se hace excesivamente lento el planteamiento de las tramas. El segundo capitulo mejora, pero creo que es a partir del tercero cuando de verdad se ve algo interesante.

Es una serie que no tiene grandes momentos para sorprendente, pero que consigue entretener.

Nota: 6/10
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un Bond de telefilm.
87/01(01/05/17) Apreciable serie británica para la BBC One, la producción más cara de la cadena con 30 millones $, seis capítulos basados en la novela homónima de 1993 del prestigioso escritor John Le Carré (seudónimo con el que se conoce a David John Moore Cornwell) especialista en desmenuzar las intrigas internacional de espionaje (el novelista hace un cameo en el cuarto episodio), del que el canal no hacía una adaptación desde hace más de tres décadas (“Los hombres de Smiley”, 1982), que dio su bendición al serial guionizado por David Farr (“Hannah”), alterando algunos acontecimientos para adaptarla obra a nuestros días, en la novela se ambienta a principios los noventa, alrededor de la primera Guerra del Golfo, y giraba en torno al plan de Roper de vender armas a carteles de la droga colombianos, en su traslado a la pantalla pasamos a la primavera árabe en El Cairo, y se trata de los intentos de Roper por vender armas a los déspotas árabes; En el libro, el héroe Jonathan Pine tiene experiencia en el trabajo de espía, pues estando en el ejército se infiltró en el IRA; en la serie es un veterano de la segunda guerra del Golfo. También se cambia el contacto del protagonista en la inteligencia británica, de Leonard Burr, aquí una mujer embarazada (Olivia Coleman preñada realmente, dando un toque lo “Fargo”), Angela Burr; El contacto en la inteligencia USA pasa del eslavo Joe Strelski al afroamericano Joel Stedman (David Harewood); Centro de operaciones de Roper se ha trasladado desde las Bahamas en la novela hasta una villa fortaleza fotogénica en la isla española de Mallorca. A pesar de estas variaciones el espíritu del libro sigue vivo en el metraje, los personajes y sus motivaciones siguen siendo los mismos, y la mayor parte del diálogo fundamental se mantiene intacto. Los seis capítulos están dirigidos por la oscarizada danesa Susanne Bier imponiendo solidez narrativa coherente, saltando por lugares exóticos en plan James Bond (El Cairo, Turquía, Mallorca, Madrid, Londres, Suiza,…), sabiendo mezclar el lujo (mansiones, hoteles hedonistas, helicópteros, yates, autos, vestuario,…), con la podredumbre que se esconde tras esto (los crímenes de guerra, el tráfico, de armas, asesinatos, corrupción política,…), todo esto apoyado en una pareja de antagonistas excelente en las figuras del pujante Tom Hiddleston (el héroe) y Hugh Laurie (el villano), ayudados por un buen elenco de secundarios que dan lustre a la producción. Tiene sus taras evidentes en la cierta superficialidad en que evoluciona el relato, emparentándose en esto a la saga Bond, donde el protagonista es apuesto, inteligente, intrépido, Valiente, con un gran sentido del deber, se acuesta con mujeres bellas, como no, con la del malo malísimo, llegando incluso a pedir en un casino.

Es una serie entretenida, con buen ritmo, destilando elegancia, con alguna s escenas de tensión, rodada con mimo en trasladarnos el lujo en que se mueven estas corruptas élites y las miserias de las que sufren sus beneficios. Siendo el eje el duelo entre los dos antagonistas (Pine vs Roper), enfrentamiento que se mueve entre lo psicológico y lo sutil, el “combate” tiene efluvios bondianos, y es que sigue unas pautas muy similares como ya he remarcado arriba en la figura de Pine un pseudo-Bond (de hecho se baraja como sustituto de Craig), asimismo en la del villano, típico “gentleman”, sofisticado, flemático, de sonrisa cínica, residiendo en una hermosa fortaleza y por supuesto con una bella pareja, con la que todos sabemos terminará haciendo “migas” nuestro héroe particular. Y es que este es uno de los defectos de la serie, su arrolladora previsibilidad, sabes lo que va a pasar antes de que ocurra, con la que la capacidad de sorpresa es nula, los pretendidos giros sorpresa no producen efecto emocional alguno en el espectador, todo transita por lugares ya muy trillados, trama que tropecientas veces hemos visto, porque (seamos francos) lo de la historia del traficante de armas desalmado en connivencia con políticos carece de capacidad de asombro alguna, y tampoco es que el tema sea tratado con hondura dramática alguna, todo se mueve (repito) por caminos bondianos, asesinan a una linda amante de nuestro héroe y entonces este se implica infiltrándose entre los pérfidos, (repito) muy bondiano, no hay motivaciones profundas sobre el daño que producen estas armas, apenas un apunte a pie de página bastante burdo en un tramo en que hacen una prueba del potencial armamentístico un poblacho turco, todo se mueve entre el choque entre el héroe y su némesis, sin rascar. Siendo asimismo los secundarios meros arquetipos que ayudan a potenciar la sensación de estereotipos, como el “esbirro” desconfiado del malo que se huele el pastel, quizás por celos, o la preciosa y sexy pareja del malo malísimo, que por supuesto sabemos que acabará beneficiándose... Cabe achacar que a esta mujer se le atribuye un pasado bastante confuso con sus hijos a los que tiene abandonados, esto seguro en el libro está mejor desarrollado, en la serie es un pegote sin sentido. Se suman algunas incoherencias y agujeros narrativos (spoiler). No es que sea mala la serie, es que no es lo grande que muchos han querido ver (a mi modesto entender).

Tom Hiddleston destila sex Apple, encanto, apostura, elegancia, sonrisa que enamora (y soy muy hetero), ojos azules que prendan, sin duda la mejor carta de presentación para encarnar a James Bond en el futuro, lástima que su rol peque de lineal y poco matizado, nunca duda, siempre adelante, le faltan aristas para humanizarlo, en realidad, justo lo que es el mítico agente 007. Hugh Laurie (vuelta a una producción británica después de trece años de ausencia), encarna con mordacidad y simpatía serpentil al villano de la función, sabe dotarlo de grietas, dándole una mínima patena de fragilidad (pero remarco, mínima), se nota disfrutar haciendo de malo malísimo... (sigue en spoiler por falta de espacio)
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El infiltrado
Película que echaron ayer en TVE1 una película recientemente nueva. Dónde el actor Tom Hiddleston, está en un hotel, siendo un agente secreto y quiere tratar de proteger a una chica, que descubrirá que es la chica de un ladrón. Que justamente va a entrar pero el no lo sabe con un nuevo invitado.

Acción, misterio aventuras. Para todos los públicos, algo de sangre. Para menores de más de 16 años.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
¿Mejor que el libro?, ¡pues sí!
No es frecuente, pero a veces pasa que la peli o la serie es mejor que el libro. Quienes nos hemos dormido con la prosa de John Le Carre (uno de los autores más sobrevalorados de la ya por si muy sobrevalorada literatura británica), nos congratulamos que la adaptación televisiva de su novela supere ampliamente a la soporifera novela.

A destacar la actuación del protagonista, Tom Hiddleston, alias Loki, que siempre se merienda a su inexpresivo hermano Thor en toda la saga de Marvel, y aquí eclipsa incluso al mismísimo doctor House, que hace de malo malísimo.

La trama puede parecer un tanto rocambolesca, un poco increíble, contrastando con el tono "realista" que se le quiere dar, pero ¿que serie de espías no peca de eso?
Un ex-militar que trabaja en un hotel, sin comerlo ni beberlo, se mete de lleno en un juego de engaños y tráfico de armas con el fondo de las tristemente fallidas "primaveras árabes"
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Hugh Laurie, espías y negocio internacional
En eso se resume esta serie. Hugh Laurie borda como nadie el hacer de cabrón y aquí lo vuelve a demostrar (por favor, vedlo en VO) y la trama, aunque cogida por pinzas en algún momento, es entretenida y muestra cómo funcionan algunos de los que mueven los hilos del mundo fuera de los focos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El gerente de noche
Pese a la enorme fama y éxito del que gozan sus novelas, a mi particularmente nunca me ha gustado demasiado el estilo de John LeCarre, no ya tanto por el tema general (espías rusos y americanos durante la guerra fría) sino por como está escritas.

Sin embargo, con la caída del muro de Berlín y el desmembramiento de la Unión Soviética este hombre se tuvo que reinventar un poco a si mismo, y empezó a escribir novelas, también de espías eso si, pero no ambientadas en la guerra fría. Debo confesar que no he leído ninguna, pero si tenía que juzgar por las adaptaciones al cine (como por ejemplo El sastre de Panamá) no me esperaba gran cosa de El infiltrado. Claro que también hay otras como El jardinero fiel que parecían sugerir lo contrario.

The Night Manager fue la segunda novela que LeCarre escribió después del fin de la guerra fría, y con temas parecidos pero ambientaciones distintas.

La novela original se ambienta a principios de los noventa, en una trama de tráfico de armas y drogas con los cárteles sudamericanos. En la adaptación para TV la han puesto un poco al día: ahora se trata de tráfico de armas a Siria. De hecho la serie empieza en El Cairo un poco antes, en plena primavera árabe, donde vemos a su protagonista, Jonathan Pine (un antiguo soldado británico), trabajando ahora como gerente o director de noche de un lujosos hotel.

No me resisto a comentar el tema del cambio de título, bastante inoportuno para mi gusto. El original es precisamente ese: el gerente nocturno, o el director de noche. Un buen título, que no cuenta nada y que hace que te preguntes durante todo el primer episodio de la serie (que actúa casi como un episodio piloto pues es muy independiente en la trama del resto, y parece que tiene poco que ver) de que va a ir esa historia que te están contando.

Pero en España que son más listos que nadie han decido llamarle “El Infiltrado”. Toma spoiler en el propio título. Porque sí, amigos, esta serie lo que cuenta es cómo Pine acaba infiltrándose en la organización criminal de Richard Roper, un poderoso traficante de armas. Por lo menos no os voy a desvelar cómo, y sobre todo por qué un gerente del turno de noche de hotel acaba haciendo de topo en una organización de traficantes de armas.

Realmente empecé a ver la serie precisamente por el malo, por Roper; o más bien por quien lo interpreta: Hugh Laurie, más conocido antes por el Doctor House. Aquí no hace de cínico maleducado. Aquí es todo un dandy británico, rico, de gustos caros, con una rubia florero a su lado (Jed, que será un personaje que cobrará más importancia a medida que avance la trama), que viaja en jets privados, se aloja en hoteles de cinco estrellas y vive en un chalecito en Mallorca (eso me resulto curioso, al parecer en la novela es en alguna isla caribeña). La verdad es que Laurie lo hace bien en el papel de malo frío, cínico y bastante hijo de...

Una de las consecuencias colaterales de haber cambiado los escenarios donde se ambienta la serie y que uno de ellos sea España, es que ahora, uno de los personajes (un abogado corrupto llamado Juan Apóstol) ahora es español, y para mi sorpresa cuando vi la serie es nade manos que Antonio de la Torre.

Al final, lo que tienes es lo que podrías esperar de en una trama de espías con topos infiltrados: la inteligencia británica (el MI5 y el MI6) la CIA norteamericana, traiciones, la incertidumbre continua de si el malo sospecha más de lo que parece del bueno y lo ha descubierto aunque lo deja hacer (la verdad es que el suspense está bastante logrado en algunos episodios),... y también la sospecha de que mientras tu tienes un topo infiltrado en la organización de Roper, quizá el poderoso Roper también tenga algún topo infiltrado en al inteligencia británica o norteamericana.

Otra cara reconocible es la de Olivia Colman, que aquí es Burr, la jefa del servicio de inteligencia que capta a Pine y lo infiltra en la organización de Roper, pero que a los seriéfilos les sonará mas por se la policía de pueblo de la magnífica Broadchurch.

Entre los puntos negativos... bueno, quizás los actores no estén todo lo aprovechados que podrían haberlo estado, a excepción de Hugh Laurie, y no me acabo de creer del todo la relación entre Pine y Jed, la chica florero de Roper, aunque si que están bien contados los motivos de ella, su vida anterior, y cómo ha llegado a ser la pareja de Roper. También puede que el final sea un poco convencional, o incluso casi esperado...

Pero en general hay que reconocerle a la serie una factura impecable, al fin y al cambo estamos ante una producción de la BBC, pues se trata de una serie británica, aunque dirigida por una danesa: Susanne Bier (que ha dirigido algunas películas interesantes como Cosas que perdimos en el fuego o En un mundo mejor, que se llevó el Oscar a la mejor película extranjera).

También es de agradecer el hecho de que se trate de una serie cerrada: nada de primeras temporadas que luego se irán alargando y alargando y perdiendo calidad hasta que alguien decida cancelarlas. No, aquí es una historia completamente cerrada, que empieza y termina dentro de los 6 episodios de una hora de duración de los que consta la serie, porque además esa es otra de sus cualidades: realmente es una miniserie.

En general muy interesante, recomendable y bastante buena, son seis horas que merece la pena dedicarle.



Más en: http://el-pobre-cito-hablador.blogspot.com/2016/04/el-infiltrado-el-gerente-de-noche.html
[Leer más +]
6 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo