arrow
7
Absurda, irónica, realista y entrañable
Con un decorado apropiadamente desordenado y lleno de objetos, unos actores estupendos (no hay nada más que ver las carreras posteriores de María Adánez y Silvia Abascal para confirmarlo) y unos guiones realistas y cargados de ironía, 'Pepa y Pepe' se convirtió en el contrapunto a la edulcorada y paternalista 'Médico de Familia' en el mismo año. Y lo más curioso es que tuvo un éxito impresionante con audiencias de hasta 6 millones de espectadores cuando se emitía los lunes por la noche en la 1 de TVE. No es de extrañar, aquí no hay pijos ni lecciones morales. La familia es un desastre, de clase media baja (mucho más identificable que las de Los serrano o las de 'Médico..'), la madre es una maruja, el padre no tiene autoridad y las niñas suelen ser egoístas, pasotas o totalmente diferentes a sus padres en cuanto a intereses y miras. Y sin embargo, en cada capítulo descubríamos cómo se quieren por muy desastre que sean sin llegar a la ñoñería ni a la moralina. Que Manuel Iborra hiciese algo así tan bien y sin juzgar jamás a los personajes, es digno de elogio y coloca a esta serie en la cumbre de las telecomedias españolas, una especie de sitcom a 'Los Simpson' (aunque en realidad está basada en 'Rosanne') en donde cada diálogo y cada situación es perfectamente identificable por cualquier españolito de a pie que tenga una familia y tenga que ganarse la vida diariamente.

Verónica Forqué es ideal como la marujona, mentirosa y sin embargo entrañable Pepa, y lo mismo se puede decir de Tito Valverde. María Adánez ha demostrado que tiene un talento natural para la comedia y su personaje en esta serie, una joven malcriada, caprichosa y divertida en su superficialidad, es una gran creación. Pero yo me sigo quedando con Clarita, esa adolescente en vaqueros y camisa que escucha a Nirvana, pasa de todo y hace del pesimismo sarcástico su forma de vida para ocultar su sensibilidad y lo mucho que se diferencia de su familia. Fue tal mi identificación con este personaje cuando yo también era un adolescente que seguiré la carrera de Silvia Abascal haga lo que haga. De hecho, la conocí en el Festival de cine de Málaga de este año y mi emoción no venía tanto de conocerla a ella como de estar al lado de la figura humana que representó aquel personaje tan genial (uno de los grandes de la televisíón española, ved la serie y me daréis la razón..)

En fín, es curioso que uno de los mayores éxitos de 1995 en cuanto a tv pase tan desapercibido hoy en día, pero 'Pepa y Pepe' es una gran comedia llena de actores de primera y con una imagen de España mucho más real que la que muestran y han mostrado otras series familiares del mismo tipo.
[Leer más +]
26 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Mi última serie
Yo tenía 21 años. Me pilló en plena carrera. Y en esas de estudiar ochenta horas al día. Mil días al año. Pero ahí estaban ellos. Pepa y Pepe. Los lunes eran especiales. Como cuando de pequeño seguías una serie y deseabas impaciente que llegara el día D y la hora H. Entonces deseaba que llegara el Lunes como agua de Mayo.
Era una serie castiza, desenfadada, alegre, triste...como la vida misma. Los actores estaban estupendos, inmejorables. Ya no he vuelto a ver una serie como aquella. Todo lo que se hizo después no me llamó nada la atención.

Los lunes eran especiales no sólo por Pepa y Pepe. Luego cambiaba a La 2 y ahí estaba Garci y sus amigos de Nickelodeon. Creo que en los 35 años que tengo, esa época fue la única en la que la televisión valía para algo. Seguro que habrá alguien de los que lean este humilde comentario, que aquellos lunes hacía lo mismo que yo. Una cenita y a las nueve y media a ver Pepa y Pepe. A continuación, "Qué grande es el cine"...hasta la una o hasta las dos de la mañana.....aunque tuviéramos que madrugar el martes....
¡Cuánto echo de menos aquellas sesiones dobles!
[Leer más +]
24 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
un gustazo
Me resulta asombroso que pase tan desapercibida. Quedé cautivada por la musiquilla, la naturalidad, los diálogos costumbristas, la estética cutre y caótica. El optimismo en medio de tanto desastre. Son tan imperfectos, que no puedes evitar quererlos. Y reírte, claro.

Mi personaje fetiche es Clara, "Clarita hija". Gruñona, sincera, y auténtica. Recuerdo a Silvia Abascal en Un, Dos Tres... de niña poseída. En especial, tiene una voz muy dulce.
Verónica Forqué tan exagerada como siempre. Maruja dramática, pero se le pasa rápido. Aída no lo supera. Cuando la acción se desarrolla en un solo espacio, el contenido tiene que ser de gran calidad para no ser monótono (me acuerdo ahora de Farmacia de Guardia, la primera). Tiene un gran mérito.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La mejor serie española
La mejor serie española solo tuvo una temporada de emisión, lamentablemente, lo cual habla muy bien de ella. Que un producto así no tenga éxito en España es sinónimo de calidad.
Lo mejor de la serie: Verónica Forqué y todo lo demás.
Lo sublime de la serie: Esa mezcla de humor y drama en cada episodio.
El decorado, el guión, la música, los actores secundarios, la duración de cada capítulo (perfecta) que era corta, no como las series de hoy, que parecen pseudo-películas...
Inolvidable retrato de los años 90.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Horterada que enamora
Serie simplona, con pocos alicientes y con tramas inverosímiles, facilonas y chirriantes, pero las actuaciones de sus protagonistas, Silvia Abascal la existencialista, María Adánez la volátil y, sobre todo, Tito Valverde, Verónica Forqué e Isabel Ordaz consigue que llegues a apreciar a esta familia tan desestructurada como tierna y amable. Una historia preciosa e intimista que no consiguió el suficiente apoyo del público. Una lástima, cuando Antonio Resines preguntó por la serie a la Forqué, ella respondió: "a nosotros nos gusta". A mí también.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
realidad ibérica
En su día paso por ser uno de los productos más vistos de la tele, sin embargo la serie no deja de ser un calco de la americana "ROXANNE" todos y cada uno de los personajes es igual a la del original, y cuenta como mayor atractivo la adaptación a la realidad ibérica. A su vez Roxanne era una sátira a las "sitcom" de la televisión americana de los 80. Un buen producto aunque como casi siempre sin originalidad, a destacar los inicios de María Adánez y Silvia Abascal.
[Leer más +]
2 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo