arrow
8
"Mi madre siempre dice que no hay que recoger a nadie"
Tu madre tenía razón, tío, y menos si los que recoges son tipejos como Rutger Hauer, que con sólo mirarte te hiela la sangre. Carretera al infierno es una de esas películas del género con un no sé qué que la hace muy atractiva, a pesar de su innegable inverosimilitud argumental y sus giros efectistas. Puede que sea el gran partido que se le saca a cuatro escenarios y un coche, que sea Rutger Hauer, que sea esa sensación de tensión y desamparo que desprende la situación y el mismo desierto... no sé. Lo que sí sé es que Carretera al infierno, a pesar de los peros que sin reparo se le pueden poner, me ha engañado con gracia y me ha mantenido pegado a la pantalla durante la hora y media que dura. Y te engancha aún más si te paras a pensar la sencillez de la trama y la economía de medios con que se desarrolla; la tensión y claustrofobia que se crea en un espacio tan abierto como una carretera es lo que más alabo de esta película. Y no digo más: a mí me ha caído bien esta peli.
Ahora anuncian un remake. ¿Para qué?
[Leer más +]
35 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El mejor y más inquietante psicópata autostopista infernal jamás visto en pantalla.
Mezcla de thriller, road movie y película de terror, nos encontramos ante una historia magníficamente contada, que te atrapa desde el primer minuto, y que a través de continuos y bien encajados giros de guion, te mantiene pegado al sofá durante todo el metraje, resultado de una magnifica puesta en escena y una atmosfera asfixiante.
Rurger Hauer esta magnifico en el papel de psicópata autostopista infernal, (en aquella época quedaban de puta madre los eslavos como malos en cualquier producción que se preciara), ganándose un lugar de honor en el ranking de todos los psicópatas que en el cine han sido, C. Thomas Howell alcanzo aquí el cenit de su carrera (después de dar cientos de tumbos por producciones de medio pelo, se ha reconvertido en director de imposibles y delirantes series Z, véase La guerra de los mundos 2) y Jennifer Jason Leigh se nos muestra como una adolescente adorable, en la que ya se intuía el poderió y oscura sensualidad con la que nos regalo en posteriores trabajos.
En resumen, estamos ante una autentica y genuina película de culto, con un argumento ya tratado antes y después (la firme y rara El Autoestopista, dirigida por Ida Lupino en 1953 y la payasada esa que han hecho hace poco con Sean Bean como psicópata), pero nunca tan brillantemente como en la que aquí nos ocupa.
Cita ineludible para los buenos aficionados a gloriosas salvajadas.
[Leer más +]
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Replicante haciendo autostop
El film de Robert Harmon es un ejemplo minimalista de cómo sacar el mejor partido a exteriores amplios e infinitos. La carretera opera como una dualidad del mal, dando la sensación de estar aliada con el ecléctico antagonista que hará la vida imposible al joven protagonista. Porque el relato es breve, conciso y muy directo, ya el film se inicia con el acontecimiento que llevará las consecuencias y el peso de la película, sin apenas iniciarse la película nos lleva al coche del joven Jim Halsey, en una noche lluviosa, muy al estilo psicosis en la que nada bueno se presagia. La estrategia de Harmon es la conectar con la agonía de un joven superado por los sucesos que le van persiguiendo, unos sucesos detrás de los cuales está un individuo que se hace llamar John Ryder y que es la ambigüedad personificada, lo que se traduce en uno de los puntos fuertes, ya que en ocasiones parece resultar un demonio del desierto, indestructible y calculador cuyo destino e identidad son tan desconocidas como sus intenciones, de las cuales sólo una queda clara, que es la de hacer de la vida del chico un auténtico infierno. Pocos actores para dar cuerpo a la historia en la que destaca un espléndido Rutger Hauer, perturbador e hipnótico acompañado por C. Thomas Howell un joven actor de fugaz moda ochentera y una Jennifer Jason Leight que curiosamente coincidiría con Hauer en “Los Señores del acero” de Verhoeven.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Carretera al infierno
La metafísica del psychokiller tuvo uno de sus paradigmas más perdurables en este estimable thriller de carretera que nos descubrió que eso de recoger autoestopistas puede ser algo muy peligroso. Harmon y su guionista van más allá del simple divertimento terrorífico para anclar raíces en el insondable, incomprensible misterio del Mal, un Mal que necesita al Bien para subsistir... y para contaminarle con su diabólico poder de atracción. Rutger Hauer es un interrogante, un enigma que depara más enigmas para acabar hablando de todos nosotros. Pocas veces una relación de dependencia (por mucho que vaya disfrazada de juego macabro) había resultado tan extraña y desconcertante.

A The Hitcher hay que contemplarla desde este punto de vista, que es el que el propio Harmon subraya en incómodos momentos de quietud y reflexión que apelan a un nivel de profundidad similar al que experimentó el mismo Rutger Hauer en el celebrado monólogo final de Blade Runner. Si se prefiere prescindir de este discurso metafísico también se puede disfrutar mucho, porque The Hitcher es divertida, imprevisible y trepidante. Hay diálogos para el recuerdo, inesperadas y brillantes escenas de acción y quiebros de guión que dejan en muy mal lugar al cuerpo policial norteamericano. Además, Harmon se revela como algo más que un simple artesano al filmar con imaginación y maestría una de esas raras películas ochenteras que, como Near Dark de la Bigelow, supieron aunar trascendencia y entretenimiento de género sin perder los estribos. De un culto merecidísimo.

Lo mejor: Rutger Hauer.
Lo peor: la música de Isham, un tanto demodé.
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Obra de culto.
Increible guión, dirección, efectos, interpretaciones... un clásico de los ochenta por el que no pasan los años, nada que ver con el horrible remake que han hecho. Hauer en un personaje infernal y Howell haciendo el papel de su vida. No dá tregua al espectador sucediendo constantemente acción ante sus ojos, buén suspense y terror del bueno. Todo lo que venga después serán puras imitaciones de esta la mejor película de carretera filmada.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una grata sorpresa
Para tener un argumento tan sencillo la película se desarrolla de manera bastante notable, con un Rutger Hauer acojonante acompañado de otros competentes actores y el guión que le saca todo el jugo a la historia haciéndola bastante entretenida e impredecible. Además la dirección de Robert Harmon es más que admirable en las escenas de de tensión y de acción (los vuelcos son espectaculares ), ni los más avanzados efectos de computadora podrían si quiera igualar la emoción de esta película.

No es tanto un film de culto pero si una referencia muy importante dentro del mejor cine de terror ochentero.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un thriller de primera clase.
Brillante road movie con algunos toques de humor negro en la que un adolescente comete el ERROR con mayúsculas (y más sabiendo la cantidad de locos que hay en USA) de recoger a un autoestopista que se hace llamar John Ryder, el cuál se convertirá en la peor pesadilla del muchacho.

Un eficaz Robert Harmon sabe muy bien como manejar el suspense filmando escenas de un ritmo trepidante en lugares y carreteras solitarias, acompañadas por la peculiar y estupenda música de Mark Isham, algunas escenas de acción muy conseguidas, y un soberbio Hauer como uno de los psicóticos más memorables de la gran pantalla.

Sublime fotografía de John Seale.

Un final no tan espectacular como se esperaba, aunque no es para queja.

No apta para personas con problemas cardíacos.

Uno de los mejores thrillers de la década de los `80. Le siguió una continuación mucho peor y un lamentable remake, así como numerosas imitaciones.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Olvídense del remake, esta es la buena.
Road-Movie increíblemente entretenida, gracias a una de las mejores interpretaciones actorales que he visto en mi vida. Un asesino psicópata que te pone la piel de gallina desde que aparece en pantalla, hay veces que la pongo en mi reproductor de DVD solo para ver el inicio, esos primeros momentos en donde el señor Rutger Hauer se apodera de la pantalla con una actuación fenomenal.

Es una cinta muy bien lograda para lo austero de su presupuesto, sin embargo gracias a una buena elección de actores (todos en general a la altura) y una muy buena historia, tenemos una cinta que para mi ha sido maltratada e injustificadamente infravalorada. Hoy en día se hacen películas a diestra y siniestra, a las cuales les asignan presupuestos enormes, se hacen estudios de mercadotecnia, se contratan actores "taquilleros", en fin y un gran porcentaje son unos auténticos "churros", que después de su exhibición nadie se acuerda.

Y tenemos joyitas como esta, que hasta un "remake" ya le hicieron (por cierto no le llega ni a los talones).

Ojo en la dirección de Robert Harmon, ya que gracias al correcto manejo de los tiempos, la tensión que le imprime y la sensación de soledad que se experimenta en varios lapsos del film, contrastando, con cambios de ritmo más acelerados…bueno esto es sobresaliente.

Excelentes las locaciones, los personajes, las escenas de acción están muy bien logradas, no es para nada predecible (que eso es importante) y tiene un excelente ritmo.

Para los que no la han visto, que envidia y para los que ya la vieron, vuelvan a gozar de ese enorme actor que es el Señor Hauer.
[Leer más +]
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Lo original siempre es mejor
Esta versión es mucho mejor que la de 2007 y creo que no hacía falta ningún remake. Esta está mucho más trabajada y sobre todo, es más novedosa con el típico asesino autoestopista de las solitarias carreteras de los Estados Unidos.

Es un buen guion con grandes actores que llevan la historia a un nivel que ni siquiera te permite levantarte a beber agua porque realmente te engancha de lo bien hilada que esta.

No soy de películas de terror, pero reconozco que esta es bastante buena y entretenida, supongo que no tiene muchas escenas sangrientas como puedes esperar en un principio por el título, pero en mi opinión, mejor así.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Hauer y poco más
Del juego del ratón y el gato tenso, desasosegante, inteligente y con nervio, pasa a resultar un ramplón correquetepillo con las carencias de siempre y una pizca de espectáculo de acción para solucionar las deficiencias de un guión que prontito se desvanece en la más absoluta nada.

Y es una pena, porque su arranque es prodigioso, y en unos minutos el personaje de Hauer nos ha helado la sangre como pocos lo habrían hecho, con una frialdad y un pulso digno de pocos, de muy pocos. Y el argumento ha resaltado la perspicacia como una de sus principales bazas, haciendo que el espectador quede atrapado y envuelto en un hilo sencillo pero tremendamente eficaz.

Desgraciadamente, todo desaparece debido a la falta de originalidad en el momento de desenvolver una historia que, para que negarlo, habría que ser muy bueno para desarrollar del mejor modo posible, pero no es así, y es que dar tan pronto rienda suelta a un protagonista que vaga por la pantalla campando a sus anchas y en cualquier momento puede mover ficha sabiendo que ha dado esquinazo a su perseguidor, es una baza que pesa, y mucho.

Se agradece, sin embargo, que el tramo final resulte contundente en algunos aspectos, así como patoso en otros, pues uno nunca llega a entender porque el psychokiller en cuestión actúa como actúa y hace que su hábil juego descarrile con una facilidad tan pasmosa, echando por la borda una jugarreta de lo más inteligente.

Aun así, "The hitcher" termina resultando un thriller deslavazado tan pronto que al final uno lo aborrece antes de tiempo y permanece esperando que el mejor de la cinta, un impecable Rutger Hauer, aparezca cuantas más veces sea posible para poder disfrutar, por lo menos, de algo de excelencia en un film tan flojito como olvidable.
[Leer más +]
21 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Anton Chigurh todavía anda suelto
Ni el comienzo ni el tercio final están a la altura, pero que cojones, me lo he pasado de maravilla. El arranque no es muy alagueño, sintiéndolo mucho es tan irrisorio como Nunca hables con extraños, supongo que el motivo es lo de menos a la hora de crear una atmósfera de tensión.

Pero ver a un replicante pasado de vueltas tira mas que la nulidad de unos guionistas a la hora de presentar unos personajes, en su descargo hay que tener en cuenta las cartas que se guardan en la manga para mantener el suspense.

Rutger Hauer esta cojonudo, para que decir no, produce esa sensación de desasosiego, sabes que va a volver a aparecer, no importa la poca verosimilitud de algunas de sus apariciones.
Thomas Howell da el pego y Jennifer Jason Leight es una delicia.

No puedo hacer mas que recomendarla, es una pequeña joya muy original, sobre todo en su parte media, algo mas que destacable debido a los caminos trilladisimos en que se mueve.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Carretera hacia la locura
La película desde el minuto uno empieza con la acción, no se anda con rodeos y va a lo que va. Nos muestra como bien dice la sinopsis un juego del ratón y el gato. En muchas ocasiones piensas que es todo un broma que este psicópata se olvidara de su presa, pero no es así en ningún momento. Hasta la mitad de la peli no te das cuenta que el juego va en serio y es un duelo entre dos donde solo uno puede quedar vencedor.
Me ha encantado el casting, todos están muy bien pero me encanta la interpretación de una jovencisima Jennifer Jason Leigh, me encanta su forma de interpretar, con esas pausas a la hora de hablar y con esa forma de ser tan inexpresiva pero que a la vez en esta ocasión le da mucha vida al personaje.
En fin que esta historia no deja indiferente a nadie, hace que te metas en la piel del personaje y sientas verdadera angustia y en muchos momentos llegas a verte en la carretera con un psicópata asesino pegado a ti. En los ochenta se hacia muy buen cine, esta película ha envejecido muy bien y el recuerdo de este autoestopista sigue aún vivo.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una road movie trepidante
Una película más que entretenida, con buenas escenas de acción, con mucho ritmo y con la que llegas incluso a sentir cierta impotencia por lo que pasa el protagonista. Y con Rutger Hauer como malo, es de suponer que sufrimiento habrá de sobra. El tío lo hace cojonudo. Además, con los años no ha perdido un ápice de calidad.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Pasándola mal en la carretera
Entretenido y modesto filme de supervivencia lleno de dramatismo, tensión e insana atmósfera que viene de la mano de un psicópata misterioso e intrigante magníficamente interpretado por Rutger Hauer.
Hoy por hoy convertida en película de culto, que dista mucho de ser un filme creíble desde la lógica. Situaciones demasiado aparatosas llenas de licencias narrativas donde abundan los escenarios abiertos, carreteras desoladas, policías desorientados y un joven víctima de la más cruenta persecución. Una escapatoria casi imposible, la víctima incriminada por el asesino (el cual más que humano parece un ente que domina a sus anchas el tiempo y el espacio) que parece sabérselas todas y de quien no se puede deshacer.
En fin, muchas situaciones exageradas para ganar en entusiasmo, una cinta que posee cierta dosis de suspense pero que en general se disipa en variantes vertiginosas, dinámicas y llenas de acción y violencia que hacen de esta película una road-movie apenas aceptable dado su carácter netamente licencioso e inverosímilmente espectacular.
[Leer más +]
11 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Puro cine de culto ochentero
-Según los críticos la década de los 80 es la peor década de la historia del cine. No niego ese hecho ya que en dicha década la calidad del cine disminiyó y se hicieron pocas obras maestras. Pero también fue una época innovadora, donde se consagraron y se pusieron de moda nuevos géneros y tendencias, de ahí que se haya marcado a toda una generación de la que por suerte ahí muchos en esta misma página. Personalmente tuve la desgracia de nacer 15 años después del comienzo de esta maravillosa década. Admiro fervientemente el cine de los 80 y por ello tenía muchs ganas de ver una de esas películas de culto por excelencia de la década, que sin duda es la que nos ocupa. El tráiler me vislumbró y me creó unas expectativas que luego en la pantalla lamentablemente no se cumplieron. Y no es que 'Carretera al infierno' me haya decepcionado de verdad (aunque sinceramente un poco sí) o sea una mala película, es que es simplemente insustancial. En los primeros 10 minutos la historia está magníficamente planteada pero de ahí para delante el filme se estanca y pierde todo su potencial de suspense creado hasta el momento, error que el filme paga con creces ya que se le resta interés a la trama alcanzando en algunos momentos gran lentitud y llegando incluso a aburrir. No obstante, no se puede negar que al menos el filme resulta interesante y se alcanza cierto grado de tensión.

En cuanto a los apartados técnicos, la banda sonora resulta sobresaliente concordando estupendamente con la estética del film, resultando 100% ochentera. La dirección de Harmon es la típica de un principiante y debido al difícil tratamiento de la historia el argumento se le va de las manos. El guión de Eric Red es casi vergonzoso, sin duda uno de los peores que he visto en mi vida y principal culpable de las carencias del filme. Por otra parte, la interpretación de Rutger Hauer es magistral y consigue dar verdadero miedo. Algo más ajustado resulta C. Thomas Howell que si bien tiene un físico ideal para el papel que protagoniza su interpretación resulta de lo más liviana, aunque pasable.

En definitiva, uno de esos clásicos de culto de los años 80 que tanto me gustan y que al mismo tiempo posee calidad al no caer en los tópicos de este tipo de películas dirigidas principalmente a público adolescente sin caer en efectismos baratos. Recomendable para los que como yo, gusten de los clásicos de culto de los 80.

·LO MEJOR: indudablemente, Rutger Hauer. La estética de la cinta. La banda sonora. Quel el filme no caiga en los tópicos del cine de suspense-terror para adolescentes.
·LO PEOR: el guión de Eric Red.
[Leer más +]
7 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El fantasma de la autopista del infierno.
Un clásico de los 80 con cierta conexión y parecido en estética, al mítico film de Spielberg "El Diablo sobre Ruedas". Una road-movie por las desiertas carreteras de Texas, en las que Jim Halsey (Thomas Howell) se encontrara con el autoestopista John Ryder (Rutger Hauher) el que no tiene muy buenas intenciones. La película tiene un ritmo frenético que no da respiro en ningún momento al espectador con sus dosis de acción y tensión (persecuciones de coches, explosiones, disparos... ) donde las escenas están muy bien filmadas y en general en todo el metraje. Los efectos especiales son decentes.
Las interpretaciones son correctas creando una atmósfera de ambientación que resulta inquietante, la trama es sencilla pero eficaz porque va directa y sin rodeos cual John Ryder. El film tiene también escenas impactantes como por ejemplo la secuencia final. En resumen, un film que es puro entretenimiento y que mantiene atento en todo momento al espectador. Recomendable.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
The Hitcher: La razón del psychokiller
The Hitcher, es una película adelantada a su época en todo sentido, si un muchacho sensato de hoy la viera, creería que el film es de este año.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Caza en la carretera
Carretera al infierno es uno de esos clásicos ochenteros que no puedes dejar de ver.
Con muy pocos elementos (carretera, diners, coches, protagonista, antagonista y pocos secundarios), Robert Harmon arma una brillante road movie de terror que pone los pelos de punta porque el asesino, el diabólico John Ryder (un soberbio y escalofriante Rutger Hauer) podría ser cualquiera. Nunca se sabe quién se esube al coche cuando se recoge a un autoestopista... ¿y si fuera un asesino? Ese es el punto de partida, y el desarrollo está a la altura. Con una fotografía espectacular, la película sube de intensidad continuamente mientras el juego de gato y ratón entre el psicópata y el pobre Jim (estupendo C. Thomas Howell) se va volviendo más peligroso y violento. Dura lo que tiene que durar, entretiene muchísimo, mantiene en vilo al espectador y está mejor escrita y mejor hecha que el 90% del cine de terror que se hace hoy en día.
No se la pierdan.

Lo mejor: Rutger Hauer, la tensión que tiene su desarrollo y esa muerte tan impactantey cruel de un personaje. Ya saben cuál digo.
Lo peor: El ritmo es un poco irregular en los momentos en que no aparece el personaje de John Ryder.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Piensen dos veces antes de parar en la carretera.
“Mi madre dice que no hay que recoger a nadie” son las primeras palabras que se mencionan en esta película tras cuatro minutos introductorios de relajante conducción nocturna bajo la lluvia por inmensas carreteras del sur de Estados Unidos. La inocencia y afabilidad del joven Jim Hasley, magistralmente interpretado por un joven Christopher Thomas Howell, se ve de radicalmente contrastada con la presencia de su fatídico autoestopista, un misterioso John Ryder, de identidad más que sospechosa, tambien magistralmente interpretado por Rutger Hauer, el actor neerlandés al que los papeles de tipo malo le van como anillo al dedo, y que en esta película particularmente me recuerda al luchador de wrestling americano Sycho Sid. Esa mirada mirada de ojos azules sin expresión pero absolutamente inexpresiva, ese otorgar callando o el con una sola palabra expresar lo mismo que con cien, esa sensación de dominio sobre su joven e imberbe presa, la cual, sin si quiera imaginárselo, encuentra en un punto kilométrico cualquiera de una carretera cualquiera una verdadera pesadilla.

Desde mi punto de vista sensacional Robert Harmon con esta película que indudablemente recuerda a la famosa El Diablo Sobre Ruedas de Steven Spielberg, un clásico del género de las Road Movies. Interminables carreteras en las que la pesadilla no se mide tanto por el tiempo sino por la cantidad de kilómetros que quedan y por el aislamiento del paraje generalmente desértico. Si a ello le sumamos unas autoridades que para colmo van a por nosotros, el cóctel de la desesperación está servido.

Tengo que decir, que aunque de esta película me han gustado muchas cosas, debo destacar en primer lugar las tomas de cámara en algunas ocasiones, en especial las que se dan dentro de los vehículos o en sitios cerrados. El ritmo es continuo y la narración elegante, hasta el punto de, al menos para mí, hacer que le ponga un asterisco a este título en mi lista. Otra cosa que me gusta mucho de Carretera al Infierno es que son los dos personajes principales los que acaparan todo el protagonismo, así lo requiere la cinta, y si bien el resto de personajes secundarios pasan algo desapercibidos, su caracterización es más que notable.

Carretera al Infierno consta de elementos muy atractivos como para ser una película más que disfrutable, debo decir que al menos a mí el final se me ha descolgado de la calidad del resto del conjunto, pero a excepción de ese pequeño apunte califico la película positivamente y la recomiendo para pasar un buen rato, eso sí, piénsen dos veces antes de parar en la carretera a recoger a un autoestopisa.

Borja Ramírez

Puntuación: 7/10


www.borjaramirez.com
@borja_ramirez
facebook.com/eldiariodeborja
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Ignorada, pero de culto.
Poca taquilla y poca repercusión tuvo esta película. Se merece mas. Es un clásico y creó un género cinematográfico canalizando el terror popular que siempre ha despertado la figura del autoestopista desconocido en una carretera desierta. Le sacó mucho partido a las posibilidades que el tema le brindaba.
Absurda e innecesaria la secuela que hicieron en el 2007. Reproduce casi escena por escena la película original, añadiendo el papel de la chica coprotagonista como única novedad reseñable. Para ver una réplica, siempre mejor ver el original.
Película lograda y dotada de cierta atmósfera siniestra y misteriosa que le dota de un interés nada desdeñable.
Rutger Hauer lo borda y te crees por completo su personaje de psicópata maniaco. Si lo ves en una carretera haciendo auto-stop y visualizas bien su careto, fijo que no le coges.
Ahora bien, una cosa os digo; tampoco os emparanoeis, compadres. Si alguna vez observáis algún tipo haciendo señales con el dedo en la carretera para que le recojáis con vuestro vehículo, y tiene cara de buena gente, no le neguéis a la ligera el auxilio recordando esta película, ya que ese tipo se podría tratar de mi. En fin, me pasa que soy despistadillo con lo de poner gasolina, y a veces me quedo tirado en plena carretera a cientos de kilómetros de la civilización.
Y prometo que solo os pondré un cuchillo en el gaznate si me ponéis reggaetón en la radio.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo