arrow
8
Iba para 10, pero se quedó en 8.
Tenia grandes esperanzas en esta película y no me ha defraudado, los primeros 90 minutos son un regalo para los amantes del cine bélico ( y más para los amantes del cine bélico de tanques), nos muestra la dureza de la guerra sin escamotear detalles, los actores están todos bien, incluso Shia LaBeouf y el que más duda te da cuando lo ves por primera vez Logan Lerman, Brat Pitt en su lugar, el lider al que todos siguen, para eso le contrataron. Cada personaje con su personalidad, algunos en el límite (Jon Bernthal/Grady), solo se hecha en falta un personaje negro, no por igualdad, sino porque eran ellos los que estaban en primera fila, para variar nos ponen a un latino Michael Peña. La traducción de Fury por Corazones de acero, me parece horrible e innecesaria.
Hasta aquí el 10, en Spoiler, los 2 puntos que pierde.
[Leer más +]
188 de 230 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Brad Kiil Kill Kill!
El cine de David Ayer siempre está cortado con el mismo patrón. Es un director con pulso y dirige muy bien a sus actores pero sus películas no acaban de ser buenas del todo. El problema desde mi humilde opinión siempre radica en los guiones. Sus personajes son acartonados, no digo mal interpretados pero evidentemente poco interesantes y motivadores.
Estos personajes están mezclados en historias de violencia y escenas de acción con grandes dosis de adrenalina.
Sus películas suelen tener buenas actuaciones pero desarrollo regular o escenas demasiado trilladas o pasadas de rosca que hacen que no te creas la historia. Vamos que el tío no es Clint Eastwood. En su cine predomina la forma sobre el contenido. Aún así consigue entretener normalmente.

En el caso de "Fury" la cosa empieza muy bien, Buen ritmo, edición solvente, fotografía exquisita... una dirección artística perfecta cargada de pequeños detalles que a mi parecer nunca se habían visto anteriormente en una película belíca.
Las buenas maneras de contar la historia hace entrar dentro de la trama, la cual no es que sea para tirar cohetes pero te va envolviendo con factores externos a su contenido que evidentemente en este particular caso es su impecable factura.

La película iba por encima de interesante pero todo se va al garete al llegar a su tramo final... (ver spoiler) ahí la cagan por completo. Creo que la excusa para enseñar el enfrentamiento final podría ser menos idiota/americanada.

Brad Pitt no me acaba de convencer con su corte molón. Creo que es buen actor pero no me resulta creible su personaje. El problema puede ser que lo intentan destacar mucho del resto de actores, demasiado estilizado y arreglado.
El resto del elenco actúan correctamente llevándose una mención especial Shia LaBeaouf, su actuación es de lo más solvente y creíble.

En conclusión... Fury no hará historia. A los amantes del buen cine bélico los dejará fríos pero estimulados y al resto de mortales depende del nivel de exigencia. Si no pides peras al almo resulta disfrutable.

Lo mejor: Su impecable factura.
Lo peor: No te la crees y el final es tonto.
[Leer más +]
151 de 182 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Otra ultramericanada más. ¿Para cuándo una de Michael Wittmann?
Película malísima, con un guión paupérrimo que no lleva a ningún lado. Acabará la película y ni siquiera dejará mal sabor de boca porque no ha tenido sentido en absoluto la película. Los créditos del final son mejor que la película, de verdad.

Lo único que merece la pena, es el currado atrezzo con el que nos tiene acostumbrados Hollywood últimamente que es impecable, pero todo lo demás es vomitivo, de verdad que cuando empezaron los primeros diez minutos pensaba que era otra americanada más, que los malos son los nazis, y las florituras se las van a llevar los yankees, pero es que lo peor, cuanto más avanza la película, más americanadas y situaciones imposibles.

Detallo en el spoiler, aunque no hay nada que spoilear, la peli no tiene argumento y es un pastel.
[Leer más +]
131 de 175 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Me rindo
Me rindo. No puedo más con este tipo de cine (lo de bélico es una casualidad, es que hoy tocaba hacer una de guerra). Teniendo en cuenta que el tanque norteamericano modelo Sherman no tenía nada que hacer contra los Tiger alemanes del final del conflicto, y la gente que sabe del tema es muy consciente de ello, pues parece que todavía molesta en USA reconocerlo. No voy a defender a los alemanes, no tengo por qué, y mucho menos con su trayectoria en el siglo XX (aunque otros tampoco quedarían bien parados), pero si perdieron la I WW y la II WW fue por el desgaste, por la logística, no por baja calidad táctica de sus oficiales o por el coraje de sus soldados. Tampoco dudo del coraje del soldados norteamericano, pero hacer películas de esta guisa sólo sirve para confundir al personal. Es muy lamentable que pudiendo gastarse el dinero en otras cosas se invierta en productos con un guión patético, y en una estrella que como no espabile acabará muy mal. Algunos secundarios están bien, pero tampoco es para perder el sueño; y sí, todo el atrezzo es brutal, claro, pero porque sólo es industria en el peor sentido de la palabra. Es músculo y dinero, pero el cine también tiene que ser osadía e ideas, y aquí sólo las hay de nivel de parvulario. Pobrecitos USA tan lejos de la filmoteca y tan cerca de MacDonalds.
[Leer más +]
67 de 80 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Héroes
Con 5 de estos tanques y héroes como Brad Pitt Hitler no dura ni 3 días. Producción de lujo para un guión de serie B, personajes tipo y excesivos que como cartón se desarman al primer conflicto, diálogos sentimentaloides y aburridos, y los alemanes son más idiotas que los de las películas de los 40s. El final es una mezcla descarada del de Scarface (sin droga) coronado con el de Blade Runner (aunque supongo que hace referencia a ese tal Álamo que tanto veneran ellos). Le doy un 4 sólo porque las batallas salvan (aunque parece Star Wars en muchas partes). Ah, con 45 minutos menos podría haber llegado a ser una película decente.
[Leer más +]
71 de 98 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Yankees Go Home.
Fury (Corazones de Acero, 2014) es exactamente lo que promete el Tráiler. Un filme de propaganda norteamericana más. La Historia Anglosajona sigue en su línea de tergiversación, aunque hay una secuencia tremendamente nauseabunda en el filme, que destaca por encima de todas y supera la de otros panfletos como podrían ser Pearl Harbor (Pearl Harbor, 2001) del nefasto Michael Bay. No extraña viniendo de un director como David Ayer, que ya en el año 2012 había realizado una auténtica oda a la policía de los Estados Unidos, con el filme End of Watch (Sin tregua, 2012)

Y es que poca gente lo sabe, pero cuando se produjo el desembarco de Normandía y los aliados entraron en el continente europeo, centenares de miles (algunos Historiadores llegan más allá alzando la cifra hasta los Aproximadamente cuatro Millones) de mujeres fueron violadas por las tropas Aliadas. Algo que siempre se ha tratado de ocultar, como el que uno de los bombardeos más destructivos de la segunda guerra mundial se produjera sobre una ciudad Alemana, como es Dresde. Pero es que además en Corazones de Acero, nos encontramos con una secuencia que trata de enturbiar este vomitivo hecho. La Violación aparece presentada en una secuencia del filme como un simple flirteo entre un joven y apuesto soldado norteamericano y una muchacha alemana que se rinde en cuestión de segundos a sus brazos (algo totalmente absurdo, porque después de que entren soldados a tu casa y uno de ellos se quite la camisa en tu cara, lo mínimo que coges es miedo). Aún más caricaturesco resulta ver a Brad Pitt contemplar la escena y comentar en voz alta que “Cosas de la vida, son jóvenes y estamos en guerra”.

Y eso que el filme no inicia mal su andandura. De hecho, hay dos películas en Corazones de Acero La primera nos la encontramos con la presentación de personajes y los primeros escarceos bélicos. La segunda llega hasta la comentada escena y pasa por un final totalmente delirante, que habría firmado el hijo secreto de John Wayne o Kissinger.

Situémonos. Último año de guerra, los aliados ya han desembarcado y se dedican a conquistar las últimas ciudades alemanas. Un joven americano, interpretado por Logan Lerman, que no tiene ningún contacto con el ejército (en realidad trabaja como tipógrafo) es mandando a combatir en un tanque que lidera el personaje principal de Brad Pitt. En esta primera parte del filme nos encontramos con una buena producción y ambientación (en honor a la verdad pocos filmes muestran mejor la experiencia de la guerra) y con secuencias que pretenden demostrarnos la auténtica cara del conflicto. Muerte y desolación, sin tiempo para heroísmos (algo que se contradirá con el posterior metraje).

En la segunda parte del filme, el disparate alcanza cotas surrealistas. Nuestro comandante, que en un principio era presentado como un cruel y despiadado oficial, acaba adquiriendo tintes cordiales y dulces. La película parece querer justificar las primeras secuencias del filme, desarrollando que la dureza que el personaje de Brad Pitt le presenta al inexperto recluta como algo inevitable dentro de la guerra. Es decir, Corazones de Acero acaba por seguir la tesis de “La Guerra es dura, pero es la guerra” e incluso no condenar actos como el disparo por la espalda ante un soldado alemán ya rendido, acto criminal sea del bando que sea y que nos muestra el filme en los primeros compases.

Y todo acaba girando en un combate demencial que no tiene ningún tipo de sentido. El tanque de nuestros protagonistas pisa una mina y queda inhabilitado. Se enteran de que un centenar de Nazis se dirigen hacía ellos, pero a Brad Pitt se le va la olla y decide quedarse en el tanque y combatir hasta la muerte. Una orden que le habría costado el puesto en la realidad (por exponer inútilmente a los soldados de su pelotón) pero que aún adquiere más cotas de locura cuando David Ayer nos muestra el desarrollo del combate. Los soldados alemanes se abalanzan sobre bárbaros hacía el tanque, sin tener en cuenta que este les dispara decenas de balas. Un ejército que había conseguido victorias militares ante medio mundo queda ridiculizado por cinco soldados norteamericanos. La Épica está servida.

Por si fuera poco, el diseño de los combates resulta totalmente antihistórico. La película propone el combate de Panzers cara a cara, como si estuviéramos ante una película más de la saga Star Wars. Inclusive, Por seguir el modelo de George Lucas, el director del filme nos diferencia los disparos de un bando y otro, infografiándolos de colores diferentes, con el resultado de que el espectador parece presenciar una batalla de Rayos láseres en toda regla.

http://neokunst.wordpress.com/2015/01/0 ... erro-2014/
[Leer más +]
64 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Una película de Wittmann hubiera sido mejor
Corazones de acero es una película bélica ambientada en la Segunda Guerra Mundial, en concreto en abril de 1945. Cuando ya la guerra estaba finalizando y en su desesperación Hitler ordena que envíen al frente a niños, ancianos o mujer que pueda empuñar un arma para defender el suelo alemán.

Pero la película no va por ahí, va del subgénero de tanques, algo que en el cine se ha visto bien poco por lo cual es de agradecer que vivamos las miserias y gestas de los hombres que luchaban en los tanques. El desafío parece sencillo dado que la película La bestia de la Guerra, era creo recordar, la única película que trata de tanques.

Bien pues en esta película el guión es malo. Realmente no sé que cuentan. ¿El viaje iniciático a los infiernos de un joven de que la guerra es muy mala? ¡¡¡Pero si eso ya lo sabemos¡¡¡. Contadme algo más ¿qué misión tienen?. Necesito un poco más de épica. Un algo más. Sencillamente lo que ocurre es una sucesión de escenas inconexas, en cierta manera cogidas de un hilo, que no va a ningún lado. Y un final aún más patético. Que pienso que madre mía no puede ser que sea así. Pues si y te lo comes con papas. Con lo fácil que hubiera sido recrear la historia de Michael Wittmann por poner un ejemplo. Una historia fascinante, un as de los tanques, y que hasta el régimen de Hitler lo encumbró y lo usó de propaganda. Podrían haber echo un Enemigos a las puertas, cambiando francotiradores por tanques.

Y ¿alguien me puede decir que le pasa a Brad Pitt?, últimamente en sus películas siempre está con los brazos en jarra, poniendo muecas, sacando mandíbula. Este personaje parece calcado al de Malditos bastardos, al de Doce años de esclavitud. Creo que desde El club de la lucha, su faceta de actor está cuesta abajo.
El personaje de Shane de Walking dead, está un poco pasado de rosca, demasiado quemado. En vez de parecer un soldado parece un pedigueño, un mendigo.
Quizás los únicos actores que se salvan de la quema es el joven protagonista, el de Shia LaBeouf, y el actor hispano.

Me he aburrido tanto del tanque y de la historia que la única escena que se salva, por la tensión sexual o de mal rollo, es cuando visitan el piso de las alemanas. Para mí es la esencia del film, o por lo menos lo que el director quiere contar sobre lo que la guerra hace a los seres humanos.

Aunque si hemos de reconocer que la ambientación está muy bien. Esta todo sucio, embarrado. El usar tanques reales es un plus para la producción del film. Empezar el film con un caballo, con un guiño a la antigua caballería siendo sustituidos por la nueva caballería, aunque está cogido con alfileres, porque ¿dígame usted? , que hace un oficial de la Heer paseando por una zona de tanques aparentemente destruidos. Detalles como estos y más graves hacen que el film no sea creíble. Pero en fin, vean spoiler.
[Leer más +]
41 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
UNA VERGÜENZA DE PELICULA.
Ya desde el primer fotograma uno puede temerse lo peor: Un oficial alemán a caballo entre los restos de un combate de tanques en el frente occidental. Y de repente: Zas..! ¡Brad Pitt le salta encima como si fuera lobezno y liquida al alemán! ¡Atiza! ¡Como en una pelicula de súper-héroes! Tras esa escena estuve a punto de salirme del cine, pero aguardé, porque sabía que se iba a liar parda, que iba a presenciar una cochambre más del más puro estilo Hollywood, y porque quería criticar la película, como lo que se merece: Como una autentica basura.
Las interpretaciones son infames, diálogos no creíbles, guión absurdo, contradictorio.Basura y más basura.
Brad Pitt está seboso, actúa de pena , y su personaje no es creíble en ningún momento... Los otros actores, lo mismo, pero éstos cobran menos pasta que Brad Pitt...
Señor director, por favor haga un bien al cine y retírese a un monasterio Cartujo.. Es un malísimo director, un desconocedor absoluto de la historia, un manipulador total, y probablemente un envarado que cree haber filmado la quintaesencia del cine bélico.. SINCERAMENTE, ES USTED UN CRETINO.Y NO TIENE NI IDEA DE HISTORIA NI DE CINE.
[Leer más +]
32 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
NO RECOMENDABLE BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA
ATENCIÓN PUEDE CONTENER SPOLIER

Esta pelicula es un verdadero timo, no lo digo por que sea una mas de esas peliculas que se nos venden como lo mejor del cine belico y despues lo que nos venden es un mensaje pacifista, (si quiero ver algo pacifista veo el musical Hair), que tambien, sino porque carece completamente de realismo, lógica, no se muy bien quien escribió esto pero el dia que lo hizo, le tuvo que hacer una mala reacción lo que se había tomado, Aparte de ser una americanada la pelicula esta cargada de situaciones al mas estilo gore, que no aportan nada, que solo sirven para rellenar un guión que hace aguas. Con unos personajes planos que parecen sacados de una mala peli de los 70, el mejicano, el guarro, el religioso, el tipo duro y el nuevo que hay que espabilar, con los que no llegas a simpatizar nunca.

Si esperais ver algo de realismo, de fidelidad en la recreación de las batallas, esta no es vuestra pelicula, no se que asesores habran tenido pero una cosa os digo si estos van a la guerra así, los matan antes de bajar del avión, es patetico el desarrollo de los combates al mas puro estilo de las peliculas de vaqueros, o del equipo a, en el que los malos te disparan reiteradamente a corta distancia y no te dan nunca, y los "buenos" disparan al tuntun y matan a 50 con la misma bala... ¿que esta disparando brad pitt? allí que voy yo para que me de, sin protegerme, sin pensar, que es brad pitt,

No se que inteción tenían al retratar así a los personjes de la pelicula, no tengo ni idea, porque si es para hacer ver que la guerra es mala, todo el mundo lo sabe y entoces no me lo vendas como cine bélico, lo digo porque después de tragarme las dos horas de pelicula, me he puesto más del lado de los alemanes que de los personjes, porque sí, la guerra cambia a las personas, pero tio lo que se muestra aquí es sadismo, "los alemanes empezaron la guerra hay que matarlos a todos, sean soldados, civiles, da igual exterminalos que nosotros somos los buenos, que se rinden, no pasa nada le pegas un tiro y un problema menos".-Todos sabemos las salvajadas de la guerra pero aquí falla tanto la perspectiva para contarlo, el ritmo, y el contenido de lo que quieren contar. No se creo que se equivocaron de guerra para contar lo que querían contar.

En resumen pelicula pesima, con personjes desdibujados en tópicos viejunos, en los que el factor comun es el sadismo, la mierda que llevan encima, y una cansina discusión sobre la Biblia que para mi no pega ni con cola, pero allá ellos.
[Leer más +]
25 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los tanques: esos grandes desconocidos
No pasará a los anales del séptimo arte, no es demasiado extensa ni profunda en su visión de la Segunda Guerra Mundial, pero desde luego te hará pasar un buen rato en compañía de cinco soldados americanos interpretados a la perfección, mención especial para Brad Pitt que nos brinda otra de esas serias y memorables interpretaciones.

Entrando en materia, partiendo por la dirección de David Ayer que filma sobriamente, alejándose de esos locos planos de "Sin tregua" o "Dueños de la calle", cumple bien con su cometido. Deja que la fotografía haga su trabajo, planos largos y detallados, crudos y violentos y siempre llevando los tiempos de la película a la perfección. En ningún momento sientes aburrimiento y eso es notable tratándose de un director novel en este género.

El guión es claramente lo más flojo, tiene algunos momentos bien ejecutados y otros algo más torpes. A mí se me hizo larga, quizás 20 minutos menos habrían mejorado la película, ya que por momentos sientes que la trama está forzada (véase la escena de las dos alemanas) intentando dar más empaque al film. Sin embargo, el punto original de la visión de la guerra desde el tanque americano es un punto muy a favor por la originalidad.

Las actuaciones son correctas, cada uno de los cinco protagonistas cumplen siendo Brad Pitt, LaBeouf y el sorprendente Logan Lerman los mejores. Al final de la película sentirás complicidad por este grupo de valientes que arriesgan cada día sus vidas.

En definitiva, véanla y disfrútenla como lo que es: una cinta de acción muy bien ejecutada y seria, con un telón de fondo interesante e histórico que mostrará crudamente las miserias de la humanidad y los ideales por los que lucharon ambos bandos.
[Leer más +]
39 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Realismo 0
Decepcionante película sin historia ni guión que enganche.
Los alemanes los reflejan poco menos que como a inútiles que no saben dar al blanco a dos metros de distancia.
Ese tanque y su tripulación no habría durado ni 1 minuto de pelicula en la realidad
[Leer más +]
20 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La guerra a través de los ojos de Logan Lerman
Hay pocas cosas que no hayamos visto ya en una película ambientada en la 2ª Guerra Mundial. Desde el horror de la sublime La lista de Schindler a la comedia trágica de La vida es bella, Fury no termina de encontrar su sitio. Nos lleva en un viaje a bordo de un tanque, hogar en tiempos de guerra para cinco soldados en los últimos momentos de la Gran Guerra, cuando los aliados habían entrado ya en Alemania.

David Ayer construye unos personajes distantes, muy difíciles de empatizar. Más allá de su carácter, no hay elemento que nos haga sentirnos parte de esa familia que convive dentro de Fury, el tanque que da nombre a la película en su versión original, Y la culpa no es de los actores, un puñado de actores, encabezados por Brad Pitt, que rubrican una interpretación notable. Entre ellos, destaca el joven Logan Lerman. En sus expresivos ojos azules podemos ver la miseria de la guerra. Lerman experimenta la rabia, la impotencia, la paz, la violencia en su estado más duro en el que es el papel que arrastra al espectador dentro de la película a pesar de los intentos de Pitt.

La película se divide en tres actos, con un arranque un tanto tibio que crece para mostrar, eso sí, notables escenas de guerra. El acto central es quizás lo mejor de la película, un oasis en la tragedia, todo un juego de miradas y gestos que dibujan a los personajes, y que si bien se antoja excesivamente largo, es quizás lo mejor de la cinta. El acto final es ante todo, espectáculo puro.

Estamos ante una cinta que se empeña en ser un clásico, pero no lo es. Una cinta correcta que quizás en otras manos hubiese resultado una obra maestra.
[Leer más +]
16 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Horrible
Me encantan las películas de la II GM y también Brad Pitt. Hasta aquí todo perfecto.
No obstante, la película está sumamente alejada de la realidad. Para nada se ven representadas las formas de combatir de la época. En definitiva, una auténtica bazofia que podrían decir que estaba ambientada en la I GM, en la Guerra Civil, en la Guerra del Golfo o en la de Irak y nada cambiaría, seguiría estando igual de desencajada.
[Leer más +]
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El Dios de la guerra
Se apuesta por un realismo sucio para narrarnos las hazañas de un quinteto de la muerte: Pitt (el puto amo), LeBeouf (Biblia, no sé cómo lo hace pero se pasa toda la película o llorando directamente o con lágrimas en los ojos), Peña (el "mexicano", Gordo, hace bulto y pone caras de malote), Bernthal (Rata, el malo-bueno), y Lerman, se le utiliza (toscamente) como zangolotino para insistir en el horror de la guerra y lo muy machotes y deshumanizados que se han vuelto. El enemigo son los malvados nazis a punto de perder la guerra.
Se exagera la nota; se pasan media película zarandeando, insultando, golpeando, riéndose, sermoneando.. al pobre recién llegado (un actor experto en poner caras de susto), que tiene más paciencia que un santo con tanto pelma dándose aires de grandeza con pose de iluminado ridículo (sí, ya sabemos que la guerra es muy perra, nos habíamos dado cuenta hace un rato).
Media peli aleccionando al novato, una buena escena central* y fantasmada final.
Eficaz y poderosa. Pero se les va de las manos. El equilibrio entre la suciedad y bajeza infinitas de la contienda no acaba de casar con el heroísmo desatado y grandilocuente del grupo, no es creíble ni de recibo; hay demasiado contraste y el salto es excesivo. Si hay tanto regodeo en el salvajismo, la crueldad y la pura supervivencia no es coherente que sean tan desinteresados y entregados. Pero claro, para eso está Dios.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Poner la guerra en imágenes
"Corazones de acero" (lamentable título español del mucho más sugerente "Fury") empieza de forma rotunda y contundente. David Ayer demuestra de qué material está hecho y confirma todo aquello que sus films previos habían permitido anticipar, y es que es un autor con una capacidad para gestionar imágenes por encima de la media. Ya lo había dejado claro no obstante en "Sabotage", su otro film de 2014 protagonizado por Arnold Schwarzenegger, que funcionaba exclusivamente como un ejercicio de estilo que podía recordar -a veces- a Peckinpah o sin irnos tan lejos, a Fuqua. Tristemente tenía una mierda de guión y era algo insalvable, pero en "Corazones de acero" hay un libreto sólido, hay una buena construcción de personajes y sobre todo, hay momentos de observación genuinos, que hacen de este film uno destacable dentro del cine bélico. No excelente, tampoco notable, pero sí rescatable de entre toda la producción del género de los últimos años, sobre todo si sabemos valorar en su justa medida su propuesta visual, que remite induscutiblemente a "Apocalypse Now" de Francis Ford Coppola, tendiendo un pequeño hilo a la monumental "La delgada línea roja" a la hora de conferir el punto de vista a un personaje atrapado donde no querría estar.

Así pues el espectador se posiciona del lado del personaje de Logan Lerman, un joven que es asociado a un grupo de cuatro soldados que controlan un tanque y que tienen cierta experiencia en los horrores de la guerra. El primer mérito de la película es crear una sensación de camaradería real entre sus personajes, que hacen bromas, se insultan, se golpean y en el fondo se aprecian y se respetan, morirían los unos por los otros, y eso funciona porque sus personajes están bien definidos e interpretados por Brad Pitt (líder del escuadrón), un pasadísimo de rosca Jon Bernthal, además de Shia LaBeouf y Michael Peña. Lerman es el novato, el que va a experimentar el Horror y debe aceptar dónde está y cuál es su motivación. El segundo mérito de la película es saber hacer todo esto no sólo con el texto, sino trabajando la imagen, logrando algunos momentos de pura abstracción sobre todo en un tercer acto visceral, por momentos más cercano al fantaterror de Dario Argento que a un film bélico: humo, bengalas, colores generados por la iluminación, cuerpos desmembrados... David Ayer construye la película pero sin todas las aportaciones de Roman Vasyanov, su director de fotografía, "Corazones de acero" no sería ni la mitad de efectiva.

Lamentablemente no todo es bueno, y hay algún momento particularmente ridículo e incluso vergonzoso, que no voy a spoilear -evidentemente- pero que simplemente tiene una justificación en la pantalla y es mostrar, de la forma más blanda y ridícula posible, que ni los malos son tan malos ni los buenos, tan buenos. Afortunadamente no echan por tierra la película completa, que cuenta con momentos excelentes (el 'desvirgamiento' de Lerman, dicho así para no incurrir en spoilers -no, nada que ver con el acto sexual-, el inicialmente apacible -y a la postre tenso- bloque de la cocina o la apoteosis lumínica-sensorial del último bloque). Un film muy aceptable, algo irregular (le sobran 15 minutos de sobreexplicación y excesos) pero meritorio. David Ayer apunta maneras, aunque que su próxima película vaya a ser sobre superhéroes para DC/Warner ("Suicide Squad") creo que no va a permitir que crezca como realizador. Ya veremos.

P.D: Si os quedáis con ganas de ver más películas bélica sobre tanques, no dudéis en conseguir "Lebanon" de Samuel Maoz. Fallaba bastante en su construcción emocional (tirando hacia el amarillismo cada vez que podía), pero conseguía momentos tensos y atmosféricos dentro de esa localización.
[Leer más +]
19 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
CORAZONES DE ACERO (FURY)...COLEGAS EN EL TANQUE
Reza un dicho popular que "Cuando no tienes NADA bueno que decir de alguien (o algo en este caso), lo mejor es no decir nada"...Es lo que debería hacer con "Fury", pero me parecería un poco cabarde y bastante injusto.

"Fury" no me ha gustado absolutamente nada.
Me ha aburrido hasta la extenuación,
No me ha gustado el guión, ni como está desarrollado, ni siquiera la historia.

No me ha gustado la torpeza de intentar sustituir su falta de intensidad dramática y emocional con evisceraciones, amputaciones, ejecuciones, y todo tipo de trucos sanguinolentos propios de un videojuego, de manera gratuita y sin aportar nada...ni siquiera repugnancia (y eso que me encanta el "Gore")

No es dura, es bruta y tosca.

No me ha gustado como está rodada, ni como está montada, ni la música, ni la fotografía, ni la dirección en general.
No me ha gustado Brad Pitt, que ha hecho posiblemente el peor papel de su carrera, y sobre todo, no me le he creído ni en un solo fotograma.
No me ha gustado, ni me creído, el resto del reparto...ni siquiera al joven y magnífico actor Logan Lerman que acaba devorado por el desastre.

Demasiado artificio para tan poco que contar, tan mal contado, tan errático y con personajes tan poco creíbles.

Demasiada testosterona de telefilm. Demasiada pose, más propia de un puñado de colegas llenos de tatuajes en un deportivo trucado en "Fast & Furious", que de un grupo de soldados inmersos en un sinsentido brutal como es la guerra y luchando por sus vidas.

Sólo le han faltado un par de tetas siliconadas para que se le vea del todo el plumero...y para ser un poco menos plana.
[Leer más +]
14 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Americanada encubierta
Los momentos iniciales te hacen ver lo peor. Lo de siempre en estas de la II Guerra Mundial. Sin embargo, y por eso me da la sensación de que la película ha sido bien recibida por parte de la crítica, llegan luego momentos que reflejan la crudeza de la guerra y los excesos también de los americanos. Eso ha gustado a la progresía. Porque toda la segunda mitad de la película, y se dice pronto, más de una hora, es una exaltación a lo Rambo de lo peor de estas películas. Una americanada en toda regla con un Pitt fuera de sitio tratando de hacer de Patton y los peores clichés de este tipo de películas.
[Leer más +]
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los horrores de la guerra apenas aliviados por una inútil camaradería
Nos viene bien que nos recuerden que la guerra es mala, aun cuando parezca que se gane. No hay batalla que no conlleve bajas ni ideales que no impliquen matanzas, sacrificios humanos o inmolaciones al (supuesto) bien común. Los regímenes totalitarios han sido durante el siglo XX maestros en la mentira, tergiversación, propaganda, falsedades, distorsiones, manipulaciones, para hacer creer que había sacrificios necesarios para el pueblo porque más allá, mañana, pasado mañana quizás, se iba a alumbrar un paraíso terrenal de dicha, felicidad, igualdad, prosperidad y justicia (palabras intercambiables y cambiantes, pero en esencia son las mismas, sean de la ideología que sean). ¿Hasta qué punto tiene el heroísmo una falaz imagen de altruismo y entrega? ¿No se trata más bien de mangoneados subalternos de ínfimo grado que se prestan a dar sentido a una vida que de otra forma pasaría desapercibida?

Aquí, en las postrimerías de la II Guerra Mundial asistimos a la carnicería y aniquilación de los tanques americanos (y sus tripulantes, claro está) a causa de la innegable superioridad técnica y operativa (¿quizás táctica?) de los tanques alemanes, que libran así una desigual y sangrienta y encarnizada lucha que en nada va a cambiar la inminente hecatombe del régimen nazi. La máxima de morir matando tiene aquí uno de sus máximos exponentes. Y la película consigue dotar de épica y dignidad al fracaso, al sacrificio sobrehumano que realizan unos militares sobrevenidos, en una tierra extraña, lejana y ajena, que riegan con su sangre para (años, décadas después) librar al oprimido y sojuzgado pueblo alemán y así darles unas libertades y formación cívica que les permitiría alimentar tan desagradecido como mendaz antiamericanismo visceral y cutre, que nos es tan similar e intercambiable con su ramificación localista de lentejuelas, faralaes o boinas varias.

Hay que resaltar – dentro de las estrictas limitaciones del cine bélico que permite pocas variaciones, florituras, disquisiciones o desvaríos – una extraordinaria recreación del fragor de la batalla, con sus barbaridades, sus mezquindades, sus venganzas, su total inhumanidad lacerante. Pocas veces se ha podido ver tan bien reflejado el nihilismo que permite sobrevivir hasta el siguiente combate o la fe profunda que facilita soportar y digerir lo intolerable e indigesto del día a día de la tropa, carne de fosa común, desvencijadas piras fúnebres, monumentos al soldado olvidado y reemplazado por otro cualquiera.

Nos viene muy bien recordar los horrores de la guerra (que siempre perdemos los mismos). La calidad de esta producción, su retrato honesto de la muerte sin florituras ni adornos, la vuelven funestamente destacable. Corazones malversados.
[Leer más +]
16 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El tanque vacío.
Las (sin duda) buenas intenciones de Ayer de hacer una película centrada en el análisis de personalidades, son claramente insuficientes en este relato bélico incapaz de atrapar al espectador en ninguna de sus posibles lecturas, abandonando a su suerte a unos personajes, en medio de un océano lleno de tópicos y sin la fuerza dramática (y mucho menos épica) que la historia debería de haber tenido.

Y me refiero a las buenas intenciones de Ayer, porque se nota el esfuerzo que hace el pobre, sin saber a qué carta quedarse a la hora de dramatizar las peripecias de la tripulación de un tanque en la Segunda Guerra Mundial (habría dado lo mismo si hubieran salido de pesca en una barca), aferrándose a un guión plano imposible de salvar, salvo en algún momento casual (véase la secuencia de la comida en la casa de las dos mujeres), resultando un (apenas) leve entretenimiento.

En resumen: para pasar el rato, sin más. Mejor esperar a que la pongan por televisión y así os ahorráis el dinero.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Corazones de acero, cabezas de chorlito.
David Ayer, nasío pa matá.

Todas sus pelis carecen de construcción argumental y van de macarras psicóticos con pistola que no paran de decir sandeces durante más de dos horas, ya sean polis corruptos, narcos o combatientes de la II Guerra Mundial.
En esta peli, por lo menos, salen tanques. A mogollón. Y hay explosiones, y batallas, y gore, y desmembramientos, y un montón de cosas chulas. Pero sobre todo tanques, muy bonitos. Y, quieras que no, los diálogos para besugos de este señor quedan adornados por el fulgor de la batalla. Aunque eso no salva a la peli de ser un coñazo, claro, porque nada de lo que ves te importa un carajo, por aquello de que esto se limita a ser una serie de secuencias sin hilo argumental y sin alma, y de hecho, te pasas la peli deseando que los nazis se carguen a los protas. La musiquita, encima, es un espanto, incapaz de imprimir emoción en donde no la hay.
El último tramo es lo más ameno. Aunque es tontísimo.

David Ayer, nasío pa matá.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo