arrow
2
J.K. Rowling perdiendo el control.
"Uníos a mí... o morid". Gellert Grindelwald.

Cuando uno se aproxima a una de las películas de Harry Potter, y por añadidura, de Animales fantásticos, va bastante tranquilo, porque sabe que hay unos estándares de calidad que el universo de J.K. Rowling ha cumplido hasta el momento. Resulta, por tanto, bastante sorprendente, que ese nivel de calidad no sólo no se haya alcanzado, sino que nos encontramos ante la peor de las ya 10 películas ambientadas en ese mundo, y con una diferencia muy considerable.

Creo que lo más sangrante de todo es ver como Rowling, que debería haberse quedado en la escritura de novelas, donde claramente se mueve mejor, construye un guión que avanza a trompicones, que modifica personajes de manera abrupta y que alarga la trama durante unas innecesariamente largas dos horas y veinte de película. No contenta con eso, da la impresión de ser una niña que juega con una caja de muñecos, a los que mueve y altera a su antojo.
Igual cuando llegó a las librerías Harry Potter y el legado maldito, la obra de teatro que continuaba la historia del mago protagonista, deberíamos haber visto que era aquí donde íbamos a acabar, porque cometía exactamente los mismos fallos.

Si digo que esto en particular es lo más sangrante es porque hay cosas que sí funcionan:
Los actores lo hacen muy bien en su mayoría: Eddie Redmayne está estupendo como Newt, Jude Law levanta un Dumbledore del que tristemente sabremos bien poco al acabar la proyección y Johnny Depp compone a un Grindelwald interesante, quizá el personaje más desarrollado de la película (o quizás el único desarrollado de la película).
Los efectos especiales son espectaculares, al menos ese nivel sí roza el techo de lo que se ha visto hasta ahora en la saga, con algunas criaturas que realmente parece que estén ahí.

No puedo incluir como bueno, o no totalmente, la labor de David Yates como director, quien hace tiempo que se apropió de la saga (con La Orden del Fénix) en un movimiento que me entristece, porque perdemos la posibilidad de ver a diferentes directores con el material.
En este caso, Yates cumple, pero no consigue imprimir ningún ritmo a este despropósito, a pesar de componer algunas escenas de acción (la inicial y la final) que resultan verdaderamente espectaculares.
Por otro lado, entre sus fallos se encuentra la tendencia a una mayor oscuridad visual, incluso en escenas a plena luz del día. Entiendo que se quiera introducir al espectador en una película más seria, pero da la impresión de que hayan pasado un filtro para oscurecer todas las escenas, lo que queda un poco raro, sobre todo cuando se compara con la primera entrega.

Sin embargo, resulta aún más molesto resaltar los puntos positivos, porque el punto negativo, la guionista, no permite brillar a nada de lo que he dicho previamente.
Su guión se construye sobre coincidencias y acciones de los personajes gratuitas, algunas tan aberrantes que dejan al espectador confundido. No contenta con eso, la autora construye la película en torno a un MacGuffin muy, muy abstracto (la identidad desconocida de uno de los personajes), que no tiene razón de ser, porque podría haber sido revelado en los primeros compases de la película y lo habríamos sentido como mucho más orgánico. Es simplemente que los personajes no quieren revelarlo o siquiera explicar cuáles son sus sospechas, sin ningún motivo, lo que resulta enormemente frustrante.
Eso sin contar con que el susodicho MacGuffin es probablemente el movimiento más absurdo y poco justificado de la autora. Es ese preciso instante en que el espectador se da cuenta de que nada de esto estaba preparado, que va improvisando sobre la marcha y que introduce personajes donde nunca hubo un hueco preparado para que existieran.
Si ya desde los primeros momentos de la película (una perturbadora escena que involucra un encantamiento amoroso) me sentía a disgusto con muchas de las decisiones tomadas, la resolución a esta trama terminó con todas mis esperanzas respecto a esta película.

Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald es una mala película. Fracasa en todo lo que se propone debido a una autora que, desde que finalizó la saga original de Harry Potter, ha decidido alterar cosas a su libre albedrío. El guión divaga en personajes y situaciones que no presentan atractivo, hay momentos de verdadera confusión, los personajes no se desarrollan, cometen acciones irracionales que el espectador debe entender como normales o llegan a traicionar lo que eran de manera absurda y lo poco bueno que tiene se viene abajo considerando las largas, muy largas, incluso por momentos aburridas, dos horas y veinte de metraje.
Es una verdadera lástima que, con los buenos momentos que nos había dejado hasta ahora, se haya convertido en una manera de sacar dinero a los espectadores de malas formas.
[Leer más +]
154 de 199 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Muchos Hechizos y Poca Magia. Intentar vivir de viejas glorias.
Hace tiempo que todos sabemos que Rowling perdió el rumbo con el Universo Mágico. Lo demostró con el bodrio titulado 'El Legado Maldito', una historia que parecía un 'fan-fic' más que inventada por la creadora misma de ese universo. Relatos que no encajaban nada con la cronología original del canon de Harry Potter, diálogos bobos, clichés súper recurrentes en novelas juveniles, pero sobretodo referencias contínuas e incesantes a la saga original.

Parece que J.K. no escarmentó de las múltiples críticas que recibió por parte de los fans; esta vez ha hecho lo mismo: una historia vacua, insulsa, muy lenta hasta el final (sólo el inicio y la última media hora se salvan) y hasta tediosa en algunos puntos. Escenas totalmente sobrantes que podrían haber sido sustituídas por otras que le aportaran más contenido al relato. Lo mismo ocurre con las historias amorosas en el filme; muchas veces parecen ser el principal motor de la resistencia a Grindelwald antes que el hecho de luchar contra el mal. Al igual que 'Animales Fantásticos 1' esta película parece ser una introducción a las siguientes, pero es que ya es la segunda de la pentalogía.

Aún así, esto no es lo peor de todo. Señoras y señores prepárense para sorprenderse y decir '¡Ooh' y 'Uau' unas cuantas veces ya que se harán múltiples referencias al universo de Harry Potter. Bueno, quizás 'múltiples' se queda corto. 'Excesivas' más bien. Rowling intenta vivir de la vieja gloria de Harry Potter para asegurarse de que el filme sea para gusto del público en vez de crear un relato fuerte, independiente y que se sostenga por sí solo. Se malbaratan muchos minutos en referencias absurdas que no vienen a cuento y que, además, contradicen el propio canon original (para más detalles Zona Spoiler).

Nada de esto es culpa de los actores, más bien lo contrario: estos en su mayoría realizan un trabajo excelente, destacando sobretodo a Johnny Depp quien se ha apartado un poco de la actitud repetitiva de muchos de los personajes a los que ha interpretado pero sin perder su esencia que lo hace tan especial y característico. Lo único negativo en cuanto a la interpretación que puedo destacar es el doblaje. Hay algún que otro diálogo mal hecho y, en muchos casos, con voces que no le pegan nada a los personajes, además de la similitud entre muchas de ellas.

Lo mejor: los efectos especiales y la gran calidad de la imagen. He visualizado esta película en un cine Dolby 3D, por lo que se podía apreciar cada uno y hasta el más mínimo de los detalles en la imagen. Esto junto a un sonido excelso que hace que tus oídos se derritan cada vez que se conjura un hechizo. No obstante, al igual que con las referencias, la película abusa de ellos; constantemente; una y otra vez; hechizo tras hechizo. Esto está genial, por supuesto, es el mundo mágico; el problema es cuando parece que hay más hechizos que diálogos (hablo de diálogos fuertes, no de las bobadas que sueltan los personajes).

En definitiva, muchos hechizos pero poca magia. Se podría haber sacado mucho más jugo de esta película.

Todos los errores que he acertado a encontrar y algún que otro punto positivo en la Zona Spoilers.
[Leer más +]
56 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Los crímenes de Rowling y Yates
Los crímenes empezaron el día que se decidió que David Yates, después de la mediocre La Orden del Fénix, repitiera como director en el mundo mágico hasta el fin de los tiempos. Lo positivo de esto fue una maravillosa "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte I", en la cual, el peor director que ha tenido la saga mágica, pareció equivocarse y hacerlo todo bien.

La otra criminal, a la que le tengo demasiado cariño por la magia que aportó a mi infancia y adolescencia, es la propia J.K. Rowling, que desde que terminó la saga de "Harry Potter" se ha aficionado a publicar "curiosidades" por twitter sobre el futuro de los personajes, el cual se ha ido inventando a la marcha. Vale, es la autora y puede gastar su tiempo libre inventándose lo que le salga del chumino mágico, pero lo que está haciendo cómo guionista con esta saga me parece que es una auto-falta de respeto hacia su obra. Los guiones para los/las guionistas.

Esta película peca de lo mismo que su primera parte, mucha magia de efecto especial y poca de corazón, de la que atraviesa la pantalla. Desgraciadamente se añaden a la desastrosa ecuación referencias lamentables sobre célebres personajes de su saga original, con el propósito de poner las varitas duras de sus fans menos exigentes.

El problema principal es que todo el desarrollo se queda en la capa (y no la de invisibilidad), sudando completamente de construir sólidamente las historias. Yates, como buen esbirro, se dedica a rodar sin demasiada pasión y ninguna autoría lo que le ordenan, y a estirar la mano para cobrar sus galeones.

Como puntos positivos tenemos, para mi gran sorpresa, al Grindelwald de Johnny Depp. Sinceramente me pareció una muy discutible elección en su momento, pero después de estar arrastrándose últimamente por las pantallas y los escenarios con The Hollywood Vampires, resulta que ha dado vida a un villano potente y con un interesante y manipulador discurso. Este personaje frena mis bostezos de tedio cada vez que sale en pantalla, despertando mi atención. También sus lacayos me parecen simpáticos secundarios con distintas particularidades que pueden dar mucho de sí en un futuro. Incluso podríamos tener a un buen trío protagonista, que de estar en una mejor película hubiese podido ser mucho más disfrutable, ya que sus buenas interpretaciones son indiscutibles.

PD: Aunque he leído lo contrario, es una peli para no-fans. Cuanta menos información previa tienes, menos errores descubres y menos veces te pones las manos en la cabeza durante su visionado.

En fin, dejo en la zona de spoilers algunos de los sinsentidos y estupideces vistas en la película, aunque hay tantos que seguro que se me quedan más de la mitad en el tintero.
[Leer más +]
30 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
¿Los crímenes de quién?
No diremos decepción porque no había muchas esperanzas. Después de la primera entrega que me dejó fría, esta segunda ha hecho que entre el calor porque me ha hecho pensar que he tirado dos horas de mi tiempo y que, en parte, mi infancia ha muerto un poquito.
El guion es nulo, desde el principio hasta el precipitado final. No es fácil condensar un universo en dos horas y no lo ha conseguido así que, quizá para la próxima, la señora Rowling debería dejarle el tema de guion a un profesional y ella simplemente crear la trama, que en esta película, tampoco hay.
[Leer más +]
25 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Universo fantástico y cómo destrozarlo
Acabo de salir del cine y... Nunca pensé que odiaría algo del universo de Harry Potter, ese que fue mi infancia, me ayudó en mis malos momentos y que sigue y seguirá formando parte de mi vida y de mi forma de ser.
Paso de decir nada más porque me caliento aún más de lo que ya estoy. Argumentos los tengo y de sobra, no es odiar por odiar (y menos algo sobre Harry Potter). Lo único que espero es que J.K. no se vuelva a fumar uno o más porros para los guiones de las 3 películas que quedan porque le ha bastado UNA SOLA PELÍCULA para cargarse gran parte del canon. Y fuera de eso, todos estaban en sus asientos después de nosecuántas horas en plan "todo lo que quieras Joanne, pero cuándo EMPIEZA la película".
[Leer más +]
21 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El que mucho abarca... poco aprieta
Tanto si eres fan de Harry Potter (tanto del mundo literario como cinematográfico) como si simplemente te interesa una nueva saga de aventuras, Animales Fantásticos 2 es un film que te entretendrá. No lo dudes. Es una película correcta y completamente respetuosa con el inigualable universo ideado por J.K. Rowling. Pero es inevitable sentir que sobre ella planea la sombra de "El Hobbit", es decir, la idea de ese producto estirado en tramas excesivamente largas e incluso innecesarias para aprovechar el tirón de una saga principal. En Zona Spoiler explicaré con más detalles a qué se debe esa sensación de neutralidad y euforia contenida que deja la película. Ahora, simplemente lo mejor y lo peor de la misma:

Lo mejor:
- Volver al universo de Rowling con un respeto y cariño máximos que, en esta época de legados esputados, ya es de agradecer
- Momentos fanservice espectaculares
- Newt Scamander se confirma como uno de los protagonistas más ricos e interesantes de los últimos tiempos
- Jude Law y Johnny Depp están muy a la altura de sus papeles

Lo peor:
- La irregularidad argumental: subtramas, subtramas y más subtramas que entorpecen el avance de la acción
- Ciertos personajes que están metidos con calzador a más no poder
- La sensación de que hay bastantes minutos de relleno
- Una trama que, al estar dividida en cinco películas, parece que no termina de avanzar
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El ascenso de Grindelwald
Ese podría haber sido, en mi opinión, un título más acertado para esta segunda parte de "Animales Fantásticos", de la que empezaré diciendo que me ha gustado mucho, y mucho más que la primera. Continúa alejándose de la saga original de Harry Potter, pero a su vez se acerca más a ella a través de los verdaderos protagonistas de la película: Grindelwald y Dumbledore, a los que dan vida Johnny Depp y Jude Law respectivamente; y muy bien por cierto.

Hay cierta controversia respecto a esta película, así que conviene decir que es una película hecha por y para los fans. Si lo que estás buscando es una introducción-precuela al mundo mágico de Potter, definitivamente esta no es tu cinta. Es una cinta, ya digo, para los más fans, tanto como de las películas como de los libros, puesto que si no habrá muchos detalles que se escapen a los ojos del espectador muggle: cameos, referencias y otros muchos guiños pasarán desapercibidos.

Y es que ese es el principal fallo de "Los crímenes de Grindelwald": da demasiada información por sabida, y no se molesta en explicar más de una de las cosas que pasan. En mi opinión, todas las películas de la franquicia llevan cometiendo el mismo pecado desde que David Yates cogió el timón de la saga (para no volver a soltarlo).

¿Entonces es entretenida? Sí ¿Buena? Yo diría que sí. A mí me lo ha parecido. ¿Vale la pena ir a verla al cine? ¡Por las barbas de Merlín, claro que sí! Pero...

Narrativamente hablando es un despropósito. Es la segunda entrega de las cinco que tendrá la saga de Animales Fantásticos, de ahí que esta película no tenga ni planteamiento, ni desenlace. Es todo nudo, ¡pero qué nudo más interesante! J. K. Rowling se pasa toda la película colocando estratégicamente a cada uno de los personajes como si estuviera jugando al ajedrez, e hilando poquito a poquito todas las tramas para que conecten concienzudamente con la saga de Harry Potter, con la historia que todos conocemos y amamos.

Total, que sin alargarme más, paso ya a decir a grandes rasgos lo mejor y lo peor según mi parecer:

LO MEJOR
- Johnny Depp como Grindelwald y Jude Law como Dumbledore. Permitidme decir que en un principio dudé de que Law fuera una buena opción para interpretar al gran Albus, pero por suerte me equivoqué. Me quito el sombrero.
- Newt Scamander, el tercer gran protagonista de la película, ya no es tan poco carismático como lo era en la primera entrega. Afortunadamente en esta ya tiene algo de chispa y una personalidad un poquito más desarrollada. Pero tampoco mucha, eh, sin pasarse.
- ¡¡Regresamos a Hogwarts!! Al lugar emblemático de la saga por antonomasia. (Esto no es spoiler, aparece en los tráilers y hasta en el póster). Algunos detallitos muy buenos en las escenas del colegio.

LO PEOR
- Personajes y tramas que están ahí porque sí, por hacer bulto. Esperemos que en realidad estén aquí por alguna razón y cobren más relevancia en las próximas entregas.
- Al principio la película puede hacerse un poco lenta, con elementos que podrían haberse tratado de mejor manera, pero para el tercer acto, el ritmo se vuelve trepidante, hasta llegar a un clímax espectacular.

PD: Parece que tengo afán por las películas que a todo el mundo les disgustan. Primero "Los últimos jedi", luego "Jurassic World: El reino caído", y ahora "Los crímenes de Grindelwald". Se ve que tengo gustos peculiares...
[Leer más +]
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Menos acción, pero más intriga
Fantastic beasts: The crimes of Grindelwald está dirigida por David Yates, a quien se le critica cierto toque de sopor una vez pasados los quince primeros minutos de metraje, al igual que le sucedió en la primera. Obviamente, la primera escena es muy potente y hay una historia que contar. Sin embargo, no hay nada que me haga pensar que esta segunda entrega supera a la primera. No hay tanta magia, quizás el único punto más criticable, pero eso da lugar a un elaborado guion más propio de espías y de películas de intriga que, sin embargo, no deja mal sabor de boca, sobre todo porque nos vamos de la sala pidiendo más.

Grindelwald (Johnny Depp) está preso, pero, como imaginaréis, eso no acaba durando mucho. Sus seguidores anhelan sus palabras y desean una revolución en el mundo mágico: el dominio de los magos sangre blanca. Sin embargo, sus opositores son tan fuertes como Dumbledore (Jude Law) y el Ministerio de Magia y sus aurores (Katherine Waterston). Por allí también pasará, como no podría ser de otra manera, el gran Newt Scamander (Eddie Redmayne). Este no se posicionará en un principio, ya que su labor se centra en sus animales, dándoles caza y cuidándoles posteriormente. No obstante, su relación con Dumbledore hará que deba tomar parte en la guerra que se avecina. En medio de todo esto tenemos a Credence (Ezra Miller) quien, según Grindelwald, es el único que puede acabar con Dumbledore. Toda la película girará en torno a cómo Grindelwald intenta traer hacia su lado al joven chaval, perdido y centrado en saber quién es su madre.

ANIMALES FANTÁSTICOS: LOS CRÍMENES DE GRINDELWALD cuenta con un reparto más que solvente y carismático. Comenzando por Eddie Redmayne, Johny Depp y Jude Law como principales y destacados. Es, sin embargo, un filme coral, con Katherine Waterston, Ezra Miller y Zoe Kravitz como grandes secundarios. Comentar que el personaje de Dan Floger ya no tiene tanto peso (y menos mal), por lo que la película es ya algo más seria que su predecesora. Como antes he comentado, las batallas mágicas son escasas, pero visualmente apabullantes, lo que nos hace frotarnos las manos con una próxima película en la que ambos bandos desencadenarán todo su poder. Además, el final que nos deja la película nos deja tan desubicados y con tanto hype que se nos harán largos los dos años de espera hasta que la tercera entrega llegue a los cines.

En definitiva, el mundo de J.K. Rowling seguirá tan vivo como deseen, y si lo siguen trabajando de esta manera provocará que aúne, si cabe, todavía más seguidores a la saga. Esta segunda entrega nos llevará a grandes momentos que los acérrimos de la saga aplaudirán y, sobre todo, nos deleitará visualmente, como no podía ser de otra manera. No os la podéis perder, es entretenida de principio a fin.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Crítica de “Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald”
-Otro fallido intento de insuflarle vida a la franquicia. Tiene los mismos problemas que su predecesora pero se beneficia de un envoltorio más intrigante y un considerable aumento de los presagios.
-Johnny Depp y Jude Law son lo mejor de la propuesta. Rowling debería dejar los guiones a los guionistas.

Es completamente normal entrar con recelo a esta secuela del insoportable e infantiloide spin-off de la saga del niño mago que J.K. Rowling nos intentó vender hace dos años con el título de “Animales fantásticos”. La película cambiaba las verdes tierras británicas por los oscuros callejones americanos de los años 20 y suponía el inicio de una pentalogía de precuelas que provocaba una desgana terrible. Por suerte ya hemos pasado el mal trago de aquella soporífera presentación de personajes y reimaginación del universo conocido por los fans de las películas (los fans de los libros tienen más bagaje) en la que los caretos de Colin Farrel eran tan irritantes como el nuevo protagonista. Ahora es el momento de que la historia salga adelante, de activar los mecanismos dramáticos e intentar que los personajes evolucionen y se posicionen de cara a lo que -como siempre- está por venir. Con la espectacular secuencia de apertura parece que la magia ha vuelto para quedarse (aunque aquí ya nadie pronuncia ni medio hechizo), pero todo es una filfa, un truco digno del mejor dúo Yates-Rowling, que ya han conseguido que entremos a ver su segundo y deslavazado intento de mantener viva la gallina de los huevos de oro.
Tras esa fantástica introducción la película comienza rápidamente a perder fuelle, aunque recupera el interés de forma intermitente, especialmente cuando entran en escena las nuevas incorporaciones. La propuesta es a todas luces más oscura, no solo por la fotografía de Philippe Rousselot sino también por el cambio de tono general del filme. Tanto que la franquicia vuelve a tener un villano a la altura, un Johnny Depp perfectamente contenido que abandona todo tic extravagante para aterrorizarnos con su mirada, y que construye a Grindewald acercándolo a controvertidas figuras de nuestra sociedad actual, dejando claro el peligro que supone un enemigo que no supedita el poder a la magia, sino que utiliza su elocuencia para meterse en tu mente y manipularte. A la zaga está la incorporación de su partenaire sentimental, un joven Albus Dumbledore fielmente asimilado en el semblante de Jude Law; jovial, carismático, inteligente, barbilampiño, con misteriosos matices trágicos y estimables consejos que repartir a sus estudiantes. El resto de personajes no obtienen un desarrollo adecuado, se desaprovechan algunos muy interesantes y los principales, que pierden protagonismo, siguen importando más bien poco para el espectador.
El mayor error de la película viene ya de la primera entrega, es dejar que Rowling esté a los mandos del guion, contrariamente a lo que ocurría en los filmes de Harry Potter. Su narración es farragosa y plúmbea, repleta de puntualizaciones confusas que solo pueden seguir los más fanáticos del universo; sus planteamientos son inseguros, sus resoluciones tan torpes como predecibles y en el nudo busca abarcar demasiadas cosas sin profundizar debidamente en ninguna de ellas mientras hace gala de sus siempre superfluas lecturas políticas. Tampoco es que sea mejor el trabajo de Yates tras las cámaras, insustancial y sin ritmo, que lleva sin sacar adelante un proyecto desde aquel deleznable intento de convertir a Tarzán en un héroe de acción. En esta ocasión es la partitura de James Newton Howard la que salva los trastos en numerosas ocasiones. Por suerte la cinta vuelve a tocar techo en su tramo final, con un clímax inteligente e incandescente, que le da al público exactamente lo que quiere y algunas vueltas de tuerca que favorecen el cliffhanger.
La nueva saga del universo mágico de J.K. Rowling sigue sin encontrar su lugar con esta irregular secuela de excesivas pretensiones y tibios resultados. El talento de la escritora, claramente no transferible de la novela al guion cinematográfico, reside en mantener la impresión de que todo va a explotar de un momento a otro aunque nunca llegue a hacerlo. Por eso esta película supone otro planteamiento más sobre lo que está por venir, un sinfín de promesas que seguimos pagando sin ver cumplidas, 135 minutos de elementos embrionarios y guiños al fandom que nunca se combinan en una narración cohesionada y dinámica. El efectismo de su desenlace cumple su objetivo, lograr que el público tenga ya reservado el dinero de su entrada para dentro de dos años. Ahí se revela el don de Rowling para convencer al público a base de falsas promesas (casi digno del propio Grindelwald) y su desbordante creatividad para continuar extrayendo oro del marchito sombrero. Menudo truco de magia.
[Leer más +]
11 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Como cinta de entretenimiento de fantasía es amena y agradable, como parte del universo mágico de J.K. Rowling... es deprorable.
Continuación de la precuela del mundo de Harry Potter, en la que se nos muestra a la comunidad mágica a principios de siglo 20 de mano del protagonista Newt Scamander (magizoólogo y ex-alumno de Hogwarts) y su entorno. Scamander sigue siendo testigo y clave durante las maldades del mago tenebroso Gellert Grindelwald (cuyo duelo final con Albus Dumbledore es una leyenda durante la época en la que Harry Potter acude al colegio Hogwarts en os años 90).

La trama es una amalgama bastante desordenada y caótica comparada con las tramas de films "harrypotterianos" anteriores que, si bien no pretendían contarnos tantas cosas a la vez, lograron centrarse en tramas específicas para ciudarlas, mimarlas y trabajarlas (ejem, ejem "Harry y la cámara secreta" (2002)... debo volver a verte para recuperar el buen sabor de boca de la excelencia de la saga mágica de J.K. Rowling). Por un lado tenemos a Scamander en conflicto con el Ministerio de Magia, con su hermano, con su prometida, con Grindelwald, con Dumbledore, con el obscurus y (como no) con sus criaturas mágicas (en fin, de tantos problemas y obstáculos que tiene, no me extraña que esté tan poco centrado), a Dumbledore en conflicto con el Ministerio, con Grindelwald, con Scamander, con la antepasada lejana de Bellatrix Lestrange. Tenemos la trama de las vilezas de Grindelwald, la trama de las dudas existenciales del obscurus, la trama de las investigaciones de Tina, la trama de las indecisiones mágicas de Queenie, la trama de los dilemas del pasado Dumbledore, la trama de los titubeos escolares de Leta Lestrange, la trama de los reparos de Newt Scamander en su nueva misión, la trama de la desconfianza y la decepción de Jacob, la trama del odio no resuelto de Theseus Scamander.

En fin, la anterior entrega consistía en que a Newt Scamander se le escapaban sus criaturas mágicas por Nueva York y debía irlas recuperando, con la subtrama de un peligroso mago tenebroso al que el MACUSA estaba tratando de dar caza... Y YA. Y esa entrega anterior resulta infinitamente mejor que esta continuación. Y es que lo que sucede en "Los crímenes de Grindelwald" lo diré en una frase popular: "Quien mucho abarca poco aprieta".

Con esto no digo que "Los crímenes de Grindelwald" sea un mal film ni mucho menos, es sencillamente descafeinado, a medias tintas, demasiado superficial por culpa de no poder centrarse en nada de tanto que tiene. Pero que conste que el universo mágico se mantiene y a todo amante de la fantasía simbólica "Lo crímenes de Grindelwald" entretiene con gusto pero... insisto en que el film pone en relieve el dicho de que "quien mucho abarca poco aprieta" y, por querer contar tantas cosas en tan poco tiempo, el film no ahonda en nada con devoción y elegancia como otras entregas del mundo mágico de J.K. Rowling.

La cinta no aburre (hablo de quien es fan del género de la fantasía, por supuesto. Quien no lo sea mejor que ni se acerque porque cargará con el tedio durante su visionado) pues están sucediendo curiosos y desenvueltos acontecimientos mágicos en todo momento, envueltos en unos efectos especiales bastante lucidos (aunque no tan perfectos como los de otras entregas de esta mega-saga) y protagonizados por unos actores curtidos y cercanos. ¡Vamos!, que "Los crímenes de Grindelwald" resulta un pasatiempo que evade con gran facilidad. Como cinta de entretenimiento desde luego cumple con creces...

Pero que nadie busque más, que nadie busque el genio y la inspiración de J.K. Rowling en sus novelas. Y es que el guión es el mayor error del film (y admito que no lo esperaba viniendo de J.K. Rowling, ya que la cinta predecesora en la que también ejercía de guionista no cometía ese error de no incidir con madurez en el desarrollo argumental en lugar de difuminarlo con infinitas subtramas). Muchos justifican la falta de maduración y desarrollo del guión en que ya no hace falta la presentación de personajes... pero por lo que se ve tratamiento de personajes tampoco parece que lo vean necesario, pues todos los personajes son monigotes que se pasean entre peleas y batallas mágicas y búsqueda misteriosas pero nunca aportan personalidad (solo Grindelwalt como vilano engañabobos y seductor en sus villanías aporta cierto interés subyacente, pero esto es básicamente gracias al buen hacer del carismático Johnny Depp). Cada uno de ellos acaba teniendo muy pocas escenas y muy parcas en todo el desarrollo que no sea la pura acción de fantasía. La evolución argumental y su contenido no es taaan poco como para que el film sea un aburrimiento totalmente vacuo, pero sí para que sea un pasatiempo y espectáculo muy justito.

En fin, recomendable por supuesto a todo fan de la fantasía que pasará un rato muy distraído y agradable, y recomendable para los fans de la saga de J.K. Rowling... más que nada para no quedar con un pequeño hueco entre entrega y entrega (porque sí, aun tengo esperanza de que esto se arregle y la próxima vuelva a elevar a este universo (como ya hiciera Yates en "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte 2 (2011)")). No es de las peores entregas (admito que "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte 1" (2010) me parece peor) pero desde luego ni de lejos está entre las mejores.

Lo mejor: El trabajo actoral que trata de sacar petróleo de unos personajes que resultan convidados de piedra... y en algunos puntos lo consiguen (Johnny Depp cautiva con su mera presencia como Grindelwald y Jude Law, respecto a los conflictos internos de Dumbledore, resulta más sutil y coherente en sus ademanes que con el guión que tiene en la mano). La animación del escarbato. El cameo de...
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Otra de superhéroes y de las flojas.
Nada queda de la magia de los libros de Harry Potter. En cada novela, o en su trasposición cinematográfica, descubríamos, a la vez que los protagonistas, artefactos, hechizos, animales e historias sobre un universo mágico inventado por la prolífica Rowling. Sin embargo esta serie, de título engañoso, nos sitúa en un mundo adulto donde no hay nada de aquello, sino inacabables escenas de acción y muchas luces y centelleos. Y digo que el título es engañoso porque la serie de filmes no va de esos "animales fantásticos" sino de Grindelwald y sus fechorías.

¿Grindelwald o deberíamos decir Magneto, el malo de los X-Men? No hay diferencia en la concepción del villano, con cualquier otro procedente de un film de superhéroes. Deseoso de conquistar el mundo, con poderes - sean mutantes o mágicos - con un equipo de secuaces fieles y desalmados, ante el que se opone el profesor X, perdón, el profesor Dumbledore, que tuvieron una gran amistad, al igual que en los X-Men. Así, nos hallamos ante una película más de superhéroes, sin trajes de lamé, pero con varitas y muchas luces. Echo en falta un cameo del Doctor Extraño, ya puestos. Y la historia, claro, es bastante floja, con personajes insulsos y poco definidos, como son lo secuaces del malo al igual que sus perseguidores de la ley.

La película es demasiado larga, y se nota en las posaderas cuando la ves en el cine. También es pretenciosa. No se puede negar su espectacularidad, pero ésta es vacua, sin alma ni el espíritu de las películas de Harry Potter. Al rato de salir del cine ya la has olvidado.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Precuela-Secuela de transición
En "Animales fantásticos 2: los crímenes de Grindelwald", es impresionante lo rico que es el universo de J. K Rowling, en esta serie que es secuela pero al mismo tiempo precuela de todo lo que sucede en el universo Harry Potter. Los seguidores seguirán encantados descubriendo esta historia y los misterios de las leyendas que se escuchaban en la saga del niño mago. Es un poco más oscura, llena de fantasía y efectos alucinantes... con ecos contemporáneos hacia la constitución del fascismo, y diversos problemas sociales. Pero se siente que es una película intermedia hacia la próxima y al momento más esperado que es la mítica batalla con Dumbledore, que acá aparece joven.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Vuelve un buen Johny Depp esta vez en el Potter Universe
No era muy fan de Harry Potter y su universo, pero después de ver su anterior película decidí verme todas detenidamente y animales fantásticos me gusto bastante con su toque mas adulto y oscuro y ha esta le ha pasado algo parecido pero distinto.-
Tiene su mismo toque, pero es algo más lenta, suceden menos sucesos, acciones en la historia, ya que va mucho al pasado y se centra todo en algo que ya pensábamos que estaba cerrado y su villano Johny Depp demuestra que es de los mejores actores que tenemos, ya que cumple con su gran discurso y su aspecto de David Bowie.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Visualmente espectacular.
"Animales fantásticos 2" es exactamente lo que me esperaba en cuanto a guión: una continuación del delirante universo de J.K. Rowling, donde la coherencia narrativa brilla cada vez más por su ausencia.
Pero es mucho más de lo que me esperaba visualmente, y sólo por eso la película aprueba con nota. Hay que reconocérselo a David Yates: los efectos son impresionantes, y el filme es un deleite para los ojos, llegando al extremo del agobio en muchas escenas. La banda sonora es, además, y con diferencia, la mejor de las 10 películas hasta la fecha. Por último, el trabajo del elenco es notable, a pesar de que los diálogos insertos en el guión suenen vacíos el 90% de ellos. Lo que menos me ha gustado ha sido precisamente eso: lo pomposos y pretenciosos que suenan todos y cada uno de los personajes. Pero son magos de los años 30,... tampoco podemos pedirles más, ¿no?
Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald 7/10
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Grindelwald es fantástico, Dumbledore notable y lo demás se sostiene (o lo intenta)
En su día no fui al cine para ver la primera película de Animales Fantásticos porque, como seguidor de grandes sagas como Terminator, Star Wars o El Señor de los Anillos y gran amante de todo el universo de Harry Potter, he aprendido que seguir sacando películas relacionadas con estas (precuelas, secuelas Genesys) no siempre es buena idea. La primera Animales Fantásticos la vi un día por casualidad cuando no ponían nada mejor y la película fue para mi una grata sorpresa (no es perfecta, pero tiene multitud de cosas buenas) por lo que decidí ir a ver la segunda parte lo antes posible.
Esta película cuenta con un reparto casi idéntico al de su predecesora, con personajes como el de Kravitz o el de Depp dando un gran salto respecto a la anterior (con resultado muy dispar), con incorporaciones como Turner o Law y con viejos conocidos como Redmayne, Miller, Waterston o Fogler, por citar algunos. De estos personajes, algunos suponen un soplo de aire fresco (Depp) o de nostalgia (Law) en cada escena que tienen, Kravitz brilla más por su relevancia en la trama que por el sentido que pueda tener su personaje, Turner pasaba por allí y la vieja guardia aporta lo mismo que en la anterior (si esto es bueno o malo lo dejo a interpretación de quien lea esto, siendo bueno para un servidor).
La película tiene un comienzo que dejará sin aliento a más de uno, un nudo que se le hará largo a quienes sepan poco o nada del universo de Potter, un tercer acto sublime, encabezado por cierto personaje que presta su nombre a esta película, y una última escena que, tristemente, polarizará a la audiencia.
Lo mejor : Grindelwald, Dumbledore, volver a mi colegio favorito (no es spoiler ya que se ve en todos los trailers), y el casting en general.
Lo peor: todas las incongruencias respecto a los libros de Harry Potter (como seguidor de la saga me veía obligado a ponerlo). Cuento mi valoración de la escena final en el spoiler.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Me ha parecido mejor que la anterior.
La historia me ha parecido difícil de seguir, creo que conocer bien el universo de Harry Potter es importante para disfrutarla mejor. (PD: o quizá no, porque tiene contradicciones con el lore anterior jeje)
Lo que me parece el mayor defecto de esta película son los personajes, y eso cuando tal como es la historia de la película ésta los personajes son muy importantes, uue si lestrange que si el hermano de aquel. Grindelwald está perfecto pero debe ser el único, Newt Escamander casi nunca termina las frases, Tina es demasiado ñoña, "sangre de horchata" podríamos decir. Los personajes de las 8 películas de Harry Potter eran mucho mejores, mucho. Y a mí eso siempre me pareció uno de los pilares de la saga y, al menos para mí, era el principal interés. Dumbledore (Albus) quizá está bien, no se, a mi no me entusiasmó demasiado.

Lo que si es verdad, es que la ambientación está bastante bien y aún con todo yo creo que está mejor que la anterior y merece la pena verla.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No entiendo nada
Segunda vez que veo esta película, y sigo sin entender el odio. Me refiero en términos razonables; evidentemente tonterías se puede inventar cualquiera predispuesto a odiar este nuevo trabajo de David Yates y J.K Rowling por los motivos que sean. ¿Será el tema Johnny Deep (que aquí cada uno hace los boicots que le interesan, cuando cualquier boicot en cine es injusto por naturaleza)? ¿Será que muchos fans iban a detestar esta nueva saga pasara lo que pasara? ¿Será porque hay pequeños detalles del canon que son más sagrados que el arca de Noé? Sea lo que sea, cualquier de esos argumentos me parecen tontos y tristes. Así lo digo, como lo siento.
La banda sonora de James Newton- Howard es sublime. Una de las mejores bandas sonoras de este año, sin exagerar, Suena mucho a John Williams, a la magia de Star Wars. No me la esperaba tan buena, pese a que se trate de un compositor ya contrastado.
La dirección de David Yates es buena, sin pasarse. No hace grandes alardes, pero tiene buenas secuencias de acción y aunque se han perdido algunas de las excelentes transiciones entre escenas que vimos en la película anterior de la saga, lo compensa otorgándole más personalidad en las escenas de suspense y en las más moviditas.
Los efectos visuales son fascinantes. El libro de arte de esta película debe ser un disfrute máximo, porque hay tantos animales mágicos, entornos, paisajes, edificios...rebosantes de magia y creatividad, que es inevitable quedarte embelesado observándolos y que se pierda el hilo de la historia. Pero más que demérito de la película es logro de su dirección artística. ¿O hay que odiarla por estar tan bien hecha que distrae? Alguno habrá jaja.
Su guión es lo más destacado, y lo más controvertido. A mí, salvo en un par de detalles que comentaré en la zona de spoiler, me ha parecido fabuloso. Adulto, maduro, complejo (dentro del género del que hablamos, a lo mejor alguno se esperaba aquí Interstellar o Solaris), lleno de sorpresas y con personajes en su mayoría interesantes. Hace evolucionar a sus protagonistas de forma lógica, notándose mucho la diferencia de tono con su precuela pero sin que parezca forzado ni inverosímil. A muchos puede no haberles gustado la trama familiar ni lo complicada que se vuelve a veces, pero qué le vamos a hacer. Disfruto este tipo de guiones, y se nota que Rowling es una gran escritora. Le falta agilizar un poco el ritmo en algunos momentos, pero tiene mucho mérito. No entiendo las faltas de respeto y la injusticia hacia una de las mejores escritoras de nuestro tiempo. Es su saga, es su guión, y queda mucho por delante. Ya haremos balance cuando se cierren las tramas, pero he oído cada barbaridad contra ella que me saca los colores.
En cuanto a los personajes, casi todos están geniales. En mi opinión destacan un maravilloso Johnny Deep (que, vida privada aparte, que me da absolutamente igual, demuestra aquí por qué es un gran actor) que nos entrega al mejor villano de toda la franquicia; una Zoe Kravitz que ostenta un personaje oscuro y maduro que se diferencia mucho del típico personaje plano que suele verse en estas películas; un Eddie Redmayne al que le basta con seguir lo hecho en La Teoría del Todo para sobresalir; un genial Jude Law que nos ofrece a un Dumbledore más joven y animado (recordemos que todavía no ha sufrido su trauma más duro, que vendrá en posteriores entregas); y unos muy interesantes Dan Fogler y su pareja, cuya historia de amor ha dado un giro inesperado y apasionante.
No puedo decir mucho más. La película se sostiene por sí sola. Tiene referencias políticas muy interesantes (a lo mejor a alguno no le gustan porque no coinciden con las suyas y se enfadan, así nos va), amplía el universo de Harry Potter con escasas incongruencias menores (que ya veremos al final si lo son realmente o no) y le confiere a esta saga una identidad propia que apenas se entreveía en su primera parte. No me la esperaba tan buena para nada, y aunque comentaré sus problemas en la zona spoiler, para mí es una de las sorpresas del año. Lo que me cabrea es que por culpa de un odio extraño que no entiendo, a lo mejor la siguiente película la mutilan. O la hacen para nenes de 5 años. Ojalá y no, pero hay veces en las que, inexplicablemente, la rabia irracional que tenemos como espectadores nos hace cargarnos proyectos muy interesantes. No entiendo los platos rotos que ha pagado esta película. Yo desde luego iré a ver la siguiente el primero, y llevaré a todo el que pueda. Porque se lo merecen.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
J.K. Rowling nos ofrece un extraño e intenso cóctel en el que Grindelwald es la estrella
"Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald" es la segunda entrega de la saga iniciada en 2016 a raíz de la franquicia de Harry Potter. De nuevo con J.K. Rowling a cargo del guión y por ya sexta vez David Yates dirigiendo una película del Universo Mágico de la autora, esta nueva cinta se aleja de la primera de hace dos años.
Si bien aquél inicio de esta nueva saga se podía considerar una película familiar y de aventuras con cierta dosis de comedia, esta secuela tiene un tono mucho más serio, sin dosis alguna de comedia prácticamente y con más intriga y misterio que no aventura. Todos estos cambios sumados a otros elementos hacen un cóctel que parece que a la crítica por lo general no le ha gustado, cosechando comentarios negativos.
¿La película es tal desastre? En absoluto, es buena y un gran espectáculo para disfrutar, pero el problema es que el guión es muy confuso y J.K. Rowling intenta sorprender incluyendo un sinfín de subtramas que aclaran poco de la trama principal. Aparece un largo reparto de personajes, centrándose en Credence y en alguno más, incorporando nuevas caras. Leta Lestrange, un acertado nuevo personaje, gana un inesperado protagonismo en detrimiento de otros que sí lo tenían en la anterior entrega, cómo Tina, Jacob y el propio Newt Scamander.

Tantos personajes, nuevos y ya conocidos, e información y datos sobre ellos provocan un caótico desarrollo en el que es fácil perderse y olvidar cuál era el verdadero propósito de la película.
Al final uno queda tan abrumado con todo lo que cuenta J.K. Rowling que se asume que es la propia autora lo que no se ha explicado bien contando la historia, centrándose más en tocar la vena nostálgica del fan de Harry Potter más profundo ( algo que funciona a la perfección, todo hay que decirlo) que darle cierta lógica a nivel argumental al guión. Hay que añadir que el desarrollo y desenlace de algunos personajes también causa cierta confusión.



Pese a ese error, "Los Crímenes de Gridelwald" tiene cosas muy positivas que la convierten en una buena película aunque a su vez extraña. Incluso, pese al contrario de lo que opina la crítica en general, esta segunta parte me parece superior a la primera, porque se toma más en serio.
En primer lugar, ese tono más adulto es fundamental para dotar de credibilidad a los sentimientos de los personajes y a todo lo que ocurre. Algunos ya conocidos nos sorprenden por su evolución, cómo es el caso de Queenie.
Por otro lado la incorporación de Johnny Depp y de Jude Law cómo Grindelwald y Dumbledore respectivamente es lo más acertado de los responsables de llevar al cine este proyecto. Jude Law es, cómo ya esperábamos, un estupendo Dumbledore, del que se cuentan pocas pero relevantes cosas, y Depp no sólo ha sorprendido gratamente sinó que ha terminado siendo lo mejor. Este Grindelwald es un villano de los que se agradece ver en pantalla, porqué más allá de su apariencia, tiene una actitud que lo hace particularmente carismático.
Grindelwald protagoniza las dos mejores secuencias, una de ellas es justo la primera secuencia de todas, un arranque immejorable y prometedor lleno de acción y suspense, y la otra es la escena del mítin , dónde, convertido en todo un político, con un persuasivo discurso ante las masas nos recuerda al mismísimo Donald Trump, por poner algún ejemplo creíble de la actualidad.

Más allá de este personaje, el suspense es otro de los puntos fuertes del film, pareciendo una cinta de intriga y misterio, una especie de thriller en clave fantástica. Tampoco puedo dejar de mencionar a la banda sonora, otro gran trabajo de James Newton Howard, y a la excelente ambientación.
Nos deja con ganas de más, a sabiendas que vendrán otros films pero con la incertidumbre que no sabemos a dónde nos quieren llevar J.K. Rowling y Yates.
Pese a sus errores, es un film disfrutable a la vez que extraño, y las grandes actuaciones le dan un nivel superior. Desde luego dará que hablar y habrán mil temas a debatir, revelaciones, teorías, referencias, etc. Veremos que nos deparan las secuelas y qué ocurre con Dumbledore, Queenie, Credence y Grindelwald, entre otros.

https://despuesdeltrailer.blogspot.com/2018/11/critica-animales-fantasticos-2-jk.html
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Travesura fastidiada
... pero ... ¿qué ha pasado?
Pues ha pasado que esta historia no daba para 5 películas, pero como se empeñan pues "Los Crímenes de Grindelwald" no es más que una cinta chicle para alargarlo todo, transición pura y dura, como esos capítulos de "The Walking Dead" (todos, menos el primero y el último) que solo están para alargar, enredar y aburren ... pues eso es esta cinta.

Nunca me ha gustado David Yates, no comprendo porqué desde 2007 es el director de todas estas cintas del mundo mágico de JK Rowling, quizá porque es un suavón y hace lo que le dicen sin rechistar o mira, yo que sé. Con Harry Potter por lo general lo hizo todo mal, pero algunas cosas se salvaban y parecía que , por fin, con "Animales Fantásticos y dónde encontrarlos" estaba algo mejor, aunque esta no sea una grandiosa película, esta está bien, y desde luego, mejor que su secuela

Mira, empecemos por lo bueno:
- La fotografía, para mí, mejorada, no muchísimo, pero mejorada

- Su tono oscuro y su música me ha gustado

- Tiene algunas escenas muy llamativas y algún momento lúcido

Ahora ... lo malo:
- Sin duda alguna, de las 10 películas que llevamos, contando las de Harry Potter, esta es LA PEOR a nivel de estructura. Narrativamente es lamentable, es como un conjunto de piezas que no encajan y que se fuerzan en hacerlo, y esto nos lleva a ...

- Los personajes principales, que conocíamos de la anterior, van por la película como pollos sin cabeza, y se vuelven esperpenticos, chistes de sí mismos, el ejemplo más claro es Scamander.

- Los secundarios no me han importado NADA y menos aún sus problemas y rollos dramáticos, no se empatiza con nada. Que cosas, el mejor ha sido Johnny Deep y Dumbledore Law ... aceptable, fin.

- Por último, y no revelo nada aquí por lo de Spoilers, ciertas cosas que son "Soy Jk Rowling y como la historia es mía me la paso por el mismísimo, soy la nueva Rian Johnson de mi propio canon, me lo cargo si quiero"

- Por último ÚLTIMO, ... maldito fan service barato visto en ciertas ocasiones ... uff ... me pone malo

En fin, sigo en Spoilers. No me parece la peor de las 10 (porque Harry Potter 5 y 6 violaron los libros y aquí no puede hablarse de adaptación que sino ... ) pero para mí ha dejado mucho que desear. Enhorabuena David Yates, me has hecho recordar porqué eres un incompetente con suerte y bueno ... Jk Rowling sacó a relucir "El Legado Maldito" y lo considera oficial ... ahí ya se me cayó por completo, esta mujer lleva jugando con nosotros desde que finalizó la saga de Harry Potter en 2011, y aunque me gusta la primera de esta nueva saga, las cosas tendrían que haberse quedado ahí, y ni Potterhead, ni Pottermore ni hostias.

Solo espero que el tiempo me haga ver que me equivoco, ojala me equivoque.

RANKING ACTUAL
1 . La Piedra Filosofal
2 . El Cáliz de Fuego
3 . El Prisionero de Azkaban
4 . Las Reliquias de la Muerte Parte 1
5 . La Cámara Secreta
6 . Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos
7 . Las Reliquias de la Muerte Parte 2
8 . Los Crímenes de Grindelwald
9 . El Misterio del Príncipe
10 . La Órden del Fénix
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Esta sí consigue atraer
Con la primera entrega de la saga la sensación fue simplemente entretenimiento. Una película de magia que no sorprendía y que rellenaba en cierto modo sus huecos con la presencia de vistosas criaturas. Una apuesta entretenida para ver en el cine, pero sin demasiada profundidad y sin el factor nostalgia respecto a la saga HP que muchos añoraban.

Esta segunda entrega, tras quitar el estribillo de "y dónde encontrarlos" mejora. Tenemos lo que esperábamos, tenemos también sorpresas y tenemos un argumento más profundo.

Todo lleno de matices, por supuesto, como impera en estos tiempos.
Tenemos animales fantásticos, con sus momentos divertidos y datos de interés, pero sin abusar, en su justa medida.
Tenemos más magia, cómo no, que también cumple como debe.
Y tenemos mucho más argumento, mucho más interés a nivel de narrativa.
Hay algún gazapo, alguna incongruencia, que solo fans más intranquilos encontrarán. Hay detalles y pistas en pasado y futuro, con enormes sorpresas, que seguro nos tendrán bastante tiempo sacando nuestras propias hipótesis.

No faltará tampoco la acción y momentos épicos. Tampoco faltará relleno pesado. En cierto modo tiene un poco de todo, mejorando (en mi opinión) a la primera.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo