arrow
8
Una de espías con sabor clásico
¡Qué escenario Berlín para una historia como ésta! Nieva sobre novísimas oficinas de cristal y suena música electrónica en comunas de graffitis de Berlín Este. Pero antiguos monumentos recuerdan que allí latió el corazón de la Guerra Fría.
Un científico americano y su mujer llegan a la ciudad para asistir a un congreso. Inesperadamente las identidades estallan. Neeson tendrá que encontrarse con la ayuda de una atractiva taxista y de un antiguo policía de la Stasi.
La historia tiene trampas. Pues claro; ¿a quién le importa? Hay Mcguffins ridículos de Hitchcock que dan aún más encanto a sus películas. A mí me sorprendió la solución de "Sin identidad", y me resultó convincente.
Además, por el camino hay persecuciones bien filmadas y muchos buenos secundarios. Neeson es muy creíble; aunque creo que en todos sus papeles parece algo confuso consigo mismo. Por eso va muy bien.
Una peli muy entretenida. Si el guión tuviera más filo y los personajes estuvieran así más dibujados esto sería un clásico. Y un romance con más química habría fundido también mejor la nieve.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Historia muy vista pero entretenida
Tal y como dice el título que he escogido para mi crítica a ''Sin identidad'' ya os podéis hacer una idea muy general sobre lo que nos ofrece la película en conjunto. No podemos decir que sea una historia muy novedosa y original porque no lo es. Hay varias cintas que siguen este mismo esquema e incluso el mismo desarrollo, no obstante merece la pena verla porque no decepciona en ningún momento.
Desde que empieza ya nos va metiendo en materia y apenas tienen que pasar unos 10 minutos para empezar a entretenernos. Los primeros minutos, hasta que empieza lo ''bueno'', son algo flojos pero nada importante. A partir de ahí la cinta va mejorando poco a poco hasta llegar al final que todos nos estábamos oliendo desde mitad de película. De todos modos no es tan predecible como parece a simple vista y eso es un punto positivo.
De todas formas el mejor aliciente de ''Sin identidad'' no es su trama sino las interpretaciones. Bueno, mejor dicho, la interpretación de Liam Neeson que como siempre hace un papelón. Bajo mi punto de vista personal es un magnífico actor, que ya lo ha demostrado en muchas ocasiones y en esta no iba a ser diferente. Se lleva toda la gloria de la película puesto que hace un papel muy digno de principio a fin. Todos los demás son pasables a secas y nadie sería recordado por su presencia aquí, no obstante ninguno desentona y la película mantiene un buen ritmo hasta el final.
En cuanto al final poco se puede decir. Todo lo citaré en la zona de spoiler pero de todas formas pocos spoilers se pueden meter a este final. En cuanto ves el trailer o mismamente a mitad de metraje ya te empiezas a imaginar como termina todo, pero aún así consigue mantenerte pegado a la pantalla hasta que se revela todo el pastel. No es de los peores finales que he visto ni mucho menos, pero para nada es el que yo me esperaba.
Como dato informativo me gustaría destacar que esta película se ha estrenado con mucho tiempo de retraso respecto a otros países. Esto es algo que está empezando a suceder en demasiadas ocasiones y, como siempre, a los cines españoles siempre llega todo con mucho retraso. Hay varios ejemplos, entre ellos ésta, que nos llega todo muy tarde como puede ser ''Insidious'', ''Super 8'', ''Resacón 2'', ''Saw VI'', ''Saw VII'' y en breve también sucederá con ''El capitán América''; por citar algunos. Y luego se quejan de que en España hay mucha piratería... Así no me extraña nada la verdad.
En resumen ''Sin identidad'' es una película muy recomendada de ver si lo que estás buscando es entretenimiento sin más puesto que cumple perfectamente esas exigencias. Pero si estás buscando diálogos profundos y una historia original entonces te estás equivocando de película porque ''Sin identidad'' posee un guión bastante típico y muy visto con anterioridad.

Lo mejor: Es entretenida, Liam Neeson y que va mejorando poco a poco a medida que avanza.
Lo peor: Historia demasiado trallada y final algo predecible.

* Entretenida *
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sin identidad
El director Jaume Collet-Serra, trabajando codo con codo con los guionistas Oliver Butcher y Stephen Cornwell, sacando el proyecto a adelante y basándose en una novela francesa de Didier Van Cauwelaert, ha dirigido un film entretenido sobre el mundo de los agentes secretos, asesinos a sueldo, las mentiras y la moralidad de las personas a la hora de tener que decidir qué pasos dar según va pasando su vida; Sin identidad analiza, de dónde venimos, nuestros recuerdos, quien o que determina quienes somos.
La interpretación de Liam Neeson (como compañera de reparto con January Jones), ha sido muy convincente a la hora de interpretar a su personaje el Dr. Martin Harris, el cual se pasa todo el film para saber quién es realmente y llega un punto en el film que acabas dividiendo el film en dos partes. Han realizado los efectos especiales que les exigen a este tipo de film.
En la primera más bien introductoria presentando a los personajes y metiendo el gancho desde el principio para que sea una película intensa y conseguir la atención del espectador; con todas las persecuciones yendo de un lado a otro y los flashbacks explica torios y en la segunda parte aún más intrigante donde la narración del film ya ha tomado forma y contándonos unas escenas que son bastantes intensas, en las que son asombrosas y un final un tanto decepcionante.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Francamente decepcionante.
El principio, la trama, los personajes, el argumento; todo en esta película es muy bueno y esta mezcla debería hacer de ella una película interesante y que merezca la pena ver. Desgraciadamente, todo eso suena muy bonito para ser verdad, y cuando el director y el guionista empiezan a meter todo tipo de datos y cosas absurdas e increíbles en el filme (en el sentido negativo de la palabra), el interés del espectador, (y hablo por lo menos de la mayoría de los que la hayan visionado), se evapora completamente. A partir más o menos del minuto 45, la película se tacha de aburrida y, si tienes la suerte de estar en casa, puedes cambiar de canal, pero si has sido de los ingenuos que han pensado que era un buen thriller y han ido al cine a verla, te toca aguantarla hasta el final. Neeson se esfuerza en hacer que el público le "ayude" mentalmente, en que intente reconstruir ese inverosímil rompecabezas en el que está metido, y en que siga la película sin bostezar transcurrida más o menos la mitad, pero, a pesar de su noble intento, por lo menos en mi caso, no lo ha conseguido.
Lo único que hace que esta película sea meramente visionable es el hecho de que en ella participen Frank Langella, el protagonista Liam Neeson, y el genio suizo Bruno Ganz, que, a pesar de tener un papel secundario, logra colarse entre los actores principales (la mayoría, con una mediocre actuación) y adquirir, en algunas escenas, más protagonismo que el propio Neeson.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Cómo pasar de asesino a hombre honorable
El primer y único requisito esencial consiste en perder parcialmente la memoria. Lo demás es simple añadidura. Lo puedes hacer bien sea dándote tú mismo un golpe contundente en la cabeza o ya sea recibiendo un balazo en la espalda (estilo Bourne) o sufrir un accidente automovilístico (golpe en la cabeza incluido) y entrar en un respectivo coma… que se yo?. El objetivo primordial es perder de manera selectiva la memoria a costa de arriesgar tu propia vida tontamente. Vamos! No es tan complicado… o sí?
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buscando su propia identidad
Un film con todos los ingredientes para ser un thriller de acción respetable, con una buena trama y un argumento que se mueve a un ritmo vertiginoso para no dejarnos siquiera respirar, asficiante por momentos, con unas actuaciones discretas sin contar a Liam Neeson quien parece haberle cogido el gustillo a este tipo de películas, los efectos sin duda estan bastante conseguidos y el director no reparó en ellos, la música mezclada con los momentos de acción consigue sin lugar a dudas absorbernos y transportarnos, en definitiva la califico como una película de acción emocionante de principio a fin.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Trampas
Cuando veo películas como ésta, no soy capaz de abstraerme de las muchas trampas de guión y acabo por no meterme en la historia.
Los protagonistas están bien, pero la trama es demasiado irreal, tanto en los pequeños detalles como en lo genérico.
Muy bueno el casting con lo mejorcito de cada país de la Unión Europea.
Las escenas de acción están bien, pero pecan de exageradas, al gusto americano.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante film de intriga que hace su función de entretener
Sin identidad llega a lo más fondo del suspense, hasta la mitad de la película y de manera alocada y de manera absurda. A pesar de ello, Jaume Collet-Serra dirige esta cinta de manera hábil pero la lástima es que no se puede decir lo mismo de su guión, enrevesado donde parece que todo te suena de algo, y es que no es muy inteligente que digamos, de ahí la mezcla ¿buena o mala? para hacer rentable a este film donde Liam Nesson no hace de su interpretación lo que él sabe bien hacer como ya hemos visto en otras cintas suyas, y por otra parte su acompañante January Jones se desliza por el film como si estuviera en su casa, desaliñada y en pijama, una actuación de la que podría haber sacado más provecho, al igual que Diane Kruger, que está ahí porque debe estar, porque lo dice el guión. Lo bueno del film es que te entretiene y te deja enganchado a sus escenas de acción, de disparos, explosiones y líos del guión que intentarás resolver. (Eduardo Márquez de Film Magazine Digital)
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Sin Identidad (2011)
Producción de Dark Castle Entertainment, subdivisión de Silver Pictures (de Joel Silver, uno de sus fundadores junto a Robert Zemeckis), dedicada en principio al cine fantástico, ha ampliado miras con películas como RockanRolla de Guy Ritchie, la terrible Whiteout de Dominic Sena, la divertida Los Perdedores de Sylvain White, o esta exitosa Sin Identidad del barcelonés Jaume Collet-Serra, director que ha repetido hasta en tres películas de Dark Castle.

Jaume Collet-Serra es uno de los pocos directores nacionales que trabajan asiduamente en el cine USA. Debutó con malos resultados en 2005 con La Casa de Cera, a la que seguiría la segunda parte de aquel fallido experimento llamado Goal! (que iba sobre un jugador que acababa jugando en el Real Madrid, curioso porque Collet-Serra es culé) y mejoró sustancialmente con La Huérfana, su mejor film hasta la llegada de Sin Identidad.

El Dr. Martin Harris (Liam Neeson) y su esposa (January Jones) llegan a Berlín para hacer una conferencia que puede cambiar el futuro de la agricultura. A la llegada al hotel donde se alojan, el doctor se da cuenta del olvido de una maleta en el aeropuerto y coge un taxi para ir a recogerla, sufriendo un accidente del que es salvado por la conductora del mismo, Gina (Diane Kruger), que se da a la fuga porque es una ‘sin papeles’. El doctor entra en un coma del que despierta al cabo de cuatro días en un hospital, con amnesia parcial. Al presentarse de nuevo delante de su esposa ésta no le reconoce y hay otro hombre que dice ser el mismo Martin Harris (Aidan Quinn) que ocupa su lugar. Desde entonces el auténtico Martin Harris es perseguido por asesinos que quieren sacarle de circulación. Solo con la ayuda de la taxista que le salvó la vida y un ex policía alemán (Bruno Ganz) podrá recuperar su vida.

Aceptable cine de suspense al estilo Frenético de Roman Polanski, combinado en su parte final de metraje con el cine de acción al estilo El Caso Bourne. Eficazmente rodada por Collet-Serra (el accidente de coche, las persecuciones, las escenas de acción) solo falla estrepitosamente en un guión que, aunque interesante, resulta demasiado inverosímil, en especial porque no está bien hilvanada la situación que le pasa al protagonista con la justificación que se nos da para creérnoslo, haciendo que durante su visionado nos hagamos una serie de cuestiones que quedan cogidas con alfileres.

En el reparto un Liam Neeson cada vez más especializado en el cine de acción, aprovechando el merecido taquillazo de Venganza, repite papel y esquemas, bien secundado por la alemana Diane Kruger, que se come viva a la actriz que encarna a la esposa de Neeson, inexpresiva January Jones. También encontramos a un simpático Bruno Ganz, a un Frank Langella sin tiempo para lucir y Aidan Quinn, uno de esos actores que han quedado en el olvido, encarnando al villano de turno.

Destacar también la presencia española en la dirección de fotografía por parte del vasco Flavio Labiano, colaborador habitual de Alex de la Iglesia y del mismo Collet-Serra, dando a cada rincón de la ciudad de Berlín una tonalidad azulada muy moderna.

Entretenido largometraje de un director que tiene que demostrar aún que puede hacer un cine más propio, menos absorbido por la maquinaria hollywoodiense. Igualmente, prueba superada para Collet-Serra.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Fascinante accidente
Liam Neeson interpreta al doctor Martin Harris que nada más llegar a Berlín, sufre un accidente de coche y entra en estado de coma. Cuando recupera parcialmente la consciencia, su mujer no le reconoce y otro hombre ha suplantado su identidad.

El catalán Jaume Collet-Serra, director afincado en Hollywood, dirige este thriller de impecable factura, que engancha irremediablemente, basado en una novela de Didier Van Cauwelaert. Se podría decir que la película bebe de la saga Bourne, de Roman Polanski y de Hitchcock, aunque ha estado muy lejos de haberse convertido en una efectiva revisión del falso culpable hitchcockiano. Su historia no es nada del otro mundo, está infinitamente vista, y es arruinada por un giro de guión incoherente que convierte su intriga en un completo sinsentido. El final es un disparate tan poco creíble como la relación de amistad entre el protagonista y la taxista. Sin identidad pretende ser más inteligente de lo que realmente es. En definitiva, un film que entretiene y te mantiene intrigado, eso si con giros argumentales imposibles, un exceso en la duración y con un fascinante arranque que es el culpable de que quedes atrapado hasta el final.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Saqueando deliberadamente ‘El caso Bourne’
Thriller de espionaje a cargo de Jaume Collet-Serra sobre un hombre que tiene un accidente, cae en coma durante unos días y cuando despierta comprueba que alguien ha usurpado su identidad. La película basa su argumento en la ‘pérdida’ del pasaporte o cualquier otro documento por parte del protagonista que corrobore su versión.

El primer problema es que ya desde el comienzo sabemos quién dice la verdad (luego lo explico brevemente en el spoiler), convirtiendo todo en demasiado previsible y avanzando en base una premisa que requiere de cierta (bastante) condescendencia por parte del espectador.

Luego ya de manera asombrosa el director y los guionistas se dedican a saquear ‘El caso Bourne’ sin ningún reparo, plagiando incluso personajes y ahorrándose una trama propia que hubiese podido ser más interesante.

Leer por parte de algunos usuarios comparaciones con determinadas películas de Hitchcock o Polanski resulta cuanto menos perturbador. Lo siento, pero no basta con coger ciertos elementos de dichos directores y presentar un film en esa órbita. Hay que hacerlo bien y con coherencia.

Destaco únicamente la escena conjunta de Frank Langella y Bruno Ganz. El resto, mas allá de alguna secuencia impactante y muchos fuegos de artificio no cumple su objetivo. Uno ve la película, se entretiene lo justo, obvia deliberadamente los agujeros del guión y borra de su retina al momento lo contemplado.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Burda
Unknown (Sin Identidad, 2011) supuso la confirmación de Jaume Collet-Serra dentro del cine internacional y además le permitió seguir su trayectoria en el gran Hollwyood. El director, que había iniciado su carrera en tierras norteamericanas, con el filme menor de terror House of Wax (La Casa de Cera, 2005) siguió escalando en el sistema, con una película que a pesar de ser un producto mediocre, cosechó un más que aceptable éxito de público. La Película nos presenta una premisa bastante repetida dentro del género de thrillers y acción. Liam Neeson interpreta a un personaje, un doctor en biología, que se dirige a Berlín para una ponencia, pero que tendrá un extraño accidente antes de asistir, y que le cambiará totalmente la vida. De repente su vida y su identidad parecen haberse esfumado…

El guión no se sostiene por ningún lado. Y esto lo digo de manera literal, no hay ningún punto que tenga un sentido lógico, ya desde el primer momento en que se inicia la película. A poco que se destripe el contenido del filme, aunque sea sólo de manera superficial, el espectador podrá comprobar cómo el cineasta construye todo su argumento en base a un gran castillo de naipes, que desgraciadamente contiene una base tan endeble que lo que provoca es que al mínimo soplido todo se venga abajo. No haré una lista exhaustiva, pero por enumerar algunos de los numerosos agujeros: ¿Por qué no liquidan a cierto personaje cuando lo tienen en una posición totalmente desprevenida? ¿Por qué el personaje de Diane Kruger actúa de esa manera? ¿Por qué ponen a Liam Nesson una simple tirita en la cabeza y le dejan marchar enseguida del hospital si ha estado 4 días en coma? También es digno de mencionar la puyita política incluyendo un ex jefe de las Stasi, que tampoco sabemos exactamente qué relación tenía con la enfermera o porque esta decide presentárselo a un tipo del que no conoce absolutamente nada, pero que parece que tiene que aparecer en todo los filmes de acción.

Jaume Collet-Serra inició con este filme la misma fórmula que empleó con más éxito en su reciente película Non-Stop (Non-Stop.Sin escalas, 2014), película que por cierto volvió a contar con el actor Liam Neeson (intérprete que ahora mismo ya podríamos calificar como de fetiche, pues ya son tres las películas de Jaume Collet-Serra donde ha aparecido el veterano actor irlandés, ahora reciclado como héroe de acción). La fórmula es la siguiente: Primero Collet-Serra construye una introducción que se alimenta de un ambiente de tensión, propia de thrillers de suspenses y aderezada con grandes toques de cine de espionaje, pero a medida que avanza la película, el nudo no se resuelve mediante una narrativa convencional, sino que simplemente el cineasta simula responder los interrogantes planteados con la acción, que interviene en la película para llenar de imágenes la cabeza del espectador, saturarlo y hacerle olvidar cualquier planteamiento lógico. El cineasta utiliza las dotes de persuasión de un publicista, pero si uno se para a razonar un momento el espectáculo gratuito que se le está ofreciendo, verá sin duda que viene con trampa. Y es un absoluta pena, porque se intuye un buen artesano detrás de las cámaras, como se demuestra en Sin Identidad y especialmente en Non-Stop. Sin escalas. No creo que sea casual, que en ambas películas lo más disfrutable no sea ni de lejos las secuencias de acción (tiroteos, persecuciones y desvaríos varios) donde el cineasta pierde la formalidad para adaptarse a un lenguaje mucho más vulgar, propio de un filme interpretado por Vin Diesel, sino que donde brilla Collet-Serra es en el buen hacer de sus introducciones, donde consigue plantar la semilla de la duda y del suspense en el espectador.

De hecho, también se nota que por aquel entonces el cineasta aún no tenía el aplomo y experiencia que tiene ahora. Buena muestra de ello son los recursos cinematográficos con los que Collet-Serra pretende mostrarnos la alteración y el desequilibrio mental del protagonista principal, interpretado por Liam Neeson. Para ello, el director nos presenta una batería de recursos un tanto naifs, como las imágenes de diversos colores que se entremezclan con la imagen real (y que parecen efectos hechos con el Windows Movie Maker) o esa cámara mareante que cuando pretende plasmar los momentos de máximo desequilibro mental, simplemente se dedica a girar una y otra vez, mareándonos a nosotros pero por puro efecto óptico.

¿Se acuerdan de aquella frase con las que se terminaban los cuentos y fábulas infantiles? Sí, efectivamente, “el célebre fueron felices y comieron perdices” pues bien, cuando uno está viendo Sin Identidad, rectifico, desde el primer minuto que uno empieza a ver el filme, sabe que todo va acabar bien. Lo lleva impreso en el ADN, en su genética de película de acción que debe, por necesidad imperiosa (la comercial) terminar con un final que satisfaga al máximo número de espectadores (pues para algo son los que pagan, pensará el productor), y Sin Identidad lleva al máximo esa estratagema. Tan extremada que de hecho, nos acaba trayendo la paz en el mundo. No, no es coña, literalmente al guionista se le antojo hilar la gran invención de que el mundo pase a ser un lugar feliz donde el hambre desaparece. Cosas veredes, Sancho.

https://neokunst.wordpress.com/2015/11/01/sin-identidad-2011/
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Logrado film de intriga y suspense
Muy entretenida película de intriga, un thriller bien filmado, con brío, tensión, espectacular en las muchas escenas de acción, y buenas interpretaciones, sobre todo a cargo de los más veteranos, como Bruno Ganz, que compone de manera brillante su personaje.
Con estimable empaque técnico y ritmo frenético y sostenido durante todo el metraje, sí que es verdad que no resulta demasiado creíble, por no decir que nada, dado lo alambicado de su argumento, de sus giros más bien, pero se disfruta por su amenidad, dejando un buen sabor de boca de cine de género más que digno y honesto.
En mi opinión, lograda.

http://filmsencajatonta.blogspot.com.es
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¡Quien soy yo?
Primera de las fructíferas colaboraciones entre Collet-Serra y Liam Neeson, "Sin identidad" es un buen thriller bien armado, que bebe de fuentes tan notables y dispares como Polanski, Hitchcock y Verhoeven. Un hombre apacible en un país extranjero, con otra lengua y acosado, ante una situación kafkiana. Los aparentes disparates y sinsentidos tienen toda su explicación conforme avanza un guión, cada vez más enrevesado y lleno de giros sorprendentes.

Es cuestión de sentarse frente a la pantalla y dejarse llevar por este excelente director y sus magníficos protagonistas, como son Liam Neeson, Diane Kruger y Bruno Ganz. Quizás el final es demasiado efectista (Hitchcock no lo hubiese llevado al extremo) y puede ser lo único criticable.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Sólo funciona la primera media hora
El director español Jaume Collet-Serra, ni fue bueno con el cine de terror antes ni lo es ahora con el thriller.

Sin identidad es una película nada original, con influencias de Hitchcock y Jason Bourne, que sólo funciona la primera media hora. Una vez descubierta la realidad del personaje interpretado por Liam Neeson, uno se da cuenta de que el guión sólo sobrevive a base de fallos e incongruencias, de tal manera que lo que al principio parecía una historia interesante, se convierte en un fallido experimento que termina por aburrir.

El resto de la crítica, aquí:

http://www.suite101.net/content/critica-de-sin-identidad-con-liam-neeson-y-diane-kruger-a53367
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Pues eso, sin identidad ninguna
Los grandes alicientes de esta película son, por este orden, el siempre eficaz Liam Neeson y la dirección a cargo de un español. Jaume Collet-Serra en mi opinión hace un planteamiento pulcro y es capaz de demostrar que un proyecto de Hollywood no le queda grande. El problema es que la materia prima (ay, nuevamente los guiones) se mueve entre la inverosimilitud a cara descubierta, la ramplonería argumental y el plagio cuasi-criminal de una reciente saga que no revelaré. Se suceden los giros y las persecuciones imposibles en las que Neeson demuestra que es un interprete esforzado, de modo que no cae en el ridículo; está acompañado con desigual fortuna, desde un Bruno Ganz tremendo (lo mejor de la película) hasta una January Jones penosa. En definitiva, cine de entretenimiento que cumple su cometido pero que carece de originalidad alguna ni visual ni argumental (ver spoiler).
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El caso Bourne-Harris.
177/01(01/06/11) Trivial thriller que utiliza recursos manidos en este género, un mero pasatiempo que ansia más de lo que puede. El catalán Jaume Collet-Serra ha triunfado en USA con este film que rezuma plagio por todos lados. El argumento gira en torno a Martin Harris (correcto Liam Neeson), un científico que ha viajado a Berlin con su esposa Elizabeth (January Jones) a una convención, sufre un accidente en un taxi queda en coma unos días, al despertarse su mujer no lo reconoce y es más hay otro tipo que ha asumido su personalidad, le ha desaparecido la documentación y no tiene modo de identificarse, para colmo le persiguen para matarlo. La historia pretende oler a Hitchcock, pero esto deja un tufillo a muy usado, no te la tomas en serio, pero es que el éxito de la saga Bourne está tan cercano que lo que deja es un sabor a rancio, a una idea copiada sin el menor recato. Cabe destacar su buen ritmo narrativo que hace no te aburras, así que medio-camufle la multitud de agujeros que posee el guión, su puesta en escena así como su factura técnica es más que correcta pero tampoco es para tirar cohetes. Es un refrito de ideas ya muy manoseadas en el cine, sin la menor originalidad, sin alma, no deja huella, con personajes forzados, ejemplo el de Diane Kruger, solo aporta su gélida belleza, pues su rol es intrascendente. La olvidaras antes de terminar los títulos de crédito. Lo dicho, un rato entretenido si no le pides mucho a una película. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
MEMORIA, OLVIDO E IDENTIDAD
Un atormentado Neeson, extraño actor de acción por su elegancia y gran estatura, nos lleva por los laberintos de una memoria escindida por culpa de un inconveniente olvido. La atención que al principio se logra por éste misterio de un hombre confundido acerca de su propia identidad, se va luego disipando poco a poco hasta llegar a un final un tanto convencional. Un aceptable entretenimiento bajo la solvencia de un actor bastante bueno pero que la historia constriñó hasta tal punto que le resta fuerza.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Dignísimo entretenimiento que invoca a Polanski y De Palma
Jaume Collet-Serra sigue su paso firme en Hollywood con Sin identidad, vendida como la primera película dirigida por un español que ha logrado el primer puesto de la taquilla yanki. Con su nuevo film, Collet-Serra vuelve a demostrar una fidelidad poco común a sus referentes. Porque, aunque sus historias cada día tienen mejor empaque, en el cine de Collet-Serra aún queda el regusto (llámenle entusiasmo, llámenle locura) de ese adolescente cinéfilo que viajó a los Estados Unidos con el sueño de dirigir películas.

Después de La huérfana, una de las últimas entregas terrorificas más sobrias e interesantes, Sin identidad camina hacia la acción más clásica: más que un thriller, el film es un cuento de 'misterio' e 'intriga' (etiquetas que casi ya no se usan en las fichas técnicas de los films de hoy en día), conspiraciones y encadenamientos de sorpresas que culminan en un final inesperado. Seguramente Collet-Serra ha visto muchas veces Frenético (Polanski: primer referente) o Impacto (De Palma: segunda fuente de inspiración), y eso le ha llevado a conjugar su memoria de historias sobre espías y asesinos en serie con su conocimiento del mercado / negocio cinematográfico. Otra diferencia: no todas las acciones nacidas en Norteamérica llegan con un reparto tan atractivo, desde Liam Neeson hasta Bruno Ganz y Frank Langella, estos últimos en intervenciones muy breves.

Resumen: Sin identidad es ligeramente más interesante que la media de películas que pueblan la cartelera española por fechas veraniegas. Aunque la trama tarde en arrancar. Aunque el espectador esté en el pleno derecho de cuestionar cada cambio en la lógica del relato (en general, el argumento casa casi a la perfección cuando descubrimos todas las piezas del puzzle). Se agradece, eso sí, que la curiosa localización de la historia (en este caso Berlín) no sea una excusa para realizar una descarada ruta turística como ocurría en The Tourist. Y que la película mantenga su talante hasta el final, su verosimilitud dentro de lo imposible; la elegancia de un producto que, sin dejar de dirigirse a una audiencia moderna (acostumbrada a los códigos y efectismos, desórdenes narrativos y demás de la acción actual), parece sacada de los años 80. Un digno pasatiempo.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities http://cachecine.blogspot.com
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Licencias permitidas
La contaminación del género, debido en parte al gran número de películas que se realizan cada año, nos crea una especie de entretenimiento mientras estamos viendo la trama que consiste en averiguar el siguiente giro argumental. Por experiencia, muchas veces acertamos y muchas erramos, pero siempre resulta divertido.

En este caso, lo mejor es que nadie nos cuente el final para que de ese modo uno pueda comprobar cuántas veces va a equivocarse. No es que haya demasiados giros argumentales, pero los que hay son poco previsibles.

Y para que esos giros existan, es necesario tomarse ciertas licencias que conduzcan la trama no sólo por donde conviene, sino en el momento que conviene. Son licencias en ocasiones algo forzadas y que dan lugar a situaciones complicadas, pero quizás uno deba ver este tipo de películas desde el punto de vista del entretenimiento para no dar demasiada importancia a aquello que no nos cuadra.

Los personajes no están muy bien definidos, y se echa de menos que sean algo más profundos. No sabemos de sus motivaciones y por qué hacen lo que hacen, pero si nos queda claro su objetivo final. No podemos destacar la actuación de ninguno de ellos porque no sobresalen.

La verdad es que su argumento recuerda a La red, pero en el fondo no tiene nada que ver. Ese es el peligro de ver muchos thriller: creer que ya lo has visto todo y no confiar en que algo pueda cambiar.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo