arrow
6
INSONDABLE, SOLEDAD...
Es una película de 6, me ha sorprendido que todas las críticas excepto una, la hayan valorado de la misma manera que yo lo haré.

Es bonita, y está diseñada para despertar esos buenos sentimientos que todos llevamos dentro, pero tal vez se encuentra carente de cierta fuerza narrativa, apoyándose únicamente en la estupenda historia. El argumento tiene sus giros diseñados para entretener, pero si la analizamos de manera concienzuda, descubriremos sus evidentes lagunas.

Agrada, sin más... que no es poco.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una bolsa de canicas por Cine de Patio
Adaptación de la novela homónima escrita por uno de los dos hermanos protagonistas, que nos narra como sobrevivieron al Holocausto judío durante la ocupación de Francia. Un relato que podría habernos llegado de un modo oscuro y pesimista pero que se nos presenta como una aventura homérica donde los momentos tristes y alegres se entremezclan con soltura.

Los jóvenes protagonistas desprenden naturalidad y desparpajo, enfrentándose a situaciones trágicas de forma coherente, y estando a la altura de los diferentes actores galos ilustres que les acompañan. Una forma fraternal y poco perturbadora de dar a conocer a los más jóvenes un infausto suceso de nuestra historia.

Más mini críticas en cinedepatio.com
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
conmovedora
Me ha gustado esta adaptación de la novela del mismo nombre, escrita por uno de los dos hermanos protagonistas, sobre el holocausto judío en la ocupación nazi de Francia y las miserias de la guerra.
A mí me parece que logra mantener la tensión en todo momento y la presencia de los niños protagonistas, sobre todo del pequeño, da un punto de vista distinto a la visión del miedo a las situaciones de guerra y como sobreponerse y seguir hacia adelante ante la adversidad.
A la postre, resulta conmovedora, pero también hay que reseñar que es importante películas como ésta para no olvidar el pasado, no vaya a ser que se vuelva la tortilla y nos toque vivir historias de racismo tan tristes como esa.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cuando hasta lo más pequeño del más pequeño nos hace más grandes...
La ejemplificación de un momento histórico centrado en unos personajes puede llegar a ser capcioso, pero lo abrumador de esta película es que con su edulcorado y azucarado estilo medio gana en intensidad, gana en pureza y gana en heroísmo. Visualmente vemos que traspira calidad por todos y cada uno de sus poros. Las interpretaciones de sus pequeños protagonistas es enternecedora y con visceralidad, marcando el paso de los momentos de intensidad como algo intrínseco en ellos. Además la fotografía, vestuario y localizaciones juegan un papel fundamental, gratificando al conjunto con ese halo de credibilidad y entusiasmo. Su guion es manejable, diseminando las tramas y sus formalidades en pensadas y estudiadas separaciones, con gancho en el drama y con carga histórica en el tema. Con sus capas interpretables gana a distintos públicos, con sus personajes livianos entusiasma a los más pequeños y con sus dobles intenciones busca ese 'target' más estudiado... al final un impecable resultado con color y belleza.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Como la vida misma
“Una bolsa de canicas” es de esas películas que no defraudan en ningún sentido.Cuando vas al cine con este tipo de largometraje sabes lo que puedes llegar a esperar por su contenido tan especifico.Mientras transcurre la película sabes que de un momento a otro llegará la tan poco ansiada huida de los protagonistas desde el punto de vista emocional y que te llega a conmover con la excelsa actuación de los hermanos,su familia y los personajes que se encuentran por el camino.Por el medio, una aventura con giros tan esperados como inesperados.Buena película para seguir recordando una etapa de la historia que tanto sigue dando que hablar.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Todos somos argelinos
Segunda Guerra Mundial. 1942. París.
Nazis muy malos, muy malos, muy malos persiguen a judíos muy buenos, muy buenos, muy buenos. ¿Os suena? (Sí, lo sé, no tengas pudor, reconócelo, no seas modesto) Como una nana que nos arrulla a todos los seres humanos antes de coger el benéfico sueño.
Son militares contra una familia. Padre, madre y cuatro hijos.
La película se centra en la escapada de los más pequeños. Sus vicisitudes, alegrías, miedos, horrores y peligros.
Tú te identificas con los niños, eres bueno como ellos, no malo como los nazis, tú eres víctima, nunca victimario, contigo se ceban las injusticias, tú no las cometes, los demás son culpables, tú sufres sus pecados, ellos te infligen dolor, tú lo recibes, ellos merecen castigo, tú, premio.
Si logras ser parte de su sangre, aire de su espíritu, si te incorporas a esa entente, a ese bello tándem, esta película es para ti.
Si fracasas en el intento y no atisbas más que a ver una suma grosera y muy manipulada sucesión de tópicos sensibleros y maniqueísmo de garrafón, si rechazas esas escenas forzadas para crear tensión, con el corazón en la garganta por el miedo a que pillen a los benditos polluelos los malvados hijos de satanás, si te carga tanta banalidad y obviedad, tanta cursilería y efectismo, tanta postal, colorín y niño rubio en primer plano con sus ojos logrados (con ese amor tan inverosímil y postizo a última hora), tanto buenismo inapropiado y caricaturescos villanos de tebeo, de telenovela por entregas, una visión de la guerra tan esquilmada, simplona y reducida, una mirada sobre el mundo tan prefabricada, tranquilizadora y oficial, tan inofensiva y aplaudida, tan incorporada a nuestra esencia que ni ya somos capaces de distinguir si nosotros la inventamos o es impuesta, y que nos da seguridad, cobijo, refugio, la posibilidad cierta de tener por lo menos una verdad inquebrantable, incuestionable en el mundo, una base sólida con la que empezar a reconstruir la vida y poder, así, tratar de recuperar el sentido perdido, tan elusivo y huidizo, tan tramposo y vengativo, si quisieras tú mismo, por lo tanto, por tanto, inevitablemente, degollar uno a uno a esos seres tan educados, valientes, rectos, generosos, amorosos, bellos, tiernos, alegres, inteligentes, cultos y musicales, con saña feroz, como compensación por no poder sentirte parte del grupo de los elegidos, debido seguramente a tu defectuosa fabricación, material dañado y sin solución, de los santos, de los mártires, de los perfectos, si tanta desgracia acumulas y eres tan torpe, bárbaro o corto, quizás entonces, esa papilla en forma de película no la tragues, se te indigeste, la quieras devolver, no puedas con ella, ya está, no pasa nada, déjalo, el asunto es sencillo, simplemente tú no eres de los nuestros, estás en el lado equivocado, debes reformarte y mejorarte, pasar unos exámenes, ya veremos si puedes.
[Leer más +]
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cine de sentimientos
Nos llega otro filme que muestra las miserias de la guerra por medio de la mirada infantil. En está ocasión el espectador es testigo de como dos hermanos judíos tienen que huir de Francia tras la invasión nazi a ese país. Durante su viaje se ve como los hermanos tienen que enfrentarse a los numerosos desastres producto de la guerra. Aunque sencillo, el filme está muy bien realizado. Está hecha con honestidad y lograr conmover al espectador sin llegar a la manipulación. Es cine de sentimientos. Las actuaciones de los niños protagonistas son excelentes.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El amor en tiempos de guerra
Esto del cine dicen que es un arte y supongo que cuando te sientas a ver una pelicula y es capaz de emocionarte de sacarte el alma fuera y plantearte muchas cuestiones, en este caso lo consigue y con creces y es que el amor lo puede todo , magistral ese padre enseñando a su hijo a decir: no soy judio.Muy recomendable
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Renegar a la religión para sobrevivir
Christian Duguay un director que ha llevado al cine historias de época en algunas series de Tv como “Hitler el reinado del Mal”, “Juana de arco”,”Cenicienta” o “Anna Karenina”y películas tan variopintas como “Coco Chanel”,”El arte de la guerra”o “Asesinos cibernéticos” se enfrasca en esta conmovedora historia.

La película está basada en el libro de Joseph Joffo y existe otra versión de 1975 dirigida por Jacques Doillon. El ritmo de la película está muy bien llevado y sabe cómo utilizar muchas escenas para tocarte la fibra sensible, pero sin caer en la lagrima facil.

Cuenta con una fotografía muy buena de Christophe Graillot y una impresionante banda sonora de Armand Amar (Days of glory, El concierto, Amen). También la puesta en escena es elogiable.

Pocas películas han tratado el tema de judíos que renegaron de su religión para salvar la vida, pero muchas veces la cobardía está reñida con la estupidez. Los dos chavales interpretan muy bien sus papeles y como padre y madre están Patrick Bruel y Els Zylberstein. Destaco también a Christian Clavier en un papel muy emotivo.

Un hermoso tributo a una historia real de supervivencia en medio del horror de la guerra.
Destino arrakis.com
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una bolsa de canicas- Supervivientes nómadas
La distribuidora A contracorriente films, a la que tengo olvidada últimamente, fue la primera en confiar en este medio para que escribiera sobre sus estrenos. Por lo que nunca dudo en acudir al Verdi cada vez que realizan un pase de prensa. De la película que nos ocupa, oculta en el olvido mediático y popular, nada sabía, más allá de unas pocas opiniones, eso sí, entusiastas: el drama francés sobre la Segunda Guerra Mundial Una bolsa de canicas, basado en la novela autobiográfica homónima escrita por Joseph Joffo, un superviviente judío del Holocausto. Película que, aún sin presentar rasgos de estilo que me sedujesen, contaba con el beneplácito y el atractivo de una premisa que, aunque nada novedosa, siempre es atractiva aún tras décadas de cine sobre el holocausto. Por lo que acudí al visionado con optimismo y mente abierta, la mejor actitud para el disfrute de una obra cinematográfica. Y sin ser deslumbrado por una obra poderosa, sí disfruté y fui gratificado durante la grata proyección. La presente película es un que gustará a todo el mundo. No ofrece nada que no hayamos visto, es sensiblera, predecible, emocionalmente enfática y plana y carente de pretensiones de expresión artística más allá de la vistosa cobertura de la acción, pero es una gran producción cuyos medios lucen, cuya historia engancha y, en definitiva, un producto que funciona sin fisuras.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un éxodo en busca de libertad
Corre el año 1941 en las calles parisinas. La ocupación de Francia por parte de los nazis altera completamente el estilo de vida de los ciudadanos galos y, en especial, de aquellos que profesan la religión judía. Es el caso de los hermanos Joffo, cuyas tardes jugando a las canicas y visitando la peluquería de su padre toca a su fin al acrecentarse la represión por parte de los germanos. Es entonces cuando la familia decide separarse: los dos chavales buscan una nueva vida lejos de los nazis recorriendo Francia hacia el sureste, donde estaba la llamada “zona libre” que no era tal en realidad, puesto que el mariscal Pétain, afín al régimen de Hitler, gobernaba el régimen de Vichy.

Una bolsa de canicas (Un sac de billes) es la adaptación al cine del libro que Joseph Joffo, protagonista de esta historia y que en aquella época contaba con solo 10 años de edad, escribió para contar cómo escapó de los nazis junto a su hermano. El canadiense Christian Duguay, muy activo tras las cámaras a lo largo de su carrera (especialmente en series y telefilms) es quien dirige la cinta con el propósito de escapar del clásico estereotipo que impregna demasiadas historias relacionadas con el Holocausto.

Ante la imposibilidad de poder alterar el contexto general de la época o los propios hechos reales que acaecieron a la familia Joffo, Duguay debe limitarse en Una bolsa de canicas a decidir qué muestra y qué no del periplo de los Joffo. Y lo cierto es que resuelve con plenas garantías este aspecto, puesto que no tiene que recurrir a las técnicas más facilonas (esencialmente, mostrar la represión de manera frontal y directa) para crear en el espectador ese sentimiento de agobio y, al mismo tiempo, de ansia de libertad que sentirían los protagonistas en aquel entonces. En este sentido, la ambientación se maneja por los mismos senderos que el vehículo argumental, puesto que la fotografía y los entornos nos trasladan con corrección pero sin excesivos adornos a la época.

Sí es más criticable la insistencia en determinadas secuencias, fundamentalmente las de suspense y románticas que, aunque efectivamente pudieran haber sucedido en la realidad, no encajan del todo en el film. Duguay quiere apurar la tensión hasta el último momento en cada escena, un recurso casi de cliché que aleja a Una bolsa de canicas de ese producto serio y creíble que en sus principales líneas parecía pretender seguir. La trama romántica que surge en un determinado momento del film también deja bastante que desear, por ser previsible y aportar bastante poco a la cinta.

Uniendo lo ya comentado, es necesario recalcar que la parte emocional del film está medida en su justa dosis. Si bien no pocos planos y diálogos apelan al lado más lacrimógeno de la historia, el director se maneja bien para evitar convertir a Una bolsa de canicas en una película demasiado explícita. Al mismo tiempo, la obra sabe alejarse de cualquier atisbo de frialdad que habría cambiado por completo el sentido de la misma.

Todo ello hace que Una bolsa de canicas pase por ser un film más que correcto. Pese a las dificultades que entraña volver a representar en pantalla una historia sobre el Holocausto —por mucho que en esta ocasión su línea argumental se encuentre algo alejada de los cánones habituales—, Duguay ha dotado de cierta personalidad a su trabajo y consigue que el visionado de la película no se atragante ni por ser demasiado dulce ni por pecar de farragoso. Afirmar que Una bolsa de canicas es una cinta de carácter universal, que casi cualquiera podría entender y disfrutar aun sin conocer el contexto, quizá resumiría bien tanto las virtudes como los defectos que posee.


Álvaro Casanova - @Alvcasanova
Crítica para Cine Maldito
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Retrato amable pero intenso
Un sac de billes es la novela de Joseph Joffo, uno de los dos jóvenes protagonistas que verán cómo su vida se desmorona con la llegada de los nazis a París. Christian Duguay dirige esta adaptación a la gran pantalla de un best-seller duro. Todavía sorprende la gran cantidad de historias que perduran, todo lo vivido durante el holocausto y la persecución a la que fueron sometidos los judíos. Es un filme que dice la verdad, pero no se recrea en la crudeza ni en los grandes hechos, pero destila humanidad gracias a la interpretación del joven Dorian Le Clech, como Joseph Joffo.

UNA BOLSA DE CANICAS es una huida constante ante el avance de los nazis sobre Francia. Se retrata el colaboracionismo de la nación y la pretensión de conservar el estatus social sirviendo al bando ganador, pero se aleja de lo realmente duro, como son los campos de concentración o la aniquilación que supuso dicho acontecimiento. Es, pues, una visión más amable y positiva de uno de los peores sucesos de la historia, quizás la que realmente tuvo su protagonista a tan tierna edad. En la película hay tiempo para huir, encontrar el amor, sufrir la pérdida de personas queridas y, por qué no, también de perdonar. Sin embargo, es un filme que no innova en absoluto, pese a lo duro de dicha vida, en un género plagado de películas del estilo.

En definitiva, UNA BOLSA DE CANICAS es una película interesante, el retrato de una de los cientos de miles de vidas afectadas durante el holocausto nazi. Quizás un retrato más positivo y amable; la mirada de un niño, el crudo proceso de un despertar y un gran trabajo recreando la época y, por supuesto, de los actores, sobre todo del joven Le Clech. Es conmovedora, y los buenos aficionados a la historia no pueden perdérsela.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un enfoque diferente
Pese a que toque un tema ya tan estirado en el cine como es la segunda guerra mundial,esta película francesa añade una realidad diferente a la habitual e incluso incorpora momentos alejados de la dureza de la guerra.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
La importancia de llamarse "Una bolsa de canicas"
Normalmente este tipo de propuestas literarias o cinematográficas reúnen una serie de elementos más o menos efectistas que mueven a emocionar al público y llevarlo a la lágrima fácil. Elementos como niños que muestran su más tierna inocencia, nazis especialmente malos, espíritu de sacrificio, incomprensión... Lo hemos visto, por ejemplo, en "El niño con el pijama de rayas" o "La vida es bella", historias tan emotivas como difíciles de imaginar.
"Una bolsa de canicas" ahonda en los mencionados y agotadores clichés, pero con la mínima innovación de hacer una "road movie" en lugar de situar a los personajes en la estática situación que conlleva un campo de concentración o gueto. Personajes, por otra parte, poco desarrollados en una historia poco profunda donde el único interés parece estribar en denunciar (una vez más) la figura del Mariscal Pétain.

"Cumplo mis promesas y las de los demás" que diría Pétain es una frase utilizada en la película (Como ya se lee en francés en un mural de "Casablanca", tampoco en esto es original la bolsa de canicas), para denunciar el papel "colaboracionista" de Pétain, pero me temo que Pétain no era el protagonista de los males que asolaron a Francia durante la ocupación nazi y la "colaboración" se basó más bien en un intento de minimizar daños más que en un sincero abrazo al nuevo régimen implantado en Francia, de la misma forma que los trabajadores de una sucursal bancaria pueden "colaborar", bajo la amenaza de las armas, con los atracadores.

Pero en fin, Verdún no cabe en una bolsa de canicas.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Pequeño comentario de cine. Una bolsa de canicas.
Película dirigida por Christian Duguay basada en la novela autobiográfica de Joseph Joffo. Producción bajo el amparo de la Fundación para la preservación de la memoria del Holocausto, entre otros fondos. Un saquito de canicas podía ser el precio de la vida para un niño judío. ¿Cómo llegó a establecerse ese desprecio voraz, persecutorio y asesino que llamamos antisemitismo? Hannah Arendt afirma que la contradicción entre un cuerpo político basado en la igualdad ante la ley y una sociedad basada en la desigualdad del sistema de clases impidió el desarrollo de repúblicas eficientes. La posición de los judíos y de otros grupos sociales, estaba determinada por el cuerpo político pero, socialmente estaban en el vacío, sin pertenencia a ninguna clase social de modo que no pensaban en igualdad de derechos sino en libertades especiales mediadas por la tolerancia del poder. Al desmoronarse su frágil posición democrática fueron víctimas del odio y del desprecio propio del discurso social vigente. El discurso pretende definir la significación de la realidad imponiéndose sobre la experiencia y determinando las relaciones entre personas, es decir, la moral. Solamente la ley democrática se opone a la perniciosa discrimación de los discursos establecidos. La película, como todas las herederas de Shoah de Claude Lanzmann, nos hace testigos del mundo a través de la mirada de la víctima. La historia, para las víctimas, es una cadena de sufrimientos. En su octava tesis Walter Benjamin, sostiene que si consideramos la historia como progreso, el sufrimiento es una excepción, un pago provisional o marginal, mientras que para la víctima es una constante. Para ella el progreso es nulo. Por eso la memoria de la Shoah no es un instrumento del sionismo sino una herencia de toda víctima cuya dignidad y vida pende de la lucha contra el olvido. La Shoah pertenece pues a los marginados cuya permanencia depende tan solo del frágil mundo de los derechos vigentes que muchas veces no valen más que una bolsa de canicas.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Hermanos entre las ruinas
Película francesa en torno a la situación de los judíos en Francia durante la ocupación nazi basada en el libro autobiográfico de Joseph Joffo, incluido como lectura escolar en varios países europeos y latinoamericanos. La película si bien no logra convencer totalmente (algunas inconsistencias del guión la hacen perder coherencia) transita en general con acierto por el desfiladero entre lo conmovedor y el sentimentalismo, y resulta un buen acercamiento al tema. Recomendable como complemento para los seguidores de la serie de televisión "Un pueblo francés".
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Doloroso desmembramiento familiar en épocas del nazismo
Intenso, bien filmado y un poco sensiblero drama francés sobre la trágica experiencia de dos hermanos y una familia judía en época del nazismo. Una trama simple y efectiva que tiene las debilidades de algunos sentimentalismo puestos en primera persona. Buenas actuaciones de los jóvenes Dorian Le Clech y Batyste Fleurial.
El director y coguionista Christian Duguay (Hitler: El reinado del mal, 2003) adapta con detallismo y mucho realismo las dolorosas peripecias de los niños protagonistas. El recorrido se hace fluido y bien filmado, pero tropieza con cierta manipulación sentimental y resuelve algunos conflictos con facilismo y potenciando el dolor.
La propuesta de Christian Duguay se muestra entretenida y logra empatía con el espectador, sintiéndose partícipe de esa peligrosa aventura donde se combina la tragedia con la soltura y naturalidad de la experiencia vista desde los niños.
La guerra y el Holocausto quedan bien retratados, con mucha potencia visual e interpretativa, pero en ciertas ocasiones abusa de la sensibilidad y opta por salidas facilistas para llegar al final deseado.

Calificación Fanaseriecine: 6 ½ sobre 10
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una película entrañable
El problema es que se queda ahí. No pasa de ser eso. Ves la película, lo pasas bien con los chavales, llega al final y al final piensas ¿pero no era de alemanes? El problema es que no salen casi nada, no te da ni tiempo a ver lo malos que eran.

El casting para mí no es bueno. Si bien los dos niños están estupendos, la hija del librero es demasiado mayor. No pega en esta película.

La iluminación de esta película es muy normal. No consigue levantarla. No es ni muy bonita ni muy buena. Es muy francesa, muy blanca. No le imprime ninguna ambientación.

La dirección es para mí demasiado loca. Esos movimientos de cámara, no me gustan nada. No creo que le sienten bien a la película. A veces hace planos feos y lo que no hace es contar con la cámara. Al menos no te aburre y consigue que cojas cariño a los actores

Para verla en familia
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
7
Justa dosis de amabilidad para el horror de la guerra
Bonita y entretenida adaptación de la novela autobiográfica de Joseph Joffo, quizás el componente sentimental de los personajes haya desplazado en exceso el potente componente dramático que tiene la historia y desperdicia demasiado todas las subtramas que giran alrededor de los protagonistas absolutos de la película. El resultado, aunque algo edulcorado es entretenido y muy resultón gracias a una impecable factura visual, lo que a convierte en una de esas películas más que apropiadas para ver en las aulas ayudando a comprender y reflexionar sobre el entorno histórico en el que se desenvuelve.

Lo mejor: Bonita fotografía y puesta en escena, siempre acorde con lo que nos están contando

Lo peor: Algunas subtramas algo frustradas como la Françoise, el amor platónico del joven protagonista


www.aluCINEando.com
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
ERASE UNA VEZ EN UN TIEMPO Y LUGAR MUY, MUY CERCANO...
Comparto la sensación de que esta coproducción franco canadienses checa puede ser la película más redonda de la larga y anodina trayectoria fílmica de Duguay. En cualquier caso ya hubo una primera versión que con el mismo título realizó Jacques Doillon en el 75 sobre el libro homónimo y autobiográfico de Joseph Joffo. En el se narra su huida a los 10 años con uno de sus hermanos mayores de la Francia ocupada a la de Vichy debido a su condición de judíos. A pie, en tren, en autobús, su vicisitudes para rencontrarse con sus padres y el resto de sus hermanos son una radiografía de un tiempo no tan lejano donde en la civilizada Europa reinaba el horror nazi mientras que buena parte de una Francia cuna de los derechos humanos colaboraba con ellos. Aires de miedo y xenofobia que nunca acaban por disolverse y en los que florecen miles de tragedias individuales dentro de la tragedia generalizada.
Este fondo más allá de las peripecias de sus protagonistas es el que termina por prender inevitablemente en la conciencia del espectador y mantener el interés en una narración correcta, de oficio que funciona también en parte por el buen hacer del elenco de sus actores y una notable producción. Duguay intenta mantener el equilibrio sin cargar las tintas en el inevitable horror. Un producto en suma descafeinado para aquellos que el café solo y puro les pone de los nervios. 

cineziete.wordpress.com
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo