arrow
9
La ciencia de la deducción
Sherlock Holmes, el ingenioso y excéntrico detective surgido de la mente del gran Arthur Conan Doyle, y uno de los personajes de ficción más famosos de todos los tiempos, ha sido adaptado en múltiples ocasiones desde los relatos novelísticos originales al mundo del cine y la televisión.

Desde las algo insípidas películas dirigidas por Roy Neill en los 40 a la espectacular pero excesivamente palomitera de Guy Ritchie, pasando por la interesante pero a mi juicio demasiado personal y desmitificadora de Billy Wilder, han sido muchos los intentos por reimaginar los relatos que encandilaron a generaciones desde finales del XIX. Todos ellos (salvo excepciones puntuales como la serie de Miyazaki) decidieron mantener una ambientación lo más acorde posible con la inglaterra victoriana de los relatos originales, teniendo en ello más o menos acierto... pero de repente la BBC se saca de la manga la enésima reinvención del personaje, y se la lleva al Londres de 2010.

En principio me genera algo de escepticismo, pero qué grande iba a ser mi sorpresa cuando descubro la que, por difícil que parezca, me ha parecido la adaptación más fiel y perfecta de todas las realizadas hasta el momento, y eso que consta de solo tres capítulos que posiblemente den lugar a una serie más larga. Pero es que el logro de esta serie es descomunal, pues en lugar de copiar las cosas al pie de la letra, con el cambio de época lo que han hecho ha sido trasladar y actualizar los valores al momento actual, y lo han clavado, como clava el propio Holmes sus míticas deducciones.

Conan Doyle creó en su época un personaje para su época, un detective que muchos llegaron a considerar real por la lectura en la prensa de sus aventuras, y porque todo a su alrededor era algo perfectamente reconocible por la gente de entonces, como si por las mismas calles de Londres por las que paseaban pudiera rondar el más talentoso investigador con su compañero Watson. Y esa es precisamente la sensación que deja hoy esta serie, que no se ambienta en un lejano Londres histórico, sino en uno que reconocerán todos los que hayan pasado por la capital británica. Y ello no impide que Holmes, Watson, Mycroft, Lestrade o la señora Hudson respondan con una versosimilitud asombrosa a los perfiles que se desprenden de los libros, pareciéndose como ninguna versión filmada a los que rondaban por mi imaginación.

Si a todo esto le añadimos que se aprovechan multitud de detalles de los libros (el primer capítulo ya es un enorme homenaje a Estudio en escarlata), pero actualizándolos al siglo XXI y jugando con ellos para que vuelvan a sorprender y nos hagan pensar, solo me queda cerrar esta crítica recomendando a todo el que esté picado en la curiosidad que le dé una oportunidad, y es que, como diría Holmes: "nada resulta más engañoso que un hecho evidente", así que no se engañen, pues es evidente que la BBC ha arrancado a Holmes de su contexto, pero eso no ha sido malo, porque lo han sabido colocar en NUESTRO contexto.
[Leer más +]
132 de 135 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Revisión fresca de la leyenda de Sherlock
Si por algo se caracteriza esta serie es por su frescura, los diálogos son rápidos, con toques humorístiscos e inteligentes. Las tramas son rápidas e inteligentes. Los actores están a la altura de los personajes, Benedict Cumberbatch se ha convertido en un magnífico Sherlock, superando a Robert D. Junior, y muy similar a la imitación de Dr House. Sin duda su actuación destaca, pero Martin Freeman no se queda atrás, con un principio deprimente, Watson va poco a poco recuperando sus ánimos junto con Holmes. Una pareja que se necesita mutuamente. Puedo concluir, que esta versión actual de Sherlock está a la altura y es un placer disfrutarla. La BBC nunca decepciona en sus series y Sherlock es una prueba de ello.
[Leer más +]
67 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
EL CANON 2.0
¿Sherlock Holmes en el siglo 21? “¡Sacrilegio! ¡Sacrilegio! ¡Al paredón con ellos!” dirán los fanáticos. Pues no, ni de coña. Que nadie se rasgue las vestiduras, apaguen las hogueras porque esto no es una subversión, sino una traslación del personaje de Conan Doyle al contexto actual, a la era del antitabaquismo, el móvil y Facebook, lo cual no hace cambiar la esencia ni el encanto del personaje, ni mucho menos. "Sherlock" es una valiente y arriesgada propuesta que se salda con resultados notables, con unas tramas soberbias y un acabado estético fascinante, moderno, con efectos de cámara espectaculares pero sin epatar la trama; elegante, de gran pulso narrativo y que trata al espectador con inteligencia, nada que ver con la divertida pero superflua puesta a punto de Guy Ritchie: esto es calidad de primera.

Lo primero que llama la atención es la elección de la pareja protagonista. Jeremy Brett siempre será mi Sherlock favorito, pero Benedict Cumberbatch ha nacido para este papel; excepcional y fascinante la labor interpretativa de este semidesconocido que simplemente lo borda, con ese aspecto alienígena y esa voz de profundidades cavernosas, dejando en pañales la reciente revisitación de Robert Downey Jr. Martin Freeman (futuro Bilbo Bolsón para “El Hobbit”) no se queda a la zaga, encarnando a un dignísimo Watson, traumado ex combatiente en Irak, adicto a las emociones fuertes, al que la convivencia con Holmes devolverá la ilusión que necesita. Respetando el enfoque mayoritario de la narración de Conan Doyle, la historia se nos muestra desde el punto de vista del doctor, con el que compartiremos el paulatino descubrimiento del extravagante carácter del investigador.

Otro de los grandes aciertos es la cristalización en pantalla de los procesos intelectuales de Sherlock, de manera que es como entrar en su hiperactiva mente. Por ejemplo, al examinar un cadáver, la cámara se fija en la parte a inspeccionar (anillo), materializándose en palabras (gastado) su pensamiento a modo de cartel indicador. Un recurso tan simple como efectivo para inmersionarnos en el juego deductivo de Holmes.

La BBC está forjando una oleada de nuevas producciones policíacas, véase "Wallander" o "Luther" junto a ésta, que encuentro mucho más interesantes y bien hechas que las norteamericanas tipo CSI y sucedáneos, y es que que en las británicas priman la inteligencia de las tramas y la profundidad de los personajes frente a los efectos de ordenador o los twists finales. Muy recomendable serie, independientemente de que sean ustedes fans, o no, del detective más famoso de Baker Street.
[Leer más +]
57 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El filón que no se acaba
Si algo tienen en común todos los grandes personajes de la ficción, es que pueden reencarnarse una y otra vez sin que el público deje de responder al inagotable halo de fascinación que ejercen. Me cuesta imaginar qué héroes de la literatura o del cine de nuestros tiempos tendrán esa facultad dentro de veinte, treinta, años. ¿Se repetirán Dexter, Chev Chelios, McNulty, Lisbeth Salander, Harry Potter o Jigsaw por los siglos de los siglos en series, películas, franquicias, novelizaciones, spin-offs o reestructuraciones anacrónicas? ¿O serán sacrificados en las aras del usar y tirar en cuanto surjan otros héroes más atrevidos, o más viciosos, o más radicales, o con más poderes?

Suceda lo que suceda, una cosa está clara: Sherlock seguirá allí.

Y esto explica el porqué el nuevo Sherlock de la BBC, a pesar de haber sido arrancado de su poltrona victoriana y trasplantado a nuestros tiempos, sigue despertando suficiente interés como para acudir con renovado interés a la nueva cita en el 223B de Baker Street.

En esta "Sherlock" además se introduce una novedad interesante: explicar detalle a detalle los procesos deductivos del detective a medida que se están desarrollando, de modo que se invita al espectador a acompañar la investigación como una parte más de las historias. Con el encanto añadido de poder adelantarnos al perplejo Dr.Watson y comprender mejor la amigable condescendencia con que el "genio" trata al buen hombre.

Gracias a la inmejorable elección de un Benedict Cumberbatch nacido para encarnar a Sherlock y de un Martin Freeman perfecto y perplejo como el excelente Dr.Watson, la primera temporada de la serie arroja un balance muy positivo: aunque las aventuras, excepto la primera (que toma elementos de "Estudio en escarlata"), son mejorables todavía, no son tan relevantes como la reentré en sociedad de la inmortal pareja...más vivos, inteligentes y carismáticos que nunca, a sus 123 años.
[Leer más +]
30 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La orgía del detalle
Una de las principales características de algo que se considere "clásico" es que es aplicable a cualquier época. El personaje que creó Sir Arthur Conan Doyle en 1887 está tan fresco como el primer día. Buena prueba de ello son las innumerables películas y series que se han hecho inspirados en este mito y que, sin lugar a dudas, se seguirán haciendo. Como un brillante ejemplo de la actualidad del método deductivo, la BBC nos ofrece este Sherlock revisitado y adaptado pero que conserva de manera brillante (y bastante sorprendente) el espíritu y la esencia del Sherlock Holmes clásico.

A las ya de por sí apasionantes y enrevesadas tramas que esta serie propone (no dejan de ser en cierto sentido clásicas) se introducen innovaciones formales que no hacen otra cosa que dotar de mayor interés y originalidad a la obra. En primer lugar, la organización en capítulos es todo menos "estándar". La decisión de reducir la temporada a 3 capítulos de algo menos de 90 minutos me parece un verdadero acierto. Da más tiempo a desarrollar la historia, el espectador puede sumergirse mejor en el capítulo sin llegar a cansarse. El tempo del misterio a resolver se ajusta más así a la psicología original de la obra de Conan Doyle. A veces es mejor contar 3 historias pero hacerlo de la mejor forma posible que intentar mostrar 12 ó 13 y dejarlas a medio camino.

En segundo lugar es indudable que (por lo menos la primera temporada) la factura técnica está especialmente cuidada con detalles como mostrar los mensajes de los móviles en pantalla. La escena de la rueda de prensa del primer capítulo es un ejemplo de creatividad y humor en este sentido. Todo está cuidado al detalle (como no podía ser menos), desde la banda sonora a la dirección artística pasando muy especialmente por una fotografía realmente impresionante capaz de crear diferentes atmósferas de manera sobresaliente.

Y por último no puedo terminar esta crítica sin hacer mención de los actores. Tanto el personaje de Sherlock Holmes como el de John Watson están dotados de una profundidad rica en detalles psicológicos que enriquece la serie de forma notable. Se introducen detalles que no desvirtúan la esencia de la obra de Conan Doyle como por ejemplo la tendencia sexual de Sherlock Holmes o el pasado de médico-soldado de John Watson. Todo ello no hace sino acrecentar el interés, renovar un estereotipo para hacerlo aún más atractivo. Tanto Benedict Cumberbatch como Martin Freeman están magníficos, creíbles, sabiendo captar el humor de los personajes, rezuman autenticidad.

En definitiva, una serie inteligente, innovadora, divertida y ágil. ¿Qué más se puede pedir?
[Leer más +]
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un caso cualquiera de Sherlock Holmes
Sherlock, acompañado de Watson, llega a un edificio, sube al segundo piso y se adentra en la escena del crimen. Paradójicamente, aunque ha sido avisado por la policía, algunos miembros se muestran reacios a que esté ahí. Ellos le dicen que no pertenece al cuerpo, él responde que sin él estarían perdidos, a lo que ellos replican que es un prepotente y un bastardo, hasta que tercia alguien con un cargo más importante y les exige que se callen y que dejen actuar al crack.

-Policía: No tenemos ni idea de quién es esta mujer. No hemos encontrado ni tarjetas, ni un teléfono...
-Sherlock Holmes: Esta mujer no se suicidó.
-Policía: ¿Cómo lo sabes? Todo parece indicar que...
-Sherlock: Fue asesinada.
-Policía: Pero no se han encontrado huellas ni pistas de ninguna otra persona en este apartamento. Según nuestras pesquisas, habría cambiado de piso y se habría venido a vivir al centro.
-Sherlock: Esta mujer no es de Londres.
-Policía: ¿Y de dónde te sacas eso?
-Sherlock: Vamos, ¿sois idiotas? Mirad (Sherlock señala una mancha de la chaqueta del cadáver)
-Watson: Parece una mierda de pájaro.
-Sherlock: Elemental. Pero no de un pájaro cualquiera. No de un pájaro de aquí. El merops apiaster, popularmente conocido como abejaruco europeo. Éste no es su hábitat, lo que siginifica que esta mujer viene del Este.
-Policía: ¿Y cómo demonios...
-Sherlock: ¿Os habéis fijado en las suelas de sus tacones?
-Policía: ¿Qué les pasa?
-Sherlock: La del pie izquierdo está un milímetro más gastada que la otra.
-Watson: ¿Y?
-Sherlock: Esta mujer padecía triscaidecafobia.
-Policía: ¿Triscaqué?
-Sherlock: Triscaidecafobia. Miedo al número trece. ¡Venga ya! Es una fobia muy común.
-Policía: Vale, pero reconocerás que no es una palabreja fácil de recordar.
-Sherlock: ¿Por qué no?
(Watson echa una mirada de condescencia a Sherlock).
-Policía: ¿Nos vas a explicar de dónde te sacas la fobia esa?
-Sherlock: Ya os lo he dicho. Por la suela. Hoy ha llovido, y sus huellas estaban en los escalones de las escaleras. Yisus, ¿no os habéis fijado en que no había huella en el escalón decimotercero? La gente con fobia al número trece jamás se aloja en la suite número trece, ni se sienta en el asiento número trece de un medio de transporte...
-Watson (adelantándose a sus deducciones en voz alta): Y cuando llegó aquí al decimotercer escalón, lo saltó.
-Sherlock: Elemental.
-Policía: ¿Y qué tiene todo eso que ver con...
-Sherlock: No saltó de una forma normal. Saltó a la pata coja. Y siempre lo hace cuando llega el escalón decimotercero de cualquier escalera que esté subiendo. Y siempre con la izquierda. Por eso la suela está más gastada.
-Policía: No creo que nada de esto nos esté llevando a dilucidar este asunto.
-Sherlock: ¡No he terminado! (Se acerca al cuerpo, y lo examina minuciosamente, sin moverlo). Esta mujer no es pelirroja natural, se ha teñido el pelo. Pero no con un tinte normal, sino con uno muy agresivo, porque sus raíces son negras. Es extraño... no tiene la piel cuidada, sus uñas están estropeadas y su ropa demuestra su escaso gusto para vestir. Sin embargo, va muy maquillada, y se sometió al menos a un par de cirugías estéticas.
-Policía: ¿Cómo? ¿Dónde?
-Sherlock: La nariz es demasiado perfecta, quizá haya tenido la suerte de nacer con una nariz así, o quizá la tenga operada. En cuanto a los ojos...
-Policía: ¿Los ojos?
-Sherlock: Sí, están operados.
-Policía: ¿Y para qué se iba a operar los ojos?
-Sherlock: ¿Quién se opera los ojos?
-Watson: Los asiáticos. Para agrandárselos. O para..
-Sherlock: Parecer europeos. Unos ojos y una nariz más grandes son las características que admiran los asiáticos de nosotros. Y las tetas grandes. Está mujer está bocabajo, pero si le dan la vuelta, seguramente comprobarán que también tiene los pechos operados. (Le dan la vuelta y lo confirman). ¿Y dónde hay excelentes cirujanos plásticos?
-Policía: Ehmmm...
-Sherlock (poniendo los ojos en blanco): Estoy rodeado de idiotas. En Corea del Sur. El Abejaruco europeo también habita en Asia.
-Watson: Entonces, esta mujer es una surcoreana que quiso pasarse por europea?
-Sherlock: Coreana sí, del sur no.
-Policía: ¿Y qué tiene que ver el número trece en esto?
-Sherlock: Una fobia tan arraigada al número trece delata que se crió en un ambiente anticuado, o cerrado, donde se acogían a supersticiones para entender el mundo. Sus uñas y su piel están estropeadas debido al trabajo en el campo. No era culta, pero sí lista.
-Policía: ¿Entonces?
-Sherlock: Esta mujer era una rebelde norcoreana. Sería de algún pueblucho, y querría una vida mejor. Puede que intentara atentar contra la vida del dictador. Pero algo saldría mal... Entonces, huyó a Corea del Sur, se operó, empezó a utilizar polvos blancos para blanquearse la piel, y se cambió el color del pelo con el decolorante extraído de la planta Tisux, que sólo crece junto al Pacífico. Cambió radicalmente de aspecto y de identidad. Y vino a Europa. Pero alguien dio con ella... y le disparó.
-Policía: Insisto. ¿Y cómo sabes que no se suicidó?
-Sherlock: Cuando alguien se mete un tiro en la sien, la bala entra recta, en paraleo al suelo. Ésta entró por debajo de la oreja izquierda, y salió por encima de la oreja derecha, lo que significa que quien le apuntó era más bajito que ella.
-Watson: O de su misma estatura, pero como ella llevaba tacones...
-Sherlock: Elemental. Y en Corea del Norte la altura media es de un metro sesenta y cinco centímetros. Vuestro sospechoso es Norcoreano.
-Policía: Impresionante...
-Jefe policía: Ya os lo dije.


Entretenida y muy bien hecha. Cumberbatch y Freeman me caen muy bien. Pero me pasó lo mismo que con House: Después de unas cuantas fantasmadas, conjeturas imposibles y patrones exactos capítulo por capítulo, me acabé hartando.
[Leer más +]
21 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Nada resulta más engañoso que un hecho evidente.
No suelo postear sobre una serie sin haber visto al menos una temporada de la misma, pero dado que esto parece ser solo una mini, haré la excepción (que como diría Holmes, invalida la regla...). Solo he visto el primer episodio. Excelente la adaptación a pesar de mis dudas iniciales por el cambio de siglo, excelente la ambientación, increibles los protagonistas. No me disgustó enteramente la peli de Downey Jr. pero he de admitir que las comparaciones, como casi siempre, son odiosas.
De hecho, y como deferencia a todos los amigos y compañeros de filmaffinity, no comentaré absolutamente nada más de la serie, ni aquí ni en los spoilers.

Pasen y vean.
[Leer más +]
21 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Elemental
London. Pleno siglo XXI. Los pisos son caros. Existe la telefonía móvil. También Internet y el mundo blogger. Ya no hay carruajes ni caballos. Hay asfalto, y las humeantes industrias parecen haber dado paso a imponentes rascacielos modernistas de alma financiera. Tampoco está Jack ‘El Destripador’. Pero sí otras almas depravadas. Sin embargo, una cosa parece no cambiar, hablo, cómo no, del perspicaz, excéntrico y sociópata, entre otros muchos calificativos, Sherlock Holmes, y de su fiel y sagaz ayudante, John Watson.

‘Estudio en rosa’, ‘El banquero ciego’ y ‘El gran juego’, son la excusa perfecta para que la BBC, entre otras, decidiera amenizar nuestros ratos libres con esta cautivadora, cómica y adictiva reinvención del popular detective asesor. Un lujo.
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Sherlock Holmes 2.0
Una serie basada en el personaje de Sherlock Holmes. Se puede pensar que sus creadores quieren aprovecharse de su tirón y hacer un producto mediocre y exitoso. Sherlock en el siglo XXI. Es decir, además de mediocre, sacrílego.

Nada más lejos de la realidad. "Sherlock" es una excelente serie y una excente actualización del personaje de Sir Arthur Conan Doyle. Benedict Cumberbatch borda a un inteligente y pedante Sherlock, capaz de impresionar a Watson con su poder de deducción. Y otro que también lo hace de lujo, Martin Freeman, que se nota el gran cambio que pega durante los escasos tres capítulos de la primera temporada.

Además, la dirección es formidable y, como nota curiosa, la forma de mostrar lo que Sherlock piensa o lo que pone en un móvil es original y genial al mismo tiempo.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Adaptarse, reinventarse e innovar.
¿Se imaginan Ustedes que se adaptará alguno de nuestros personajes de la literatura clásica en español a la actualidad? Eso es lo que hace la BBC (el nivel de sus series es superior a la mayoría de las norteamericanas o españolas) con un personaje tan clásico y tan británico como Sherlock Holmes. ¿Aceptaría Sir Arthur Conan Doyle dicha revisión? Creo que la respuesta sería sí, porque ninguno de sus dos personajes míticos pierde su esencia.

El adaptar unos personajes tan carismáticos (¿quién no ha dicho nunca la famosa frase "Elemental querido Watson"? la cual, por cierto, no se utiliza en la nueva versión) y conocidos para el gran público y objeto de múltiples versiones tanto en cine como en televisión es una tarea difícil y más sí no consigues aportar nada nuevo (No hay que quitar mérito a la revisión realizada recientemente por Guy Ritche). El guión de Mark Gatts y Steven Moffat lo consigue.

No es solo el que los personajes tengan un blog o se muevan en los mundos de la tecnología más actual y utilicen sus conocimientos como instrumentos de investigación. Son los nuevos tiempos del no fumar (esos parches de nicotina). Unas tramas intrigantes hasta el final en el cual no sabes el asesino a los diez minutos (que suele ser lo habitual). La aparición de viejos enemigos como el Profesor Moriarti, etc.

Tanto la composición de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman son perfectas y acordes con sus personajes. Sí a eso unimos la impecable factura de las series made in BBC dan el toque final para que el resultado será redondo.

Los tres episodios de está temporada se quedan cortos (aunque es lógico para mantener ese nivel). El final del tercer episodio nos deja con un buen sabor de boca y con una intriga que esperemos que la BBC sea magnánima y nos deleite con tres más en el 2011.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Sherlock Holmes y el caso de las leyes antitabaco
Sherlock cambia los cigarrillos y la pipa por los parches de nicotina.

Es la adaptación de Homes al siglo XXI. De este modo, la serie rejuvenece al personaje y al mismo tiempo nos transmite la deprimente sensación de que el Londres actual es exactamente lo mismo que era entonces.

En la renovación de códigos que necesita para la adaptación, el personaje se vuelve inteligible para nosotros: de repente, se levanta el telón y lo comprendemos todo. Y para entender ahora al personaje, era preciso adpatarlo.
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Fresca Adaptación.
Cuando uno tiene por delante la enésima adaptación en formato audiovisual de las andanzas de Sherlock Holmes piensa: ¿Qué podrá aportar? Y precisamente quizá sea esta la primera barrera que un producto que bebe de una fuente tan utilizada tenga que vencer.

La opción de "Sherlock" es apostar por importantes novedades en cuanto a localización temporal y formato. Sobre lo primero, se nos presenta un Sherlock actual, con guiños clásicos continuos (fácilmente detectables para quien haya leído sus obras) pero, al mismo tiempo, adaptado a la época presente, y siendo la tecnología actual herramienta fundamental para que Sherlock pueda avanzar en sus casos. Por otro lado, el formato de la serie, compuesta por temporadas de sólo tres capítulos de noventa minutos, representa un formato poco explorado hasta el momento, aunque habitual en las series británicas.

El resultado es muy bueno. Las escenas están bien cuidadas, los guiones son ricos, los diálogos son dinámicos y dejan perlas de cierta brillantez. Merece la pena echarle un vistazo a este "Sherlock" que, aún mostrando un gran respeto por el clásico en que se inspira, no duda en innovar e ir más allá, dándole frescura y una nueva visión. Muy recomendable.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El más difícil todavía
Este Sherlock remozado y llevado a la actualidad es una versión mejorada de El mentalista, o ésta es una versión desmejorada del Sherlock original. El símil viene al caso por la exagerada inteligencia del protagonista, pero hasta ahí llega la comparación. Este Sherlock (magistralmente interpretado por Benedict Cumberbatch) es mucho más atractivo, más sugerente, más apasionado.

Sherlock vive por y para la investigación. No hay nada que escape de su escrutinio. En un mundo sobreinformado, en un Londres más complejo, Holmes es capaz de seleccionar lo importante, y lo importante no es saber sobre política, sobre astronomía o sobre presentadoras de televisión (para eso está Watson). Lo importante es la tardanza en la coagulación de la sangre o los procesos que experimenta un cuerpo tras la muerte.

Sherlock sí que sabe, y Watson le ayuda, pero Moriarty, él pone la sustancia que aviva la angustia de Holmes. Es la nicotina o la cocaína o lo que sea que se meta. Cada caso es una nueva prueba, y cada vez más difícil, todavía más. Lo imposible está por llegar. ¿Alguién podrá detener a Moriarty? Sólo Holmes puede.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No parece una serie, parecen varias películas.
Otra serie británica absolutamente brillante.
Sherlock es la traslación del mítico detective a nuestros días, una actualización del mito. Este Sherlock tiene su propio blog y utiliza Internet como parte del proceso deductivo.
Corrieron un gran riesgo los productores porque un ejercicio como es podría haber dado lugar a una verdadera chapuza. Y sin embargo, el resultado es una serie brillante, vibrante. Casi más una sucesión de buenas películas por la calidad y duración del contenido.
La parte más inteligente es que no solamente han puesto al detective en la actualidad, además se han encargado de darle a todo el entorno y a los protagonistas mismos una estética, una fuerza que resulta enormemente atractiva y sobre todo, diferente. Lo que se cuenta es interesante y cómo se cuenta es original.
Es difícil explicarlo sin ver la serie o arruinarla.
Otra virtud de los ingleses, huyen de las temporadas de veinte capítulos que terminan haciéndose engorrosas y pesadas. Antes de que te puedas enterar ya se ha terminado la temporada.
Y a esperar a la siguiente.
Porque de verdad que vale la pena esperar.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Detective consultor
Curiosa cuanto menos serie detectivesca. Un Londres de aspecto cristalino y dinámico. Sherlock Holmes se encuentra con Watson tal y como el médico militar contara en sus memorias. El episodio inicial es un relato fiel y completo de la presentación del mítico detective en la literatura únicamente cambiando aquellos tiempos por los actuales.

Watson es un soldado retirado de las guerras actuales que llega a Londres con lesiones más psíquicas que otra cosa. Tal y como relatara sir Arthur Conan Doyle, un amigo le presentará al extraño señor Holmes y ambos se pondrán de acuerdo en compartir unas habitaciones en casa de la señora Hudson.

De igual forma la aparición del inspector Lestrade añade importancia al famoso “detective consultor” ante las instituciones ya que es el que le autoriza a meter las narices en los intrincados casos criminales a los que se enfrenta Scotland Yard, lo que provoca un persistente recelo de los agentes de policía. Esto ha ocasionado que Holmes sea un conocido de los servicios policiales e incluso se identifique a veces como de la misma Scotland Yard.

Los casos suelen ser de asesinatos en serie donde parece que llega hasta ellos la sombra alargada de Moriarty, el criminal con una inteligencia superior a la del propio Sherlock Holmes y siempre se darán las circunstancias para que Holmes pueda lucirse.

Un Holmes joven, llamativo, estirado, hará gala de su capacidad deductiva una y otra vez, principal aliciente, evitará como siempre a las mujeres y terminará aceptando la compañía del fiel Watson como algo necesario. La figura del doctor Watson está plenamente lograda.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sir Arthur Conan Doyle la aprobaría.
10/09(15/01/11) Notable actualización de las aventuras detectivescas del archifamoso Sherlock Holmes y su compañero el Dr. Watson, Es una temporada de tres episodios de hora y media cada uno, que ante su éxito habrá segunda entrega, realizada con motivo del 80 aniversario de la muerte de su creador Sir Arthur Conan Doyle y seguro que este estaría satisfecho por la serie, el dúo de investigadores transmite lo que las novelas tenían, y sus historias rezuman el aroma de sus relatos victorianos de intrigas, con unos puzles de pistas mostrados de forma ingeniosa. El ritmo narrativo es trepidante, con unos guiones inteligentes donde las tramas están llenas de sutilezas, con diálogos frescos y divertidos, se conjugan sabiamente el misterio con dosis de humor. La puesta al día se hace notoria en el uso de las nuevas tecnologías como los móviles hiperpresentes, internet, donde Watson tiene un blog y Sherlock tiene una página, ‘La ciencia de la deducción’, Holmes fumaba en pipa pero en nuestros tiempos ya no está bien visto y lleva parches de nicotina. La puesta en escena es de una factura elegante, con una fotografía de Steve Lawes (‘Millones’) que marca una atmósfera oscura y donde juega con planos ágiles, y como también es reseñable su extraordinaria banda sonora de Michael Price y David Arnold (‘Stargate’, ‘Godzilla’, ‘Venus’ y las última de James Bond), una delicia para los oídos que encaja de lujo, emisora de clima de intriga. Los protagonistas son magníficos, poseen una química maravillosa que hacen nos empaticen desde el principio, los dos son antagónicos, son dos polos opuestos, que aportan cada uno sus caracteres para enriquecer la serie con sus choques, Benedict Cumberbatch crea aun Sherlock Holmes carismático, lo dota de tridimensionalidad, lo enriquece con sus muchas aristas como su egoísmo, su prepotencia, su narcisismo, su egolatría, pero le pone alma traspasando la pantalla, la otra pata del banco es Martin Freeman en el rol del Dr. Watson que crea a un sobresaliente personaje, le confiere un aire tristón proveniente de que ha estado en la Guerra en Afganistán, es el contrapunto perfecto a la asociable personalidad de Sherlock, con el que vuelve a recuperar la ilusión , manejan los dos de modo excelente el lenguaje gestual y su compenetración inunda la pantalla trasladándonos buen rollo. Todo sumado nos da un muy grato entretenimiento, destacable es su falta pretenciosidad, se limita a ser un producto para pasar un buen rato en el que no hay maniqueas moralinas, simplemente es un ameno pasatiempo que te atrapa desde el comienzo. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Elemental mi querido Watson
Sherlock es una miniserie de 3 capítulos producida para la BBC sobre las aventuras de Sherlock Holmes y el Dr. Watson ambientadas en el Londres de pleno siglo XXI. Sin duda la miniserie parte con un gran reto, puesto que a nadie escapa que modernizar la figura de Sherlock Holmes puede suponer, a priori, toda una herejía para los incondicionales del detective más célebre de la literatura. Con todo, la serie logra tumbar toda esa enorme maraña de prejuicios y se revela como una adaptación extraordinaria de este clásico. Una adaptación que sabe mantener toda la esencia del personaje, armonizando a la perfección el encanto del entorno detectivesco de la literatura clásica con el escenario sociocultural y tecnológico actual. Benedict Cumberbatch (Sherlock Holmes) se mueve como pez en el agua en el rol de detective superdotado y excéntrico, y por el otro lado el ya conocido Martin Freeman, en el papel del Dr. Watson aporta el grado de escepticismo y humor que dota a esta serie de situaciones cómicas de lo más hilarante.

Así, es precisamente esa combinación de intriga y comedia el punto fuerte de esta nueva adaptación de Sherlock Holmes, lo cual, unido a su trepidante ritmo narrativo (cuesta creer que estamos ante un episodio de 90 minutos de duración), diálogos brillantes, una seductora BSO -muy acorde con su estilo de intriga distendido-, y un apartado técnico exquisito, nos deja claro que estamos ante una de las miniseries con mayor calidad del panorama actual.

Muy recomendable
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Enamorado de Sherlock!!
Sherloc me parece una serie casi perfecta, trepidante y divertida. Me parece brillante la adaptación de este clásico. Benedict Cumberbatch me parece simplemete soberbio. Parece ser que en Julio vuelve la Segunda temporada espero que sea un poco mas larga.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Modernizando y mejorando al personaje
Nota importante: Crítica escrita tras ver las 3 primeras temporadas.
¿Quién no conoce a Sherlock Holmes? El famoso detective creado por Arthur Conan Doyle es uno de esos iconos literarios que ha tenido miles de adaptaciones en cine y televisión.
Pero esta "Sherlock" de la BBC, destaca bastante. La principal característica es que se desarrolla en la actualidad, con lo cual entran en juego los móviles e internet para resolver los crímenes.
Además, los guionistas cogen los textos clásicos de Holmes y los modernizan, cambiando cosas pero respetando su espíritu. Esto hace que sea bastante superior a la otra serie actual "Elementary", cuyos guiones originales son mucho peores que estos.
El dúo protagonista está muy bien interpretado. Benedict Cumberbatch se ha hecho un hueco en todas partes gracias a la serie, y también Martin Freeman, que es ni más ni menos que Bilbo Bolsón.
De todos los secundarios, destaca especialmente Moriarty. Aquí, el némesis de Sherlock es tan inteligente como desquiciado, llegando a recordar (salvando las distancias) al Joker de "El caballero oscuro".
La esencia del personaje está perfectamente reflejada y en mi opinión respeta mucho a Conan Doyle. Pero además, gracias a los efectos especiales, aquí podemos acercarnos aún más a la forma de pensar del detective. La serie está hecha para que intentemos pensar a la velocidad supersónica de este superdotado, y las explicaciones están perfectamente adornadas con títulos sobreimpresos, flashbacks y maneras muy curiosas de transmitir la forma de pensar de Holmes. Me parece muy curiosa las recreaciones de su "palacio mental".
Sinceramente, aunque no sea una adaptación literal de los relatos originales, es la mejor adaptación que he visto.
Además, el esquema de que cada temporada solo tenga tres episodios pero de 90 minutos es un acierto. Así no tienen que entretenerse rellenando el tiempo con escenas vacías. Se va directamente al grano como si fueran películas. Esto no pasaba en la serie clásica de los 80, cuyo ritmo, al reflejar con tanta fidelidad los relatos, era lentísima y se llegaba a hacer aburrida. Aquí no pasa eso.
Una de las mejores series de la actualidad, y desde luego el mejor Sherlock que he visto hasta ahora, en mi opinión.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
UNA JOYA
Tenía mis reticencias hacia esta serie, ya que soy muy fan de las películas de Sherlock, y temía que la serie estuviera a años luz de ellas. Sin embargo, una vez más, me equivoqué.
Me quedo sin palabras ante el guión: inteligente, corrosivo, emocionante, sorprendente... es increíble cada capítulo que veo, porque es capaz de superar al anterior, aunque nada de ésto tendría sentido sin la ASOMBROSA interpretación de Cumberbatch. Parece que nació para ser Sherlock Holmes, se mimetiza a la perfección en su personaje, derrochando talento por los cuatro costados.
El resto del reparto también está genial, pero Cumberbatch se los come con patatas a todos.

Excelente, una serie maravillosa, no se la pierdan.

Mi nota: 10
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo