arrow

1 Críticas de los usuarios

Críticas de los usuarios:
4
Viendo un documental para cubrir mi tiempo en espera de una nueva escuela donde no se me expulse por deseo de un director-cacique.
Mira que a lo largo de mi vida he visto a gente despreciable y vengativa, llenas de rencor, de mierda y que se creen mejor de lo que son en realidad, pero lo visto aquí es para sacarse los ojos con una cucharilla de postre (siento ser tan gráfico). Sid Vicious era una amoral que no me extraña que acabara como acabó al tener la madre que tuvo, y Nancy Spungen una anormal de primera. Es cierto que no estoy siendo muy objetivo, pero me parece asombroso que alguien quiera como objetivo en la vida vivir a lo loco y matarse rápido para demostrar lo "súper malote" que es... Algún actorcillo de la ESAD de Córdoba, estilo Jonathan Moreno Valverde, puteado al extremo y ridículo de una forma fatigosa, puede disputarse el premio con estos dos cerebros de mosquitos que hicieron de la máxima "vive deprisa y deja un bonito cadáver" su estilo de vida.

El documental es más para pasar el rato que otra cosa. Muestra una cantidad ingente de entrevistas de aquellos que se relacionados con el dúo cómico este de punkarras malosos. Lo que trata el documental es desmontar la teoría que confirma que fue Vicious el que mató a su novia y luego se echó a dormir a pierna suelta. Todos los que estuvieron en ese famoso hotel Chelsea atestiguan que Vicious estaba demasiado drogado para matar a nadie y que fueron muchos los que entraron y salieron ese noche de la habitación donde sucedió todo. Lo cierto es que la teoría que se muestra aquí no es descabellada y puede ser cierta, ya que se sucedió también un robo de dinero y la situación del arma y la nula existencia de huellas de Vicious en el arma da que pensar... De acuerdo, puede que este chico no matara a Nancy, pero era un degenerado social y un "basurón" que por mucho que lo quisieran sus amigos hizo mejor en morirse y con él la nefasta y odiada Nancy. La cual era evitada como la peste por la mayoría de gente famosilla del mundillo al ver el personaje que estaba hecho. No discuto que se quisieran, muy bien. Pero eran basura y gente así merece una rápida muerte.

Y no, no tomo azúcar para volverme agresivo. De hecho soy muy poco agresivo, pero no se puede mostrar a gente así en la sociedad y que se la ame encima por ello cuando yo trato de ser una persona competente y voy por la tercera escuela de Arte Dramático, ya que no me dan ni una jodida oportunidad para integrarme en grupos de taradillos de veintitantos años que ven natural y hermoso hacer "bullying" al diferente. Y no quiero ni mencionar nombres, pero alguno ya quedó inmortalizado en esta crítica de este competente, pero aburrido documental. El documental muestra un trabajo inicial centrado en el caso del asesinato, se cuenta luego la vida de los dos engendros éstos y su conocimiento y se vuelve, finalmente, al caso del asesinato de Nancy Spungen.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo